Estudios en Éxodo: ¿Quien está de parte del SEÑOR?

Por: pastor Daniel Brito

TEXTO: Éxodo 31:1-18

TITULO: Estudios en Éxodo: ¿Quien está de parte del SEÑOR?

INTRODUCCIÓN: En esta noche seguimos con nuestro estudio en el libro de Éxodo. Trataremos el capítulo 31 y 32 que tratan dos temas muy importantes para nosotros en estos días. Recordemos que el libro de Éxodo es Palabra de Dios, y contiene grandes riquezas en enseñanzas que no solamente eran para Israel, sino para nosotros también. Es así como comenzamos nuestra lección.

1.    El llamamiento de los artesanos. — Podemos notar que Dios llama a dos artesanos para dirigir.  Hubiera sido mucho el trabajo para dos personas solamente cuando todo se hacía a mano en aquellos tiempos, y aún en nuestros días, sería mucho trabajo para dos personas solamente.

a.    Notemos también que estos dos hombres: Bezalel y Aholiab, no eran Levitas, a quienes se le habían encargado el servicio y trabajo del Tabernáculo. Uno era de la tribu de Judá, y el otro de la tribu de Dan. Estos hombres iban a construir las partes necesarias, pero una vez que el Tabernáculo estuviera terminado y dedicado a Dios, nadie, ni aún Bezalel y Holian, excepto los Levitas, podrían trabajar y ministrar en él.

b.    El llamamiento de estos dos hombres, nos muestra que Dios usa a la gente de la manera que Él quiere. Los talentos y los dones que el ser humano posee, muchas veces es desperdiciado por falta de uso, o tal vez por darle un mal uso.

i.    Como ejemplo tenemos a los cantantes y músicos que desperdician sus talentos en la vanagloria del mundo, pero mostrando lo infelices que son.

ii.    De ahí que Dios se encarga de “llenar con Su Espíritu” a estos hombres para dotarlos de sabiduría y habilidades, para así poder hacer la obra necesaria que Dios exigía de ellos.

(1)    La gloria no sería para ellos, sino que sería para Dios solamente, que los había dotado de los dones y talentos necesarios para la obra.

(2)    Con esto aclaro que, estos hombres eran artesanos, no es que Dios escogió a dos hombres que no sabían nada de eso. Dios les estaba dando sabiduría, y dotando, eso es agregando a lo que ellos tenían, de los dones y talentos necesarios para la obra que Dios los estaba llamando.

c.    Para nosotros, el llamado de Dios es muy importante para la obra del Evangelio. De ahí que el apóstol Pablo compara a la Iglesia de Cristo como “miembros de un cuerpo”, donde cada persona tiene una función importante para hacer todo el tiempo.  Romanos 12:1-8 dice:

i.   «Por lo tanto, hermanos, tomando en cuenta la misericordia de Dios, les ruego que cada uno de ustedes, en adoración espiritual, ofrezca su cuerpo como sacrificio vivo, *santo y agradable a Dios.2 No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta. 3 Por la gracia que se me ha dado, les digo a todos ustedes: Nadie tenga un concepto de sí más alto que el que debe tener, sino más bien piense de sí mismo con moderación, según la medida de fe que Dios le haya dado.4 Pues así como cada uno de nosotros tiene un solo cuerpo con muchos miembros, y no todos estos miembros desempeñan la misma función,5 también nosotros, siendo muchos, formamos un solo cuerpo en Cristo, y cada miembro está unido a todos los demás.6 Tenemos dones diferentes, según la gracia que se nos ha dado. Si el don de alguien es el de profecía, que lo use en proporción con su fe; 7 si es el de prestar un servicio, que lo preste; si es el de enseñar, que enseñe;8 si es el de animar a otros, que los anime; si es el de socorrer a los necesitados, que dé con generosidad; si es el de dirigir, que dirija con esmero; si es el de mostrar compasión, que lo haga con alegría.»

ii.    Esta lista no es exhaustiva, y no  abarca a otros dones y talentos que tantas veces los conocemos como habilidades que una persona tiene.

iii.    Notemos la actitud que el cristiano debe tener sobre su conducta y su obra en las cosas de Dios.

(1)    El orgullo y el egoísmo son muy común en nosotros los seres humanos, y aquí encontramos al igual que en tantos otros lugares en la Biblia, que Dios se opone a eso, y quiere que sometamos ese orgullo y ese egoísmo a la Voluntad de Dios.

d.    El ser llenos del Espíritu Santo, es algo que encontramos en varios lugares en el Nuevo Testamento, aparte de la llenura original que encontramos en Hechos 2:4. Notemos algunos instantes sobre el ser llenos del Espíritu Santo.

i.    En Hechos 4:31 encontramos a Pedro y a Juan, que habían sido amenazados por el Sanedrín, juntos con otros cristianos, y ellos se juntan y oran pidiendo la ayuda de Dios, porque se les había prohibido el predicar en el Nombre de JESÚS, y al terminar la oración dice el Texto:

(1)    «Después de haber orado, tembló el lugar en que estaban reunidos; todos fueron llenos del Espíritu Santo, y proclamaban la palabra de Dios sin temor alguno.»

(2)    Noten que la mayoría o tal vez todos los que estaban reunidos en ese lugar, habían estado en el Aposento Alto en Hechos 2:4, y habían sido llenos del Espíritu Santo, y habían hablado en otras lenguas. Ahora, el Texto dice que fueron llenos del Espíritu Santo otra vez, y el resultado fue que: “ proclamaban la palabra de Dios sin temor alguno.”

ii.    De ahí que en Efesios 5:18 se nos amoneste a buscar el ser llenos del Espíritu Santo todo el tiempo.

(1)    «No se emborrachen con vino, que lleva al desenfreno. Al contrario, sean llenos del Espíritu.»

(2)    La llenura del Espíritu Santo sobre nuestras vidas nos capacita en todo lo que debemos hacer. Noten que al seguir leyendo los versos 19 y 20, se nos dice como debe uno actuar al ser lleno del Espíritu Santo:

(a)    «Anímense unos a otros con salmos, himnos y canciones espirituales. Canten y alaben al Señor con el corazón,20 dando siempre gracias a Dios el Padre por todo, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.»

(b)    ¡A Dios sea la toda la Gloria!

2.    El día de reposo. — En medio de la construcción del Tabernáculo, Dios ahora les recuerda el cuarto Mandamiento sobre el día de reposo. Dios no quería que por estar construyendo el Santuario, la gente se fuera a olvidar de la adoración a Dios que debía ser el centro de todo lo que estaban haciendo, y de desistir del propio trabajo para descansar, y dedicarse a la adoración a Dios.

a.    Dios les recuerda el orden de la Creación que fueron en seis días, y al séptimo descansó. Ese orden que es para el bien del ser humano, debe de ser observado y guardado.

b.    También debemos notar que el Sábado o el día de reposo, es una señal de obediencia al pacto, y el guardar el Sábado, era un testimonio que la persona estaba guardando el pacto.¹

c.    La orden por parte de Dios sobre el guardar el día de reposo, era bajo condena de muerte.

d.    Para nosotros que no guardamos el día de reposo como el Sábado, sino como el Domingo, es importante ponerle atención también, porque es el día que dedicamos para adorar a Dios en conjunto con los hermanos, y lo dejamos para descansar con la familia.

i.    El creyente no debe dejar de congregarse, sino que debe recordar que el Domingo es el día que se ha dedicado como el día que ha reemplazado el Sábado, y es el día conocido por la Iglesia como el día del SEÑOR. Hebreos 10:25 dice:

(1)    «No dejemos de congregarnos, como acostumbran hacerlo algunos, sino animémonos unos a otros, y con mayor razón ahora que vemos que aquel día se acerca.»

3.    Las Dos Tablas de la Ley. — Fueron dadas por el Mismo Dios a Moisés, y escrito por el propio Dedo de DIOS. Hay dos cosas que debemos ponerle atención sobre estas tablas de la ley que contenían las Diez Palabras o Mandamiento que Dios le había dado a Moisés y al pueblo en Éxodo 20.

a.    Escrito por el Dedo de Dios Mismo, era como una Constitución que explicaba los primeros 10 puntos esenciales de conducta y actitud por parte del pueblo de Israel hacia JEHOVÁ DIOS.

b.    El hecho de que las tablas fueran guardadas en el Arca del Pacto, nos simboliza el lugar del Arca como un punto de contacto entre Dios y Su pueblo.

4.    La apostasía. — (Éxodo 32:1-35). Aquí encontramos como Israel se apostata en desobediencia al segundo Mandamiento que había sido dado por Dios en Éxodo 20, y que había sido escrito por Dios Mismo en las propias Tablas que Moisés traía del monte.

a.    Se olvidaron de JEHOVÁ DIOS, es lo que podemos encontrar en este relato de Éxodo 32. Debemos ponerle atención a estos relatos, porque son una gran lección para nosotros en estos días de apostasía. Es fácil condenar a los israelitas por lo que hicieron, sin ponerle atención a mucho de lo que la Iglesia está haciendo, o está permitiendo en estos días.

i.    Debemos recordar que hacía solamente unos meses que los Israelitas todavía estaban viviendo en Egipto. Ellos se habían criado entre los Egipcios, que eran bien idólatras.

ii.    Algunos escritores Judíos alegaban que el pueblo de Israel suponía que Moisés se había perdido en la obscuridad, o que tal vez había perecido en las llamas del Sinaí.²

iii.    Se postraron ante un ídolo de fundición. El Salmo 106:19-22 dice:

(1)    «En Horeb hicieron un becerro; se postraron ante un ídolo de fundición. 20 Cambiaron al que era su motivo de orgullo por la imagen de un toro que come hierba. 21 Se olvidaron del Dios que los salvó  y que había hecho grandes cosas en Egipto: 22 milagros en la tierra de Cam y portentos junto al Mar Rojo.»

b.    ¿Por qué querían ellos dioses que fueran delante de ellos? “Tienes que hacernos dioses que marchen al frente de nosotros, porque a ese Moisés que nos sacó de Egipto, ¡no sabemos qué pudo haberle pasado!”. ¿No estaban satisfechos con lo que JEHOVÁ DIOS había hecho con ellos?

i.    Israel se sentía atraído por la idolatría, y para ellos, Moisés representaba a JEHOVÁ DIOS delante de ellos.

c.    Veamos algunos puntos sobre esta apostasía.

i.    Se olvidaron de las promesas de Dios.

(1)    La persona se vuelve ingrata cuando olvida las cosas que Dios ha hecho en su vida.

(2)    Se une con otros impacientes que empiezan a quejarse.

(3)    Toman decisiones sin contar con Dios, llevados por la emoción.

(4)    Llega a ser evidente la superficialidad de sus convicciones.

5.    El becerro de oro. — Parece ser que Aarón cedió a la presión del pueblo que les hiciera dioses. No debemos pensar que todo Israel lo hizo, porque es evidente que hubieron Levitas que estaban de parte de JEHOVÁ.

a.    El pueblo quería dioses tangibles, que ellos pudieran ver y tocar. Dejando a un lado todas las maravillas que JEHOVÁ DIOS había hecho por ellos, aunque no podían verlo. Éxodo 32:3-5:

i.    «Todos los israelitas se quitaron los aretes de oro que llevaban puestos, y se los llevaron a Aarón,4 quien los recibió y los fundió; luego cinceló el oro fundido e hizo un ídolo en forma de becerro. Entonces exclamó el pueblo: «Israel, ¡aquí tienes a tu dios que te sacó de Egipto!» 5 Cuando Aarón vio esto, construyó un altar enfrente del becerro y anunció:   —Mañana haremos fiesta en honor del Señor.»

b.    El falso culto es rendido por los Israelitas a la voz de Aarón: Israel, ¡aquí tienes a tu dios que te sacó de Egipto! Parece ser como que quisieran adorar de veras a JEHOVÁ, pero ese culto era falso. El hacer una imagen de un becerro de oro y decir que es JEHOVÁ DIOS quien los había sacado de Egipto no hacía de eso una realidad.

i.    Esto nos hace recordar lo que Jeroboán hizo después que Israel se había divido entre el norte y el sur por la insensatez de Roboán, el hijo de Salomón. Seguramente que Jeroboán conocía muy bien este relato de Éxodo, y se aprovechó para hacerlo casi igual a como ellos lo habían hecho (1 Reyes 12:28).

c.    Recordemos que el falso culto ha sido muy común en el Cristianismo. Como ejemplo tenemos a la Iglesia Católica que en América Latina y el Caribe, donde mezclaron la adoración de los dioses paganos con el Cristianismo. Eso no quiere decir que todos lo hicieron, pero una gran cantidad lo han hecho por siglos, mezclando santos con dioses paganos.

i.    ¿Y que podemos decir del dios humanista de tantos cristianos? ¿O el dios modernista que acepta matrimonios homosexuales? ¡No es el mismo Dios de las Sagradas Escrituras!

6.    El enojo de Dios hacia Israel. — Notemos algunas expresiones antropomórficas sobre la reacción de DIOS hacia Israel. Dios le dice a Moisés: “Baja, porque ya se ha corrompido el pueblo que sacaste de Egipto.” Y “Ya me he dado cuenta de que éste es un pueblo terco —añadió el Señor, dirigiéndose a Moisés.”

a.    En estos versos parece como si JEHOVÁ DIOS se sorprendiera de la actitud de Israel. Pero debemos entender que Dios le está hablando a personas para que entiendan, así como los adultos le hablan a los niños(as) a su nivel, para que puedan entender.

i.    Dios no se asombra de nada, porque Él conoce muy bien el presente y el futuro. Todos nuestros pasos con conocidos por Dios aun antes de nacer.

b.    Israel a pecado, y ha violado el segundo Mandamiento. A esto, Dios declara castigo de destrucción total.

c.    Moisés intercede a Dios por Israel mostrando que él no quería ocupar el puesto de Abraham en cuanto a su descendencia. Moisés estaba reaccionando como Dios quería que Él reaccionara, y no podemos dudar que Moisés mismo había pasado una prueba delante de Dios en cuanto a su forma de reaccionar.

7.    ¡Todo el que esté de parte del SEÑOR! — Aquí vemos que los Levitas son los que se ponen al lado de Moisés. Seguramente que como ya dije, muchos de ellos no se habían manchado con esa apostasía. Más adelante veremos como Dios recompensa a los Levitas por este acto de fidelidad hacia JEHOVÁ DIOS.

a.    Nosotros también si nos preguntáramos: ¿Quien está de parte del SEÑOR? ¿Cómo responderíamos? No hay duda que el Cristianismo está viviendo por una época de apostasía también.

b.    Notemos algunas de las cosas que estamos viendo en medio del llamado Cristianismo.  2 Timoteo 3:1-5 dice:

i.    «Ahora bien, ten en cuenta que en los últimos días vendrán tiempos difíciles.2 La gente estará llena de egoísmo y avaricia; serán jactanciosos, arrogantes, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos,3 insensibles, implacables, calumniadores, libertinos, despiadados, enemigos de todo lo bueno,4 traicioneros, impetuosos, vanidosos y más amigos del placer que de Dios.5 Aparentarán ser piadosos, pero su conducta desmentirá el poder de la piedad. ¡Con esa gente ni te metas!»

c.    ¿Estamos de parte del SEÑOR? Debemos someternos a la Palabra de Dios en Su Totalidad.

Conclusión:

Esta enseñanza de Éxodo 31 y 32 es una lección para nosotros de la importancia de vivir vidas en santidad, y someternos totalmente a la Voluntad de Dios a través de las Sagradas Escrituras. Oremos.

Notas:

1. Douglas K. Stuart, NAC, Exodus, p. 654-655, Broadman Publishers.

2. Jaimeson Fausset, JFB, vol. 1, p. 405, Eerdmans.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

**Este sermón fue predicado el 17 de Julio, 2008.

El Temor del SEÑOR

Por: pastor Daniel Brito

TÍTULO: El Temor del SEÑOR

TEXTO: Proverbios 1:7

«El temor del Señor es el principio del conocimiento;

los necios desprecian la sabiduría y la disciplina

INTRODUCCIÓN:

En nuestra lección pasada estuvimos hablando del Amor y la Misericordia de DIOS. En esta noche continuamos con el tema que sigue a ese AMOR Y MISERICORDIA, y es el TEMOR DEL SEÑOR.

Trataremos los siguientes puntos:

  1. Trasfondo

  2. La reverencia a Dios.

  3. La verdadera obediencia.

  4. La moralidad se define por el temor del SEÑOR.

  5. Promesas para los que le temen.

LECCIÓN:

  1. Trasfondo. – Tal vez no parece que el tema del TEMOR DEL SEÑOR tenga algo que ver con el tema Del amor de DIOS, pero en realidad podemos decir que sí. El amor de DIOS requiere que el ser humano lo ame a Él antes que a nadie más.

    1. En el contexto del Antiguo y el Nuevo Testamento, el TEMOR, AMOR, y CONFIANZA en DIOS, son sinónimos. Nadie puede amar a DIOS si no le tiene confianza, y aún menos, si no tiene TEMOR de Él.

    1. Podemos decir que este verso 7 de Proverbios 1, es el Verso CLAVE de nuestro libro, y Sabiduría es la Palabra clave de nuestro libro.i

    1. El tema del TEMOR DEL SEÑOR es muy común en la Biblia, especialmente en los Salmos y en Proverbios. Este TEMOR es “reverencial”. O sea, TEMER al SEÑOR no es tenerle MIEDO sino que es estar delante de Él en REVERENCIA. La Versión DIOS HABLA HOY traduce nuestro Texto de la siguiente manera:

      1. «La sabiduría comienza por honrar al Señor; los necios desprecian la sabiduría y la instrucción

      1. HONRAR es “Respetar”, “enaltecer”. Esa REVERENCIA está llena de ASOMBRO y HONRA, porque estamos delante de quien tiene el FUTURO en nuestras Manos.

      1. Pero el que uno tenga un poco de miedo a Dios es saludable, porque, ¿Cómo temeremos a lo que la gente nos pueda hacer y no tenerle TEMOR a DIOS?

    1. Una comparación de TEMOR y MIEDO:

      1. Comparando el temor a los padres, podríamos decir que es saludable que los hijos “Teman” a los padres, pero que en ese temor haya un poco de “miedo” a desobedecer. No es miedo a los padres, sino miedo a la desobediencia y las consecuencias del castigo por medio de los padres. Ese tipo de respeto o temor en el hogar es necesario para el desarrollo de hijos saludables y respetuosos en nuestra sociedad.

      1. Así también podemos pensar en cómo DIOS exige “Temor reverencial”, pero al mismo tiempo con MIEDO a desobedecerle a Él.

  1. La Reverencia a Dios. – (Génesis 28:16 y 17) «Al despertar Jacob de su sueño, pensó: «En realidad, el Señor está en este lugar, y yo no me había dado cuenta.» 17 Y con mucho temor, añadió: «¡Qué asombroso es este lugar! Es nada menos que la casa de Dios; ¡es la puerta del cielo

    1. La experiencia de Jacob al despertar del sueño, que en realidad había sido un tipo de visión mientras dormía, lo hace expresar TEMOR y REVERENCIA ante la Majestad y el Poder de Dios. Ese TEMOR era REVERENCIAL, de ADORACIÓN y RESPETO a Dios.

    1. Cuando el pueblo de Israel vio las Maravillas que Dios había hecho al sacarlos de Egipto y librarlos del ejército de Faraón con el Poder de Dios, TEMIERON a Dios y CREYERON en Él. Éxodo 14:31 dice:

      1. «Y al ver los israelitas el gran poder que el Señor había desplegado en contra de los egipcios, temieron al Señor y creyeron en él y en su siervo Moisés.»

      1. Otra vez vemos que este TEMOR es REVERENCIAL aunque también unido al “MIEDO” al verse ellos delante de un Dios tan poderoso.

    1. La REVERENCIA a DIOS incluye algo muy importante y es el AMOR nuestro hacia DIOS quien exige ese amor. Mateo 22: 35-38 dice:

      1. «Uno de ellos, experto en la ley, le tendió una trampa con esta pregunta: 36–Maestro, ¿cuál es el mandamiento más importante de la ley? 37–Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente’ –le respondió Jesús–. 38 Éste es el primero y el más importante de los mandamientos

      1. Noten que JESÚS le dice al experto en la ley que el amor del ser humano hacia Dios debe incluir todo aspecto de la vida de uno, incluyendo el pensamiento.

        1. Nadie puede decir que AMA a Dios, si nunca piensa en Él. El amor hacia Dios es todo el tiempo. En el levantarse, en el trabajo, en la escuela, con las amistades, en todo sé Ama y se piensa en Dios.

        1. Esa es la verdadera REVERENCIA A DIOS.

  1. La verdadera obediencia a Dios. – (Éxodo 20:18-21) «Ante ese espectáculo de truenos y relámpagos, de sonidos de trompeta y de la montaña envuelta en humo, los israelitas temblaban de miedo y se mantenían a distancia. 19 Así que le suplicaron a Moisés: Háblanos tú, y te escucharemos. Si Dios nos habla, seguramente moriremos. 20 No tengan miedo les respondió Moisés. Dios ha venido a ponerlos a prueba, para que sientan temor de él y no pequen. 21 Entonces Moisés se acercó a la densa oscuridad en la que estaba Dios, pero los israelitas se mantuvieron a distancia

    1. En nuestro tema pasado del AMOR y la MISERICORDIA de DIOS, pudimos notar que DIOS dio a Su Hijo Unigénito para salvarnos de nuestros pecados. Es muy claro que Dios busca al pecador y Él quiere que todos vengan al arrepentimiento.

      1. Ahora, lo único en realidad que Dios le exige al hombre para ser salvo es: La Fe, y el ARREPENTIMIENTO, pero después de haber creído, exige OBEDIENCIA, la cual produce TEMOR de DIOS para no pecar, como dice el Texto que hemos leído.

    1. De estas tres cosas que son parte del TEMOR del SEÑOR, la OBEDIENCIA es continua y es parte de nuestra vida aquí en la tierra hasta que vayamos a estar con el SEÑOR. Job 28:28 dice:

      1. «Y dijo a los *mortales: «Temer al Señor: ¡eso es sabiduría! Apartarse del mal: ¡eso es discernimiento

      1. El que teme al SEÑOR es inteligente porque se aparta del mal y de las consecuencias del pecado. Veremos en el siguiente punto como el comportamiento del ser humano en la sociedad va ligado a la moralidad, pero ¿Quién la define?

  1. La moralidad se define por el temor del SEÑOR. – (Eclesiastés 12:13) «El fin de este asunto es que ya se ha escuchado todo. Teme, pues, a Dios y cumple sus mandamientos, porque esto es todo para el hombre.»

    1. ¿Quién define lo que es moral o no? La respuesta la encontramos en la Palabra de Dios. Dios es el que ha establecido como el hombre debe comportarse. Moral o moralidad define el estilo de vida que se lleva. Como se piensa, como se debe comportar, y qué es permisible.

    1. Si la gente no cree en Dios ¿Quién define lo que es moral o no? Sabemos que no se puede cometer adulterio porque los Mandamientos de DIOS dicen que: No adulterarás. Sabemos que no se puede robar porque los Mandamientos de Dios dicen que: No Robarás. He ahí la importancia de que el ser humano TEMA AL SEÑOR para poder vivir una vida MORAL y en santidad delante de Dios.

  1. Promesas para los que le Temen al SEÑOR. – Hay promesa en esta vida para los que TEMEN a DIOS. El Salmo 25:12-14 dice: «¿Quién es el hombre que teme al Señor? Será instruido en el mejor de los caminos. 13 Tendrá una vida placentera, y sus descendientes heredarán la tierra. 14 El Señor brinda su amistad a quienes le honran, y les da a conocer su pacto

    1. Dios guía en el camino correcto y ofrece Su amistad para aquellos que le TEMEN Y HONRAN. Noten que aunque vivimos en un mundo imperfecto donde la adversidad a veces nos alcanza, hay una promesa de una vida satisfecha a los que TEMEN a DIOS.

      1. Cuanta gente no busca la felicidad en la fama, o en las riquezas, sin encontrar la paz y felicidad que sólo DIOS puede dar.

      1. Eso es porque sus vidas están dedicadas a ellos mismos y a sus propios logros.

    1. Con esto regresamos al tema de la Misericordia de DIOS y podemos decir que DIOS es misericordioso con todos. DIOS hace que salga el Sol y la Luna sobre justo e injusto. Pero DIOS extiende Su misericordia para los que le TEMEN, y aun a su descendencia, esto es a su familia cercana y lejana.

      1. (Lucas 1:50) «De generación en generación se extiende su misericordia a los que le temen

    1. La búsqueda de la felicidad es común en el ser humano, sin notar el secreto que encontramos en Las Escrituras y es el simple hecho de: TEMER AL SEÑOR.

      1. (Proverbios 28:14) «¡Dichoso el que siempre teme al Señor! Pero el obstinado caerá en la desgracia.»

      1. FELIZ, BIENAVENTURADO o DICHOSO, en realidad quieren decir lo mismo, y la verdadera felicidad solamente la puede dar Dios.

    1. Para terminar nuestra lección, el temor del SEÑOR nos lleva a hacer la VOLUNTAD de Dios, y ésta, a la vida eterna. 1ª Juan 2:17 dice:

      1. «El mundo se acaba con sus malos deseos, pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre

Conclusión

Oremos….

*Toda referencia Bíblica ha sido tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional, y DIOS HABLA HOY.

Notas:

i Earl C. Wolf, Beacon Commentary, vol. 3, Beacon Hill Press.

El Peligro de la Incredulidad

Por: pastor Daniel Brito

Título: El Peligro de la Incredulidad

Texto: 2ª de Reyes 6:32-33; 7:1-2:
«32 Mientras Eliseo se encontraba en su casa, sentado con los ancianos, el rey le envió un mensajero. Antes de que éste llegara, Eliseo les dijo a los ancianos: —Ahora van a ver cómo ese asesino envía a alguien a cortarme la cabeza. Pues bien, cuando llegue el mensajero, atranquen la puerta para que no entre. ¡Ya oigo detrás de él los pasos de su señor! 33 No había terminado de hablar cuando el mensajero llegó y dijo: —Esta desgracia viene del Señor; ¿qué más se puede esperar de él?1 Eliseo contestó: —Oigan la palabra del Señor, que dice así: “Mañana a estas horas, a la entrada de Samaria, podrá comprarse una medida de flor de harina con una sola moneda de plata, y hasta una doble medida de cebada por el mismo precio.” 2 El ayudante personal del rey replicó: —¡No me digas! Aun si el Señor abriera las ventanas del cielo, ¡no podría suceder tal cosa! —Pues lo verás con tus propios ojos —le advirtió Eliseo—, pero no llegarás a comerlo.»*


Introducción:
En el Antiguo Testamento encontramos muchas historias de grandes hombres de Dios que nos sirven como ejemplo para nuestras vidas. El tema de esta noche trata sobre el “Peligro de la incredulidad”. Según el Diccionario de la lengua Española, Incredulidad quiere decir: “Rechazo u oposición de una persona a creer algo.” En este país de avances tecnológicos y de mucha abundancia, es fácil para una persona poner su confianza en sí mismo, o en lo que posee.

Trataremos los siguientes Puntos:
(1) La condición
(2) La Palabra dada por Dios
(3) ¿Puede hacerlo Dios?
(4) La Bendición de Creerle a Dios
(5) Resumen.

Lección:
1. La Condición. — El reino del norte de Israel se había descarriado de Dios. El rey Joram, el que estamos tratando en el relato, era hijo de Acab, el que había sido esposo de Jezabel, y en realidad había sido un asesino. Israel había optado por servir a “JEHOVÁ” a medias, y a servir a los dioses paganos de sus vecinos. Querían a JEHOVÁ, pero querían a los otros dioses también. Los Sirios habían venido a pelear contra Israel, y habían sitiado a Samaria, la capital del reino del norte. El cerco había durado largo tiempo y el hambre era tan grande que simplemente no había nada que comer. Leemos de como aun el estiércol de una paloma valía muy caro. Leemos también del caso de canibalismo, donde dos mujeres deciden comerse a sus hijos, y cuando una de ellas se echa para atrás después de haberse comido parte del niño de la otra, la que se siente defraudada acude al rey, la máxima ley para que le hiciera justicia.

a. Es en estas condiciones donde vemos la respuesta de Dios a través del Hombre de Dios Eliseo, en el siguiente punto.

2. La Palabra dada por Dios. — Debemos notar algo muy importante en el relato.

a. Eliseo, el hombre de Dios, estaba sentado con los ancianos de la ciudad con mucha calma y paz. En medio del hambre y del peligro, el Hombre de Dios tenía paz.

b. Dios dice a través de Eliseo que en un espacio de 24 horas, iba a haber abundancia de comida. Decimos que Dios lo dice a través de Eliseo, porque un hombre común no puede predecir lo que va a ocurrir en 24 horas, sobre abundancia de comida, en donde no hay absolutamente nada, y con un ejército cercando la ciudad, donde no entraba ni salía nada. Solamente Dios puede haber predicho tal cosa. El caso se ve perdido, hasta imposible. No pueden ser las palabras de un simple hombre. Veamos lo que dice el siguiente punto.

3. ¿Puede hacerlo Dios? — “Mañana a estas horas, a la entrada de Samaria, podrá comprarse una medida de flor de harina con una sola moneda de plata, y hasta una doble medida de cebada por el mismo precio.” (7:1). Uno de los oficiales de Israel que estaba presente, declaró que no creía en tal predicción. El oficial parece haber sido la mano derecha del Rey.

a. Este oficial del Rey no era ignorante en cuanto a las maravillas que Dios había hecho en Israel a través de los Profetas Elías y Eliseo. Su decisión de no CONFIAR, y aun no CREER a lo dicho por Dios revela su INCREDULIDAD sobre el Poder de Dios. Es como pensar que Dios puede hacer esto, pero no puede hacer aquello.

b. Hay una diferencia en CREER en DIOS, y CONFIAR en DIOS. Creer en Dios es asentar que uno está consciente que Dios existe. CONFIAR en Dios es una entrega, es una confianza, es un sometimiento al poder de Dios. Los que confían en Dios tienen paz. Isaías 26:3 dice: “Al de carácter firme lo guardarás en perfecta paz, porque en ti confía.”

c. Cuantos no son como el oficial del Rey, que prefieren confiar en sí mismo, y en lo que tienen, en vez de confiar en Dios. Veamos ahora el último punto.

4. La Bendición de Creerle a Dios — Cuatro leprosos que estaban afuera de la ciudad, vinieron a traer noticias que el ejército invasor de los Sirios, se había ido, y había abandonado todo. 2ª Reyes 7:6 y 7 dice: “Y era que el Señor había confundido a los sirios haciéndoles oír el ruido de carros de combate y de caballería, como si fuera un gran ejército. Entonces se dijeron unos a otros: «¡Seguro que el rey de Israel ha contratado a los reyes hititas y egipcios para atacarnos!»7 Por lo tanto, emprendieron la fuga al anochecer abandonando tiendas de campaña, caballos y asnos. Dejaron el campamento tal como estaba, para escapar y salvarse.”

a. Este relato nos muestra que en 24 horas, las cosas habían cambiado del todo. Los versos 16 al 18 dicen: “y el pueblo salió a saquear el campamento sirio. Y tal como la palabra del Señor lo había dado a conocer, se pudo comprar una medida de flor de harina con una sola moneda de plata, y hasta una doble medida de cebada por el mismo precio. 17 El rey le había ordenado a su ayudante personal que vigilara la entrada de la ciudad, pero el pueblo lo atropelló ahí mismo, y así se cumplió lo que había dicho el hombre de Dios cuando el rey fue a verlo. 18 De hecho, cuando el hombre de Dios le dijo al rey: «Mañana a estas horas, a la entrada de Samaria, podrá comprarse una doble medida de cebada con una sola moneda de plata, y una medida de flor de harina por el mismo precio»”.

b. El incrédulo lo vio, pero no lo disfrutó. El relato nos debe recordar, que la incredulidad es muy común, y es muy dañina. ¿Puede Dios cambiar la vida de alguien llena de vicios? ¿Puede salvar un matrimonio listo para el divorcio? ¿Puede ayudarme a resolver mis problemas financieros? La lista es bien grande, y según hemos estudiado, Dios puede hacer todo lo que ÉL quiera. Dios es el Todo Poderoso. Pero Dios hace las cosas a Su tiempo, no al nuestro. Pero para uno poder recibir de Dios, hay que CONFIAR en ÉL. Y eso quiere decir que uno tiene que entregarse a ÉL. La entrega a Dios envuelve lo que conocemos como la Conversión, o la Salvación del alma.

5. Resumen.

a. La condición de Israel no era nada buena.

b. La Palabra dada por Dios traía alivio, pero había que confiar en ÉL.

c. ¿Puede hacerlo Dios? El incrédulo se pregunta.

d. La Bendición de Creerle a Dios trae paz y seguridad eterna.

Conclusión:
NOTA: Esta parte no es para leerla. Es para el “Predicador(a)” de este bosquejo en un grupo de hogar, quien debe saber bien las personas que tiene delante, y como debe concluir este mensaje. Sea con llamamiento, y si es así, cual.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia Nueva Versión Internacional.

**Este Sermón fue predicado en Mayo de 2007.


El Gran Mandamiento

Por: Pastor Daniel Brito

Título: El Gran Mandamiento

Texto: Marcos 12:28-32: «28 Uno de los maestros de la ley se acercó y los oyó discutiendo. Al ver lo bien que Jesús les había contestado, le preguntó: -De todos los mandamientos, ¿cuál es el más importante? 29 -El más importante es: “Oye, Israel. El Señor nuestro Dios es el único Señor -contestó Jesús-.30 Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas.” 31 El segundo es: “Ama a tu prójimo como a ti mismo.” No hay otro mandamiento más importante que éstos. 32 -Bien dicho, Maestro -respondió el hombre-. Tienes razón al decir que Dios es uno solo y que no hay otro fuera de él. 33 Amarlo con todo el corazón, con todo el entendimiento y con todas las fuerzas, y amar al prójimo como a uno mismo, es más importante que todos los holocaustos y sacrificios. 34 Al ver Jesús que había respondido con inteligencia, le dijo: -No estás lejos del reino de Dios. Y desde entonces nadie se atrevió a hacerle más preguntas.»*

Introducción:
Después de haber hablado la semana pasada sobre el perdón, seguiremos con un tema que está bien relacionado con el tema del perdón, y es sobre cual es el Mandamiento más grande. Es así como comenzamos nuestra lección en esta noche.

Trataremos los siguientes Puntos:
(1) La Pregunta de un Fariseo.
(2) Amarás al SEÑOR.
(3) Amarás a tu Prójimo.
(4) Más que sacrificios.
(5) No estás lejos del Reino de Dios.

Lección:1. Un Fariseo Pregunta. – Este Fariseo según el relato que nos da el Evangelio de Mateo, era un Escriba también. El trabajo de ellos era de Interpretar la Ley. Siendo que según los Rabinos, el Antiguo Testamento tiene unas 613 leyes, era común entre los judíos tratar de resumirla en un solo Mandamiento. Nuestro SEÑOR la resume en DOS, al combinar Deuteronomio 6:5 con Levíticos 19:18. Estos DOS Mandamientos son un resumen de los DIEZ Mandamiento, y de toda la Ley. Veamos lo que dice el segundo punto.

2. Amarás al SEÑOR. – El amar a Dios es obedecerlo; es inclinarse a Él. Nadie puede decir que ama a Dios si no pone atención a la obediencia hacia Él. El amor es una entrega. Veamos tres cosas sobre lo que nuestro SEÑOR dice aquí:

a. Lo primero es que Dios exige el amor con todo lo que uno tiene. Eso comienza con los pensamientos. Como uno piensa, así es uno. Podemos decir que toda nuestra devoción y pensamientos debe inclinarse hacia Dios.

b. El segundo es que debemos amar a Dios con nuestras fuerzas. Eso es ACCIÓN. Mostramos nuestro amor hacia Dios con nuestros hechos. Nadie puede amar de “palabras” solamente.

c. Lo tercero es que en realidad aquí no se trata de dividir a la persona en cuanto a alma, espíritu o cuerpo. Simplemente nuestro SEÑOR quiere decir que a Dios se le tiene que amar con TODO. No a medias. “Es que sólo un Dios único puede ser el objeto del amor supremo de la criatura, como a su vez ese amor constituye la unidad y el alma de todos los mandamientos.”¹ Sigamos con el tercer punto.

3. Amarás a tu Prójimo. – ¿Quién es mi prójimo? Esa pregunta la hace el escriba en el Texto de Lucas 10:25-37. Nuestro Salvador responde con una Parábola que conocemos muy bien y es la del Buen Samaritano. Para un judío, el amar a su prójimo se extendía por lo general a ellos mismos, o sea a otro judío. Nuestro SEÑOR enseña aquí que nuestro prójimo es cualquier persona. Veamos TRES razones por qué debemos amar a nuestro prójimo:

a. En primer lugar, porque hemos nacido de Dios. 1 Juan 4:7 dice: «Queridos hermanos, amémonos los unos a los otros, porque el amor viene de Dios, y todo el que ama ha nacido de él y lo conoce.».* Y luego el apóstol Juan agrega en el versículo 8: «El que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor.»*. Osea que nadie puede decir que es SALVO, y eso es lo que CONOCE a Dios quiere decir, si no ama a su prójimo.

b. En segundo lugar, es por el agradecimiento hacia Dios. Los versículos 10 y 11 dicen: «En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó y envió a su Hijo para que fuera ofrecido como sacrificio por el perdón de nuestros pecados. 11 Queridos hermanos, ya que Dios nos ha amado así, también nosotros debemos amarnos los unos a los otros.».* El amor de Dios hacia nosotros se manifiesta en el Sacrificio de Su Hijo JESUCRISTO en la Cruz por nuestros pecados. El agradecimiento nuestro hacia Dios, también se muestra en el amor al prójimo.

c. En tercer lugar es el tema de la semana pasada. El perdón por parte de Dios está relacionado con el perdón nuestro hacia nuestro prójimo.

i. ¿Si no perdonamos, cómo podemos recibir perdón?

ii. ¿Si no amamos a nuestro prójimo que podemos ver, como podemos amar a Dios a quien no podemos ver? Ahora veamos lo que dice el siguiente punto.

4. Más que sacrificios.- En el Antiguo Testamento, los holocaustos o sacrificios eran parte de la Ley de Moisés. El sacrificio era también un tipo de BUENAS OBRAS, donde la persona se sacrificaba haciendo algo para agradar a Dios. El Escriba responde bien y dice que el amar al prójimo es mejor que sacrificios. Esto es una buena lección para nosotros hoy día sobre la importancia del amor al prójimo en unidad con el servicio a Dios. En realidad, esa es la razón por qué tenemos Cultos de Células. No es solamente para edificarnos y gozarnos en estos Cultos. Es más, lo hacemos por el amor hacia los que no conocen el Evangelios todavía. Es por eso que evangelizamos en las calles. O le hablamos a otros del SEÑOR en el trabajo. Es por eso que compartimos el Evangelio con nuestros familiares. No lo hacemos para ganarnos el Cielo haciendo Buenas Obras. Lo hacemos porque AMAMOS A NUESTRO PRÓJIMO, y eso es porque AMAMOS A DIOS. ¿Haz compartido el Evangelio con otra persona? No hay nada que lo haga a uno sentir mejor que el compartir las Buenas Nuevas del Evangelio con otra Persona. Sigamos con el último punto de nuestra lección.

5. No estás lejos del Reino de Dios. – JESUCRISTO ahora le dice al Escriba que ha contestado bien, que no está lejos del Reino de Dios. Algo le faltaba y era que necesitaba creer en JESÚS para Salvación. No se sabe nada de este Escriba sobre qué hizo con su vida. pero sí podemos acordarnos de las palabras del Rey Agripa hacia el apóstol Pablo en Hechos 27:28: «Un poco más y me convences a hacerme cristiano -le dijo Agripa.».* Esa respuesta la hemos escuchado tantas veces. Agripa tal vez lo dijo con un poco de burla pero lo dijo después de haber oído la explicación sobre la base del Evangelio por parte del apóstol Pablo. Hay muchos que escuchan el Evangelio, y se quedan solamente con ESTAR CERCA pero nunca ENTRANDO. Eso nos debe recordar que ESTAR CERCA DEL REINO, no es igual que ESTAR EN EL REINO.

Conclusión:
NOTA: Esta parte no es para leerla. Es para el “Predicador(a)” de este bosquejo, quien debe saber bien las personas que tiene delante, y como debe concluir este mensaje. Sea con llamamiento, y si es así, cual tipo de llamamiento.


Notas:

1.L. Bonnet, Comentario del Nuevo Testamento, tomo 1, p. 428, Casa Bautista de Publicaciones.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia Nueva Versión Internacional.

**Este sermón fue predicado en Octubre de 2007.

Las Siete Exclamaciones

LAS SIETE EXCLAMACIONES

(LAS PRIMERAS TRES)

Culto del Jueves

20 de marzo de 2008

TEXTO: Lucas 23:26-37

Introducción: Semana Santa es el tiempo más solemne del Cristianismo. Hace dos años que estuvimos celebrando juntos con los Judíos la Pascua; nosotros la Muerte y Resurrección de JESÚS, y ellos la Pascua. Este año estamos bien distanciados, faltando todavía casi un mes para la Pascua Judía.

Es una lástima que para muchos, este es un tiempo de superstición y, penitencias extensas por la culpabilidad. Pero para otros, es lo contrario. Usan estos días como festivos, o como vacaciones. Aunque yo no pienso que uno debe tomar estos días para sentir dolor ni hacerlo un rito, sí creo que debemos ponerle atención por la sencilla razón que así com Dios le ordenó a Israel el RECORDAR la Pascua, y enseñarle a sus hijos lo que significaba, así también nosotros debemos hacerlo para PREVENIR el olvido.

El ser humano es dado a olvidarse si no está recordando las cosas con frecuencia.

PRIMERA PARTE

  1. El significado de la muerte de JESÚS.

    1. Lo que NO fue su muerte.

      1. JESÚS no vino a morir por casualidad.

        1. Esto es probado por la gran cantidad de profecías que se cumplieron antes, durante, y después de la muerte de JESÚS.

        1. Esto prueba que no fue una casualidad; estaba predicho y establecido por Dios, que así iba a ser.

      1. JESÚS no murió por equivocación.

        1. Esto estaba predicho por Dios comenzando en Génesis 3:15, que habla de un Redentor que Él enviaría.

        1. JESÚS habló de Su muerte muchas veces, anunciando que era necesario que Él sufriera en las manos de pecadores.

    1. Lo que SÍ fue su muerte:

      1. Fue expiatoria – en sacrificio por nosotros (Heb. 9:22.)

      1. Fue en sustitución – en lugar nuestro (Marcos 10:45.)

      1. Fue necesaria – a consecuencia del pecado original (de Adán) y el pecado actual (nuestro).

    1. Profecías sobre su muerte. —El Antiguo Testamento está lleno de profecías sobre la “encarnación”, ministerio, muerte, resurrección, y Segunda Venida de JESUCRISTO.

      1. Según algunos comentaristas, se encuentran más de 300 profecías que hablan del Cristo, o el Mesías.1

      1. Sus manos y pies “horadados” (Salmo 22:16). La crucifixión no se conocía en el tiempo del rey David (1000 a.C.).

        1. No se conoció aproximadamente hasta el 600 d.C.

      1. Sin embargo Isaías 53, nos da una narración de los sufrimientos del Mesías unos 700 años antes de Jesucristo.

      1. Las Profecías cumplida prueban la Veracidad de las Escrituras, y que su origen es Divino, por haber sido predichas por nuestro SEÑOR.

  1. La forma de Su muerte.

    1. En una cruz. -Él no fue el único en ser crucificado; ésta era una práctica usada en aquel tiempo, casi siempre contra esclavos y los acusados de sedición, pero en las provincias romanas, eran usadas como escarmiento. Se dice que Tito durante el sitio de Jerusalem, crucificó tanta gente, que no alcanzaban los árboles para que sirvieran de madera. También se dice que Alejandro el grande, crucificó unos 1,000 ciudadanos de la ciudad de Tiro, después que ellos rehusaron rendirse.

    1. La crucifixión era una muerte cruel; la persona pasaba por varios castigos antes de ser crucificado.

      1. Era azotado salvajemente con un látigo con plomo, dejado casi muerto, y en algunas ocasiones, la persona moría después de haber sido azotado.

      1. Era obligado a llevar su cruz.

        1. La parte de la cruz que tenía que llevar parece ser que era la viga trasversal. Dicen algunas fuentes que una cruz era sumamente pesada para un hombre llevar, y aun menos en la condición de alguien que había sido azotado y maltratado de esa forma.

        1. Probablemente, es en estos eventos que ocurrían con frecuencia, que podemos ver como JESÚS al enseñar sobre “tomar su cruz, y seguirlo”, estaba simbolizando el peso que bajo pena de muerte era obligado a llevar su cruz. Así el Creyente, que bajo injuria y burla, debe siempre sin vergüenza, y diciéndole no al “yo” personal, tomar su cruz y seguir al Salvador.

    1. El condenado era acostado sobre la cruz, sus manos amarradas, y entonces le clavaban las manos, y algunos, le ponían un clavo a través de los dos pies.

    1. Los soldados le daban al condenado una mezcla de “vino”o “vinagre”, que era el “vino” barato de los pobres y los soldados, mezclado con “mirra” o “hiel,” y servía como un narcótico, apagando el dolor, y el conocimiento.

      1. El Talmud Babilónico menciona una tradición de mujeres de Jerusalén, que tal vez en respuesta a Proverbios 31:6-7, proveían una bebida narcótica para aquellos que eran condenados a muerte.2

    1. La costumbre romana era desnudar casi siempre al condenado a muerte; pero los escritos y costumbres rabínicos, nos dicen que era una indignación y gran vergüenza para ellos la muerte en la cruz, y aun más, la desnudez del condenado.3

      1. Con esto podemos estar de acuerdo que, aunque eran soldados romanos los que estaban crucificando Al Señor, las costumbres judías eran respetadas, y podemos creer que El Señor no fue desnudado del todo.

    1. Esa práctica salvaje de crucificar, fue abandonada después de la conversión de Constantino en el siglo cuarto.

  1. El tiempo de Su muerte fue en la Pascua. – (Hoy día la celebramos como la Cena del Señor.) -No fue una coincidencia que JESÚS murió en el tiempo de la Pascua, pues la Pascua era una celebración que miraba siempre al futuro, o sea que era una sombra de lo que había de venir.

    1. Así como la Pascua celebrada el 14 de Nisán (Abib), comenzó oficialmente la nación de Israel, así la Pascua, comenzó el Nuevo Pacto.

      1. La Pascua era celebrada el 14-15 como de 6:00 p.m – 6:00 p.m.

    1. Los judíos cantaban los Salmos 115-118, que les llamaban el hallel (alabanza), como dice Lucas, que después de cantar el himno….

  1. Explicación del texto sobre las mujeres llorando (lit. Golpeaban el pecho).

    1. El SEÑOR no iba a un destino que Él no estaba preparado hacer en obediencia total al Padre. Él va camino a su destino establecido, a través de la muerte y la gloria.4

      1. JESUCRISTO DIJO: «Por eso me ama el Padre: porque entrego mi vida para volver a recibirla.18 Nadie me la arrebata, sino que yo la entrego por mi propia voluntad. Tengo autoridad para entregarla, y tengo también autoridad para volver a recibirla. Éste es el mandamiento que recibí de mi Padre» (Juan 10:17,18).

    1. El futuro que les espera a las mujeres ha sido avisado por nuestro Salvador en Lucas 13:34,35; Lucas 21, Mateo 24.

      1. Aun en Su dolor, nuestro SEÑOR les recuerda a ellas todo lo que les había dicho antes sobre los acontecimientos venideros.

      1. JESUCRISTO cita aquí Oseas 10:7-8: «Samaria y su rey desaparecerán como rama arrastrada por el agua. 8 Serán destruidos sus santuarios paganos, lugares de pecado de Israel.¡Cardos y espinos crecerán sobre sus altares! Entonces dirán a las montañas: «¡Cúbrannos!»,y a las colinas: ‘¡Caigan sobre nosotros!’»

      1. Si al árbol verde, aquí un tipo de JESÚS, lo crucifican, ¿qué se espera del seco? Si le hicieron eso al Hijo de Dios, es muy claro que al árbol seco, o un tipo de lo culpable, le irá peor.

        1. Fue en la destrucción de Jerusalén, donde por el juicio como Samaria lo tuvo, así también miles de personas murieron.

SEGUNDA PARTE

  1. Padre perdónalos, porque no saben lo que hacen.

    1. ¿Qué era lo que no sabían? Es obvio que los judíos sabían que era inocente de lo que se le acusaba.

      1. Se le acusaba de blasfemia, o sea, pretender ser el Hijo de Dios.

      1. ¿Se refería a los soldados solamente?

      1. Es obvio que se refería a que Él, como el Hijo de Dios, estaba siendo acusado injustamente, y ellos, cegados por su envidia, no sabían en realidad que estaban crucificando al Mesías.

    1. Las razones para esta oración:

      1. Nos dice por que moría Cristo.

      1. Revela su carácter.

      1. Provee de un ejemplo perfecto para los discípulos.

      1. Cumple la profecía.

    1. Como nuestro SEÑOR enseñó en el Sermón del monte, así lo cumplió. Que diferente nuestro SALVADOR al ser humano común, que insiste en que todos tengan un comportamiento correcto, pero a veces, falla en hacerlo él mismo.

    1. ¿Por quién estaba orando el Salvador?

      1. Por los soldados, que solamente eran instrumentos para ejecutar.

        1. Los soldados por muy cruel que fueran, estaban cumpliendo órdenes solamente. En este caso era al Hijo de Dios al que estaban crucificando con todo tipo de crueldad que ellos sabían usar.

      1. Por todos los que estaban injuriándolo, sin saber que de veras Él era el Salvador.

      1. Por los fanáticos, que en su celo religioso lo estaban crucificando.

      1. Por todos en general, incluyendo los que por “celo”, y “envidia”, lo estaban crucificando.

      1. El Señor sabía que en la ignorancia y celo religioso, muchos habían hecho esto.

        1. Los demagogos, controlan las masas de esa forma.

        1. Unos días antes solamente, muchos gritaban: ¡Hosanna! Al Hijo de David.

        1. Esto tiene que haberle causado una impresión al ladrón que después se arrepintió.

          1. Nota: No dudemos la importancia de los que ocurrió en el calvario; Mateo 27:36 dice: “Y sentados le guardaban allí” hablando de los soldados.

            1. Qué impresión le tiene que haber ocasionado a esos solados paganos, viendo y oyendo de cerca, todo lo que estaba ocurriendo.

            1. ¿Cuantas veces había oído alguno de ellos a alguien perdonar a sus agresores en una ejecución como esa?

            1. Mientras que otros maldecían, JESUCRISTO los PERDONABA.

            1. Con razón el centurión después del terremoto exclamó: “¡Verdaderamente ese era el Hijo de Dios!”

  1. Hoy, estarás conmigo en el Paraíso (Lucas 23:39-43).

    1. La fe del malhechor – viendo a JESÚS colgado, creyó en Él.

      1. El malhechor había sido testigo de el maltrato cruel que había sufrido JESÚS.

      1. Tuvo que caminar con JESÚS todo el tramo hasta llegar al lugar de la crucifixión.

      1. Vio su comportamiento, y lo que les dijo a las mujeres.

      1. No dudemos que había oído hablar de JESÚS anteriormente.

    1. Este malhechor tuvo más fe que toda la gente presente.

      1. Mientras que algunos se lamentaban en ver como se desvanecían sus expectaciones sobre que JESÚS era el Mesías.

      1. El malhechor viendo a JESÚS colgado en la cruz a su lado, CREE en Él.

        1. Tuvo que tener mucha fe en un hombre que estaba agonizando a su lado en una cruz.

      1. Acuérdate de mí…- algunas versiones dicen: “Cuando entres en tu Reino”.

        1. Este malhechor, confesó a JESÚS como Rey.

        1. Él pudo ver más allá de la cruz, a un Rey con un Reino esperando.

    1. Aquí vemos una muestra más de la Divinidad de JESÚS al perdonarlo, pues solo Dios puede perdonar los pecados.

    1. ¿Dónde está el PARAÍSO? – En el Nuevo Testamento es el Cielo, pero antes de la muerte en la cruz de JESÚS, estaba en el Hades (Lucas 16).

      1. Mateo 12:40 “Porque así como tres días y tres noches estuvo Jonás en el vientre de un gran pez, también tres días y tres noches estará el Hijo del hombre en las entrañas de la tierra”. — NVI.

        1. Les predicó a los espíritus encarcelados; no para salvación. (1 Pedro 3:19).

        1. Llevó la cautividad cautiva (Ef. 4:8).

        1. …Porque aun no he subido a mi Padre..” (Juan 20:17).

    1. JESÚS no sufrió en el infierno, como algunos enseñan. – Sí el Señor hubiera tenido que sufrir en el infierno, eso hubiera significado que TODO no había sido consumado, o completado el sacrificio en la cruz. Sin embargo, hemos estudiado ya que “sin derramamiento de sangre”, no hay remisión de pecados.

      1. El sacrificio era de sangre no de infierno.

      1. La muerte de JESÚS en la Cruz fue suficiente para salvar a TODOS los pecadores.

      1. Una cosa solamente faltaba, y era Su Resurrección de entre los muertos.

  1. Mujer, he ahí tu hijo (JUAN 19:25-28).

    1. Los sinópticos, mencionan las mujeres que estaban “lejos”. El apóstol Juan es el que mejor relato nos da, puesto que fue un testigo ocular. El apóstol Juan, es el único que menciona a María la madre de JESÚS, y no menciona a su madre por nombre, sino que la llama: “La hermana de María”. Vemos que María la esposa de Clopas estaba ahí, María Magdalena, y según Marcos, Salomé la madre de Juan y Jacobo. Juan menciona a María la madre de JESÚS, la hermana de María, María la esposa de Clopas, y María Magdalena.

      1. Con esto podemos ver que parece ser que la madre de Juan y Jacobo, Salomé, era hermana de María, la madre de JESÚS.

        1. Eso quiere decir que JESÚS y Juan eran primos.

    1. Como hijo mayor tenía el deber de cuidar de su madre, y nos deja una lección:

      1. La importancia de la familia para Dios; Él es quien la fundó.

      1. Una persona que no cuida de los suyos, deja mucho que desear.

      1. El “cuarto mandamiento” “Honra a tu Padre y a tu Madre”, es muy importante.

    1. La historia nos ha dado grandes personas que se han ido a dedicar sus vidas a Dios a solas, pero han abandonado sus familiares.

      1. Eso no es digno de admiración; al contrario, es digno de lástima.

      1. Es triste ver que muchos hoy, no cuidan de los suyos, y dejan mucho que desear.

    1. ¿Dónde estaban Sus hermanos?

      1. Ellos no creían en Él; no fue hasta después que resucitó, que ellos se convirtieron.

      1. El apóstol Juan era el único que estaba a su lado.

        1. Y como ya hemos dicho parece ser que Juan era primo de JESÚS.

      1. Al dejársela a un “primo”, el Señor no se la estaba dejando a un extraño.

    1. El Apóstol Juan (el discípulo amado), es el que escribió este relato unos 60 años después, siendo su testimonio propio el que lo acierta.

    1. ¿Tuvo María otros hijos? – claramente que si, y no fue hasta mucho después, cuando las leyendas sobre la perpetua virginidad de María fueron creídas, que se empezó a negar que tuvo más hijos (Marcos 3:31-35).

Conclusión:

Oremos….

Este es un día para recordar el Sacrificio de nuestro Salvador por todos nosotros. Es tiempo de agradecer. Es tiempo de examinarnos a nosotros mismo. Y para aquellos que no han entregado su vida a JESUCRISTO todavía, es tiempo de hacerlo.

1Herbert Lockyer, All the Messianic Prophecies of the Bible, p. 17, Zondervan.

2James A. Brooks, New American Commentary, Mark, p. 258, Broadman Publishers.

3Alfred Edersheim, Life and Times of Jesus de Messiah, 2:584, Hendrickson.

4Word Biblical Commentary.