Venid todos los cargados

Por: pastor Daniel Brito

Título: Venid todos los cargados

Texto: Mateo 11:28-30:

«28Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso.29 Carguen con mi yugo y aprendan de mí, pues yo soy apacible y humilde de corazón, y encontrarán descanso para su alma. 30 Porque mi yugo es suave y mi carga es liviana.»*

Introducción:

Este es uno de los pasajes Bíblicos más hermoso que encontramos en la Biblia. Un llamado a toda persona para que deje su carga a los pies de la cruz, y reciba el perdón de sus pecados.  Trataremos los siguientes Puntos:

(1)    Tal como soy.
(2)    Todos traemos cargas.
(3)    Hay una obligación.
(4)    El Yugo es agradable.
(5)    Resumen.

Lección:

1.         Tal como soy. – Uno de los himnos antiguos llevaba este título. El himno hablaba de como Dios nos llamaba en la condición que estamos. Es con esto, que comenzamos nuestra lección. Algunos piensan en como arreglar sus vidas para poder entregarse a Dios. La realidad es que nadie puede venir a Dios siendo digno de Su aceptación. Dios nos acepta como venimos a Él, y entonces es Dios quien comienza a hacer el cambio en nuestras vidas.

a.         Si pudiéramos arreglar nuestras vidas por nuestras propias fuerzas, entonces no necesitaríamos de Dios. La creencia de casi todas las religiones del mundo es esa, que el hombre puede llegar a ser bueno haciendo buenas obras.  Pero la Biblia nos enseña que el hombre nace con la mancha del pecado y es por eso que necesita un Salvador. Venid a mí, dice el SEÑOR, TODOS, los cargados y cansados. Eso es toda persona. Desde el más vil, hasta el que se considera como el mejor. Con esto pasamos al siguiente punto.

2.         Todos traemos cargas. – Podemos preguntarnos, ¿Qué tipo de cargas se está refiriendo? El cansancio nos recuerda el trabajo físico que todos hacemos, agobiados o cargados es la carga que nos cansa y puede ser por diferentes razones:

a.         La carga del pecado que solo el Perdón de JESUCRISTO puede quitar.

b.         La carga que nos fatiga por parte de un mundo que no conoce a Dios y nos quiere imponer sus reglas.

c.         Para los Judíos que JESUCRISTO les está hablando, era también la carga de una ley religiosa que no podían cumplir.

d.         La carga del fracaso, sea moral, o sea en los planes de la vida diaria.

e.         El SALVADOR está llamando a dejar todas las cargas que lo fatigan a uno y a encontrar la PAZ que solo JESUCRISTO puede dar. Juan 14:27 dice: «La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden.»

f.          Veamos el siguiente punto.

3.         Hay una obligación“Carguen con mi yugo”, así comienza el verso 29 que ya leímos. Es una invitación a someterse al señorío de JESUCRISTO.[1] Llevar el yugo es una expresión que era común entre los rabíes judíos y significaba someterse a la autoridad y enseñanzas de un maestro.[2] Hay mucha gente en el mundo que quiere la ayuda de Dios, pero no quieren entregarle sus vidas a Él.

a.         “Y aprendan de mí, pues yo soy apacible y humilde de corazón, y encontrarán descanso para su alma.” Sigue diciendo el versículo 29. Noten las palabras del Salvador. Él mismo es el ejemplo que nosotros debemos seguir. El discípulo es un aprendiz, uno que aprende del ejemplo y las enseñanzas de su maestro.[3] En vez de ser orgullosos, o egoístas, nuestro SEÑOR nos dice que seamos “Apacibles y humildes de corazón.” Y es así es como encontraremos “Descanso a nuestra alma”. Es a través del sometimiento a JESUCRISTO que encontraremos el alivio que tanto deseamos. Veamos el siguiente punto.

4.         El Yugo es agradable – “Porque mi yugo es suave y mi carga es liviana“. Dice el versículo 30. Es posible que JESUCRISTO, cuando era joven, haya fabricado yugos para vender en la carpintería de José, pero aquí no se refiere a un yugo hecho de madera.[4] Este yugo es el que ya hemos mencionado. El yugo es el sometimiento al señorío de JESUCRISTO. El sometimiento a JESUCRISTO no es algo gravoso, al contrario, es un “yugo ajustado a nuestro cuello, de modo que no produce molestias ni roces.”[5] Someterse en obediencia a nuestro Salvador, es agradable. Tomemos el yugo del SEÑOR y dejemos todas nuestras cargas a los pies de la cruz.

5.         Resumen.

a.         El SEÑOR nos llama tal como somos. Es Él quien hace la obra en nosotros.

b.         El SEÑOR nos quiere traer alivio a nuestras almas cuando nosotros nos entregamos a Él.

c.         El Yugo que el SEÑOR nos impone, es agradable, no es gravoso.

Conclusión:

Oremos.

Notas:


[1].         James Bartley, Mateo, Comentario Mundo Hispano, p. 167, editorial Mundo Hispano.

[2].         Ibid.

[3].         Ibid. P. 168

[4].         Ibid. P. 168

[5].         Ibid.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

**Este sermón fue predicado en Mayo, 2007.

About these ads

7 pensamientos en “Venid todos los cargados

  1. WOOOOOOOOW… GLORIA A JESUS, EL QUE NOS SOSTIENE, NOS PROVEE, NOS AMA, NO LLENA, NOS LEVANTA , NO CONFORTA, TODO ES EL EN NUESTRA VIDA… BENDICIONES MI HERMANO SUS PALABRA SON DE VIDA PORQUE VIENEN DEL QUE ES VIDA, CAMINO Y VERDAD!!!

  2. Sierbos que Dios Los siga bendiciendo y Animando y fortaleciendo cada dia para que siga inpartiendo la palabra de poder creo que Es un gran pribilegio para mi poder resibir estos sermones y aprender de ellos para el ministerio ebangelistico que el señor dado ami vida ,,,, gracias gracias que mi señor les bending a,,,,,,

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s