¡Aquí tienen al Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo!

Por pastor Daniel Brito

Título: ¡Aquí tienen al Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo!

Texto: Juan 1:29-34:

«Al día siguiente Juan vio a Jesús que se acercaba a él, y dijo: “¡Aquí tienen al Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo! 30 De éste hablaba yo cuando dije: ‘Después de mí viene un hombre que es superior a mí, porque existía antes que yo.’ 31 Yo ni siquiera lo conocía, pero, para que él se revelara al pueblo de Israel, vine bautizando con agua.” 32 Juan declaró: “Vi al Espíritu descender del cielo como una paloma y permanecer sobre él. 33 Yo mismo no lo conocía, pero el que me envió a bautizar con agua me dijo: Áquel sobre quien veas que el Espíritu desciende y permanece, es el que bautiza con el Espíritu Santo.’ 34 Yo lo he visto y por eso testifico que éste es el Hijo de Dios.”»

–Nueva Versión Internacional

Introducción:
¿Es cierto que se ha descubierto la tumba y los huesos de JESÚS? Tal vez es lo que la prensa nos quiere hacer creer. El año pasado fue con el código de Da Vinchi, pero esta vez los arqueólogos están de acuerdo que NO es cierto. En realidad, es una simple falsedad. En este tiempo que nos estamos acercando a Semana Santa, muchos empiezan a dudar, al oír noticias como esas que tratan de negar la Divinidad de Jesucristo. La historia y la Biblia nos muestra una fe que no se basa en mitos o leyendas, sino en verdaderas pruebas de la Muerte y Resurrección del SEÑOR Jesucristo. La Biblia trata el relato de la Encarnación del Hijo de Dios con mucho cuidado y, durante este tiempo que nos lleva a Semana Santa, debemos pensar y anunciar el por qué el Hijo de Dios Se hizo hombre, y murió en la Cruz por la humanidad.

Trataremos los siguientes puntos:
(1)    Por cuanto todos pecaron.
(2)    El Sacrificio.
(3)    El que Perdona los Pecados.
(4)    El Triunfo del Cristo.
(5)    Resumen.

Lección:

1.    Por cuanto todos pecaron. — El problema del pecado es obvio desde el momento que Adán y Eva decidieran desobedecer a Dios. Dios le dijo a Adán: «El día que de él comas, ciertamente morirás.» (Génesis 2:17). Esa muerte era doble: Muerte espiritual y Muerte física, y es hereditaria. Por esa razón el apóstol Pablo dice en Romanos 3:23:

a.    «Pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios.» -NVI

b.    Noten que el apóstol Pablo dice “todos” han pecado y están “privados” de la gloria de Dios.

i.    Todos, quiere decir que nadie esta excepto del pecado.

ii.    Nadie puede declarar su propia justicia aparte de Dios.

c.    Esto nos lleva al siguiente punto de nuestra lección.

2.    El Sacrificio. — “¡Aquí tienen al Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo!” (Juan 1:29). Juan el Bautista era hijo de Sacerdote, y estaba acostumbrado a ver tantas veces los sacrificios que se hacían en el Templo por la mañana y por la tarde y que siempre sé hacía con corderos. Veamos algunas razones por qué el Bautista le llama a JESÚS el Cordero de Dios.

a.    El Cordero que se ofrecía en el Templo todos los días por el pecado del ser humano. Todos esos sacrificios del Antiguo Testamento apuntaban al sacrificio que Jesucristo un día haría en la cruz del Calvario.

b.    El Cordero Pascual. — La Pascua se acercaba, y seguramente que el Bautista podía recordar lo que la Pascua era para todo Israelita. Los Judíos se acordaban que en Egipto, por la sangre de un cordero, habían sido salvados de la destrucción.  1 Corintios 5:7 dice:

i. «Desháganse de la vieja levadura para que sean masa nueva, panes sin levadura, como lo son en realidad. Porque Cristo, nuestro Cordero pascual, ya ha sido sacrificado.» -NVI

c.    El Bautista al anunciar a JESÚS como el “Cordero que quita el pecado del mundo” estaba anunciando por qué razón el Hijo de Dios se había hecho hombre:

i.    Para morir por la humanidad.

ii.    Para morir como un sacrificio.

iii.    Para quitar el pecado de la humanidad.

d.    Esto nos lleva al siguiente punto que trata sobre el tema de quien es el que quita el pecado.

3.    El único que perdona los pecados es Dios. — Es por eso que Jesucristo es el Cordero de Dios. «”¡Aquí tienen al Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo! ». -NVI

i.    Que quita, o perdona, es una prerrogativa Divina, siendo que solamente Dios puede perdonar.

b.    El anuncio del Bautista era que JESÚS era el Dios eterno hecho carne para salvar al hombre de sus pecados.

c.    El SEÑOR Jesucristo conocía muy bien el problema del pecado del hombre, y Él se dirigía siempre a resolver ese problema, antes de sanar al enfermo u otra necesidad. Veamos lo que dice el Evangelio de Mateo 9:1-7 dice:

i. «1 Subió Jesús a una barca, cruzó al otro lado y llegó a su propio pueblo. 2 Unos hombres le llevaron un paralítico, acostado en una camilla. Al ver Jesús la fe de ellos, le dijo al paralítico: –¡Ánimo, hijo; tus pecados quedan perdonados! 3 Algunos de los maestros de la ley murmuraron entre ellos: “¡Este hombre blasfema!” 4 Como Jesús conocía sus pensamientos, les dijo: –¿Por qué dan lugar a tan malos pensamientos? 5 ¿Qué es más fácil, decir: ‘Tus pecados quedan perdonados 6 Pues para que sepan que el Hijo del hombre tiene autoridad en la tierra para perdonar pecados –se dirigió entonces al paralítico–: Levántate, toma tu camilla y vete a tu casa. 7 Y el hombre se levantó y se fue a su casa.» -NVI

ii.    Noten que al ver al paralítico, lo primero que uno pensaría es que necesita poder caminar. Pero JESÚS estaba viendo mas allá al verdadero problema que acecha a todo ser humano, y es el pecado.

iii.    Al JESÚS dirigirse al paralítico como el que perdona los pecados, estaba declarando Su Divinidad como el Hijo de Dios.

d.    Noten que al decir: “Quita el pecado del mundo”, el Bautista está hablando del sacrificio de JESÚS en la cruz, que así como los sacrificios “quitaban” o “llevaban” el pecado del pueblo, así el sacrificio del Cristo “Quita”, o “Lleva” el pecado del mundo en la cruz del Calvario.
i.    Jesucristo fue hecho pecado (sin nunca pecar) por nosotros, llevando Él mismo nuestra culpa.

(1)    2 Corintios 5:21 dice: «Al que no cometió pecado alguno, por nosotros Dios lo trató como pecador,[b] para que en él recibiéramos la justicia de Dios.» -NVI.

e.    Sobre la muerte de JESÚS como nuestro sustituto hay una anécdota que habla de un telegrama oportuno destinado para otra persona.  La anécdota dice así:

i.     “Un joven telegrafista estaba oprimido desde hacía algun tiempo por el sentimiento de sus pecados y suspiraba por la gracia del perdón. Una mañana estando de servicio tuvo que recibir y transmitir un telegrama. Con gran sorpresa descifró estas palabras: ‘He aquí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo’. Un cristiano que se hallaba de viaje telegrafiaba este texto en respuesta a la carta de un amigo que le pedía consejo sobre la salvación de su alma. El mensaje estaba destinado para otro, pero el que lo transmitió recibió por su medio la vida eterna aprendiendo a poner su confianza en la obra redentora de quien, fue sacrificado como un cordero para nuestra salvación.”

ii.    Esto nos lleva al siguiente punto sobre el Triunfo, no derrota del Salvador.

4.    El Triunfo del Cristo. — El Sacrificio del Cordero de Dios no fue una derrota, al contrario, nuestro SEÑOR salió triunfante en la cruz del Calvario.

a.    En la Cruz nuestro Salvador triunfa sobre el pecado, llevándolo Él mismo en Su Cuerpo.

b.    En la Cruz termina todo el acto de “rescatar” o “redimir” a la humanidad de las garras del pecado.

i.    Marcos 10:45 dice: «Porque ni aun el Hijo del hombre vino para que le sirvan, sino para servir y para dar su vida en rescate por muchos.» -NVI

ii.    Juan 19:30 dice: «Al probar Jesús el vinagre, dijo: —Todo se ha cumplido.» — NVI.

(1)    Esto quiere decir que Jesucristo vino a RESCATAR al ser humano y que TODO había sido cumplido y Él había terminado Su misión en la tierra como el Cristo encarnado.

c.    Al tercer día Jesucristo triunfa sobre la muerte al cumplir lo que había dicho tantas veces y era que: “Iba a Resucitar.”

i.    1 Corintios 15:3-5 dice: «Porque ante todo les transmití a ustedes lo que yo mismo recibí: que Cristo murió por nuestros pecados según las Escrituras, 4 que fue sepultado, que resucitó al tercer día según las Escrituras, 5 y que se apareció a Cefas, y luego a los doce. 6 Después se apareció a más de quinientos hermanos a la vez, la mayoría de los cuales vive todavía, aunque algunos han muerto.» — NVI

ii.    La cruz no fue una derrota para el Salvador, fue una VICTORIA.

d.    El SEÑOR Jesucristo murió UNA sola vez. Él no vuelve a morir otra vez.

e.    Con esto concluimos con la pregunta: Sí haz lavado tus pecados en la sangre de Jesucristo el único que quita el pecado del mundo.

5.    Resumen.
a.    Por cuanto todos pecaron.
b.    El Sacrificio del Cordero de Dios.
c.    El único que Perdona los Pecados es Jesucristo el Cordero de Dios.
d.    El Triunfo del Cristo en la Cruz y en Su Resurrección.

Conclusión:
NOTA: Esta parte no es para leerla. Es para el “Predicador(a) de este bosquejo, quien debe saber bien las personas que tiene delante, y como debe concluir este mensaje. Sea con llamamiento, y si es así, cual.

Blogged with the Flock Browser

Tags: , , , , , , , , , , , , , , ,

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s