Conociendo la Voluntad de Dios

Por: pastor Daniel Brito

Título: Conociendo la Voluntad de Dios

Texto: Salmo 37:23
«El Señor afirma los pasos del hombre cuando le agrada su modo de vivir»*
–Nueva Versión Internacional

Introducción:
En esta noche estaremos hablando sobre conociendo la Voluntad de Dios. Para muchos, el hablar de la voluntad de Dios los hace pensar en propósitos especiales que Dios tenga para uno, o un llamado a ser misionero(a), y cuantas otras cosas no le vienen a uno a la mente. Pero veremos que los aspectos esenciales de la Voluntad de Dios están revelado en Su Santa Palabra. Es así como comenzamos nuestra lección en esta noche.

Trataremos los siguientes temas:
(1) Lo que está Aclarado en la Biblia.
(2) Dos requisitos que son la Voluntad de Dios.
(3) Ser un Discípulo es la Voluntad de Dios.

Lección:
1. Lo que está aclarado en la Biblia es nuestro primer punto. – El Texto que hemos leído en el libro de los Salmos y dice: «El Señor afirma los pasos del hombre cuando le agrada su modo de vivir», nos muestra en esencia la Voluntad de Dios. Si uno preguntara si será la voluntad de Dios el que yo me enamore con la esposa del vecino, o el esposo del vecino, es muy claro que no es la Voluntad de Dios, porque Él prohíbe la codicia y el adulterio. Si uno se pregunta si es la Voluntad de Dios el llevarse algo que no es de uno, claramente que no lo es, porque la Biblia prohíbe el robar. Noten que es en el Texto Sagrado donde encontramos la Voluntad de Dios. Dios nos ha dado Su Palabra, para guiarnos en el camino que Él quiere que vivamos. Es por eso que es tan importante el conocer lo que la Biblia, que es la Palabra de Dios, dice.

2. Vean ahora dos cosas que Dios considera esencial para nuestras vidas, y Él quiere que todo ser humano haga.

a. El primero es el tema que estuvimos hablando hace dos semanas, y es el del arrepentimiento. 2ª Pedro 3:9 dice:

i. «El Señor no tarda en cumplir su promesa, según entienden algunos la tardanza. Más bien, él tiene paciencia con ustedes, porque no quiere que nadie perezca sino que todos se arrepientan.»

ii. Notemos que es la Voluntad de Dios que TODOS vengan al arrepentimiento. Con esto entendemos que este es el primer paso que toda persona tiene que dar para seguir a JESUCRISTO.

iii. Si preguntamos, ¿Será la Voluntad de Dios que esa persona se arrepienta de sus pecados? Es algo que no hay que preguntarlo, es evidente en el Texto Sagrado que Dios nos llama al Arrepentimiento y por eso es Su Voluntad.

b. El segundo es la Voluntad de nuestro Salvador que recibamos la Regeneración, o como también se conoce, el Nuevo Nacimiento. Nuestro SEÑOR JESUS, hablando con Nicodemo, le explica la necesidad de una cambio interno, a eso le llamó el Nuevo Nacimiento. Juan 3:3 dice:

i. «De veras te aseguro que quien no nazca de nuevo no puede ver el reino de Dios —dijo Jesús.»

ii. 1 de Pedro 1:3 dice: «¡Alabado sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo! Por su gran misericordia, nos ha hecho nacer de nuevo mediante la resurrección de Jesucristo, para que tengamos una esperanza viva»

iii. Con esto podemos ver que es la Voluntad de Dios que recibamos el Nuevo Nacimiento en nuestras vidas. Es del interior para fuera como uno cambia, no al revés. Nada externo puede cambiarnos, sino que es lo interno lo que cambia primero. Y eso es para que tengamos la Esperanza de la Vida Eterna.

iv. Nuestro Salvador quiere que TODOS vengamos al Arrepentimiento, y que experimentemos el Nuevo Nacimiento para la Salvación de nuestras almas.

3. Ser un Discípulo es la Voluntad de Dios. — Este es nuestro último punto, y es parte del Plan Divino de nuestro SEÑOR. Marcos 8:34-37 dice: «Entonces llamó a la multitud y a sus discípulos. —Si alguien quiere ser mi discípulo —les dijo—, que se niegue a sí mismo, lleve su cruz y me siga.35 Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por mi causa y por el evangelio, la salvará.36 ¿De qué sirve ganar el mundo entero si se pierde la vida?37 ¿O qué se puede dar a cambio de la vida?»

a. Vamos a comenzar aclarando el Texto. El SEÑOR JESUCRISTO pone las condiciones para TODO el que quiera ser Su discípulo. El negarse a sí mismo, es el decirse NO a sí mismo. El ego es la parte de la persona que nos hace a todos egoístas. El egoísmo propio, centrado en los intereses de uno mismo, a veces lleva a la idolatría propia. JESUCRISTO dice que para seguirle a Él, hay que decirle NO a las cosas prohibidas, y sí a someterse a la Voluntad de nuestro Salvador.

i. Noten lo parecido que el negarse a sí mismo es, con el Tomar la cruz, que es someterse a la voluntad de Dios, y por ende, la obediencia a Su Palabra.

b. Nuestro SEÑOR ahora agrega un ejemplo sobre ganar el mundo y perder su vida, o su alma. Ganar el mundo es llegar a tener lo que pocos han logrado en cuanto a riquezas, pero se intenta ganar el mundo haciendo lo que uno mismo quiere hacer. A esto JESUCRISTO dice que el discípulo, tiene que decirle NO a sus propios intereses, y decirle SI a seguir la Voluntad de Dios.

i. Decirle NO a la Voluntad de Dios es perder el alma. Decirle SI a la Voluntad de Dios, es decirle sí a la vida eterna.

c. ¿Cómo encontrar la Voluntad de Dios? En las Sagradas Escrituras que son Sus Palabras.

Conclusión:
Hemos aprendido que la Voluntad de Dios la encontramos en la Palabra de Dios. También hemos aprendido que la obediencia a la Palabra de Dios y a Su Voluntad, es requerida para la vida eterna.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia Nueva Versión Internacional.

**Este sermón fue predicado en Mayo de 2008.

About these ads

2 pensamientos en “Conociendo la Voluntad de Dios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s