Sepultados y Resucitados con Cristo

Por: pastor Daniel Brito

TÍTULO: Sepultados y Resucitados con Cristo

TEXTO: Romanos 6:1-11

«¿Qué concluiremos? ¿Vamos a persistir en el pecado, para que la gracia abunde? 2 ¡De ninguna manera! Nosotros, que hemos muerto al pecado, ¿cómo podemos seguir viviendo en él? 3 ¿Acaso no saben ustedes que todos los que fuimos bautizados para unirnos con Cristo Jesús, en realidad fuimos bautizados para participar en su muerte? 4 Por tanto, mediante el bautismo fuimos sepultados con él en su muerte, a fin de que, así como Cristo *resucitó por el poder[a] del Padre, también nosotros llevemos una vida nueva.

5 En efecto, si hemos estado unidos con él en su muerte, sin duda también estaremos unidos con él en su resurrección. 6 Sabemos que nuestra vieja naturaleza fue crucificada con él para que nuestro cuerpo pecaminoso perdiera su poder, de modo que ya no siguiéramos siendo esclavos del pecado; 7 porque el que muere queda liberado del pecado.

8 Ahora bien, si hemos muerto con Cristo, confiamos que también viviremos con él. 9 Pues sabemos que Cristo, por haber sido *levantado de entre los muertos, ya no puede volver a morir; la muerte ya no tiene dominio sobre él. 10 En cuanto a su muerte, murió al pecado una vez y para siempre; en cuanto a su vida, vive para Dios.

11 De la misma manera, también ustedes considérense muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús

INTRODUCCIÓN:

El «DISCIPULADO» lleva a la persona a una NUEVA VIDA en Cristo, pero es una VIDA que al IDENTIFICARSE con la MUERTE y RESURRECCIÓN de nuestro SEÑOR JESUCRISTO, llega a ser una VIDA CAMBIADA. Trataremos los siguientes puntos:

      1. Trasfondo

      2. Sepultados con CRISTO

      3. Resucitados con CRISTO

      4. Vida Eterna

LECCIÓN:

  1. Trasfondo. – Nuestro Texto nos ha dejado una buena EXPLICACIÓN sobre el significado del BAUTISMO, con el gran simbolismo sobre la condición de la persona que recibe al SEÑOR JESÚS como Salvador personal. Ese es el simbolismo del BAUTISMO EN AGUA por INMERSIÓN, cuando la persona entra en el agua, se está identificando con la muerte de nuestro SEÑOR JESÚS, mostrando que el pecador ha muerto al pecado, y cuando sale del agua, se identifica con la RESURRECCIÓN de JESUCRISTO, mostrando que ha resucitado a una nueva vida.

    1. Pero el creyente nunca debe pensar que nuestro TEXTO no tiene importancia, al contrario, nuestro TEXTO trata con lo SAGRADO, porque el creyente se está Identificando con la muerte de nuestro Salvador en la cruz del Calvario por nuestros pecados, y en Su Resurrección de entre los muertos.

    1. Así que en estos TEXTOS vemos la importancia para el creyente de identificarse con su Salvador a través de la obediencia, recordando siempre su lugar como creyente, muerto al DOMINIO del pecado, y Resucitado a una nueva vida.

  1. Sepultados con Cristo. – El apóstol Pablo nos dice en el capítulo anterior (Romanos 5:20) «… Pero allí donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia». En otras palabras, donde la ley de Moisés solamente condenaba al pecador sin poder cambiarlo, la GRACIA de nuestro SEÑOR JESÚS sobreabundó para CAMBIAR al pecador.

    1. Debemos notar que se «entierra» o «sepulta» algo que está muerto. Eso es la muerte al «viejo hombre» en el nuevo nacimiento.

      1. Es por eso que el SEÑOR JESÚS le dijo a Nicodemo que era necesario NACER DE NUEVO.

        1. (Juan 3:3) «De veras te aseguro que quien no nazca de nuevo[a] no puede ver el reino de Dios —dijo Jesús

    1. El creyente MUERE al pecado, o sea, al DOMINIO del pecado. Es una «muerte» a la vieja forma de vivir.

  1. Resucitados con CRISTO. – «El bautismo del creyente simboliza que, unido a Cristo, muere con Él, a una vida eterna.»i Eso es porque en el Nuevo Nacimiento, el creyente ahora es un nuevo «hombre/mujer» en CRISTO JESÚS.

    1. Es una nueva creación.

      1. (2ª Corintios 5:17) «Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo

    1. El creyente deja de ser esclavo del pecado como ya hemos leído en Romanos 6:6-8.

      1. «Sabemos que nuestra vieja naturaleza fue crucificada con él para que nuestro cuerpo pecaminoso perdiera su poder, de modo que ya no siguiéramos siendo esclavos del pecado; 7 porque el que muere queda liberado del pecado. 8 Ahora bien, si hemos muerto con Cristo, confiamos que también viviremos con él.»

      1. Noten que la libertad del pecado viene con la muerte al pecado.

    1. Por medio de la muerte con CRISTO al pecado, el creyente es unido con CRISTO en Su Obra Redentora en la Cruz del Calvario.

      1. Eso quiere decir que tenemos la habilidad de vivir una nueva vida,ii por medio de JESUCRISTO.

  1. Vida Eterna. – La resurrección a una nueva vida nos promete VIDA ETERNA en CRISTO JESÚS. Este es un PILAR del Evangelio.

    1. El Evangelio no se basa en suposiciones sino en la Eterna Palabra de Dios.

      1. (1ª Pedro 1:23-24) «Pues ustedes han nacido de nuevo, no de simiente perecedera, sino de simiente imperecedera, mediante la palabra de Dios que vive y permanece. 24 Porque «todo *mortal es como la hierba, y toda su gloria como la flor del campo; la hierba se seca y la flor se cae, 25 pero la palabra del Señor permanece para siempre.»[f] Y ésta es la palabra del evangelio que se les ha anunciado a ustedes

    1. Noten una vez más la importancia del NUEVO NACIMIENTO, ya que la vida es frágil y corta cuando la medimos con la ETERNIDAD. Es por eso que ANUNCIAMOS el Evangelio de nuestro SEÑOR JESÚS que cambia la vida del pecador.

    1. Para concluir, el creyente que ha muerto y resucitado CON CRISTO, es una NUEVA CREACIÓN, ha muerto al dominio del pecado, y ha resucitado a una nueva vida en CRISTO JESÚS, con la ESPERANZA de la vida Eterna.

Conclusión

Oremos…

*Toda referencia Bíblica ha sido tomada de la Santa Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

i Francisco Lacueva, citando a F.F. Bruce, en el Comentario de Matthew Henry, p. 1580, editorial CLIE.

ii Douglas J. Moo, The NIV Application Commentary, Romanos, p. 197, Zondervan.

Los Niños y el Joven Rico

Por: pastor Daniel Brito

TEXTO: Mateo 19:13-15

TITULO: Los Niños y el Joven Rico

INTRODUCCIÓN: Continuando con el Texto de la semana pasada, pasamos a dos relatos que siguen en este capítulo: uno es bien corto, y es el relato de los niños(as) que sus padres o madres traen a JESÚS para que los bendiga. Y el otro es el relato del Joven rico que viene a JESÚS a hacerle una pregunta. Es así como comenzamos nuestra lección en esta hermosa mañana.

1. Trasfondo. — Después de hablar del tema del divorcio, los padres y madres les traen a JESÚS sus niños(as) para que los bendijera. Lo más probable es que las madres que habían visto a JESÚS hacer tantos milagros con Sus Manos, también quisieran que esas Manos con poder para sanar, y para libertar, bendijeran a sus hijos(as).

a. De ahí la pregunta para nosotros: ¿Por qué no bautizamos niños(as) o infantes? — Porque el Bautismo en agua requiere que la persona se haya ARREPENTIDO de sus pecados. Eso es lo que podemos leer en Hechos 2:37-39:

i. «Cuando oyeron esto, todos se sintieron profundamente conmovidos y les dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: —Hermanos, ¿qué debemos hacer? 38 — Arrepiéntase y bautícese cada uno de ustedes en el nombre de Jesucristo para perdón de sus pecados —les contestó Pedro—, y recibirán el don del Espíritu Santo.»

b. Un niño(a), y menos todavía un bebé, no puede entender la necesidad de arrepentirse, o de ser salvos.

i. Por esa razón bautizamos a los niños(as) que hallan llegado a cierta edad donde puedan entender verdaderamente lo que están haciendo.

2. El SEÑOR se disgusta. — Nuestro SEÑOR JESÚS no se disgusta con los niños, sino con sus discípulos que no los dejaban acercarse a Él.

a. Los discípulos no estaban haciendo algo malo, seguramente que ellos se preocupaban por el SEÑOR que tal vez estaba cansado, y para ellos, los niños seguramente que tenían menos valor en referencia a la Obra que JESUCRISTO estaba haciendo.

b. Lamentablemente esa es la actitud de muchos adultos en nuestros días, que piensan que los niños no necesitan la atención para evangelizarlos, y para educarlos Bíblicamente. Eso nos lleva al siguiente punto.

3. La instrucción de los hijos. — Debemos recordar la importancia que Dios le puso a los niños(as) en las Sagradas Escrituras, donde encontramos como Dios le ordenó a Israel enseñarle a sus hijos(as) las Escrituras.

a. Veamos Deuteronomio 6:6-7:

i. «Grábate en el corazón estas palabras que hoy te mando.7 Incúlcaselas continuamente a tus hijos. Háblales de ellas cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes.»

4. De quienes son como ellos. — El SEÑOR JESÚS aquí nos dice que el Reino de los Cielos es para quienes son como ellos. Eso es porque los niños tienen una fe sencilla combinada con la inocencia. Como decía William Barclay: “La sencillez del niño está, desde luego, más próxima a Dios que ninguna otra cosa. La tragedia de la vida es que, a medida que nos hacemos mayores, nos vamos alejando de Dios en lugar de irnos acercando a Él.”

a. Cuando un niño(a) muere en la infancia o la niñez, es muy claro que el Sacrificio de JESUCRISTO en la Cruz del Calvario es suficiente para salvar su vida inocente, y pasar a la Presencia de Dios.

i. Estableciendo que la vida humana comienza cuando una mujer concibe, entonces los bebés abortados por la fuerza o abortados por otros casos, son una vida humana, y esa vida tiene un alma, la cual va directamente a la Presencia de nuestro SEÑOR JESUCRISTO.

ii. Lo mismo podemos decir de los niños que nacen anormales, y que aun siendo adultos, no pueden razonar.

iii. Con esto pasamos a la segunda parte de nuestra lección para terminar este capítulo.

5. La Pregunta del Joven Rico. — Ahora seguimos con la segunda historia del capítulo 19 de nuestro estudio. En comparación a lo que hemos dicho de la crianza de los niños, los padres de este joven rico parecen que lo habían educado muy bien en el conocimiento de las Sagradas Escrituras, aunque al llegar a la edad de adulto, encontramos una desviación en el joven en cuanto a su obediencia a la Ley de Moisés. (Mateo 19:16-22) «Sucedió que un hombre se acercó a Jesús y le preguntó: —Maestro, ¿qué de bueno tengo que hacer para obtener la vida eterna? 17 —¿Por qué me preguntas sobre lo que es bueno? —respondió Jesús—. Solamente hay uno que es bueno. Si quieres entrar en la vida, obedece los mandamientos. 18 —¿Cuáles? — preguntó el hombre. Contestó Jesús: — “No mates, no cometas adulterio, no robes, no presentes falso testimonio,19 honra a tu padre y a tu madre”, y “ama a tu prójimo como a ti mismo”. 20 —Todos ésos los he cumplido —dijo el joven—. ¿Qué más me falta? 21 —Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes y dáselo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo. Luego ven y sígueme. 22 Cuando el joven oyó esto, se fue triste porque tenía muchas riquezas.»

a. El Texto de Mateo es un poco diferente al Texto de Marcos y Lucas, donde este joven le llama a JESÚS: Maestro Bueno. Veamos Marcos 10:17:

i. «Cuando Jesús estaba ya para irse, un hombre llegó corriendo y se postró delante de él. —Maestro bueno —le preguntó—, ¿qué debo hacer para heredar la vida eterna? 18 —¿Por qué me llamas bueno? —respondió Jesús—. Nadie es bueno sino sólo Dios.»

ii. Nuestro SEÑOR aquí le está preguntando a este joven si él le estaba llamando DIOS a JESÚS, y tal vez estaba esperando la respuesta del joven rico AFIRMANDO que JESÚS es DIOS.

iii. Lucas dice que era Prominente o Principal en cuanto algún puesto, pero lo más probable es que era por su dinero.

b. Este hombre quería saber si podía hacer alguna OBRA para heredar la vida eterna.

i. Este joven era religioso porque había sido educado en las Sagradas Escrituras, pero había en él un vacío, y, una inseguridad que él quería llenar.

6. La Respuesta del SEÑOR. — «Si quieres entrar en la vida, obedece los mandamientos. 18 —¿Cuáles? —preguntó el hombre. Contestó Jesús: —”No mates, no cometas adulterio, no robes, no presentes falso testimonio,19 honra a tu padre y a tu madre” y “ama a tu prójimo como a ti mismo»

a. Noten que JESÚS le presenta los MANDAMIENTOS que representan la segunda Tabla de la Ley que trata con nuestros semejantes. No le dice nada sobre la parte de su devoción a Dios. A esto, el joven en seguida responde: «Todos ésos los he cumplido —dijo el joven—. ¿Qué más me falta?»

i. Se ha dicho mucho de este joven rico por su respuesta tan segura al decirle a nuestro SEÑOR que los había cumplido. No debemos pasar por alto que este joven seguramente se había cuidado de su comportamiento con sus semejantes en obediencia a la Ley, pero, había algo que había descuidado, y era su devoción completa hacia Dios.

7. La Avaricia es idolatría. — «Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes y dáselo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo. Luego ven y sígueme. 22 Cuando el joven oyó esto, se fue triste porque tenía muchas riquezas. 23 —Les aseguro —comentó Jesús a sus discípulos— que es difícil para un rico entrar en el reino de los cielos.24 De hecho, le resulta más fácil a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios.»

a. El problema mayor de este joven era su amor por las riquezas. Por esa razón JESUCRISTO le dijo que se lo diera a los pobres, y que lo Siguiera. Veamos algunas cosas sobre esto:

i. En primer lugar, JESUCRISTO no le pidió lo mismo a otra gente. Habían personas ricas entre los seguidores del Salvador.

ii. En segundo lugar, algunos que predican el mensaje de prosperidad, dicen que JESÚS estaba esperando que el joven rico le entregara todo para darlo mucho más, y algunos dicen que cien veces más.

(1) Pero esa no era la intención de JESÚS, porque el problema no era que JESÚS lo quería bendecir con más riquezas, porque las riquezas habían ocupado el lugar de un dios en la vida de este joven.

iii. En tercer lugar, es como ya dije, que el corazón de este joven estaba en sus riquezas, y el que ama sus riquezas, es un idólatra. Por eso JESUCRISTO dijo en Mateo 6:19-21:

(1) «No acumulen para sí tesoros en la tierra, donde la polilla y el óxido destruyen, y donde los ladrones se meten a robar.20 Más bien, acumulen para sí tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el óxido carcomen, ni los ladrones se meten a robar.21 Porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón.»

b. El fracaso de este joven. — Este joven había tenido mucho éxito con sus riquezas, pero en su obediencia a Dios había fracasado. Se había cuidado en su comportamiento con sus semejantes, pero no se había cuidado de su devoción TOTAL a Dios, y había dejado que las riquezas nublaran su vista espiritual.

i. Una persona no tiene que ser rica para ser un avaro, porque la avaricia es el deseo de tener que pone su amor en esas cosas, y llega a ser un dios para esa persona.

ii. Que mejor ejemplo que el problema que hemos estado siendo testigos de los bancos y la bolsa de valores, que están fallando en este país, y todo por la avaricia de tantas personas de tener más.

(1) Y no es solamente a los bancos, los inversionistas, los vendedores de casas, los vendedores de préstamos, y también muchos compradores.

8. ¿Quien podrá ser salvo? — «Al oír esto, los discípulos quedaron desconcertados y decían: —En ese caso, ¿quién podrá salvarse? 26 —Para los hombres es imposible —aclaró Jesús, mirándolos fijamente—, mas para Dios todo es posible. 27 —¡Mira, nosotros lo hemos dejado todo por seguirte! —le reclamó Pedro—. ¿Y qué ganamos con eso? 28 —Les aseguro —respondió Jesús— que en la renovación de todas las cosas, cuando el Hijo del hombre se siente en su trono glorioso, ustedes que me han seguido se sentarán también en doce tronos para gobernar a las doce tribus de Israel.29 Y todo el que por mi causa haya dejado casas, hermanos, hermanas, padre, madre, hijos o terrenos, recibirá cien veces más y heredará la vida eterna.30 Pero muchos de los primeros serán últimos, y muchos de los últimos serán primeros.»

a. JESÚS les había dicho lo difícil para un rico entrar en el Cielo: “le resulta más fácil a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios.”

i. Eso no es porque la persona sea rica, sino porque la persona ponía o pone, su corazón en las riquezas.

ii. Se ha dicho mucho sobre el ejemplo que JESÚS usó del camello y la aguja, donde algunos dicen que en Jerusalén había una entrada donde se tenían que bajar la carga de los camellos para poder entrar.

(1) Pero eso no es lo que JESUCRISTO está diciendo, nuestro SEÑOR está usando una hipérbole, o una exageración, para aclarar lo imposible que es para el ser humano de entrar en el Cielo por métodos humanos.

b. Esa imposibilidad para el ser humano, es totalmente POSIBLE para Dios, porque la Salvación es de Dios.

c. Dios quita los impedimentos cuando nos arrepentimos y obedecemos a Su Palabra.

i. ¿Quien puede entrar en Su Presencia? (Salmo 24:3-24a)

(1) “¿Quién puede subir al monte del Señor? ¿Quién puede estar en su lugar santo? 4 Sólo el de manos limpias y corazón puro….”

(2) Pero Solamente la Sangre de JESUCRISTO nos limpia de TODO pecado. (1 Juan 1:7)

(a) “Pero si vivimos en la luz, así como él está en la luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de su Hijo Jesucristo nos limpia de todo pecado.”

Conclusión:
Pongamos atención al llamado del SEÑOR a llevar vidas entregadas a Él solamente. Oremos.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

*Estes sermón fue predicado el 27 de Septiembre, 2008.

Adoptados a la Familia de Dios

Por: pastor Daniel Brito

Título: Adoptados a la Familia de Dios

Texto: Romanos 8:15: «Y ustedes no recibieron un espíritu que de nuevo los esclavice al miedo, sino el Espíritu que los adopta como hijos y les permite clamar: «¡Abba! ¡Padre!»
-Nueva Versión Internacional

Introducción:
La Semana pasada estuvimos hablando de la Paternidad de Dios. En esta lección estaremos siguiendo el tema de como hemos sido adoptados a la Familia de Dios Padre. Trataremos los siguientes Puntos:
(1) Los Hijos y la Creación de Dios.
(2) El Espíritu de la Adopción.
(3) Los Hijos(as) reconocen al Padre.
(4) Los Hijos(as) son herederos de Dios.
(5) Los Hijos(as) serán Glorificados con Él.

Lección:
1. Los Hijos y la Creación de Dios. – Una de las preguntas que muchos hacen sobre el ser llamado hijo(a) de Dios, es que “todos” son hijos de Dios según el razonamiento humano. Eso es tal vez lo más razonable para el ser humano pensar. Pero la Biblia nos dice algo diferente. El hombre es Creación de Dios, y echo a la imagen de Dios. Pero para ser hijo de Dios, se necesita una decisión de la voluntad humana individual. Es a través del arrepentimiento y la fe en JESUCRISTO que una persona recibe el Nuevo Nacimiento. El Nuevo Nacimiento es una de las Revelaciones más importantes que encontramos en las Escrituras. Juan 3:1-8 dice: «Había entre los fariseos un dirigente de los judíos llamado Nicodemo.2 Éste fue de noche a visitar a Jesús. -Rabí -le dijo-, sabemos que eres un maestro que ha venido de parte de Dios, porque nadie podría hacer las señales que tú haces si Dios no estuviera con él. 3 -De veras te aseguro que quien no nazca de nuevo no puede ver el reino de Dios -dijo Jesús. 4 -¿Cómo puede uno nacer de nuevo siendo ya viejo? -preguntó Nicodemo-. ¿Acaso puede entrar por segunda vez en el vientre de su madre y volver a nacer? 5 -Yo te aseguro que quien no nazca de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios -respondió Jesús-.6 Lo que nace del cuerpo es cuerpo; lo que nace del Espíritu es espíritu.7 No te sorprendas de que te haya dicho: “Tienen que nacer de nuevo.” 8 El viento sopla por donde quiere, y lo oyes silbar, aunque ignoras de dónde viene y a dónde va. Lo mismo pasa con todo el que nace del Espíritu.» – NVI

a. ¿De qué estaba hablando JESÚS? El Salvador estaba revelando lo que ocurriría después que Él fuera a la cruz del Calvario a dar Su vida por todos. El Sacrificio de JESÚS Abrió el camino a la Redención del hombre. El hombre, después de la caída de Adán y Eva, quedó enemistado con Dios. Sufrió muerte espiritual, que es separación con Dios. Ahora JESUCRISTO le dice a Nicodemo que una nueva era había comenzado, y era necesario el cambio interno. Pero, ¿Cómo puede ser eso? Le dice Nicodemo. A través del arrepentimiento y la fe en JESUCRISTO, el hombre puede experimentar un cambio interno. JESUCRISTO le dice a Nicodemo que en esta nueva era, es necesario Nacer de Nuevo, para poder entrar en el Cielo. Pero ¿por qué decimos que es a través del arrepentimiento y la fe en JESUCRISTO? Hechos 2:38 dice:

i. «Arrepiéntase y bautícese cada uno de ustedes en el nombre de Jesucristo para perdón de sus pecados -les contestó Pedro-, y recibirán el don del Espíritu Santo.» – NVI

ii. Esto nos lleva al punto de como somos adoptados como hijos(as) de Dios.

2. El Espíritu de la Adopción. – El Texto con el que comenzamos leyendo esta lección nos dice como nosotros por medio del Espíritu de la Adopción, clamamos Abba, Padre. La Palabra Abba es aramea, y es la que nuestro SEÑOR JESUCRISTO usaba en Sus oraciones al Padre. La Palabra quiere decir Padre en un tono familiar, como un niño se dirige a su padre. Para uno clamar PADRE, uno tiene que ser HIJO(A).

a. El clamar aquí es el ORAR.¹ Podemos orarle a Dios porque hemos sido adoptados a Su familia como hijos.

b. En la cultura Romana, la persona adoptada perdía todo derecho en su familia antigua, y recibía todo los derechos de un hijo legítimo en su nueva familia. Cuando una persona se hace Cristiana, él o ella recibe todo los privilegios y responsabilidades de un hijo(a) en la Familia de Dios. Sigamos a nuestro próximo punto.

3. Los Hijos(as) reconocen al Padre. – Hemos visto ya que para ser HIJO(A) de Dios, hay que ser adoptados por medio del Nuevo Nacimiento. Ahora veamos como los verdaderos hijos(as), reconocen a Dios como Padre.

a. Nadie puede orar como nuestro Salvador oró al Padre, o como leemos aquí en el Texto que el apóstol Pablo está hablando en Romanos, sin que verdaderamente reconozca a Dios como Padre.

b. Aunque es común que la gente ore a Dios bajo diferentes circunstancias sin ser hijos de Dios, es también igual que mucha gente habla con nuestros padres y madres terrenales sin ser hijos o hijas. Pero es muy diferente cuando el hijo o la hija habla con sus padres. El tono es AFECTIVO, usa el tono de un hijo(a). Se dirige con confianza. El hijo(a) sabe que es Hijo(a) y se dirige con todos los derechos de un hijo(a). Es igual con aquel que ha encontrado a JESUCRISTO como Salvador, y puede orar con toda confianza ABBA, PADRE. Sigamos al siguiente punto sobre los herederos de Dios.

4. Los Hijos(as) son herederos de Dios. – El Texto de Romanos 8:16 y 17 dice: «El Espíritu mismo le asegura a nuestro espíritu que somos hijos de Dios.17 Y si somos hijos, somos herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, pues si ahora sufrimos con él, también tendremos parte con él en su gloria.» – NVI

a. El ser humano casi siempre piensa en la herencia material, el dinero, propiedades etc.. Pero la Biblia nos muestra que lo más importante para una persona es aquello que no perece, que no se corrompe, y es la herencia de la Vida Eterna. Con esto concluimos con nuestro último punto.

5. Los Hijos(as) serán Glorificados con Él. – En la oración que nuestro Salvador le hace al Padre un poco antes de ir a la cruz, le pide que sus hijos compartan de Su Gloria. Juan 17:24 dice: «Padre, quiero que los que me has dado estén conmigo donde yo estoy. Que vean mi gloria, la gloria que me has dado porque me amaste desde antes de la creación del mundo.» – NVI
a. Habiendo sido partícipes de la naturaleza divina por medio de JESUCRISTO, también seremos partícipes de la Gloria Eterna con nuestro Salvador y nuestro Padre Celestial.

6. Resumen.

a. No todos son hijos o hijas de Dios, sino solamente aquellos que han sido ADOPTADOS a la Familia de Dios, por medio del Nuevo Nacimiento, a través de la FE y el ARREPENTIMIENTO.

b. Los hijos de Dios serán Glorificados con El Salvador JESUCRISTO, el HIJO de DIOS.

Conclusión:
NOTA: Esta parte no es para leerla. Es para el “Predicador(a)” de este bosquejo, quien debe saber bien las personas que tiene delante, y como debe concluir este mensaje. Sea con llamamiento, y si es así, cual.

Notas:

1.Everett Harrison, Expositor’s Bible Commentary, Romans, p. 91-92, Zondervan

*Este sermón fue predicado en Junio del 2007*

¡Aquí tienen al Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo!

Por pastor Daniel Brito

Título: ¡Aquí tienen al Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo!

Texto: Juan 1:29-34:

«Al día siguiente Juan vio a Jesús que se acercaba a él, y dijo: “¡Aquí tienen al Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo! 30 De éste hablaba yo cuando dije: ‘Después de mí viene un hombre que es superior a mí, porque existía antes que yo.’ 31 Yo ni siquiera lo conocía, pero, para que él se revelara al pueblo de Israel, vine bautizando con agua.” 32 Juan declaró: “Vi al Espíritu descender del cielo como una paloma y permanecer sobre él. 33 Yo mismo no lo conocía, pero el que me envió a bautizar con agua me dijo: Áquel sobre quien veas que el Espíritu desciende y permanece, es el que bautiza con el Espíritu Santo.’ 34 Yo lo he visto y por eso testifico que éste es el Hijo de Dios.”»

–Nueva Versión Internacional

Introducción:
¿Es cierto que se ha descubierto la tumba y los huesos de JESÚS? Tal vez es lo que la prensa nos quiere hacer creer. El año pasado fue con el código de Da Vinchi, pero esta vez los arqueólogos están de acuerdo que NO es cierto. En realidad, es una simple falsedad. En este tiempo que nos estamos acercando a Semana Santa, muchos empiezan a dudar, al oír noticias como esas que tratan de negar la Divinidad de Jesucristo. La historia y la Biblia nos muestra una fe que no se basa en mitos o leyendas, sino en verdaderas pruebas de la Muerte y Resurrección del SEÑOR Jesucristo. La Biblia trata el relato de la Encarnación del Hijo de Dios con mucho cuidado y, durante este tiempo que nos lleva a Semana Santa, debemos pensar y anunciar el por qué el Hijo de Dios Se hizo hombre, y murió en la Cruz por la humanidad.

Trataremos los siguientes puntos:
(1)    Por cuanto todos pecaron.
(2)    El Sacrificio.
(3)    El que Perdona los Pecados.
(4)    El Triunfo del Cristo.
(5)    Resumen.

Lección:

1.    Por cuanto todos pecaron. — El problema del pecado es obvio desde el momento que Adán y Eva decidieran desobedecer a Dios. Dios le dijo a Adán: «El día que de él comas, ciertamente morirás.» (Génesis 2:17). Esa muerte era doble: Muerte espiritual y Muerte física, y es hereditaria. Por esa razón el apóstol Pablo dice en Romanos 3:23:

a.    «Pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios.» -NVI

b.    Noten que el apóstol Pablo dice “todos” han pecado y están “privados” de la gloria de Dios.

i.    Todos, quiere decir que nadie esta excepto del pecado.

ii.    Nadie puede declarar su propia justicia aparte de Dios.

c.    Esto nos lleva al siguiente punto de nuestra lección.

2.    El Sacrificio. — “¡Aquí tienen al Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo!” (Juan 1:29). Juan el Bautista era hijo de Sacerdote, y estaba acostumbrado a ver tantas veces los sacrificios que se hacían en el Templo por la mañana y por la tarde y que siempre sé hacía con corderos. Veamos algunas razones por qué el Bautista le llama a JESÚS el Cordero de Dios.

a.    El Cordero que se ofrecía en el Templo todos los días por el pecado del ser humano. Todos esos sacrificios del Antiguo Testamento apuntaban al sacrificio que Jesucristo un día haría en la cruz del Calvario.

b.    El Cordero Pascual. — La Pascua se acercaba, y seguramente que el Bautista podía recordar lo que la Pascua era para todo Israelita. Los Judíos se acordaban que en Egipto, por la sangre de un cordero, habían sido salvados de la destrucción.  1 Corintios 5:7 dice:

i. «Desháganse de la vieja levadura para que sean masa nueva, panes sin levadura, como lo son en realidad. Porque Cristo, nuestro Cordero pascual, ya ha sido sacrificado.» -NVI

c.    El Bautista al anunciar a JESÚS como el “Cordero que quita el pecado del mundo” estaba anunciando por qué razón el Hijo de Dios se había hecho hombre:

i.    Para morir por la humanidad.

ii.    Para morir como un sacrificio.

iii.    Para quitar el pecado de la humanidad.

d.    Esto nos lleva al siguiente punto que trata sobre el tema de quien es el que quita el pecado.

3.    El único que perdona los pecados es Dios. — Es por eso que Jesucristo es el Cordero de Dios. «”¡Aquí tienen al Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo! ». -NVI

i.    Que quita, o perdona, es una prerrogativa Divina, siendo que solamente Dios puede perdonar.

b.    El anuncio del Bautista era que JESÚS era el Dios eterno hecho carne para salvar al hombre de sus pecados.

c.    El SEÑOR Jesucristo conocía muy bien el problema del pecado del hombre, y Él se dirigía siempre a resolver ese problema, antes de sanar al enfermo u otra necesidad. Veamos lo que dice el Evangelio de Mateo 9:1-7 dice:

i. «1 Subió Jesús a una barca, cruzó al otro lado y llegó a su propio pueblo. 2 Unos hombres le llevaron un paralítico, acostado en una camilla. Al ver Jesús la fe de ellos, le dijo al paralítico: –¡Ánimo, hijo; tus pecados quedan perdonados! 3 Algunos de los maestros de la ley murmuraron entre ellos: “¡Este hombre blasfema!” 4 Como Jesús conocía sus pensamientos, les dijo: –¿Por qué dan lugar a tan malos pensamientos? 5 ¿Qué es más fácil, decir: ‘Tus pecados quedan perdonados 6 Pues para que sepan que el Hijo del hombre tiene autoridad en la tierra para perdonar pecados –se dirigió entonces al paralítico–: Levántate, toma tu camilla y vete a tu casa. 7 Y el hombre se levantó y se fue a su casa.» -NVI

ii.    Noten que al ver al paralítico, lo primero que uno pensaría es que necesita poder caminar. Pero JESÚS estaba viendo mas allá al verdadero problema que acecha a todo ser humano, y es el pecado.

iii.    Al JESÚS dirigirse al paralítico como el que perdona los pecados, estaba declarando Su Divinidad como el Hijo de Dios.

d.    Noten que al decir: “Quita el pecado del mundo”, el Bautista está hablando del sacrificio de JESÚS en la cruz, que así como los sacrificios “quitaban” o “llevaban” el pecado del pueblo, así el sacrificio del Cristo “Quita”, o “Lleva” el pecado del mundo en la cruz del Calvario.
i.    Jesucristo fue hecho pecado (sin nunca pecar) por nosotros, llevando Él mismo nuestra culpa.

(1)    2 Corintios 5:21 dice: «Al que no cometió pecado alguno, por nosotros Dios lo trató como pecador,[b] para que en él recibiéramos la justicia de Dios.» -NVI.

e.    Sobre la muerte de JESÚS como nuestro sustituto hay una anécdota que habla de un telegrama oportuno destinado para otra persona.  La anécdota dice así:

i.     “Un joven telegrafista estaba oprimido desde hacía algun tiempo por el sentimiento de sus pecados y suspiraba por la gracia del perdón. Una mañana estando de servicio tuvo que recibir y transmitir un telegrama. Con gran sorpresa descifró estas palabras: ‘He aquí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo’. Un cristiano que se hallaba de viaje telegrafiaba este texto en respuesta a la carta de un amigo que le pedía consejo sobre la salvación de su alma. El mensaje estaba destinado para otro, pero el que lo transmitió recibió por su medio la vida eterna aprendiendo a poner su confianza en la obra redentora de quien, fue sacrificado como un cordero para nuestra salvación.”

ii.    Esto nos lleva al siguiente punto sobre el Triunfo, no derrota del Salvador.

4.    El Triunfo del Cristo. — El Sacrificio del Cordero de Dios no fue una derrota, al contrario, nuestro SEÑOR salió triunfante en la cruz del Calvario.

a.    En la Cruz nuestro Salvador triunfa sobre el pecado, llevándolo Él mismo en Su Cuerpo.

b.    En la Cruz termina todo el acto de “rescatar” o “redimir” a la humanidad de las garras del pecado.

i.    Marcos 10:45 dice: «Porque ni aun el Hijo del hombre vino para que le sirvan, sino para servir y para dar su vida en rescate por muchos.» -NVI

ii.    Juan 19:30 dice: «Al probar Jesús el vinagre, dijo: —Todo se ha cumplido.» — NVI.

(1)    Esto quiere decir que Jesucristo vino a RESCATAR al ser humano y que TODO había sido cumplido y Él había terminado Su misión en la tierra como el Cristo encarnado.

c.    Al tercer día Jesucristo triunfa sobre la muerte al cumplir lo que había dicho tantas veces y era que: “Iba a Resucitar.”

i.    1 Corintios 15:3-5 dice: «Porque ante todo les transmití a ustedes lo que yo mismo recibí: que Cristo murió por nuestros pecados según las Escrituras, 4 que fue sepultado, que resucitó al tercer día según las Escrituras, 5 y que se apareció a Cefas, y luego a los doce. 6 Después se apareció a más de quinientos hermanos a la vez, la mayoría de los cuales vive todavía, aunque algunos han muerto.» — NVI

ii.    La cruz no fue una derrota para el Salvador, fue una VICTORIA.

d.    El SEÑOR Jesucristo murió UNA sola vez. Él no vuelve a morir otra vez.

e.    Con esto concluimos con la pregunta: Sí haz lavado tus pecados en la sangre de Jesucristo el único que quita el pecado del mundo.

5.    Resumen.
a.    Por cuanto todos pecaron.
b.    El Sacrificio del Cordero de Dios.
c.    El único que Perdona los Pecados es Jesucristo el Cordero de Dios.
d.    El Triunfo del Cristo en la Cruz y en Su Resurrección.

Conclusión:
NOTA: Esta parte no es para leerla. Es para el “Predicador(a) de este bosquejo, quien debe saber bien las personas que tiene delante, y como debe concluir este mensaje. Sea con llamamiento, y si es así, cual.

Blogged with the Flock Browser

Tags: , , , , , , , , , , , , , , ,