La Espada del Espíritu

Por: pastor Daniel Brito

Título: La Espada del Espíritu

Texto: Efesios 6:17-20 :
«Tomen el casco de la salvación y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios.
18 Oren en el Espíritu en todo momento, con peticiones y ruegos. Manténganse alerta y perseveren en oración por todos los *santos.
19 Oren también por mí para que, cuando hable, Dios me dé las palabras para dar a conocer con valor el *misterio del evangelio,20 por el cual soy embajador en cadenas. Oren para que lo proclame valerosamente, como debo hacerlo.»

Introducción:
Siguiendo el tema que comenzamos hace poco sobre la Armadura del Creyente, seguimos en esta noche con el tema de la Espada del Espíritu. Trataremos los siguientes puntos:

(1)    Una Valiosa Enseñanza.
(2)    La Biblia, el Arma del Creyente.
(3)    La Biblia, indispensable para el Creyente.

Lección:

1.    Un Valiosa Enseñanza. —(Mateo 4:1-11) «Luego el Espíritu llevó a Jesús al desierto para que el diablo lo sometiera a *tentación.2 Después de ayunar cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre.3 El tentador se le acercó y le propuso: —Si eres el Hijo de Dios, ordena a estas piedras que se conviertan en pan. 4 Jesús le respondió:  —Escrito está: “No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.”  5 Luego el diablo lo llevó a la ciudad santa e hizo que se pusiera de pie sobre la parte más alta del *templo, y le dijo: 6 —Si eres el Hijo de Dios, tírate abajo. Porque escrito está: “Ordenará que sus ángeles  te sostengan en sus manos,  para que no tropieces con piedra alguna.” 7 —También está escrito: “No pongas a prueba al Señor Dios”  —le contestó Jesús. 8 De nuevo lo tentó el diablo, llevándolo a una montaña muy alta, y le mostró todos los reinos del mundo y su esplendor. 9 —Todo esto te daré si te postras y me adoras. 10 —¡Vete, Satanás! —le dijo Jesús—. Porque escrito está: “Adora al Señor tu Dios y sírvele solamente a él.”  11 Entonces el diablo lo dejó, y unos ángeles acudieron a servirle.»

a.    Debemos notar algo muy importante en este relato, y es que nuestro SEÑOR JESUCRISTO siendo el Creador, podía haber respondido de una forma distinta a Satanás, quien fue creado por el mismo JESUCRISTO. Pero nuestro SEÑOR nos ha dejado una gran enseñanza para nuestra lucha en esta tierra con Sus respuestas a Satanás.

i.    En primer lugar, debemos recordar que si somos salvos, debemos crucificar la carne, vencer al mundo, y resistir al diablo.[1]

ii.    En segundo lugar, también debemos recordar que la tentación no es nada extraño para el hombre o la mujer. En otras palabras, es algo por lo cual todos somos propensos a pasar por ello.

b.    La tentación de por sí no es un pecado, CEDER a la tentación sí lo es.

i.    (Santiago 1:13-15) «Que nadie, al ser tentado, diga: «Es Dios quien me tienta.» Porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni tampoco tienta él a nadie.14 Todo lo contrario, cada uno es tentado cuando sus propios malos deseos lo arrastran y seducen.15 Luego, cuando el deseo ha concebido, engendra el pecado; y el pecado, una vez que ha sido consumado, da a luz la muerte.»

ii.    De ahí que todo creyente tiene que enfrentarse a las pruebas, a las tentaciones y las luchas internas. Es por eso que nuestro SEÑOR JESUCRISTO nos dejó esa valiosa enseñanza sobre qué decir o hacer en medio de la tentación.

2.    La Biblia, el arma del creyente. —(Hebreos 4:12) «Ciertamente, la palabra de Dios es viva y poderosa, y más cortante que cualquier espada de dos filos. Penetra hasta lo más profundo del alma y del espíritu, hasta la médula de los huesos, y juzga los pensamientos y las intenciones del corazón.»

a.    Es importante notar que TODA PALABRA que Dios ha dicho, es CORTANTE. De ahí que en el libro del Apocalipsis se nos muestra al SEÑOR JESÚS con una espada de doble filo que sale de Su Boca.

i.    (Apocalipsis 1:16) «En su mano derecha tenía siete estrellas, y de su boca salía una aguda espada de dos filos. Su rostro era como el sol cuando brilla en todo su esplendor.»

b.    En esa visión, Juan está viendo a JESUCRISTO que cuando habla, una espada de doble filo sale de Su Boca. Eso es porque JESÚS es Dios, y TODO lo que dice es CORTANTE, o sea que Su Palabra penetra hasta lo más profundo del ser humano, tal y como nuestro Texto que hemos leído en Hebreos 4:12 dice.

i.    La Palabra de Dios está para instruir, para dirigir, para guiar, y para prohibir.

ii.    La Palabra de Dios cuando es predicada, hablada o leída, revela lo más íntimo de una persona, porque le está revelando lo que la misma Palabra de Dios dice sobre su condición.

c.    Resumiendo este punto, el creyente debe entender que la forma de resistir al diablo, es usando las Sagradas Escrituras, así como nuestro SEÑOR nos enseñó.

3.    La Biblia, indispensable para el Creyente. —(Salmo 119:11) «En mi corazón atesoro tus dichos para no pecar contra ti.»

a.    Es bien claro que la Biblia como Espada del Espíritu, no tiene ningún valor si solamente ocupa un puesto en nuestro hogar, en el carro, o aún si se deja guardada (o extraviada como pasa con muchos) en la iglesia.

i.    La Biblia como Espada, trabaja en nuestro interior. Es por medio de escuchar la Palabra de Dios, y de leerla, que es ATESORADA como dice el Texto que hemos leído.

b.    La Biblia nos dice como vivir en santidad. Por eso dice: «En mi corazón atesoro tus dichos para no pecar contra ti.» Eso quiere decir que la Palabra de Dios nos muestra cual es la Voluntad de Dios, y qué podemos y no podemos hacer.

c.    La Biblia GUÍA nuestras vidas. Por eso dice en el Salmo 119:105:

i.   «Tu palabra es una lámpara a mis pies; es una luz en mi sendero.»

ii.    Cuanta gente no lee el horóscopo, o visitan a adivinos, buscando saber lo que le espera en el día, pero el único que conoce el futuro es nuestro SEÑOR, ni el horóscopo ni los adivinos conocen el futuro, porque el futuro está en las manos de Dios.

iii.    La Palabra de Dios revela el futuro eterno del ser humano. El creyente sabe con seguridad cual es el estado eterno de los que creen en JESUCRISTO como Salvador.

(1)    La Palabra de Dios revela cual es el destino eterno de los no salvos.

iv.    La Palabra de Dios revela lo NECESARIO para nosotros saber. Nuestro diario vivir lo vivimos por FE, agarrados de JESUCRISTO, y dependiendo de Él en toda área de nuestra vida.

Conclusión:
Oremos.

Notas:

1. J.C. Ryle, Expository Thoughts on the Gospels, 1:25, Baker Book House.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional*

**Este sermón fue predicado en Septiembre, 2009**

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s