Derribando Fortalezas

Por: pastor Daniel Brito

TÍTULO: Derribando Fortalezas

TEXTO: 2ª Corintios 10:1-6

«Por la ternura y la bondad de Cristo, yo, Pablo, apelo a ustedes personalmente; yo mismo que, según dicen, soy tímido cuando me encuentro cara a cara con ustedes pero atrevido cuando estoy lejos. 2 Les ruego que cuando vaya no tenga que ser tan atrevido como me he propuesto ser con algunos que opinan que vivimos según criterios meramente *humanos, 3 pues aunque vivimos en el *mundo, no libramos batallas como lo hace el mundo. 4 Las armas con que luchamos no son del mundo, sino que tienen el poder divino para derribar fortalezas. 5 Destruimos argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevamos cautivo todo pensamiento para que se someta a Cristo. 6 Y estamos dispuestos a castigar cualquier acto de desobediencia una vez que yo pueda contar con la completa obediencia de ustedes

INTRODUCCIÓN:

La lucha del cristiano primeramente es en contra de los deseos de la CARNE, eso es porque la carne se opone al deseo del ESPÍRITU SANTO en nuestras vidas. Es por eso que toda otra lucha entonces llega a ser secundaria, porque lo primero para el cristiano es agradar a DIOS. Que DIOS bendiga Su Palabra predicada en esta noche.

LECCIÓN:

  1. Trasfondo. – Las dos Epístolas del apóstol Pablo a los Corintios nos muerta la lucha que existía en la iglesia de los Corintios, por aquellos que despreciaban al apostolado de Pablo, porque él no había sido uno de los 12 apóstoles. Pero Pablo había refutado todas esas acusaciones y desprecios, mostrando que él había visto al SEÑOR, y había sido comisionado apóstol por medio del SEÑOR JESÚS. Puede ser que estos agitadores habían llegado de afuera, tal vez venían de Jerusalén.

  1. No luchamos como el mundo. – Aunque vivimos en este mundo, el cristiano NO es de este mundo, y por eso, no lucha con armas carnales, sino ESPIRITUALES. Con esto el apóstol Pablo dice que la lucha no es con las armas que el ser humano está acostumbrado a ver, ni tampoco depender de los recursos humanos.

    1. La lucha del cristiano depende del PODER del EVANGELIO, que aún bajo persecución, como tantas veces tuvo que sufrir el apóstol Pablo, el Evangelio no puede ser contenido.

    1. De ahí que los enemigos del Evangelio es uno solo: «el orgullo, la autosuficiencia carnal, del hombre pecador y rebelde contra Dios y su Palabra (“contra el conocimiento de Dios”, es decir, contra el Evangelio del que Pablo ha sido constituido proclamador, heraldo, embajador… Este orgullo es el que presta argumentos, gr. Loguismoús), es decir, raciocinios prejuzgados contra todo lo que el predicador pueda decir. De ahí la inutilidad de discutir con los incrédulos mediante razones teológicas o filosóficas. El Evangelio no puede presentarse en una mesa de discusiones, sino en un púlpito de proclamaciones.»i

      1. (Romanos 1:16) «A la verdad, no me avergüenzo del evangelio, pues es poder de Dios para la salvación de todos los que creen: de los judíos primeramente, pero también de los *gentiles

    1. El conflicto aquí mencionado por el apóstol Pablo como podemos ver, es entre la VERDAD y el ERROR. Es entre la SABIDURÍA de DIOS, y la sabiduría de este mundo.

      1. Eso es porque el hombre piensa de una manera por el cual cree poder saberlo todo aun en cuanto al origen del universo.

        1. Sin embargo, se escandaliza por causa de la sabiduría DIVINA.

        1. Para Dios la sabiduría humana es BASURA.

      1. (1ª Corintios 3:18-20) «Que nadie se engañe. Si alguno de ustedes se cree sabio según las normas de esta época, hágase ignorante para así llegar a ser sabio. 19 Porque a los ojos de Dios la sabiduría de este mundo es locura. Como está escrito: «Él atrapa a los sabios en su propia astucia»;[c] 20 y también dice: «El Señor conoce los pensamientos de los sabios y sabe que son absurdos

  1. La lucha del cristiano. – (Efesios 6:10-13) «Por último, fortalézcanse con el gran poder del Señor. 11 Pónganse toda la armadura de Dios para que puedan hacer frente a las artimañas del diablo. 12 Porque nuestra lucha no es contra *seres humanos, sino contra poderes, contra autoridades, contra potestades que dominan este mundo de tinieblas, contra fuerzas espirituales malignas en las regiones celestiales. 13 Por lo tanto, pónganse toda la armadura de Dios, para que cuando llegue el día malo puedan resistir hasta el fin con firmeza

    1. Lo primero que podemos ver en nuestro Texto, es que nuestra lucha es en contra de las artimañas del diablo y sus demonios.

      1. El diablo usa a personas para perseguir a la iglesia, para traer conflictos, desánimo, etc.

      1. Podemos darnos cuenta que son obras demoniacas.

    1. En segundo lugar, debemos recordar que nuestra lucha es PRINCIPALMENTE en contra de la NATURALEZA PECAMINOSA, o sea, la CARNE.

      1. Eso son los propios deseos de la CARNE que luchan en contra de los deseos del ESPÍRITU SANTO en nuestras vidas.

  1. ¿Guerra espiritual? – Ha estado de apogeo en algunos círculos cristianos la llamada «Guerra espiritual». Eso es en contra de demonios, derrumbando al «hombre fuerte» en muchos casos. En algunos casos, estas «Guerras espirituales» son hechas con grupos de personas o una congregación entera, hablando en otras lenguas, luchando y peleando en contra de demonios.

    1. Pero ese tipo de lucha en realidad es sacada fuera de contexto, basada en el Texto de Daniel 10:12-14.

    1. Ahora bien, debemos aclarar, que ya hemos leído que nuestra lucha no es CARNAL, y el enemigo tampoco lo es; pero nuestras ARMAS son primeramente la ARMADURA o PANOPLIA que todo cristiano debe tener.

      1. El casco de la salvación

      2. La coraza de justicia.

      3. El escudo de la fe

      4. La espada del ESPÍRITU.

    1. Estas son ARMAS necesarias para la PROPAGACIÓN del Evangelio, porque el DIOS usa a cristianos, o sea, personas, para PROPAGAR el Evangelio.

  1. La ARMADURA. – (Efesios 6:10-13) «Por último, fortalézcanse con el gran poder del Señor. 11 Pónganse toda la armadura de Dios para que puedan hacer frente a las artimañas del diablo.

    1. Lo primero que debemos notar es que el apóstol Pablo dice que el cristiano se debe FORTALECER con el gran poder del SEÑOR. Eso es porque nuestra lucha como ya hemos dicho, no es CARNAL, y en medio de la adversidad, y los conflictos, solamente el PODER de DIOS nos puede ayudar a seguir adelante, y a obtener la victoria, haciéndole frente a las «artimañas del diablo».

    1. El apóstol Pablo, mientras escribía nuestra Epístola, estaba preso en Roma, en el Pretorio, encadenado a un soldado romano las 24 horas del día. Esa figura del soldado romano, es la figura que el usa para usar el ejemplo de la ARMADURA que el soldado debía llevar, para proteger su cuerpo al ser atacado, y para así también poder él atacar a su enemigo.

      1. En nuestros días, si uno ve a un soldado en su vestuario de guerra, uno puede notar que ellos también usan una armadura, para protegerse de los ataques, y así también poder atacar a sus enemigos.

  1. El Cinto y la Coraza. (Efesios 6:14) «Manténganse firmes, ceñidos con el cinturón de la verdad, protegidos por la coraza de justicia»

    1. Ese era el cinto donde la espada iba colgada. El cinto de la Verdad es esa Verdad aprendida de JESUCRISTO quien es «la Verdad». La Palabra de Dios es Verdad, y en este caso, está sujetando a la espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios, y es el mensaje del Evangelio. Así que debemos notar que la PALABRA DE DIOS lleva una gran IMPORTANCIA en la ARMADURA de cada creyente.

      1. (Efesios 1:13) «En él también ustedes, cuando oyeron el mensaje de la verdad, el evangelio que les trajo la salvación, y lo creyeron, fueron marcados con el sello que es el Espíritu Santo prometido.»

      1. (Juan 14:6) «Yo soy el camino, la verdad y la vida —le contestó Jesús—. Nadie llega al Padre sino por mí.»

      1. (Efesios 4:21) «si de veras se les habló y enseñó de Jesús según la verdad que está en él.»

    1. El segundo es la Coraza de la Justicia. Esa es la Justicia que solamente JESUCRISTO nos puede aplicar a nuestras vidas. Eso es porque la justicia del hombre es basura, y es por eso que dependemos TOTALMENTE de la JUSTICIA de nuestro SEÑOR JESÚS, porque JESUCRISTO es nuestra JUSTICIA.

      1. (2ª Corintios 5:21) «Al que no cometió pecado alguno, por nosotros Dios lo trató como pecador, para que en él recibiéramos la justicia de Dios.»

      1. El creyente necesita una PROTECCIÓN a su vida, en contra de los dardos del enemigo, los cuales traen CONDENACIÓN a la vida del creyente por su pasado.

        1. Es por eso que la Justicia de JESUCRISTO aplicada a nuestras vidas nos protege de la condenación y la culpa.

          1. (Romanos 5:1) «En consecuencia, ya que hemos sido justificados mediante la fe, tenemos paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.»

      1. En Isaías 59:17 dice que el mismo JEHOVÁ se pone la Justicia como coraza.

        1. «Se pondrá la justicia como coraza, y se cubrirá la cabeza con el casco de la salvación; se vestirá con ropas de venganza, y se envolverá en el manto de sus celos.»

        1. La Coraza de la Justicia cubre el pecho, que es una parte vital para el ser humano, porque donde hay paz con Dios, no hay condenación o culpa. La conciencia del cristiano entonces está limpia.

  1. El Calzado y el Escudo. – (Efesios 6:15-16) «y calzados con la disposición de proclamar el *evangelio de la paz. 16 Además de todo esto, tomen el escudo de la fe, con el cual pueden apagar todas las flechas encendidas del maligno

    1. El tercero en el orden de la Armadura, es los calzados para la proclamación del Evangelio, que el creyente tiene puesto. Note que Verdad y Evangelio van juntos. Las buenas nuevas y la doctrina, son parte integral del Evangelio. El creyente siempre está listo con la Verdad del Evangelio.

      1. Es interesante que en el ejemplo que el apóstol Pablo nos da, la PROCLAMACIÓN del Evangelio, siempre es parte integral de la vida del cristiano.

      1. Es por medio de la ARMADURA, que el cristiano puede lidiar no solamente en contra de las luchas en contra de la NATURALEZA PECAMINOSA (CARNE), sino también en contra de los ataques en contra del EVANGELIO.

    1. El cuarto es el Escudo de la Fe, otra parte vital en la armadura del soldado de Roma. El escudo era de 4 pies de alto, por 2½ de ancho. Era lo suficiente alto para proteger al soldado de los dardos, o flechas del enemigo, porque el soldado o se agachaba y se escondía detrás del escudo, o lo levantaba para protegerse.

      1. Para el creyente, la FE es lo que protege de los dardos del enemigo. Toda duda, burla, acusación, persecución en contra del creyente, quedan clavadas como dardos en el escudo de la FE.

      1. Según Hebreos 11:1, La FE es la confianza, la FE es la seguridad, la FE es la evidencia de las cosas que no vemos.

        1. «Ahora bien, la fe es la garantía de lo que se espera, la certeza de lo que no se ve

  1. El Casco de la Salvación y la Espada del ESPÍRITU. – (Efesios 6:17) «Tomen el casco de la salvación y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios.»

    1. Todos sabemos que la cabeza es la parte más importante del cuerpo. Es en la cabeza donde tenemos el cerebro que controla todo nuestros miembros. En una batalla, el soldado busca proteger su cabeza de proyectiles, y de golpes directo por parte del soldado enemigo. En el tiempo moderno, también de explosiones, etc. Por esa razón el soldado usaba y usa, un casco en la mayoría de los casos.

      1. Como ya leímos, Isaías 59:17 dice que JEHOVÁ mismo se cubre Su Cabeza con el Casco de la Salvación junto con la Coraza de la Justicia.

        1. «Se pondrá la justicia como coraza, y se cubrirá la cabeza con el casco de la salvación; se vestirá con ropas de venganza, y se envolverá en el manto de sus celos

    1. La Espada del ESPÍRITU, es un ARMA defensiva, pero también OFENSIVA, eso es porque la PALABRA de DIOS es esencial para el EVANGELIO.

      1. Es con la PALABRA DE DIOS en el «corazón», como el creyente vence la batalla.

      1. Nuestro SEÑOR JESUCRISTO cuando fue tentado en el desierto, respondió a las tentaciones del diablo con el «Escrito está».

        1. Un gran ejemplo sobre como poder lidiar con todo aquello que el cristiano tiene que enfrentarse en su peregrinación aquí en la tierra.

      1. La PALABRA DE DIOS es como una ESPADA de doble filo, o sea, que corta por los dos lados, y penetra en las personas que escuchan el Evangelio, pero también penetra en la vida del cristiano, juzgando las INTENCIONES que hay en su vida.

        1. (Hebreos 4:12) «Ciertamente, la palabra de Dios es viva y poderosa, y más cortante que cualquier espada de dos filos. Penetra hasta lo más profundo del alma y del espíritu, hasta la médula de los huesos,[f] y juzga los pensamientos y las intenciones del corazón.»

      1. Eso es porque cuando la persona lee la PALABRA DE DIOS, está leyendo su condición, y sus intenciones. Así la PALABRA DE DIOS «juzga» las intenciones y pensamientos del cristiano.

        1. Eso es porque el creyente al leer la Biblia, encuentra que sus secretos, son revelados por las Sagradas Escrituras.

  1. La oración. – (Efesios 6:18) «Oren en el Espíritu en todo momento, con peticiones y ruegos. Manténganse alerta y perseveren en oración por todos los *santos

    1. Por último, no podemos dejar a un lado alto tan importante como lo es la ORACIÓN.

      1. La oración muestra que DEPENDEMOS de DIOS y no de nuestras propias fuerzas.

    1. Se nos anima a que OREMOS TODO el tiempo. Eso es porque el creyente no tiene que esperar a buscar un tiempo a solas para orar, sino que debe orar en todo lugar.

      1. (1ª Tesalonicenses 5:17) «oren sin cesar».

    1. También el SEÑOR JESÚS dijo que es necesario ORAR en todo lugar, para no DESANIMARSE. No importa cuántas veces ya se ha orado por esa necesidad o petición.

      1. (Lucas 18:1)

  1. Para concluir. – La lucha del cristiano es real, pero como ya hemos podido ver, no usa ARMAS carnales, sino ESPIRITUALES. Eso es porque la lucha no es del hombre, sino que es de DIOS quien obra en nuestras vidas. Es por eso que la vida cristiana, es una vida en completa COMUNIÓN con el SEÑOR JESÚS.

Conclusión

Oremos…

*Toda referencia Bíblica ha sido tomada de la Santa Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

i Francisco Lacueva, Comentario Bíblico de Matthew Henry, p. 1649, editorial CLIE.

La vida triunfante

Por: pastor Daniel Brito

Título: La vida triunfante

Texto: (2 Corintios 2:14-17) «Sin embargo, gracias a Dios que en Cristo siempre nos lleva triunfantes[a] y, por medio de nosotros, esparce por todas partes la fragancia de su conocimiento. 15 Porque para Dios nosotros somos el aroma de Cristo entre los que se salvan y entre los que se pierden. 16 Para éstos somos olor de muerte que los lleva a la muerte; para aquéllos, olor de vida que los lleva a la vida. ¿Y quién es competente para semejante tarea? 17 A diferencia de muchos, nosotros no somos de los que trafican con la palabra de Dios. Más bien, hablamos con sinceridad delante de él en Cristo, como enviados de Dios que somos.»

Introducción

En las lecciones pasadas estuvimos hablando sobre la Obra del ESPÍRITU SANTO en la vida del creyente. Ahora seguimos con el tema de la vida TRIUNFANTE del creyente en medio de un mundo que está en enemistad con DIOS. Trataremos los siguientes puntos:

A. Trasfondo

B. Una vida en Cristo

C. Una vida que esparce fragancia

D. Una vida fragante para DIOS

E. Una vida fiel a la Palabra de DIOS

F. Una vida triunfante

Lección

  1. Trasfondo. – Bajo el Imperio Romano, los desfiles de “triunfo” después de una guerra eran un gran espectáculo. El desfile era guiado por el general victorioso, con una procesión en honor a los falsos dioses por la victoria. La procesión incluía a los magistrados Romanos, miembros del senado, sacerdotes de los falsos dioses, y los que habían sido llevados cautivos para luego ser ejecutados al terminar el desfile.[1]

    1. Seguramente que el apóstol Pablo tenía esa imagen en su mente al escribir nuestro Texto bajo Inspiración del ESPÍRITU SANTO.

    1. Ese desfile muestra no sólo para aquellos paganos del tiempo del apóstol Pablo, sino también para todo tipo de celebración que declara “triunfo” según criterios humanos, los cuales solo duran por un corto tiempo.

  1. Una vida en Cristo. – Lo primero que debemos notar en nuestra lección es que la vida del cristiano no es una vida INDEPENDIENTE en el sentido que vive cerca o lejos de DIOS según los sentimientos de la persona. La vida del cristiano es una vida EN CRISTO. O sea, LIGADA al SEÑOR JESUCRISTO.

  1. Una vida que esparce fragancia. – (Verso 14-15) «Sin embargo, gracias a Dios que en Cristo siempre nos lleva triunfantes[a] y, por medio de nosotros, 15 Porque para Dios nosotros somos el aroma de Cristo entre los que se salvan y entre los que se pierden.»

    1. No hay nada peor que el mal olor que sale de las cosas que se están echando a perder. En ese sentido figurado, podemos ver como el mismo Conocimiento del SEÑOR JESUCRISTO “esparce por todas partes la fragancia de su conocimiento”.

      1. Eso es por la sencilla razón que las BUENAS Nuevas del Evangelio, son compartidas por medio del creyente a un mundo que está alejado de DIOS. O sea, eso es porque “nosotros somos el aroma de Cristo entre los que se salvan y entre los que se pierden.

      1. Eso es como si pudiéramos oler la FRAGANCIA de las Buenas Nuevas del Evangelio que liberta a los encadenados por el pecado.

    1. Es así como el verdadero TRIUNFO es considerado por DIOS. O sea, la VICTORIA de la Salvación y de la ESPERANZA del creyente de encontrarse con el SEÑOR JESÚS un día Cara a Cara. Es por eso que produce una FRAGANCIA hermosa.

  1. Una vida fragante para DIOS. – (Efesios 5:1-2) «Por tanto, imiten a Dios, como hijos muy amados, 2 y lleven una vida de amor, así como Cristo nos amó y se entregó por nosotros como ofrenda y sacrificio fragante para Dios

    1. Para el ser humano el pensar en imitar a DIOS es algo imposible al uno pensar en la PERFECCIÓN DIVINA. Pero como hijos de DIOS, tenemos la obligación de IMITAR a DIOS, y dejar que nuestras vidas sean un buen AROMA que reflejan esas vidas cambiadas por la Obra de JESUCRISTO en la Cruz del Calvario.

    1. Así volvemos a recordar las lecciones pasadas sobre la Obra del ESPÍRITU SANTO en la vida del creyente, quien ayuda al creyente a vivir una vida FRAGANTE hacia DIOS.

      1. El ser humano nunca puede hacerlo por sí solo, porque necesita la ayuda de DIOS para hacerlo.

  1. Una vida fiel a la Palabra de DIOS. – (Verso 17) «A diferencia de muchos, nosotros no somos de los que trafican con la palabra de Dios. Más bien, hablamos con sinceridad delante de él en Cristo, como enviados de Dios que somos.»

    1. En el mundo se escuchan muchas voces en cuanto al futuro y a la vida del más allá. Pero nosotros al igual que el apóstol Pablo podemos decir que el mensaje que compartimos, lo hacemos con sinceridad delante de los hombres, y del SEÑOR JESUCRISTO, porque la Palabra de DIOS que hemos recibido, o sea, la Biblia, ha sido dada por DIOS. Por eso el apóstol Pablo dice:como enviados de Dios que somos.

    1. En otras palabras, no compartimos la palabra de hombres, sino la Palabra de DIOS, la cual trae vida al pecador y es INDESTRUCTIBLE.

      1. (1 Pedro 1:23-25) «Pues ustedes han nacido de nuevo, no de simiente perecedera, sino de simiente imperecedera, mediante la palabra de Dios que vive y permanece. 24 Porque «todo *mortal es como la hierba, y toda su gloria como la flor del campo; la hierba se seca y la flor se cae, 25 pero la palabra del Señor permanece para siempre.»[f] Y ésta es la palabra del evangelio que se les ha anunciado a ustedes.»

    1. Es por eso que la Biblia es nuestra única REGLA de FE y CONDUCTA.

  1. Una vida triunfante. – (Romanos 8:37-39) «Sin embargo, en todo esto somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. 38 Pues estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los demonios,[g] ni lo presente ni lo por venir, ni los poderes, 39 ni lo alto ni lo profundo, ni cosa alguna en toda la creación, podrá apartarnos del amor que Dios nos ha manifestado en Cristo Jesús nuestro Señor

    1. Como hemos podido ver, la vida del creyente no se basa en criterios meramente humanos, sino en la Palabra de DIOS.

    1. El triunfo según los criterios humanos, se basa solamente en victorias temporales de la vida.

      1. Pero los triunfos humanos muchas veces duran solamente por un corto tiempo.

    1. El triunfo del Cristiano no se basa en las circunstancias por las que uno pueda estar pasando. Sea una de abundancia material, o sea de adversidad y enfermedad. El triunfo del Cristiano se basa en las cosas ETERNAS, que en esta vida podemos disfrutar, aun en medio de circunstancias adversas.

      1. Es por eso que podemos estar seguros que NADA nos puede apartar del Amor de DIOS que está en CRISTO JESÚS quien dio Su Vida en rescate por nosotros en la Cruz del Calvario.

      1. Es por eso que la vida del creyente es como un olor FRAGANTE en medio de un mundo que necesita recibir el mensaje de DIOS.

Conclusión

Oremos….

*Toda referencia Bíblica ha sido tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

1. James M. Scott, 2 Corinthians, NIBC, p. 61, Hendrickson.

Ya no vivimos para nosotros mismos

Por: pastor Daniel Brito

Título: Ya no vivimos para nosotros mismos

Texto: 2 Corintios 5:14-21:

«El amor de Cristo nos obliga, porque estamos convencidos de que uno murió por todos, y por consiguiente todos murieron.15 Y él murió por todos, para que los que viven ya no vivan para sí, sino para el que murió por ellos y fue resucitado. 16 Así que de ahora en adelante no consideramos a nadie según criterios meramente *humanos. Aunque antes conocimos a Cristo de esta manera, ya no lo conocemos así.17 Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo!18 Todo esto proviene de Dios, quien por medio de Cristo nos reconcilió consigo mismo y nos dio el ministerio de la reconciliación:19 esto es, que en Cristo, Dios estaba reconciliando al mundo consigo mismo, no tomándole en cuenta sus pecados y encargándonos a nosotros el mensaje de la reconciliación.20 Así que somos embajadores de Cristo, como si Dios los exhortara a ustedes por medio de nosotros: «En nombre de Cristo les rogamos que se reconcilien con Dios.»*

Introducción:

La semana pasada estuvimos hablando de la seguridad de una VIDA ETERNA en CRISTO. Ahora seguimos con el estilo de vida en esta tierra, para los que están en CRISTO. Trataremos los siguientes puntos:

(1) Muertos en Cristo.

(2) Para la Gloria de Dios.

(3) Dos cosas necesarias.

(4) Embajadores de Cristo.

Lección:

1. Muertos en Cristo. —Comenzamos nuestra lección en esta noche, aclarando lo que el verso 14 de nuestro Texto dice: «El amor de Cristo nos obliga, porque estamos convencidos de que uno murió por todos, y por consiguiente todos murieron.»

a. La pregunta sería, ¿a qué murieron? La respuesta la encontramos en Romanos 6:3-7, donde el apóstol Pablo ha estado aclarando el problema del pecado.

i. «¿Acaso no saben ustedes que todos los que fuimos bautizados para unirnos con Cristo Jesús, en realidad fuimos bautizados para participar en su muerte?4 Por tanto, mediante el bautismo fuimos sepultados con él en su muerte, a fin de que, así como Cristo *resucitó por el poder del Padre, también nosotros llevemos una vida nueva. 5 En efecto, si hemos estado unidos con él en su muerte, sin duda también estaremos unidos con él en su resurrección.6 Sabemos que nuestra vieja naturaleza fue crucificada con él para que nuestro cuerpo pecaminoso perdiera su poder, de modo que ya no siguiéramos siendo esclavos del pecado;7 porque el que muere queda liberado del pecado.»

b. Veamos tres cosas sobre esto:

i. La primera es que todos han muertos, se refiere a los que han muerto al pecado. Esto no quiere decir que la persona ya no tiene pecado, sino que el creyente ha muerto al DOMINIO, o la ESCLAVITUD del pecado.

ii. La segunda es que la vida de un CREYENTE no es de ser un espectador, sino un participante, porque el creyente sigue siendo pecador, PERO, muerto a la esclavitud del pecado.

iii. La tercera es que debemos notar que el PECADO no muere en uno; es UNO el que muere al pecado.

2. Para la gloria de Dios. —Nosotros los seres humanos estamos acostumbrados a buscar lo mejor para nosotros mismos, eso es parte de la vida humana. Pero cuando llegamos al Evangelio, encontramos que ya no es para nuestro propio agrado, ni el de otras personas, porque todo eso ahora es secundario, porque lo primero viene siendo el agradar a nuestro SEÑOR. “Puesto que la muerte y resurrección de Cristo nos han procurado una nueva vida, esa vida la hemos de vivir sin egoísmo, para su gloria y al servicio de nuestros semejantes.”[1]

a. ¿Qué quiere decir eso? ¿No somos humanos en nuestras vidas?

i. Respuesta: Nuestra vida ya no es para hacer lo que uno quiere, sino para HONRAR a Dios.

b. Noten lo que el apóstol Pablo dice sobre el no agradarse a sí mismo, sino que a Dios (Gal. 2:20).

i. «He sido crucificado con Cristo, y ya no vivo yo sino que Cristo vive en mí. Lo que ahora vivo en el cuerpo, lo vivo por la fe en el Hijo de Dios, quien me amó y dio su vida por mí.»

ii. Las palabras cel apóstol son el mejor ejemplo de como la VIDA del Cristiano debe ser TODOS los días.

3. Dos cosas necesarias. —Dos cosas son necesarias para que nuestra vida sea vivida para Cristo:

a. La REGENERACIÓN, o NUEVO NACIMIENTO (vers. 16-17) «Así que de ahora en adelante no consideramos a nadie según criterios meramente *humanos. Aunque antes conocimos a Cristo de esta manera, ya no lo conocemos así.17 Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo!»

b. Noten como el Texto Sagrado dice que: «Así que de ahora en adelante no consideramos a nadie según criterios meramente humanos.»

i. La razón es porque ha habido un cambio en la persona, habiendo muerto a la vida antigua, y habiendo sido regenerado, o nacido de nuevo, la vida antigua a quedado atrás

(1) Sea pobre, rico, Judío, Gentil, educado o sin educación. No es eso lo que determina cuanto lo estimamos.[2]

ii. Ahora veo las cosas como una nueva criatura. Note como todo lo que la persona era antes, ya no cuenta, pues es NUEVA CRIATURA.

c. La RECONCILIACIÓN (vers. 18-21) «Todo esto proviene de Dios, quien por medio de Cristo nos reconcilió consigo mismo y nos dio el ministerio de la reconciliación:19 esto es, que en Cristo, Dios estaba reconciliando al mundo consigo mismo, no tomándole en cuenta sus pecados y encargándonos a nosotros el mensaje de la reconciliación.»

i. Para haber una reconciliación, tiene que haber habido enemistad. Esa enemistad tuvo su origen en la caída de Adán y Eva. El hombre ha estado en enemistad con Dios, hasta que por medio del SACRIFICIO en la Cruz de nuestro SEÑOR JESUCRISTO, recibimos la RECONCILIACIÓN.

ii. De ahí que la vida del creyente ahora es una de estar en comunión con Dios. La RECONCILIACIÓN, ha restablecido la comunión con nuestro SEÑOR.

iii. Pero notemos, que el hombre no busca reconciliarse con Dios, porque es Dios quien busca al hombre para reconciliarlo con sigo mismo, y eso es el llamado a NACER DE NUEVO, O DE ARRIBA.

4. Embajadores de Cristo —(vers. 20) Así que somos embajadores de Cristo, como si Dios los exhortara a ustedes por medio de nosotros: «En nombre de Cristo les rogamos que se reconcilien con Dios.»

a. Ahora noten en este último punto, que nosotros llevamos el mensaje de la RECONCILIACIÓN a otras personas. Eso quiere decir que al hablarles a otros del Evangelio, los estamos invitando a que se RECONCILIEN con Dios.

b. Pero es muy claro que la gente no entiende que están enemistados con Dios. Al contrario, la mayoría piensa lo opuesto. Pero al ofrecerles el mensaje del Evangelio, estamos haciendo la obra que nuestro SEÑOR nos ha encomendado, de reconciliar al mundo con JESUCRISTO.

i. Pero debemos recordar que el mensaje no es nuestro, sino del que nos envió.

Conclusión:

Oremos.

Notas:

1. Francisco Lacueva, Matthew Henry, p. 1644, editorial CLIE.

2. Charles Hodge, 2 Corinthians, p. 139, Eerdmans.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.*

**Este sermón fue predicado en Junio, 2009**

Es por Fe y no por Vista

Por: pastor Daniel Brito

Título: Es por Fe y no por Vista

Texto: 2 Corintios 5:6-10:
«Por eso mantenemos siempre la confianza, aunque sabemos que mientras vivamos en este cuerpo estaremos alejados del Señor.7 Vivimos por fe, no por vista.8 Así que nos mantenemos confiados, y preferiríamos ausentarnos de este cuerpo y vivir junto al Señor.9 Por eso nos empeñamos en agradarle, ya sea que vivamos en nuestro cuerpo o que lo hayamos dejado.10 Porque es necesario que todos comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba lo que le corresponda, según lo bueno o malo que haya hecho mientras vivió en el cuerpo.»*

Introducción:
La semana pasada estuvimos hablando de los dos tipos de oidores, y lo conectamos al tema de esta noche que es el vivir por Fe y no por Vista. Es muy claro que nosotros estamos acostumbrados a vivir haciendo planes para el presente y para el futuro. La vida humana demanda atención a las cosas que poseemos, y a las que luchamos tener. La vida espiritual mira mucho más allá, viendo hacia lo Eterno. Trataremos los siguientes temas:

(1) Viviendo por Vista.
(2) Las cosas de este Mundo son Pasajeras.
(3) Los que Viven por Fe, andan por Fe.
(4) En el Tribunal de Cristo.

Lección:
1. Viviendo por Vista. — Primeramente debemos aclarar lo que Nuestro Texto de esta noche quiere decir al comenzar diciendo: “Por eso mantenemos siempre la confianza, aunque sabemos que mientras vivamos en este cuerpo estaremos alejados del Señor.”

a. Al decir que estaremos alejados del SEÑOR, se está refiriendo a que mientras estemos en este cuerpo mortal, no estamos en la Presencia del SEÑOR en el Cielo. El Texto Sagrado está haciendo una distinción de la diferencia que existe entre lo Terrenal, y lo Celestial.

b. Sigamos ahora a nuestro segundo punto.

2. Las cosas de este Mundo son Pasajeras. — Ese es el tema del apóstol no solamente en este Texto de 2 Corintios, sino que lo encontramos en casi todos sus escritos. Todos estamos acostumbrados a vivir guiados por los cinco sentidos: ver, oír, tocar, oler, y saborear.

a. Con los cinco sentidos podemos identificarnos con esta tierra, y con los demás seres humanos, pero no es el fin de la vida del hombre. Porque el mundo espiritual es tan real como el material; aunque no podemos verlo.

b. El apóstol Pablo deseaba irse de este mundo para estar en la Presencia del SEÑOR. Filipenses 1:23 dice:

i. «Me siento presionado por dos posibilidades: deseo partir y estar con Cristo, que es muchísimo mejor, 24 pero por el bien de ustedes es preferible que yo permanezca en este mundo.»

ii. Su deseo NO era de suicidarse, porque eso sería pecado, sino de estar en la Presencia de Dios.

iii. La muerte tampoco era una pérdida para el apóstol, como tampoco lo es para el CREYENTE en CRISTO JESÚS. De ahí que dice en 2 Corintios 5:1:

(1) «De hecho, sabemos que si esta tienda de campaña en que vivimos se deshace, tenemos de Dios un edificio, una casa eterna en el cielo, no construida por manos humanas.2 Mientras tanto suspiramos, anhelando ser revestidos de nuestra morada celestial,3 porque cuando seamos revestidos, no se nos hallará desnudos.»

iv. Noten como Pablo compara el cuerpo humano a una tienda de campaña, o un tabernáculo. Pablo: “No está buscando la libertad de un espíritu desencarnado, está esperando el día en que Dios le dé un cuerpo nuevo, espiritual, en el que todavía podrá servir y adorar a Dios en los lugares celestiales.”¹

c. Todo lo que uno logre poseer en esta vida, se tiene que quedar. Eso no quiere decir que uno no debe de trabajar y luchar por mejorar su vida. Más bien quiere decir que no se debe poner las cosas espirituales en segundo plano, porque las cosas materiales perecen, pero las espirituales son eternas. De ahí que JESUCRISTO dijo en Lucas 12:16-21:

i. «Entonces les contó esta parábola: —El terreno de un hombre rico le produjo una buena cosecha.17 Así que se puso a pensar: “¿Qué voy a hacer? No tengo dónde almacenar mi cosecha.” 18 Por fin dijo: “Ya sé lo que voy a hacer: derribaré mis graneros y construiré otros más grandes, donde pueda almacenar todo mi grano y mis bienes.19 Y diré: Alma mía, ya tienes bastantes cosas buenas guardadas para muchos años. Descansa, come, bebe y goza de la vida.” 20 Pero Dios le dijo: “¡Necio! Esta misma noche te van a reclamar la vida. ¿Y quién se quedará con lo que has acumulado? 21 »Así le sucede al que acumula riquezas para sí mismo, en vez de ser rico delante de Dios.»

ii. Y también dijo en Marcos 8:36-37:

(1) «¿De qué sirve ganar el mundo entero si se pierde la vida?37 ¿O qué se puede dar a cambio de la vida?»

iii. Y también dice en 2 Corintios 4:16-18:

(1) «Por tanto, no nos desanimamos. Al contrario, aunque por fuera nos vamos desgastando, por dentro nos vamos renovando día tras día.17 Pues los sufrimientos ligeros y efímeros que ahora padecemos producen una gloria eterna que vale muchísimo más que todo sufrimiento.18 Así que no nos fijamos en lo visible sino en lo invisible, ya que lo que se ve es pasajero, mientras que lo que no se ve es eterno.»

d. Grande es el valor de la vida humana, que podemos notar que cuando alguien tiene un accidente de carro y es totalmente destruido, pero la persona sale ilesa, todos decimos un: ¡Gracias a Dios! Porque lo material es pasajero y se recupera, pero de mucho valor es la vida humana.

i. Ese valor es porque la vida humana es eterna, eso quiere decir que el ser humano nunca deja de existir.

ii. Sigamos a nuestro tercer punto.

3. Los que Viven por Fe, andan por Fe. —Vivir por fe no significa lo que algunos piensan: no es dejar de trabajar y vivir de otra gente. La Biblia nos exhorta a ser buenos trabajadores y buenos ciudadanos. Veamos algunas cosas sobre el vivir por fe:

a. Vivir por FE es confiar en Dios y en Su Palabra. — De ahí que Proverbios 3:5 diga:

i. «Confía en el Señor de todo corazón, y no en tu propia inteligencia.»

b. Vivir por FE es hacer la Voluntad de Dios. Y eso implica el AMAR a DIOS y no a este mundo. 1 Juan 2:15-17 dice:

i. «No amen al mundo ni nada de lo que hay en él. Si alguien ama al mundo, no tiene el amor del Padre.16 Porque nada de lo que hay en el mundo —los malos deseos del cuerpo, la codicia de los ojos y la arrogancia de la vida— proviene del Padre sino del mundo.17 El mundo se acaba con sus malos deseos, pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.»

ii. Noten la Promesa de Vida Eterna en el verso 17, para los que hacen la Voluntad de Dios.

c. Vivir por FE es BUSCAR la Santidad. Hebreos 12:14 dice:

i. «Busquen la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.»

ii. Esto es un acto de FE que produce OBEDIENCIA hacia Dios. Por eso 1 Juan 3:9 dice:

(1) «Ninguno que haya nacido de Dios practica el pecado, porque la semilla de Dios permanece en él; no puede practicar el pecado, porque ha nacido de Dios.»

iii. Y con esto ahora pasamos a nuestro último punto.

4. En el Tribunal de Cristo. — El Texto que hemos usado para comenzar nuestra lección termina mencionando el lugar de reunión para TODO CREYENTE cuando esté con El SEÑOR. El Tribunal de Cristo NO es un lugar de castigo, sino que es el lugar donde algunos creyentes recibirán recompensas, y otros no recibirán nada. Veamos algunas cosas:

a. Cuando el creyente muere, o parte de este cuerpo mortal, va directamente a la Presencia de Dios.

i. Hay muchos que piensan que el alma duerme hasta el día del Juicio y de la Resurrección final. Pero eso no es Bíblico, noten como el mismo apóstol Pablo dice que para él era mejor estar ausente del cuerpo, y en presencia de DIOS.

b. En el Tribunal de Cristo habrán muchos que no tendrán recompensas, pero ya se han estado gozando de la RECOMPENSA que TODOS los creyentes poseemos, y es la Vida Eterna con JESUCRISTO.

i. Noten la Promesa de Resurrección de Vida para los creyentes. Juan 5:28-29 dice:

(1) «No se asombren de esto, porque viene la hora en que todos los que están en los sepulcros oirán su voz, 29 y saldrán de allí. Los que han hecho el bien resucitarán para tener vida, pero los que han practicado el mal resucitarán para ser juzgados.»

ii. Por eso debemos notar que las recompensas son aparte, y reflejan la labor del creyente y su actitud hacia la obra del SEÑOR aquí en la tierra.

c. El Tribunal de Cristo, es el lugar donde TODO creyente debe desear estar. Por eso el creyente que VIVE POR FE, pone su mirada en las cosas de ARRIBA, y no en las de la tierra. Porque las cosas de ARRIBA son ETERNAS, pero las de aquí en la tierra son pasajeras.

Conclusión:

¿Cuál es tu esperanza? ¿Esperas encontrarte con JESUCRISTO en el Tribunal de CRISTO? Para eso tenemos que vivir por FE y no por Vista.

Notas:

1. William Barclay, Comentario al Nuevo Testamento, p. 663, editorial CLIE.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

**Este sermón fue predicado en Septiembre, 2008.