El Mensaje del Reino de DIOS: Lealtad al Rey

 

Por: pastor Daniel Brito

Título:  El Mensaje del Reino de DIOS: Lealtad al Rey

Texto: Lucas 14:15-27

Al oír esto, uno de los que estaban *sentados a la mesa con Jesús le dijo:

—¡*Dichoso el que coma en el banquete del reino de Dios!

16 Jesús le contestó:

—Cierto hombre preparó un gran banquete e invitó a muchas personas.17 A la hora del banquete mandó a su siervo a decirles a los invitados: “Vengan, porque ya todo está listo.” 18 Pero todos, sin excepción, comenzaron a disculparse. El primero le dijo: “Acabo de comprar un terreno y tengo que ir a verlo. Te ruego que me disculpes.” 19 Otro adujo: “Acabo de comprar cinco yuntas de bueyes, y voy a probarlas. Te ruego que me disculpes.” 20 Otro alegó: “Acabo de casarme y por eso no puedo ir.” 21 El siervo regresó y le informó de esto a su señor. Entonces el dueño de la casa se enojó y le mandó a su siervo: “Sal de prisa por las plazas y los callejones del pueblo, y trae acá a los pobres, a los inválidos, a los cojos y a los ciegos.” 22 “Señor —le dijo luego el siervo—, ya hice lo que usted me mandó, pero todavía hay lugar.” 23 Entonces el señor le respondió: “Ve por los caminos y las veredas, y oblígalos a entrar para que se llene mi casa.24 Les digo que ninguno de aquellos invitados disfrutará de mi banquete.”

El precio del discipulado

25 Grandes multitudes seguían a Jesús, y él se volvió y les dijo:26 «Si alguno viene a mí y no sacrifica el amor a su padre y a su madre, a su esposa y a sus hijos, a sus hermanos y a sus hermanas, y aun a su propia *vida, no puede ser mi discípulo.27 Y el que no carga su cruz y me sigue, no puede ser mi discípulo.

Introducción

Volvemos a retomar el tema del Reino de Dios que estuvimos tratando hace unas lecciones pasadas. En ésta estaremos tratando el tema de la LEALTAD que nuestro SEÑOR JESUCRISTO requiere de TODA persona que quiere ser parte del REINO DE LOS CIELOS. Trataremos los siguientes puntos:

1) Trasfondo

2) El Costo del Discipulado

3) Considerando el Costo

Lección

1. Trasfondo. – La historia en el capítulo 14 comienza con nuestro SEÑOR JESUCRISTO en casa de un Fariseo prominente, observando la forma en que ellos buscaban sentarse en el mejor asiento de importancia. Es ahí donde nuestro SEÑOR les hace ver la diferencia entre los que pertenecen al Reino de Dios, y los que están fuera del Reino quienes buscan solamente sus propios intereses. Eso hizo que uno de los que estaban presente exclamara: “Al oír esto, uno de los que estaban *sentados a la mesa con Jesús le dijo: —¡*Dichoso el que coma en el banquete del reino de Dios!”, seguido por la Parábola de la gran Cena, donde JESUCRISTO hablándole a Judíos les dice que ellos siendo los primeros CONVIDADOS a la Cena, habían rehusado asistir. De ahí que las puertas se abren para todos los gentiles, o sea, los no Judíos, para que todo aquel que oye y responde al LLAMADO del Reino de Dios, pueda entrar al banquete de la gran Cena en el Reino de los Cielos. Pero notemos las Palabras de JESUCRISTO después que sale de casa del Fariseo, sobre el COSTO DEL DISCIPULADO en el siguiente punto.

2. El Costo del Discipulado. – “Grandes multitudes seguían a Jesús, y él se volvió y les dijo:26 «Si alguno viene a mí y no sacrifica el amor a su padre y a su madre, a su esposa y a sus hijos, a sus hermanos y a sus hermanas, y aun a su propia *vida, no puede ser mi discípulo.27 Y el que no carga su cruz y me sigue, no puede ser mi discípulo.

a. Vivimos tiempos donde está muy de moda el “egocentrismo”, o sea, esa creencia exagerada que busca sus propios intereses personales, y el “egoísmo”, que al igual que el “egocentrismo”, busca lo propio solamente. Se oye de la importancia de la “autoestima”, y de hacer lo que uno “siente” qué es bueno para uno mismo. Debemos notar que en “parte” esas eran las creencias de los Fariseos.

i.Es ahí donde JESUCRISTO ADVIERTE con toda claridad, qué es lo que DIOS espera de todo aquel que quiere profesar vivir en el Reino de los Cielos, y es LEALTAD TOTAL.

b. Noten que JESUCRISTO se vuelve a la gente que lo seguía y les dijo: «Si alguno viene a mí y no sacrifica el amor a su padre y a su madre, a su esposa y a sus hijos, a sus hermanos y a sus hermanas, y aun a su propia *vida, no puede ser mi discípulo.27 Y el que no carga su cruz y me sigue, no puede ser mi discípulo.»

i.El costo no es “monetario”, ni de hacer algún “sacrificio” u “obra”, sino de la ENTREGA total del YO PERSONAL.

ii.Noten que el amor a JESUCRISTO siempre debe ser MAYOR que el amor a los padres, cónyuges, hijos/as, amigos/as, posesiones, etc.

iii.Ese es el gran CONTRASTE entre el Reino de Dios, y el sistema de este mundo donde el “egocentrismo” y el “egoísmo” es común.

c. La entrega TOTAL de la persona a JESUCRISTO, es requerido, como ya lo hemos explicado que es un VOTO DE LEALTAD. “Y el que no carga su cruz y me sigue, no puede ser mi discípulo.»

i.En otras palabras, nadie puede venir a JESUCRISTO y pensar que no le debe LEALTAD, porque el que no quiere ser LEAL a JESUCRISTO, no puede entrar en el Reino de los Cielos.

ii.El cargar la cruz es esa entrega total del YO a JESUCRISTO. Es SOMETER EL YO TODO EL TIEMPO a nuestro SEÑOR. Es un proceso de LEALTAD todos los días de nuestra vida. Veamos las consideraciones en el siguiente punto final.

3. Considerando el costo. – (Lucas 14:28-35) «Supongamos que alguno de ustedes quiere construir una torre. ¿Acaso no se sienta primero a calcular el costo, para ver si tiene suficiente dinero para terminarla?29 Si echa los cimientos y no puede terminarla, todos los que la vean comenzarán a burlarse de él,30 y dirán: “Este hombre ya no pudo terminar lo que comenzó a construir.” 31 »O supongamos que un rey está a punto de ir a la guerra contra otro rey. ¿Acaso no se sienta primero a calcular si con diez mil hombres puede enfrentarse al que viene contra él con veinte mil?32 Si no puede, enviará una delegación mientras el otro está todavía lejos, para pedir condiciones de paz.33 De la misma manera, cualquiera de ustedes que no renuncie a todos sus bienes, no puede ser mi discípulo. 34 »La sal es buena, pero si se vuelve insípida, ¿cómo recuperará el sabor?35 No sirve ni para la tierra ni para el abono; hay que tirarla fuera.  »El que tenga oídos para oír, que oiga.»

a. Estas TRES Parábolas siguientes que van unidas al tema, muestran que toda persona que quiera entrar en el Reino de los Cielos, cebe pensar y HACER una DECISIÓN de ENTREGA total al Salvador del mundo.

b. La vida del creyente aquí en la tierra es hacer la obra que la “sal” hace en la comida, y es darle sabor. Si el creyente no es LEAL a JESUCRISTO, entonces su vida es ineficaz aquí en la tierra; en otras palabras, no sirve para la obra del Reino de Dios, y NO puede ENTRAR en el Reino de los Cielos. Por eso JESUCRISTO dice: «no puede ser mi discípulo.»

Conclusión

Oremos….

*Toda referencia Bíblica ha sido tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

About these ads

5 pensamientos en “El Mensaje del Reino de DIOS: Lealtad al Rey

  1. Bendiciones pastor gracias por tan edificadores sermones que el todo poderoso lo siga usando cada dia mas y mas bendiciones y derrame bendiciones hasta que sobre abunden

    • Gracias estimada Eli Morales por sus buenas palabras. La he suscrito al blog, solamente tiene que responder al correo electrónico que estará recibiendo por parte de Feedburner para verificar que usted desea hacerlo.

      Bendiciones en Cristo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s