Es por Fe y no por Vista

Por: pastor Daniel Brito

Título: Es por Fe y no por Vista

Texto: 2 Corintios 5:6-10:
«Por eso mantenemos siempre la confianza, aunque sabemos que mientras vivamos en este cuerpo estaremos alejados del Señor.7 Vivimos por fe, no por vista.8 Así que nos mantenemos confiados, y preferiríamos ausentarnos de este cuerpo y vivir junto al Señor.9 Por eso nos empeñamos en agradarle, ya sea que vivamos en nuestro cuerpo o que lo hayamos dejado.10 Porque es necesario que todos comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba lo que le corresponda, según lo bueno o malo que haya hecho mientras vivió en el cuerpo.»*

Introducción:
La semana pasada estuvimos hablando de los dos tipos de oidores, y lo conectamos al tema de esta noche que es el vivir por Fe y no por Vista. Es muy claro que nosotros estamos acostumbrados a vivir haciendo planes para el presente y para el futuro. La vida humana demanda atención a las cosas que poseemos, y a las que luchamos tener. La vida espiritual mira mucho más allá, viendo hacia lo Eterno. Trataremos los siguientes temas:

(1) Viviendo por Vista.
(2) Las cosas de este Mundo son Pasajeras.
(3) Los que Viven por Fe, andan por Fe.
(4) En el Tribunal de Cristo.

Lección:
1. Viviendo por Vista. — Primeramente debemos aclarar lo que Nuestro Texto de esta noche quiere decir al comenzar diciendo: “Por eso mantenemos siempre la confianza, aunque sabemos que mientras vivamos en este cuerpo estaremos alejados del Señor.”

a. Al decir que estaremos alejados del SEÑOR, se está refiriendo a que mientras estemos en este cuerpo mortal, no estamos en la Presencia del SEÑOR en el Cielo. El Texto Sagrado está haciendo una distinción de la diferencia que existe entre lo Terrenal, y lo Celestial.

b. Sigamos ahora a nuestro segundo punto.

2. Las cosas de este Mundo son Pasajeras. — Ese es el tema del apóstol no solamente en este Texto de 2 Corintios, sino que lo encontramos en casi todos sus escritos. Todos estamos acostumbrados a vivir guiados por los cinco sentidos: ver, oír, tocar, oler, y saborear.

a. Con los cinco sentidos podemos identificarnos con esta tierra, y con los demás seres humanos, pero no es el fin de la vida del hombre. Porque el mundo espiritual es tan real como el material; aunque no podemos verlo.

b. El apóstol Pablo deseaba irse de este mundo para estar en la Presencia del SEÑOR. Filipenses 1:23 dice:

i. «Me siento presionado por dos posibilidades: deseo partir y estar con Cristo, que es muchísimo mejor, 24 pero por el bien de ustedes es preferible que yo permanezca en este mundo.»

ii. Su deseo NO era de suicidarse, porque eso sería pecado, sino de estar en la Presencia de Dios.

iii. La muerte tampoco era una pérdida para el apóstol, como tampoco lo es para el CREYENTE en CRISTO JESÚS. De ahí que dice en 2 Corintios 5:1:

(1) «De hecho, sabemos que si esta tienda de campaña en que vivimos se deshace, tenemos de Dios un edificio, una casa eterna en el cielo, no construida por manos humanas.2 Mientras tanto suspiramos, anhelando ser revestidos de nuestra morada celestial,3 porque cuando seamos revestidos, no se nos hallará desnudos.»

iv. Noten como Pablo compara el cuerpo humano a una tienda de campaña, o un tabernáculo. Pablo: “No está buscando la libertad de un espíritu desencarnado, está esperando el día en que Dios le dé un cuerpo nuevo, espiritual, en el que todavía podrá servir y adorar a Dios en los lugares celestiales.”¹

c. Todo lo que uno logre poseer en esta vida, se tiene que quedar. Eso no quiere decir que uno no debe de trabajar y luchar por mejorar su vida. Más bien quiere decir que no se debe poner las cosas espirituales en segundo plano, porque las cosas materiales perecen, pero las espirituales son eternas. De ahí que JESUCRISTO dijo en Lucas 12:16-21:

i. «Entonces les contó esta parábola: —El terreno de un hombre rico le produjo una buena cosecha.17 Así que se puso a pensar: “¿Qué voy a hacer? No tengo dónde almacenar mi cosecha.” 18 Por fin dijo: “Ya sé lo que voy a hacer: derribaré mis graneros y construiré otros más grandes, donde pueda almacenar todo mi grano y mis bienes.19 Y diré: Alma mía, ya tienes bastantes cosas buenas guardadas para muchos años. Descansa, come, bebe y goza de la vida.” 20 Pero Dios le dijo: “¡Necio! Esta misma noche te van a reclamar la vida. ¿Y quién se quedará con lo que has acumulado? 21 »Así le sucede al que acumula riquezas para sí mismo, en vez de ser rico delante de Dios.»

ii. Y también dijo en Marcos 8:36-37:

(1) «¿De qué sirve ganar el mundo entero si se pierde la vida?37 ¿O qué se puede dar a cambio de la vida?»

iii. Y también dice en 2 Corintios 4:16-18:

(1) «Por tanto, no nos desanimamos. Al contrario, aunque por fuera nos vamos desgastando, por dentro nos vamos renovando día tras día.17 Pues los sufrimientos ligeros y efímeros que ahora padecemos producen una gloria eterna que vale muchísimo más que todo sufrimiento.18 Así que no nos fijamos en lo visible sino en lo invisible, ya que lo que se ve es pasajero, mientras que lo que no se ve es eterno.»

d. Grande es el valor de la vida humana, que podemos notar que cuando alguien tiene un accidente de carro y es totalmente destruido, pero la persona sale ilesa, todos decimos un: ¡Gracias a Dios! Porque lo material es pasajero y se recupera, pero de mucho valor es la vida humana.

i. Ese valor es porque la vida humana es eterna, eso quiere decir que el ser humano nunca deja de existir.

ii. Sigamos a nuestro tercer punto.

3. Los que Viven por Fe, andan por Fe. —Vivir por fe no significa lo que algunos piensan: no es dejar de trabajar y vivir de otra gente. La Biblia nos exhorta a ser buenos trabajadores y buenos ciudadanos. Veamos algunas cosas sobre el vivir por fe:

a. Vivir por FE es confiar en Dios y en Su Palabra. — De ahí que Proverbios 3:5 diga:

i. «Confía en el Señor de todo corazón, y no en tu propia inteligencia.»

b. Vivir por FE es hacer la Voluntad de Dios. Y eso implica el AMAR a DIOS y no a este mundo. 1 Juan 2:15-17 dice:

i. «No amen al mundo ni nada de lo que hay en él. Si alguien ama al mundo, no tiene el amor del Padre.16 Porque nada de lo que hay en el mundo —los malos deseos del cuerpo, la codicia de los ojos y la arrogancia de la vida— proviene del Padre sino del mundo.17 El mundo se acaba con sus malos deseos, pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.»

ii. Noten la Promesa de Vida Eterna en el verso 17, para los que hacen la Voluntad de Dios.

c. Vivir por FE es BUSCAR la Santidad. Hebreos 12:14 dice:

i. «Busquen la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.»

ii. Esto es un acto de FE que produce OBEDIENCIA hacia Dios. Por eso 1 Juan 3:9 dice:

(1) «Ninguno que haya nacido de Dios practica el pecado, porque la semilla de Dios permanece en él; no puede practicar el pecado, porque ha nacido de Dios.»

iii. Y con esto ahora pasamos a nuestro último punto.

4. En el Tribunal de Cristo. — El Texto que hemos usado para comenzar nuestra lección termina mencionando el lugar de reunión para TODO CREYENTE cuando esté con El SEÑOR. El Tribunal de Cristo NO es un lugar de castigo, sino que es el lugar donde algunos creyentes recibirán recompensas, y otros no recibirán nada. Veamos algunas cosas:

a. Cuando el creyente muere, o parte de este cuerpo mortal, va directamente a la Presencia de Dios.

i. Hay muchos que piensan que el alma duerme hasta el día del Juicio y de la Resurrección final. Pero eso no es Bíblico, noten como el mismo apóstol Pablo dice que para él era mejor estar ausente del cuerpo, y en presencia de DIOS.

b. En el Tribunal de Cristo habrán muchos que no tendrán recompensas, pero ya se han estado gozando de la RECOMPENSA que TODOS los creyentes poseemos, y es la Vida Eterna con JESUCRISTO.

i. Noten la Promesa de Resurrección de Vida para los creyentes. Juan 5:28-29 dice:

(1) «No se asombren de esto, porque viene la hora en que todos los que están en los sepulcros oirán su voz, 29 y saldrán de allí. Los que han hecho el bien resucitarán para tener vida, pero los que han practicado el mal resucitarán para ser juzgados.»

ii. Por eso debemos notar que las recompensas son aparte, y reflejan la labor del creyente y su actitud hacia la obra del SEÑOR aquí en la tierra.

c. El Tribunal de Cristo, es el lugar donde TODO creyente debe desear estar. Por eso el creyente que VIVE POR FE, pone su mirada en las cosas de ARRIBA, y no en las de la tierra. Porque las cosas de ARRIBA son ETERNAS, pero las de aquí en la tierra son pasajeras.

Conclusión:

¿Cuál es tu esperanza? ¿Esperas encontrarte con JESUCRISTO en el Tribunal de CRISTO? Para eso tenemos que vivir por FE y no por Vista.

Notas:

1. William Barclay, Comentario al Nuevo Testamento, p. 663, editorial CLIE.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

**Este sermón fue predicado en Septiembre, 2008.

About these ads

Un pensamiento en “Es por Fe y no por Vista

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s