¡Ebenezer!

31 de diciembre de 2011

Por: pastor Daniel Brito

Título: ¡Ebenezer!

Texto: (1ª Samuel 7:12) « Después Samuel tomó una piedra, la colocó entre Mizpa y Sen, y la llamó Ebenezer,[a] «El Señor no ha dejado de ayudarnos

Introducción

El tema de nuestro Texto que hemos leído es muy apropiado para nosotros que estamos despidiendo este año 2011, y mirando hacia el 2012 que aunque apenas falta solamente unos minutos para llegar, sigue siendo parte del futuro. Pero en esta noche yo quiero que meditemos en las maravillas que JEHOVÁ hizo por el pueblo de Israel en este relato, y al mismo tiempo nosotros mirar hacia atrás, y poder contar las grandes cosas que DIOS ha hecho en nuestras vidas. DIOS bendiga Su Palabra predicada en esta noche.

Lección

  1. Trasfondo. – Hacía 20 años que el pueblo de Israel había sido derrotado por los filisteos, y el Arca del Pacto había sido llevada por ellos. También los hijos del sacerdote Elí habían muerto bajo el juicio de JEHOVÁ quien ya lo había predicho.

    1. Samuel había convocado al pueblo llamándolos a que dejaran a los dioses falsos que todavía ellos estaban guardando y siguiendo en sus vidas, y al arrepentimiento.

    1. La reacción del pueblo al llamado de Samuel fue positiva, llegando en gran número a Mizpa, buscando arreglar sus vidas delante de JEHOVÁ.

    1. El hecho que tanta gente se reuniera en Mizpa, causó temor en los filisteos, quienes decidieron ir a pelear contra el pueblo de Israel.

      1. Debemos recordar que el pueblo de Israel por causa de la desobediencia y su idolatría, habían sido castigados por JEHOVÁ, y estaban sufriendo las consecuencias bajo el yugo de los filisteos.

  1. La victoria fue toda de JEHOVÁ. – El pueblo de Israel ni siquiera tenían armas de guerra para pelear, en su mayoría eran campesinos, mientras que los filisteos tenían un ejército bien armado, incluyendo carrozas de caballos.

    1. Enfrentados a la amenaza de guerra, el pueblo le pide a Samuel que siga orando a JEHOVÁ por ellos, y Samuel presenta un holocausto al SEÑOR.

    1. Mientras tanto, los filisteos se acercan para pelear, y JEHOVÁ mismo “hace tronar”, y crea confusión en el ejército de los filisteos.

    1. El pueblo de Israel sale a perseguir a los filisteos, derrotándolos en el camino, hasta llegar la sitio donde deciden parar.

      1. La victoria no había sido como ya hemos dicho por la valentía, o el armamento de los israelitas, porque ni siquiera tenían armas de guerra, ni tampoco por alguna estrategia de ellos mismos.

      1. La victoria había sido TOTALMENTE obrada por el mismo JEHOVÁ.

    1. Es en ese lugar donde Samuel tomó una piedra, poniéndola como un RECORDATORIO para el pueblo, y para las generaciones que seguirían, y la llamó EBENEZER, que quiere decir “Piedra de Ayuda”, y así recordarle al pueblo de Israel cuando la fuerza humana no había tenido éxito, solamente por la ayuda de DIOS.i

  1. Recordando los fracasos del pasado. – Mientras el pueblo perseguía a los filisteos llegando al fin de la batalla, seguramente que se podrían ver las piedras de algunas tumbas de hombres muertos 20 años atrás. Ese recuerdo de la mortandad que el pueblo de Israel había sufrido, era por causa de sus pecados contra JEHOVÁ. Un pueblo idólatra que había sido infiel a JEHOVÁ quien los había sacado con mano dura de Egipto.

    1. Esos mismos campos donde estaban viendo la victoria que JEHOVÁ les estaba dando, habían sido campos de derrota por causa del pecado. Como ya hemos dicho, ellos estaban bajo el yugo de los filisteos por causa de sus pecados.

      1. Fue por causa de sus pecados que el Arca del Pacto había sido tomada.

      1. Fue por causa de sus pecados que el JUICIO DE DIOS descendió sobre los hijos de Elí y del mismo Elí también.

    1. Pero el pueblo se había arrepentido, y se había consagrado delante del SEÑOR habiendo dejado a los falsos dioses y poniendo su confianza en el único y VERDADERO DIOS.

      1. Esa era la diferencia con lo que había ocurrido hacía 20 años atrás, donde el pueblo con toda arrogancia, habían tomado el Arca del Pacto como un amuleto, pensando que tenían la victoria garantizada, sin arrepentirse de sus rebeliones.

    1. De la misma manera el cristiano debe recordar los fracasos del pasado, y sobre todo, ARREPENTIRSE. Porque no hay perdón de pecados donde no existe el ARREPENTIMIENTO.

      1. Los fracasos del pasado se deben recordar para uno ARREPENTIRSE, o para uno RECORDAR de donde DIOS lo sacó a uno, pero nunca para uno vivir en esos recuerdos. El pasado pertenece a la parte de nuestra vida que ha sido REDIMIDA por la Sangre de nuestro SEÑOR JESUCRISTO.

  1. Valor en medio de la aflicción. – Así como el pueblo de Israel se sentía afligido al ver la amenaza filistea, así también el cristiano se siente afligido tantas veces. A eso podemos preguntar: ¿No ha hecho DIOS grandes cosas en nuestras vidas? La respuesta es un sí bien fuerte. En medio de la aflicción, podemos recordar las grandes cosas que DIOS ha hecho en nuestras vidas. Es fácil para el ser humano quejarse cuando las cosas no van bien, sin recordar las buenas que ha tenido.

    1. Veamos como el SEÑOR JESUCRISTO respondía a aquellos que afligidos buscaban un toque sobre sus vidas.

      1. (Mateo 9:2). «Unos hombres le llevaron un paralítico, acostado en una camilla. Al ver Jesús la fe de ellos, le dijo al paralítico: —¡Ánimo, hijo; tus pecados quedan perdonados!»

      1. (Mateo 9:22). «Jesús se dio vuelta, la vio y le dijo: —¡Ánimo, hija! Tu fe te ha sanado. Y la mujer quedó sana en aquel momento.»

      1. (Mateo 14:27). «Pero Jesús les dijo en seguida: —¡Cálmense! Soy yo. No tengan miedo.» — La Biblia de las Américas dice: «Tened ánimo, soy yo; no temáis.»

      1. (Juan 16:33). «Yo les he dicho estas cosas para que en mí hallen paz. En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo.»

    1. Muchos en este año han sufrido enfermedades, otros han estado sin trabajo. Otros han experimentado problemas en el matrimonio, o con los hijos, etc., etc. A eso podemos oír el llamado de nuestro SEÑOR JESUCRISTO a tener VALOR: ¡Ánimo! ¡Ánimo! Eso es porque el SEÑOR JESUCRISTO es nuestro “Ebenezer”. Él es nuestra “Piedra de Ayuda”.

      1. (1ª Pedro 2:4-8) «Cristo es la piedra viva, rechazada por los *seres humanos pero escogida y preciosa ante Dios. Al acercarse a él,5 también ustedes son como piedras vivas, con las cuales se está edificando una casa espiritual. De este modo llegan a ser un sacerdocio *santo, para ofrecer sacrificios espirituales que Dios acepta por medio de Jesucristo.6 Así dice la Escritura: «Miren que pongo en Sión una piedra principal escogida y preciosa, y el que confíe en ella no será jamás defraudado.»[b] 7 Para ustedes los creyentes, esta piedra es preciosa; pero para los incrédulos, «la piedra que desecharon los constructores ha llegado a ser la piedra angular» 8 y también: «una piedra de *tropiezo y una roca que hace *caer.»[d] Tropiezan al desobedecer la palabra, para lo cual estaban destinados

    1. Podemos decir con toda seguridad una vez más: “Ebenezer«El Señor no ha dejado de ayudarnos.» «Hasta aquí nos ha ayudado el SEÑOR.»

Conclusión

Oremos…..

*Toda referencia Bíblica ha sido tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional y la Biblia de las Américas.

Notas:

i Mary J. Evans, 1 and 2 Samuel, NIBC, p. 39, Hendrickson.

¿Pueden los muertos regresar? Parte II

Por: pastor Daniel Brito

Título: ¿Pueden los muertos regresar? Parte II

Texto: 1 Samuel 28:13-25

No tienes nada que temer -dijo el rey-. Dime lo que has visto. -Veo un espíritu que sube de la tierra -respondió ella. 14 -¿Y qué aspecto tiene? -El de un anciano, que sube envuelto en un manto.

Al darse cuenta Saúl de que era Samuel, se postró rostro en tierra. 15 Samuel le dijo a Saúl: -¿Por qué me molestas, haciéndome subir? -Estoy muy angustiado -respondió Saúl-. Los filisteos me están atacando, y Dios me ha abandonado. Ya no me responde, ni en sueños ni por medio de profetas. Por eso decidí llamarte, para que me digas lo que debo hacer.

16 Samuel le replicó: -Pero si el Señor se ha alejado de ti y se ha vuelto tu enemigo, ¿por qué me consultas a mí?17 El Señor ha cumplido lo que había anunciado por medio de mí: él te ha arrebatado de las manos el reino, y se lo ha dado a tu compañero David.18 Tú no obedeciste al Señor, pues no llevaste a cabo la furia de su castigo contra los amalecitas; por eso él te condena hoy.19 El Señor te entregará a ti y a Israel en manos de los filisteos. Mañana tú y tus hijos se unirán a mí, y el campamento israelita caerá en poder de los filisteos.

20 Al instante Saúl se desplomó. Y es que estaba lleno de miedo por lo que Samuel le había dicho, además de que se moría de hambre, pues en toda la noche y en todo el día no había comido nada.21 Al verlo tan asustado, la mujer se le acercó y le dijo: -Yo, su servidora, le hice caso a usted y, por obedecer sus órdenes, me jugué la *vida.22 Ahora yo le pido que me haga caso a mí. Déjeme traerle algún alimento para que coma; así podrá recuperarse y seguir su camino.

23 Pero Saúl se negó a comer. Sin embargo, sus oficiales insistieron al igual que la mujer, y por fin consintió. Se levantó del suelo y tomó asiento.24 La mujer tenía en su casa un ternero gordo, al que mató en seguida. También amasó harina y horneó unos panes sin levadura.25 Luego les sirvió a Saúl y a sus oficiales. Esa misma noche, después de comer, todos ellos emprendieron el camino.

Introducción

Seguimos con nuestro estudio de A TRAVÉS DE LA BIBLIA LIBRO POR LIBRO, por segunda vez en el mismo Texto de la lección pasada, tratando el tema de: ¿Pueden los muertos regresar? En esta noche estaremos estudiando diferentes partes del Texto Sagrado para probar que los muertos no pueden regresar.

Lección

  1. Trasfondo. – En nuestra lección pasada, estuvimos tratando el tema de Saúl y su deseo de poder conversar de nuevo con Samuel al verse desechado por JEHOVÁ. Saúl en su desesperación no buscó a JEHOVÁ de corazón, al contrario, podemos notar su actitud irreverente hacia Dios, sin ningún remordimiento por sus propios hechos. Es en esa condición, que Saúl acude a la adivina de Endor para pedirle que le hiciera aparecer a Samuel. Pero como estuvimos hablando en la lección pasada, Saúl pagó gravemente por sus malas decisiones y falta de arrepentimiento. JEHOVÁ no solamente lo había desechado, sino que también se había hecho su enemigo. Ahora, ¿cómo es que una adivina espiritista puede hacer que un hombre piadoso que está en el Hades, en el Seno de Abraham, regrese otra vez? La respuesta la encontramos en el siguiente punto.
  1. Solamente Dios lo puede hacer. – Ahora estaremos aclarando que el caso de Samuel fue un caso especial hecho por el mismo JEHOVÁ, y no por la adivina. Ningún muerto puede regresar, solamente en aquellas ocasiones especiales hechas por el mismo DIOS.
    1. Nuestro primer ejemplo es tal vez el más importante en el Texto Sagrado, y es la “historia” o tal vez como algunos dicen, la “Parábola” del rico y Lázaro. Ahora, si es una Parábola, no le quita ninguna importancia al mensaje que nuestro SEÑOR JESUCRISTO nos ha dejado, y es porque una Parábola enseña una lección, y en este caso, más de una.
      1. (Lucas 16:19-31) «Había un hombre rico que se vestía lujosamente y daba espléndidos banquetes todos los días.20 A la puerta de su casa se tendía un mendigo llamado Lázaro, que estaba cubierto de llagas21 y que hubiera querido llenarse el estómago con lo que caía de la mesa del rico. Hasta los perros se acercaban y le lamían las llagas. 22 »Resulta que murió el mendigo, y los ángeles se lo llevaron para que estuviera al lado de Abraham. También murió el rico, y lo sepultaron.23 En el infierno, en medio de sus tormentos, el rico levantó los ojos y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro junto a él. 24 Así que alzó la voz y lo llamó: “Padre Abraham, ten compasión de mí y manda a Lázaro que moje la punta del dedo en agua y me refresque la lengua, porque estoy sufriendo mucho en este fuego.” 25 Pero Abraham le contestó: “Hijo, recuerda que durante tu vida te fue muy bien, mientras que a Lázaro le fue muy mal; pero ahora a él le toca recibir consuelo aquí, y a ti, sufrir terriblemente.26 Además de eso, hay un gran abismo entre nosotros y ustedes, de modo que los que quieren pasar de aquí para allá no pueden, ni tampoco pueden los de allá para acá.” 27 »Él respondió: “Entonces te ruego, padre, que mandes a Lázaro a la casa de mi padre,28 para que advierta a mis cinco hermanos y no vengan ellos también a este lugar de tormento.” 29 Pero Abraham le contestó: “Ya tienen a Moisés y a los profetas; ¡que les hagan caso a ellos!” 30 “No les harán caso, padre Abraham —replicó el rico—; en cambio, si se les presentara uno de entre los muertos, entonces sí se *arrepentirían.” 31 Abraham le dijo: “Si no les hacen caso a Moisés y a los profetas, tampoco se convencerán aunque alguien se *levante de entre los muertos.”»
    1. Debemos entender algunas cosas de nuestra historia, y es:
      1. En primer lugar, tenemos a un hombre Judío qué es rico, y a un hombre pobre, o mejor dicho, un mendigo, quien también es Judío, y ambos en esta vida viven vidas totalmente diferentes.
      1. En segundo lugar, el SEÑOR JESUCRISTO le está hablando a Sus discípulos, y también a los fariseos que estaban escuchando. Para muchos fariseos y Judíos, el Cielo estaba garantizado para los descendientes de Abraham. O sea, para los Judíos.
        1. En esta historia, el SEÑOR JESUCRISTO les dice a ellos que un “Judío” no arrepentido, SÍ puede ir al infierno. En este caso sería un Judío “avaro”.
      1. En tercer lugar, SÍ hay un lugar de CASTIGO ETERNO, comúnmente conocido como “el infierno”. Es un lugar REAL, donde los impíos sufren castigo ETERNO.
      1. En cuarto lugar, las almas en el infierno, SÍ están conscientes, y reconocen a las demás personas. Noten como el rico reconoce a Abraham, aunque nunca lo había visto.
        1. También debemos notar que el rico, al igual que las almas en el infierno, están conscientes de su condición, y la conciencia no los deja tranquilos. Cuando digo conciencia, no quiero decir que sienten “remordimiento”, sino que sienten el pesar al recordar que están sufriendo castigo eterno, por las cosas que hicieron.
    1. Nuestro Texto nos muestra que los muertos no pueden regresar, ni para testificar, ni para predicar. Había una gran división entre los santos del Seno de Abraham, y el infierno, lo cual les impedía cruzar. Noten TRES cosas que el rico dice:
      1. En primer lugar, hay una ACUSACIÓN por parte del rico, y es que según él, sus cinco hermanos que parece ser que compartían su estilo de vida, iban camino al infierno. El rico pide que Lázaro regrese y les hable para que no lleguen ahí con él. Es como si el rico estuviera acusando que no tuvo “evidencias” de alguien para creer en la realidad del castigo eterno.
      1. En segundo lugar, el rico insiste en que las ESCRITURAS, son insuficientes para entender que el castigo eterno existe. Esa es la misma excusa que tantos usan en medio nuestro.
      1. En tercer lugar, el rico asegura que sus hermanos sí se arrepentirían si alguien que regresa de entre los muertos les habla.
        1. La realidad es que hubo otro LÁZARO quien fue resucitado por nuestro SEÑOR JESUCRISTO después de CUATRO días de muerto, y sin embargo “muchos” no quisieron creer.
        1. También nuestro SEÑOR JESUCRISTO Resucitó de entre los muertos al TERCER día, y son muchos los que no quisieron creer, y al igual que en nuestros días, no quieren creer.

 

  1. Ejemplos de “almas” que regresaron. – (Mateo 17:1-8) «Seis días después, Jesús tomó consigo a Pedro, a *Jacobo y a Juan, el hermano de Jacobo, y los llevó aparte, a una montaña alta.2 Allí se transfiguró en presencia de ellos; su rostro resplandeció como el sol, y su ropa se volvió blanca como la luz.3 En esto, se les aparecieron Moisés y Elías conversando con Jesús.4 Pedro le dijo a Jesús: —Señor, ¡qué bien que estemos aquí! Si quieres, levantaré tres albergues: uno para ti, otro para Moisés y otro para Elías. 5 Mientras estaba aún hablando, apareció una nube luminosa que los envolvió, de la cual salió una voz que dijo: «Éste es mi Hijo amado; estoy muy complacido con él. ¡Escúchenlo!» 6 Al oír esto, los discípulos se postraron sobre su rostro, aterrorizados.7 Pero Jesús se acercó a ellos y los tocó. —Levántense —les dijo—. No tengan miedo. 8 Cuando alzaron la vista, no vieron a nadie más que a Jesús
    1. El primero es la muy conocida “transfiguración” de nuestro SEÑOR JESUCRISTO, donde aparecen Moisés y Elías a platicar con el SEÑOR.
      1. Como podemos ver, ellos SÍ pudieron salir del Hades, porque fue un “hecho” Divino. O sea, DIOS solamente puede hacer que los muertos regresen.
      1. En este relato, tenemos una vez más una prueba que las almas de los que han muerto, están conscientes. El Texto Sagrado prueba que el SUEÑO DEL ALMA es falso.
    1. El segundo es la resurrección de Lázaro, a quien ya hemos mencionado.
      1. (Juan 11:38-44) «Conmovido una vez más, Jesús se acercó al sepulcro. Era una cueva cuya entrada estaba tapada con una piedra. 39 —Quiten la piedra —ordenó Jesús. Marta, la hermana del difunto, objetó: —Señor, ya debe oler mal, pues lleva cuatro días allí. 40 —¿No te dije que si crees verás la gloria de Dios? —le contestó Jesús. 41 Entonces quitaron la piedra. Jesús, alzando la vista, dijo: —Padre, te doy gracias porque me has escuchado.42 Ya sabía yo que siempre me escuchas, pero lo dije por la gente que está aquí presente, para que crean que tú me enviaste. 43 Dicho esto, gritó con todas sus fuerzas: —¡Lázaro, sal fuera! 44 El muerto salió, con vendas en las manos y en los pies, y el rostro cubierto con un sudario. —Quítenle las vendas y dejen que se vaya —les dijo Jesús.»
      1. Debemos recordar que Lázaro había estado muerto por CUATRO DÍAS, y durante ese tiempo había estado en el Seno de Abraham.
    1. El tercero es el muerto que tiraron en la tumba del profeta Eliseo, y revivió.
      1. (2 Reyes 12:20-21) «Después de esto, Eliseo murió y fue sepultado. Cada año, bandas de guerrilleros moabitas invadían el país.21 En cierta ocasión, unos israelitas iban a enterrar a un muerto, pero de pronto vieron a esas bandas y echaron el cadáver en la tumba de Eliseo. Cuando el cadáver tocó los huesos de Eliseo, ¡el hombre recobró la vida y se puso de pie!»
      1. Parece ser que hacía poco tiempo que Eliseo había muerto, y podemos decir que fue un “acto” Divino para RECORDAR a Israel que el varón de Dios había muerto. Debemos recordar que Eliseo al igual que Elías, tuvieron que lidiar con el sincretismo de los Israelitas. El varón de Dios era una “luz” en medio de tinieblas; era la voz de JEHOVÁ el Verdadero Dios. Por medio de ambos, JEHOVÁ había mostrado que Él era el único y verdadero Dios. El hombre que recobra la vida al tocar el cadáver de Eliseo, era una prueba más que JEHOVÁ es un DIOS VIVO.
    1. Cuando JESUCRISTO entrega Su espíritu en la Cruz, ocurren varios eventos milagrosos. La cortina del Templo se rasgó en dos. Hubo un gran terremoto, y algunas personas que habían muerto, resucitaron.
      1. (Mateo 27:50-54) «Entonces Jesús volvió a gritar con fuerza, y entregó su espíritu. 51 En ese momento la cortina del *santuario del templo se rasgó en dos, de arriba abajo. La tierra tembló y se partieron las rocas.52 Se abrieron los sepulcros, y muchos *santos que habían muerto resucitaron.53 Salieron de los sepulcros y, después de la resurrección de Jesús, entraron en la ciudad santa y se aparecieron a muchos. 54 Cuando el centurión y los que con él estaban custodiando a Jesús vieron el terremoto y todo lo que había sucedido, quedaron aterrados y exclamaron: —¡Verdaderamente éste era el Hijo de Dios!»
      1. Noten que el Texto Sagrado no dice cuantos eran, ni cuanto tiempo hacía que habían muerto. Lo que sí podemos ver es que habían muerto, y REGRESARON solamente porque DIOS los regresó como un TESTIMONIO de la Divinidad de JESUCRISTO.
      1. El que había dado Su Vida en la Cruz del Calvario, no era otro sino el mismo JESÚS, el Hijo Eterno de Dios. Para dar GLORIA al Hijo de Dios, resucitaron.
    1. Podemos ver que las “almas” que regresaron, lo hicieron porque fue un ACTO Divino. DIOS los envió.
      1. Lo mismo podemos decir de Samuel; no fue la adivina espiritista quien lo hizo subir, sino que fue un ACTO DIVINO. Fue DIOS quien hizo subir a Samuel.
  1. Una prohibición que permanece. – Habiendo analizado el Texto Sagrado, podemos ver que DIOS puede hacer lo que quiere, y cuando quiere. Pero la prohibición de buscar “consultar” a los muertos sigue vigente. El querer contactarse con los que han muerto, SIGUE SIENDO PROHIBIDO POR DIOS.
    1. Todas las llamadas “apariciones” que la gente menciona, y afirma haber visto, no son “almas” que han regresado de la muerte, sino que son demonios, que buscan engañar a la gente, y así mantenerlos en tinieblas.
    1. La Biblia condena esas prácticas como “obras de la carne”, y los que la practican, no HEREDAN EL CIELO. En otras palabras, van al lugar de TORMENTO.
      1. (Gálatas 5:20) «idolatría y brujería; odio, discordia, celos, arrebatos de ira, rivalidades, disensiones, sectarismos»
        1. Otras versiones dicen “hechicería” en lugar de brujería.
      1. (Apocalipsis 21:8) «Pero los cobardes, los incrédulos, los abominables, los asesinos, los que cometen inmoralidades sexuales, los que practican artes mágicas, los idólatras y todos los mentirosos recibirán como herencia el lago de fuego y azufre. Ésta es la segunda muerte
        1. Otras versiones dicen “hechicería”.
        1. Como dice el teólogo Francisco Lacueva:
          1. «Si vamos a la Biblia, hallamos la conexión de la hechicería con la magia, la adivinación y el espiritismo, todo lo cual era abominable a YHWH (v., por ej., Éx. 22:18; Lv. 19:26, 31; 20:6, 27; Dt. 18:11-14; 2 R. 9:22; Is. 19:3; Dn. 1:1,2; Hch. 8:9-11). En nuestros días, la hechicería primitiva sigue vigente en muchas tribus de Asia, África y América. Lo verdaderamente lamentable es el auge que el ocultismo, el espiritismo y el satanismo están cobrando en nuestros días entre las gentes que se tienen por más civilizadas. Más aún ni los propios creyentes son impermeables al esoterismo, revestido de múltiples formas, algunas aparentemente suaves. Hemos de estar, pues, alertados, ya que también éstos irán al infierno.»[1]
    1. Debemos entender que la “idolatría” usurpa el culto a DIOS con un culto FALSO. Y las “artes mágicas”, participan en ese FALSO culto, entrando y haciendo todo lo que está prohibido por DIOS hacer. El espiritismo como parte de las artes mágicas, busca contactar con los que han muerto, y así en ese falso culto, tratar de hacer creer a la gente, que se puede hacer lo que el VERDADERO DIOS ha prohibido, y se puede cambiar el curso de las vidas, por sus propios méritos y artes mágicas, cayendo en una mentira que solamente los lleva a todos ellos al infierno.
      1. La realidad es que por mucho que la gente busque trazar su propio DESTINO, se encuentran conque no pueden cambiar el FUTURO que DIOS HA DECRETADO.
      1. La Torre de Babel es una muestra de ARROGANCIA del ser humano ante la VOLUNTAD de DIOS (Génesis 11:1-4).
      1. Toda la rebeldía ya mencionada en contra de DIOS, es lo mismo, y lleva a lo mismo: EL INFIERNO, y por ende, EL LAGO DE FUEGO.
  1. Nuestra Esperanza. – (2 Corintios 5:1-10) «De hecho, sabemos que si esta tienda de campaña en que vivimos se deshace, tenemos de Dios un edificio, una casa eterna en el cielo, no construida por manos humanas.2 Mientras tanto suspiramos, anhelando ser revestidos de nuestra morada celestial,3 porque cuando seamos revestidos, no se nos hallará desnudos.4 Realmente, vivimos en esta tienda de campaña, suspirando y agobiados, pues no deseamos ser desvestidos sino revestidos, para que lo mortal sea absorbido por la vida.5 Es Dios quien nos ha hecho para este fin y nos ha dado su Espíritu como garantía de sus promesas. 6 Por eso mantenemos siempre la confianza, aunque sabemos que mientras vivamos en este cuerpo estaremos alejados del Señor.7 Vivimos por fe, no por vista.8 Así que nos mantenemos confiados, y preferiríamos ausentarnos de este cuerpo y vivir junto al Señor.9 Por eso nos empeñamos en agradarle, ya sea que vivamos en nuestro cuerpo o que lo hayamos dejado.10 Porque es necesario que todos comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba lo que le corresponda, según lo bueno o malo que haya hecho mientras vivió en el cuerpo
    1. La realidad es que la vida en esta tierra es TEMPORAL, y como dijimos en la lección pasada, el FUTURO solamente le pertenece a DIOS.
    1. La vida del creyente es una de CONFIAR que al partir de este cuerpo, estaremos en presencia con el SEÑOR.
    1. Ese es el verdadero FUTURO para el creyente.

Conclusión

Oremos….

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

1) Francisco Lacueva, Comentario Bíblico de Matthew Henry, p. 1993, editorial CLIE.

¿Pueden los muertos regresar?

Por: pastor Daniel Brito

Título: ¿Pueden los muertos regresar?

Texto: 1 Samuel 28:1-6

«Por aquel tiempo, los filisteos reunieron sus tropas para ir a la guerra contra Israel. Por lo tanto, Aquis le dijo a David: —Quiero que sepas que tú y tus hombres saldrán conmigo a la guerra. 2 —Está bien —respondió David—. Ya verá Su Majestad de lo que es capaz este siervo suyo. —Si es así —añadió Aquis—, de ahora en adelante te nombro mi guardaespaldas. 3 Ya Samuel había muerto. Todo Israel había hecho duelo por él, y lo habían enterrado en Ramá, que era su propio pueblo. Saúl, por su parte, había expulsado del país a los adivinos y a los hechiceros. 4 Los filisteos concentraron sus fuerzas y fueron a Sunén, donde acamparon. Saúl reunió entonces a los israelitas, y armaron su campamento en Guilboa.5 Pero cuando vio Saúl al ejército filisteo, le entró tal miedo que se descorazonó por completo.6 Por eso consultó al Señor, pero él no le respondió ni en sueños, ni por el *urim ni por los profetas.»

Introducción

En esta noche estaremos adelantando nuestro estudio de A TRAVÉS DE LA BIBLIA LIBRO POR LIBRO, desde el capítulo 23 al 28 de 1 Samuel. La razón es porque ya hemos hablado de David huyendo de Saúl, y ese es el tema de los siguientes capítulos, aunque cada capítulo contiene suficiente material para dejarnos varios sermones y distintas lecciones. Pero he decidido solamente dar una síntesis de esos capítulos, y posar en el 28, con Saúl y la espiritista de Endor. Que Dios bendiga Su Palabra predicada en esta noche.

Lección

  1. Trasfondo.
    1. Veamos de una forma concisa, los eventos que llevan al capítulo 28:
      1. David se enfrenta a la necesidad de librar a la ciudad de Queilá de manos de los Filisteos (Capítulo 23). Como él tenía a Abiatar, el sacerdote que había huido de Saúl, consultó a JEHOVÁ por medio del Efod, y recibió las instrucciones de victoria para ir y librarlos.
      1. Saúl persigue a David y casi lo acorrala, pero al oír que los Filisteos estaban saqueando el país, tuvieron que abandonar la persecución de David. Podemos decir que la “mano” del SEÑOR estaba en el asunto para proteger a David (Capítulo 23).
      1. David le perdona la vida a Saúl, quien había entrado a la misma cueva que él estaba para hacer sus necesidades (Capítulo 24). Saúl con sus lágrimas de “cocodrilo”, admite que David va a reinar, y le pide que protegiera a los de su casa. Saúl llora falsamente, pero dice la verdad al admitir que David iba a reinar.
      1. David toma a Abigail por esposa, después que por la mano del SEÑOR, el esposo malvado de ella Nabal, había muerto (Capítulo 25).
      1. David le vuelve a perdonar la vida a Saúl (Capítulo 26).
      1. David entre los filisteos (Capítulo 27). David se hizo pasar como un mercenario que había cambiado de bando para irse con los filisteos, por huir de Saúl. Pero en las batallas, David peleaba con pueblos enemigos, y pretendía que saqueaba a pueblos de Israel.
    1. En resumen, durante todo ese tiempo, David estaba pasando por una “escuela”. Eso es como prueba de su carácter. Pero Saúl estaba agregando condenación sobre condenación por sus malos hechos. Ahora seguimos con el relato del Capítulo 28.
  1. Dios le hablaba a Israel. – Dios había establecido a una tribu, la tribu de Leví, para servirle. Esa era la tribu que era guardián del Tabernáculo, y por medio del sacerdocio, ofrecer los distintos sacrificios por el pueblo, y por ellos mismos.
    1. Dios había establecido que la tribu de Leví estaría a cargo de dirigir al pueblo de Dios en toda área espiritual. La enseñanza de la Palabra de Dios, los sacrificios, y recibir dirección por parte de Dios, por medio del Urim y el Tumim, probablemente guardados dentro del Efod, el cual era usado para ser guiados por parte de Dios.
      1. El Urim y el Tunim, eran parte de lo que el sumo sacerdote usaba para saber la Voluntad de Dios. Parece que eran piedras con alguna inscripción en ellas. Eran tiradas para saber la Voluntad de Dios. Si las dos caían de una forma, significaba una respuesta positiva, si las dos caían de otra forma, entonces significaba una respuesta negativa.
      1. Dios también hablaba por medio de “profetas”, y por “sueños”.
    1. Dios no había dejado a Israel a su propia suerte; al contrario, los había capacitado con lo necesario para poder buscar al SEÑOR, y ser guiados por medio de Él.
  1. Sin encontrar respuesta. – (1ª Samuel 28:6-7) «Por eso consultó al Señor, pero él no le respondió ni en sueños, ni por el *urim ni por los profetas. 7 Por eso Saúl les ordenó a sus oficiales: —Búsquenme a una adivina, para que yo vaya a consultarla. —Pues hay una en Endor —le respondieron.»
    1. Ahora entramos en la parte clave de nuestra lección, y es en ver la REBELDÍA por parte de Saúl en su desesperación.
      1. Saúl no había obedecido a JEHOVÁ, no solamente cuando lo envió a destruir a Amalek, sino que vemos que había sido parte de su carácter hacer lo que Saúl quería hacer.
      1. Saúl había matado INJUSTAMENTE a los sacerdotes de Nob, y solamente Abiatar había escapado con el Efod. Ahora Saúl no podía consultar a JEHOVÁ por medio del Efod, del Urim y Tumim. Los sacerdotes restantes no lo tenían.
      1. Saúl mismo se había puesto la ”soga al cuello” como dice el dicho antiguo.
    1. Ahora Saúl decide que si JEHOVÁ no le habla, entonces irá a escuchar a los emisarios de Satanás. Le pide a los suyos que le busquen una ”mujer” con espíritu de adivinación, también conocida por médium, pitonisa, o nigromante.
      1. Noten que Saúl pidió una ”mujer” y no un hombre. No sabemos la razón, pero probablemente habían más mujeres que llevaban ese tipo de vida que hombres.
      1. Noten también que los ayudantes de Saúl sabían muy bien donde había una ”médium”, o pudieron averiguar bien rápido.
        1. Eso muestra el SINCRETISMO por parte de tantos en el pueblo de Israel, que mezclaban la adoración a JEHOVÁ, con todo lo que Dios había prohibido.
    1. Para llegar a Endor, Saúl tenía que viajar SEIS millas al norte, más allá de donde el enemigo estaba acampado.1 Eso quiere decir que para ir a ver a la ”médium”, Saúl tenía que hacer dos cosas:
      1. Desobedecer sus propias leyes, siendo que él había perseguido a los adivinos, agoreros, médiums, etc. Algunos dicen que lo hizo bajo la influencia del profeta Samuel. Matthew Henry dice los siguiente:
        1. «Hay muchos que parecen celosos contra el pecado, cuando el pecado les hace daño a ellos mismos (dan informes contra los que juran, si éstos juran contra ellos, o contra los borrachos, si éstos les perjudican mientras están ebrios), pero si un pecado no les afecta personalmente, no les desagrada por ser pecado pues no sienten ningún interés por la santidad ni por la gloria de Dios.»2
        1. Ese es un gran ejemplo de lo que hemos sido testigos tantas veces por parte de políticos.
      1. También Saúl tenía que arriesgar su vida al pasar más allá de donde el enemigo se encontraba.
      1. Todas esas cosas Saúl estaba dispuesto a hacer por SEGUIR desobedeciendo al SEÑOR, buscando respuesta por parte del mismo diablo, en vez de ARREPENTIRSE, y buscar a JEHOVÁ de corazón.
  1. Prohibido por Dios. – Dios le había advertido al pueblo de Israel que no podían hacer las mismas cosas que los cananeos hacían. Entre ellas estaban las artes ocultas, las cuales Dios les había prohibido. Incluso, Dios había decretado la pena de muerte para todo el que hiciera tales cosas.
    1. Veamos algunas prohibiciones:
      1. (Levíticos 20:6; 27) «También me pondré en contra de quien acuda a la nigromancia y a los espiritistas, y por seguirlos se prostituya. Lo eliminaré de su pueblo
        1. «Cualquiera de ustedes, hombre o mujer, que sea nigromante o espiritista, será condenado a muerte. Morirá apedreado, y será responsable de su propia muerte
      1. (Deuteronomio 18:9-13) «Cuando entres en la tierra que te da el Señor tu Dios, no imites las costumbres abominables de esas naciones.10 Nadie entre los tuyos deberá sacrificar a su hijo o hija en el fuego; ni practicar adivinación, brujería o hechicería;11 ni hacer conjuros, servir de médium espiritista o consultar a los muertos.12 Cualquiera que practique estas costumbres se hará abominable al Señor, y por causa de ellas el Señor tu Dios expulsará de tu presencia a esas naciones.13 A los ojos del Señor tu Dios serás irreprensible
    1. Es bien claro, no solamente en éstas prohibiciones, pero también en tantos otros lugares del Texto Sagrado, donde encontramos como Dios destruyó ciudades, pueblos, e individuos, por practicar tales cosas.
  1. El Futuro le Pertenece a DIOS solamente. – Debemos entender que el Antiguo Testamento al igual que el Nuevo Testamento, nos muestran que el FUTURO le pertenece a DIOS solamente.
    1. La vida no se basa solamente en lo que una vez ocurrió en el pasado, sino lo que se vive en el presente. El presente siempre debe ser vivido en OBEDIENCIA a DIOS.
      1. La persona que OBEDECE a Dios, está mostrando que CONFÍA en Él.
    1. Como ejemplo, si Israel obedecía a JEHOVÁ, recibía bendición de parte de JEHOVÁ. Esa bendición abarcaba a los alimentos primeramente. De ahí que cuando Israel se descarriaba, Dios les enviaba muchas veces ¨sequía¨. Donde hay sequía, hay hambre.
      1. EJEMPLO: El Salmo 23 escrito por David, comienza con una seguridad sobre el presente, y sobre lo que le espera en el futuro.
    1. En el NUEVO PACTO encontramos que JESUCRISTO advierte de querer preocuparse demasiado por el mañana.
      1. El primero es en el AFÁN que lleva a preocuparse por el ”mañana” queriendo hacer tesoros en la tierra, sin entender que la vida es PASAJERA.
        1. (Mateo 6:19-24) «No acumulen para sí tesoros en la tierra, donde la polilla y el óxido destruyen, y donde los ladrones se meten a robar.20 Más bien, acumulen para sí tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el óxido carcomen, ni los ladrones se meten a robar.21 Porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón. 22 »El ojo es la lámpara del cuerpo. Por tanto, si tu visión es clara, todo tu ser disfrutará de la luz.23 Pero si tu visión está nublada, todo tu ser estará en oscuridad. Si la luz que hay en ti es oscuridad, ¡qué densa será esa oscuridad! 24 »Nadie puede servir a dos señores, pues menospreciará a uno y amará al otro, o querrá mucho a uno y despreciará al otro. No se puede servir a la vez a Dios y a las riquezas.»
        1. Noten que el SEÑOR JESUCRISTO no está hablando de ser ”perezosos”, ni de ser DESCUIDADOS. El tema es bien claro y es el AFÁN o la PREOCUPACIÓN lo que lleva a la DESCONFIANZA con DIOS, y a querer ACUMULAR uno mismo, lo que puede llevar a la persona a la IDOLATRÍA.
          • Noten como dice que no se puede servir a DIOS y a las RIQUEZAS. En ese verso JESUCRISTO personaliza a las riquezas, como a un ídolo.
      1. El segundo es el hecho de PREOCUPARSE, en el cual nuestro SEÑOR les dice que de nada SIRVE, porque nadie puede ni siquiera aumentar a su estatura, o agregar UN HORA de vida.
        1. (Mateo 6:25-34) «Por eso les digo: No se preocupen por su *vida, qué comerán o beberán; ni por su cuerpo, cómo se vestirán. ¿No tiene la vida más valor que la comida, y el cuerpo más que la ropa?26 Fíjense en las aves del cielo: no siembran ni cosechan ni almacenan en graneros; sin embargo, el Padre celestial las alimenta. ¿No valen ustedes mucho más que ellas?27 ¿Quién de ustedes, por mucho que se preocupe, puede añadir una sola hora al curso de su vida? 28 »¿Y por qué se preocupan por la ropa? Observen cómo crecen los lirios del campo. No trabajan ni hilan;29 sin embargo, les digo que ni siquiera Salomón, con todo su esplendor, se vestía como uno de ellos.30 Si así viste Dios a la hierba que hoy está en el campo y mañana es arrojada al horno, ¿no hará mucho más por ustedes, gente de poca fe?31 Así que no se preocupen diciendo: “¿Qué comeremos?” o “¿Qué beberemos?” o “¿Con qué nos vestiremos?” 32 Porque los *paganos andan tras todas estas cosas, y el Padre celestial sabe que ustedes las necesitan.33 Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas.34 Por lo tanto, no se angustien por el mañana, el cual tendrá sus propios afanes. Cada día tiene ya sus problemas.»
    1. Noten en éstos Textos, como el mañana NO nos pertenece. De ahí que buscar saber lo que el mañana va a traer, por medio de ADIVINOS, es una AFRENTA a DIOS. A parte de ser falta de CONFIANZA en DIOS, es ir a las fuentes demoníacas, para querer saber lo que ellos mismos NO saben.
      1. El FUTURO solamente lo conoce DIOS. Punto y aparte.
    1. Los que se llaman ser Cristianos y consultan al HORÓSCOPO, están consultando lo prohibido, y queriendo marcar sus propios futuros por si mismo.
      1. Lo mismo podemos decir de los que consultan a los que leen las cartas, o pueden leer las manos. Lo que están haciendo es acumulando JUICIO de DIOS contra ellos mismos.
  1. Saúl y la nigromante de Endor. – (1ª Samuel 28:8-11) «Saúl se disfrazó con otra ropa y, acompañado de dos hombres, se fue de noche a ver a la mujer. —Quiero que evoques a un espíritu —le pidió Saúl—. Haz que se me aparezca el que yo te diga. 9 —¿Acaso no sabe usted lo que ha hecho Saúl? —respondió la mujer—. ¡Ha expulsado del país a los adivinos y a los hechiceros! ¿Por qué viene usted a tenderme una trampa y exponerme a la muerte? 10 —¡Tan cierto como que el Señor vive, te juro que nadie te va a castigar por esto! —contestó Saúl. 11 —¿A quién desea usted que yo haga aparecer? —preguntó la mujer. —Evócame a Samuel —respondió Saúl.»
    1. Debemos notar la forma que Saúl se rebajó para ir a ver a la adivina. Se disfrazó para no ser reconocido. La gente que se disfraza de otra persona, tiene algo que esconder. Eso es exactamente lo que estaba haciendo Saúl.
    1. Noten también con qué facilidad JURA por el NOMBRE de JEHOVÁ que nada le pasará. El hombre que no le importaba OBEDECER a JEHOVÁ, JURA por JEHOVÁ. Esa es la hipocresía de los impíos.
    1. PREGUNTA: ¿Era Samuel quien subió del Seol -Seno de Abraham, para hablar con Saúl?
      1. (1 Samuel 28:12-19) «Al ver a Samuel, la mujer pegó un grito. —¡Pero si usted es Saúl! ¿Por qué me ha engañado? —le reclamó. 13 —No tienes nada que temer —dijo el rey—. Dime lo que has visto. —Veo un espíritu que sube[a] de la tierra —respondió ella. 14 —¿Y qué aspecto tiene? —El de un anciano, que sube envuelto en un manto. Al darse cuenta Saúl de que era Samuel, se postró rostro en tierra. 15 Samuel le dijo a Saúl: —¿Por qué me molestas, haciéndome subir? —Estoy muy angustiado —respondió Saúl—. Los filisteos me están atacando, y Dios me ha abandonado. Ya no me responde, ni en sueños ni por medio de profetas. Por eso decidí llamarte, para que me digas lo que debo hacer. 16 Samuel le replicó: —Pero si el Señor se ha alejado de ti y se ha vuelto tu enemigo, ¿por qué me consultas a mí?17 El Señor ha cumplido lo que había anunciado por medio de mí: él te ha arrebatado de las manos el reino, y se lo ha dado a tu compañero David.18 Tú no obedeciste al Señor, pues no llevaste a cabo la furia de su castigo contra los amalecitas; por eso él te condena hoy.19 El Señor te entregará a ti y a Israel en manos de los filisteos. Mañana tú y tus hijos se unirán a mí, y el campamento israelita caerá en poder de los filisteos
    1. RESPUESTA: Este evento ha sido muy debatido por los comentaristas.
      1. Algunos han tomado a la mujer como una CHARLATANA que ventrílocua, que imitó a Samuel para engañar a Saúl.
      1. Otros piensan que Dios permitió que fuese el diablo quien respondiera a Saúl.3
      1. Pero debemos ponerle atención al autor Sagrado:
        1. Bajo Inspiración del Espíritu Santo, dice que fue SAMUEL en el verso 15 y 16.
        1. Usa el NOMBRE del SEÑOR o JEHOVÁ 7 veces.
        1. Le PROFETIZA que él y sus hijos morirían al siguiente día. Solamente DIOS conoce el FUTURO.
  1. Las consecuencias. – (1 Crónicas 10:1-14) «Los filisteos fueron a la guerra contra Israel, y los israelitas huyeron ante ellos. Muchos de ellos cayeron muertos en el monte Guilboa.2 Entonces los filisteos se fueron en persecución de Saúl, y lograron matar a sus hijos Jonatán, Abinadab y Malquisúa.3 La batalla se intensificó contra Saúl, y los arqueros lo alcanzaron con sus flechas. Al verse herido,4 Saúl le dijo a su escudero: «Saca la espada y mátame, no sea que me maten esos incircuncisos cuando lleguen, y se diviertan a costa mía.» Pero el escudero estaba tan asustado que no quiso hacerlo, de modo que Saúl mismo tomó su espada y se dejó caer sobre ella.5 Cuando el escudero vio que Saúl caía muerto, también él se arrojó sobre su propia espada y murió.6 Así murieron Saúl y sus tres hijos. Ese día pereció toda su familia. 7 Cuando los israelitas que vivían en el valle vieron que el ejército había huido, y que Saúl y sus hijos habían muerto, también ellos abandonaron sus ciudades y se dieron a la fuga. Así fue como los filisteos las ocuparon. 8 Al otro día, cuando los filisteos llegaron para despojar a los cadáveres, encontraron muertos a Saúl y a sus hijos en el monte Guilboa.9 Lo despojaron, tomaron su cabeza y sus armas, y enviaron mensajeros por todo el país filisteo para que proclamaran la noticia a sus ídolos y al pueblo.10 Después colocaron las armas en el templo de sus dioses y colgaron la cabeza en el templo de Dagón. 11 Cuando los de Jabés de Galaad se enteraron de lo que habían hecho los filisteos con Saúl,12 se levantaron todos los valientes y rescataron los cuerpos de Saúl y de sus hijos. Los llevaron a Jabés, sepultaron sus huesos debajo de la encina de Jabés y guardaron siete días de ayuno. 13-14 Saúl murió por haberse rebelado contra el Señor, pues en vez de consultarlo, desobedeció su palabra y buscó el consejo de una adivina. Por eso el Señor le quitó la vida y entregó el reino a David hijo de Isaí.»
    1. Los eventos se cumplieron tal y como Samuel le había dicho a Saúl. No solamente Saúl recibió el castigo de Dios, sino también sus hijos, y los soldados que fueron a la batalla.
    1. Pero noten lo que dice el autor Sagrado sobre Saúl, y es que en vez de CONSULTAR al SEÑOR, fue en busca del consejo de una adivina.
      1. Saúl había sido desechado por Dios por su desobediencia, y podemos agregar que a ese pecado, agregó el de ASESINO.
      1. Pero las consecuencias finalmente lo encontraron, al ir en pos de una adivina.
    1. LECCIÓN PARA NOSOTROS: Todo aquel que rechaza el llamado de Dios para ser salvo, está actuando como Saúl. Lo opuesto a ser como Saúl, es vivir vidas en obediencia a Dios.
  1. Para concluir. – Hemos aprendido la importancia de vivir nuestras vidas en el día de HOY, confiando que el FUTURO le pertenece a DIOS. La semana que viene seguimos con la continuación de este mismo tema.

Conclusión

Oremos….

*Toda referencia Bíblica ha sido tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

 

Notas:

1 Klein, Ralph W., Word Biblical Commentary, Volume 10: 1 Samuel, (Dallas, Texas: Word Books, Publisher) 1998.

2 Matthew Henry, Commentario Bíblico de Matthew Henry, traducido por Francisco Lacueva, p. 319, editorial CLIE.

3 Ibid., p. 320.

Lo malo de la maldad jactanciosa

Por: pastor Daniel Brito

Título: Lo malo de la maldad jactanciosa

Texto: 1ª Samuel 21:1-6

«Cuando David llegó a Nob, fue a ver al sacerdote Ajimélec, quien al encontrarse con David se puso nervioso. —¿Por qué vienes solo? —le preguntó—. ¿Cómo es que nadie te acompaña? 2 David le respondió: —Vengo por orden del rey, pero nadie debe saber a qué me ha enviado ni cuál es esa orden. En cuanto a mis hombres, ya les he indicado dónde encontrarnos.3 ¿Qué provisiones tienes a mano? Dame unos cinco panes, o algo más que tengas. 4 —No tengo a la mano pan común y corriente —le contestó el sacerdote—. Podría darte el pan consagrado, si es que tus hombres se han abstenido por lo menos de estar con mujeres.

5 David respondió: —Te aseguro que, como es la costumbre cuando salimos en una expedición, no hemos tenido contacto con mujeres. Además, mis hombres se consagran incluso en expediciones ordinarias, así que con más razón están consagrados ahora. 6 Por tanto, el sacerdote le entregó a David el pan consagrado, ya que no había otro. Era el *pan de la Presencia que había sido quitado de delante del Señor y reemplazado por el pan caliente del día

Introducción

En esta noche seguimos con nuestro estudio de A TRAVÉS DE LA BIBLIA LIBRO POR LIBRO, siguiendo en el libro de 1ª Samuel. En este hermoso libro encontramos grandes lecciones para cada una de nuestras vidas. Dios bendiga Su Palabra predicada en esta noche.

Lección

  1. Trasfondo. – Nuestra lección sigue la cronología de nuestro estudio pasado, en lo cual David ha estado huyendo del rey Saúl. Si ustedes recuerdan, nuestra última lección trató sobre la ´´humildad´´ de Jonatán, el hijo del rey Saúl, quien siendo el heredero del reino, entendió muy bien que JEHOVÁ había escogido a David como rey, y había hecho un pacto con David para la protección de su descendencia. Ahora David huye a la ciudad de Nob, la ciudad donde los sacerdotes tenían el Tabernáculo, y donde el pueblo llegaba a adorar a JEHOVÁ.
    1. David engaña al sumo sacerdote Ajimélec, haciéndole creer que estaba en una misión secreta ordenada por el rey.
    1. Es importante notar que el autor menciona a Doeg el edomita, uno de los oficiales del rey, pero que no era Israelita. Este Doeg más adelante hace gran daño a los sacerdotes del SEÑOR.
  1. La falsa obediencia a la ley. – (Marcos 2:23-27) «Un *sábado, al cruzar Jesús los sembrados, sus discípulos comenzaron a arrancar a su paso unas espigas de trigo. 24 —Mira —le preguntaron los *fariseos—, ¿por qué hacen ellos lo que está prohibido hacer en sábado? 25 Él les contestó: —¿Nunca han leído lo que hizo David en aquella ocasión, cuando él y sus compañeros tuvieron hambre y pasaron necesidad?26 Entró en la casa de Dios cuando Abiatar era el sumo sacerdote, y comió los panes consagrados a Dios, que sólo a los sacerdotes les es permitido comer. Y dio también a sus compañeros. 27 »El sábado se hizo para el hombre, y no el hombre para el sábado —añadió—.28 Así que el Hijo del hombre es Señor incluso del sábado.»
    1. El SEÑOR JESUCRISTO tuvo que enfrentar en varias ocaciones a los líderes religiosos sobre la pregunta de guardar el Sábado. En esta ocasión, Sus discípulos tenían hambre, y mientras cruzaban un campo sembrado, comenzaron a arrancar espitas de trigo. La ley de Moisés no prohibía eso, al contrario, lo permitía mientras no fuera para recoger y llevar a la casa (Deuteronomio 23:24-25).
    1. Con el tiempo, la tradición de los ancianos había agregado una prohibición para todo en el día de reposo. Pero noten que JESUCRISTO no trató de aclarar que no estaban quebrantando la ley, sino que más bien les recordó a ellos el incidente con David que ya hemos leído, y como es que ahora hay alguien MAYOR que David delante de ellos, y lo están acusando. Veamos algo:
      1. En primer lugar, alguien mayor aquí es el mismo DADOR DE LA LEY. JESUCRISTO no está escondiendo quien es; al contrario, los enfrenta a ellos como el DADOR DE LA LEY.
      1. Como el Hijo del Hombre, era HIJO de David, pero MAYOR que David por ser el DIOS ETERNO, y por esa razón, es SEÑOR del Sábado.
      1. La ley no había sido dada para ´´maltratar´´ a nadie. En este caso, los discípulos del SEÑOR tenían hambre, y arrancaban el trigo mientras seguían caminando.
      1. En el caso de David, también tenían hambre, y el SEÑOR aprueba el que hubieran quebrantado la ley para comer del pan que solamente los sacerdotes podían comer.
    1. LECCIÓN PARA NOSOTROS: Aquellos que quieren guardar el Sábado, se encuentran con problemas serios, porque ´´condicionan´´ su salvación a guardar un DÍA. Ese no es el Evangelio de la GRACIA. Ese es un Evangelio de ´´sacrificios´´ tomando los esmeros u obras de las personas, en vez de hacerlo solamente por los méritos de JESUCRISTO.
  1. David sigue huyendo. – Debemos recordar lo que ya hemos tratado en estos estudios, y es que David estaba siendo preparado para la obra que había sido llamado a hacer como el futuro rey de Israel. En la Biblia encontramos muchos ejemplos de hombres y mujeres que tuvieron que pasar por adversidad, antes de ser usados por el SEÑOR. El mejor ejemplo es José, el hijo de Jacob, quien pasó años primero de esclavo, y después como prisionero del Faraón injustamente. Todo eso era una preparación para el puesto que José ocuparía como segundo del Faraón, y así salvar las vidas de miles de personas. José reconoció eso después (Génesis 50:20).
    1. El creyente debe recordar que está en una escuela para servir al SEÑOR. Las dificultades prueban el carácter y la fe del creyente. Por eso en el servicio al SEÑOR, no se deben considerar a los nuevos convertidos para ciertos puestos, o responsabilidades de la Obra de DIOS. La razón es porque todavía están pasando por esa escuela que prueba la fortaleza de la fe del creyente en medio de las dificultades.
      1. Como ejemplo, el apóstol Pablo le dice a Timoteo que no ordene Obispos (pastores) o diáconos que sen ´´neófitos´´. O sea, nuevos convertidos, para que no se les ´´infle´´ la cabeza, cayendo en el ´´orgullo´´, lo cual es la condenación del diablo (1 Timoteo 3:6).
    1. David huye a dos lugares:
      1. En primer lugar, a la tierra de los Filisteos, pero es reconocido ahí y casi pierde su vida. David se hace pasar por un loco, escribiendo en las paredes, y dejando que la saliba le saliera por la boca.
        1. (1ª Samuel 21:10-15) «Ese mismo día David, todavía huyendo de Saúl, se dirigió a Aquis, rey de Gat.11 Los oficiales le dijeron a Aquis: —¿No es éste David, el rey del país? ¿No es él por quien danzaban, y en los cantos decían: «Saúl destruyó a un ejército, pero David aniquiló a diez»? 12 Al oír esto, David se preocupó y tuvo mucho miedo de Aquis, rey de Gat.13 Por lo tanto, cuando estaban por apresarlo, fingió perder la razón y, en público, comenzó a portarse como un loco, haciendo garabatos en las puertas y dejando que la saliva le corriera por la barba. 14 Aquis dijo entonces a sus oficiales: —¿Pero qué, no se fijan? ¡Ese hombre está loco! ¿Para qué me lo traen?15 ¿Acaso me hacen falta más locos, que encima me traen a éste para hacer sus locuras en mi presencia? ¡Sáquenlo de mi palacio!»
      1. En segundo lugar, David huye a la cueva de Adulán, y después a la tierra de Moab.
        1. (1ª Samuel 22:1-5) «David se fue de Gat y huyó a la cueva de Adulán. Cuando sus hermanos y el resto de la familia se enteraron, fueron a verlo allí.2 Además, se le unieron muchos otros que estaban en apuros, cargados de deudas o amargados. Así, David llegó a tener bajo su mando a unos cuatrocientos hombres. 3 De allí se dirigió a Mizpa, en Moab, y le pidió al rey de ese lugar: «Deja que mis padres vengan a vivir entre ustedes hasta que yo sepa lo que Dios quiere de mí.»4 Fue así como dejó a sus padres con el rey de Moab, y ellos se quedaron allí todo el tiempo que David permaneció en su refugio. 5 Pero el profeta Gad le dijo a David: «No te quedes en el refugio. Es mejor que regreses a la tierra de Judá.» Entonces David se fue de allí, y se metió en el bosque de Jaret.»
        1. Esto nos lleva a nuestro siguiente punto.
  1. Los seguidores de David. – Nuestro Texto nos muestra que sus familiares se unieron a David cuando se enteraron donde estaban. Aun sus padres tuvieron que dejar todo para seguirlo, porque sus vidas peligraban. No hay duda que Samuel en su celo y envidia, hubiera hecho cualquier cosa para vengarse de David. Noten que unos cuatrocientos hombres se unieron a David. Veamos algunas cosas:
    1. En primer lugar, se le unieron los que estaban en apuros, cargados de deudas o amargados. El rey Saúl, en vez de haber sido un gobernante justo, había hecho lo que la mayoría de gobernantes hacen, y es el uso del ´´soborno´´.
      1. Las deudas son algo terrible, y en el tiempo de David, la persona endeudada lo podía perder todo, incluyendo su libertad, porque podía ser vendido como esclavo para liquidar su deuda.
      1. Se suponía que la ley de Moisés protegiera a los que estaban endeudados, pero no estaban recibiendo ayuda por parte del rey.
    1. Debemos recordar que Samuel había advertido a Israel de los abusos que el rey que ellos querían iba a hacer. Uno de ellos eran los IMPUESTOS, que seguramente habían dejado a algunos endeudados (1ª Samuel 8:10-22).
    1. LECCIÓN PARA NOSOTROS: Debemos recordar que así como David era perseguido, JESUCRISTO sigue siendo perseguido en el mundo. Perseguido en el sentido que sus seguidores son perseguidos por causa de Su Nombre. Pero JESUCRISTO hizo un llamado a todos los perseguidos, atormentados, y cargados, a venir a Él.
      1. (Mateo 11:28) «Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso.29 Carguen con mi yugo y aprendan de mí, pues yo soy apacible y humilde de corazón, y encontrarán descanso para su alma.30 Porque mi yugo es suave y mi carga es liviana.»
      1. Era un llamado a aquellos Judíos que estaban cargados con la ley y la tradición de los ancianos. Esa religiosidad que deja a la persona CARGADA, en vez de ALIVIANADA.
      1. Es un llamado a ser libres de la culpa y el peso del pecado, y a ser libres del temor a la muerte eterna.
      1. Debo recordar que ese peso de culpa es lo que las sectas imparten a sus seguidores. También los grupos controversiales que imponen cargas que no son Bíblicas a sus miembros.
  1. Saúl elimina a los sacerdotes de Nob. – (1ª Samuel 22:6-10) «Mientras Saúl estaba sentado a la sombra de un tamarisco que había en la colina de Guibeá, se enteró de que David y sus hombres habían sido localizados. Tenía Saúl su lanza en la mano, y lo rodeaban todos sus oficiales,7 a quienes les dijo: —¡Pongan atención, hombres de Benjamín! ¿También ustedes creen que el hijo de Isaí les va a dar tierras y viñedos, y que a todos los va a nombrar jefes de mil y de cien soldados?8 ¡Ahora veo por qué todos ustedes conspiran contra mí, y por qué nadie me informa del pacto que mi hijo ha hecho con el hijo de Isaí! Nadie se ha tomado la molestia de avisarme que mi propio hijo instiga a uno de mis súbditos a que se subleve y me aceche, como en realidad está pasando. 9 Doeg el edomita, que se encontraba entre los oficiales de Saúl, le dijo: —Yo vi al hijo de Isaí reunirse en Nob con Ajimélec hijo de Ajitob.10 Ajimélec consultó al Señor por David y le dio provisiones, y hasta le entregó la espada de Goliat
    1. Otra vez debemos recordar el aviso que Samuel le dio al pueblo de Israel cuando ellos pidieron rey. Noten que Saúl no confiaba en nadie, y sus oficiales cercanos eran de la tribu de Benjamín como él, y les había dado tierras y viñedos, y les había dado puestos como oficiales del rey. Eso es lo que los gobernantes hacen, por eso el SEÑOR les había advertido al pueblo. El pecado de Israel al pedir un juez había sido grave, por su rechazo de JEHOVÁ como el gobernante de Israel.
    1. Doeg el edomita ahora se ´´separa´´ de los otros oficiales en cuanto culpabilidad por ocultarle al rey, y acusa al sumo sacerdote de conspirar con David. Ahora seguimos con la MASACRE que Saúl perpetra sobre los sacerdotes del SEÑOR, de su pueblo, y de toda sus familias.
      1. (1ª Samuel 22:11-19) «Entonces el rey mandó a llamar al sacerdote Ajimélec hijo de Ajitob, y a todos sus parientes, que eran sacerdotes en Nob. Cuando llegaron,12 Saúl le dijo: —Escucha, hijo de Ajitob. —Diga, mi señor —respondió Ajimélec. 13 —¿Por qué tú y el hijo de Isaí conspiran contra mí? —le reclamó Saúl—. Le diste comida y una espada. También consultaste a Dios por él para que se subleve y me aceche, como en realidad está pasando. 14 Ajimélec le respondió al rey: —¿Quién entre todos los oficiales del rey es tan fiel como su yerno David, jefe de la guardia real y respetado en el palacio?15 ¿Es acaso ésta la primera vez que consulto a Dios por él? ¡Claro que no! No debiera el rey acusarnos ni a mí ni a mi familia, pues de este asunto su servidor no sabe absolutamente nada. 16 —¡Te llegó la hora, Ajimélec! —replicó el rey—. ¡Y no sólo a ti sino a toda tu familia! 17 De inmediato el rey ordenó a los guardias que lo acompañaban: —¡Maten a los sacerdotes del Señor, que ellos también se han puesto de parte de David! Sabían que estaba huyendo, y sin embargo no me lo dijeron. Pero los oficiales del rey no se atrevieron a levantar la mano en contra de los sacerdotes del Señor.18 Así que el rey le ordenó a Doeg: —¡Pues mátalos tú! Entonces Doeg el edomita se lanzó contra ellos y los mató. Aquel día mató a ochenta y cinco hombres que tenían puesto el *efod de lino.19 Luego fue a Nob, el pueblo de los sacerdotes, y mató a filo de espada a hombres y mujeres, a niños y recién nacidos, y hasta a los bueyes, asnos y ovejas
      1. Debemos recordar que Saúl había desobedecido a JEHOVÁ al no querer destruir a todos los Amalecitas como el SEÑOR le había ordenado. Esa fue una de las razones por qué Saúl fue rechazado por el SEÑOR. Sin embargo, con su propio odio, celos, y amargura, Saúl ordenó que toda la ciudad de Nob incluyendo mujeres, niños(as) y animales, fueran muerto.
  1. El castigo de DIOS llega. – Muchos piensan que el mal no es castigado por Dios. No siempre ocurre de una forma rápida. Pueden pasar años pero el castigo de DIOS alcanza a aquellos que hacen el mal. David escribió el SALMO 52 por esa masacre que Saúl y Doeg el edomita habían hecho.
    1. Debemos notar que Saúl fue un hombre que no se arrepentía. Su vida estaba llena de amargura, celos y envidia. Esa raíz de amargura ha sido la causa de muchas divisiones en Iglesias entre Cristianos, y en muchas familias. Veamos Hebreos 12:15:
      1. «Asegúrense de que nadie deje de alcanzar la gracia de Dios; de que ninguna raíz amarga brote y cause dificultades y corrompa a muchos»
      1. Podemos decir que raíz de amargura se refiere a una persona, que por su mala conducta, o por mala ´´doctrina´´ lleva a otros a descarriarse.
      1. Es por eso que el verso anterior, llama a la paz y a la santidad (Hebreos 12:14).

Conclusión

Oremos….

*Toda referencia Bíblica ha sido tomada de la Biblia, Nueva versión Internacional.

Jonatán, un ejemplo en la humildad

Por: pastor Daniel Brito

Título: Jonatán, un ejemplo en la humildad

Texto: 1 Samuel 18:1-4

«Una vez que David y Saúl terminaron de hablar, Saúl tomó a David a su servicio y, desde ese día, no lo dejó volver a la casa de su padre. Jonatán, por su parte, entabló con David una amistad entrañable y llegó a quererlo como a sí mismo.3 Tanto lo quería, que hizo un pacto con él:4 Se quitó el manto que llevaba puesto y se lo dio a David; también le dio su túnica, y aun su espada, su arco y su cinturón

Introducción

Seguimos con nuestro estudio de A TRAVÉS DE LA BIBLIA LIBRO POR LIBRO, ahora en el capítulo 18 de 1 Samuel. El tema de esta noche se basa en DOS personas, Jonatán, y su comparación con Juan el Bautista. Jonatán nos enseña el buen ejemplo que debemos imitar de un joven que temía al SEÑOR. Que DIOS bendiga Su Palabra predicada en esta noche.

Lección

  1. Trasfondo. – Debemos recordar que los capítulos y versículos no son original en el Texto Sagrado, y han sido agregados para ayudarnos. Digo eso porque nuestro Texto simplemente es una continuación del capítulo 17.
    1. En nuestra lección pasada estuvimos hablando sobre la historia de David y Goliat, a lo que como ya hemos dicho, es una historia muy conocida para la mayoría del pueblo de DIOS, aun para muchos no Cristianos. David mostró no solamente su valor, pero también su CONFIANZA EN EL SEÑOR.
    1. Es importante notar ese punto, porque estas historias de DAVID y JONATÁN en nuestro Texto, se destacan porque eran hombres comunes, que TEMÍAN Y CONFIABAN EN EL SEÑOR.
    1. Para concluir este punto, nuestra LECCIÓN basa todo lo que sigue en lo primero ya mencionado, y es el TEMOR DEL SEÑOR y la CONFIANZA EN EL SEÑOR.
  1. Jonatán, el hombre que temía al SEÑOR. – Aunque estos capítulos se basan en la historia de David y Saúl, Jonatán es dejado atrás como menos importante la mayoría de las veces. Veamos las siguientes cosas:
    1. Lo primero es que Jonatán anteriormente, había hecho una hazaña parecida a la que David hizo, al lanzarse solamente con su escudero en contra de la guarnición de los filisteos (1 Samuel 14). Mostrando su confianza en el SEÑOR.
      1. La importancia de la historia de Jonatán es eso mismo, que a parte de ser un hombre valeroso, TEMÍA AL SEÑOR.
      1. Al igual que la historia de José, de Daniel, y de sus tres compañeros, lo que más resalta de la vida de Jonatán era su TEMOR AL SEÑOR.
    1. Lo segundo es que seguramente que Jonatán sabía que JEHOVÁ había desechado a su padre Saúl, y que JEHOVÁ había escogido a otro para tomar su lugar. Veamos TRES cosas:
      1. Jonatán sabía que JEHOVÁ había desechado a su padre Saúl, y al mismo tiempo, lo había desechado a él también como heredero.
      1. Aun así, nuestro Texto nos muestra que Jonatán entabla una fuerte amistad con David, llegó a quererlo como a sí mismo, e hizo un pacto con David. Ese pacto de “fidelidad” que estaremos viendo en nuestras próximas lecciones, fue más bien para cuidar de su descendencia, porque Jonatán sabía que iba a morir, y que David iba a ser el próximo rey.
      1. Esa actitud de Jonatán, muestra su humildad, y su TEMOR al SEÑOR, porque decidió AGRADAR A DIOS, y aceptar su rechazo por parte de DIOS, aceptando a David como el próximo “ungido” del SEÑOR.

  1. Jonatán, un tipo de Juan el Bautista. – Nuestro Texto contiene una gran analogía, y es que David es un tipo de JESUCRISTO, y Jonatán es un tipo de Juan el Bautista. De David ya hablamos en la lección pasada sobre ser un tipo del buen Pastor, quien es JESUCRISTO. Ahora, si recordamos bien la historia de Juan el Bautista, podemos ver que había sido llamado por DIOS para PREPARAR el Camino para el Hijo de DIOS.
    1. Juan el Bautista fue usado en gran manera por DIOS, pero cuando JESUCRISTO comienza Su Ministerio, los mismos discípulos de Juan lo dejan para seguir a JESUCRISTO. Pero lo importante es notar la REACCIÓN de Juan el Bautista, al escuchar en bocas de algunos que JESUCRISTO bautizaba más gente que él. Veamos en Juan 3:22-37:
      1. «Después de esto Jesús fue con sus discípulos a la región de Judea. Allí pasó algún tiempo con ellos, y bautizaba.23 También Juan estaba bautizando en Enón, cerca de Salín, porque allí había mucha agua. Así que la gente iba para ser bautizada.24 (Esto sucedió antes de que encarcelaran a Juan.)25 Se entabló entonces una discusión entre los discípulos de Juan y un judío[e] en torno a los ritos de *purificación.26 Aquéllos fueron a ver a Juan y le dijeron: —Rabí, fíjate, el que estaba contigo al otro lado del Jordán, y de quien tú diste testimonio, ahora está bautizando, y todos acuden a él. 27 —Nadie puede recibir nada a menos que Dios se lo conceda —les respondió Juan—.28 Ustedes me son testigos de que dije: “Yo no soy el *Cristo, sino que he sido enviado delante de él.” 29 El que tiene a la novia es el novio. Pero el amigo del novio, que está a su lado y lo escucha, se llena de alegría cuando oye la voz del novio. Ésa es la alegría que me inunda.30 A él le toca crecer, y a mí menguar. El que viene del cielo

31 »El que viene de arriba está por encima de todos; el que es de la tierra, es terrenal y de lo terrenal habla. El que viene del cielo está por encima de todos32 y da testimonio de lo que ha visto y oído, pero nadie recibe su testimonio.33 El que lo recibe certifica que Dios es veraz.34 El enviado de Dios comunica el mensaje divino, pues Dios mismo le da su Espíritu sin restricción.35 El Padre ama al Hijo, y ha puesto todo en sus manos.36 El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rechaza al Hijo no sabrá lo que es esa vida, sino que permanecerá bajo el castigo de Dios.»

    1. La reacción de Juan el Bautista fue la reacción de un hombre que conocía a DIOS. Ahora Juan se alegra porque puede ver que JESUCRISTO, quien es el NOVIO, ha llegado. Juan está dispuesto a DISMINUIR, para darle la GLORIA al HIJO.
      1. Luego podemos ver en los versos 30 en adelante, como Juan “profetiza” sobre el HIJO, e incluso dice algo que es repetido después en el Evangelio de Juan, y es que el Hijo viene del Cielo, y el que cree en el Hijo, tiene vida eterna, y el que lo rechaza, ya ha sido condenado.
      1. Juan el Bautista sabía que su misión como el PRECURSOR del CRISTO, había sido completada.
    1. Ahora veamos la parte de Jonatán, y es que nuestro Texto nos dice que el alma de David y Jonatán se ligaron. Eso quiere decir que hubo una fuerte amistad entre los dos. Leamos el verso cuatro de nuestro Texto en 1 Samuel otra vez:
      1. «Se quitó el manto que llevaba puesto y se lo dio a David; también le dio su túnica, y aun su espada, su arco y su cinturón
      1. Al darle sus prendas, su espada, arco y cinturón a David, Jonatán le estaba pasando el “derecho” de sucesión a David, y al mismo tiempo estaba PREPARANDO el camino para que David llegara a ser rey.
      1. Podemos exclamar que eso es HUMILDAD, y OBEDIENCIA a la Voluntad del SEÑOR.
  1. Una LECCIÓN para nosotros . – El problema del ser humano, es uno de egoísmo y vanidad. El sentirse mejor que otro es común en el ser humano; tristemente aun entre los hermanos de la fe. Es por eso que el EJEMPLO de Jonatán y el de Juan el Bautista, son tan importante para nosotros seguir como SIERVOS de JESUCRISTO. Ese mismo ejemplo de Jonatán, es el ejemplo que el Evangelio requiere para todos nosotros, y es el de seguir una vida de humildad. (Filipenses 2:3) «No hagan nada por egoísmo o vanidad; más bien, con humildad consideren a los demás como superiores a ustedes mismos
    1. El ejemplo que encontramos en nuestra Epístola, es uno basado en el ejemplo de nuestro SEÑOR JESUCRISTO, que siendo el DIOS ETERNO, se despojó de Su Gloria, para humillarse al venir a hacerse pariente cercano del hombre. Leamos todo el Texto de Filipenses 2:1-11:
      1. «Por tanto, si sienten algún estímulo en su unión con Cristo, algún consuelo en su amor, algún compañerismo en el Espíritu, algún afecto entrañable,2 llénenme de alegría teniendo un mismo parecer, un mismo amor, unidos en alma y pensamiento.3 No hagan nada por egoísmo o vanidad; más bien, con humildad consideren a los demás como superiores a ustedes mismos.4 Cada uno debe velar no sólo por sus propios intereses sino también por los intereses de los demás. 5 La actitud de ustedes debe ser como la de Cristo Jesús, 6 quien, siendo por naturaleza Dios, no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse. 7 Por el contrario, se rebajó voluntariamente, tomando la naturaleza de *siervo y haciéndose semejante a los seres *humanos. 8 Y al manifestarse como hombre, se humilló a sí mismo y se hizo obediente hasta la muerte, ¡y muerte de cruz! 9 Por eso Dios lo exaltó hasta lo sumo y le otorgó el nombre que está sobre todo nombre, 10 para que ante el nombre de Jesús se doble toda rodilla en el cielo y en la tierra y debajo de la tierra, 11 y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre

    1. En el ejemplo de JESUCRISTO, tenemos el mejor ejemplo de lo que la verdadera HUMILDAD es. No solamente el DIOS Eterno se hizo CARNE, sino que sufrió muerte de CRUZ por nuestros pecados. Veamos algunos observaciones sobre cuál debe ser la actitud del Cristiano:
      1. Un mismo parecer, o sea, pensando igual como creyentes.
      1. Un mismo amor, algo que es requerido para todo creyente.
      1. Unidos en alma y pensamiento, otra vez el apóstol apela a “pensar igual”, o vivir en UNIDAD Cristiana.
      1. No hagan nada por egoísmo o vanidad” Esta parte del Texto es clave, porque trata como ya hemos dicho sobre el problema mayor del ser humano, y es el buscar lo mejor para sí mismo. Noten el no hagan NADA, simplemente es NADA.
      1. Con humildad, debemos considerar a los demás como SUPERIORES a nosotros mismos. Eso es difícil para el ser humano, por eso necesitamos la ayuda de DIOS. Esta parte del Texto le pega duro al YO de la persona, que JESUCRISTO advirtió tantas veces que tiene que ser NEGADO. O sea, puesto bajo sumisión a la Voluntad de DIOS.
        1. (Lucas 9:23) «Dirigiéndose a todos, declaró: —Si alguien quiere ser mi discípulo, que se niegue a sí mismo, lleve su cruz cada día y me siga
    1. Debemos pensar que así como nuestro Texto dice en Filipenses 2:3 «……con humildad consideren a los demás como superiores a ustedes mismos.» Es como debemos hacer, aunque eso es bien difícil para el ser humano, pero aun más en el matrimonio. Es obvio que el esposo como la esposa son hermanos en Cristo si ambos son creyentes, así que este Texto también aplica al matrimonio Cristiano. Simplemente es darle el lugar que le corresponde a la otra persona, pensando uno mismo menos de sí mismo, que es el subyugar al egoísmo propio.
    1. De ahí que el creyente, así como Jonatán mostraba los frutos de una persona guiada por el ESPÍRITU SANTO, debe abundar en ellos.
      1. (2 Pedro 1:5-8) «Precisamente por eso, esfuércense por añadir a su fe, virtud; a su virtud, entendimiento;6 al entendimiento, dominio propio; al dominio propio, constancia; a la constancia, devoción a Dios;7 a la devoción a Dios, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor.8 Porque estas cualidades, si abundan en ustedes, les harán crecer en el conocimiento de nuestro Señor Jesucristo, y evitarán que sean inútiles e improductivos.»

Conclusión

Oremos….

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

David, el joven que puso su confianza en el SEÑOR

Por: pastor Daniel Brito

Título: David, el joven que puso su confianza en el SEÑOR

Texto: 1 Samuel 17:1-11

«Los filisteos reunieron sus ejércitos para la guerra, concentrando sus fuerzas en Soco, pueblo de Judá. Acamparon en Efesdamín, situado entre Soco y Azeca.2 Por su parte, Saúl y los israelitas se reunieron también y, acampando en el valle de Elá, ordenaron sus filas para la batalla contra los filisteos.3 Con el valle de por medio, los filisteos y los israelitas tomaron posiciones en montes opuestos.

4 Un famoso guerrero, oriundo de Gat, salió del campamento filisteo. Su nombre era Goliat, y tenía una estatura de casi tres metros. 5 Llevaba en la cabeza un casco de bronce, y su coraza, que pesaba cincuenta y cinco kilos, también era de bronce,6 como lo eran las polainas que le protegían las piernas y la jabalina que llevaba al hombro.7 El asta de su lanza se parecía al rodillo de un telar, y tenía una punta de hierro que pesaba casi siete kilos.[c] Delante de él marchaba un escudero.

8 Goliat se detuvo ante los soldados israelitas, y los desafió: «¿Para qué están ordenando sus filas para la batalla? ¿No soy yo un filisteo? ¿Y no están ustedes al servicio de Saúl? ¿Por qué no escogen a alguien que se me enfrente?9 Si es capaz de hacerme frente y matarme, nosotros les serviremos a ustedes; pero si yo lo venzo y lo mato, ustedes serán nuestros esclavos y nos servirán.»10 Dijo además el filisteo: «¡Yo desafío hoy al ejército de Israel! ¡Elijan a un hombre que pelee conmigo!»11 Al oír lo que decía el filisteo, Saúl y todos los israelitas se consternaron y tuvieron mucho miedo

Introducción

Seguimos con nuestra serie de A TRAVÉS DE LA BIBLIA LIBRO POR LIBRO, y ahora estudiando el libro de 1 Samuel. Nuestra lección en esta noche, se basa en el Texto que probablemente es uno de los más conocidos por la gente. La historia de David y Goliat. Esta historia no es solamente “histórica”, más bien nos muestra la SOBERANÍA DE DIOS en el asunto. Otra vez podemos ver que es JEHOVÁ el VERDADERO DIOS, y la victoria es contra los dioses falsos de los filisteos. Son varias las lecciones que encontramos en esta preciosa lección.

Lección

1. El trasfondo. – Algún tiempo habría transcurrido entre el capítulo 16 donde David había sido llevado a la corte del rey para tocar el arpa, y así aliviar la opresión maligna que venía sobre él, y el 17, donde ahora vemos que David había sido enviado de regreso a la casa de su padre, y se había ocupado una vez más en el cuidado de las ovejas.

2. Un joven ejemplar. – (1 Samuel 17:12-15) «David era hijo de Isaí, un efrateo que vivía en Belén de Judá. En tiempos de Saúl, Isaí era ya de edad muy avanzada, y tenía ocho hijos.13 Sus tres hijos mayores habían marchado a la guerra con Saúl. El primogénito se llamaba Eliab; el segundo, Abinadab; el tercero, Sama.14 Estos tres habían seguido a Saúl por ser los mayores. David, que era el menor,15 solía ir adonde estaba Saúl, pero regresaba a Belén para cuidar las ovejas de su padre

(a) En un mundo donde la delincuencia juvenil es tan común, es refrescante poder estudiar de un joven que fue un buen ejemplo en sus responsabilidades como hijo. El hecho de haber sido escogido para tocar el arpa en la corte del rey, no había llenado su vida de orgullo, sino que cuando era hora de regresar, lo hizo regresando a su humilde trabajo como pastor de ovejas. Eso dice mucho de su carácter, y de su TEMOR AL SEÑOR.

3. Los filisteos vuelven a amenazar a Israel. – No hacía mucho tiempo que pudimos ver que los filisteos habían sido derrotados por el pueblo de Israel, en una batalla que había sido ganada porque JEHOVÁ había intervenido antes que la batalla comenzara (1 Samuel 13 y 14). Ahora los filisteos han regresado a la batalla, ocupando terreno de la tribu de Judá, e Israel se había alistado para la guerra, con un valle en medio de ambos ejércitos.

(a) Los filisteos trajeron con ellos a un guerrero gigante, que parece ser que medía casi TRES metros, o sea, 9 pies con 9 pulgadas de estatura.[1] Por 40 días ambos ejércitos habían estado frente al otro, sin entrar en guerra. Es ahí donde el gigante Goliat había salido cada día, y había retado al ejército de Israel, que enviara a un hombre a pelear contra él.

i. Goliat era oriundo de la ciudad de Gat, y si recordamos nuestras lecciones pasadas, esa fue una de las ciudades donde el Arca del Pacto que había sido llevada por los filisteos, había causado la gran epidemia de los “tumores” por parte de JEHOVÁ. Era una ciudad de gigantes, pero aun los gigantes como hemos dicho, fueron afectados por el JUICIO de DIOS.

(b) Las batallas por “campeones” no eran extrañas al mundo antiguo. Esas batallas diferenciaban de los “duelos” en que habían grandes consecuencias para ejércitos y pueblos enteros. El campeón de cada pueblo, peleaba hasta la muerte, representando a todo su pueblo. La victoria de un hombre era una victoria para todos. Esos combates entre dos campeones, se basaban en la creencia que los dioses de cada ejército peleaban o decidían la batalla.[2]

i. He ahí el ejemplo que tenemos con Goliat y David. No fue una coincidencia que David llegara del campo en el momento que llegó, sino que el mismo JEHOVÁ, estaba mostrando una vez más que JEHOVÁ es el único y Verdadero DIOS, por medio de David.

(c) El rey Saúl era el hombre más alto del pueblo de Israel, sin embargo, no había aceptado el reto de ir a pelear en contra de Goliat. Saúl había experimentado las maravillas que JEHOVÁ había hecho cuando fueron a la guerra anteriormente, pero su confianza no estaba puesta en JEHOVÁ como debería haber estado, sino en sus propias fuerzas. Si el rey, que al mismo tiempo era el hombre más alto del pueblo tenía miedo, entonces podemos estar seguros que todo el pueblo también tenía miedo. ¡Qué rápido se olvida la gente de las MARAVILLAS que DIOS hace en medio de ellos! Es lo mismo que podemos ver en nuestros tiempos.

4. Retando a los Ejércitos de JEHOVÁ. – (1 Samuel 17:17-27) «El filisteo salía mañana y tarde a desafiar a los israelitas, y así lo estuvo haciendo durante cuarenta días. 17 Un día, Isaí le dijo a su hijo David: «Toma esta bolsa de trigo tostado y estos diez panes, y vete pronto al campamento para dárselos a tus hermanos.18 Lleva también estos tres quesos para el jefe del batallón. Averigua cómo les va a tus hermanos, y tráeme una prueba de que ellos están bien.19 Los encontrarás en el valle de Elá, con Saúl y todos los soldados israelitas, peleando contra los filisteos.» 20 David cumplió con las instrucciones de Isaí. Se levantó muy de mañana y, después de encargarle el rebaño a un pastor, tomó las provisiones y se puso en camino. Llegó al campamento en el momento en que los soldados, lanzando gritos de guerra, salían a tomar sus posiciones.21 Los israelitas y los filisteos se alinearon frente a frente.22 David, por su parte, dejó su carga al cuidado del encargado de las provisiones, y corrió a las filas para saludar a sus hermanos.23 Mientras conversaban, Goliat, el gran guerrero filisteo de Gat, salió de entre las filas para repetir su desafío, y David lo oyó.24 Cuando los israelitas vieron a Goliat, huyeron despavoridos.25 Algunos decían: «¿Ven a ese hombre que sale a desafiar a Israel? A quien lo venza y lo mate, el rey lo colmará de riquezas. Además, le dará su hija como esposa, y su familia quedará exenta de impuestos aquí en Israel.» 26 David preguntó a los que estaban con él: —¿Qué dicen que le darán a quien mate a ese filisteo y salve así el honor de Israel? ¿Quién se cree este filisteo pagano, que se atreve a desafiar al ejército del Dios viviente? 27 —Al que lo mate —repitieron— se le dará la recompensa anunciada

(a) Debemos observar algunas cosas sobre David:

i. En primer lugar, podemos observar que TEMÍA A JEHOVÁ. Eso dice mucho de su padre Isaí y de su madre.

ii. En segundo lugar, David confiaba en el PODER DE JEHOVÁ.

iii. En tercer lugar, David tenía celo por JEHOVÁ.

(b) David entendía muy bien que Goliat como filisteo, estaba fuera del Pacto de Israel con JEHOVÁ. En otras palabras, David estaba seguro de la PROTECCIÓN por parte de DIOS para Su Pueblo por estar dentro del Pacto como pueblo de Israel. Esa seguridad estaba basada en su confianza en JEHOVÁ.

5. Celos y envidia en oposición a humildad. – (1 Samuel 17:28-32) «Eliab, el hermano mayor de David, lo oyó hablar con los hombres y se puso furioso con él. Le reclamó: —¿Qué has venido a hacer aquí? ¿Con quién has dejado esas pocas ovejas en el desierto? Yo te conozco. Eres un atrevido y mal intencionado. ¡Seguro que has venido para ver la batalla! 29 —¿Y ahora qué hice? —protestó David—. ¡Si apenas he abierto la boca! 30 Apartándose de su hermano, les preguntó a otros, quienes le dijeron lo mismo

(a) Los hermanos mayores de David tenían celos de él, seguramente porque había sido llevado a la corte del rey Saúl a tocar el arpa, y había pasado algún tiempo allí.

i. Eliab, el hermano mayor de David, acusó a David de abandonar el rebaño. O sea, de ser un holgazán. Algo que como hemos dicho ya, no era cierto.

ii. Las otras acusaciones por parte de Eliab, son usadas usualmente para describir la desobediencia humana hacia DIOS (Deuteronomio 17:12; Jeremías 7:24).[3]  Sabemos que esa acusación no era cierta. Al contrario, David había llegado guiado por el ESPÍRITU DEL SEÑOR.

(b) En oposición a esos reclamos, podemos ver que David le respondió bien. La humildad de David es evidente en su forma de responder, y conducir su vida.

(c) LECCIÓN: David esta allí porque la Soberanía de DIOS lo había guiado. David estaba en medio del plan de DIOS, y sus hermanos estaban siendo piedra de tropiezo.

(d) LECCIÓN #2: El pleito entre hermanos y hermanas carnales es tan común en nuestros días. Son tantas las veces que podemos ser testigos de aquellos hijos a hijas que están peleados con sus hermanos(as) por causa de una “heredad”. El SEÑOR JESUCRISTO advirtió sobre eso mismo, y le llamó “avaricia” (Lucas 12:13-21).

(e) LECCIÓN #3: El primer obstáculo para David fueron sus propios hermanos carnales. Si David no hubiera vencido ese obstáculo, y se hubiera ido para su pueblo, no hubiera habido esa gran victoria que DIOS tenía para él.

i. El creyente debe recordar que muchas veces los primeros obstáculos que afrentamos, vienen de parte de familiares, y de personas cercanas a nosotros.

ii. Es importante ser como David, que no dejó que el primer obstáculo lo detuviera, o lo hiciera irse para atrás. Así también nosotros no debemos permitir que los obstáculos sean la causa de una vida Cristiana infructuosa.

6. La armadura que corresponde. – (1 Samuel 17:31-40) «Algunos que oyeron lo que había dicho David, se lo contaron a Saúl, y éste mandó a llamarlo.Entonces David le dijo a Saúl: —¡Nadie tiene por qué desanimarse a causa de este filisteo! Yo mismo iré a pelear contra él. 33 —¡Cómo vas a pelear tú solo contra este filisteo! —replicó Saúl—. No eres más que un muchacho, mientras que él ha sido un guerrero toda la vida. 34 David le respondió:

—A mí me toca cuidar el rebaño de mi padre. Cuando un león o un oso viene y se lleva una oveja del rebaño,35 yo lo persigo y lo golpeo hasta que suelta la presa. Y si el animal me ataca, lo sigo golpeando hasta matarlo.36 Si este siervo de Su Majestad ha matado leones y osos, lo mismo puede hacer con ese filisteo pagano, porque está desafiando al ejército del Dios viviente.37 El Señor, que me libró de las garras del león y del oso, también me librará del poder de ese filisteo. —Anda, pues —dijo Saúl—, y que el Señor te acompañe. 38 Luego Saúl vistió a David con su uniforme de campaña. Le entregó también un casco de bronce y le puso una coraza.39 David se ciñó la espada sobre la armadura e intentó caminar, pero no pudo porque no estaba acostumbrado. —No puedo andar con todo esto —le dijo a Saúl—; no estoy entrenado para ello. De modo que se quitó todo aquello,40 tomó su bastón, fue al río a escoger cinco piedras lisas, y las metió en su bolsa de pastor. Luego, honda en mano, se acercó al filisteo.»

(a) Tarde o temprano, Saúl se enteró de lo que David estaba diciendo y lo mandó traer. A pesar que Saúl vio a David como un muchacho, decidió enviarlo a pelear contra Goliat. Puede ser que las historias que David le hizo sobre sus pleitos contra leones y osos que venían a robarse el ganado, infundieron en Saúl cierta seguridad en el joven.

i. Noten que en todas las historias que David hizo, la GLORIA siempre se la dio a JEHOVÁ.

(b) LECCIÓN: aquí tenemos una comparación entre David como un pastor de ovejas que estaba dispuesto a dar su vida por las ovejas, y JESUCRISTO, el BUEN PASTOR, quien dio Su Vida por los pecadores.

i. (Juan 10:11) «Yo soy el buen pastor. El buen pastor da su *vida por las ovejas.»

(c) Saúl le puso su armadura a David, el cual no pudo usar por no estar acostumbrado a hacerlo.

i. David decidió usar las “armas” con las que él estaba acostumbrado a usar.

(d) LECCIÓN #2: En Saúl, David encuentra su SEGUNDO obstáculo. Bien podía haberse desanimado y haber regresado, o no haber seguido con el Plan que DIOS tenía para él.

(e) LECCIÓN PARA NOSOTROS: aquí tenemos una gran lección para nosotros, y es que no podemos ser “otra persona”. David no podía ser como Saúl, ni como ninguno de sus guerreros. David estaba acostumbrado a usar sus armas solamente. Así también el creyente debe recordar que no debemos ocupar el puesto, que no nos pertenece.

7. En Nombre de JEHOVÁ DE LOS EJÉRCITOS. – (1 Samuel 17:41-51) «Éste, por su parte, también avanzaba hacia David detrás de su escudero.42 Le echó una mirada a David y, al darse cuenta de que era apenas un muchacho, trigueño y buen mozo, con desprecio43 le dijo: —¿Soy acaso un perro para que vengas a atacarme con palos? Y maldiciendo a David en *nombre de sus dioses,44 añadió: —¡Ven acá, que les voy a echar tu carne a las aves del cielo y a las fieras del campo! 45 David le contestó: —Tú vienes contra mí con espada, lanza y jabalina, pero yo vengo a ti en el nombre del Señor *Todopoderoso, el Dios de los ejércitos de Israel, a los que has desafiado.46 Hoy mismo el Señor te entregará en mis manos; y yo te mataré y te cortaré la cabeza. Hoy mismo echaré los cadáveres del ejército filisteo a las aves del cielo y a las fieras del campo, y todo el mundo sabrá que hay un Dios en Israel.47 Todos los que están aquí reconocerán que el Señor salva sin necesidad de espada ni de lanza. La batalla es del Señor, y él los entregará a ustedes en nuestras manos. 48 En cuanto el filisteo avanzó para acercarse a David y enfrentarse con él, también éste corrió rápidamente hacia la línea de batalla para hacerle frente.49 Metiendo la mano en su bolsa sacó una piedra, y con la honda se la lanzó al filisteo, hiriéndolo en la frente. Con la piedra incrustada entre ceja y ceja, el filisteo cayó de bruces al suelo.50 Así fue como David triunfó sobre el filisteo: lo hirió de muerte con una honda y una piedra, y sin empuñar la espada.51 Luego corrió adonde estaba el filisteo, le quitó la espada y, desenvainándola, lo remató con ella y le cortó la cabeza

(a) Cuando Goliat vio a David, un joven “rojizo”, y sin ninguna armadura ni espada, lo maldijo en nombre de sus dioses.

i. Solamente unas lecciones pasadas, estuvimos hablando del Arca del Pacto que había sido llevada cautiva por los filisteos como un trofeo.

ii. Es ahí donde el falso dios dagón fue humillado por el mismo JEHOVÁ. Goliat sabía que su dios no había podido ayudar a los filisteos cuando el mismo JEHOVÁ envió plagas de tumores a los filisteos por tener el Arca del Pacto, y como ya dijimos al principio de nuestra lección, también en la ciudad de Gat, de donde era Goliat.

iii. Eso muestra aun más la insolencia y arrogancia por parte de Goliat y los filisteos .

(b) David le responde: «Tú vienes contra mí con espada, lanza y jabalina, pero yo vengo a ti en el nombre del Señor *Todopoderoso, el Dios de los ejércitos de Israel, a los que has desafiado.46 Hoy mismo el Señor te entregará en mis manos; y yo te mataré y te cortaré la cabeza. Hoy mismo echaré los cadáveres del ejército filisteo a las aves del cielo y a las fieras del campo, y todo el mundo sabrá que hay un Dios en Israel.47 Todos los que están aquí reconocerán que el Señor salva sin necesidad de espada ni de lanza. La batalla es del Señor, y él los entregará a ustedes en nuestras manos.»

i. David estaba seguro que la batalla no era de los israelitas, sino que la batalla era de JEHOVÁ.

ii. Su confianza no estaba en sus “humildes” armas, sino que estaba en el mismo SEÑOR TODOPODEROSO.

(c) Después que David le pegó a Goliat con la piedra, le cortó la cabeza con su misma espada.

i. Eso me hace pensar, ¿qué pasó con el escudero de Goliat que iba caminando delante de él? Seguramente que el pánico los desarmó por completo a todos los filisteos, y su escudero fue el primero en salir corriendo.

ii. (1 Samuel 17:48-51) «En cuanto el filisteo avanzó para acercarse a David y enfrentarse con él, también éste corrió rápidamente hacia la línea de batalla para hacerle frente.49 Metiendo la mano en su bolsa sacó una piedra, y con la honda se la lanzó al filisteo, hiriéndolo en la frente. Con la piedra incrustada entre ceja y ceja, el filisteo cayó de bruces al suelo.50 Así fue como David triunfó sobre el filisteo: lo hirió de muerte con una honda y una piedra, y sin empuñar la espada.51 Luego corrió adonde estaba el filisteo, le quitó la espada y, desenvainándola, lo remató con ella y le cortó la cabeza. Cuando los filisteos vieron que su héroe había muerto, salieron corriendo. »

(d) La victoria final:

i. (1 Samuel 17:52-59) «Entonces los soldados de Israel y de Judá, dando gritos de guerra, se lanzaron contra ellos y los persiguieron hasta la entrada de Gat y hasta las *puertas de Ecrón. Todo el camino, desde Sajarayin hasta Gat y Ecrón, quedó regado de cadáveres de filisteos.53 Cuando los israelitas dejaron de perseguir a los filisteos, regresaron para saquearles el campamento.54 Luego David tomó la cabeza de Goliat y la llevó a Jerusalén, pero las armas las guardó en su tienda de campaña.

55 Anteriormente Saúl, al ver a David enfrentarse con el filisteo, le había preguntado a Abner, general de su ejército: —Abner, ¿quién es el padre de ese muchacho? —Le aseguro, Su Majestad, que no lo sé. 56 —Averíguame quién es —le había dicho el rey.

57 Tan pronto como David regresó, después de haber matado a Goliat, y con la cabeza del filisteo todavía en la mano, Abner lo llevó ante Saúl. 58 —¿De quién eres hijo, muchacho? —le preguntó Saúl. —De Isaí de Belén, servidor de Su Majestad —respondió David. »

8. Algunas LECCIONES PARA NOSOTROS : La confianza de David en su vida personal y en la batalla en contra de Goliat, nos debe recordar las tantas veces que somos animados a “pelear” esa batalla en contra del “mundo” y del “pecado.”

(a) En primer lugar, debemos recordar que la Biblia nos muestra que la GLORIA es SOLAMENTE para DIOS. De ahí que el SEÑOR es presentado como un valiente que PELEA por Su Pueblo. En otras palabras, la Batalla es DEL SEÑOR. Como ejemplo:

i. (Salmo 24:8) «¿Quién es este Rey de la gloria? El Señor, el fuerte y valiente, el Señor, el valiente guerrero

ii. (Proverbios 21:31) «Se alista al caballo para el día de la batalla, pero la victoria depende del Señor.»

(b) En segundo lugar, se nos amonesta a “pelear” la buena batalla de la fe. Eso es la batalla de la PERSEVERANCIA. Eso es porque PERSEVERAMOS con la ayuda del SEÑOR.

i. (1 Timoteo 6:12-16) «Pelea la buena batalla de la fe; haz tuya la vida eterna, a la que fuiste llamado y por la cual hiciste aquella admirable declaración de fe delante de muchos testigos.13 Teniendo a Dios por testigo, el cual da vida a todas las cosas, y a Cristo Jesús, que dio su admirable testimonio delante de Poncio Pilato, te encargo14 que guardes este mandato sin mancha ni reproche hasta la venida de nuestro Señor Jesucristo,15 la cual Dios a su debido tiempo hará que se cumpla. Al único y bendito Soberano, Rey de reyes y Señor de señores,16 al único inmortal, que vive en luz inaccesible, a quien nadie ha visto ni puede ver, a él sea el honor y el poder eternamente. Amén

ii. El apóstol Pablo se despide de Timoteo, afirmando que había guardado la FE.

A. (2 Timoteo 4:7-8) «He peleado la buena batalla, he terminado la carrera, me he mantenido en la fe.8 Por lo demás me espera la corona de justicia que el Señor, el juez justo, me otorgará en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que con amor hayan esperado su venida.»

(c) Para concluir nuestra lección, ¿cuántas lecciones podemos extraer para nosotros en nuestro estudio? Son muchas, especialmente que la batalla en contra del pecado y del mundo, ES DEL SEÑOR.

i. (Colosenses 1:28-29) «A este Cristo proclamamos, aconsejando y enseñando con toda sabiduría a todos los *seres humanos, para presentarlos a todos *perfectos en él.29 Con este fin trabajo y lucho fortalecido por el poder de Cristo que obra en mí.»

ii. (1 Corintios 9:24-27) «¿No saben que en una carrera todos los corredores compiten, pero sólo uno obtiene el premio? Corran, pues, de tal modo que lo obtengan.25 Todos los deportistas se entrenan con mucha disciplina. Ellos lo hacen para obtener un premio que se echa a perder; nosotros, en cambio, por uno que dura para siempre.26 Así que yo no corro como quien no tiene meta; no lucho como quien da golpes al aire.27 Más bien, golpeo mi cuerpo y lo domino, no sea que, después de haber predicado a otros, yo mismo quede descalificado

 

Conclusión

Oremos….

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

[1]Eugene H. Merrill, The Bible Knowledge Commentary, vol. I, p. 448, Cook Communications.

[1]Archaelogical Study Bible, p. 422, Zondervan.

[1]Klein, Ralph W., Word Biblical Commentary, Volume 10: 1 Samuel, (Dallas, Texas: Word Books, Publisher) 1998.

Obedece a DIOS o paga las consecuencias

Por: pastor Daniel Brito

Título: Obedece a DIOS o paga las consecuencias

Texto: 1 Samuel 13:1-4

«Saúl tenía treinta años cuando comenzó a reinar sobre Israel, y su reinado duró cuarenta y dos años.2 De entre los israelitas, Saúl escogió tres mil soldados; dos mil estaban con él en Micmás y en los montes de Betel, y mil estaban con Jonatán en Guibeá de Benjamín. Al resto del ejército Saúl lo mandó a sus hogares.

3 Jonatán atacó la guarnición filistea apostada en Gueba, y esto llegó a oídos de los filisteos. Entonces Saúl mandó que se tocara la trompeta por todo el país, pues dijo: «¡Que se enteren todos los hebreos!»

4 Todo Israel se enteró de esta noticia: «Saúl ha atacado la guarnición filistea, así que los israelitas se han hecho odiosos a los filisteos.» Por tanto el pueblo se puso a las órdenes de Saúl en Guilgal

 

Introducción

Seguimos con nuestro estudio A TRAVÉS DE LA BIBLIA LIBRO POR LIBRO. Esta noche estaremos tratando el capítulo 13 y el 14. En algunas lecciones pasadas estuve hablando de la FALSA humildad de Saúl, basado en lo que conocemos en el Texto Sagrado de lo que Saúl haría en el futuro. Pero en la lección pasada pudimos notar una verdadera humildad por parte de Saúl. Pero ahora comienza a salir a la luz la verdadera “cara” de Saúl. No solamente su falsa humildad, sino también su egoísmo y orgullo personal.

Lección

PARTE I

1. Trasfondo. – Nuestro Texto del 13:1 dice en la RV1960: «Había ya reinado Saúl un año; y cuando hubo reinado dos años sobre Israel» Mientras que las Versiones modernas como la NVI dicen: «Saúl tenía treinta años cuando comenzó a reinar sobre Israel, y su reinado duró cuarenta y dos años» En realidad nadie sabe con seguridad lo que el Texto hebreo del 13:1 dice, porque literalmente dice que Saúl tenía un año de edad cuando comenzó a reinar, y reinó por dos años.[1] Parece ser que algo se perdió en las copias del Texto hebreo, porque la Septuaginta, la Versión griega del Antiguo Testamento, omite el verso 1 del todo.

a. No sabemos cuanto tiempo había pasado entre los acontecimiento de los capítulos 10 y 11 donde JEHOVÁ les había dado al pueblo de Israel y a Saúl una gran victoria en contra de los amonitas.

b. Seguramente que algunos años habían pasado, porque ahora tenemos a Jonatán el hijo de Saúl, dirigiendo un regimiento de soldados como un adulto.

2. El orgullo va delante de la caída. – Nuestro Texto nos muestra que Jonatán el hijo de Saúl, era temeroso de DIOS, y un buen general. Atacó la guarnición de los filisteos en Gueba, pero cuando Saúl manó tocar la trompeta por todo Israel, no parece haberle dado “reconocimiento” a su hijo Jonatán por lo que hizo. Más bien vemos que el pueblo se entera que: «Todo Israel se enteró de esta noticia: «Saúl ha atacado la guarnición filistea, así que los israelitas se han hecho odiosos a los filisteos.» Por tanto el pueblo se puso a las órdenes de Saúl en Guilgal

3. Saul se “desespera”. – (1 Samuel 13:5-8) «Los filisteos también se juntaron para hacerle la guerra a Israel. Contaban con tres mil carros, seis mil jinetes, y un ejército tan numeroso como la arena a la orilla del mar. Avanzaron hacia Micmás, al este de Bet Avén, y allí acamparon.6 Los israelitas se dieron cuenta de que estaban en aprietos, pues todo el ejército se veía amenazado. Por eso tuvieron que esconderse en las cuevas, en los matorrales, entre las rocas, en las zanjas y en los pozos.7 Algunos hebreos incluso cruzaron el Jordán para huir al territorio de Gad, en Galaad. Saúl se había quedado en Guilgal, y todo el ejército que lo acompañaba temblaba de miedo.8 Allí estuvo esperando siete días, según el plazo indicado por Samuel, pero éste no llegaba

a. El pueblo de Israel acude a ayudar a Saúl, pero cuando ven a tantos filisteos, y la espera de Samuel y la falta de armas, la mayoría se escapó para esconderse en cuevas, en matorrales, y otros cruzaron el Río Jordán para irse a Galaad.

b. En la desesperación porque Samuel no llegaba, Saúl decide ofrecer él mismo sacrificio para así tener la bendición y respaldo de JEHOVÁ.

i. (1 Samuel 13:9-14) «Allí estuvo esperando siete días, según el plazo indicado por Samuel, pero éste no llegaba. Como los soldados comenzaban a desbandarse,9 Saúl ordenó: «Tráiganme el *holocausto y los sacrificios de *comunión»; y él mismo ofreció el holocausto.10 En el momento en que Saúl terminaba de celebrar el sacrificio, llegó Samuel. Saúl salió a recibirlo, y lo saludó.11 Pero Samuel le reclamó: —¿Qué has hecho? Y Saúl le respondió: —Pues como vi que la gente se desbandaba, que tú no llegabas en el plazo indicado, y que los filisteos se habían juntado en Micmás,12 pensé: “Los filisteos ya están por atacarme en Guilgal, y ni siquiera he implorado la ayuda del Señor.” Por eso me atreví a ofrecer el holocausto. 13 —¡Eres un necio! —le replicó Samuel—. No has cumplido el mandato que te dio el Señor tu Dios. El Señor habría establecido tu reino sobre Israel para siempre,14 pero ahora te digo que tu reino no permanecerá. El Señor ya está buscando un hombre más de su agrado, pues tú no has cumplido su mandato

ii. Esa acción por parte de Saúl muestra su “falsa piedad” en querer tener el respaldo de JEHOVÁ a SU manera, y no de la forma que DIOS había designado.

iii. Noten las excusas de Saúl:

(1) La primera es que el pueblo estaba desertando.

(2) La segunda es que los filisteos se acercaban contra ellos.

(3) La tercera es que Samuel se había tardado en llegar. En otras palabras, Saúl culpa a Samuel en vez de aceptar responsabilidad por sus hechos.

c. El reino que DIOS había establecido con una gran victoria en contra de los amonitas, ahora su rey ha recibido un aviso: «pero ahora te digo que tu reino no permanecerá. El Señor ya está buscando un hombre más de su agrado, pues tú no has cumplido su mandato

i. Este es el comienzo de la caída de Saúl, quien en vez de buscar el ARREPENTIMIENTO y cambiar el curso de su vida, siguió a su propio orgullo, y a la DESOBEDIENCIA a JEHOVÁ.

4. Los israelitas no tenían armas. – (1 Samuel 13:15-23) «Dicho esto, Samuel se fue de Guilgal hacia Guibeá de Benjamín.Saúl pasó revista de los soldados que estaban con él, y eran unos seiscientos hombres.16 Él y su hijo Jonatán, junto con sus soldados, se quedaron en Gueba de Benjamín, mientras que los filisteos seguían acampados en Micmás.17 Del campamento filisteo salió una tropa de asalto dividida en tres grupos: uno de ellos avanzó por el camino de Ofra, hacia el territorio de Súal;18 otro, por Bet Jorón; y el tercero, por la frontera del valle de Zeboyín, en dirección al desierto. 19 En todo el territorio de Israel no había un solo herrero, pues los filisteos no permitían que los hebreos se forjaran espadas y lanzas.20 Por tanto, todo Israel dependía de los filisteos para que les afilaran los arados, los azadones, las hachas y las hoces.[d]21 Por un arado o un azadón cobraban ocho gramos de plata, y cuatro gramos[e] por una horqueta o un hacha, o por arreglar las aguijadas.22 Así que ninguno de los soldados israelitas tenía espada o lanza, excepto Saúl y Jonatán. 23 Un destacamento de filisteos avanzó hasta el paso de Micmás.»

a. Debemos notar que Samuel se fue del campamento y no estuvo presente en la batalla.

b. En segundo lugar, también debemos notar que los filisteos quienes habían oprimido a los israelitas por muchos años, no les permitían tener HERREROS para que no hicieran armas de guerra.

i. Los filisteos solamente les permitían que tuvieran ciertas herramientas para, incluyendo seguramente que hachas y otras herramientas que también pudieran ser un arma. Pero solamente podían acudir a los filisteos para afilar esas herramientas, y así los filisteos controlaban a los israelitas.

ii. No solamente controlaban el hecho que no tuvieran armas, sino que también se enriquecían con los precios altos que cobraban para afilar las herramientas del pueblo de Israel.

5. Jonatán confía en el SEÑOR. – (1 Samuel 14:1-14) «Cierto día, Jonatán hijo de Saúl, sin decirle nada a su padre, le ordenó a su escudero: «Ven acá. Vamos a cruzar al otro lado, donde está el destacamento de los filisteos.»2 Y es que Saúl estaba en las afueras de Guibeá, bajo un granado en Migrón, y tenía con él unos seiscientos hombres.3 El *efod lo llevaba Abías hijo de Ajitob, que era hermano de Icabod, el hijo de Finés y nieto de Elí, sacerdote del Señor en Siló. Nadie sabía que Jonatán había salido,4 y para llegar a la guarnición filistea Jonatán tenía que cruzar un paso entre dos peñascos, llamados Bosés y Sene.5 El primero estaba al norte, frente a Micmás; el otro, al sur, frente a Gueba.6 Así que Jonatán le dijo a su escudero: —Vamos a cruzar hacia la guarnición de esos paganos. Espero que el Señor nos ayude, pues para él no es difícil salvarnos, ya sea con muchos o con pocos. 7 —¡Adelante! —respondió el escudero—. Haga usted todo lo que tenga pensado hacer, que cuenta con todo mi apoyo. 8 —Bien —dijo Jonatán—; vamos a cruzar hasta donde están ellos, para que nos vean.9 Si nos dicen: “¡Esperen a que los alcancemos!” , ahí nos quedaremos, en vez de avanzar.10 Pero si nos dicen: “¡Vengan acá!” , avanzaremos, pues será señal de que el Señor nos va a dar la *victoria. 11 Así pues, los dos se dejaron ver por la guarnición filistea. —¡Miren —exclamaron los filisteos—, los hebreos empiezan a salir de las cuevas donde estaban escondidos! 12 Entonces los soldados de la guarnición les gritaron a Jonatán y a su escudero: —¡Vengan acá! Tenemos algo que decirles. —Ven conmigo —le dijo Jonatán a su escudero—, porque el Señor le ha dado la victoria a Israel. 13 Jonatán trepó con pies y manos, seguido por su escudero. A los filisteos que eran derribados por Jonatán, el escudero los remataba.14 En ese primer encuentro, que tuvo lugar en un espacio reducido, Jonatán y su escudero mataron a unos veinte hombres

a. Ahora podemos ver que Jonatán era un hombre piadoso, y que estaba más capacitado para ser rey que su padre.

b. Su confianza en el SEÑOR es evidente en sus acciones.

6. El SEÑOR les da la victoria. – (1 Samuel 14:15-23) «Cierto día, Jonatán hijo de Saúl, sin decirle nada a su padre, le ordenó a su escudero: «Ven acá. Vamos a cruzar al otro lado, donde está el destacamento de los filisteos.»2 Y es que Saúl estaba en las afueras de Guibeá, bajo un granado en Migrón, y tenía con él unos seiscientos hombres.3 El *efod lo llevaba Abías hijo de Ajitob, que era hermano de Icabod, el hijo de Finés y nieto de Elí, sacerdote del Señor en Siló. Nadie sabía que Jonatán había salido,4 y para llegar a la guarnición filistea Jonatán tenía que cruzar un paso entre dos peñascos, llamados Bosés y Sene.5 El primero estaba al norte, frente a Micmás; el otro, al sur, frente a Gueba.6 Así que Jonatán le dijo a su escudero: —Vamos a cruzar hacia la guarnición de esos paganos. Espero que el Señor nos ayude, pues para él no es difícil salvarnos, ya sea con muchos o con pocos. 7 —¡Adelante! —respondió el escudero—. Haga usted todo lo que tenga pensado hacer, que cuenta con todo mi apoyo. 8 —Bien —dijo Jonatán—; vamos a cruzar hasta donde están ellos, para que nos vean.9 Si nos dicen: “¡Esperen a que los alcancemos!” , ahí nos quedaremos, en vez de avanzar.10 Pero si nos dicen: “¡Vengan acá!” , avanzaremos, pues será señal de que el Señor nos va a dar la *victoria. 11 Así pues, los dos se dejaron ver por la guarnición filistea. —¡Miren —exclamaron los filisteos—, los hebreos empiezan a salir de las cuevas donde estaban escondidos! 12 Entonces los soldados de la guarnición les gritaron a Jonatán y a su escudero: —¡Vengan acá! Tenemos algo que decirles. —Ven conmigo —le dijo Jonatán a su escudero—, porque el Señor le ha dado la victoria a Israel. 13 Jonatán trepó con pies y manos, seguido por su escudero. A los filisteos que eran derribados por Jonatán, el escudero los remataba.14 En ese primer encuentro, que tuvo lugar en un espacio reducido, Jonatán y su escudero mataron a unos veinte hombres.»

a. Debemos notar que Saúl cayó en el mismo error que los israelitas habían hecho cuando Elí era sacerdote, al llevar el Arca del Pacto al campo de batalla. Ese tipo de “superstición” muestra que Saúl al igual que otros israelitas no comprendían en realidad que no deberían haber hecho eso.

i. Podemos decir que era una forma de tratar de convencer a DIOS de obrar, al traer el Arca del Pacto.

b. La victoria no fue por alguna hazaña de los israelitas, sino porque JEHOVÁ hizo TEMBLAR la tierra, y causó gran confusión entre los filisteos.

7. Un juramento equivocado. – (1 Samuel 14:24-48).

a. Ese juramento se parece al que hizo Jefté cuando iba a librar una batalla. Son juramentos que procuran agradar o buscar el favor de DIOS prometiendo abstenerse de algo, e incluso en este caso, de matar al que violara el juramento.

b. El juramento lo que hizo fue que el pueblo perdiera tiempo, y no tuvieran la victoria que hubieran tenido.

c. El juramento también causó mucha hambre en el pueblo, lo cual mataron los animales que habían tomado de los filisteos si desangrarlos como la le de DIOS especificaba.

PARTE II

1. Primer lección para nosotros: el peligro del orgullo. – Con Saúl aprendemos el peligro del orgullo. Veamos lo que dice Proverbios 16:18 «Al orgullo le sigue la destrucción; a la altanería, el fracaso.»

a. Nadie “cae” de un día para otro, y es lo mismo que hemos visto con el ejemplo de Saúl.

b. Son muchos los creyentes “altaneros” u “orgullos” en nuestras iglesias. Lo son de diferentes modos.

i. El orgullo de sentirse mejor que otros.

ii. El orgullo de considerarse que sabe más que otros.

iii. El orgullo de tener una posición mejor que otros.

iv. El orgullo de su condición social.

v. El orgullo espiritual (se consideran más espirituales que los demás).

(1) La lista es bien amplia, y debemos notar que nuestro SEÑOR JESUCRISTO enfrentó en muchas ocasiones el “falso” orgullo de muchos fariseos de maestros de la ley.

c. DIOS resiste a los SOBERBIOS, porque como ya hemos visto en nuestras lecciones, DIOS se opone a los orgullosos. El orgulloso no solamente se cree algo que no es, sino que también termina poniendo su confianza en sí mismo.

i. (1 Pedro 5:5) «Así mismo, jóvenes, sométanse a los ancianos. Revístanse todos de humildad en su trato mutuo, porque «Dios se opone a los orgullosos, pero da gracia a los humildes».

2. Segunda lección, la DESOBEDIENCIA y sus consecuencias. – (1 Samuel 15:22-23) «Samuel respondió: «¿Qué le agrada más al Señor: que se le ofrezcan *holocaustos y sacrificios, o que se obedezca lo que él dice? El obedecer vale más que el sacrificio, y el prestar atención, más que la grasa de carneros. 23 La rebeldía es tan grave como la adivinación, y la arrogancia, como el pecado de la idolatría. Y como tú has rechazado la palabra del Señor, él te ha rechazado como rey

a. La OBEDIENCIA no se puede REEMPLAZAR con SACRIFICIOS.

b. La DESOBEDIENCIA es tan grave como los pecados que de adivinación, arrogancia e idolatría.

c. En esta lección podemos enfatizar nuevamente la importancia del TEMOR DEL SEÑOR.

3. Tercera lección, cuidado con confiar en uno mismo. – (Proverbios 3:5-8) «Confía en el Señor de todo corazón, y no en tu propia inteligencia. 6 Reconócelo en todos tus *caminos, y él allanará tus sendas. 7 No seas sabio en tu propia opinión; más bien, teme al Señor y huye del mal. 8 Esto infundirá salud a tu cuerpo y fortalecerá tu ser.»

a. La propia arrogancia de Saúl lo llevó a confiar en sus PROPIA opinión, en vez de TEMER AL SEÑOR.

b. La confianza del creyente debe estar puesta SOLAMENTE en el SEÑOR.

i. (Salmo 37:3) «Confía en el Señor y haz el bien; establécete en la tierra y manténte fiel

c. La confianza en el SEÑOR debe ir seguida por la OBEDIENCIA a DIOS.

Conclusión

Oremos….

 

*Toda referencia Bíblica ha sido tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

 


[1]. Archaelogical Study Bible, NIV, p. 413, Zondervan.

3 de marzo de 2011 (Jueves)

 

Por: pastor Daniel Brito

 

Título: Obedece a DIOS o paga las consecuencias

 

Texto: 1 Samuel 13:1-4

«Saúl tenía treinta años cuando comenzó a reinar sobre Israel, y su reinado duró cuarenta y dos años.2 De entre los israelitas, Saúl escogió tres mil soldados; dos mil estaban con él en Micmás y en los montes de Betel, y mil estaban con Jonatán en Guibeá de Benjamín. Al resto del ejército Saúl lo mandó a sus hogares.

3 Jonatán atacó la guarnición filistea apostada en Gueba, y esto llegó a oídos de los filisteos. Entonces Saúl mandó que se tocara la trompeta por todo el país, pues dijo: «¡Que se enteren todos los hebreos!»

4 Todo Israel se enteró de esta noticia: «Saúl ha atacado la guarnición filistea, así que los israelitas se han hecho odiosos a los filisteos.» Por tanto el pueblo se puso a las órdenes de Saúl en Guilgal

 

Introducción

Seguimos con nuestro estudio A TRAVÉS DE LA BIBLIA LIBRO POR LIBRO. Esta noche estaremos tratando el capítulo 13 y el 14. En algunas lecciones pasadas estuve hablando de la FALSA humildad de Saúl, basado en lo que conocemos en el Texto Sagrado de lo que Saúl haría en el futuro. Pero en la lección pasada pudimos notar una verdadera humildad por parte de Saúl. Pero ahora comienza a salir a la luz la verdadera “cara” de Saúl. No solamente su falsa humildad, sino también su egoísmo y orgullo personal.

 

Lección

 

PARTE I

 

  1. Trasfondo. – Nuestro Texto del 13:1 dice en la RV1960: «Había ya reinado Saúl un año; y cuando hubo reinado dos años sobre Israel» Mientras que las Versiones modernas como la NVI dicen: «Saúl tenía treinta años cuando comenzó a reinar sobre Israel, y su reinado duró cuarenta y dos años» En realidad nadie sabe con seguridad lo que el Texto hebreo del 13:1 dice, porque literalmente dice que Saúl tenía un año de edad cuando comenzó a reinar, y reinó por dos años.i Parece ser que algo se perdió en las copias del Texto hebreo, porque la Septuaginta, la Versión griega del Antiguo Testamento, omite el verso 1 del todo.

 

    1. No sabemos cuanto tiempo había pasado entre los acontecimiento de los capítulos 10 y 11 donde JEHOVÁ les había dado al pueblo de Israel y a Saúl una gran victoria en contra de los amonitas.

 

    1. Seguramente que algunos años habían pasado, porque ahora tenemos a Jonatán el hijos de Saúl, dirigiendo un regimiento de soldados como un adulto.

 

  1. El orgullo va delante de la caída. – Nuestro Texto nos muestra que Jonatán el hijo de Saúl, era temeroso de DIOS, y un buen general. Atacó la guarnición de los filisteos en Gueba, pero cuando Saúl manó tocar la trompeta por todo Israel, no parece haberle dado “reconocimiento” a su hijo Jonatán por lo que hizo. Más bien vemos que el pueblo se entera que: «Todo Israel se enteró de esta noticia: «Saúl ha atacado la guarnición filistea, así que los israelitas se han hecho odiosos a los filisteos.» Por tanto el pueblo se puso a las órdenes de Saúl en Guilgal

 

  1. Saul se “desespera”. – (1 Samuel 13:5-8) «Los filisteos también se juntaron para hacerle la guerra a Israel. Contaban con tres mil carros, seis mil jinetes, y un ejército tan numeroso como la arena a la orilla del mar. Avanzaron hacia Micmás, al este de Bet Avén, y allí acamparon.6 Los israelitas se dieron cuenta de que estaban en aprietos, pues todo el ejército se veía amenazado. Por eso tuvieron que esconderse en las cuevas, en los matorrales, entre las rocas, en las zanjas y en los pozos.7 Algunos hebreos incluso cruzaron el Jordán para huir al territorio de Gad, en Galaad. Saúl se había quedado en Guilgal, y todo el ejército que lo acompañaba temblaba de miedo.8 Allí estuvo esperando siete días, según el plazo indicado por Samuel, pero éste no llegaba

 

    1. El pueblo de Israel acude a ayudar a Saúl, pero cuando ven a tantos filisteos, y la espera de Samuel y la falta de armas, la mayoría se escapó para esconderse en cuevas, en matorrales, y otros cruzaron el Río Jordán para irse a Galaad.

 

    1. En la desesperación de Saúl porque Samuel no llegaba, decide ofrecer él mismo sacrificio para así tener la bendición y respaldo de JEHOVÁ.

 

      1. (1 Samuel 13:9-14) «Allí estuvo esperando siete días, según el plazo indicado por Samuel, pero éste no llegaba. Como los soldados comenzaban a desbandarse,9 Saúl ordenó: «Tráiganme el *holocausto y los sacrificios de *comunión»; y él mismo ofreció el holocausto.10 En el momento en que Saúl terminaba de celebrar el sacrificio, llegó Samuel. Saúl salió a recibirlo, y lo saludó.11 Pero Samuel le reclamó: —¿Qué has hecho? Y Saúl le respondió: —Pues como vi que la gente se desbandaba, que tú no llegabas en el plazo indicado, y que los filisteos se habían juntado en Micmás,12 pensé: “Los filisteos ya están por atacarme en Guilgal, y ni siquiera he implorado la ayuda del Señor.” Por eso me atreví a ofrecer el holocausto. 13 —¡Eres un necio! —le replicó Samuel—. No has cumplido el mandato que te dio el Señor tu Dios. El Señor habría establecido tu reino sobre Israel para siempre,14 pero ahora te digo que tu reino no permanecerá. El Señor ya está buscando un hombre más de su agrado, pues tú no has cumplido su mandato

 

      1. Esa acción por parte de Saúl muestra su “falsa piedad” en querer tener el respaldo de JEHOVÁ a SU manera, y no de la forma que DIOS había designado.

 

 

      1. Noten las excusas de Saúl:

 

        1. La primera es que el pueblo estaba desertando.

 

        1. La segunda es que los filisteos se acercaban contra ellos.

 

        1. La tercera es que Samuel se había tardado en llegar. En otras palabras, Saúl culpa a Samuel en vez de aceptar responsabilidad por sus hechos.

 

    1. El reino que DIOS había establecido con una gran victoria en contra de los amonitas, ahora su rey ha recibido un aviso: «pero ahora te digo que tu reino no permanecerá. El Señor ya está buscando un hombre más de su agrado, pues tú no has cumplido su mandato

 

      1. Este es el comienzo de la caída de Saúl, quien en vez de buscar el ARREPENTIMIENTO y cambiar el curso de su vida, siguió a su propio orgullo, y a la DESOBEDIENCIA a JEHOVÁ.

 

  1. Los israelitas no tenían armas. – (1 Samuel 13:15-23) «Dicho esto, Samuel se fue de Guilgal hacia Guibeá de Benjamín.Saúl pasó revista de los soldados que estaban con él, y eran unos seiscientos hombres.16 Él y su hijo Jonatán, junto con sus soldados, se quedaron en Gueba de Benjamín, mientras que los filisteos seguían acampados en Micmás.17 Del campamento filisteo salió una tropa de asalto dividida en tres grupos: uno de ellos avanzó por el camino de Ofra, hacia el territorio de Súal;18 otro, por Bet Jorón; y el tercero, por la frontera del valle de Zeboyín, en dirección al desierto. 19 En todo el territorio de Israel no había un solo herrero, pues los filisteos no permitían que los hebreos se forjaran espadas y lanzas.20 Por tanto, todo Israel dependía de los filisteos para que les afilaran los arados, los azadones, las hachas y las hoces.[d]21 Por un arado o un azadón cobraban ocho gramos de plata, y cuatro gramos[e] por una horqueta o un hacha, o por arreglar las aguijadas.22 Así que ninguno de los soldados israelitas tenía espada o lanza, excepto Saúl y Jonatán. 23 Un destacamento de filisteos avanzó hasta el paso de Micmás.»

 

    1. Debemos notar que Samuel se fue del campamento y no estuvo presente en la batalla.

 

    1. En segundo lugar, también debemos notar que los filisteos quienes habían oprimido a los israelitas por muchos años, no les permitían tener HERREROS para que no hicieran armas de guerra.

 

      1. Los filisteos solamente les permitían que tuvieran ciertas herramientas para, incluyendo seguramente que hachas y otras herramientas que también pudieran ser un arma. Pero solamente podían acudir a los filisteos para afilar esas herramientas, y así los filisteos controlaban a los israelitas.

 

      1. No solamente controlaban el hecho que no tuvieran armas, sino que también se enriquecían con los precios altos que cobraban para afilar las herramientas del pueblo de Israel.

 

  1. Jonatán confía en el SEÑOR. – (1 Samuel 14:1-14) «Cierto día, Jonatán hijo de Saúl, sin decirle nada a su padre, le ordenó a su escudero: «Ven acá. Vamos a cruzar al otro lado, donde está el destacamento de los filisteos.»2 Y es que Saúl estaba en las afueras de Guibeá, bajo un granado en Migrón, y tenía con él unos seiscientos hombres.3 El *efod lo llevaba Abías hijo de Ajitob, que era hermano de Icabod, el hijo de Finés y nieto de Elí, sacerdote del Señor en Siló. Nadie sabía que Jonatán había salido,4 y para llegar a la guarnición filistea Jonatán tenía que cruzar un paso entre dos peñascos, llamados Bosés y Sene.5 El primero estaba al norte, frente a Micmás; el otro, al sur, frente a Gueba.6 Así que Jonatán le dijo a su escudero: —Vamos a cruzar hacia la guarnición de esos paganos. Espero que el Señor nos ayude, pues para él no es difícil salvarnos, ya sea con muchos o con pocos. 7 —¡Adelante! —respondió el escudero—. Haga usted todo lo que tenga pensado hacer, que cuenta con todo mi apoyo. 8 —Bien —dijo Jonatán—; vamos a cruzar hasta donde están ellos, para que nos vean.9 Si nos dicen: “¡Esperen a que los alcancemos!” , ahí nos quedaremos, en vez de avanzar.10 Pero si nos dicen: “¡Vengan acá!” , avanzaremos, pues será señal de que el Señor nos va a dar la *victoria. 11 Así pues, los dos se dejaron ver por la guarnición filistea. —¡Miren —exclamaron los filisteos—, los hebreos empiezan a salir de las cuevas donde estaban escondidos! 12 Entonces los soldados de la guarnición les gritaron a Jonatán y a su escudero: —¡Vengan acá! Tenemos algo que decirles. —Ven conmigo —le dijo Jonatán a su escudero—, porque el Señor le ha dado la victoria a Israel. 13 Jonatán trepó con pies y manos, seguido por su escudero. A los filisteos que eran derribados por Jonatán, el escudero los remataba.14 En ese primer encuentro, que tuvo lugar en un espacio reducido, Jonatán y su escudero mataron a unos veinte hombres

 

    1. Ahora podemos ver que Jonatán era un hombre piadoso, y que estaba más capacitado para ser rey que su padre.

 

    1. Su confianza en el SEÑOR es evidente en sus acciones.

 

  1. El SEÑOR les da la victoria. – (1 Samuel 14:15-23) «Cierto día, Jonatán hijo de Saúl, sin decirle nada a su padre, le ordenó a su escudero: «Ven acá. Vamos a cruzar al otro lado, donde está el destacamento de los filisteos.»2 Y es que Saúl estaba en las afueras de Guibeá, bajo un granado en Migrón, y tenía con él unos seiscientos hombres.3 El *efod lo llevaba Abías hijo de Ajitob, que era hermano de Icabod, el hijo de Finés y nieto de Elí, sacerdote del Señor en Siló. Nadie sabía que Jonatán había salido,4 y para llegar a la guarnición filistea Jonatán tenía que cruzar un paso entre dos peñascos, llamados Bosés y Sene.5 El primero estaba al norte, frente a Micmás; el otro, al sur, frente a Gueba.6 Así que Jonatán le dijo a su escudero: —Vamos a cruzar hacia la guarnición de esos paganos. Espero que el Señor nos ayude, pues para él no es difícil salvarnos, ya sea con muchos o con pocos. 7 —¡Adelante! —respondió el escudero—. Haga usted todo lo que tenga pensado hacer, que cuenta con todo mi apoyo. 8 —Bien —dijo Jonatán—; vamos a cruzar hasta donde están ellos, para que nos vean.9 Si nos dicen: “¡Esperen a que los alcancemos!” , ahí nos quedaremos, en vez de avanzar.10 Pero si nos dicen: “¡Vengan acá!” , avanzaremos, pues será señal de que el Señor nos va a dar la *victoria. 11 Así pues, los dos se dejaron ver por la guarnición filistea. —¡Miren —exclamaron los filisteos—, los hebreos empiezan a salir de las cuevas donde estaban escondidos! 12 Entonces los soldados de la guarnición les gritaron a Jonatán y a su escudero: —¡Vengan acá! Tenemos algo que decirles. —Ven conmigo —le dijo Jonatán a su escudero—, porque el Señor le ha dado la victoria a Israel. 13 Jonatán trepó con pies y manos, seguido por su escudero. A los filisteos que eran derribados por Jonatán, el escudero los remataba.14 En ese primer encuentro, que tuvo lugar en un espacio reducido, Jonatán y su escudero mataron a unos veinte hombres.»

 

    1. Debemos notar que Saúl calló en el mismo error que los israelitas habían hecho cuando Elí era sacerdote, al llevar el Arca del Pacto al campo de batalla. Ese tipo de “superstición” muestra que Saúl al igual que otros israelitas no comprendían en realidad que no deberían haber hecho eso.

 

      1. Podemos decir que era una forma de tratar de convencer a DIOS de obrar, al traer el Arca del Pacto.

 

    1. La victoria no fue por alguna hazaña de los israelitas, sino porque JEHOVÁ hizo TEMBLAR la tierra, y causó gran confusión entre los filisteos.

 

  1. Un juramento equivocado. – (1 Samuel 14:24-48).

 

    1. Ese juramento se parece al que hizo Jefté cuando iba a librar una batalla. Son juramentos que procuran agradar o buscar el favor de DIOS prometiendo abstenerse de algo, e incluso en este caso, de matar al que violara el juramento.

 

    1. El juramento lo que hizo fe que el pueblo perdiera tiempo, y no tuvieran la victoria que hubieran tenido.

 

    1. El juramento también causó mucha hambre en el pueblo, lo cual mataron los animales que habían tomado de los filisteos si desangralos como la le de DIOS especificaba.

 

PARTE II

 

  1. Primer lección para nosotros: el peligro del orgullo. – Con Saúl aprendemos el peligro del orgullo. Veamos lo que dice Proverbios 16:18 «Al orgullo le sigue la destrucción; a la altanería, el fracaso.»

 

    1. Nadie “cae” de un día para otro, y es lo mismo que hemos visto con el ejemplo de Saúl.

 

    1. Son muchos los creyentes “altaneros” u “orgullos” en nuestras iglesias. Lo son de diferentes modos.

 

      1. El orgullo de sentirse mejor que otros.

 

      1. El orgullo de considerarse que sabe más que otros.

 

      1. El orgullo de tener una posición mejor que otros.

 

      1. El orgullo de su condición social.

 

      1. El orgullo espiritual (se consideran más espirituales que los demás).

 

        1. La lista es bien amplia, y debemos notar que nuestro SEÑOR JESUCRISTO enfrentó en muchas ocasiones el “falso” orgullo de muchos fariseos de maestros de la ley.

 

    1. DIOS resiste a los SOBERBIOS, porque como ya hemos visto en nuestras lecciones, DIOS se opone a los orgullosos. El orgulloso no solamente se cree algo que no es, sino que también termina poniendo su confianza en sí mismo.

 

      1. (1 Pedro 5:5) «Así mismo, jóvenes, sométanse a los ancianos. Revístanse todos de humildad en su trato mutuo, porque «Dios se opone a los orgullosos, pero da gracia a los humildes».

 

  1. Segunda lección, la DESOBEDIENCIA y sus consecuencias. – (1 Samuel 15:22-23) «Samuel respondió: «¿Qué le agrada más al Señor: que se le ofrezcan *holocaustos y sacrificios, o que se obedezca lo que él dice? El obedecer vale más que el sacrificio, y el prestar atención, más que la grasa de carneros. 23 La rebeldía es tan grave como la adivinación, y la arrogancia, como el pecado de la idolatría. Y como tú has rechazado la palabra del Señor, él te ha rechazado como rey

 

    1. La OBEDIENCIA no se puede REEMPLAZAR con SACRIFICIOS.

 

    1. La DESOBEDIENCIA es tan grave como los pecados que de adivinación, arrogancia e idolatría.

 

    1. En esta lección podemos enfatizar nuevamente la importancia del TEMOR DEL SEÑOR.

 

  1. Tercera lección, cuidado con confiar en uno mismo. – (Proverbios 3:5-8) «Confía en el Señor de todo corazón, y no en tu propia inteligencia. 6 Reconócelo en todos tus *caminos, y él allanará tus sendas. 7 No seas sabio en tu propia opinión; más bien, teme al Señor y huye del mal. 8 Esto infundirá salud a tu cuerpo y fortalecerá tu ser.»

 

    1. La propia arrogancia de Saúl lo llevó a confiar en sus PROPIA opinión, en vez de TEMER AL SEÑOR.

 

    1. La confianza del creyente debe estar puesta SOLAMENTE en el SEÑOR.

 

      1. (Salmo 37:3) «Confía en el Señor y haz el bien; establécete en la tierra y manténte fiel

 

    1. La confianza en el SEÑOR debe ir seguida por la OBEDIENCIA a DIOS.

 

 

 

 

 

Conclusión

 

Oremos….

 

 

 

 

 

Notas:

 

i. Archaelogical Study Bible, NIV, p. 413, Zondervan.

3 de marzo de 2011 (Jueves)

 

Por: pastor Daniel Brito

 

Título: Obedece a DIOS o paga las consecuencias

 

Texto: 1 Samuel 13:1-4

«Saúl tenía treinta años cuando comenzó a reinar sobre Israel, y su reinado duró cuarenta y dos años.2 De entre los israelitas, Saúl escogió tres mil soldados; dos mil estaban con él en Micmás y en los montes de Betel, y mil estaban con Jonatán en Guibeá de Benjamín. Al resto del ejército Saúl lo mandó a sus hogares.

3 Jonatán atacó la guarnición filistea apostada en Gueba, y esto llegó a oídos de los filisteos. Entonces Saúl mandó que se tocara la trompeta por todo el país, pues dijo: «¡Que se enteren todos los hebreos!»

4 Todo Israel se enteró de esta noticia: «Saúl ha atacado la guarnición filistea, así que los israelitas se han hecho odiosos a los filisteos.» Por tanto el pueblo se puso a las órdenes de Saúl en Guilgal

 

Introducción

Seguimos con nuestro estudio A TRAVÉS DE LA BIBLIA LIBRO POR LIBRO. Esta noche estaremos tratando el capítulo 13 y el 14. En algunas lecciones pasadas estuve hablando de la FALSA humildad de Saúl, basado en lo que conocemos en el Texto Sagrado de lo que Saúl haría en el futuro. Pero en la lección pasada pudimos notar una verdadera humildad por parte de Saúl. Pero ahora comienza a salir a la luz la verdadera “cara” de Saúl. No solamente su falsa humildad, sino también su egoísmo y orgullo personal.

 

Lección

 

PARTE I

 

  1. Trasfondo. – Nuestro Texto del 13:1 dice en la RV1960: «Había ya reinado Saúl un año; y cuando hubo reinado dos años sobre Israel» Mientras que las Versiones modernas como la NVI dicen: «Saúl tenía treinta años cuando comenzó a reinar sobre Israel, y su reinado duró cuarenta y dos años» En realidad nadie sabe con seguridad lo que el Texto hebreo del 13:1 dice, porque literalmente dice que Saúl tenía un año de edad cuando comenzó a reinar, y reinó por dos años.i Parece ser que algo se perdió en las copias del Texto hebreo, porque la Septuaginta, la Versión griega del Antiguo Testamento, omite el verso 1 del todo.

 

    1. No sabemos cuanto tiempo había pasado entre los acontecimiento de los capítulos 10 y 11 donde JEHOVÁ les había dado al pueblo de Israel y a Saúl una gran victoria en contra de los amonitas.

 

    1. Seguramente que algunos años habían pasado, porque ahora tenemos a Jonatán el hijos de Saúl, dirigiendo un regimiento de soldados como un adulto.

 

  1. El orgullo va delante de la caída. – Nuestro Texto nos muestra que Jonatán el hijo de Saúl, era temeroso de DIOS, y un buen general. Atacó la guarnición de los filisteos en Gueba, pero cuando Saúl manó tocar la trompeta por todo Israel, no parece haberle dado “reconocimiento” a su hijo Jonatán por lo que hizo. Más bien vemos que el pueblo se entera que: «Todo Israel se enteró de esta noticia: «Saúl ha atacado la guarnición filistea, así que los israelitas se han hecho odiosos a los filisteos.» Por tanto el pueblo se puso a las órdenes de Saúl en Guilgal

 

  1. Saul se “desespera”. – (1 Samuel 13:5-8) «Los filisteos también se juntaron para hacerle la guerra a Israel. Contaban con tres mil carros, seis mil jinetes, y un ejército tan numeroso como la arena a la orilla del mar. Avanzaron hacia Micmás, al este de Bet Avén, y allí acamparon.6 Los israelitas se dieron cuenta de que estaban en aprietos, pues todo el ejército se veía amenazado. Por eso tuvieron que esconderse en las cuevas, en los matorrales, entre las rocas, en las zanjas y en los pozos.7 Algunos hebreos incluso cruzaron el Jordán para huir al territorio de Gad, en Galaad. Saúl se había quedado en Guilgal, y todo el ejército que lo acompañaba temblaba de miedo.8 Allí estuvo esperando siete días, según el plazo indicado por Samuel, pero éste no llegaba

 

    1. El pueblo de Israel acude a ayudar a Saúl, pero cuando ven a tantos filisteos, y la espera de Samuel y la falta de armas, la mayoría se escapó para esconderse en cuevas, en matorrales, y otros cruzaron el Río Jordán para irse a Galaad.

 

    1. En la desesperación de Saúl porque Samuel no llegaba, decide ofrecer él mismo sacrificio para así tener la bendición y respaldo de JEHOVÁ.

 

      1. (1 Samuel 13:9-14) «Allí estuvo esperando siete días, según el plazo indicado por Samuel, pero éste no llegaba. Como los soldados comenzaban a desbandarse,9 Saúl ordenó: «Tráiganme el *holocausto y los sacrificios de *comunión»; y él mismo ofreció el holocausto.10 En el momento en que Saúl terminaba de celebrar el sacrificio, llegó Samuel. Saúl salió a recibirlo, y lo saludó.11 Pero Samuel le reclamó: —¿Qué has hecho? Y Saúl le respondió: —Pues como vi que la gente se desbandaba, que tú no llegabas en el plazo indicado, y que los filisteos se habían juntado en Micmás,12 pensé: “Los filisteos ya están por atacarme en Guilgal, y ni siquiera he implorado la ayuda del Señor.” Por eso me atreví a ofrecer el holocausto. 13 —¡Eres un necio! —le replicó Samuel—. No has cumplido el mandato que te dio el Señor tu Dios. El Señor habría establecido tu reino sobre Israel para siempre,14 pero ahora te digo que tu reino no permanecerá. El Señor ya está buscando un hombre más de su agrado, pues tú no has cumplido su mandato

 

      1. Esa acción por parte de Saúl muestra su “falsa piedad” en querer tener el respaldo de JEHOVÁ a SU manera, y no de la forma que DIOS había designado.

 

 

      1. Noten las excusas de Saúl:

 

        1. La primera es que el pueblo estaba desertando.

 

        1. La segunda es que los filisteos se acercaban contra ellos.

 

        1. La tercera es que Samuel se había tardado en llegar. En otras palabras, Saúl culpa a Samuel en vez de aceptar responsabilidad por sus hechos.

 

    1. El reino que DIOS había establecido con una gran victoria en contra de los amonitas, ahora su rey ha recibido un aviso: «pero ahora te digo que tu reino no permanecerá. El Señor ya está buscando un hombre más de su agrado, pues tú no has cumplido su mandato

 

      1. Este es el comienzo de la caída de Saúl, quien en vez de buscar el ARREPENTIMIENTO y cambiar el curso de su vida, siguió a su propio orgullo, y a la DESOBEDIENCIA a JEHOVÁ.

 

  1. Los israelitas no tenían armas. – (1 Samuel 13:15-23) «Dicho esto, Samuel se fue de Guilgal hacia Guibeá de Benjamín.Saúl pasó revista de los soldados que estaban con él, y eran unos seiscientos hombres.16 Él y su hijo Jonatán, junto con sus soldados, se quedaron en Gueba de Benjamín, mientras que los filisteos seguían acampados en Micmás.17 Del campamento filisteo salió una tropa de asalto dividida en tres grupos: uno de ellos avanzó por el camino de Ofra, hacia el territorio de Súal;18 otro, por Bet Jorón; y el tercero, por la frontera del valle de Zeboyín, en dirección al desierto. 19 En todo el territorio de Israel no había un solo herrero, pues los filisteos no permitían que los hebreos se forjaran espadas y lanzas.20 Por tanto, todo Israel dependía de los filisteos para que les afilaran los arados, los azadones, las hachas y las hoces.[d]21 Por un arado o un azadón cobraban ocho gramos de plata, y cuatro gramos[e] por una horqueta o un hacha, o por arreglar las aguijadas.22 Así que ninguno de los soldados israelitas tenía espada o lanza, excepto Saúl y Jonatán. 23 Un destacamento de filisteos avanzó hasta el paso de Micmás.»

 

    1. Debemos notar que Samuel se fue del campamento y no estuvo presente en la batalla.

 

    1. En segundo lugar, también debemos notar que los filisteos quienes habían oprimido a los israelitas por muchos años, no les permitían tener HERREROS para que no hicieran armas de guerra.

 

      1. Los filisteos solamente les permitían que tuvieran ciertas herramientas para, incluyendo seguramente que hachas y otras herramientas que también pudieran ser un arma. Pero solamente podían acudir a los filisteos para afilar esas herramientas, y así los filisteos controlaban a los israelitas.

 

      1. No solamente controlaban el hecho que no tuvieran armas, sino que también se enriquecían con los precios altos que cobraban para afilar las herramientas del pueblo de Israel.

 

  1. Jonatán confía en el SEÑOR. – (1 Samuel 14:1-14) «Cierto día, Jonatán hijo de Saúl, sin decirle nada a su padre, le ordenó a su escudero: «Ven acá. Vamos a cruzar al otro lado, donde está el destacamento de los filisteos.»2 Y es que Saúl estaba en las afueras de Guibeá, bajo un granado en Migrón, y tenía con él unos seiscientos hombres.3 El *efod lo llevaba Abías hijo de Ajitob, que era hermano de Icabod, el hijo de Finés y nieto de Elí, sacerdote del Señor en Siló. Nadie sabía que Jonatán había salido,4 y para llegar a la guarnición filistea Jonatán tenía que cruzar un paso entre dos peñascos, llamados Bosés y Sene.5 El primero estaba al norte, frente a Micmás; el otro, al sur, frente a Gueba.6 Así que Jonatán le dijo a su escudero: —Vamos a cruzar hacia la guarnición de esos paganos. Espero que el Señor nos ayude, pues para él no es difícil salvarnos, ya sea con muchos o con pocos. 7 —¡Adelante! —respondió el escudero—. Haga usted todo lo que tenga pensado hacer, que cuenta con todo mi apoyo. 8 —Bien —dijo Jonatán—; vamos a cruzar hasta donde están ellos, para que nos vean.9 Si nos dicen: “¡Esperen a que los alcancemos!” , ahí nos quedaremos, en vez de avanzar.10 Pero si nos dicen: “¡Vengan acá!” , avanzaremos, pues será señal de que el Señor nos va a dar la *victoria. 11 Así pues, los dos se dejaron ver por la guarnición filistea. —¡Miren —exclamaron los filisteos—, los hebreos empiezan a salir de las cuevas donde estaban escondidos! 12 Entonces los soldados de la guarnición les gritaron a Jonatán y a su escudero: —¡Vengan acá! Tenemos algo que decirles. —Ven conmigo —le dijo Jonatán a su escudero—, porque el Señor le ha dado la victoria a Israel. 13 Jonatán trepó con pies y manos, seguido por su escudero. A los filisteos que eran derribados por Jonatán, el escudero los remataba.14 En ese primer encuentro, que tuvo lugar en un espacio reducido, Jonatán y su escudero mataron a unos veinte hombres

 

    1. Ahora podemos ver que Jonatán era un hombre piadoso, y que estaba más capacitado para ser rey que su padre.

 

    1. Su confianza en el SEÑOR es evidente en sus acciones.

 

  1. El SEÑOR les da la victoria. – (1 Samuel 14:15-23) «Cierto día, Jonatán hijo de Saúl, sin decirle nada a su padre, le ordenó a su escudero: «Ven acá. Vamos a cruzar al otro lado, donde está el destacamento de los filisteos.»2 Y es que Saúl estaba en las afueras de Guibeá, bajo un granado en Migrón, y tenía con él unos seiscientos hombres.3 El *efod lo llevaba Abías hijo de Ajitob, que era hermano de Icabod, el hijo de Finés y nieto de Elí, sacerdote del Señor en Siló. Nadie sabía que Jonatán había salido,4 y para llegar a la guarnición filistea Jonatán tenía que cruzar un paso entre dos peñascos, llamados Bosés y Sene.5 El primero estaba al norte, frente a Micmás; el otro, al sur, frente a Gueba.6 Así que Jonatán le dijo a su escudero: —Vamos a cruzar hacia la guarnición de esos paganos. Espero que el Señor nos ayude, pues para él no es difícil salvarnos, ya sea con muchos o con pocos. 7 —¡Adelante! —respondió el escudero—. Haga usted todo lo que tenga pensado hacer, que cuenta con todo mi apoyo. 8 —Bien —dijo Jonatán—; vamos a cruzar hasta donde están ellos, para que nos vean.9 Si nos dicen: “¡Esperen a que los alcancemos!” , ahí nos quedaremos, en vez de avanzar.10 Pero si nos dicen: “¡Vengan acá!” , avanzaremos, pues será señal de que el Señor nos va a dar la *victoria. 11 Así pues, los dos se dejaron ver por la guarnición filistea. —¡Miren —exclamaron los filisteos—, los hebreos empiezan a salir de las cuevas donde estaban escondidos! 12 Entonces los soldados de la guarnición les gritaron a Jonatán y a su escudero: —¡Vengan acá! Tenemos algo que decirles. —Ven conmigo —le dijo Jonatán a su escudero—, porque el Señor le ha dado la victoria a Israel. 13 Jonatán trepó con pies y manos, seguido por su escudero. A los filisteos que eran derribados por Jonatán, el escudero los remataba.14 En ese primer encuentro, que tuvo lugar en un espacio reducido, Jonatán y su escudero mataron a unos veinte hombres.»

 

    1. Debemos notar que Saúl calló en el mismo error que los israelitas habían hecho cuando Elí era sacerdote, al llevar el Arca del Pacto al campo de batalla. Ese tipo de “superstición” muestra que Saúl al igual que otros israelitas no comprendían en realidad que no deberían haber hecho eso.

 

      1. Podemos decir que era una forma de tratar de convencer a DIOS de obrar, al traer el Arca del Pacto.

 

    1. La victoria no fue por alguna hazaña de los israelitas, sino porque JEHOVÁ hizo TEMBLAR la tierra, y causó gran confusión entre los filisteos.

 

  1. Un juramento equivocado. – (1 Samuel 14:24-48).

 

    1. Ese juramento se parece al que hizo Jefté cuando iba a librar una batalla. Son juramentos que procuran agradar o buscar el favor de DIOS prometiendo abstenerse de algo, e incluso en este caso, de matar al que violara el juramento.

 

    1. El juramento lo que hizo fe que el pueblo perdiera tiempo, y no tuvieran la victoria que hubieran tenido.

 

    1. El juramento también causó mucha hambre en el pueblo, lo cual mataron los animales que habían tomado de los filisteos si desangralos como la le de DIOS especificaba.

 

PARTE II

 

  1. Primer lección para nosotros: el peligro del orgullo. – Con Saúl aprendemos el peligro del orgullo. Veamos lo que dice Proverbios 16:18 «Al orgullo le sigue la destrucción; a la altanería, el fracaso.»

 

    1. Nadie “cae” de un día para otro, y es lo mismo que hemos visto con el ejemplo de Saúl.

 

    1. Son muchos los creyentes “altaneros” u “orgullos” en nuestras iglesias. Lo son de diferentes modos.

 

      1. El orgullo de sentirse mejor que otros.

 

      1. El orgullo de considerarse que sabe más que otros.

 

      1. El orgullo de tener una posición mejor que otros.

 

      1. El orgullo de su condición social.

 

      1. El orgullo espiritual (se consideran más espirituales que los demás).

 

        1. La lista es bien amplia, y debemos notar que nuestro SEÑOR JESUCRISTO enfrentó en muchas ocasiones el “falso” orgullo de muchos fariseos de maestros de la ley.

 

    1. DIOS resiste a los SOBERBIOS, porque como ya hemos visto en nuestras lecciones, DIOS se opone a los orgullosos. El orgulloso no solamente se cree algo que no es, sino que también termina poniendo su confianza en sí mismo.

 

      1. (1 Pedro 5:5) «Así mismo, jóvenes, sométanse a los ancianos. Revístanse todos de humildad en su trato mutuo, porque «Dios se opone a los orgullosos, pero da gracia a los humildes».

 

  1. Segunda lección, la DESOBEDIENCIA y sus consecuencias. – (1 Samuel 15:22-23) «Samuel respondió: «¿Qué le agrada más al Señor: que se le ofrezcan *holocaustos y sacrificios, o que se obedezca lo que él dice? El obedecer vale más que el sacrificio, y el prestar atención, más que la grasa de carneros. 23 La rebeldía es tan grave como la adivinación, y la arrogancia, como el pecado de la idolatría. Y como tú has rechazado la palabra del Señor, él te ha rechazado como rey

 

    1. La OBEDIENCIA no se puede REEMPLAZAR con SACRIFICIOS.

 

    1. La DESOBEDIENCIA es tan grave como los pecados que de adivinación, arrogancia e idolatría.

 

    1. En esta lección podemos enfatizar nuevamente la importancia del TEMOR DEL SEÑOR.

 

  1. Tercera lección, cuidado con confiar en uno mismo. – (Proverbios 3:5-8) «Confía en el Señor de todo corazón, y no en tu propia inteligencia. 6 Reconócelo en todos tus *caminos, y él allanará tus sendas. 7 No seas sabio en tu propia opinión; más bien, teme al Señor y huye del mal. 8 Esto infundirá salud a tu cuerpo y fortalecerá tu ser.»

 

    1. La propia arrogancia de Saúl lo llevó a confiar en sus PROPIA opinión, en vez de TEMER AL SEÑOR.

 

    1. La confianza del creyente debe estar puesta SOLAMENTE en el SEÑOR.

 

      1. (Salmo 37:3) «Confía en el Señor y haz el bien; establécete en la tierra y manténte fiel

 

    1. La confianza en el SEÑOR debe ir seguida por la OBEDIENCIA a DIOS.

 

 

 

 

 

Conclusión

 

Oremos….

 

 

 

 

 

Notas:

i. Archaelogical Study Bible, NIV, p. 413, Zondervan.