La Segunda Pesca Milagrosa

Por: pastor Daniel Brito

Título: La Segunda Pesca Milagrosa

Texto: Juan 21:1-14
«Después de esto Jesús se apareció de nuevo a sus discípulos, junto al lago de Tiberíades. Sucedió de esta manera:2 Estaban juntos Simón Pedro, Tomás (al que apodaban el Gemelo, Natanael, el de Caná de Galilea, los hijos de Zebedeo, y otros dos discípulos.
3 -Me voy a pescar -dijo Simón Pedro. -Nos vamos contigo -contestaron ellos.
Salieron, pues, de allí y se embarcaron, pero esa noche no pescaron nada. 4 Al despuntar el alba Jesús se hizo presente en la orilla, pero los discípulos no se dieron cuenta de que era él.
5 -Muchachos, ¿no tienen algo de comer? -les preguntó Jesús. -No -respondieron ellos.
6 -Tiren la red a la derecha de la barca, y pescarán algo. Así lo hicieron, y era tal la cantidad de pescados que ya no podían sacar la red. 7 -¡Es el Señor! -dijo a Pedro el discípulo a quien Jesús amaba. Tan pronto como Simón Pedro le oyó decir: «Es el Señor», se puso la ropa, pues estaba semidesnudo, y se tiró al agua.8 Los otros discípulos lo siguieron en la barca, arrastrando la red llena de pescados, pues estaban a escasos cien metros[c] de la orilla.9 Al desembarcar, vieron unas brasas con un pescado encima, y un pan. 10 -Traigan algunos de los pescados que acaban de sacar -les dijo Jesús. 11 Simón Pedro subió a bordo y arrastró hasta la orilla la red, la cual estaba llena de pescados de buen tamaño. Eran ciento cincuenta y tres, pero a pesar de ser tantos la red no se rompió. 12 -Vengan a desayunar -les dijo Jesús.
Ninguno de los discípulos se atrevía a preguntarle: «¿Quién eres tú?», porque sabían que era el Señor.13 Jesús se acercó, tomó el pan y se lo dio a ellos, e hizo lo mismo con el pescado.14 Ésta fue la tercera vez que Jesús se apareció a sus discípulos después de haber resucitado.»*

Introducción:
Aquí tenemos unas de las narraciones más hermosas del Cristo Resucitado. Esta pesca Milagrosa es parecida a la que encontramos en el Evangelio de Lucas, en el capítulo cinco, donde JESÚS se les aparece a los apóstoles que recién habían sido llamados a seguirle, haciendo un Milagro grande para ellos que habían trabajado toda la noche. En esa Pesca, Sus discípulos tuvieron un encuentro con su SEÑOR, donde pudieron ver que Él no era cualquier hombre. Ahora, nuestro SEÑOR se les aparece otra vez de una forma parecida, pero ahora, Resucitado. Es así como comenzamos nuestra lección en esta noche.

Trataremos los siguientes temas:
(1) Una noche de fracaso.
(2) Una confesión de fracaso.
(3) Probando la Fe de ellos.
(4) Supliendo sus necesidades.
(5) Teniendo comunión con ellos.

Lección:
1. Una noche de Fracaso. -Los apóstoles habían visto al Salvador Resucitado en otras ocasiones, y habían visto las marcas de los clavos y de la lanza en Su Cuerpo. Sin embargo, la ansiedad y el desánimo, habían tomado control de ellos.

a. Cuando Pedro dice: “Me voy a pescar,” los demás decidieron seguirlo. Por lo menos, los que habían sido pescadores.

b. El regreso a pescar no era nada malo. Algunos de ellos eran pescadores, y era una forma honrosa de ganarse la vida. Pero la realidad era que al tomar esa decisión, estaban dudando del llamado que el Salvador había puesto en sus vidas. Ellos sabían muy bien que JESUCRISTO había Resucitado; habían sido testigos de eso. De lo que sí dudan, es de su llamado.

2. Una confesión de fracaso. – Ellos se habían ido a pescar al lago de Tiberíades, o Tiberias, nombrado así en honor a Tiberio César, por Herodes el Grande. Este lago también era conocido como el Mar de Galilea.

a. Como pescadores, ellos conocían muy bien su oficio, y habían trabajado toda la noche sin pescar nada. He aquí una buena lección para todos, y es que cuando se hacen las cosas sin contar con Dios, no salen bien.

b. El SEÑOR JESÚS, parado en la orilla del lago, les pregunta: “Muchachos, ¿no tienen algo de comer?” Ellos confiesan que no habían pescado nada. TODA la noche trabajando y confiando en el CONOCIMIENTO de ellos mismo, pero sin ningún éxito.

i. Ellos dijeron la verdad, no trataron de exagerar o mentir como tanta gente hace. ¡Cuidado con las exageraciones! ¡Que fácil se puede caer en la trampa de pretender ser algo que uno no es!

3. Probando la Fe de ellos. – Todo el Ministerio de nuestro SEÑOR tenía un propósito. Y este evento estaba preparado por nuestro Salvador para enseñarles una lección muy importante a los apóstoles, y también a nosotros.

a. El SEÑOR ahora les dice: “Tiren la red a la derecha de la barca, y pescarán algo.” Eso parece ser algo fácil y lo es, pero para pescadores con experiencia que conocían todos los trucos, era una orden a hacer algo que ellos ya habían hecho durante la noche. Es obvio que NO habían pescados en esa área, porque no habían pescado nada.

i. Algunos comentaristas dicen que JESÚS les dijo que tiraran la red donde Él sabía que habían pescados. Es cierto que Él sabía eso, pero ellos habían pescado TODA la noche en esa área, y no habían encontrado nada.

b. Eso quiere decir que JESÚS hizo un MILAGRO, creando los peces, o ordenándoles que vinieran de otro lugar.

i. Donde no había nada, JESÚS hizo que hubiera en abundancia.

c. Cuando ellos obedecen, y aquí está la clave en la Fe del Cristiano: la OBEDIENCIA a la Palabra de Dios. Noten lo que ocurre cuando ellos obedecen: “Así lo hicieron, y era tal la cantidad de pescados que ya no podían sacar la red.”

i. El apóstol Juan fue el primero en darse cuenta que era el SEÑOR quien les había dado la orden de tirar la red a ese lado: “¡Es el Señor! -dijo a Pedro el discípulo a quien Jesús amaba.” Y seguramente que Pedro enseguida recordó aquella primer pesca milagrosa, donde al ver el milagro, y verse desnudo espiritualmente delante de JESÚS, le dice al SEÑOR: “Al ver esto, Simón Pedro cayó de rodillas delante de Jesús y le dijo: -¡Apártate de mí, Señor; soy un pecador!” (Lucas 5:7).

ii. En ese instante Pedro seguramente que recordó el llamado de JESÚS cuando le dijo: “No temas; desde ahora serás pescador de hombres -le dijo Jesús a Simón.”

4. Supliendo sus necesidades. – El SEÑOR JESÚS había comenzado el llamado de sus discípulos mostrándoles a través de la primer pesca milagrosa, que Él iba a cuidar de todos ellos. Ahora, a punto de dejarlos, les vuelve a recordar que Él iba a cuidar de TODOS ellos. No solamente les hace el milagro de los peces donde no había, sino que nuestro SEÑOR ya había cocinado pescados en la orilla; listos para comer. Veamos dos cosas para nosotros hoy día:

a. Así como JESÚS les suplió a Sus discípulos lo que necesitaban, así también le suple a TODOS los que le siguen.

i. JESÚS no les prometió riquezas, sino lo que necesitaban.

ii. Es muy fácil caer en el desánimo, y turbarse uno mismo por los problemas, y lo que el mundo habla sobre la economía. Pero el SEÑOR nos muestra que Él tiene cuidado de los Suyos; aun en medio de una recesión económica.

b. El segundo es que nuestro Salvador prueba una vez más que Él, el Cristo Divino, tiene control sobre todos los elementos de la naturaleza. Él puede abrir la puerta que no se abre. Él puede cerrar la puerta que no se puede cerrar. Hay dos citas que debemos recordar, y son las siguientes:

i. “El Señor es mi pastor, nada me falta.” (Salmo 23:1).

ii. “Así que mi Dios les proveerá de todo lo que necesiten, conforme a las gloriosas riquezas que tiene en Cristo Jesús.” (Filipenses 4:19).

iii. Continuamos con nuestro último punto.

5. Teniendo comunión con ellos. – Hay algo hermoso en esta última parte del relato. Todos habían quedado asustados, y temerosos de lo que había ocurrido. Ellos habían sido testigos muchas veces de grandes milagros por parte de nuestro SEÑOR. Pero es obvio que cuando uno está delante de la Presencia del Dios Vivo, uno se da cuenta que no somos más que mortales necesitando la ayuda de Dios.

a. El SEÑOR no solamente les hace la comida, sino que se las prepara y les da de comer. Estos hombres habían trabajado toda la noche, y estaban cansados y hambrientos. Nuestro SEÑOR sabía eso, y les preparó un banquete a la orilla del lago.

b. Muchos creen en un dios impersonal, que no se preocupa por ellos. Pero el DIOS al que nosotros servimos, es un DIOS Personal, que tiene comunión con Sus discípulos. Y así como JESÚS tuvo comunión con ellos a la orilla del lago, así también Él tiene comunión con los que aceptan el llamado a Seguirle, y hacerse Sus discípulos.

6. RESUMEN:

a. Nuestro SEÑOR comenzó Su Ministerio Terrenal con una Pesca Milagrosa, y lo terminó con otra Pesca Milagrosa. Dos grandes lecciones para Sus discípulos y para nosotros, que Él cuida de los suyos.

b. Para ser un discípulo de JESUCRISTO, hay que aceptar ser un pecador, y arrepentirse de los pecados, y entregarle la vida a JESÚS para seguirle.

Conclusión:
NOTA: Esta parte no es para leerla. Es para el “Predicador(a)” de este bosquejo, quien debe saber bien las personas que tiene delante, y como debe concluir este mensaje. Sea con llamamiento, y si es así, cual.


*Toda Referencia Bíblica es tomada de la Biblia Nueva Versión Internacional.

**Este Sermón fue Predicado en Abril, de 2008.

About these ads

22 pensamientos en “La Segunda Pesca Milagrosa

  1. bendiciones que dios los siga usando y dando fuerzas y sabiduria para dar palabra de vida a quien tiene hambre de la palabra de dios me gusto y me hizo reflexionar esta predica gracias que dios los bendiga muchisimas gracias

  2. Amado que buen sermon, gracias por publicarlo. Hay una gran verdad en Lucas y es que Jesús le ordenó a Pedro echar las redes (plural) y Pedro demostrando su incredulidad echó la red (singular) de paso echó la mas viejita, la mas chiquita por eso se le rompia cuando la sacó, asi somos nosotros en medio de la incredulidad del poder de Dios. Muchas gracias pastor Dios lo bendiga

  3. en este dia estaba leyendo la biblia en es pasaje por que entendi que devia predicar sobre la pesca milagro, entre y encontre este mensaje. Dios les bendiga mucho y le si usando.

    Dongo A Dominguez

    Republica Dominicana

  4. Excelente mensaje, me llena de mucho ánimo y de fe, para seguir adelante en mi vida cristiana, este mensaje me recordó que el Señor tiene cuidado de mi vida, conoce hasta el último detalle de mis necesidades, los felicito y animo a seguir adelante. Que Dios les bendiga y provea de grandes bendiciones a todos los que hacen posible que tengamos acceso a estos mensajes.

    Saludos

    Magda García

  5. Amado que bueno saber que El Señor tiene cuidado de cada uno de nosotros, gracias por subir este mensaje tan hermoso, en otro pasaje encuentro que Jesus dice: Tirad “las redes” y Pedro solo tira “la red” algo asi como obedecer a medias, aun asi El Señor mete su mano para buscar los peces y llenar ” la red ” de Pedro, imaginense si hubiera hecho casi y hubiera tirado ” las redes” con seguridad hubieran sido mucho mas que 153 peces. Muchas bendiciones

  6. hola hermano la verdad es me cuesta mucho predicar el amor de dios sin usar la exortacion sabes es algo que creo que los creyentes tienen que saber lo que es dios y no poner adornos en su palabra que es clara y eficaz no cree ermano dtb poderosamente

    • Estimado Juan, no sé si al hablar de los “adornos en su palabra” se refiere a mi, pero si es así, está equivado. Lo primero que debemos notar es que en los sermones, y los cantos, se debe dar la Gloria a Dios, y se debe hablar de la obra de JESUCRISTO en la Cruz del Calvario. Lo segundo es las exhortaciones, las cuales abundan en los sermones encontrados en este blog. Gracias por su comentario.

      Bendiciones en Cristo.

  7. GRACIAS POR EL MENSAJE, HA SIDO DE BENDICIÓN Y DE INSPIRACIÓN PARA MI VIDA Y CREO QUE TAMBIÉN LO SERÁ PARA TODOS LOS QUE LO LEAN, MEDITEN Y APLIQUEN. QUE EL SEÑOR LES SIGA BENDICIENDO Y USANDO

  8. Gracias por haber colgado este sitio en la red. Es edificante los materaiales que hay y que Hashem lo use para edifciar a su pueblo y evangelizar a los que están lejos de El. Gracias a Dios y es mi oración de acción de Gracias. Shalom alejem.

  9. Es muy fácil caer en el desánimo, y turbarse uno mismo por los problemas ,pero el señor va y lo vusca a uno y lo perdona pedro desovedesio el llamado que se ignifica inspiracion de orijen divino sobrenatural que dios comunica a sus llamados dijo pedro voy a pescar no tenia que ir a pescar jesus lla le avia dicho que iva a ser pescador de hombres por eso juan reconosio a jesus y le dijo a pedro pedro es el señor y cuando oyo que era el señor pedro se siño y se tiro al mar por que savia que avia desovedesido se avergonso
    por eso le dijo el señor
    1 le dijo el señor me amas apacienta mis ovejas
    2 le dijo el señor me amas
    3 le dijo me amas ala tersera ves pedro se entristecio
    porque pedro savia que jesus savia que el avia desovedesido y lo vusco para perdonarlo tenia que pescar hombres y no pescados

    dios los vendiga

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s