Tiempo de Agradecer

Por:  Pastor Daniel Brito

Título:    Tiempo de Agradecer

Texto: 1Tesalonicenses 5:15-18:    «Asegúrense de que nadie pague mal por mal; más bien, esfuércense siempre por hacer el bien, no sólo entre ustedes sino a todos. 16 Estén siempre alegres,17 oren sin cesar,18 den gracias a Dios en toda situación, porque esta es su voluntad para ustedes en Cristo Jesús.»

Introducción:
Este sermór fue escrito para  el tiempo del día de Acción de Gracias, que se celebra en toda la Unión Americana, el último Jueves del mes de Noviembre. Como dice el Pastor de nuestra iglesia, no es el día del pavo, sino de acción de gracia. Es una bendición para nosotros que en esta gran nación, se tome el tiempo para dar gracias. Esta celebración fue proclamada como Holiday en 1863, y refleja lo ocurrido en el Otoño de 1621, cuando el gobernador de Plymouth, Massachussetts, invitó a los indios vecinos a una celebración de tres días para agradecer.  Es así como comenzamos nuestra lección en esta noche. Trataremos los siguientes Puntos:

(1)    Debemos ser agradecidos porque es la voluntad de Dios.
(2)    Agradecidos por la gran Nación en que vivimos.
(3)    Ser agradecidos por  lo que tenemos
(4)    Agradecidos por la Gracia Maravillosa de Dios.

Lección:

1.    Ser agradecidos porque es la voluntad de Dios. —  ¿Qué quiere decir esto?  Quiere decir que Dios quiere que nosotros tengamos un espíritu de agradecimiento y no de queja. Cuando las quejas y la inconformidad nos acechan, es algo que se contagia.  La gente mal agradecida siempre se está quejando. Eso produce que los que están cerca de ellos todo el tiempo, empiezan a quejarse también.

a.    Noten las tres cosas que el Texto Sagrado dice que debemos hacer:

i.    Estar siempre gozosos.

ii.    Orar sin cesar.

iii.    Dad gracias en todo.

b.    Cada una de esas tres cosas que el Texto nos dice que hagamos, casi siempre van en contra de nuestras circunstancias, o sistema emocional. Cuando fijamos nuestros ojos en lo que DIOS ordena para obediencia, podremos comenzar a ver a la gente y a las circunstancias de una forma distinta.

c.    ¡Alégrense en el SEÑOR! Eso es una orden para nosotros. Es un deber el alegrarnos en las bendiciones que nuestro SEÑOR hace por nosotros. Veamos lo que Filipenses 4:4 dice:

i.    «Alégrense siempre en el Señor. Insisto: ¡Alégrense!5 Que su amabilidad sea evidente a todos. El Señor está cerca.»

ii.    Debemos aclarar que el apóstol Pablo al escribir esta carta, estaba preso. Aun en su condición, Él nos dice que nos ALEGREMOS O REGOCIJEMOS EN EL SEÑOR. Sigamos al siguiente punto sobre el por qué debemos estar agradecidos.

2.   Agradecidos por la gran Nación en que vivimos. — No importa la condición legal nuestra, todos disfrutamos las bendiciones de esta gran nación. Hay DOS razones por qué debemos estar agradecidos con esta nación:

a.    Por la libertad de adorar libremente. — Hay mucha gente en otros países que sufren persecución por adorar a JESUCRISTO como Salvador. En este país uno puede escoger donde y cuando adorar.

b.    Por la abundancia económica. — En este país, el más pobre tiene mucho más que el pobre en otros países. Es por eso que tanta gente arriesgan sus vidas cruzando la frontera ilegalmente para poder sostener a los suyos en su país donde hay tanta necesidad. Sigamos con el siguiente punto sobre el por qué debemos estar agradecidos.

3.    Ser agradecidos por  lo que tenemos. — Gracias a Dios por tener lo necesario.

a.    Veamos lo que dice Filipenses 4:6:

i.    «No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias.»

b.    Es bueno y necesario planear para el futuro: estudiar, mejorarse económicamente, pero debemos recordar que debemos ser conformes y agradecidos.

c.    Todos somos diferentes, no podemos tener lo mismo que otra persona. En este tiempo de dar gracias, debemos examinar nuestras intenciones. La envidia es pecado delante de Dios. El agradecimiento por lo que tenemos, cancela la envidia. Por eso DEBEMOS SER AGRADECIDOS Y CONFORMES. Ahora continuamos con el último punto sobre el por qué debemos estar agradecidos.

4.    Agradecidos por la Gracia Maravillosa de Dios. — La mayor razón por qué debemos estar agradecidos es por Su Gracia maravillosa que nos ha otorgado una salvación tan grande.  Veamos algunos aspectos de la salvación que debemos pensar y estar agradecidos:

a.    Dios se interesa en nosotros llamándonos antes que pensemos en Él, y no rechazando al que viene a Él.  Juan 6:37 dice: «Todos los que el Padre me da vendrán a mí; y al que a mí viene, no lo rechazo»

b.    Dios nos ha dado una Salvación que es gratis, y es a través de la FE en JESUCRISTO solamente y no por obras. Esto quiere decir que lo único que Dios requiere de nosotros es OBEDIENCIA a través de la FE. Obedecemos a Dios porque CREEMOS A DIOS. La FE OBRA OBEDIENCIA. Dios no requiere que hagamos nada más para ser salvo.  Mientras que OTRAS religiones y SECTAS requieren en sus creencias que se hagan  “obras”, por las que tienen que luchar, y vivir en inseguridad en cuanto a lo que les espera hasta el día del juicio, donde sabrán si son salvos o no. El Evangelio de JESUCRISTO es muy diferente. Él fue a la cruz a dar Su vida por nosotros. JESUCRISTO ya lo hizo TODO por nosotros. Veamos lo claro que está el Texto Sagrado en Romanos 5:1-3:

i.    «A la verdad, como éramos incapaces de salvarnos, en el tiempo señalado Cristo murió por los malvados.»

(1)    Noten la razón más grande por qué debemos ser agradecidos, y es porque aun siendo pecadores, Cristo murió por nosotros. Nadie puede jactarse y pensar que no necesita a Dios. JESUCRISTO no murió por nadie bueno. Todos somos pecadores y necesitamos la Salvación.

ii.    «En consecuencia, ya que hemos sido justificados mediante la fe, tenemos paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.2 También por medio de él, y mediante la fe, tenemos acceso a esta gracia en la cual nos mantenemos firmes. Así que nos regocijamos en la esperanza de alcanzar la gloria de Dios.»

(1)    La Paz que tenemos con DIOS mediante la FE  en JESUCRISTO, debe ser una ocasión todo el tiempo para estar agradecidos.

c.    ¿Has aceptado a JESUCRISTO COMO SALVADOR PERSONAL? Esa es tal vez la pregunta más importante que uno pueda hacerse a uno mismo.

Conclusión:
Oremos.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional*

**Este sermón fue predicado en Noviembre, 2007**

La Esperanza Bienaventurada

Por: pastor Daniel Brito

Título: La Esperanza Bienaventurada

Texto: 1 Tesalonicenses 4:13-18:

«Hermanos, no queremos que ignoren lo que va a pasar con los que ya han muerto, para que no se entristezcan como esos otros que no tienen esperanza.14 ¿Acaso no creemos que Jesús murió y resucitó? Así también Dios resucitará con Jesús a los que han muerto en unión con él.15 Conforme a lo dicho por el Señor, afirmamos que nosotros, los que estemos vivos y hayamos quedado hasta la venida del Señor, de ninguna manera nos adelantaremos a los que hayan muerto.16 El Señor mismo descenderá del cielo con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, y los muertos en Cristo resucitarán primero.17 Luego los que estemos vivos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados junto con ellos en las nubes para encontrarnos con el Señor en el aire. Y así estaremos con el Señor para siempre.18 Por lo tanto, anímense unos a otros con estas palabras.»*

Introducción:

Este año al igual que otros, ha comenzado con conflictos bélicos, y una incertidumbre mundial sobre el colapso de las distintas economías. Eso siempre trae preguntas sobre el futuro, y especialmente sobre la eternidad. Trataremos los siguientes puntos:


(1)    No debemos ignorar.
(2)    La Resurrección, columna del Cristianismo.
(3)    La Esperanza del Creyente.
(4)    Él Viene.
(5)    Una Observación.

Lección:

1.         No debemos ignorar. – Este Texto que hemos leído, comienza con una pequeña exhortación sobre el que no debemos ser ignorante en cuanto al DESTINO DEL CREYENTE. «Hermanos, no queremos que ignoren lo que va a pasar con los que ya han muerto, para que no se entristezcan como esos otros que no tienen esperanza.» (Verso 13).

a.         Es muy claro que en toda religión y secta se encuentra diferentes ideas de lo que ocurre después de la muerte. Pero la Palabra de Dios le aclara al Creyente muy bien, los hechos y eventos que han de ocurrir al fin de la jornada del ser humano. Y para aquel que ha puesto su confianza en JESUCRISTO, la Biblia nos deja bien claro cual es nuestra esperanza. Veamos en nuestro siguiente punto.

2.         La Resurrección, columna del Cristianismo. – La esperanza de Vida Eterna para el creyente, comienza con el Sacrificio de JESUCRISTO en la Cruz, y Su Resurrección de entre los muertos. «¿Acaso no creemos que Jesús murió y resucitó? Así también Dios resucitará con Jesús a los que han muerto en unión con él» (verso 14).

a.         JESUCRISTO le dijo a Marta, la hermana de Lázaro el que había muerto, y JESUCRISTO iba a Resucitar, que Él es la Resurrección y la Vida. Con eso, JESUCRISTO le estaba aclarando a ella y a nosotros, que el Destino, está en las manos de nuestro SEÑOR JESUCRISTO, que como dijimos la semana pasada, es el Buen Pastor, pero también es la PUERTA.

i.          «Entonces Jesús le dijo:  -Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí vivirá, aunque muera;26 y todo el que vive y cree en mí no morirá jamás. ¿Crees esto?» (Juan 11:25).

b.         Por medio de la Resurrección de nuestro SEÑOR, Él nos ha prometido que un día, también los que CREEN en Él, un día Resucitaran para vida eterna.

i.          «Les declaro, hermanos, que el cuerpo mortal no puede heredar el reino de Dios, ni lo corruptible puede heredar lo incorruptible.51 Fíjense bien en el misterio que les voy a revelar: No todos moriremos, pero todos seremos transformados,52 en un instante, en un abrir y cerrar de ojos, al toque final de la trompeta. Pues sonará la trompeta y los muertos resucitarán con un cuerpo incorruptible, y nosotros seremos transformados.53 Porque lo corruptible tiene que revestirse de lo incorruptible, y lo mortal, de inmortalidad.54 Cuando lo corruptible se revista de lo incorruptible, y lo mortal, de inmortalidad, entonces se cumplirá lo que está escrito: «La muerte ha sido devorada por la victoria.» (1 Corintios 15:50-54).

3.         La Esperanza del Creyente. – Esta cita que hemos leído en 1 Corintios, tiene dos fases, una es lo que ya hemos mencionado y es la Resurrección de los muertos, de aquellos que han entregado sus vidas a JESUCRISTO. La segunda es que en esa esperanza de Su Venida, se encuentra el Retorno de JESÚS a la Tierra, para llevarse a Su Iglesia a Reinar con Él.

a.         Ese misterio, es muy bien aclarado en las Sagradas Escrituras, y es parte de esa esperanza que el creyente tiene: Y es de Esperar Su Retorno.

i.          «Conforme a lo dicho por el Señor, afirmamos que nosotros, los que estemos vivos y hayamos quedado hasta la venida del Señor, de ninguna manera nos adelantaremos a los que hayan muerto.16 El Señor mismo descenderá del cielo con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, y los muertos en Cristo resucitarán primero.17 Luego los que estemos vivos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados junto con ellos en las nubes para encontrarnos con el Señor en el aire. Y así estaremos con el Señor para siempre» (1 Tesalonicenses 4:13-17).

b.         Hay una razón porqué nuestro SEÑOR viene a llevarse a Su Iglesia, y es que  el Arrebatamiento, es el tiempo que concluye la etapa de la Iglesia en la Tierra, y sigue a un tiempo de Gran Tribulación.

i.          El Arrebatamiento de la Iglesia ocurre para PRESERVAR a los Suyos, de la ira que viene. De ahí que dice:

(1)        «pues Dios no nos destinó a sufrir el castigo sino a recibir la salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo.» (1 Tesalonicenses 5:9).

ii.         Todos los creyentes desde la antigüedad, vendrán a Resucitar, y nosotros los que hemos quedados aquí, seremos ARREBATADOS.

c.         ¿Por qué razón Viene JESUCRISTO a Arrebatar a Su Iglesia? Veamos en el siguiente punto.

4.         Él Viene. – La Venida de JESUCRISTO, es parte del Plan de Dios para la humanidad. No es algo que Dios cambie por temporada, sino que es algo que desde la antigüedad, ha sido predicho.  (Judas 14-15) «También Enoc, el séptimo patriarca a partir de Adán, profetizó acerca de ellos: «Miren, el Señor viene con millares y millares de sus ángeles 15 para someter a juicio a todos y para reprender a todos los pecadores impíos por todas las malas obras que han cometido, y por todas las injurias que han proferido contra él.»

a.         Eso muestra que hay un tiempo predicho en la Palabra de Dios que nos habla de la Venida del Hijo de Dios. Veamos algunas cosas sobre esto:

i.          El Arrebatamiento de la Iglesia no es para asustar a nadie, como ya dijimos, es la Esperanza del Creyente.

ii.         El SEÑOR JESUCRISTO enseñó que Su Iglesia, es llamada a llevar vidas en expectativa de Su llegada. Por eso se nos dice en Su Palabra que Dios quiere que seamos SANTOS en toda forma de nuestras vidas.

(1)        «Por lo tanto, manténganse despiertos, porque no saben qué día vendrá su Señor.43 Pero entiendan esto: Si un dueño de casa supiera a qué hora de la noche va a llegar el ladrón, se mantendría despierto para no dejarlo forzar la entrada.44 Por eso también ustedes deben estar preparados, porque el Hijo del hombre vendrá cuando menos lo esperen.» (Mateo 24:42-44).

(2)        Esa es una expectativa de DESEO, o sea para agradar a Su SEÑOR.

(3)        Es el deseo del creyente, de encontrarse un Día con Su SEÑOR, y por ese deseo, se PREPARA siempre para estar listo para ese encuentro.

b.         Así que es bien claro que las naciones rugen, y amenazan con guerra, y las economías se tambalean, y algunos hasta piensan que el mundo se va a acabar, pero nada puede destruir el Plan de Dios, que Él Viene a Buscar a Su Iglesia, para Reinar con Él.

5.         Una Observación. – Los únicos que deben preocuparse por el tema que Él Viene a llevarse Su Iglesia, son aquellos que no le han entregado sus vidas al Salvador del Mundo. Para poder irse con el SEÑOR, o para ir al Cielo, hay un solo Camino, y es JESUCRISTO. « -Yo soy el camino, la verdad y la vida -le contestó Jesús-» (Juan 14:6).

a.         Las adversidades, las calamidades, las guerras, todas esas cosas que nos hacen preocupar, son usadas por Dios como una ALARMA de reloj, para despertar al ser humano a que decida, al ver las circunstancias, el ser humano debe analizar lo frágil que es la vida, y donde va a pasar su eternidad.

b.         Pero para aquellos que sí han entregado sus vidas al Salvador, el tema de que Él Viene, debe ser de REGOCIJO, porque Su Iglesia debe decirle al Rey de Reyes:

i.          «El Espíritu y la novia dicen: «¡Ven!»; y el que escuche diga: «¡Ven!» El que tenga sed, venga; y el que quiera, tome gratuitamente del agua de la vida.» (Apocalipsis 22:17).

ii.         ¡VEN SEÑOR JESÚS!

Conclusión:

Oremos.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

**Este sermón fue predicado en Enero, 2009.

Siempre Agradecidos

Por: pastor Daniel Brito

Título: Siempre Agradecidos

Texto: 1 Tesalonicenses 5:18:
«Den gracias a Dios en toda situación, porque esta es su voluntad para ustedes en Cristo Jesús. »*

Introducción:
En esta gran nación celebramos una vez al año, el día de Acción de Gracias, y como creyentes debemos aprovechar el tomar un tiempo para meditar el porqué debemos ser agradecidos, y cuanto tenemos que agradecer. Trataremos los siguientes temas:

(1)    Es el deber del Cristiano.
(2)    Debe ser parte de nuestra Oración.
(3)    Va unido al estar siempre Gozosos.
(4)    Es un efecto del ser llenos del Espíritu.
(5)    Otros motivos para ser Agradecidos.

Lección:

1.    Es el deber del Cristiano. — No hay nada peor en la vida que una persona mal agradecida. El mundo está lleno de personas que están amargadas y piensan que no tienen nada porque agradecer. Pero veamos porqué el CREYENTE sí tiene mucho que agradecerle a Dios todo el tiempo. Veamos algunas cosas:

a.    En primer lugar, el creyente siempre debe recordar que tenemos que agradecerle a Dios todo el tiempo por la SALVACIÓN tan grande que Él le otorga a todos los que entregan sus vidas a JESUCRISTO.

i.    Es por medio de esa salvación tan grande, que tenemos entrada directa al Trono de Dios para ir en oración sin necesidad de intermediarios. Veamos Hebreos 4:16:

(1)    «Así que acerquémonos confiadamente al trono de la gracia para recibir misericordia y hallar la gracia que nos ayude en el momento que más la necesitemos.»

ii.    Es por medio de esa salvación tan grande que hemos heredado la vida eterna en Cristo JESÚS.

b.    La Salvación es un regalo inmerecido. Romanos 5:8 dice:

i.    «Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros.»

c.    Con esto debemos aclarar que NO le damos gracias a DIOS por nuestros pecados. Más bien le damos gracias a DIOS por SALVARNOS de nuestros pecados.

2.    Debe ser parte de nuestra Oración. — (1 Tesalonicenses 5:17-18) «Oren sin cesar,18 den gracias a Dios en toda situación, porque esta es su voluntad para ustedes en Cristo Jesús.»  Noten como el verso anterior al que leímos al comenzar esta lección, dice “Oren sin cesar”, y luego dice: “den gracias a Dios en toda situación”.

a.    “Orad sin cesar”. Eso no quiere decir que uno tiene que estar de rodillas todo el tiempo, pero sí quiere decir que en todo tiempo debemos estar en una actitud de oración. Eso es en el trabajo, en el carro, en la escuela, en fin, en todo tiempo y en todo lugar.

i.    La oración muestra cuanto DEPENDEMOS de Dios y cuanto lo necesitamos.

b.    Ahora, la oración tiene que ir sazonada de AGRADECIMIENTO a Dios. No se puede orar solamente PIDIENDO. Debemos recordar que es nuestro deber ser agradecidos con Dios.

3.    Va unido al estar siempre Gozosos. — (1 Tesalonicenses 5:16) «Estén siempre alegres» Ahora el verso anterior a la oración, nos dice que debemos estar siempre ALEGRES o GOZOSOS.

a.    Todos sabemos que es fácil estar alegre cuando todo nos va bien. Pero aun en las pruebas y en las dificultades, debemos estar alegres porque nuestra esperanza no está puesta en cosas terrenales solamente, sino más bien en las cosas que son eternas.

i.    (2 Corintios 4:18) «Así que no nos fijamos en lo visible sino en lo invisible, ya que lo que se ve es pasajero, mientras que lo que no se ve es eterno.»

b.    Como dice un comentarista: “Hay un halo de luz tras cada nube. Dios está con nosotros, sea lo que sea que nos sobrevenga. Es la voluntad de Dios que hallemos gozo en la oración en Cristo Jesús en cada condición de la vida.”¹

4.    Es un efecto del ser llenos del Espíritu. — (Efesios 5:18-20)  «No se emborrachen con vino, que lleva al desenfreno. Al contrario, sean llenos del Espíritu.19 Anímense unos a otros con salmos, himnos y canciones espirituales. Canten y alaben al Señor con el corazón,20 dando siempre gracias a Dios el Padre por todo, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.» Hay un aviso en este Texto a no emborracharse con el vino, que lleva al pecado, y somos amonestados a ser LLENOS del Espíritu Santo. Veamos algunas cosas sobre esto:

a.    Es la Voluntad de Dios que el creyente sea lleno del Espíritu Santo en todo tiempo. Eso no es una experiencia RARA, sino que se debe experimentar todo el tiempo con nuestra ACTITUD. Noten lo siguiente:

i.    “Anímense unos a otros con salmos, himnos y canciones espirituales.” El creyente anima al que está triste y angustiado.

(1)    El creyente canta a Dios con salmos, himnos y otras canciones dedicadas a Dios y que resaltan de nuestro interior.

(2)    El creyente canta aunque no lo pueda hacer con la boca tal vez por el lugar donde está, pero lo hace en su corazón.

(3)    Y luego llegamos al tema de esta noche: “dando siempre gracias a Dios el Padre por todo, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.”

b.    Con esto podemos ver que el ser llenos del ESPÍRITU en todo tiempo es nuestro deber, y lo mostramos con nuestra actitud.

5.    Otros motivos para ser agradecidos. — La mayoría de los que estamos aquí, somos extranjeros, o hijos(as) de extranjeros. Y eso es una razón más para estar agradecidos(as), porque vivimos en este país. Aun en la escasez, la mayoría de la gente está mucho mejor en este país que en el país que hemos dejado.

a.    El hecho de estar aquí en eta noche escuchando esta lección, es una bendición, y un motivo de AGRADECIMIENTO.

b.    Y para concluir, como extranjeros, agradecemos a Dios por Sus Bendiciones a nuestras vidas. Siempre recordando que en esta tierra somos extranjeros, y que nuestra verdadera MORADA, está en el Cielo, donde viviremos con nuestro SEÑOR JESUCRISTO. Veamos Filipenses 3:20:

i.    «En cambio, nosotros somos ciudadanos del cielo, de donde anhelamos recibir al Salvador, el Señor Jesucristo.»

Conclusión:
Todo esto es MOTIVO de ser AGRADECIDOS. Oremos.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.