El Cristiano y la vida terrenal

Por: pastor Daniel Brito

Título: El Cristiano y la vida terrenal

Texto: Efesios 4:1-6

«Por eso yo, que estoy preso por la causa del Señor, les ruego que vivan de una manera digna del llamamiento que han recibido,2 siempre humildes y amables, pacientes, tolerantes unos con otros en amor.3 Esfuércense por mantener la unidad del Espíritu mediante el vínculo de la paz.4 Hay un solo cuerpo y un solo Espíritu, así como también fueron llamados a una sola esperanza;5 un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo;6 un solo Dios y Padre de todos, que está sobre todos y por medio de todos y en todos.»

Introducción

Continuamos nuestro estudio en la Epístola a los Efesios. La primera parte de nuestra Epístola ha sido en su mayoría doctrinal; ahora entra la parte “Práctica” donde se espera que la conducta del creyente sea “digna del llamamiento que ha recibido.” Esa es la parte clave: “digna del llamamiento que ha recibido.” DIOS bendiga Su Palabra predicada en esta noche.

Lección

  1. Una súplica. – El apóstol les recuerda otra vez a los Efesios, que él estaba preso por el Evangelio. O sea, Pablo estaba preso por su posición en CRISTO. Eso es por obediencia al Evangelio de JESUCRISTO, y es bajo esa condición de “preso” por el Evangelio, que el apóstol amonesta a los Efesios que honren al Evangelio en sus vidas: “digna del llamamiento que han recibido.” El Evangelio de JESUCRISTO requiere FIDELIDAD por parte del creyente, en toda área de la vida terrenal.
  1. El Cristiano, y las buenas obras. – El apóstol Pablo ya ha aclarado en el capítulo 2:10 que los creyentes son salvos “PARA” y no “por” buenas obras. Ese tema es bien apropiado para estos días que hemos pasado de Semana Santa, donde podemos observar las diferentes maneras que muchos en el “mundo Cristiano” hacen cierto tipo de sacrificio durante el tiempo de la CUARESMA. “Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios dispuso de antemano a fin de que las pongamos en práctica.
  1. El llamamiento del Cristiano. – El Cristiano debe estar consiente que su vida “terrenal” debe reflejar su “llamamiento” que ha recibido por parte de nuestro SEÑOR JESUCRISTO. Eso es porque nuestra posición en CRISTO, no lo es por obra nuestra, o por haber “llegado” uno mismo a los Pies del Salvador; sino porque ha sido el mismo DIOS quien nos ha llamado a la salvación y a la vida eterna.
    1. Es por eso que este sermón se titula: El Cristiano, y su vida terrenal. No es su vida “en el mundo”, sino su vida “terrenal”, porque el Cristiano, NO es del mundo, pero vive en este mundo.
      1. (Juan 15:9) “Si fueran del mundo, el mundo los querría como a los suyos. Pero ustedes no son del mundo, sino que yo los he escogido de entre el mundo. Por eso el mundo los aborrece.
    1. El Cristiano debe estar consiente de la razón por qué es llamado CRISTIANO, y vivir una vida digna de un “Cristiano.”
      1. El ser llamado “Cristiano”, no es un “título”, es una posición en Cristo.
      1. La vida del Cristiano debe EXALTAR a JESUCRISTO todo el tiempo.
      1. La vida del Cristiano debe HONRAR a JESUCRISTO todo el tiempo.
      1. ACLARACIÓN: Todo el tiempo, quiere decir lo que es: todo el tiempo. Para el Cristiano, es todo el tiempo de su peregrinaje aquí en la tierra, mientras espera encontrarse con Su SEÑOR.
    1. El Cristiano es llamado a ser LUZ en un mundo de tinieblas.
      1. (Mateo 5:14-16) “Ustedes son la luz del mundo. Una ciudad en lo alto de una colina no puede esconderse.15 Ni se enciende una lámpara para cubrirla con un cajón. Por el contrario, se pone en la repisa para que alumbre a todos los que están en la casa.16 Hagan brillar su luz delante de todos, para que ellos puedan ver las buenas obras de ustedes y alaben al Padre que está en el cielo.”
      1. Noten como el verso 16 nos dice que la luz del creyente, debe brillar para que todos puedan ver las buenas obras. La razón para eso es simplemente: GLORIFICAR A DIOS.
    1. El Cristiano es llamado no a “servirse” a sí mismo, sino a SERVIR a Su SEÑOR. Por eso encontramos que nuestro Salvador dejó bien claro que para poder ser un “discípulo” de JESUCRISTO, el Cristiano tiene que ENTREGARLE TODO.
      1. Dictrich Bonhoeffer, el pastor mártir que murió en manos de los Nazis, dijo que, “cuando Cristo llama a un hombre, le ordena venir y morir”.[1] Podemos decir que la esencia del discipulado se encuentra en lo que dijo Bonhoeffer, al referirse a morir a “uno” mismo, y al pecado.
        1. (Marcos 8:35) “Entonces llamó a la multitud y a sus discípulos. —Si alguien quiere ser mi discípulo —les dijo—, que se niegue a sí mismo, lleve su cruz y me siga.
      1. Entonces el Cristiano puede decir como el apóstol Pablo:
        1. (Gálatas 2:20) “He sido crucificado con Cristo, y ya no vivo yo sino que Cristo vive en mí. Lo que ahora vivo en el cuerpo, lo vivo por la fe en el Hijo de Dios, quien me amó y dio su vida por mí.
  1. El llamado que no honra a DIOS. – Martín Lutero dijo que la supuesta vida Cristiana que no honra a Cristo, hace a su pecado más malo por el nombre que lleva. Todo pecado que el pueblo de Dios comete, es una provocación a JEHOVÁ; no solamente por el acto de desobediencia en sí mismo, pero también en la transgresión del segundo Mandamiento.[2] Eso es porque el Cristiano lleva el Nombre de JESUCRISTO.
    1. Debemos observar que el Segundo Mandamiento se está refiriendo a la “idolatría”, pero noten las consecuencias por desobedecer a DIOS, y es que en realidad, son las mismas que por la idolatría.
      1. (Éxodo 20:4-6) “No te hagas ningún ídolo, ni nada que guarde semejanza con lo que hay arriba en el cielo, ni con lo que hay abajo en la tierra, ni con lo que hay en las aguas debajo de la tierra.5 No te inclines delante de ellos ni los adores. Yo, el Señor tu Dios, soy un Dios celoso. Cuando los padres son malvados y me odian, yo castigo a sus hijos hasta la tercera y cuarta generación.6 Por el contrario, cuando me aman y cumplen mis mandamientos, les muestro mi amor por mil generaciones.
      1. El PROFANAR el Nombre de JESUCRISTO con una vida desordenada, equivale a “idolatría.” Las personas que se preocupan en lo “material” solamente, se constituyen enemigos de DIOS, porque hacen de sí mismo, o de otras cosas, su dios. Violando el Segundo Mandamiento. Como ejemplo, veamos Filipenses 3:17-19:
        1. «Hermanos, sigan todos mi ejemplo, y fíjense en los que se comportan conforme al modelo que les hemos dado.18 Como les he dicho a menudo, y ahora lo repito hasta con lágrimas, muchos se comportan como enemigos de la cruz de Cristo.19 Su destino es la destrucción, adoran al dios de sus propios deseos y se enorgullecen de lo que es su vergüenza. Sólo piensan en lo terrenal
    1. El fracaso del pueblo de Israel de ser LUZ a las naciones, y de llevar vidas IMPÍAS en vez de caminar en SANTIDAD como el SEÑOR les había instruido, fue ocasión para que los GENTILES blasfemaran el Nombre del SEÑOR.
      1. (Romanos 2:24) “Así está escrito: «Por causa de ustedes se *blasfema el nombre de Dios entre los *gentiles.”
      1. Y también dice:
        1. (Ezequiel 36:22) “Por eso, adviértele al pueblo de Israel que así dice el Señor omnipotente: “Voy a actuar, pero no por ustedes sino por causa de mi santo nombre, que ustedes han profanado entre las naciones por donde han ido.”
      1. Una vida pura tiende a honrar la religión y su Autor; una vida impura hace lo opuesto.[3]
    1. Si las maldades del pueblo de Israel era ocasión para que los paganos blasfemaran el Nombre del SEÑOR, cuanta más culpa y RESPONSABILIDAD tiene el Cristiano que teniendo la REVELACIÓN de JESUCRISTO, y el llamado a la SANTIDAD, decide vivir una vida de hipócrita, al llevar una doble vida.
      1. (1 Samuel 2:30b) “Yo honro a los que me honran, y humillo a los que me desprecian.
  1. Las buenas obras, no tienen que ser sacrificios. – En su vida terrenal, el Cristiano no tiene que hacer más allá de lo que encontramos en el Texto Sagrado sobre la conducta del creyente. Esa santidad que quiere ir más allá de lo que DIOS requiere, es falsa, y lleva al creyente a “jactarse” de su “abstinencia” y de sus propios méritos. Sea como en la Iglesia Primitiva comenzaron a irse a los desiertos a separarse de todos, y luego en los conventos, o sea en cualquier etapa de la Iglesia donde se exigía una santidad “rigorosa” que en realidad no era otra cosa que “sacrificios”. Como ya he mencionado, este tiempo de “Cuaresma”, nos muestra los tantos que hacen cierto tipo de “sacrificios” para “expiar” su culpa de todo el año.
    1. (Colosenses 2:22-23) “Estos preceptos, basados en reglas y enseñanzas humanas, se refieren a cosas que van a desaparecer con el uso.23 Tienen sin duda apariencia de sabiduría, con su afectada piedad, falsa humildad y severo trato del cuerpo, pero de nada sirven frente a los apetitos de la naturaleza pecaminosa.
  1. La Unidad del ESPÍRITU. – Regresando a nuestro Texto, veamos algunas observaciones.
    1. El primero es: “Hay un solo cuerpo.” El Cuerpo de JESUCRISTO compone a todos los creyentes desde Pentecostés, hasta el Arrebatamiento de la Iglesia.
      1. Aunque hay muchas “denominaciones” y “congregaciones” con diferentes tipos de gobiernos, y ciertas diferencias, todos los VERDADEROS creyentes son parte del Cuerpo de Cristo.
    1. UN ESPÍRITU, se refiere al ESPÍRITU SANTO, quien “bautiza” al creyente en el Cuerpo de Cristo.
    1. Así como también fueron llamados a una sola esperanza. Todo VERDADERO creyente tiene la misma ESPERANZA de vida eterna, dada por nuestro SEÑOR JESUCRISTO.
    1. Un solo SEÑOR, se refiere al SEÑOR JESUCRISTO. Sin JESUCRISTO, no hay Cristianismo. JESUCRISTO es la Cabeza del Cuerpo de Cristo.
      1. Los paganos tenían muchos “señores”, o dioses, pero el Cristianismo tiene SOLAMENTE un SEÑOR JESUCRISTO.
    1. Una sola Fe. Se refiere al cuerpo de “verdad” llamado la Doctrina de los apóstoles.
      1. (Hechos 2:42) “Se mantenían firmes en la enseñanza de los apóstoles, en la comunión, en el partimiento del pan y en la oración.”
      1. (Judas 3) “Queridos hermanos, he deseado intensamente escribirles acerca de la salvación que tenemos en común, y ahora siento la necesidad de hacerlo para rogarles que sigan luchando vigorosamente por la fe encomendada una vez por todas a los *santos.”
      1. Esta es la FE que todos los miembros del Cuerpo de Cristo profesamos.
    1. Un Bautismo, es considerado por algunos por el Bautismo en el ESPÍRITU SANTO, y otros en el Bautismo en agua, que es una de las ORDENANZAS que todo creyente debe cumplir.
    1. Un DIOS y Padre de todos. Otra vez debemos recordar que mientras que los paganos tenían, y tienen varios dioses falsos, el creyente tiene UN SOLO DIOS, quien es el VERDADERO DIOS.
  1. La UNIDAD de la Doctrina. – En la unión del ESPÍRITU que ya hemos mencionado, está UNA SOLA FE. Esa es la unidad de DOCTRINA, lo que las Sagradas Escrituras enseñan al pueblo de DIOS, en su pureza, y en una unidad.
    1. Martín Lutero menciona que una de las ofensas malvadas que se comete en contra de la Iglesia, es el conmover la discordia doctrinal, y la división.[4] Lutero sigue el tema llamando a esos líderes arrogantes, vanidosos, buscadores de los suyo propio, que desean y buscan honra y gloria personal.
      1. Es claro que Lutero tenía razón, porque es evidente que los fundadores de sectas y religiones han buscado lo suyo propio.
      1. También están los llamados líderes que caen en la arrogancia al “creer”, que han recibido una “nueva” revelación”.
        1. Esa es una de las razones porqué el mundo Evangélico tiene muchos falsos profetas, y muchos falsos maestros.
    1. El apóstol Pablo advirtió de la condición de aquellos que quieren oír “fábulas” en vez de oír la VERDAD del Evangelio.
      1. (2 Timoteo 4:2-4) “Predica la Palabra; persiste en hacerlo, sea o no sea oportuno; corrige, reprende y anima con mucha paciencia, sin dejar de enseñar.3 Porque llegará el tiempo en que no van a tolerar la sana doctrina, sino que, llevados de sus propios deseos, se rodearán de maestros que les digan las novelerías que quieren oír.4 Dejarán de escuchar la verdad y se volverán a los mitos.”
      1. (Romanos 16:17) “Les ruego, hermanos, que se cuiden de los que causan divisiones y dificultades, y van en contra de lo que a ustedes se les ha enseñado. Apártense de ellos.18 Tales individuos no sirven a Cristo nuestro Señor, sino a sus propios deseos. Con palabras suaves y lisonjeras engañan a los ingenuos.
  1. La Unidad del Cuerpo de Cristo (parte final). – (Romanos 12:4-5) “Pues así como cada uno de nosotros tiene un solo cuerpo con muchos miembros, y no todos estos miembros desempeñan la misma función,5 también nosotros, siendo muchos, formamos un solo cuerpo en Cristo, y cada miembro está unido a todos los demás.
    1. El Cuerpo de Cristo como ya hemos visto es SOLO UNO, y el Creyente debe recordar que es a pertenecer a ese Cuerpo, que el Cristiano ha sido llamado por el SEÑOR.
    1. Nadie puede ser salvo si no es por medio de JESUCRISTO, y nadie puede pertenecer al Cuerpo de Cristo, si todavía no es SALVO.
    1. Todo el que viene a JESUCRISTO para ser salvo, llega a ser parte del Cuerpo de Cristo, y de esa UNIDAD del ESPÍRITU, a la que fuimos llamados.

Conclusión

Oremos….

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

1. Ditrich Bonhoeffer, The Cost of Discipleship, p. 11, Touchstone-Simon & Shuster.

2. Martín Lutero, Complete Sermons of Martin Luther, IV 2:283, Baker Bookhouse.

3. Albert Barnes, Notes on the New Testament, Romans, e-sword edition.

4. Martín Lutero, p. 289