Estudios en Romanos: El Poder del Evangelio

Por: pastor Daniel Brito

TEXTO: Romanos 1:16-17

TITULO: Estudios en Romanos: El Poder del Evangelio

INTRODUCCIÓN: En esta noche continuamos nuestro estudio en la Epístola a los Romanos. Esta noche tratamos el poder del Evangelio. Si hay algo que molesta a muchos, es la predicación total del Evangelio. Con esto podemos ver que la predicación del Evangelio abarca la parte de la Salvación, pero también la de la Santificación. Es así como comenzamos nuestra lección.

1. No es una vergüenza. — El apóstol Pablo comienza este verso diciendo que no se avergüenza del Evangelio, pero, ¿a qué se refería?

a. En toda sociedad encontramos a gente que se ha burlado del Evangelio de una forma u otra. El apóstol Pablo dice en 1 Corintios 1:18:

i. «Me explico: El mensaje de la cruz es una locura para los que se pierden; en cambio, para los que se salvan, es decir, para nosotros, este mensaje es el poder de Dios.19 Pues está escrito: «Destruiré la sabiduría de los sabios; frustraré la inteligencia de los inteligentes.— Es lo que Evangelio quiere decir. Pero el mensaje de las Buenas Nuevas también tiene condiciones que a muchos no les agrada.»

b. A Pablo no le importaba lo que la gente pensara de él, porque el Evangelio estaba basado en el Cristo que fue crucificado.

c. Noten que el contexto de estos versos están mostrando la FIDELIDAD de Dios. He ahí la base del Verdadero Evangelio de JESUCRISTO y es: La Fidelidad de Dios.

d. Como dije ya sobre como en toda sociedad han habido burlones en cuanto al Evangelio, lo ha sido aun para aquellos que creen en el sacrificio de JESÚS en la cruz, pero no en cuanto al comportamiento del creyente.

i. Creo que muchos hemos experimentado la burla por parte de personas que se consideran cristianos, pero se burlan de la forma que uno sirve a Dios, y de como uno se abstiene de algunas cosas que para ellos, es tan normal.

2. Poder de Dios para la Salvación. — “No es letra muerta, sino poder en acción.”¹ Veamos lo que el Evangelio en realidad es, y es el mensaje de las buenas nuevas de la Obra de JESUCRISTO por la humanidad.

a. Esa Obra se centra en la ENCARNACIÓN del Hijo de Dios, y Su Sacrificio en la cruz del Calvario. El Hijo de Dios se hizo hombre o carne, para dar Su Vida por la humanidad.

b. Ese es el CENTRO del mensaje del Evangelio. Ahora, no se queda ahí, porque abarca por medio de la cruz, toda área necesaria para SALVAR al pecador de sus pecados.

c. Para los que no conocen a JESUCRISTO como Salvador, el mensaje de la cruz no tiene sentido. De ahí que Pablo les dijera a los Corintios: El mensaje de la cruz es una locura para los que se pierden.

i. Pero el hecho de que ellos no entiendan y se burlen de nosotros por predicar ese mensaje, no quiere decir que uno tiene que callarse.

ii. ¿Si Pablo y los otros apóstoles se hubieran callado, qué hubiera pasado? Lo mismo es a nosotros.

3. El Dador del Evangelio. — Vemos que el Evangelio ha sido dado con poder para SALVAR a aquellos que CREEN. Veamos algunas cosas muy importante sobre este punto:

a. En primer lugar, Dios es el DADOR, o el INICIADOR. La salvación fue iniciada por DIOS quien dio a Su Hijo Unigénito para morir en la cruz del Calvario.

b. En segundo lugar DIOS es el que LLAMA al pecador. El pecador no se llama a sí mismo. Incluso, nadie puede ir a los Pies de JESÚS si el Padre no lo ha llamado. Juan 6:65 dice:

i. «Por esto les dije que nadie puede venir a mí, a menos que se lo haya concedido el Padre.»

c. El Evangelio no está centrado en lo que el hombre haya hecho o pueda hacer, sino en lo que JESUCRISTO hizo.

4. A los que Creen. — Hemos visto que Dios es el Dador y el que Inició la Obra de la Salvación. Ahora veremos la parte que al hombre le corresponde hacer.

a. A TODOS los que CREEN. Esta parte es de la voluntad humana, y consiste en el llamado libre albedrío. El hombre no inicia nada, el que lo ha iniciado es JESUCRISTO, y es el Espíritu Santo el que llama al pecador. “Esa fe no es un mero asentimiento intelectual, sino una entrega de la vida a Cristo.”² Esa entrega es seguida por un cambio interno conocido como el Nuevo Nacimiento, lo cual la persona pasa de condenación, a Vida Eterna. Noten lo que dice Juan 3:16,18:

i. «Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna.»

ii. «El que cree en él no es condenado, pero el que no cree ya está condenado por no haber creído en el nombre del Hijo unigénito de Dios.»

b. Al no ser un mero asentimiento como hemos dicho, y ser una entrega total a JESUCRISTO, podemos notar que ahí es donde uno debe notar la parte de la OBEDIENCIA a lo que Dios requiere.

5. Al Judío y al Griego. — En esto vemos que no hay diferencia de personas, y la salvación es otorgada por DIOS a TODO el que CREE.

a. Sí dice al Judío primeramente, es porque la salvación viene de los Judíos como dijo JESÚS en Juan 4:22.

i. «Créeme, mujer, que se acerca la hora en que ni en este monte ni en Jerusalén adorarán ustedes al Padre.22 Ahora ustedes adoran lo que no conocen; nosotros adoramos lo que conocemos, porque la salvación proviene de los judíos.23 Pero se acerca la hora, y ha llegado ya, en que los verdaderos adoradores rendirán culto al Padre en espíritu y en verdad,[d] porque así quiere el Padre que sean los que le adoren.»

b. Notemos que El Hijo de Dios se hizo hombre como Israelita, y como Judío. De ahí que la salvación viene de ellos. Fueron ellos los que recibieron las Promesas y los Pactos.

6. La Obra de Dios.— La Salvación es la Obra de Dios en la vida del creyente. La salvación no es algo que está fijado para el futuro, sino que es algo que tiene que ver con el presente. Somos salvos, indica el estado presente del creyente. Hay muchos que creen que la salvación se conocerá solamente después de la muerte, o en el día del Juicio. Pero eso no es Bíblico, porque el ser SALVO, es un estado en la vida presente, que culmina con la ETERNIDAD. Veamos algunas cosas sobre el efecto de la salvación en el hombre:

a. Libra del poder del pecado. — Eso es principal en el tema, porque toda persona que no conoce a JESUCRISTO como salvador, es esclavo del pecado.

b. Por esa razón el Nombre mismo de JESÚS quiere decir SALVACIÓN o SALVADOR. Mateo 1:21 dice:

i. «Dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.»

ii. Y Romanos 6:14 dice:

(1) «Así el pecado no tendrá dominio sobre ustedes, porque ya no están bajo la ley sino bajo la gracia.»

iii. Romanos 6:15-17 dice:

(1) «Entonces, ¿qué? ¿Vamos a pecar porque no estamos ya bajo la ley sino bajo la gracia? ¡De ninguna manera!16 ¿Acaso no saben ustedes que, cuando se entregan a alguien para obedecerlo, son esclavos de aquel a quien obedecen? Claro que lo son, ya sea del pecado que lleva a la muerte, o de la obediencia que lleva a la justicia.»

c. De ahí que la persona que está en Cristo, es Nueva Criatura. 2 Corintios 5:17:

i. «Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo!»

ii. La persona no puede practicar el pecado, porque entonces muestra que todavía es esclavo del pecado.

d. De ahí que el verso 16, de Romanos 6, que leímos, es un verso CLAVE para el cristiano: somos esclavos de la OBEDIENCIA.

7. Es por FE no por Obras. — (Romanos 1:17). Aquí encontramos un verso CLAVE también de Romanos, y es: «De hecho, en el evangelio se revela la justicia que proviene de Dios, la cual es por fe de principio a fin,[d] tal como está escrito: «El justo vivirá por la fe.» En esta Epístola encontramos afirmado el hecho que la salvación es por la FE y no por OBRAS. Ese concepto no es solamente del Nuevo Pacto, porque lo encontramos en Abraham, mucho antes del Antiguo Pacto, y lo encontramos aún en el Antiguo Pacto, que es de ahí donde el apóstol Pablo está citando, y es en Habacuc 2:4.

a. La Justicia de Dios se ha revelado, tal como lo estuvimos aprendiendo hoy en la Escuela Dominical por parte del pastor.

i. El Tema de la Justificación por la Fe es un clave en la Doctrina Bíblica. Nadie puede declarar a otra persona justa, sino solamente Dios, y es porque no hay nadie que es justo. De ahí que es un acto Divino.

ii. Un juez puede declarar a un acusado como inocente, y le puede perdonar la condena al culpable. Pero no puede declarar a ninguno de ellos JUSTO, por lo menos en el sentido espiritual que es donde tiene valor.

iii. Pero Dios aun puede declarar JUSTO a un condenado por un juez a morir. Eso claramente que solamente si la persona se arrepiente de sus pecados, y entrega su vida a JESUCRISTO. Entonces la JUSTICIA de Dios lo declara JUSTO.

8. La Ira de Dios Revelada. —— (Romanos 1:18-21). Para concluir, trataremos levemente el tema de la Ira de Dios que comienza aquí al final de este hermoso capítulo. Pero la JUSTICIA de Dios se Revela en cuanto Su Obra, y esta se manifiesta como Ira contra TODA impiedad.

a. El hombre no tiene excusa, porque desde la Creación, Dios se ha revelado al hombre. Lo hizo en el Edén con Adán y sus hijos.

i. Dios se Reveló aun a Caín, que decidió ir por su propio rumbo, y no el de Dios.

ii. Dios se Reveló a la generación del Diluvio.

iii. Dios se Reveló a la generación de la Torre de Babel.

iv. Dios se Reveló a Naciones como Egipto por medio de José.

v. Dios se Reveló a los Babilonios y los Persas por medio de Daniel.

b. Pero Dios se Revela al hombre por lo más fácil y simple, y es la propia creación. El Salmo 19:1 dice:

i. «Los cielos cuentan la gloria de Dios, el firmamento proclama la obra de sus manos.»

c. Por eso mismo vemos que Dios se ha Revelado al hombre, y espera OBEDIENCIA por parte del hombre. Cuando el hombre quiere hacer lo que quiere y desobedecer a DIOS, entonces la Ira de Dios se manifiesta.

d. De ahí que cuando el Evangelio es rechazado, o es perseguido, es a DIOS a quien rechazan, y a quien persiguen.

e. Pero el Evangelio no PIERDE su poder porque sea rechazado o sea perseguido, porque el MENSAJE de la Cruz de JESUCRISTO es un mensaje que SALVA al pecador, sea quien sea, aun un musulmán, o un budista, o cualquier otro.

Conclusión:

Oremos.

Notas:

1. Francisco Lacueva, Comentario Bíblico de Matthew Henry, p. 1570, editorial CLIE.

2. Evis Carballosa, Romanos, p. 37, Portavoz Evangélico.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

**Este Sermón fue predicado el 31 de Agosto, 2008.

About these ads

5 pensamientos en “Estudios en Romanos: El Poder del Evangelio

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s