Por qué celebramos Navidad

Por: pastor Daniel Brito

Título: Por qué celebramos Navidad

Texto: 1 Timoteo 3:16

para que si tardo, sepas cómo debes conducirte en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y baluarte de la verdad.

16 E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne, Justificado en el Espíritu, Visto de los ángeles, Predicado a los gentiles, Creído en el mundo,
Recibido arriba en gloria.”
(RV60)

si me retraso, sepas cómo hay que portarse en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y fundamento de la verdad. No hay duda de que es grande el *misterio de nuestra fe: Él se manifestó como hombre; fue vindicado por el Espíritu, visto por los ángeles,
proclamado entre las *naciones, creído en el mundo, recibido en la gloria.”
(NVI)

Introducción:

Estamos solamente a cinco días de Navidad, y podemos decir que se siente en el aire ese Espíritu Navideño, que nos debe hace pensar en la Primera Navidad. Estaremos tratando el tema de por qué celebramos Navidad, comenzando con una introducción sobre la forma en que la Iglesia comenzó a celebrar Navidad.

  1. Navidad y su fecha. — Antes de entrar en nuestro Texto de esta mañana, debemos tratar sobre algunas creencias que circulan en el pueblo Evangélico sobre el origen de Navidad. Hay muchos que no celebran Navidad porque creen que su origen es pagano. Otros tienen sus quejas con los adornos de Navidad; como ejemplo, el árbol de Navidad, que también se dice que es de origen pagano. Veamos algunas cosas:

    1. En primer lugar, debemos notar que muchos en la Iglesia del cuarto siglo, creían que JESÚS había nacido en el mes de Diciembre. Se creía que según el relato de Lucas capítulo 1, comenzando con el verso 5 en adelante, el cual comienza con el relato de Zacarías el padre de Juan el Bautista, quien era un sacerdote del grupo de Abías. Según 1 Crónicas 24:7-19, era uno de los 24 grupos que eran seleccionados por suerte, para ministrar dos veces al año en el Templo. A Zacarías y al grupo de Abías le tocaba servir durante la semana 10 y la semana 24 del calendario Judío.[1] Según la creencia de algunos en aquel tiempo, Zacarías estaba ministrando en la semana 24, que puede caer en Septiembre u Octubre, en el tiempo del día de la Expiación. En ese relato podemos notar que el ángel fue seis meses después a anunciarle a María, que iba a concebir del Espíritu Santo. Según la creencia de algunos del siglo cuarto, María concibe el 25 de Marzo,[2] y nueve meses después, cae exactamente el 25 de Diciembre.

    2. Aunque es cierto que se celebraba en aquellos tiempos fiestas paganas, y que le hacían regalos a los niños(as), ¿quién se acuerda de esas fiestas y sus nombres? Sin embargo, en el mundo se conoce que el 25 de Diciembre es Navidad, y que es una celebración Cristiana, aunque el mundo la celebra mal, y aunque el mundo busca hacerlo una fiesta que no sea “religiosa”, el mundo sigue sabiendo que Navidad es Cristiana.

    3. En cuanto a los adornos, como ejemplo, el árbol de Navidad, es algo que entró en la Iglesia con el tiempo, y es cierto que los paganos usaban árboles para ciertas fiestas, pero eso no tiene nada que ver con Navidad. El árbol de Navidad como lo conocemos en nuestros días con sus adornos, según la tradición de la Iglesia, dice que tuvo su origen con el gran Reformador Martín Lutero, en el siglo 16, quien adornó un árbol en una noche bien fría con luces (velas) que según él, representaban a JESUCRISTO, la LUZ DEL MUNDO.

    4. Para concluir este punto, es así como la Iglesia del cuarto siglo decidió cambiar la fecha, que muchos ya la celebraban por algunos siglos en Enero 6, al 25 de Diciembre, para que en el tiempo de una fiesta pagana, la fiesta que resaltara fuera Navidad; y saben que eso es lo que ocurrió. Hasta ahora como ya dije, ¿quién se acuerda de esas fiestas paganas? Pero recordemos que, muchos en la Iglesia sí creían que JESÚS había nacido el 25 de Diciembre.

  2. El Misterio Revelado. — Regresando a nuestro Texto, podemos notar que muchos lo consideran un Himno de aquel tiempo. Este Texto que he escogido para nuestra lección, no es un relato de los Evangelios sobre el Nacimiento de JESUCRISTO, pero es un Texto que abarca TODA LA OBRA REDENTORA DEL CRISTO HECHO CARNE. Eso es lo que celebramos en Navidad, la ENCARNACIÓN DEL VERBO ETERNO.

    1. El apóstol está dando instrucciones de como el cristiano se debe comportar cuando se congrega; porque el lugar donde los cristianos se congregan, es Iglesia del Dios Vivo. La razón es porque el creyente es Templo del Espíritu Santo (1 Corintios 6:19-20). Es en ese contexto que el apóstol nos deja este pequeño Himno, que revela TODA VERDAD del Evangelio en pocas Palabras.

    2. Ahora, el apóstol le llama a eso: el Misterio de nuestra Fe, o como lo traducen otras versiones en lo que en realidad es el significado más cercano al Texto original: “El Gran Misterio de la Piedad”. Un misterio es algo que había sido escondido antes, pero ahora es revelado. Las verdades Bíblicas son reveladas en nuestro SEÑOR JESUCRISTO. Eso es lo que el Gran Misterio de la Piedad, o de nuestra Fe es.

  3. Dios Manifestado en Carne. – Uno de los Pilares del Cristianismo es el hecho que el mismo DIOS, se hizo CARNE, o sea, parte de la humanidad. Ese es uno de los Misterios más grande que existen. Nunca en la historia se había visto eso, ni se verá otra vez.

    1. JESUCRISTO no se manifestó como un espejismo, como algunos han creído en su error. JESUCRISTO se Hizo hombre, para hacerse parte de la creación, y así hacerse pariente del hombre, para redimir al ser humano de la esclavitud del pecado. Veamos dos Textos muy importantes a este tema:

      1. Juan 1:14 dice:

        1. «Y el Verbo se hizo hombre y habitó entre nosotros. Y hemos contemplado su gloria, la gloria que corresponde al Hijo unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad.» (NVI)

        2. Gálatas 4:4 dice: «Pero cuando se cumplió el plazo, Dios envió a su Hijo, nacido de una mujer, nacido bajo la ley, 5 para rescatar a los que estaban bajo la ley, a fin de que fuéramos adoptados como hijos.» (NVI)

    2. Aclaramos una vez más que JESUCRISTO es Dios, de ahí que es DIOS MANIFESTADO EN CARNE. El Evangelio de Juan comienza muy diferente que los Evangelios de Mateo y Lucas, los cuales comienzan hablando del Nacimiento de nuestro SEÑOR; pero Juan comienza su Evangelio hablando de la ETERNIDAD de JESUCRISTO, el Hijo de Dios. Juan 1:1-5 dice:

      1. En el principio ya existía el *Verbo, y el Verbo estaba con Dios,
        y el Verbo era Dios. 2 Él estaba con Dios en el principio.
        3 Por medio de él todas las cosas fueron creadas; sin él, nada de lo creado llegó a existir. 4 En él estaba la vida, y la vida era la luz de la *humanidad. 5 Esta luz resplandece en las tinieblas, y las tinieblas no han podido extinguirla.”
        (NVI)

    3. La ETERNIDAD del Hijo de Dios es bien clara, y Su igualdad con el Padre, al ser Él mismo el Creador de todas las las cosas.

      1. JESUCRISTO es la LUZ DEL MUNDO, y es por medio de Su Encarnación, que JESUCRISTO vino a dar Su Vida por los pecadores.

  4. Vindicado por el Espíritu. — Algunas versiones dicen: «Justificado en el Espíritu». Debemos recordar que el plan de la Encarnación del Hijo de Dios, era morir en la cruz del Calvario. JESUCRISTO vino a dar Su Vida por TODOS los pecadores.

    1. En Su manifestación en la Carne, tenemos Su Humanidad. En ser Justificado o Vindicado por el Espíritu, tenemos Su Divinidad. Aquí encontramos la humillación (Encarnación) y la exaltación (Resurrección) de JESUCRISTO. Romanos 1:3-4 dice:

      1. «Este evangelio habla de su Hijo, que según la naturaleza humana era descendiente de David,4 pero que según el Espíritu de santidad fue designado con poder Hijo de Dios por la resurrección. Él es Jesucristo nuestro Señor»  (NVI)

      2. Y en 1 Pedro 3:18 dice:

        1. «Porque Cristo murió por los pecados una vez por todas, el justo por los injustos, a fin de llevarlos a ustedes a Dios. Él sufrió la muerte en su cuerpo, pero el Espíritu hizo que volviera a la vida» (NVI)

    2. En este punto tenemos el PODER de la RESURRECCIÓN de nuestro SEÑOR JESUCRISTO.

  5. Visto por ángeles. — Aquí nos podríamos preguntar, ¿Cómo es eso, si los ángeles lo han visto desde que fueron creados? A esto debemos poner atención que el tema trata sobre la Obra de JESUCRISTO en respecto a la Redención del ser humano. Entonces notemos que los ángeles son espectadores de esa Obra. Ellos no necesitan Redención, así que la participación de ellos, se limita a SERVIR a Dios en ese Plan. En la Encarnación de JESUCRISTO, los ángeles sirvieron para ANUNCIAR Su Primer Venida a la Tierra. Veamos algunas cosas.

    1. Un ángel le ANUNCIA a José (Mateo 1:20).

      1. «Pero cuando él estaba considerando hacerlo, se le apareció en sueños un ángel del Señor y le dijo: «José, hijo de David, no temas recibir a María por esposa, porque ella ha concebido por obra del Espíritu Santo.» (NVI)

    2. Un ángel le ANUNCIA a María (Lucas 1:26-27).

      1. «A los seis meses, Dios envió al ángel Gabriel a Nazaret, pueblo de Galilea,27 a visitar a una joven virgen comprometida para casarse con un hombre que se llamaba José, descendiente de David. La virgen se llamaba María.» (NVI)

    3. Un ángel le ANUNCIA a unos simples pastores de ovejas que había nacido el Salvador del mundo (Lucas 2:8-12).

      1. «En esa misma región había unos pastores que pasaban la noche en el campo, turnándose para cuidar sus rebaños.9 Sucedió que un ángel del Señor se les apareció. La gloria del Señor los envolvió en su luz, y se llenaron de temor.10 Pero el ángel les dijo: «No tengan miedo. Miren que les traigo buenas noticias que serán motivo de mucha alegría para todo el pueblo.11 Hoy les ha nacido en la ciudad de David un Salvador, que es *Cristo el Señor.12 Esto les servirá de señal: Encontrarán a un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre.» (NVI)

    4. Cuando El SEÑOR JESUCRISTO comienza Su Ministerio en la tierra, es llevado por El Espíritu Santo a ser tentado por Satanás, y después de ayunar 40 días y noches, ángeles ministraron al Salvador (Mateo 4:11).

      1. «Entonces el diablo lo dejó, y unos ángeles acudieron a servirle.» (NVI)

    5. En el huerto de Getsemaní, nuestro SEÑOR orando, sintió el peso de lo que le esperaban en la Cruz, hasta sudar sangre. Pero notemos que un ángel vino a confortarlo.

      1. (Lucas 22:42-44) “Entonces se separó de ellos a una buena distancia, se arrodilló y empezó a orar:42 «Padre, si quieres, no me hagas beber este trago amargo; pero no se cumpla mi voluntad, sino la tuya.»43 Entonces se le apareció un ángel del cielo para fortalecerlo.44 Pero, como estaba angustiado, se puso a orar con más fervor, y su sudor era como gotas de sangre que caían a tierra.” (NVI)

    6. Cuando JESUCRISTO es arrestado en el huerto de Getsemaní, Él le dice a los suyos que querían resistir que Él mismo podía pedirle al Padre por 12 legiones de ángeles si quisiera. Con esto, nuestro SEÑOR les aclaraba la AUTORIDAD que Él poseía como El Hijo de Dios, aún cuando estaba siendo arrestado.

      1. «¿Crees que no puedo acudir a mi Padre, y al instante pondría a mi disposición más de doce batallones de ángeles?54 Pero entonces, ¿cómo se cumplirían las Escrituras que dicen que así tiene que suceder?» (NVI)

    7. Y en Su Resurrección, ángeles con apariencia de hombres, ANUNCIARON que había Resucitado (Lucas 24:1-8).

      1. «El primer día de la semana, muy de mañana, las mujeres fueron al sepulcro, llevando las especias aromáticas que habían preparado.2 Encontraron que había sido quitada la piedra que cubría el sepulcro3 y, al entrar, no hallaron el cuerpo del Señor Jesús.4 Mientras se preguntaban qué habría pasado, se les presentaron dos hombres con ropas resplandecientes.5 Asustadas, se postraron sobre su rostro, pero ellos les dijeron: —¿Por qué buscan ustedes entre los muertos al que vive?6 No está aquí; ¡ha resucitado! Recuerden lo que les dijo cuando todavía estaba con ustedes en Galilea:7 “El Hijo del hombre tiene que ser entregado en manos de hombres pecadores, y ser crucificado, pero al tercer día resucitará.» (NVI)

    8. Los ángeles fueron testigos de la Encarnación, Ministerio, y Resurrección de JESUCRISTO. Como ya dije, los ángeles son testigos, y espectadores de la Obra de la Redención, pero para ellos todo eso era asombroso, y nuevo, porque los ángeles son creación de Dios, y los PLANES de DIOS SON DIVINOS, y solamente DIOS los conoce.

  6. Proclamado entre las Naciones. – JESUCRISTO en Su Encarnación, ministró al pueblo de Israel, aunque también hubieron gentiles que escucharon y respondieron al mensaje de nuestro Salvador. Pero después de Su Resurrección, el Espíritu Santo comisiona a la Iglesia Primitiva que expandió el mensaje del Evangelio a todas las naciones del mundo.

    1. Podemos decir que JESUCRISTO en los dos mil años después de Su Resurrección, ha sido PROCLAMADO vez tras vez entre las naciones.

    2. En realidad, lo está haciendo de una forma u otra en esta Navidad, y no solamente siendo PROCLAMADO, sino que Él mismo está transformando vidas, mientras es PROCLAMADO.

  7. Recibido en Gloria. — Ahora pasamos a la última parte del Texto conque abrimos nuestra lección en esta mañana, con la Gloriosa Exaltación de nuestro SEÑOR JESUCRISTO.

    1. En Filipenses 2:9-11 dice:

      1. «Por eso Dios lo exaltó hasta lo sumo y le otorgó el nombre que está sobre todo nombre, 10 para que ante el nombre de Jesús se doble toda rodilla en el cielo y en la tierra y debajo de la tierra, 11 y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.» (NVI)

    2. Y el Salmo 24 habla de la Exaltación de JESUCRISTO en Gloria como REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES.

      1. «Eleven, puertas, sus dinteles; levántense, puertas antiguas, que va a entrar el Rey de la gloria. 8 ¿Quién es este Rey de la gloria? El Señor, el fuerte y valiente, el Señor, el valiente guerrero. 9 Eleven, puertas, sus dinteles; levántense, puertas antiguas, que va a entrar el Rey de la gloria. 10 ¿Quién es este Rey de la gloria? Es el Señor Todopoderoso; ¡él es el Rey de la gloria! Selah.» (Salmo 24:7-10). NVI.

  8. Últimas Palabras. – Navidad es tiempo de regocijo, es un tiempo de celebrar que JESUCRISTO es EMMANUEL, Dios con Nosotros (Mateo 1:23). La Encarnación del VERBO ETERNO, ha provisto la salvación para los pecadores. Es por eso que Navidad, al igual que los días de Semana Santa, son importantes para aquellos que proclamamos el SEÑORÍO de nuestro SEÑOR JESUCRISTO, el Hijo de Dios, el Salvador del mundo. Navidad REVELA el AMOR DE DIOS hacia nosotros, al enviar a Su Hijo a hacerse CARNE, y dar Su Vida por los pecadores.

    1. (Romanos 5:8) “Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros.” (NVI)

    2. ¡FELIZ NAVIDAD!

CONCLUSIÓN:

Oremos………….

    Notas:

[1]John Eidsmoe and Ben DuPré, But Jesus wasn’t born Dec. 25 – was He?

[2]G. Lambert, Pictorial Encyclopedia of the Bible, Merrill C. Tenney editor, vol. 1, p. 804, Zondervan.

*Este sermón fue predicado en Diciembre, 2009*

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s