Dos Milagros: Dos lecciones

Por: pastor Daniel Brito

Título: Dos Milagros: Dos lecciones

Texto: Juan 6:1-15

«Algún tiempo después, Jesús se fue a la otra orilla del mar de Galilea (o de Tiberíades).2 Y mucha gente lo seguía, porque veían las señales milagrosas que hacía en los enfermos.3 Entonces subió Jesús a una colina y se sentó con sus discípulos.4 Faltaba muy poco tiempo para la fiesta judía de la Pascua.

5 Cuando Jesús alzó la vista y vio una gran multitud que venía hacia él, le dijo a Felipe:

—¿Dónde vamos a comprar pan para que coma esta gente?

6 Esto lo dijo sólo para ponerlo a *prueba, porque él ya sabía lo que iba a hacer.

7 —Ni con el salario de ocho meses podríamos comprar suficiente pan para darle un pedazo a cada uno —respondió Felipe. 8 Otro de sus discípulos, Andrés, que era hermano de Simón Pedro, le dijo: 9 —Aquí hay un muchacho que tiene cinco panes de cebada y dos pescados, pero ¿qué es esto para tanta gente? 10 —Hagan que se sienten todos —ordenó Jesús.

En ese lugar había mucha hierba. Así que se sentaron, y los varones adultos eran como cinco mil.11 Jesús tomó entonces los panes, dio gracias y distribuyó a los que estaban sentados todo lo que quisieron. Lo mismo hizo con los pescados. 12 Una vez que quedaron satisfechos, dijo a sus discípulos: —Recojan los pedazos que sobraron, para que no se desperdicie nada.

13 Así lo hicieron, y con los pedazos de los cinco panes de cebada que les sobraron a los que habían comido, llenaron doce canastas. 14 Al ver la señal que Jesús había realizado, la gente comenzó a decir: «En verdad éste es el profeta, el que ha de venir al mundo.»15 Pero Jesús, dándose cuenta de que querían llevárselo a la fuerza y declararlo rey, se retiró de nuevo a la montaña él solo.»

Introducción:

Las enseñanzas de JESÚS son de mucha importancia para nuestras vidas, en un tiempo donde estamos escuchando tanta basura secular, y al mismo tiempo, estamos viendo a tantos llamados cristianos hacer referencia de las Escrituras como si se pudiera interpretar a su antojo. En estas enseñanzas podemos encontrar la prueba de el CRISTO DIVINO, que TODO lo puede. Trataremos los siguientes puntos:

(1) Un gran Milagro.

(2) JESÚS prueba a FELIPE con una pregunta: ¿Cómo les daremos de comer?

(3) JESÚS camina sobre el agua: Un segundo Milagro.

(4) Las circunstancias de la vida.

Lección:

1. Un Gran Milagro. — Este es uno de los DOS milagros en los que nuestro SEÑOR convierte la simple comida de un joven, en COMIDA para MILES de personas. Noten que no lo hizo UNA vez, SINO que DOS veces. Y esos dos ejemplos nos dejan una gran lección a TODOS, sobre el poder de Dios, y Su autoridad sobre los elementos de la creación. Este relato se encuentra en TODOS los EVANGELIOS.

a. Parece ser que JESÚS había buscado un lugar tranquilo para descansar, pero mirando a lo lejos, vieron a la gente llegar. La gente había visto a JESÚS hacer milagros, y habían venido a seguirle a un lugar distante, para escucharlo, y para recibir de Él un milagro.

i. Noten las Palabras de nuestro SEÑOR en el relato del Evangelio de Mateo:

(1) (Mateo 14:14) «Cuando Jesús desembarcó y vio a tanta gente, tuvo compasión de ellos y sanó a los que estaban enfermos.»

ii. Parece ser que las Enseñanzas de JESÚS se habían alargado, y se había echo tarde. Es ahí como podemos ver que nuestro SEÑOR tenía un plan para toda esa gente.

(1) (Mateo 14:15-16) «Al atardecer se le acercaron sus discípulos y le dijeron: —Éste es un lugar apartado y ya se hace tarde. Despide a la gente, para que vayan a los pueblos y se compren algo de comer. 16 —No tienen que irse —contestó Jesús—. Denles ustedes mismos de comer.»

b. Es muy importante para seguir este relato, el entender que por mucho que alguien quiera, no puede hacer comida de la NADA.

i. Puede ser que un MAGO pretenda hacer que una paloma salga de la manga de su camisa, o de su sombrero, pero eso solamente son TRUCOS, que se pueden aprender.

ii. En las computadoras tenemos un MUNDO VIRTUAL. Podemos copiar cantos, y archivos la cantidad de veces que uno quiera. Uno puede hacer copias de archivo tras archivo, todas las veces que uno quiera.

(1) Pero en el MUNDO DE LA REALIDAD, la COMIDA se necesita cosechar, y se necesita segar, y se necesita cocinar, porque no sale de la nada.

iii. Este es otro relato que prueba la DIVINIDAD de JESUCRISTO como el HIJO DE DIOS.

(1) No solamente para aquellos que fueron TESTIGOS, sino para nosotros que miles de años después podemos leerlo, y CREER que Él es el HIJO DE DIOS.

c. Una OBSERVACIÓN: Son muchos los que hemos oído de tantas veces que alguien oró a Dios en la escasez, y Dios contestó la oración enviando a alguna persona para suplir ese alimento.

i. Y puede ser que en esta noche alguien puede asentir con la cabeza porque ha experimentado la bendición de DIOS en la escasez.

ii. Pero en este caso, no es el que alcanzaran para la cantidad de gente que estaba comiendo, en un grupo normal, sino que DIOS HIZO DE LA NADA COMIDA PARA TODOS. Solamente había para uno, y JESUCRISTO lo convirtió en comida para miles de personas.

2. JESÚS prueba a FELIPE con una pregunta: ¿Cómo les daremos de comer? —Es muy claro que JESÚS estaba probando a Felipe, porque Él sabía muy bien cual era la respuesta, y cual era el MILAGRO que Él mismo iba a hacer.

a. La respuesta de Felipe era algo real, Ni OCHO meses de sueldo, o ea, 200 denarios. Un denario era el sueldo de un hombre por un día de trabajo, en este caso, Felipe veía tanta gente, que pensaba que ni con el sueldo de un hombre de ocho meses se hubiera podido hacer.

b. Quiere decir que JESUCRISTO estaba mostrándole a Felipe, lo IMPOSIBLE antes los ojos de ese MILAGRO.

c. Una LECCIÓN:

i. Los ricos, o los que tienen mucho, caen en el peligro de pensar que no necesitan a Dios, o, que no tienen que CONFIAR en Dios.[1]

ii. Los pobres que no tienen, caen en el peligro de pensar que tienen que buscar a través de formas ilícitas.

iii. El SEÑOR JESÚS nos está enseñando una LECCIÓN bien clara sobre la importancia de confiar SOLAMENTE en Él para los alimentos.

d. ¿Cuanta gente comió? CINCO MIL HOMBRES. = Tal vez unas VEINTE MIL personas entre mujeres y NIÑOS.

i. “Aquí hay un muchacho que tiene cinco panes de cebada y dos pescados.” Ese era el pan de la gente más pobre.[2]

ii. “Distribuyó a los que estaban sentados todo lo que quisieron.” Noten que los alimentó MUY BIEN. O sea que nadie quedó con ambre, al contrario, todos quedaron saciados.

iii. Seguramente que esos panes BARATOS y esos PESCADOS baratos, el SEÑOR los hizo saber mucho mejor que cualquier PLATO que el CHEF GÓMEZ nos pueda hacer.

(1) Cuando DIOS hace algo, LO HACE BIEN HECHO.

e. Este MILAGRO nos debe recordar que DIOS SE INTERESA POR NOSOTROS.

i. Nuestra FE debe estar depositada en ÉL SOLAMENTE.

3. JESÚS camina sobre el agua: Un Segundo Milagro. — (Versos 16-24) «Cuando ya anochecía, sus discípulos bajaron al lago17 y subieron a una barca, y comenzaron a cruzar el lago en dirección a Capernaúm. Para entonces ya había oscurecido, y Jesús todavía no se les había unido.18 Por causa del fuerte viento que soplaba, el lago estaba picado.19 Habrían remado unos cinco o seis kilómetros cuando vieron que Jesús se acercaba a la barca, caminando sobre el agua, y se asustaron.20 Pero él les dijo: «No tengan miedo, que soy yo.»21 Así que se dispusieron a recibirlo a bordo, y en seguida la barca llegó a la orilla adonde se dirigían.»

a. Los discípulos tomaron un barco para irse a CAPERNAUM el cuartel general de JESÚS, mientras que la otra BARCA quedó vacía.

b. Debemos notar que estos hombres eran pescadores profesionales, que estaban acostumbrados a todo tipo de mal tiempo.

i. Pero en medio de una tormenta bien fuerte, los hombres más bravos, se derriten por el miedo.

c. En medio de la TORMENTA con un viento fuerte JESÚS se les aparece a ellos caminando sobre el agua.

i. El Evangelio de Mateo nos dice que al ver a JESÚS de lejos caminando sobre el agua, creían que era un fantasma (Mateo 14:26).

d. Cuando ellos se dan cuenta que es JESÚS, el Evangelio de Mateo también nos dice que entonces Pedro pidió caminar por el agua y lo hizo, hasta que se dio cuenta de las CIRCUNSTANCIAS (Mateo 14:28-31).

e. Este evento nos muestra una vez más LA DIVINIDAD DE JESUCRISTO.

i. NADIE ha podido caminar sobre el agua nunca.

 ii. JESÚS les muestra a ELLOS y a NOSOTROS, que Él está SOBRE TODA CIRCUNSTANCIA DE LA VIDA.

(1) No importa cual sea la circunstancia que uno esté viendo a los lados de uno mismo, JESUCRISTO nos llama a poner nuestra MIRADA y CONFIANZA SOLAMENTE EN ÉL.

4. Las Circunstancias de la Vida. —Estas dos lecciones nos han mostrado DOS milagros hechos por nuestro SEÑOR JESUCRISTO. Ambos milagros nos dejan lecciones que debemos recordar TODO el tiempo.

a. La primera es que en medio de la ESCASEZ, tenemos a un DIOS TODOPODEROSO que está listo para escuchar nuestras oraciones. Pero debemos recordar que, Dios hace las cosas como Él quiere, y cuando Él quiere.

b. La segunda es que en medio de la prueba, cuando todo parece ir en contra de uno, tenemos un DIOS que llega cuando menos lo esperamos, así como JESUCRISTO caminó sobre el agua, DESAFIANDO a la misma naturaleza, al caminar sobre el agua, y a la misma tormenta, al caminar como si nada. NADA puede en contra de nuestro DIOS.

c. Y el tercero es que el CRISTO DIVINO, está llamando al ARREPENTIMIENTO y a la SALVACIÓN, en medio de cualquier circunstancia de la vida. Estos dos milagros prueban que JESUCRISTO es el HIJO DE DIOS, y el SALVADOR del mundo.

Conclusión:

Oremos.

Notas:

1.  Martin Luther, Complete Sermons of Martin Luther, vol. V, p. 344-350, Baker Books.

2.  William Barclay, Comentario al Nuevo Testamento, p. 415, editorial CLIE.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

**Este sermón fue predicado  en Junio, 2009.

El Milagro de un hombre llamado Malco

Por: pastor Daniel Brito

Título: El Milagro de un hombre llamado Malco

Texto: Lucas 22:47-51:
«Todavía estaba hablando Jesús cuando se apareció una turba, y al frente iba uno de los doce, el que se llamaba Judas. Éste se acercó a Jesús para besarlo,48 pero Jesús le preguntó:

—Judas, ¿con un beso traicionas al Hijo del hombre?
49 Los discípulos que lo rodeaban, al darse cuenta de lo que pasaba, dijeron:

—Señor, ¿atacamos con la espada?
50 Y uno de ellos hirió al siervo del sumo sacerdote, cortándole la oreja derecha.
51 —¡Déjenlos! —ordenó Jesús.

Entonces le tocó la oreja al hombre, y lo sanó.»*

Introducción:
Esta es una de las tantas historias encontradas en la Biblia, que se habla muy poco de ellas. Cuando hablamos del último milagro que JESÚS hizo antes de ir a la cruz, siempre pensamos en la resurrección de Lázaro. Pero nuestro SEÑOR JESUCRISTO aun en el lugar donde es acosado por una turba de gente que venía a prenderlo, hace lo que siempre hacía, y es mostrar Su compasión hacia los hombres, aún en las peores circunstancias. Trataremos los siguientes temas:

(1)    Una Noche de Angustia.
(2)    Cuando no se Espera Respuesta.
(3)    Un Simple Esclavo.
(4)    La Compasión del Salvador.
(5)    La Gracia de Dios.

Lección:
1.    Una Noche de Angustia. — Este milagro obrado por nuestro SEÑOR ocurre solamente unas horas antes de ir a la cruz. Nuestro SEÑOR JESUCRISTO ya había comido la Pascua con sus discípulos, y había instituido la Cena del SEÑOR. Había venido del Getsemaní donde nuestro SEÑOR había agonizado sudando sangre, mientras sentía el peso del pecado que llevaría por toda la humanidad. Es así como seguimos ahora con nuestro segundo punto.

2.    Cuando no se Espera Respuesta. — Nuestro Texto de esta noche comienza así: “Todavía estaba hablando Jesús cuando se apareció una turba, y al frente iba uno de los doce, el que se llamaba Judas.” Ahora se aparece la turba que venía con los líderes Judíos, incluyendo a una buena cantidad de soldados Romanos. Notemos varias cosas:

a.    Lo primero es que el Texto menciona que entre ellos venía uno de los doce, osea Judas el traidor. Uno de sus apóstoles, había traído a la turba que iba a arrestar a nuestro SEÑOR.

b.    Lo segundo es que los discípulos que estaban con JESÚS, preguntan: “—Señor, ¿atacamos con la espada?”

i.    Los discípulos no habían discernido todavía el tiempo que estaban viviendo.

ii.    Usar la espada para pelearse con una turba que traía muchos soldados profesionales, no era sabio.

c.    Lo tercero es que aquí encontramos un gran ejemplo de lo que ocurre cuando no se espera respuesta de Dios. Los discípulos le preguntaron al SEÑOR, pero hubo uno que no tuvo paciencia para esperar respuesta.

i.    Ahora sigamos a nuestro tercer punto.

3.    Un simple esclavo. — Con la turba que venía a prender a JESÚS, venía un simple esclavo del sumo sacerdote. Los cuatro Evangelios mencionan este suceso, pero solamente el apóstol Juan menciona el nombre del esclavo. «Simón Pedro, que tenía una espada, la desenfundó e hirió al siervo del sumo sacerdote, cortándole la oreja derecha. (El siervo se llamaba Malco.) 11 —¡Vuelve esa espada a su funda! —le ordenó Jesús a Pedro—. ¿Acaso no he de beber el trago amargo que el Padre me da a beber?»

a.    El apóstol Juan que escribe este Evangelio, conocía al sumo sacerdote, y es por eso que conocía a este esclavo por su nombre, de ahí que es el único Evangelio en mencionar el nombre de Malco.

i.    Algunos comentaristas dicen que Malco parece haber sido gentil por su nombre,¹ si es así, era un esclavo con menos derechos que un esclavo Judío.

b.    Malco parece que venía adelante de la turba con el sumo sacerdote que era su amo. De ahí que Pedro parece que tiró la espada para cortarle la cabeza, pero solo atinó a cortale la oreja.

i.    Podemos imaginarnos el grito de Malco al perder su oreja por la espada, y tal vez haber pensado lo peor para él mismo.

ii.    Ahora sigamos a nuestro siguiente punto.

4.    La Compasión del Salvador. — Dos grandes cosas ocurrieron en esa noche, que probó sin duda alguna la Divinidad de JESUCRISTO, delante de Sus discípulos, y también de Sus enemigos.

a.    Una de ellas era que JESÚS derrumbó a todos con Su Poder.

i.    «Llevaban antorchas, lámparas y armas. 4 Jesús, que sabía todo lo que le iba a suceder, les salió al encuentro.  —¿A quién buscan? —les preguntó. 5 —A Jesús de Nazaret —contestaron. —Yo soy. Judas, el traidor, estaba con ellos.6 Cuando Jesús les dijo: «Yo soy», dieron un paso atrás y se desplomaron.»

ii.    Noten que JESÚS al decir: YO SOY, hizo que se desplomaran al piso por el PODER de Sus Palabras.

b.    Y el segundo es el de Malco, que como ya hemos dicho, aunque los cuatro Evangelios mencionan este suceso, solamente el Evangelio de Lucas, nos dice que JESUCRISTO sanó la oreja de Malco.  “Entonces le tocó la oreja al hombre, y lo sanó.”

i.    No se sabe si JESÚS recogió el pedazo de oreja del piso, o si solamente le tocó la oreja donde tenía la cortada, y lo sanó.

ii.    Lo que sí sabemos es que JESÚS sanó por completo a Malco.

c.    No había excusa para ninguno de los que habían estado presente, porque TODOS fueron testigos de ambos milagros. Sigamos al último punto.

5.    La Gracia de Dios. — Que Gracia tan Maravillosa la de nuestro SEÑOR JESÚS, que apesar que Malco estaba entre Sus enemigos como un esclavo de ellos, nuestro SEÑOR lo amó a él también.

a.    Esa es la Maravilla del Amor de Dios, y es que Su amor se extiende hacia TODA persona:

i.    Sea enemigo de Dios.

ii.    Sea ateo.

iii.    Sea un criminal.

iv.    Dios AMA a TODOS, y extiende Su Mano Salvadora y Sanadora hacia TODOS.

b.    Este es uno de los casos donde JESÚS sana a una persona que no había pedido ser sanado, ni había ejercitado su fe. Este esclavo seguramente que había oído malas cosas de JESÚS por parte de su amo el sumo sacerdote, pero sin duda alguna, que también él había escuchado las Maravillas que la gente hablaba de JESÚS, y los Milagros que hacía.

c.    Seguramente que no esperaba ningún gesto de amor por parte de la Persona que ellos venían a prender, y enjuiciarlo.  Pero esa noche llegó a ser una noche inolvidable para Malco, el hombre que seguramente que la gente lo conocía como el esclavo del sumo sacerdote, en esa noche, había tenido un encuentro con el SALVADOR cara a cara.

Conclusión:
Así también El SEÑOR JESUCRISTO nos llama a TODOS para otorgarnos la SALVACIÓN, y  también la Sanidad del cuerpo.

Notas:

1. Alfred Edershine, The Life and Times of Jesus the Messiah, 2.545, Hendrickson Publishers.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

**Este sermón fue predicado en Septiembre, 2008.

Esclavo de JESUCRISTO

Por: pastor Daniel Brito

Texto: Romanos 1:1-7

TITULO: Esclavo de JESUCRISTO

INTRODUCCIÓN: En esta noche estaré comenzando un estudio sobre la epístola a los Romanos. La verdad es que si no se hubiera escrito esta epístola, tuviéramos un gran vacío en el conocimiento del Evangelio y la Gracia de JESUCRISTO. Esta hermosa epístola se puede considerar como un quinto Evangelio por la importancia que tienen para poder comprender todo el Evangelio de JESUCRISTO. Romanos es la epístola de la Gracia, es la epístola que le abrió los ojos a la Reforma Luterana. Romanos es la epístola que todo creyente debe leer por ser tan importante para conocer bien el Evangelio de JESUCRISTO. Es así como comenzamos esta enseñanza.

1.    Una Introducción. — El apóstol Pablo no había ido todavía a Roma, él no fue el que fundó esa iglesia como algunos han creído, ni tampoco el apóstol Pedro. Hubiera sido falta de cortesía por parte de Pablo, si Pedro hubiera estado en Roma, y él no le hubiera enviado saludo. Pero el apóstol Pablo sabía que Dios le estaba indicando que un día estaría en Roma.

2.    Esclavo de JESUCRISTO. — Pablo comienza esta epístola después de poner su nombre, llamándose a sí mismo, esclavo de JESUCRISTO. Tal vez nosotros no podemos entender del todo lo que un esclavo era, pero la esclavitud era muy común y normal en los días del apóstol Pablo. Pero aparte de la esclavitud común, Pablo tenía en mente lo que la Ley de Moisés dice sobre la persona que por razones de caer en deudas y no poder pagarlas, se vendía com esclavo y, servía por un tiempo de seis años. La Ley decía que después de seis años, el esclavo era dejado en libertad, pero si quería quedarse con su amo, tal vez porque no quería dejar a su esposa e hijos, o por cualquier otra razón, el esclavo era llevado al Tabernáculo, al sumo sacerdote quien le abría un agujero en el oído para ponerle una marca de esclavo. Desde ese momento, el hombre perdía su libertad, y llegaba a ser un esclavo de por vida. Es así como Pablo usa la comparación de como él mismo voluntariamente se había hecho esclavo de JESUCRISTO.

a.    El uso de esclavo por parte de Pablo, nos debe recordar que JESUCRISTO exige una entrega total de cada persona. Mateo 10:37-39 dice:

i.    «El que quiere a su padre o a su madre más que a mí no es digno de mí; el que quiere a su hijo o a su hija más que a mí no es digno de mí;38 y el que no toma su cruz y me sigue no es digno de mí.39 El que encuentre su *vida, la perderá, y el que la pierda por mi causa, la encontrará.»

ii.    El amar a algún familiar más que a JESÚS, descalifica a la persona para el discipulado.  Eso no quiere decir que Dios quiere que uno abandone a sus familiares, sino que cuando uno pone los intereses de los familiares delante de DIOS, esa persona a quedado descalificada para el discipulado.

(1)    De ahí que la persona tenga que tomar su cruz, esto es negarse a sí mismo para ser digno del discipulado. El negarse a sí mismo es como morir al YO de uno mismo, y entregarse a la Voluntad total de JESUCRISTO.

iii.    El verso 39 que hemos leído de Mateo sobre el que encuentre su vida, la perderá, y el que la pierda por mi causa, la encontrará, es claro que se está refiriendo al morir por JESUCRISTO si hay que hacerlo, pero debemos notar otro significado que es el de poner los propios intereses de uno en vez de los intereses de JESUCRISTO.

(1)    De ahí que se nos exhorte tanto a buscar las cosas de Dios, osea las de arriba, por la sencilla razón que es así como ponemos verdaderamente nuestra mirada en JESUCRISTO y llegamos a ser verdaderos discípulos.

(2)    El poner nuestros intereses por delante de JESUCRISTO, nos descalifica porque ponemos nuestra mirada en las cosas pasajeras, que cargarán nuestra alma de lo que no edifica, distrayendo nuestra mirada espiritual.

3.    El Evangelio de JESUCRISTO. — La palabra Evangelio, quiere decir “buenas nuevas”. El Evangelio no es imaginación de nadie, ni es una emoción, el Evangelio es las buenas nuevas de la realidad histórica de nuestro Salvador JESUCRISTO.

a.    Prometido por los profetas en las Sagradas Escrituras que entonces, prueban Su origen Divino. Al cumplirse lo escrito en las Escrituras, prueba que es Palabra de Dios y no de hombre.

b.    Las cuatro pruebas de la realidad histórica del Evangelio (1 Corintios 15).

i.    Cristo murió por nuestros pecados según las Escrituras.

ii.    Cristo fue sepultado.

iii.    Cristo Resucitó de entre los muertos.

iv.    Cristo fue visto por muchos testigos.

c.    Analicemos un poco esto:

i.    JESÚS descendía de David por medio de la mujer, o sea, en la carne, y era heredero a ser el CRISTO o el MESÍAS.

ii.    Pero JESÚS seguía siendo el Divino Hijo de Dios, como dice el Texto: “pero que según el Espíritu de santidad fue designado con poder Hijo de Dios por la resurrección.”

(1)    Designado o declarado Hijo de Dios. Eso no quiere decir que no lo era antes, sino que por la Resurrección de entre los muertos, es anunciado o declarado como el Hijo de Dios que murió en la cruz, dio Su Vida por la humanidad, y Resucita con poder al tercer día.

(a)    Si Cristo no hubiera Resucitado, en vano sería nuestra fe, y es por eso que es anunciado o declarado, por la Resurrección de entre los muertos.

(2)    El Espíritu de Santidad es el Espíritu Santo, no el Espíritu Humano de JESÚS como algunos creen.

4.    El verdadero apostolado. — Como dice un comentarista: “Cristo designó ciertos hombres como apóstoles. En un sentido especifico, sólo aquellos que fueron designados personalmente por Cristo son verdaderos apóstoles. Después de la muerte de Juan no hubo más apóstoles, puesto que no existe cosa tal como la sucesión apostólica.”¹

a.    Un vistazo a la historia de la Iglesia, nos muestra que después de la muerte del apóstol Juan, no hubo un apostolado que los sucediera. Es cierto que surgieron algunos que se designaban apóstoles, y casi siempre terminaban en el error.

b.    El mejor ejemplo del ministerio organizado que seguiría al de apóstol, lo encontramos en las epístolas del apóstol Pablo a Timoteo y Tito, donde el deja instrucciones sobre los ancianos de la Iglesia, presbíteros u obispos. Ese es el orden que encontramos después de la muerte del apóstol Juan, el último de los apóstoles en morir.

5.    El llamado de Dios, y el llamado a la Santidad. — Hay dos cosas muy importantes que debemos observar sobre el llamado de Dios hacia nosotros.

a.    Dios es el que llama al pecador, y eso no nos debe de asombrar, en vista de la incapacidad del pecador de buscar a Dios. Juan 6:37-38 dice:

i.    «Todos los que el Padre me da vendrán a mí; y al que a mí viene, no lo rechazo.38 Porque he bajado del cielo no para hacer mi voluntad sino la del que me envió.39 Y ésta es la voluntad del que me envió: que yo no pierda nada de lo que él me ha dado, sino que lo resucite en el día final.40 Porque la voluntad de mi Padre es que todo el que reconozca al Hijo y crea en él, tenga vida eterna, y yo lo resucitaré en el día final.»

ii.    Y también Juan 6:65 dice:

(1)    «Por esto les dije que nadie puede venir a mí, a menos que se lo haya concedido el Padre.»

iii.    Es muy claro que el llamado lo hace Dios, pero el pecador responde con su decisión.

b.    En segundo lugar, Dios nos llama a ser SANTOS, esto es a ser “SEPARADOS” “CONSAGRADOS”. (Colosenses 3;1 Pedro 1:13-18)

i.    Eso quiere decir que Dios quiere separarnos del mundo y del pecado para que seamos siervos de Dios. Noten que es Dios quien nos separa para que le sirvamos. O sea que nosotros lo que hacemos es separarnos para JESUCRISTO.

(1)    Hay mucha gente que dice que no pueden dejar esto, o aquello, o lo otro, y dicen que tratan por todos los modos y no pueden. Lo más probable es que ellos quieren dejar esas cosas por sus propias fuerzas, sin antes haberse ellos mismo separados para el SEÑOR.

(2)    Usaré un ejemplo muy imperfecto, pero muy apropiado, y es que cuando uno se muda de una ciudad a otra, ya uno no tiene que pensar en dejar la ciudad, porque ya se ha trasladado a otra ciudad. Así también nosotros hemos sido trasladados del reino de las tinieblas, al Reino de nuestro SEÑOR JESUCRISTO.

(3)    El problema es en los que siempre se preocupan por lo que dejan, en vez de preocuparse en entregarse al Salvador del mundo.

ii.    Debemos notar que la vida antigua era “absurda” como dice el Texto, y no hay nada bueno que uno deba querer recuperar de esa conducta antigua.

Conclusión: ¿Te has entregado a JESUCRISTO? ¿Te has separado para JESUCRISTO? Que en esta noche todos podamos decir que seguridad que somos esclavos de JESUCRISTO.

Notas:

1. Evis Carballosa, Romanos, p. 30, Portavoz Evangélico.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

**Este sermón fue predicado el 20 de Julio, 2008.

¿Me amas?

Por: pastor Daniel Brito

TEXTO: Juan 21:15-25

TITULO: ¿Me amas?

INTRODUCCIÓN: En esta noche continuamos el tema de esta mañana, y concluimos también el estudio del Evangelio de Juan. Esta mañana estuvimos hablando sobre la Pesca Milagrosa que nuestro SEÑOR Resucitado obró en Sus discípulos. Ahora, concluimos este hermoso Evangelio. Es así como comenzamos nuestra lección.

1.    Cuando terminaron de desayunar. — Nuestro SEÑOR había hecho un gran milagro al darles 153 pescados que ellos a Su Palabra, habían obedecido y tirado la red. Podemos decir que JESUCRISTO se los dio, porque ellos no habían pescado nada, y podemos estar seguros que el SEÑOR hizo los pescados de la nada, o los trajo a la red de Sus discípulos.

a.    Podemos ver la Humanidad de JESUCRISTO al igual que Su Divinidad. No era un espíritu lo que ellos estaban viendo, sino que era al CRISTO GLORIFICADO.

b.    El SEÑOR JESÚS les había hecho de comer, y seguramente que había comido también. Su Cuerpo Glorificado no necesitaba comida, pero así como era palpable, podía aparecer y desaparecer, también podía comer si quería.

2.    Una pregunta hecha tres veces. — “Cuando terminaron de desayunar, Jesús le preguntó a Simón Pedro:   —Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que éstos?  —Sí, Señor, tú sabes que te quiero —contestó Pedro.  —Apacienta mis corderos —le dijo Jesús. 16 Y volvió a preguntarle:  —Simón, hijo de Juan, ¿me amas?  —Sí, Señor, tú sabes que te quiero.  —Cuida de mis ovejas. 17 Por tercera vez Jesús le preguntó:   —Simón, hijo de Juan, ¿me quieres?  A Pedro le dolió que por tercera vez Jesús le hubiera preguntado: «¿Me quieres?» Así que le dijo:  —Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te quiero.  —Apacienta mis ovejas —le dijo Jesús—”

a.    Encontramos ahora a nuestro SEÑOR dirigiéndose hacia Pedro con tres preguntas. Algunos piensan que JESÚS salio caminando con Pedro y tuvo una conversación privada. Otros piensan que no, que la conversación fue delante de los demás.

b.    En realidad, no sabemos como fue, pero veamos lo que las preguntas dicen:

i.    El SEÑOR JESÚS le pregunta: ¿Me amas? Tres veces.

ii.    Entendemos que en el Texto griego, el SEÑOR usa dos palabras para amar, como también en el español diríamos: me amas, o me quieres. Tal como el Texto de la Nueva Versión Internacional lo tiene. Y algunos piensan que fue para ponerse a la par con Pedro, tal como usted puede verlo en el Texto de la NVI como ya dije.

(1)    Se ha dicho mucho sobre ese intercambio de palabras, pero en realidad, creo que la evidencia de los comentaristas a un lado y al otro, recae más sobre el uso intercambiable de esas palabras.

c.    La tristeza de Pedro se debía sin ninguna duda, a la tercera vez que JESÚS le pregunta lo mismo. Debemos recordar que Pedro se había jactado en decirle a JESÚS que él daría su vida por JESÚS (Juan 13:36-38). Y es ahí donde el SEÑOR predice que Pedro lo iba a negar tres veces antes que el gallo cantara.

i.    No hay duda que Pedro ya se había arrepentido, pero nuestro SEÑOR lo estaba restaurando al encararlo con esa pregunta tres veces.

ii.    Veamos en el siguiente punto la importancia del amor hacia DIOS.

3.    El amor a la Persona de CRISTO debe estar presente en nuestras vidas.

a.    ¿Puede alguien ser salvo si no ama a JESUCRISTO? Esa pregunta que en realidad nos muestra que no, es imposible ser salvo si uno no ama a JESUCRISTO.

i.    El amor a Dios es el Gran Mandamiento, y es nuestro deber amar a nuestro SEÑOR. Nuestro Salvador JESUCRISTO respondió esa pregunta en Mateo 22:36-37:

(1)    “—Maestro, ¿cuál es el mandamiento más importante de la ley? 37 —”Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todo tu ser y con toda tu mente”  —le respondió Jesús—”

b.    ¿De que vale tener puestos en la iglesia, y no amar a JESÚS?

c.    Un creyente puede que no entienda todavía la Doctrina Bíblica muy bien, pero si uno le pregunta si ama a JESUCRISTO, la respuesta es un si.

i.    Veremos un poco más en el siguiente punto.

4.    Si le amamos, debemos obedecerlo. — Juan 14:15 dice: “Si ustedes me aman, obedecerán mis mandamientos.”  Es claro que la obediencia siempre va unida al amor en las Sagradas Escrituras. No se puede jactar uno en el amor hacia Dios, si no se está  demostrando obediencia a la Palabra de Dios.

a.    El amor y la fidelidad a Dios son sinónimos, y no se pueden SEPARAR. 1 Pedro 1:3-9 dice:

i.    “¡Alabado sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo! Por su gran misericordia, nos ha hecho nacer de nuevo mediante la resurrección de Jesucristo, para que tengamos una esperanza viva4 y recibamos una herencia indestructible, incontaminada e inmarchitable. Tal herencia está reservada en el cielo para ustedes,5 a quienes el poder de Dios protege mediante la fe hasta que llegue la salvación que se ha de revelar en los últimos tiempos.6 Esto es para ustedes motivo de gran alegría, a pesar de que hasta ahora han tenido que sufrir diversas *pruebas por un tiempo.7 El oro, aunque perecedero, se acrisola al fuego. Así también la fe de ustedes, que vale mucho más que el oro, al ser acrisolada por las pruebas demostrará que es digna de aprobación, gloria y honor cuando Jesucristo se revele.8 Ustedes lo aman a pesar de no haberlo visto; y aunque no lo ven ahora, creen en él y se alegran con un gozo indescriptible y glorioso,9 pues están obteniendo la meta de su fe, que es su salvación.”

b.    Por eso encontramos en las Escrituras que cuando se habla del amor hacia el cónyuge, se incluye el comportamiento que incluye la fidelidad. Efesios 5:25-30 dice:

i.    “Esposos, amen a sus esposas, así como Cristo amó a la iglesia y se entregó por ella26 para hacerla santa. Él la purificó, lavándola con agua mediante la palabra,27 para presentársela a sí mismo como una iglesia radiante, sin mancha ni arruga ni ninguna otra imperfección, sino santa e intachable.28 Así mismo el esposo debe amar a su esposa como a su propio cuerpo. El que ama a su esposa se ama a sí mismo,29 pues nadie ha odiado jamás a su propio cuerpo; al contrario, lo alimenta y lo cuida, así como Cristo hace con la iglesia,30 porque somos miembros de su cuerpo.”

ii.    Noten el vínculo entre el amor y el comportamiento del esposo hacia la esposa.

5.    Un llamado a servir. — El SEÑOR está llamando una vez más a Pedro al servicio del Evangelio. Porque iban a ser ellos los que comenzaran a hacer la obra de pastorear y apacentar el rebaño de JESUCRISTO.

a.    Ese llamado no era un llamado a ser papa, como la iglesia tradicional enseña, sino que era un llamado a pastorear, y como eran los primeros, era la obra de apóstol la él iba a empeñar. 1 Pedro 5:1-4 dice:

i.    “A los *ancianos que están entre ustedes, yo, que soy anciano como ellos, testigo de los sufrimientos de *Cristo y partícipe con ellos de la gloria que se ha de revelar, les ruego esto:2 cuiden como pastores el rebaño de Dios que está a su cargo, no por obligación ni por ambición de dinero, sino con afán de servir, como Dios quiere.3 No sean tiranos con los que están a su cuidado, sino sean ejemplos para el rebaño.4 Así, cuando aparezca el Pastor supremo, ustedes recibirán la inmarcesible corona de gloria.”

b.    Ese es el trabajo del verdadero pastor o anciano en la Obra del Evangelio, porque el rebaño es de JESUCRISTO no es de nosotros. La Iglesia le pertenece a JESÚS, y los pastores o ancianos están llevando a cabo el puesto de ENCARGADOS del SEÑOR JESÚS que es CABEZA DE LA IGLESIA.

c.    Un verdadero pastor es sumiso a la Autoridad de JESUCRISTO, y se nota en su conducta.

i.    He escuchado tantas veces a personas hablar de un pastor que uno muy bien conoce que tiene fama de ser un dictador y con falta de amor hacia los miembros de la iglesia, pero enseguida las personas responden que Dios lo está usando en gran manera.

ii.    El que así hace, puede que gane muchas almas para el Evangelio, pero de igual manera desparrama las almas otra vez.

iii.    El verdadero obrero de JESUCRISTO debe ser sumiso como ya dije a la autoridad de JESUCRISTO el Hijo de Dios.

6.    ¡Sígueme! — Juan 21:18-19: “De veras te aseguro que cuando eras más joven te vestías tú mismo e ibas adonde querías; pero cuando seas viejo, extenderás las manos y otro te vestirá y te llevará adonde no quieras ir. 19 Esto dijo Jesús para dar a entender la clase de muerte con que Pedro glorificaría a Dios. Después de eso añadió: —¡Sígueme!”

a.    Seguramente que todos conocemos a alguien que ha llegado a una edad avanzada, sea una viuda, o un viudo, y tenga que estarse dividiendo entre sus hijos o hijas.

i.    La persona así, cuando era joven, hacía lo que quería, e iba a donde quería ir, pero ahora que está anciano o anciana, tiene que ir a donde lo lleven.

b.    Pero eso no es lo JESÚS le está diciendo a Pedro, sino que según nos dice aquí el Texto Sagrado, era de la forma que Pedro iba a glorificar a JESÚS en su muerte.

i.    El apóstol Juan estaba escribiendo este Evangelio entre el año 85-95 de nuestra era.

ii.    El apóstol Pedro murió martirizado según la tradición de la Iglesia por el 65-66 de nuestra era.

(1)    La tradición de la Iglesia dice que Pedro fue crucificado con la cabeza para abajo a petición de él mismo, para no morir igual a su SEÑOR.

iii.    Quiere decir que Pedro ya había dado su vida por JESUCRISTO, y sin duda, Juan lo sabía muy bien.

7.    El final del Evangelio de Juan. — Juan 21:20-25:  “Al volverse, Pedro vio que los seguía el discípulo a quien Jesús amaba, el mismo que en la cena se había reclinado sobre Jesús y le había dicho: «Señor, ¿quién es el que va a traicionarte?»21 Al verlo, Pedro preguntó:  —Señor, ¿y éste, qué? 22 —Si quiero que él permanezca vivo hasta que yo vuelva, ¿a ti qué? Tú sígueme no más. 23 Por este motivo corrió entre los hermanos el rumor de que aquel discípulo no moriría. Pero Jesús no dijo que no moriría, sino solamente: «Si quiero que él permanezca vivo hasta que yo vuelva, ¿a ti qué?» 24 Éste es el discípulo que da testimonio de estas cosas, y las escribió. Y estamos convencidos de que su testimonio es verídico. 25 Jesús hizo también muchas otras cosas, tantas que, si se escribiera cada una de ellas, pienso que los libros escritos no cabrían en el mundo entero.”

a.    Noten que Pedro enseguida le pregunta a JESÚS sobre Juan que iba siguiéndolos.

b.    JESÚS le dice algo que todos debemos ponerle atención, y es que Dios trata con nosotros de una forma individual.

c.    El testimonio del autor que es el apóstol Juan, sin ninguna duda, es digno de confianza.

d.    El propio Juan nos dice que JESUCRISTO hizo muchos otros milagros que no están escrito en este libro, y sabemos que tampoco en los sinópticos, y es una prueba que nuestro SEÑOR no dejó ninguna duda con Sus Hechos, que Él era el Hijo de Dios, el Cristo el Mesías prometido.

CONCLUSIÓN:

Si nos examinamos a nosotros mismo, ¿cómo veremos el amor nuestro hacia Dios? ¿Qué dicen nuestros hechos? El arrepentimiento genuino y la conversión debe producir un cambio ¿ya lo has hecho?

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

**Este sermón fue predicado el 13 de Julio, 2008.

Eneas

Por: pastor Daniel Brito

Título: Eneas

Texto: Hechos 9:32-35
«Pedro, que estaba recorriendo toda la región, fue también a visitar a los santos que vivían en Lida.33 Allí encontró a un paralítico llamado Eneas, que llevaba ocho años en cama. 34 «Eneas —le dijo Pedro—, Jesucristo te sana. Levántate y tiende tu cama.» Y al instante se levantó.35 Todos los que vivían en Lida y en Sarón lo vieron, y se convirtieron al Señor. »*

Introducción:
Esta noche estaremos hablando de un hombre que muy poco se habla de él. En realidad, solamente es mencionado en esta cita del Texto Sagrado, que ocurre cuando el apóstol Pedro sale en recorrido por algunos lugares. En la Biblia encontramos que Dios se interesa por toda la gente, sin importarle su condición social o física.

Trataremos los siguientes temas:
(1)    Una visita a los santos.
(2)    Un caso deplorable.
(3)    JESUCRISTO te sana.
(4)    Un acto decisivo.
(5)    Muchas conversiones.

Lección:
1.    Una visita a los santos. — Al comenzar nuestra lección, encontramos al apóstol Pedro haciendo una gira itinerante a otras ciudades, donde llega a la ciudad de Lida, que estaba a unas 25 millas de Jerusalén.  Allí nos dice el Texto Sagrado que, fue también a visitar a los santos que vivían en Lida. En el Nuevo Testamento encontramos en varios lugares el uso de “santos” para referirse a los Creyentes en CRISTO JESÚS. “Es la palabra que Pablo usaba corrientemente para describir a un miembro de la iglesia, como cuando dirige sus cartas a los santos de tal y tal sitio.”¹  La palabra original quiere decir “consagrado”, “separado, o “diferente”. No se refiere a personas perfectas, porque no las hay; ni tampoco a personas canonizadas; sino que se refiere a todo el que ha lavado su vida en la Sangre de JESUCRISTO. De ahí que Dios nos “separa”, para ser DIFERENTES, y así somos llamados a SERVIR. Sigamos con nuestro siguiente punto.

2.    Un caso deplorable. — No sabemos si este hombre era un discípulo, pero lo más probable es que conocía el Evangelio por su reacción a la orden de Pedro que JESUCRISTO lo estaba sanando. Las palabras tienen que ser entendidas para que la persona responda. “No dudo que Eneas se acordó lo que antes había oído de JESUCRISTO, y de su vida maravillosa y de Su muerte.”²  De lo que sí podemos estar seguro es que Eneas estaba en una condición deplorable; era un hombre bien enfermo.

a.    Un hombre paralítico en aquellos tiempos no podía valerse por sí mismo. No habían sillas de rueda como las hay en nuestros días. Puede ser que por el día lo pusieran a mendigar en la calle, como era tan común con las personas lisiadas que no podían valerse por sí mismo. Tal vez si era un padre de familia, vivían en la miseria porque el Texto Sagrado dice que tenía ocho años en esa condición.

b.    Es en condiciones como ésta, donde uno puede notar cómo es que Dios se interesa hasta por las personas que para otros son tan insignificantes. Pero para Dios todos somos iguales. Sigamos con el siguiente punto.

3.    JESUCRISTO te sana. — Noten que Pedro no dice nada de él mismo, sino que le dice a Eneas que JESUCRISTO te sana. No era Pedro el que lo estaba haciendo, más bien, era que el apóstol Pedro estaba siendo un instrumento de Dios en ese momento.

a.    Eneas creyó al mensaje de Pedro en ese momento. Él pudo saber que no era Pedro el que estaba haciendo la obra sino que en ese momento estaba siendo tocado por el Médico Divino, El mismo Hijo de Dios.

b.    Ahora, noten que Pedro no solamente le dice que JESUCRISTO lo estaba sanando, sino que le dice: “Levántate y tiende tu cama.” “Por el hecho de que Dios nos cure, no vamos a quedar ociosos, sino que hemos de hacer uso precisamente del poder que se nos ha concedido. Ya no es lecho del dolor, sino cama de descanso.”³

c.    Ahora Eneas no iba a tener que mendigar, sino que con sus propias manos iba a poder ganarse el sustento para su hogar. De ahí la orden del apóstol Pedro que hiciera su cama. Ya no necesitaba que le pusieran las cosas en las manos; ahora él podía valerse por sí mismo. Continuamos con el siguiente punto.

4.    Un acto decisivo. — Eneas hizo un acto decisivo de fe al creer que JESUCRISTO lo sanaba. Es así como JESUCRISTO también salva al pecador. Sí, la peor enfermedad que una persona puede tener es la enfermedad del pecado que daña el alma. A eso también podemos decir que TODA persona necesita recibir el nuevo nacimiento en su vida que quita la enfermedad del alma.

a.    De ahí podemos recordar las Palabras del Salmo 103:3-4 que dice:

i.    “Él perdona todos tus pecados y sana todas tus dolencias; él rescata tu vida del sepulcro y te cubre de amor y compasión”

ii.    Lo más importante para una persona, es recibir el perdón de sus pecados y ser rescatados de la muerte espiritual que lleva a la perdición eterna.

b.    No solamente JESUCRISTO tiene poder para salvar del pecado, Él tiene poder para sanar nuestros cuerpos, y cubrirnos de amor y compasión, como dice el Texto que hemos leído. Sigamos con nuestro último punto.

5.    Muchas conversiones. — Ahora el Texto Sagrado nos dice que: “Todos los que vivían en Lida y en Sarón lo vieron, y se convirtieron al Señor.” La gente conocía a Eneas personalmente, y el testimonio del milagro efectuado en ese pueblo se corrió bien rápido. Eso hizo que mucha gente se convirtiera al SEÑOR JESÚS.

a.    Cada vez que JESUCRISTO hace un milagro en una vida, impacta las vidas de las personas cercanas a esa vida.

b.    No hay nada mejor que entregarle a JESUCRISTO todos los pesares, las cargas, los pecados, los vicios, y pedirle al SEÑOR que haga un cambio en su vida, así como cambió la vida de Eneas.

Conclusión:
¿Hay algo que te aflige en esta noche? ¿Le has entregado tu vida al Salvador del Mundo? El SEÑOR nos llama que así como el apóstol Pedro dijo: “Jesucristo te sana”, así podamos decir de nosotros mismo: Jesucristo me sana; Jesucristo me salva; JESUCRISTO me liberta.

Notas:

1. William Barclay, Comentario al Nuevo Testamento, p. 520, editorial CLIE.

2.  Charles Spurgeon, Aeneas.

3. Francisco Lacueva, Comentario Bíblico de Matthew Henry, p. 1527, editorial CLIE.

*Toda Referencia Bíblica es tomada de la Biblia Nueva Versión Internacional.

**Este sermón fue predicado en Julio, 2008.

El Cristo Glorificado

Por: pastor Daniel Brito

TEXTO: Juan 20:1-31

TITULO: El Cristo Glorificado

INTRODUCCIÓN: En esta mañana estaremos continuando nuestro estudio del Evangelio de Juan. Entiendo que no todos han estado presente en estos estudios de Juan, porque la mayoría han sido en el Culto de la noche. Pero en esta mañana estaremos poniendo atención a algunos puntos importantes en este capítulo 20 del Evangelio de Juan, que trata sobre el Cristo Resucitado y Glorificado. Trataremos los siguientes puntos:

(1)    La evidencia de la Resurrección del Cristo.
(2)    La primer aparición a sus discípulos.
(3)    Otras apariciones.
(4)    Palabras difíciles.
(5)    ¿Tomás el incrédulo?
(6)    Para que crean.

1.    La evidencia de la Resurrección del Cristo.  — Es importante notar que el apóstol Juan, narra un poco diferente los sucesos de la Resurrección del CRISTO, y lo hace como un testimonio de un testigo ocular que prueba con evidencias que nuestro SEÑOR Resucitó de entre los muertos.

a.    Notemos la importancia de la narración sobre DOS eventos muy especial para todo el Cristianismo, y es la MUERTE y la RESURRECCIÓN de JESUCRISTO. En esto se sostiene el Cristianismo y es que CRISTO murió por nuestros pecados, y que Resucitó al tercer día.

b.    Es evidente que nuestro SEÑOR ya había resucitado. Los soldados que estaban presente guardando la entrada de la tumba salieron huyendo de espanto por lo que habían visto.

i.    Ellos no se habían quedado dormidos como algunos críticos han sugerido, por la sencilla razón que los soldados Romanos sabían muy la responsabilidad que tenían bajo pena de muerte.

ii.    Lo más seguro es que ellos vieron a CRISTO salir de la tumba Resucitado, y lo más probable, es que ellos fueron los primeros testigos del milagro ocurrido, pero al mismo tiempo, se vendieron por dinero y cambiaron la historia.

(1)    Podemos pensar en la condenación de estos soldados si no se arrepintieron de sus pecados más adelante y aceptaron a JESÚS como el Salvador de sus vidas.

(2)    Ellos vieron lo que otros no vieron ni escucharon pero creyeron.

c.    Los otros Evangelios tienen a María Magdalena viniendo al sepulcro con las otras mujeres muy de mañana. El Evangelio de Juan aquí la menciona solamente a ella.

i.    Podemos estar seguros que María no venía sola al sepulcro, sino que estaba con las otras mujeres. Cuando se acercaron a la tumba donde JESÚS había sido puesto y vieron la piedra movida, lo más seguro es que María salió corriendo y fue a dar las nuevas a Pedro y a Juan.

d.    Es ahora donde tenemos la historia de estos dos apóstoles corriendo hacia la tumba, y siendo Juan el apóstol más rápido que Pedro, llegó a la tumba primero, miró adentro y dice que vio las envolturas allí pero no entró.

i.    Lo más probable es que Juan haya sido más joven que Pedro, pero eso no lo haría ser más atlético en su físico. Podemos ver algunas observaciones sobre estos dos personajes.

(1)    Juan era de carácter callado, cercano a JESÚS, y cercano también a Simón Pedro. Los encontramos siempre junto.

(2)    Pedro era impulsivo, era el que siempre hablaba antes que nadie, era un líder cualquiera. Pedro también pertenecía al círculo cercano de JESUCRISTO.

(3)    El apóstol Juan seguramente que fue testigo de la negación de Pedro en la casa del sumo sacerdote.

(4)    Seguramente que Juan había tenido que consolar a Pedro después de la crucifixión de JESÚS; podemos notar que ese era el carácter de este hombre.

(5)    Con esto debemos recordar que Dios usa a perdonas común como ustedes y como yo. Personas de diferentes temperamentos.

e.    Noten la evidencia narrada por el apóstol Juan en cuanto a lo que él vio, y es que el sudario, no estaba con las vendas, sino que estaba envuelto aparte.

i.    María Magdalena había pensado que se habían robado el cuerpo de JESÚS, y ahora Juan está viendo con sus ojos, y CREE que JESUCRISTO ha RESUCITADO. Noten el verso 8:

(1)    “En ese momento entró también el otro discípulo, el que había llegado primero al sepulcro; y vio y creyó.”

(2)    Eso no quiere decir que en ese momento él comenzaba a creer, sino que en ese momento entendió lo que el MISMO JESÚS les había dicho, y era que tenía que morir y Resucitar de entre los muertos. Es como si una venda se le hubiera caído de sus ojos.

(3)    Un ladrón, o varios ladrones, no se hubieran preocupado en enrollar el sudario. Es claro que JESUCRISTO HABÍA RESUCITADO.

2.    La primer aparición a sus discípulos. — Si los soldados Romanos fueron los primeros en ver al CRISTO Resucitado primero, entonces María Magdalena fue la segunda persona en verlo. Lo que sí sabemos es que fue la PRIMER discípulo de JESÚS en verlo Resucitado. Como dijo un comentarista Bíblico: “Fue la última en Su cruz, y la Primera en Su tumba.”¹  La devoción de esta mujer hacia Su Maestro fue por un gran agradecimiento. ¡Qué importante es ser agradecido a Dios! Y a esto podemos agregar que hay tantos que son tan mal agradecidos a Dios. Veamos algunas observaciones sobre esta mujer llamada María.

a.    El Evangelio de Lucas nos dice que JESUCRISTO había liberado a María Magdalena de 7 demonios.

i.   “Y también algunas mujeres que habían sido sanadas de espíritus malignos y de enfermedades: María, a la que llamaban Magdalena, y de la que habían salido siete demonios”

ii.    Eso muestra que María era una mujer agradecida a Su SEÑOR en gran manera.

b.    Pero podemos notar que María tampoco había entendido el mensaje de JESUCRISTO sobre la necesidad de padecer en la cruz, y Resucitar al tercer día. Al igual que los demás discípulos, María seguramente que tenía una expectativa que JESÚS como El Mesías haría algo especial, y no pensaba que se trataba de morir y Resucitar.

c.    Parece ser que Pedro y Juan se fueron corriendo otra vez sin contarle a María que JESUCRISTO había Resucitado. Por esa razón, encontramos a María ahora llorando o gimiendo en gran manera.

i.    Los dos ángeles estaban sentados donde JESÚS había estado tendido, y le preguntan: “¿Por qué lloras, mujer? —le preguntaron los ángeles.”

ii.    En la Biblia encontramos apariciones de ángeles en forma de hombres y María no se dio cuenta de quienes eran.

d.    JESÚS le pregunta ahora a María que sigue llorando: “¿Por qué lloras, mujer? ¿A quién buscas?” María no se da cuenta que es JESÚS, y esto es porque nuestro SEÑOR ahora tenía un Cuerpo Glorificado.

i.    “María —le dijo Jesús. Ella se volvió y exclamó:  —¡Raboni! (que en arameo significa: Maestro).”

ii.    Noten que en el momento que María escuchó la voz de JESÚS, lo pudo reconocer.  Eso nos debe recordar lo dicho por nuestro SEÑOR:

(1)    “Yo soy el buen pastor; conozco a mis ovejas, y ellas me conocen a mí.”  (Juan 10:14).

3.    Otras apariciones. — Ahora pasamos al atardecer del primer día de la semana, que es el Domingo, lo que la Iglesia después le comenzó a llamar el Día del SEÑOR.

a.    Ahora el SEÑOR llega donde están los apóstoles menos Tomas, y se les aparece con puertas cerradas. Ellos estaban todavía asustados por los Judíos. Seguramente que al haber recibido noticias de Pedro y Juan que el SEÑOR había Resucitado, se habían llenado de más temor todavía, pensando que los líderes Judíos iban a querer hacerles daño ahora a ellos por la ausencia del Cuerpo de JESÚS que mostraba que había Resucitado.

b.    “¡La paz sea con ustedes!” Esas palabras no eran un simple saludo Judío. Nuestro SEÑOR les había advertido sobre las cosas que iban a suceder pero ellos no habían puesto atención. Él les había hablado Palabras de consuelo antes de morir en la cruz.

i.    “No se angustien. Confíen en Dios, y confíen también en mí. 2 En el hogar de mi Padre hay muchas viviendas; si no fuera así, ya se lo habría dicho a ustedes. Voy a prepararles un lugar.3 Y si me voy y se lo preparo, vendré para llevármelos conmigo. Así ustedes estarán donde yo esté.” (Juan 14:1).

ii.    “La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden.” (Juan 14:27).

iii.    ¿Habrá algo en esta mañana que te aflige? Ten por seguro que esas Palabras de nuestro SEÑOR a Sus discípulos, son para nosotros también.

4.    Palabras difíciles. — Encontramos ahora unas Palabras de nuestro SEÑOR mencionadas solamente por el apóstol Juan, pero en parte, mencionadas también por Mateo en el capítulo 16 cuando habla de atar y desatar. “Como el Padre me envió a mí, así yo los envío a ustedes. 22 Acto seguido, sopló sobre ellos y les dijo:   —Reciban el Espíritu Santo.23 A quienes les perdonen sus pecados, les serán perdonados; a quienes no se los perdonen, no les serán perdonados.” Veamos dos cosas sobre lo que nuestro Salvador les dice.

a.    En primer lugar los comisiona una vez más para el llamado que les había encomendado, y les sopla. Eso nos hace pensar en la Creación de Adán, cuando Dios le sopló el aliento de vida.

i.      “Y Dios el Señor formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz hálito de vida, y el hombre se convirtió en un ser viviente.” (Génesis 2:7).

ii.    Esto nos debe recordar el relato que JESÚS tuvo con Nicodemo, sobre la importancia del Nuevo Nacimiento (Juan 3), y es aquí donde podemos decir que ellos reciben el Nuevo Nacimiento en sus vidas. Es más adelante en Hechos 2, donde ellos serían llenos del Espíritu Santo.

(1)    “Pues ustedes han nacido de nuevo, no de simiente perecedera, sino de simiente imperecedera, mediante la palabra de Dios que vive y permanece”    (1 Pedro 1:23).

b.    La segunda parte de lo que JESÚS les dice a los apóstoles, ha sido de mucha controversia, y ha dado a la creencia dogmática de la Iglesia tradicional de la absolución de los pecados.

i.    Pero notemos que en ningún lugar encontramos a alguno de los apóstoles ejerciendo ninguna autoridad sobre si la persona podía ser perdonada o no.

ii.    La mejor explicación es que los apóstoles al igual que la Iglesia en general, ha recibido la orden de Evangelizar y predicar el perdón de los pecados a través del arrepentimiento y la Fe en JESUCRISTO.

(1)    “Arrepiéntase y bautícese cada uno de ustedes en el nombre de Jesucristo para perdón de sus pecados —les contestó Pedro—, y recibirán el don del Espíritu Santo.” (Hechos 2:38).

iii.    Ese era el mensaje de los apóstoles, y debe ser el mensaje de nosotros como Iglesia a un mundo que necesita la salvación. No podemos negarles a los pecadores el mensaje del arrepentimiento y la Fe en JESUCRISTO, porque entonces estaríamos siendo culpables.

5.    ¿Tomás el incrédulo? — Aquí podemos preguntarnos,  porqué razón Tomas había caído en una incredulidad tan aguda.

a.    El miedo, y el desánimo se habían apoderado de aquel hombre que había estado listo para dar su vida por JESUCRISTO.

i.    “Entonces Tomás, apodado el Gemelo, dijo a los otros discípulos:  —Vayamos también nosotros, para morir con él.” (Juan 11:16).

ii.    ¿Se encontrará alguien desanimado en esta mañana? Debemos de cuidarnos que el desánimo no nos lleve a dudar.

(1)    Por eso necesitamos poner nuestra mirada solamente en JESUCRISTO, no importa lo que pase, y no en ninguna persona.

b.    Noten que JESUCRISTO tenía un Cuerpo totalmente FÍSICO, aunque GLORIFICADO, y eso una vez más muestra Su HUMANIDAD, al igual que Su DIVINIDAD.

c.    Después de tocar a JESÚS, y poner sus dedos en Su costado y en sus heridas, Tomas exclama unas Palabras hermosas y real que nos muestra al CRISTO DIVINO y tan real.

i.    “¡Señor mío y Dios mío! —exclamó Tomás.”

ii.    Esa debe ser nuestra exclamación TODO el tiempo hacia nuestro SALVADOR.

6.    Para que crean. — Estas últimas Palabras de este capítulo nos dejan saber porque razón el apóstol Juan había sido Inspirado por el Espíritu Santo para escribir este Evangelio.

a.    “Jesús hizo muchas otras señales milagrosas en presencia de sus discípulos, las cuales no están registradas en este libro.31 Pero éstas se han escrito para que ustedes crean que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que al creer en su nombre tengan vida.”

b.    Cuan importante es la PALABRA DE DIOS. Estaríamos ciegos, si no existiera Su Palabra. Pero por esa razón El Espíritu Santo nos ha dado las Sagradas Escrituras, y este Evangelio de Juan que narra con pruebas convincentes la Vida, la Muerte y la Resurrección del CRISTO DIVINO, y HUMANO.

CONCLUSIÓN: ¿Le has entregado tu vida a JESUCRISTO?  Es tiempo de ser agradecidos con el Salvador del mundo, entregando nuestras vidas totalmente a Él.

Notas:

1. J.C. Ryle, Expository Thoughts on the Gospels, Vol. 4, p. 347, Baker Book House.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

**Este sermón fue predicado Junio 28, 2008.