JESÚS es la Resurrección y la vida

Por: pastor Daniel Brito                                                                                             

Título: JESÚS es la Resurrección y la vida

Texto: Juan 11:1-4:

«Había un hombre enfermo llamado Lázaro, que era de Betania, el pueblo de María y Marta, sus hermanas.2 María era la misma que ungió con perfume al Señor, y le secó los pies con sus cabellos.3 Las dos hermanas mandaron a decirle a Jesús: «Señor, tu amigo querido está enfermo.»

4 Cuando Jesús oyó esto, dijo: «Esta enfermedad no terminará en muerte, sino que es para la gloria de Dios, para que por ella el Hijo de Dios sea glorificado.»                                   

 

Introducción:

Este Domingo pasado hemos celebrado la Resurrección de JESUCRISTO, y en esta noche estaremos hablando del poder de Resucitar muertos que tiene nuestro SEÑOR JESÚS. La narración comienza un poco antes del camino a la Cruz. Creo que la mayoría hemos escuchado del falso Cristo que también dice que es el anticristo. Ese tipo de persona no es nada más que un falso impostor. El Verdadero JESUCRISTO es el Hijo de Dios Eterno, que hace 2,000 años fue a la Cruz del Calvario para dar Su Vida por TODOS los pecadores, y RESUCITÓ de entre los muertos.  La Resurrección de JESUCRISTO es un Pilar del Cristianismo, al igual que el PODER de Resucitar a los muertos de nuestro SALVADOR. Trataremos los siguientes puntos:

 

(1)        El Milagro en el Camino de la Cruz.

(2)        JESÚS hacía Sus decisiones según Su Voluntad.

(3)        El día y la noche.

(4)        JESÚS es la Resurrección y la Vida.

(5)        La Humanidad Completa de JESÚS.

(6)        Lo Real del Milagro.

(7)        Aquellos que ven las Maravillas pero nunca se entregan.

 

 

Lección:

 

1.         El milagro en el camino a la cruz.  — Notemos que el apóstol Juan escribiendo unos 60 años después de estos eventos, le dedica de aquí en adelante, eso es del capítulo 11 al 21 el tiempo de los últimos días de nuestro Salvador, y de Su Resurrección de entre los muertos. Eso es por la importancia que los eventos que ocurrieron en el Camino a la Cruz, tuvieron un propósito de parte de Dios.

 a.         No sabemos exactamente el tiempo que transcurrió al comienzo de este capítulo, y la entrada triunfal a Jerusalén, lo que sí sabemos, es que JESÚS estaba preparando el camino de los eventos milagrosos que iban a ocurrir en el camino a la Cruz. 

b.         La casa de estos tres hermanos era un lugar de reposo para el Salvador, quien les había tomado mucho aprecio. Noten el verso tres como las hermanas de este hombre llamado Lázaro le envían a decir a nuestro SEÑOR:

 i.          «Las dos hermanas mandaron a decirle a Jesús: «Señor, tu amigo querido está enfermo.»

c.         Noten que ellas no entran en detalles con nuestro SEÑOR sobre qué tipo de enfermedad Lázaro tenía, simplemente: «tu amigo querido está enfermo.»

 

2.         JESÚS hacía Sus decisiones según Su Voluntad   – (Juan 11:4) «Cuando Jesús oyó esto, dijo: «Esta enfermedad no terminará en muerte, sino que es para la gloria de Dios, para que por ella el Hijo de Dios sea glorificado.»

a.         Esta enfermedad era para la Gloria de Dios. En otras palabras, Dios tenía un plan premeditado sobre lo que iba a hacer con Lázaro, y ese milagro, iba a impactar a miles de personas. Esas son las cosas que nosotros no podemos ver, y a veces, son las que no entendemos.

b.         Recordemos que cuando María Su madre le dice sobre el vino que se había acabado en aquella boda de Caná (Juan 2), JESÚS no deja que Su madre María sea la le indique como debe de trabajar, porque Él siempre tiene un plan para nuestras vidas.

 c.         Cuando Sus hermanos le retan que vaya a Jerusalén, JESÚS les responde:

 i.          (Juan 7:2-8) «Faltaba poco tiempo para la fiesta judía de los Tabernáculos, 3 así que los hermanos de Jesús le dijeron:  —Deberías salir de aquí e ir a Judea, para que tus discípulos vean las obras que realizas,4 porque nadie que quiera darse a conocer actúa en secreto. Ya que haces estas cosas, deja que el mundo te conozca. 5 Lo cierto es que ni siquiera sus hermanos creían en él.6 Por eso Jesús les dijo:  —Para ustedes cualquier tiempo es bueno, pero el tiempo mío aún no ha llegado.7 El mundo no tiene motivos para aborrecerlos; a mí, sin embargo, me aborrece porque yo testifico que sus obras son malas.8 Suban ustedes a la fiesta. Yo no voy todavía a esta fiesta porque mi tiempo aún no ha llegado.»

 ii.         Nadie puede apurar a Dios, porque Dios no tiene prisa, y Él tiene un plan determinado para ese tiempo. En este caso, JESUCRISTO tenía un plan a Su tiempo, y no iba a dejar que Sus hermanos lo desviaran del plan que tenía.

                                                                                                                                   

d.         Resumen de este punto: Dios hace las cosas en Su tiempo.

 

3.         El día y la Noche. — (Juan 11:9) «¿Acaso el día no tiene doce horas? —respondió Jesús—. El que anda de día no tropieza, porque tiene la luz de este mundo.»

 a.         El día judío, como el romano, se dividía en doce horas iguales que iban desde la salida hasta la puesta del Sol. Eso quiere decir, desde luego, que la duración de la hora variaba en proporción con el día y la estación del año.

 b.         Por mucho que uno quiera, el día dura lo que tiene que durar sin que uno pueda cambiarlo.

 i.          El cambio de hora, solamente altera una hora más de “LUZ”, sin cambiar para nada el tiempo de 24 horas que para nosotros es un día y una noche.

 ii.         Uno se puede estresar por falta de tiempo, pero no podemos hacer nada por ampliarlo: son 24 horas.

 c.         Cada persona tiene solo un cierto tiempo para hacer las paces con Dios mediante Jesucristo; y, si no lo hace, le espera el juicio.

  

4.         JESÚS es la Resurrección y la vida — (vs. 25).  «Entonces Jesús le dijo:  —Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí vivirá, aunque muera;26 y todo el que vive y cree en mí no morirá jamás. ¿Crees esto?»  

 a.         En estos versículos vemos con mucha evidencia la Divinidad de nuestro SEÑOR JESUCRISTO demostrada, porque solamente JESUCRISTO puede RESUCITAR a los muertos.

b.         Habiendo dado la INTRODUCCIÓN a esta lección con algunos de tantos errores sobre nuestro Salvador, les quiero recordar que la historia está llena de herejes que afirmaban que JESÚS no era Divino, o que Su Divinidad fue solo después de haber sido creado. Pero estos eventos prueban que JESUCRISTO sí es DIVINO. 

c.         Quiero que noten que Marta cree en la Resurrección de los muertos como Doctrina, pero JESÚS le habla como algo real en ese momento. Noten lo que Marta y nuestro SEÑOR dicen: 

i.          «—Señor —le dijo Marta a Jesús—, si hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto.22 Pero yo sé que aun ahora Dios te dará todo lo que le pidas. 23 —Tu hermano resucitará —le dijo Jesús. 24 —Yo sé que resucitará en la resurrección, en el día final —respondió Marta.»

 ii.         Noten la respuesta de JESÚS:

 (1)        «Entonces Jesús le dijo:  —Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí vivirá, aunque muera;26 y todo el que vive y cree en mí no morirá jamás. ¿Crees esto?»

 d.         JESÚS no dice: YO resucito a los muertos, JESÚS dice: YO SOY la Resurrección y la Vida. Uno de los tantos YO SOY en los Evangelios que nos recuerda Juan 8:58 donde vemos que ÉL se iguala a JEHOVÁ DIOS que le habló a Moisés. YO SOY EL QUE SOY.

 e.         En Su persona, representando a la humanidad, El revela al hombre como INMORTAL, pero inmortal solamente en unión con ÉL, y es porque la Vida eterna se encuentra solamente en JESUCRISTO según este texto tan claro.

 f.          La confesión de Marta (verso 27) — «Sí, Señor; yo creo que tú eres el Cristo, el Hijo de Dios, el que había de venir al mundo.»

 i.          Que lindo que aun en la aflicción, la fe de Marta en el Hijo de Dios no se había caído. ¡Cuántos no se echan para atrás cuando llega la adversidad! De ahí que tenemos que ser como Marta, firmes en nuestra FE.

 ii.         Quiero que recuerden que aquellos que niegan la Divinidad de JESÚS, no encuentran en Él la esperanza de Vida, que es la Vida Eterna.

 

5.         La humanidad completa de JESÚS  — (versos 29-37) «Cuando María oyó esto, se levantó rápidamente y fue a su encuentro.30 Jesús aún no había entrado en el pueblo, sino que todavía estaba en el lugar donde Marta se había encontrado con él.31 Los judíos que habían estado con María en la casa, dándole el pésame, al ver que se había levantado y había salido de prisa, la siguieron, pensando que iba al sepulcro a llorar. 32 Cuando María llegó adonde estaba Jesús y lo vio, se arrojó a sus pies y le dijo:  —Señor, si hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto. 33 Al ver llorar a María y a los judíos que la habían acompañado, Jesús se turbó y se conmovió profundamente. 34 —¿Dónde lo han puesto? —preguntó.  —Ven a verlo, Señor —le respondieron. 35 Jesús lloró. 36 —¡Miren cuánto lo quería! —dijeron los judíos.» 

 a.         Así como muchos han negado la Divinidad de JESÚS, otros han negado Su completa humanidad. Apolinario en el siglo 4º, creía que JESÚS había tomado forma de hombre como una fantasma. O sea, que su cuerpo físico no era real. Pero negarle a JESÚS su humanidad, es negar todo lo que hizo en la Cruz del Calvario.

           

b.         Noten que los judíos acostumbraban llorar con mucho lamento. Era normal alquilar a “llorones” cuando alguien moría. Eso quiere decir que había mucha gente llorando, y eso conmovió a nuestro SALVADOR.

 c.         En Su Humanidad, noten que aun sabiendo que ÉL mismo iba a resucitar a Lázaro, nuestro SEÑOR se conmueve al ver a la gente llorar.

 d.         El texto tan corto: «Jesús lloró.»

 e.         Al igual que aquellos que niegan la Divinidad de JESÚS no encuentran en Él la Vida Eterna, los que niegan Su Humanidad, tampoco la encuentran, porque JESUCRISTO tenía que ser cien por ciento Dios, y cien por ciento hombre.

 

6.         Lo Real del Milagro  — (versos 37-44) «Pero algunos de ellos comentaban:  —Éste, que le abrió los ojos al ciego, ¿no podría haber impedido que Lázaro muriera? Jesús resucita a Lázaro 38 Conmovido una vez más, Jesús se acercó al sepulcro. Era una cueva cuya entrada estaba tapada con una piedra.  39 —Quiten la piedra —ordenó Jesús. Marta, la hermana del difunto, objetó:  —Señor, ya debe oler mal, pues lleva cuatro días allí.  40 —¿No te dije que si crees verás la gloria de Dios? —le contestó Jesús. 41 Entonces quitaron la piedra. Jesús, alzando la vista, dijo:  —Padre, te doy gracias porque me has escuchado.42 Ya sabía yo que siempre me escuchas, pero lo dije por la gente que está aquí presente, para que crean que tú me enviaste. 43 Dicho esto, gritó con todas sus fuerzas:   —¡Lázaro, sal fuera!  44 El muerto salió, con vendas en las manos y en los pies, y el rostro cubierto con un sudario.  —Quítenle las vendas y dejen que se vaya —les dijo Jesús.»

 a.         Por razones de superstición, los judíos creían que una persona estaba verdaderamente muerta a los tres días, en este caso, nuestro SEÑOR había esperado HASTA EL CUARTO día, sin dejar ni una sola duda.

 b.         No solamente era el CUARTO día, sino que como era un lugar cálido, no puede haber duda que Lázaro apestaba.  « —Quiten la piedra —ordenó Jesús. Marta, la hermana del difunto, objetó:  —Señor, ya debe oler mal, pues lleva cuatro días allí.»

 

7.         Aquellos que Ven las Maravillas de Dios, pero nunca se entregan a Él   — (11:45-48)   «Muchos de los judíos que habían ido a ver a María y que habían presenciado lo hecho por Jesús, creyeron en él.46 Pero algunos de ellos fueron a ver a los fariseos y les contaron lo que Jesús había hecho.47 Entonces los jefes de los sacerdotes y los fariseos convocaron a una reunión del Consejo.  —¿Qué vamos a hacer? —dijeron—. Este hombre está haciendo muchas señales milagrosas.48 Si lo dejamos seguir así, todos van a creer en él, y vendrán los romanos y acabarán con nuestro lugar sagrado, e incluso con nuestra nación.»

 a.         Muchos creyeron dice nuestro texto, pero otros vieron la evidencia, pero decidieron no creer.

 i.          En el Culto del Domingo por la mañana, estuvimos hablando de como es que los primeros testigos en ver a JESUCRISTO resucitar fueron los soldados que habían sido puestos para cuidar el sepulcro, y los segundos testigos fueron los líderes religiosos, a quien los soldados fueron y les contaron. Sin embargo, ninguno de ellos se entregó a JESUCRISTO como Salvador. Ellos prefirieron RECHAZARLO, porque el CRISTO que ellos querían, no era JESUCRISTO, ellos querían a su propio CRISTO.

 ii.         Es así con este relato, que muchos vieron con sus propios ojos a Lázaro resucitar, pero aun así, decidieron no creer en JESUCRISTO el Hijo de Dios.

 iii.        Aun en nuestros tiempos, cuantos no escuchan estas Palabras del Evangelio, y aun así no creen. Cuantos no han sido testigos de algo maravilloso que Dios ha hecho en sus vidas, sin embargo, no quieren comprometerse con Cristo, entregándoles sus vidas.

 b.         La Biblia nos muestra un camino que lleva a la vida Eterna, pero también nos lleva a una vida SATISFECHA.

 c.         En esta lección hemos aprendido que JESUCRISTO es la RESURRECCIÓN Y LA VIDA, y solamente a través de Él podemos tener entrada a las MORADAS CELESTIALES.

 

 

  

Conclusión:

Oremos.                                                                                                                      

           

 

Notas:


.  William Barclay, p. 446, editorial CLIE.

.  Ibid. 

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.  

**Este sermón fue predicado en Abril, 2009.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s