El Trono de la Gracia

Por: pastor Daniel Brito

Título: El Trono de la Gracia

Texto: (Hebreos 4:16) «Así que acerquémonos confiadamente al trono de la gracia para recibir misericordia y hallar la gracia que nos ayude en el momento que más la necesitemos

Introducción

El tema de la oración es uno que muestra nuestra dependencia con DIOS. Por muy independiente que el ser humano quiera ser, llega el momento cuando se puede notar que la “fragilidad” humana rompe esa llamada “independencia”, mostrando que el ser humano necesita a DIOS. Trataremos los siguientes puntos:

    1. Trasfondo

    2. La verdadera oración

    3. Un Trono

    4. Un remedio

    5. Gracia y Misericordia

Lección

  1. Trasfondo. – En el culto del Antiguo Testamento, el sacerdote era un “intermediario” entre JEHOVÁ y los seres humanos.

    1. Entre los sacerdotes había uno que era el sumo sacerdote, y solamente él podía entrar en el lugar santísimo del Templo, una vez al año para ofrecer sacrificios por todo el pueblo, pero también por él mismo, porque era un simple hombre.

    1. Por eso debemos notar que el apóstol y autor de nuestra Epístola, había estado hablando en los versículos anteriores del Sumo Sacerdocio de CRISTO JESÚS, quien siendo Él mismo DIOS, ofreció Su vida por los pecadores sin tener que ofrecer por Él mismo, como lo hacían los sumos sacerdotes de Israel.

    1. Hemos dicho todo eso para mostrar que nuestro SEÑOR JESUCRISTO es nuestro SUMO SACERDOTE, y es por eso que nuestras oraciones llegan al TRONO DE LA GRACIA por medio de Él.

  1. El hombre y la oración. – La oración es conocida aun por los paganos y los que profesan otras religiones quienes oran a sus falsos dioses. Esas personas oran sin conocer al VERDADERO DIOS. Eso es porque el ser humano tiene un deseo, o mejor dicho, una necesidad de comunicarse con el Creador. Ese deseo o necesidad, ha sido puesta en el ser humano desde la Creación de Adán y Eva, por el mismo DIOS, y muestra la dependencia del hombre con DIOS.

  1. Un Trono. – (Salmo 45:6) «Tu trono, oh Dios, permanece para siempre; el cetro de tu reino es un cetro de justicia

    1. Este Salmo es “Mesiánico”, o sea, es un Salmo que está PROFETIZANDO el reinado ETERNO de CRISTO JESÚS. El mismo autor de la Epístola a los Hebreos, lo cita en referencia a JESÚS (Hebreos 1:8).

    1. Debemos notar que un “trono” es donde un monarca reina. En el Trono de Dios encontramos que nuestras oraciones van dirigidas a un MONARCA, o sea, el verdadero MONARCA del Universo quien es DIOS.

    1. Veamos DOS cosas:

      1. La primera es que el hecho que podamos llegar directamente al TRONO de DIOS, es por la Obra Redentora de JESUCRISTO en la Cruz del Calvario como Sumo Sacerdote.

      1. La segunda es que el cetro, era la vara o el bastón que el monarca usaba, y era un símbolo de su autoridad. Ahora nuestro Salmo nos muestra que el cetro de DIOS, o sea, Su AUTORIDAD, es uno de JUSTICIA. Su gobierno ETERNO, es uno de JUSTICIA.

  1. Un remedio. – (Hebreos 4:12) «Ciertamente, la palabra de Dios es viva y poderosa, y más cortante que cualquier espada de dos filos. Penetra hasta lo más profundo del alma y del espíritu, hasta la médula de los huesos,[f] y juzga los pensamientos y las intenciones del corazón.»

    1. La Palabra de DIOS, la Biblia, es el único libro que no solamente es “leído”, sino que también “lee” el interior del ser humano. Ella muestra las intenciones engañosas y desasosegadas del ser humano.

                            i.   Por medio de la Palabra de DIOS, el ser humano puede comprender que todos somos pecadores.

      1. Por medio de la Palabra de DIOS, el ser humano también puede comprender que necesita a un Salvador.

    1. Es por eso que podemos decir que de nada serviría si la Palabra de DIOS revela nuestras intenciones, sin presentar un REMEDIO.

      1. Ese remedio lo vemos en el siguiente punto:

  1. Gracia y Misericordia. – (Hebreos 4:15) «Porque no tenemos un sumo sacerdote incapaz de compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que ha sido *tentado en todo de la misma manera que nosotros, aunque sin pecado

    1. Nuestro Texto ahora nos muestra la COMPASIÓN de nuestro SEÑOR JESÚS, quien habiéndose hecho hombre (Juan 1:14), fue probado también y se compadece de nosotros.

    1. Es por eso que el TRONO de DIOS es uno de GRACIA, o sea, GRACIA es algo que el ser humano no merece. Es por eso que el ser humano puede acercarse a DIOS, sin tener que hacer obras meritorias, porque ninguna buena obra que el ser humano pueda hacer, puede comprar el perdón y la misericordia de Dios.

    1. Podemos acercarnos al TRONO DE LA GRACIA con toda CONFIANZA, no en nuestra habilidad de poder hacer buenas oraciones, sino en la GRACIA y MISERICORDIA de DIOS.

      1. (Hebreos 4:16) «Así que acerquémonos confiadamente al trono de la gracia para recibir misericordia y hallar la gracia que nos ayude en el momento que más la necesitemos

Conclusión

Oremos….

*Toda referencia Bíblica ha sido tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

El Varón y la Santidad

Por: pastor Daniel Brito

Texto: 1 Timoteo 2:1-8

«Así que recomiendo, ante todo, que se hagan plegarias, oraciones, súplicas y acciones de gracias por todos,2 especialmente por los gobernantes y por todas las autoridades, para que tengamos paz y tranquilidad, y llevemos una vida piadosa y digna.3 Esto es bueno y agradable a Dios nuestro Salvador,4 pues él quiere que todos sean salvos y lleguen a conocer la verdad.5 Porque hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre,6 quien dio su vida como rescate por todos. Este testimonio Dios lo ha dado a su debido tiempo,7 y para proclamarlo me nombró heraldo y apóstol. Digo la verdad y no miento: Dios me hizo maestro de los gentiles para enseñarles la verdadera fe.

8 Quiero, pues, que en todas partes los hombres levanten las manos al cielo con pureza de corazón, sin enojos ni contiendas.»*

Tema: El Varón y la Santid

Ocasión: Conferencia de Varones

Introducción: Esta es la primer conferencia del 2009, y quiero seguir el tema de la última conferencia del año pasado, donde estuvimos hablando del llamado a la Fidelidad. Ahora seguimos con el llamado a la Santidad. Aunque estos temas son dirigidos específicamente a varones, es obvio que son dirigidos también a las mujeres. Así comenzamos nuestra lección en esta tarde.

1.         La Primer responsabilidad. – Lo primero que Dios le exige al hombre, es el servicio hacia Él, y para servir a Dios, el creyente ha sido SEPARADO o CONSAGRADO, en el momento de la conversión. Esa es la parte que Dios ha hecho en nuestras vidas de una forma instantánea, y después de eso, el hombre debe BUSCAR o SEGUIR la SANTIDAD.

2.         La Importancia de la Oración. – En este pasaje que hemos leído, parece ser que el apóstol Pablo está dando instrucciones de como comportarse cuando se congreguen. La oración debe ser parte de todo varón cristiano de una forma frecuente. Notemos algunas cosas sobre esto.

a.         Debemos orar por nuestros gobernantes para que vivamos vidas tranquilas. Cuando el apóstol Pablo escribió esta Epístola, el emperador Nerón estaba en el poder. Este emperador fue un hombre cruel, y el que ordenó la muerte del apóstol Pablo, y del apóstol Pedro.

b.         La Voluntad de Dios es que todos lleguen al arrepentimiento, y es por eso que debemos recordar orar aun por los gobernantes impíos. No para que Dios los bendiga, más bien para que ellos hagan la Voluntad de Dios, haciendo lo correcto.

3.         La Condición para Orar. – «Quiero, pues, que en todas partes los hombres levanten las manos al cielo con pureza de corazón, sin enojos ni contiendas.» -NVI. Y la Biblia de las Américas lo dice así: «Por consiguiente, quiero que en todo lugar los hombres oren levantando manos santas, sin ira ni discusiones.»

a.         Parece ser que la Iglesia siguió la costumbre de los Judíos, de orar puestos en pie con las manos en alto. Las manos que no han tocado lo prohibido, o hecho maldades, son condiciones para el hombre de tener un corazón limpio delante de Su Presencia.

i.          Eso quiere decir que el hombre debe buscar el perdón y la pureza de corazón TODOS los días. De ahí que el Levantando manos limpias, es lo que “pureza de corazón” es.

ii.         Ejemplos de las manos limpias simbolizando un corazón puro, lo encontramos en otras partes de las Sagradas Escrituras.

(1)        (Salmo 24:3-4) «¿Quién puede subir al monte del Señor? ¿Quién puede estar en su lugar santo? 4 Sólo el de manos limpias y corazón puro, el que no adora ídolos vanos ni jura por dioses falsos.»

(2)        (Santiago 4:8) «Acérquense a Dios, y él se acercará a ustedes. ¡Pecadores, límpiense las manos! ¡Ustedes los inconstantes, purifiquen su corazón!»

b.         Otra cosa es sin ira ni discusiones. Podemos estar de acuerdo que la ira es enemiga de la oración. Alguien que está sumamente enojado, no va a poder entrar en la oración. Lo puede hacer si lo hace para arrepentirse con Dios, y arreglarse, pero el Texto nos debe recordar las Palabras de nuestro SEÑOR:

i.          (Mateo 6:14-15) «Porque si perdonan a otros sus ofensas, también los perdonará a ustedes su Padre celestial.15 Pero si no perdonan a otros sus ofensas, tampoco su Padre les perdonará a ustedes las suyas.»

ii.         Y también el reconciliarnos con nuestros hermanos. (Mateo 5:23) «Por lo tanto, si estás presentando tu ofrenda en el altar y allí recuerdas que tu hermano tiene algo contra ti,24 deja tu ofrenda allí delante del altar. Ve primero y reconcíliate con tu hermano; luego vuelve y presenta tu ofrenda.»

iii.        Es muy claro que un hombre de Dios, no debe vivir en contiendas ni con ira, y menos con rencor en su corazón.

c.         Siguiendo lo que hemos dicho sobre la ira, discusiones o contiendas, debemos recordar que muchos varones se llevan muy bien con sus semejantes, MENOS con su esposa. Y este Texto abarca a TODOS, incluyendo a su cónyuge.

i.          (1 Pedro 3:7) «De igual manera, ustedes esposos, sean comprensivos en su vida conyugal, tratando cada uno a su esposa con respeto, ya que como mujer es más delicada, y ambos son herederos del grato don de la vida. Así nada estorbará las oraciones de ustedes.»

ii.         Noten como la oración de los esposos pueden ser estorbadas si tratan mal a sus esposas.

4.         El Estilo de Vida. – (Hebreos 12:14) «Busquen la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.» La vida del creyente no es una solamente de prepararse cuando va a orar, o a asistir al templo. El creyente es llamado a vivir una vida SEPARADA, eso es SANTA, TODO el tiempo. Siendo que esta es una conferencia de Varones, me dirijo a lo que estorba a que los varones lleven vidas santas delante de Dios. Noten el Texto que hemos leído dice: BUSQUEN, eso es una acción humana. El hombre depende de la ayuda de Dios, pero debe BUSCAR las cosas de Dios.

a.         En primer lugar, TODO varón, sea un adolescente, o un anciano, sufre tentaciones de la misma forma. El problema mayor para los hombres son los OJOS.

i.          Lo normal en un hombre como fue creado por Dios, es que le gusten las mujeres.

ii.         El hombre es distraído frecuentemente por lo que sus ojos están viendo.

b.         Es por esa razón que lo mejor para el hombre es que encuentre esposa, y viva una vida donde tenga relaciones sexuales y tenga hijos(as), y así no caer en fornicación.

i.          (Proverbios 18:22) «Quien halla esposa halla la felicidad: muestras de su favor le ha dado el Señor.»

ii.         Entiendo que hay hombres que han quedado viudos o divorciados, y por ciertas condiciones, sean los hijos(as) u otras, no pueden casarse. Pero si se pueden casar, lo mejor es que lo hagan, en el SEÑOR, claro, pero para prevenir fornicación, se debe obedecer al plan de Dios, y es el Matrimonio.

iii.        Los ministerios de solteros no es lo ideal, porque el hombre debe buscar el matrimonio. 18 de febrero de 2009

(1)        (Hebreos 13:4) «Tengan todos en alta estima el matrimonio y la fidelidad conyugal, porque Dios juzgará a los adúlteros y a todos los que cometen inmoralidades sexuales.»

5.         La lucha en contra del pecado. – (Proverbios 4:23) «Por sobre todas las cosas cuida tu corazón, porque de él mana la vida.» Todos sabemos que aquí no se está refiriendo al corazón que late la sangre del cuerpo, sino que se refiere al corazón donde están los pensamientos.

a.         Matthew Henry dice: “Guardar el corazón es albergar buenos pensamientos y acallar los malos, poner el afecto en los objetos que lo merecen y dentro de los límites debidos. Muchos son los modos de guardar un objeto: el cuidado; la fuerza y la petición de la ayuda necesaria.”[1]

b.         ¿Cómo guardamos nuestros pensamientos? Es muy claro que el creyente necesita la ayuda de Dios TODOS los días. Es la Palabra de Dios leída, o escuchada, la que hace efecto en nuestra mente para cambiar nuestra forma de pensar. Pero eso no es por un tiempo, es TODO el tiempo que vivamos en este cuerpo aquí en la tierra.

i.          (Romanos 12:2-3) «No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.»

ii.         (Salmo 119:11) «En mi corazón atesoro tus dichos para no pecar contra ti.»

iii.        (Salmo 119:105) «Tu palabra es una lámpara a mis pies; es una luz en mi sendero.»

c.         ¡Cuidado con la pornografía! Eso es algo que está al alcance de todos, sea en el internet, en revistas, en películas y televisión.

i.          El SEÑOR JESÚS enseñó el peligro de adulterar en nuestro corazón. Eso quiere decir que para solteros, es el peligro de fornicar en su corazón.

(1)        (Mateo 5:28) «Pero yo les digo que cualquiera que mira a una mujer y la codicia ya ha cometido adulterio con ella en el corazón.»

ii.         También las Palabras de nuestro SEÑOR que advierte sobre las malas intenciones del corazón.

(1)        (Mateo 6:22-23) «El ojo es la lámpara del cuerpo. Por tanto, si tu visión es clara, todo tu ser disfrutará de la luz.23 Pero si tu visión está nublada, todo tu ser estará en oscuridad. Si la luz que hay en ti es oscuridad, ¡qué densa será esa oscuridad!»

6.         Cuidado con las Apariencias. – (1 Tesalonicenses 5:22) «Eviten toda clase de mal» NVI.  «Apartaos de toda apariencia de mal» RV Actualizada. – Repito en parte uno de los puntos de la Conferencia anterior, que viene muy bien con este tema, y es el del tener cuidado con las apariencias. Eso es porque como varones de Dios, debemos de cuidarnos que alguien piense algo malo de nosotros que no es verdad.

a.         Pero también debemos recordar que las malas apariencias, pueden ser situaciones que nos pueden hacer caer en tentación.

i.          (1 Pedro 1:13-23) «Por eso, dispónganse para actuar con inteligencia; tengan dominio propio; pongan su esperanza completamente en la gracia que se les dará cuando se revele Jesucristo.14 Como hijos obedientes, no se amolden a los malos deseos que tenían antes, cuando vivían en la ignorancia.15 Más bien, sean ustedes santos en todo lo que hagan, como también es santo quien los llamó;16 pues está escrito: «Sean santos, porque yo soy santo.»17 Ya que invocan como Padre al que juzga con imparcialidad las obras de cada uno, vivan con temor reverente mientras sean peregrinos en este mundo.18 Como bien saben, ustedes fueron rescatados de la vida absurda que heredaron de sus antepasados. El precio de su rescate no se pagó con cosas perecederas, como el oro o la plata,19 sino con la preciosa sangre de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin defecto.20 Cristo, a quien Dios escogió antes de la creación del mundo, se ha manifestado en estos últimos tiempos en beneficio de ustedes.21 Por medio de él ustedes creen en Dios, que lo resucitó y glorificó, de modo que su fe y su esperanza están puestas en Dios. 22 Ahora que se han purificado obedeciendo a la verdad y tienen un amor sincero por sus hermanos, ámense de todo corazón los unos a los otros.23 Pues ustedes han nacido de nuevo, no de simiente perecedera, sino de simiente imperecedera, mediante la palabra de Dios que vive y permanece.»

b.         Las apariencias pueden ser como nos conducimos con una dama.

i.          Un hombre joven hablando en un lugar obscuro con una joven, da la impresión de algo que no es apropiado.

ii.         Un hombre casado hablando con una joven soltera en un lugar obscuro, da una impresión de algo que no es apropiado.

iii.        Un hombre casado hablando con una mujer casada en un lugar obscuro, da una impresión de algo que no es apropiado.

iv.        Un hombre cristiano debe tener cuidado de no ir a casa de una dama casada, y entrar si no se encuentra nadie más.

v.         El hombre cristiano debe tener cuidado de como toca a una dama. Las manos del hombre de Dios deben estar alejadas de una dama.

vi.        El hombre cristiano debe cuidar como habla con una dama. Como ejemplo:

(1)        Cuidado con las insinuaciones.

(2)        Cuidado con chistes que puedan dar una impresión equivocada.

7.         El deber matrimonial en la Santidad. – (1 Corintios 7:1-7) «Paso ahora a los asuntos que me plantearon por escrito: «Es mejor no tener relaciones sexuales.» 2 Pero en vista de tanta inmoralidad, cada hombre debe tener su propia esposa, y cada mujer su propio esposo.3 El hombre debe cumplir su deber conyugal con su esposa, e igualmente la mujer con su esposo.4 La mujer ya no tiene derecho sobre su propio cuerpo, sino su esposo. Tampoco el hombre tiene derecho sobre su propio cuerpo, sino su esposa.5 No se nieguen el uno al otro, a no ser de común acuerdo, y sólo por un tiempo, para dedicarse a la oración. No tarden en volver a unirse nuevamente; de lo contrario, pueden caer en tentación de Satanás, por falta de dominio propio.6 Ahora bien, esto lo digo como una concesión y no como una orden.7 En realidad, preferiría que todos fueran como yo. No obstante, cada uno tiene de Dios su propio don: éste posee uno; aquél, otro.»

a.         Este es nuestro último punto, y entramos ahora en el deber del varón de Dios con su esposa en el matrimonio. Hemos hablado ya de la importancia que un varón soltero desee el matrimonio y encuentre una esposa para comenzar un hogar cristiano.

i.          Para aquellos que dicen que no le interesa el matrimonio, el Texto que hemos leído nos enseña que por razones de lo que ya hemos hablado, y es el peligro de ser tentados y caer en fornicación, el apóstol Pablo aquí nos dice que es mejor CASARSE.

b.         Es muy claro que una vida santa, es una vida que está sometida a la voluntad de Dios. Un hombre de Dios que no cumple con su deber conyugal, no está obedeciendo a Dios.

i.          Tal vez algunos dirán que es la esposa la que no quiere cumplir con su deber conyugal, y en ese caso, ambos necesitan regresar a lo que el Texto Sagrado dice. Si la mujer tiene quejas del comportamiento del esposo, entonces, otra vez lo digo, necesitamos regresar al Texto Sagrado.

c.         Hay muchas parejas que cuentan que pasan meses, y algunos dicen años, que no tienen relaciones sexuales. No estoy hablando de parejas de ancianos, sino de parejas jóvenes, o de media edad. Si una pareja lleva poco tiempo en el Evangelio, y tenían ese problema, se entiende que ahora el SEÑOR comenzará a hacer la obra en ellos, seguido por la obediencia de ellos mismos. Pero los creyentes casados que no cumplen con su deber conyugal le están faltando a la PALABRA DE DIOS.

8.         RESUMEN: Para el Varón vivir una vida en SANTIDAD, tiene que ser obediente a la Palabra de Dios.

Conclusión:

Oremos.


[1]. Francisco Lacueva, Comentario de Matthew Henry, p. 669, editorial CLIE.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

**Este sermón fue predicado el 31 de Enero, 2009.