Con Temor y Temblor

Por: pastor Daniel Brito

TÍTULO: Con Temor y Temblor

TEXTO: Filipenses 2:12-13

«Así que, mis queridos hermanos, como han obedecido siempre —no sólo en mi presencia sino mucho más ahora en mi ausencia— lleven a cabo su salvación con temor y temblor, 13 pues Dios es quien produce en ustedes tanto el querer como el hacer para que se cumpla su buena voluntad

INTRODUCCIÓN:

Seguimos con nuestro estudio de la Epístola a los Filipenses. Ahora tratamos el tema del REGALO de la SALVACIÓN, y el valor que debe tener en la vida de todo creyente. Que DIOS bendiga Su Palabra predicada en esta noche.

LECCIÓN:

  1. Trasfondo. – En nuestra lección pasada estuvimos hablando de la HUMILDAD del cristiano basada en el ejemplo de la HUMILDAD de nuestro SEÑOR JESUCRISTO. De ese EJEMPLO, surge ahora la parte humana: LIBERTAD y RESPONSABILIDAD sobre la SALVACIÓN, y su DEPENDENCIA de DIOS y de la Obra de la Gracia.i

  1. Lleven a cabo… – La iglesia de los Filipenses era una iglesia OBEDIENTE al SEÑOR y FIRME en su andar. Eso es obvio en el estudio de nuestra Epístola. Así que las palabras del apóstol Pablo para ellos vienen siendo una EXHORTACIÓN a RECORDAR lo que es IMPORTANTE. Es por eso que en la iglesia siempre tenemos que PREDICAR y EXHORTAR a los hermanos(as), porque el ser humano tiende a ser OLVIDADIZO.

    1. La OBEDIENCIA a DIOS como cristianos, sea en la iglesia o en nuestro diario vivir cuando estamos a solas, debe ser siempre evidente. Ese es el TEMA en realidad de nuestra ENSEÑANZA.

    1. El hecho que nuestro Texto dice que debemos OCUPARNOS (RV1960) o LLEVAR a cabo (NVI) o hacer efectiva nuestra salvación (DHH), no quiere decir que tenemos que GANARNOS la salvación, porque la SALVACIÓN es un REGALO y es solamente por GRACIA para que nadie se gloríe (Efesios 2:8-9).

      1. El Tema es uno de OBEDIENCIA, y aquí debe ser tomado también en vista al tema en los versos anteriores, sobre el ejemplo de la HUMILDAD de nuestro SEÑOR JESÚS.

      2. Eso es porque la SALVACIÓN es un REGALO que no tiene precio, ya que el mismo DIOS, JESUCRISTO, se hizo hombre para dar Su Vida en la Cruz del Calvario por los pecadores. De ahí el VALOR tan grande.

  1. Templos del ESPÍRITU SANTO. – (1ª Corintios 6:19-20) «¿Acaso no saben que su cuerpo es templo del Espíritu Santo, quien está en ustedes y al que han recibido de parte de Dios? Ustedes no son sus propios dueños; 20 fueron comprados por un precio. Por tanto, honren con su cuerpo a Dios.»

    1. Nuestro Texto ahora nos aclara muy bien la posición del creyente cuya vida en Cristo es un TEMPLO. Sí, Templo del ESPÍRITU SANTO.

      1. Mientras que antiguamente el pueblo de Israel tenía que ir a adorar en el Tabernáculo y luego en el Templo, donde habitaba la PRESENCIA de DIOS, ahora el ESPÍRITU SANTO habita en la vida de los creyentes.

      1. Así que de la misma manera que el Tabernáculo y el Templo de Israel debía permanecer LIMPIO, ya que era TEMPLO de DIOS, así también nuestros cuerpos, nuestras vidas, deben estar LIMPIOS de toda maldad porque somos TEMPLOS del ESPÍRITU SANTO.

    1. Así que la SALVACIÓN no es un pasatiempo, ni es algún tipo de juego, sino que es un REGALO muy PRECIADO, el cual debemos CUIDAR con TEMOR Y TEMBLOR ya que somos TEMPLO DEL ESPÍRITU SANTO.

  1. Nueva Criatura. – (2ª Corintios 5:16-17) «Así que de ahora en adelante no consideramos a nadie según criterios meramente *humanos.[a] Aunque antes conocimos a Cristo de esta manera, ya no lo conocemos así. 17 Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo

    1. Este Texto ahora también nos explica la CONDICIÓN del cristiano que ha NACIDO DE NUEVO, mostrando esa parte práctica de la SALVACIÓN. O sea, no es solamente un cambio sobre el FUTURO ETERNO del creyente, sino que SALVACIÓN es algo que es EVIDENTE en la vida del creyente.

    1. El mundo considera a las personas según su propio criterio. Incluso, juzga a las personas según el criterio mundano del tipo de comportamiento de dicha persona. De ahí que el mundo juzga a lo INMORAL como MORAL, y eso, en OPOSICIÓN a la PALABRA DE DIOS. DOS CRITERIOS opuestos.

      1. De ahí que el creyente está en una LUCHA constante en contra de los deseos y del criterio del mundo.

    1. Noten ahora nuestro Texto donde nos muestra que de ahora en adelante, «Así que de ahora en adelante no consideramos a nadie según criterios meramente *humanos.»

      1. Así que consideramos a las personas, como consideramos ahora a CRISTO, y es porque somos NUEVAS CRIATURAS.

      1. La persona que no conoce a DIOS, considera a CRISTO según la carne, o según el criterio del mundo.

        1. Lo mismo con los demás hermanos en la fe.

    1. Es por eso que el NUEVO NACIMIENTO cambia las CIRCUNSTANCIAS. Ya no somos los mismos de antes, porque ha habido un CAMBIO en nuestras vidas. TODAS LAS COSAS PASARON.

      1. Eso es todo lo anterior, el pecado, los malos deseos, la vida mundana ha quedado atrás.

  1. Nueva Vida en CRISTO. – La vida en «CRISTO» de los creyentes es central en el entendimiento Paulino de la naturaleza de la salvación.ii O sea, el creyente que es SALVO, está en CRISTO, y eso porque ha nacido de nuevo.

    1. Es un poco contradictorio ver a «creyentes» con una cerveza en la mano, usando palabras sucias, o simplemente haciendo lo mismo que el mundo hace, llevado por los CRITERIOS DEL MUNDO.

      1. Eso muestra que no han entendido la DOCTRINA DE LA SANTIFICACIÓN como es mostrada en las Sagradas Escrituras.

      1. En realidad podemos decir que no han ENTENDIDO el EVANGELIO.

    1. El TEMOR y el TEMBLOR nos muestra que el creyente no vive el Evangelio casualmente o tomado a la ligera, sino como alguien que sabe muy bien lo que significa estar en REVERENCIA delante del DIOS VIVIENTE.iii

      1. Así que debemos ocuparnos en la SALVACIÓN que DIOS nos ha dado como dice nuestro Texto con TEMOR Y TEMBLOR.

        1. Eso lo hacemos porque como ya hemos dicho, estamos delante del DIOS VIVIENTE.

        1. Y como también ya hemos dicho, porque somos TEMPLO DEL ESPÍRITU SANTO.

    1. Así que la vida del creyente ya no es basada en los CRITERIOS humanos o mundanos, sino en los CRITERIOS de la PALABRA DE DIOS. Como ejemplo:

      1. Nuestro conversar (Colosenses 3:8).

        1. «Pero ahora abandonen también todo esto: enojo, ira, malicia, calumnia y lenguaje obsceno

      1. Guardar nuestros cuerpos de la INMORALIDAD SEXUAL (Colosenses 3:5).

        1. «Por tanto, hagan morir todo lo que es propio de la naturaleza terrenal: inmoralidad sexual, impureza, bajas pasiones, malos deseos y avaricia, la cual es idolatría

  1. El querer. – (Filipenses 2:13) «pues Dios es quien produce en ustedes tanto el querer como el hacer para que se cumpla su buena voluntad

    1. Nuestro Texto ahora nos aclara que no es por nuestras propias FUERZAS ni OBRAS, sino que es DIOS mismo quien produce en nosotros el querer como el hacer que se cumpla Su Voluntad.

      1. Eso nos muestra que el creyente no está solo, porque tiene la ayuda del ESPÍRITU SANTO en su vida, ya que es Templo del ESPÍRITU SANTO.

    1. También nos muestra que los buenos deseos que uno como creyente tiene, como el servir a DIOS, asistir a la iglesia, etc. Vienen de DIOS mismo. O sea, de nada tenemos que JACTARNOS.

      1. (Filipenses 1:6) «Estoy convencido de esto: el que comenzó tan buena obra en ustedes la irá *perfeccionando hasta el día de Cristo Jesús

    1. Para concluir, debemos notar que como creyentes debemos vivir nuestras vidas OCUPADOS EN NUESTRA SALVACIÓN CON TEMOR Y TEMBLOR. O sea, nuestras vidas deben REFLEJAR la NUEVA VIDA EN CRISTO JESÚS.

      1. También debemos de recordar que es DIOS quien OBRA en nosotros, y debemos de OBEDECER a DIOS, y no DESPRECIAR la Obra del ESPÍRITU SANTO en nuestras vidas.

Conclusión

Oremos…

*Todo el Texto Bíblico sin otra indicación ha sido tomado de la Santa Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

i L. Bonnet, Comentario del Nuevo Testamento, tomo 3, p. 554, Casa Bautista de Publicaciones.

ii Stanley M. Horton, 1 & 2 Corinthians, kindle location 4566, LOGION Press.

iii Gordon Fee, Philippians, NIC, Kindle location 7022, Eerdmans.

Siguiendo la Voluntad de DIOS

Título: Siguiendo la Voluntad de DIOS

Texto: (Efesios 5:17-20) «Por tanto, no sean insensatos, sino entiendan cuál es la voluntad del Señor.18 No se emborrachen con vino, que lleva al desenfreno. Al contrario, sean llenos del Espíritu.19 Anímense unos a otros con salmos, himnos y canciones espirituales. Canten y alaben al Señor con el corazón,20 dando siempre gracias a Dios el Padre por todo, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo

(Salmo 32:8-9) «El Señor dice: «Yo te instruiré,  yo te mostraré el *camino que debes seguir; yo te daré consejos y velaré por ti. 9 No seas como el mulo o el caballo, que no tienen discernimiento, y cuyo brío hay que domar con brida y freno, para acercarlos a ti.»

Introducción

Continuando con nuestro estudio de la Epístola a los Efesios, seguimos con el mismo tema que estuvimos tratando en nuestra lección pasada.

Lección

  1. Dos Textos. – Estos DOS Textos aunque escritos en diferentes tiempos, el primero bajo el Nuevo Pacto y el segundo bajo el Viejo Pacto, dicen lo mismo en cuanto a la VOLUNTAD de DIOS.

    1. El Texto de Efesios 5:17 comienza con una amonestación a no ser “insensatos”, sino a entender la cuál es la Voluntad del SEÑOR. En la lección pasada titulada: ANDANDO SABIAMENTE, estuvimos tratando las amonestaciones a no hacer las cosas que se hacían antes cuando el creyente estaba en el mundo, encontradas en los versos 5:1 al 5:16, sino a entender Cuál es la Voluntad del SEÑOR.

    1. Ahora los Textos del Salmo 32, nos muestran la misma cosa, y es que es DIOS quien instruye a los suyos en Su Voluntad. Seguido por el verso 9 el cual compara al hombre con un caballo y un mulo, mostrando la gran diferencia entre ambos para mostrar que el hombre creyente no se debe portar como un animal el cual se tiene que domar con “brida” y “freno”, para que haga lo que su dueño quiere que haga.

      1. No así el creyente, quien debe SOMETERSE a la Voluntad de DIOS.

  1. La SOBRIEDAD y Voluntad de DIOS. – (Efesios 5:18) «No se emborrachen con vino, que lleva al desenfreno. Al contrario, sean llenos del Espíritu.»

    1. Aunque nuestra EPÍSTOLA fue escrita a una ciudad donde el uso del vino era común aun entre los cristianos, el apóstol les advierte del peligro de tomar demasiado, y así dejar que su cuerpo haga las cosas que ya el apóstol había advertido que los cristianos no hacen. El apóstol seguramente que también tenía en mente la práctica pagana del uso de borracheras en los cultos paganos, como lo era en la adoración a Dionisio, llenos de desenfrenoi

      1. El abuso del alcohol era muy común en el mundo pagano, al igual que lo es en nuestros países.

      1. El alcohol hace que la persona pierda su “sobriedad”, y con eso, el control de sus hechos.

      1. El apóstol Pablo les dice a los Corintios que los “borrachos” no heredarán el Reino de DIOS (1ª Corintios 6:10). Eso es algo que el creyente debe recordar, porque es algo que está prohibido para el creyente.

      1. Por esa razón nosotros aconsejamos a todo creyente a estar “sobrio”, absteniéndose del alcohol.

    1. El cristiano es llamado a ser “sobrio”, a estar “alerta”, y a tener “dominio propio” en todo tiempo.

      1. (1ª Pedro 5:8-9) «Practiquen el dominio propio y manténganse alerta. Su enemigo el diablo ronda como león rugiente, buscando a quién devorar.9 Resístanlo, manteniéndose firmes en la fe, sabiendo que sus hermanos en todo el mundo están soportando la misma clase de sufrimientos

      1. La razón es que nuestra lucha en contra del pecado es evidente, y el mismo diablo anda buscando a aquellos que llevan una vida a “medias”.

      1. Más nosotros somos llamados a RESISTIR manteniéndonos firmes en la fe. Eso es “sobriedad” espiritual, y física.

    1. El cristiano debe vivir su vida ESPERANDO al REGRESO del Salvador. No en una vida que busca esconder sus problemas con el alcohol y las drogas, si no en una vida que está alerta, y en su sano juicio todo el tiempo, esperando a su SEÑOR.

      1. 1ª Tesalonicenses 5:4-11) «Ustedes, en cambio, hermanos, no están en la oscuridad para que ese día los sorprenda como un ladrón.5 Todos ustedes son hijos de la luz y del día. No somos de la noche ni de la oscuridad.6 No debemos, pues, dormirnos como los demás, sino mantenernos alerta y en nuestro sano juicio.7 Los que duermen, de noche duermen, y los que se emborrachan, de noche se emborrachan.8 Nosotros que somos del día, por el contrario, estemos siempre en nuestro sano juicio, protegidos por la coraza de la fe y del amor, y por el casco de la esperanza de salvación;9 pues Dios no nos destinó a sufrir el castigo sino a recibir la salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo.10 Él murió por nosotros para que, en la vida o en la muerte,[e] vivamos junto con él.11 Por eso, anímense y edifíquense unos a otros, tal como lo vienen haciendo.»

  1. Llenos del ESPÍRITU. – (Efesios 5:17-20) «Por tanto, no sean insensatos, sino entiendan cuál es la voluntad del Señor.18 No se emborrachen con vino, que lleva al desenfreno. Al contrario, sean llenos del Espíritu.»

    1. Hay aquí un gran contraste entre el ser lleno del alcohol, y el ser lleno del ESPÍRITU SANTO. Noten que el Texto está hablando no de “una” “llenura” sino de algo que es “continuo”.

      1. El creyente debe notar que la llenura del ESPÍRITU SANTO no es solamente una experiencia, porque las experiencias pasan. De ahí que como ya hemos mencionado, es algo continuo.

    1. El creyente es llamado a ser LLENO del ESPÍRITU SANTO, quien es la Tercer Persona de la Santísima Trinidad, y quien lleva al creyente a TODA VERDAD.

      1. (Juan 16:13) «Pero cuando venga el Espíritu de la verdad, él los guiará a toda la verdad, porque no hablará por su propia cuenta sino que dirá sólo lo que oiga y les anunciará las cosas por venir

  1. El fruto del ESPÍRITU. – (Efesios 5:19-20) «Anímense unos a otros con salmos, himnos y canciones espirituales. Canten y alaben al Señor con el corazón,20 dando siempre gracias a Dios el Padre por todo, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo

    1. Ahora el apóstol menciona algunos “frutos” del ESPÍRITU en la vida del creyente que vive una vida llena del ESPÍRITU SANTO. La lista es corta en comparación a la que encontramos en la Epístola a los Gálatas, pero queda dividida en TRES partes:

      1. La primera es que los cristianos llenos del ESPÍRITU SANTO, se animen los unos a los otros con “salmos”, himnos y canciones espirituales.

        1. Noten que la adoración no es “individual” sino que es los unos con los otros.

      1. La segunda es el cantar y alabar al SEÑOR en el corazón.

        1. Ahora sí podemos ver que esta adoración es “singular”, o sea, es lo que todo creyente debe estar haciendo en todo momento y en todo lugar porque es una adoración “interna”.

      1. La tercera es el DAR gracias a DIOS PADRE por todo, en el Nombre de JESUCRISTO.

        1. Algo que es evidente en una vida llena del ESPÍRITU SANTO es el AGRADECIMIENTO.

        1. El creyente debe recordar que aun en la adversidad, DIOS puede sacar algo bueno de ahí.

          1. (Romanos 8:28) «Ahora bien, sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman,[e] los que han sido llamados de acuerdo con su propósito

    1. Comparemos ahora con la lista de Gálatas el resto de los FRUTOS del ESPÍRITU SANTO en la vida del cristiano.

      1. (Gálatas 5:22-23) «En cambio, el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, *fidelidad,23 humildad y dominio propio. No hay ley que condene estas cosas

      1. El creyente debe analizar estas cortas listas poniendo atención a la importancia de los FRUTOS del ESPÍRITU SANTO. Noten a cada uno de ellos por sí solos.

        1. Amor.

        2. Paz.

        3. Paciencia.

        4. Amabilidad.

        5. Bondad.

        6. Fidelidad = Fe. (en el griego, pistis, es la misma palabra que “fe”). En realidad, FIDELIDAD es el resultado de la FE. En este caso, el apóstol no está pidiendo “fe”, sino que se está refiriendo al resultado de la fe. Me explico, la llenura del ESPÍRITU SANTO es para el creyente porque es algo continuo como ya hemos aclarado, de ahí que no se está hablando de “fe”, si no del resultado de la fe: fidelidad.

        7. Humildad.

        8. Dominio propio.

    1. Seguimos comparando, ahora con 1ª Tesalonicenses.

      1. (1ª Tesalonicenses 5:16-18) «Estén siempre alegres,17 oren sin cesar,18 den gracias a Dios en toda situación, porque esta es su voluntad para ustedes en Cristo Jesús.»

        1. Noten otra vez que el FRUTO del ESPÍRITU produce “alegría” en la vida del creyente.

      1. Tenemos ahora algo más, y es la ORACIÓN, esto no es algo que se hace de vez en cuando, o en la iglesia en vigilias o cultos de oración, sino que es SIN CESAR. O sea, que es algo continuo.

      1. El tercero es el mismo que ya hemos mencionado, y es el dar gracias a DIOS en toda circunstancia.

  1. REFLEXIÓN. – Nuestra OBEDIENCIA a DIOS es la VOLUNTAD de DIOS, y la OBEDIENCIA a DIOS produce el FRUTO del ESPÍRITU SANTO en nuestras vidas.

    1. Como creyentes debemos analizar los Textos que hemos leído sobre los FRUTOS DEL ESPÍRITU SANTO, y ver donde estamos fallando. ¿Qué es lo que nos falta?

    1. Si los FRUTOS no están evidentes en nuestras vidas, debemos analizar nuestras intenciones, y nuestras actitudes, y nuestra condición delante de DIOS.

Conclusión

Oremos….

*Toda referencia Bíblica ha sido tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

i  Arthur G. Patzia, Ephesians, Colossians, Philemon, NIBC, p. 263, Hendrickson.

La Voluntad de Dios no se puede cambiar

Por: pastor Daniel Brito

Título: La Voluntad de Dios no se puede cambiar

Texto: Números 22:1-41

Introducción:
En esta noche continuamos nuestro estudio del libro de Números, y seguimos con la historia de Balán, el adivino pagano y supuesto profeta de Dios, que nos deja varias enseñanzas sobre la VOLUNTAD de Dios, y de como es imposible cambiarla, porque Dios es SOBERANO. Es así como comenzamos.

Lección:

1.   Los Moabitas planean destruir a Israel. —Este capítulo 22 comienza con Balac, el rey de Moab, temiendo a la grandeza y poder de Israel, y acuerdan con los madianitas que hay que destruir a Israel.

a.    En realidad, estos pueblos como mencionamos la semana pasada, no hubieran tenido que temer, si hubieran dejado pasar a Israel sin pelear con ellos. Pero como dice Matthew Henry: “Bien dice el antiguo refrán: Piensa el ladrón que todos son de su condición.”[1]  Veamos algo sobre estos pueblos.

i.    Moab y los Ammonitas, eran descendientes de Lot (Gen. 19:26-37), y Dios más adelante le dice Moisés que no le daría a Israel la tierra de ellos, que era herencia de Lot (Deut. 2:9; 2:19).

«El Señor también me dijo: “No ataquen a los moabitas, ni los provoquen a la guerra, porque no les daré a ustedes ninguna porción de su territorio. A los descendientes de Lot les he dado por herencia la región de Ar.” »

«Cuando lleguen a la frontera de los amonitas, no los ataquen ni los provoquen a la guerra, porque no les daré a ustedes ninguna porción de su territorio. Esa tierra se la he dado por herencia a los descendientes de Lot.»

ii.    También a los Edomitas que eran los descendientes de Esaú, Dios les había dado su tierra como herencia (Deut. 2:4-6).

«Dale estas órdenes al pueblo: ‘Pronto pasarán ustedes por el territorio de sus hermanos, los descendientes de Esaú, que viven en Seír. Aunque ellos les tienen miedo a ustedes, tengan mucho cuidado;5 no peleen con ellos, porque no les daré a ustedes ninguna porción de su territorio, ni siquiera el lugar donde ustedes planten el pie. A Esaú le he dado por herencia la región montañosa de Seír.6 Páguenles todo el alimento y el agua que ustedes consuman.’ »

iii.    Aun los Madianitas eran parientes de Israel, por ser hijos de Abraham por medio de Cetura (Gen. 25:1-4).

«Abraham volvió a casarse, esta vez con una mujer llamada Cetura.2 Los hijos que tuvo con ella fueron: Zimrán, Jocsán, Medán, Madián, Isbac y Súaj.
3 Jocsán fue el padre de Sabá y Dedán. Los descendientes de Dedán fueron los asureos, los letuseos y los leumeos.
4 Los hijos de Madián fueron Efá, Éfer, Janoc, Abidá y Eldá. Todos éstos fueron hijos de Cetura.»

b.    Quiere decir que estos pueblos estaban planeando en contra de Israel, en vano, porque Dios les había dado a ellos su herencia a parte.

2.    Balán, ¿un falso profeta? —Balán que parece que vivía en lo que hoy día es el país de Siria, o tal vez Irak, no vivía nada cerca de ahí. Balac reúne a los demás príncipes, y ponen más su confianza en los hechizos y encantos, que en sus propias fuerzas militares. Como dije la semana pasada, no sabemos como es que Balán conocía a Jehová, o hasta que punto era un profeta.  Lo que sí parece ser es que Balán era un conjurador, o un adivino, y no sabemos si su reputación como alguien que bendecía o maldecía se cumplía, o si simplemente era todo superstición.

3.    Balán y el Ángel de Jehová. —(Números 22:21-35) En este relato, vemos que Jehová le había dicho a Balán que no fuera con esos hombres porque Israel era un pueblo bendito, y no podía maldecirlos. Pero como Balán insistió, Dios le dio permiso para que fuera, pero que dijera solamente lo que Jehová le dijera. El Ángel de Jehová, es lo que se conoce como una Teofanía, o una manifestación de Dios, porque el Ángel de Jehová era una manifestación del Cristo antes de Su encarnación. El Ángel de Jehová aceptaba adoración, mientras que ningún ángel puede hacerlo. Por esa razón, el Ángel de Jehová era una manifestación del Hijo pre-encarnado de Dios.

a.    El hecho que el Ángel de Jehová le impidiera el paso a Balán para matarlo, no es una contradicción, porque Dios sabía que las intenciones de Balán no eran buenas, eran llevadas por la avaricia.

b.    Noten que el hecho que Dios hiciera que un burro hablara, no nos debe sorprender, porque Dios puede hacer que las piedras hablen. En realidad esas fueron las Palabras de nuestro SEÑOR JESUCRISTO en Lucas 19:39-40:

i.    «Algunos de los *fariseos que estaban entre la gente le reclamaron a Jesús:  —¡Maestro, reprende a tus discípulos! 40 Pero él respondió:  —Les aseguro que si ellos se callan, gritarán las piedras.»

ii.    Dios es el DUEÑO de la creación, y controla a TODOS los elementos, y puede hacer que hagan o HABLEN cuando y como Él quiere.

4.    Los oráculos de Balán. —La forma en que Balán enviaba construir los altares con sacrificios, eran totalmente diferente a los que Dios le ordenaba a Israel, y aun en tiempos anteriores.

a.    El primer oráculo (Números 23:1-12) Balán bendice a Israel. El lugar llamado Bamot Baal, seguramente que era un monte donde hacían sacrificios al falso dios Baal. Pero los paganos hechiceros y conjuros, no tienen poder delante del verdadero Dios, y no pueden voltear o cambiar Su Santa Voluntad.

b.    En el segundo oráculo (Números 23:13-26) Balán vuelve a bendecir a Israel. Pero pongamos atención a los versos 22 y 23:

i.    «Dios los sacó de Egipto con la fuerza de un toro salvaje. 23 Contra Jacob no hay brujería que valga, ni valen las hechicerías contra Israel. De Jacob y de Israel se dirá: “¡Miren lo que Dios ha hecho!”»

ii.    «¡Miren lo que Dios ha hecho!» Esto puede ser un grito de ALABANZA a Dios, que hace maravillas entre su pueblo.

c.    Ahora vamos al tercer oráculo de Balán (Números 23:27-30; 24:1-14).

i.    Notemos ahora que Balán se ha dado cuenta que a Dios le agrada el bendecir a Israel. Y con eso, Balán no trata de usar hechicería como lo había hecho antes.

ii.    Como ya he dicho en esta lección y en la anterior, Dios usa a quien quiere, y cuando quiere. Dios puede usar a un pagano para hacer que Su Voluntad se lleve a cabo.

iii.    Y el hecho de que Dios usa a cualquiera, no quiere decir que Dios aprueba a sus vidas o a su conducta, o en estos días diríamos a su ministerio.

d.    Ahora seguimos con el cuarto y último oráculo por parte de Balán (Números 24:14-25). Después de haber oído que Balac no le iba a pagar nada por sus servicios, Balán ahora le dice a Balac, que le va a advertir en cuanto a su pueblo, y lo va a hacer sin cobrar.

5.    Por qué sí era un falso profeta. —Este profeta pagano, que por alguna razón Dios lo había usado, era un falso profeta, porque aunque Dios lo acaba de usar, (claramente que por la fuerza, porque Balán tenía otras intenciones alimentadas por la avaricia.) Y es por eso que Balán era falso, porque un verdadero profeta de Dios, se somete a la VOLUNTAD de DIOS.

a.    Balán enseñó a Balac que hacer en contra de Israel para vencerlos de otra manera, ya que Dios había bendecido a Israel, y le había cerrado la puerta a Balán para maldecirlo. Balán enseñó a Balac que mezclara a sus mujeres con los hombres de Israel en el culto de Baal, haciendo un sincretismo que corrompería la moral del pueblo de Israel, y traería el Juicio de Dios sobre ellos.

b.    Por todas esas razones podemos ver que Balán, era un falso profeta.

6.    La senda de Balán.  —(2ª  Pedro 2:14-22) En este Texto podemos ver la senda de los falsos profetas y maestros, desde la antigüedad, y hasta el tiempo del fin. Simplemente no cambian. Usan las mismas estrategias para engañar y hacer de las suyas, aparentando ser algo que no son.

a.    Noten como el Texto Sagrado dice en el verso 17:

i.    «Estos individuos son fuentes sin agua, niebla empujada por la tormenta, para quienes está reservada la más densa oscuridad.»

ii.    Eso quiere decir que no tienen nada bueno que ofrecer, al contrario, el Juicio de Dios es lo que les espera.

b.    La doctrina de Balaam. —Es así como el Espíritu Santo nos dice por medio del apóstol Juan, en Apocalipsis 2:14:

i.    «No obstante, tengo unas cuantas cosas en tu contra: que toleras ahí a los que se aferran a la doctrina de Balaam, el que enseñó a Balac a poner *tropiezos a los israelitas, incitándolos a comer alimentos sacrificados a los ídolos y a cometer inmoralidades sexuales.»

c.    Noten que tenemos a la SENDA DE BALAAM, y a la DOCTRINA DE BALAAM.

i.    Una es la enseñanza que instruye en el camino de error.

ii.    La otra es la que anda por el error, siguiendo a la enseñanza de Balaam.

d.    En ingles hay un dicho que dice: “If you can’t beat them, join them.”  Quiere decir que si no los puedes vencer, únete a ellos.

i.    Ese es el sincretismo a lo cual la doctrina de Balaam conduce, se mezcla a lo que es sagrado, con lo que es profano.

7.   Los falsos profetas de la senda de Balaam. —Los Textos que hemos leído en 2ª  Pedro, y en Apocalipsis, nos muestran el camino de los falsos profetas y maestros pasados y modernos.

a.    La doctrina de Balaam está bien viva en estos días. Cuando  pastores y predicadores se ponen del lado del matrimonio homosexual, estamos siendo testigos de la doctrina y senda de Balaam.

b.    Cuando predicadores quieren trabajar con otras religiones, eso es la doctrina y la senda de Balaam.

c.    Cuando los predicadores comercializan la “unción”, y en muchos aspectos llenan a los cristianos de “amuletos”, con cosas traídas de la tierra santa, etc., etc., eso es la doctrina y la senda de Balaam.

d.    Nosotros somos testigos que estamos viviendo en los días de Noé y en los días de Sodoma y Gomorra. Y eso es la doctrina y la senda de Balaam.

8.   Nadie puede cambiar la VOLUNTAD DE DIOS. —Dios tenía un plan para Israel, y Balán creía que podía frustralo, aún después que Dios lo hizo BENDECIR a Israel. Al igual que Balán, Los falsos maestros y profetas, creen que pueden cambiar la Voluntad de Dios a su antojo, pero podemos ver que eso es imposible. Los planes de Dios para el futuro de Israel, nadie los puede cambiar. Dios les ha dado a ellos esa tierra, y tiene un plan durante la Gran Tribulación para con ellos, y después de eso va a REINAR JESUCRISTO en la tierra por mil años.

9.    RESUMEN: Así como Dios llamaba a Israel a la santidad, así está llamando a Su Iglesia, a vivir vidas santas, separadas del sincretismo, y de toda apariencia de la doctrina y la senda de Balaam.

CONCLUSIÓN:

Oremos.

Notas:

1.  Francisco Lacueva, Comentario Bíblico de Matthew Henry, p. 163, editorial CLIE.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.*

**Este sermón fue predicado en Julio, 2009.**

La serpiente de bronce y el Cristo levantado

Por: pastor Daniel Brito

Título: La serpiente de bronce y el Cristo levantado

Texto: Números 21:1-9
«Cuando el cananeo que reinaba en la ciudad de Arad y vivía en el Néguev se enteró de que los israelitas venían por el camino de Atarín, los atacó y capturó a algunos de ellos.2 Entonces el pueblo de Israel hizo este voto al Señor: «Si tú nos aseguras la victoria sobre este enemigo, *destruiremos por completo sus ciudades.»3 El Señor atendió a la súplica de los israelitas y les concedió la victoria sobre los cananeos, a los que destruyeron por completo, junto con sus ciudades. Por eso a aquel lugar se le llamó Jormá. La serpiente de bronce
4 Los israelitas salieron del monte Hor por la ruta del *Mar Rojo, bordeando el territorio de Edom. En el camino se impacientaron5 y comenzaron a hablar contra Dios y contra Moisés:
—¿Para qué nos trajeron ustedes de Egipto a morir en este desierto? ¡Aquí no hay pan ni agua! ¡Ya estamos hartos de esta pésima comida!
6 Por eso el Señor mandó contra ellos serpientes venenosas, para que los mordieran, y muchos israelitas murieron.7 El pueblo se acercó entonces a Moisés, y le dijo:   —Hemos pecado al hablar contra el Señor y contra ti. Ruégale al Señor que nos quite esas serpientes.
Moisés intercedió por el pueblo,8 y el Señor le dijo:
—Hazte una serpiente, y ponla en un asta. Todos los que sean mordidos y la miren, vivirán.
9 Moisés hizo una serpiente de bronce y la puso en un asta. Los que eran mordidos, miraban a la serpiente de bronce y vivían.»

Introducción:
En esta noche seguimos nuestro estudio del libro de Números, que el pastor John y un servidor hemos estado enseñando todos los Jueves. En esta noche nos toca el gran capítulo 21, donde estaremos estudiando algunos puntos de mucha importancia para todos nosotros. Así comenzamos nuestra lección.

Lección:

1.    Después de 38 años. —Habían pasado unos 38 años desde la vez que los espías que habían sido enviados a explorar la tierra Prometida, habían regresado y 10 de ellos trajeron un reporte malo, causando la rebeldía de Israel. Dios le dijo a Moisés que todos los mayores de 20 años morarían en el desierto, y solo sus hijos gozarían de entrar en la Tierra Prometida.

a.    Este relato comienza en lo que parece ser el mismo lugar de la derrota de Israel, que después de haber sido castigados por Dios para estar vagando en el desierto por 40 años, decidieron por sí mismo, ir a pelear contra los cananeos y amalecitas que vivían en esa zona, e Israel fue derrotado.

b.    Ahora, después de casi 40 años, es Israel el que comienza a ganar las batallas.

2.   Israel es atacado. —La lectura del Texto Sagrado en esta noche comienza narrando la historia de como Israel es atacado sin haber provocado. «Cuando el cananeo que reinaba en la ciudad de Arad y vivía en el Néguev se enteró de que los israelitas venían por el camino de Atarín, los atacó y capturó a algunos de ellos.»

a.    Israel clama a Dios, y promete que si Dios los entrega en sus manos, todos serían destruidos. Eso quiere decir que Israel no tomaría despojo, como era costumbre en aquellos tiempos en las guerras.

b.    Para nosotros en estos días puede que nos parezca algo terrible el hecho de destruir a todos. Pero debemos recordar que Dios estaba usando a Israel como el instrumento para castigar a los cananeos por sus pecados abominables.

3.   El peligro de quejarse y culpar a Dios. —Otra vez encontramos a Israel que apesar que Dios los está alimentando con el Maná, comenzaron a QUEJARSE otra vez. Veamos los versos 4-6: «Los israelitas salieron del monte Hor por la ruta del *Mar Rojo, bordeando el territorio de Edom. En el camino se impacientaron5 y comenzaron a hablar contra Dios y contra Moisés:  —¿Para qué nos trajeron ustedes de Egipto a morir en este desierto? ¡Aquí no hay pan ni agua! ¡Ya estamos hartos de esta pésima comida!»

a.    Noten como ellos le llaman al Maná: «Ya estamos hartos de esta pésima comida!»

i.    La Biblia de las Américas dice: «y detestamos este alimento tan miserable.»

b.    Israel una vez más estaba despreciando lo que Dios les había dado. En otros tiempos cuando Israel se quejaba por falta de comida, Dios les suplía algo diferente. Pero ahora, Dios los juzga con castigo.

c.    Esto es un ejemplo para nosotros, porque hay tanta gente que se enoja con Dios, y dejan de asistir al templo. Algunos le piden algo a Dios en oración y cuando no les contesta, se alejan del SEÑOR.

i.    Es muy peligroso para el cristiano quejarse de Dios, y aun más enojarse con Dios.

ii.    He visto en varias ocasiones a través de los años en el Evangelio, a personas que dejan de asistir a la iglesia, y cuando llego a visitarlos, me cuentan que están enojados con Dios, o porque según ellos no vale la pena seguir a JESUCRISTO.

(1)    Ese tipo de personas casi siempre terminan alejados de Dios para siempre. Y en condiciones no muy agradables.

iii.    El creyente debe de buscar siempre agradar a Dios, y hacer SU VOLUNTAD. De ahí que nuestro SEÑOR JESUCRISTO enseñó en la oración modelo del Padre Nuestro, en Mateo 6:10:

(1)    «venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.»

(2)    Es ahí en el «hágase tu voluntad» donde tenemos que ponerle atención.


4.    Las serpientes venenosas como castigo. —¿De dónde salieron de pronto tantas serpientes? En Deuteronomio 8:15 dice: «El Señor te guió a través del vasto y horrible desierto, esa tierra reseca y sedienta, llena de serpientes venenosas y escorpiones; te dio el agua que hizo brotar de la más dura *roca» Podemos notar con esto que, Dios mantenía a las serpientes controladas para proteger al pueblo de Israel. Ahora Dios las suelta para que piquen al pueblo como castigo por su desobediencia.

a.    El Texto Sagrado nos dice en el verso 6: «Por eso el Señor mandó contra ellos serpientes venenosas, para que los mordieran, y muchos israelitas murieron.»

i.    Cuando la gente comienza a morir, Israel se arrepiente, y le piden a Moisés que interceda. La respuesta de Dios es que hagan una serpiente de bronce, y la pongan en un asta, para que todos los que eran mordidos, MIRARAN a la serpiente de bronce, y fueran sanados.

ii.    Con esto podemos ver que Dios no les quitó a las serpientes, sino que les ofreció el método para ser sano.

b.    Las serpientes iban a recordarle a Israel de su rebeldía, y de como tenían que mirar a la serpiente de bronce, y DIOS LOS SANARÍA. Israel sabía muy bien que no era la serpiente de bronce la que iba a sanar, sino que era DIOS quien los sanaba. Era una MIRADA DE FE.

c.    Unos siglos después, el rey Ezequías ordenó que la destruyeran junto con los altares paganos de Aserá. Lo que Dios había ordenado que fuera una MIRADA de Fe, los israelitas lo habían hecho una mirada de idolatría.

i.    (2ª  Reyes 18:3-4) «Ezequías hizo lo que agrada al Señor, pues en todo siguió el ejemplo de su antepasado David.4 Quitó los *altares paganos, destrozó las *piedras sagradas y quebró las imágenes de la diosa *Aserá. Además, destruyó la serpiente de bronce que Moisés había hecho, pues los israelitas todavía le quemaban incienso, y la llamaban Nejustán.»


5.    El Cristo levantado. —(Juan 12:32) «Pero yo, cuando sea levantado de la tierra, atraeré a todos a mí mismo. 33 Con esto daba Jesús a entender de qué manera iba a morir.»

a.    La serpiente de bronce era un TIPO de JESUCRISTO. Así como Israel MIRABA CON FE a la serpiente de bronce, así también todo pecador puede MIRAR AL CRISTO LEVANTADO en la Cruz del Calvario para salvación.

i.    Recordemos que los sacrificios del Antiguo Pacto, MIRABAN o apuntaban a la Obra de JESUCRISTO en la Cruz.

b.    Es la Obra de JESUCRISTO en la Cruz del Calvario, lo que hace libre al pecador. De ahí que como he dicho tantas veces, el cristiano debe centrar su vida en JESUCRISTO y en la cruz.

c.    Es en referencia a este evento, que tenemos el verso tan hermoso de Juan 3:16.

i.    (Juan 3:14-18) «Como levantó Moisés la serpiente en el desierto, así también tiene que ser levantado el Hijo del hombre,15 para que todo el que crea en él tenga vida eterna. 16 »Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo *unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna.17 Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para salvarlo por medio de él.18 El que cree en él no es condenado, pero el que no cree ya está condenado por no haber creído en el nombre del Hijo unigénito de Dios.»

d.    Por eso es nuestro deber ANUNCIAR la Obra de JESUCRISTO en la Cruz del Calvario, porque solamente los que MIRAN al CRISTO LEVANTADO y creen en Él, son salvos.


6.    Sigue la conquista. —Ahora el verso 10 al 35 del capítulo 21 de Números, narran algunas victorias para Israel. La tierra de los Moabitas y de los Amonitas, Israel debe dejar en paz. Esos son los descendientes de Lot, a los que Dios les ha asignado su propia porción de tierra para ellos.

a.    Noten que Israel está al este del río Jordán, y están casi enfrente de Jericó, pero al otro lado del río.  Todos estos nombre nos debe recordar a nuestros tiempos, con lo que está ocurriendo en Israel. Debemos recordar que todo lo mencionado en esta lección, es lo que Dios le dio a Israel como herencia. El lado este del Jordán fue escogido por dos tribus, Rubén y Gad, que decidieron quedarse ahí. Esa es la parte que hoy se conoce como Cisjordania, y fue prometido a Israel, que es el pueblo escogido.

b.    Podemos notar en los versos 21 y 22, que Israel le pidió al rey de los Amorreos, que los dejara pasar. Ellos no iban a tomar agua, ni a quitarles nada, si los dejaban pasar. Y el verso 23 nos dice como Sijón, el rey de los Amorreos, no quiso que pasaran, y fue con su ejército y los atacó.

i.   «Israel envió emisarios a Sijón, rey de los amorreos, con este mensaje: 22 «Te pido que nos dejes pasar por tus dominios. Te prometo que no entraremos en ningún campo ni viña, ni beberemos agua de ningún pozo. Nos limitaremos a pasar por el camino real, hasta que salgamos de tu territorio.» 23 Pero Sijón no dejó que los israelitas pasaran por sus dominios. Más bien, reunió a sus tropas y salió a hacerles frente en el desierto. Cuando llegó a Yahaza, los atacó»

7.    Para concluir. —Esta lección nos ha mostrado algunos eventos narrados en este capítulo 21, pero lo más importante ha sido la serpiente de bronce, que simboliza a la Obra de nuestro SEÑOR JESUCRISTO.  Ahora Israel comienza a experimentar la conquista, y el acercamiento a la tierra PROMETIDA que Dios le había prometido a Abraham, a Isaac, y a Jacob.  Todo eso preparando el camino para la llegada del MESÍAS, del CRISTO, el Hijo de Dios, que es el CRISTO LEVANTADO, y que ha dado Su Vida por los pecadores.

CONCLUSIÓN:

Oremos.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.*

**Este sermón fue predicado en Julio, 2009.**

El llamado a la Santidad

Por: pastor Daniel Brito

Título: El llamado a la Santidad

Texto: 1 Corintios 1:2:
«A la iglesia de Dios que está en Corinto, a los que han sido santificados en Cristo Jesús y llamados a ser su santo pueblo, junto con todos los que en todas partes invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Señor de ellos y de nosotros»*

Introducción:
En esta noche seguimos con nuestro tema sobre la Salvación. Ahora estaremos hablando sobre el tema de cómo parecernos más a Dios, y eso es por medio de la SANTIFICACIÓN. Trataremos los siguientes temas:

(1)    El llamado a la Santificación.
(2)    El Santificador.
(3)    El Creyente y la Santificación gradual.
(4)    Los Frutos de la Santificación.

Lección:

1.    El llamado a la Santificación. — El llamado de Dios a la Salvación no es un llamado intelectual, o místico; es un llamado a ser parte de la Familia de Dios por medio del Nuevo Nacimiento como ya hemos enseñado.

a.    Santificación en el Texto Original se refiere a algo que ha sido SEPARADO, o CONSAGRADO a Dios. ¿Separado de qué? Separado del pecado para SERVIR a JESUCRISTO.

b.    JESUCRISTO en Su Oración Intercesora antes de ir a la Cruz del Calvario, ora al Padre por NUESTRA Santificación, a través de Su Sacrificio en la Cruz. Juan 17:17-19 dice:

i.    «Santifícalos en la verdad; tu palabra es la verdad.18 Como tú me enviaste al mundo, yo los envío también al mundo.19 Y por ellos me santifico a mí mismo, para que también ellos sean santificados en la verdad.»

c.    Sigamos con nuestro segundo punto.

2.    El Santificador. — (2 Tesalonicenses 2:13) «Nosotros, en cambio, siempre debemos dar gracias a Dios por ustedes, hermanos amados por el Señor, porque desde el principio Dios los escogió para ser salvos, mediante la obra santificadora del Espíritu y la fe que tienen en la verdad.»

a.    Como podemos ver, el Santificador es El Espíritu Santo, quien primeramente nos hace nacer de Nuevo, y nos SANTIFICA Instantáneamente, limpiando nuestras vidas con la Sangre de JESUCRISTO. Eso es una obra Instantánea que solamente DIOS puede hacer, porque nadie puede limpiarse así mismo de sus pecados. Ahora veamos algunos aspectos sobre la Obra de la Santificación por medio del Espíritu Santo.

i.    La Santidad es Instantánea.  — La Santificación es la posición del creyente que ha sido SEPARADO de la esclavitud del pecado, para SERVIR a JESUCRISTO.

(1)    De ahí que el apóstol Pablo en sus Epístolas, cuando se dirigía a los miembros de una iglesia local, les saludaba llamándoles SANTOS. Eso no lo hacía porque habían alcanzado la perfección, sino porque habían sido lavados en la SANGRE de JESUCRISTO El Hijo de Dios. 2 Corintios 1:1 dice:

(a)    «Pablo, apóstol de Cristo Jesús por la voluntad de Dios, y Timoteo nuestro hermano, a la iglesia de Dios que está en Corinto y a todos los santos en toda la región de Acaya,»

(2)    Como podemos ver, todo creyente es considerado como parte del grupo de los “SANTOS”, no porque haya alcanzado la perfección, porque solamente DIOS es PERFECTO, sino porque ha sido SEPARADO del pecado para servir a JESUCRISTO nuestro Salvador.

ii.    La Santidad también es Progresiva o gradual. — (2 Corintios 7:1) «Como tenemos estas promesas, queridos hermanos, purifiquémonos de todo lo que contamina el cuerpo y el espíritu, para completar en el temor de Dios la obra de nuestra santificación.»

(1)    Esta etapa de la vida del cristiano se conoce como Santificación Progresiva, o gradual, porque el creyente siempre está en un proceso donde necesita a Dios TODO el tiempo.

(2)    Y eso nos lleva al siguiente punto.

3.    El Creyente y la Santificación gradual.— Veamos algunas cosas sobre este punto:

a.    El primero es que como hemos dicho ya, es Dios quien hace la obra en nosotros.

b.    El segundo es que nosotros también tenemos una parte en la santificación, y es que está en nosotros el desear la santificación por parte de Dios, haciendo decisiones de apartarnos del pecado, y acercarnos a Dios. Veamos 1 Pedro 1:13-22:

i.    «Por eso, dispónganse para actuar con inteligencia; tengan dominio propio; pongan su esperanza completamente en la gracia que se les dará cuando se revele Jesucristo.14 Como hijos obedientes, no se amolden a los malos deseos que tenían antes, cuando vivían en la ignorancia.15 Más bien, sean ustedes santos en todo lo que hagan, como también es santo quien los llamó;16 pues está escrito: «Sean santos, porque yo soy santo.»17 Ya que invocan como Padre al que juzga con imparcialidad las obras de cada uno, vivan con temor reverente mientras sean peregrinos en este mundo.18 Como bien saben, ustedes fueron rescatados de la vida absurda que heredaron de sus antepasados. El precio de su rescate no se pagó con cosas perecederas, como el oro o la plata,19 sino con la preciosa sangre de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin defecto.20 Cristo, a quien Dios escogió antes de la creación del mundo, se ha manifestado en estos últimos tiempos en beneficio de ustedes.21 Por medio de él ustedes creen en Dios, que lo resucitó y glorificó, de modo que su fe y su esperanza están puestas en Dios. 22 Ahora que se han purificado obedeciendo a la verdad y tienen un amor sincero por sus hermanos, ámense de todo corazón los unos a los otros.»

c.    ¿Cuál es el método de la santificación? Como podemos ver, nos purificamos o santificamos, obedeciendo a la Verdad, que es la Palabra de Dios.

i.    «¿Cómo puede el joven llevar una vida íntegra? Viviendo conforme a tu palabra.10 Yo te busco con todo el corazón; no dejes que me desvíe de tus mandamientos.11 En mi corazón atesoro tus dichos  para no pecar contra ti.» (Salmo 119:9-11)

ii.    Y ahora concluimos con nuestro último punto.

4.    Los Frutos de la Santificación. — La Santificación es el resultado del Nuevo Nacimiento. El cambio interior por la regeneración en nuestras vidas por medio del Espíritu Santo, produce un cambio real en la vida del creyente. Veamos algunas cosas sobre esto:

a.    Debe de haber un deseo de cuidar nuestras vidas de las consecuencias del pecado. Esto es en cuanto a lo que uno ve, escucha o dice. El Texto Sagrado nos amonesta a abstenernos de las cosas que nos llevan al pecado, y más bien a buscar el Ser LLENOS del ESPÍRITU SANTO.  Efesios 5:15-19 dice:

i.    «Así que tengan cuidado de su manera de vivir. No vivan como necios sino como sabios,16 aprovechando al máximo cada momento oportuno, porque los días son malos.17 Por tanto, no sean insensatos, sino entiendan cuál es la voluntad del Señor.18 No se emborrachen con vino, que lleva al desenfreno. Al contrario, sean llenos del Espíritu.19 Anímense unos a otros con salmos, himnos y canciones espirituales. Canten y alaben al Señor con el corazón,20 dando siempre gracias a Dios el Padre por todo, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.»

ii.    El Himno antiguo: Te necesito a toda hora, decía que las tentaciones pierden su poder cuando Dios está cerca. Hablando de la importancia de estar cerca de Dios. Por eso el título de “Te necesito a toda hora”.

iii.    Ese himno dice la realidad de la necesidad de TODO creyente de estar cerca de Dios, y eso es el resultado de la SANTIFICACIÓN.

b.    Recordemos el Título de esta Lección y es que Dios nos ha llamado a ser Santos. Veamos 1 Tesalonicenses 4:7:

i.    «Dios no nos llamó a la impureza sino a la santidad»

c.    Y para concluir, terminamos con las Palabras encontradas en 1 Tesalonicenses 5:23:

i.    «Que Dios mismo, el Dios de paz, los santifique por completo, y conserve todo su ser —espíritu, alma y cuerpo— irreprochable para la venida de nuestro Señor Jesucristo.»

Conclusión:
Oremos.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

**Este sermón fue predicado en Octubre, 2008.

La Fe por Medio de la Obediencia

Por: pastor Daniel Brito

Título: La Fe por Medio de la Obediencia

Texto: 2 Reyes 5:1-16:

«Naamán, jefe del ejército del rey de Siria, era un hombre de mucho prestigio y gozaba del favor de su rey porque, por medio de él, el Señor le había dado victorias a su país. Era un soldado valiente, pero estaba enfermo de lepra.
2 En cierta ocasión los sirios, que salían a merodear, capturaron a una muchacha israelita y la hicieron criada de la esposa de Naamán.3 Un día la muchacha le dijo a su ama: «Ojalá el amo fuera a ver al profeta que hay en Samaria, porque él lo sanaría de su lepra.»
4 Naamán fue a contarle al rey lo que la muchacha israelita había dicho.5 El rey de Siria le respondió: —Bien, puedes ir; yo le mandaré una carta al rey de Israel.

Y así Naamán se fue, llevando treinta mil monedas de plata, seis mil monedas de oro[a] y diez mudas de ropa.6 La carta que le llevó al rey de Israel decía: «Cuando te llegue esta carta, verás que el portador es Naamán, uno de mis oficiales. Te lo envío para que lo sanes de su lepra.»
7 Al leer la carta, el rey de Israel se rasgó las vestiduras y exclamó: «¿Y acaso soy Dios, capaz de dar vida o muerte, para que ese tipo me pida sanar a un leproso? ¡Fíjense bien que me está buscando pleito!»
8 Cuando Eliseo, hombre de Dios, se enteró de que el rey de Israel se había rasgado las vestiduras, le envió este mensaje: «¿Por qué está Su Majestad tan molesto? ¡Mándeme usted a ese hombre, para que sepa que hay profeta en Israel!»
9 Así que Naamán, con sus caballos y sus carros, fue a la casa de Eliseo y se detuvo ante la puerta.10 Entonces Eliseo envió un mensajero a que le dijera: «Ve y zambúllete siete veces en el río Jordán; así tu piel sanará, y quedarás limpio.»
11 Naamán se enfureció y se fue, quejándose: «¡Yo creí que el profeta saldría a recibirme personalmente para invocar el nombre del Señor su Dios, y que con un movimiento de la mano me sanaría de la lepra!12 ¿Acaso los ríos de Damasco, el Abaná y el Farfar, no son mejores que toda el agua de Israel? ¿Acaso no podría zambullirme en ellos y quedar limpio?» Furioso, dio media vuelta y se marchó.
13 Entonces sus criados se le acercaron para aconsejarle: «Señor, si el profeta le hubiera mandado hacer algo complicado, ¿usted no le habría hecho caso? ¡Con más razón si lo único que le dice a usted es que se zambulla, y así quedará limpio!»14 Así que Naamán bajó al Jordán y se sumergió siete veces, según se lo había ordenado el hombre de Dios. ¡Y su piel se volvió como la de un niño, y quedó limpio!15 Luego Naamán volvió con todos sus acompañantes y, presentándose ante el hombre de Dios, le dijo:

—Ahora reconozco que no hay Dios en todo el mundo, sino sólo en Israel. Le ruego a usted aceptar un regalo de su servidor.»*

Introducción:
En esta noche estaremos estudiando una de las historias del Antiguo Testamento que contiene varias lecciones para nosotros. El relato trata con varias personas, pero en esta noche estaremos tratando con TRES personajes que tal vez de algunos no se dice nada más de ellos en la Biblia, pero nos dejaron una gran lección para nosotros también emular. Trataremos los siguientes temas:

(1) El Trasfondo.
(2) Un General Leproso.
(3) El Testimonio de Una Esclava.
(4) La orden del Varón de Dios.
(5) Siete Veces en el Río Jordán.
(6) La Fe a través de la Obediencia.

Lección:
1. El Trasfondo. — Este relato tiene lugar en la tierra del norte de Israel, donde reinaba Joram, el hijo del malvado rey Acab. Durante este tiempo bandas de soldados sirios redaban el norte de Israel y se llevaban cautivos para utilizarlos como esclavos. Fue así como en una de estas redadas de los sirios por el norte de Israel, que capturaron a una muchacha israelita y la hicieron la criada, o esclava, de la esposa del general del ejército de Siria. Sigamos ahora con nuestro siguiente punto.

2. Un General Leproso. — Este general tenía el nombre de Naamán, al que la tradición¹ dice que fue el hombre que tiró la flecha a la ventura y mató al malvado rey Acab de Israel. Este general era el brazo derecho del rey de Siria, y podríamos decir que lo tenía todo, menos una cosa, y era que estaba leproso.

a. La lepra era en los tiempos Bíblicos lo que el SIDA es en nuestros tiempos. Era una enfermedad que muchas veces era muy contagiosa, y era incurable. La mayoría de las veces el leproso tenía que irse de la ciudad e irse a vivir alejado, y en muchos casos, en una colonia de leprosos.

b. Por ser Naamán un hombre con un puesto alto en el gobierno Sirio, y poder estar ejerciendo su trabajo, lo más probable es que su lepra todavía estaba en su comienzo y no era muy contagiosa; pero sin duda alguna, a Naamán le esperaba una vida acortada por causa de la lepra. Es así como seguimos con el tercer punto.

3. El Testimonio de Una Esclava. — En esta historia tenemos el relato breve de una muchacha, que por la Providencia de Dios, había sido llevada cautiva por los sirios en una de las redadas que acostumbraban hacer en el norte de Israel.

a. No se sabe nada más de esta muchacha, pero sí sabemos que era bien joven, y al igual que en la historia del profeta Daniel que fue llevado cautivo a Babilonia también jovencito, esta muchacha se encontraba ahora en una tierra donde adoraban a otros dioses, y como una simple esclava.

b. No sabemos nada tampoco de la familia de esta joven, y tampoco sabemos si los sirios habían capturado a otros de su familia, o tal vez a algunas de sus amistades.

i. Lo que sí sabemos es que esta joven había sido criada en un hogar piadoso, y esa piedad y Temor de Dios se reflejaba en ella, aun estando ella lejos de su tierra.

c. Esta muchacha podía haberse amargado por su condición, y haberse llenado de odio, pero podemos ver que ella escogió por la piedad, y eso refleja su aprecio por sus amos, que seguramente habían sido bondadosos con ella.

d. Esta muchacha nos debe recordar la importancia de nuestro Testimonio delante de la gente. Ella conocía la condición de su amo, y le dice a su ama con toda CONFIANZA, que en Israel había un profeta de Dios que podía sanarlo de su lepra. ¡Qué confianza tenía esta joven, no en el profeta Eliseo, sino en el Dios de Israel que usaba al profeta! Veamos tres cosas en cuanto a esto:

i. Imagínese que ella hubiera pensado en no decir nada por miedo a que Dios no hubiera hecho nada con su amo, y su vida peligrara.

ii. También imagínese que ella no hubiera dicho nada por rencor a su amo, pensando que preferiría verlo morirse de la lepra, que verlo sanado.

iii. Pero ella no pensó de ninguna de esas maneras. Ella CONFIABA en el DIOS DE ISRAEL, a pesar que el Profeta Eliseo no había sanado a nadie de la lepra. Noten las Palabras de JESUCRISTO en Lucas 4:27:

(1) «Así mismo, había en Israel muchos enfermos de lepra en tiempos del profeta Eliseo, pero ninguno de ellos fue sanado, sino Naamán el sirio.»

iv. No solamente eso, sino que a pesar de haber sido capturada injustamente, ella prefirió BENDECIR, y no MALDECIR.

v. ¡Qué seguridad la de esta joven en el DIOS TODOPODEROSO!

e. Por la Providencia de Dios, esta joven había sido llevada como una simple esclava, a proclamar el PODER del ÚNICO y Verdadero Dios, a una tierra de gente pagana que creían en muchos dioses. Este evento les iba a probar que JEHOVÁ DIOS era el Verdadero Dios, que hacía milagros, y era digno de confianza.

f. Con eso debemos recordar que ese es el trabajo de TODO creyente, y es el de poder TESTIFICAR de JESUCRISTO en TODO lugar sin dudar si DIOS puede hacer la obra o no. Sigamos al cuarto punto.

4. La orden del Varón de Dios. — Cuando Naamán el leproso llega delante de la puerta del profeta Eliseo, Él esperaba un recibimiento de honor. Este hombre era leproso, pero era un general del ejército Sirio, y con mucho orgullo, esperaba honores. Pero Eliseo el Varón de Dios no salió a recibirlo; al contrario, solamente envió a un mensajero que le dijera a ese leproso, que se lavara en el río Jordán SIETE veces.

a. Naamán seguramente que esperaba que Eliseo viniera e hiciera algún tipo de magia delante de él.

b. Pero Eliseo estaba obedeciendo a DIOS que conocía muy bien el orgullo de Naamán, y por eso no cedió a propagar su ego inflado, enviando por medio de otro, las instrucciones que tenía que hacer.

i. Había un acto de obediencia que este leproso tenía que hacer para probar su confianza en el DIOS de Israel. Sigamos al siguiente punto.

5. Siete Veces en el Río Jordán. — El Varón de Dios le envía a decir al leproso Naamán: «Ve y zambúllete siete veces en el río Jordán; así tu piel sanará, y quedarás limpio.» El leproso todavía tenía su orgullo que no quería dejar. ¡Qué lección para nosotros!

a. De ahí que JESUCRISTO dijera en Mateo 16:24:

i. «Luego dijo Jesús a sus discípulos: —Si alguien quiere ser mi discípulo, tiene que negarse a sí mismo, tomar su cruz y seguirme.»

ii. El SEÑOR JESUCRISTO exige dejar el orgullo a un lado, negándose a sí mismo. Eso es echando a un lado el YO personal del egoísmo, y del orgullo, y entregándole su vida al Salvador del mundo.

iii. Ahora concluimos con nuestro último punto.

6. La Fe a través de la Obediencia. — El título de este punto, dice exactamente lo que la FE es, y es una demostración de la obediencia. FE no es solamente creer y dejarlo ahí. FE es creer, y hacer una decisión. Esa decisión es la obediencia, sin la cual no hay FE. “Los que quieran que Dios les ayude han de estar dispuestos a hacer lo que Dios manda.”²

a. Pero Naamán se enfureció con su orgullo y dijo: «¿Acaso los ríos de Damasco, el Abaná y el Farfar, no son mejores que toda el agua de Israel? ¿Acaso no podría zambullirme en ellos y quedar limpio?» Furioso, dio media vuelta y se marchó.»

i. Pero los siervos de ese leproso le dijeron: «Entonces sus criados se le acercaron para aconsejarle: «Señor, si el profeta le hubiera mandado hacer algo complicado, ¿usted no le habría hecho caso? ¡Con más razón si lo único que le dice a usted es que se zambulla, y así quedará limpio!»

ii. Naamán obedeció la voz del Varón de Dios y se zambulló siete veces en el Río Jordán.

(1) Uno se puede imaginar los ojos de Naamán al ver su piel limpia después de haber salido del agua la séptima vez.

b. Para Naamán había sido tan fácil el haber obedecido al Varón de Dios, aunque al principio se había querido rendir por causa de su orgullo.

i. Así es con el Evangelio, muchos no quieren dejar el YO de su vida, porque quieren hacer lo que quieren, sin someterse a la Voluntad de Dios.

c. ¿Cómo estamos viviendo nuestras vidas delante de Dios y los demás? Solamente la OBEDIENCIA a la Palabra de Dios, es la PRUEBA de nuestra FE en JESUCRISTO, el Salvador del mundo.

Conclusión:
Así como DIOS se reveló a Naamán por medio de una muchacha esclava, así también se revela a nosotros, llamándonos al arrepentimiento y a la SALVACIÓN.

Notas:

1. Herbert Lockyer, All the Miracles of the Bible, p. 122, Zondervan Publishers.

2. Francisco Lacueva, Comentario Bíblico de Matthew Henry, p. 401, Editorial CLIE.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

**Este Sermón fue predicado en Octubre, 2008.

Esclavo de JESUCRISTO

Por: pastor Daniel Brito

Texto: Romanos 1:1-7

TITULO: Esclavo de JESUCRISTO

INTRODUCCIÓN: En esta noche estaré comenzando un estudio sobre la epístola a los Romanos. La verdad es que si no se hubiera escrito esta epístola, tuviéramos un gran vacío en el conocimiento del Evangelio y la Gracia de JESUCRISTO. Esta hermosa epístola se puede considerar como un quinto Evangelio por la importancia que tienen para poder comprender todo el Evangelio de JESUCRISTO. Romanos es la epístola de la Gracia, es la epístola que le abrió los ojos a la Reforma Luterana. Romanos es la epístola que todo creyente debe leer por ser tan importante para conocer bien el Evangelio de JESUCRISTO. Es así como comenzamos esta enseñanza.

1.    Una Introducción. — El apóstol Pablo no había ido todavía a Roma, él no fue el que fundó esa iglesia como algunos han creído, ni tampoco el apóstol Pedro. Hubiera sido falta de cortesía por parte de Pablo, si Pedro hubiera estado en Roma, y él no le hubiera enviado saludo. Pero el apóstol Pablo sabía que Dios le estaba indicando que un día estaría en Roma.

2.    Esclavo de JESUCRISTO. — Pablo comienza esta epístola después de poner su nombre, llamándose a sí mismo, esclavo de JESUCRISTO. Tal vez nosotros no podemos entender del todo lo que un esclavo era, pero la esclavitud era muy común y normal en los días del apóstol Pablo. Pero aparte de la esclavitud común, Pablo tenía en mente lo que la Ley de Moisés dice sobre la persona que por razones de caer en deudas y no poder pagarlas, se vendía com esclavo y, servía por un tiempo de seis años. La Ley decía que después de seis años, el esclavo era dejado en libertad, pero si quería quedarse con su amo, tal vez porque no quería dejar a su esposa e hijos, o por cualquier otra razón, el esclavo era llevado al Tabernáculo, al sumo sacerdote quien le abría un agujero en el oído para ponerle una marca de esclavo. Desde ese momento, el hombre perdía su libertad, y llegaba a ser un esclavo de por vida. Es así como Pablo usa la comparación de como él mismo voluntariamente se había hecho esclavo de JESUCRISTO.

a.    El uso de esclavo por parte de Pablo, nos debe recordar que JESUCRISTO exige una entrega total de cada persona. Mateo 10:37-39 dice:

i.    «El que quiere a su padre o a su madre más que a mí no es digno de mí; el que quiere a su hijo o a su hija más que a mí no es digno de mí;38 y el que no toma su cruz y me sigue no es digno de mí.39 El que encuentre su *vida, la perderá, y el que la pierda por mi causa, la encontrará.»

ii.    El amar a algún familiar más que a JESÚS, descalifica a la persona para el discipulado.  Eso no quiere decir que Dios quiere que uno abandone a sus familiares, sino que cuando uno pone los intereses de los familiares delante de DIOS, esa persona a quedado descalificada para el discipulado.

(1)    De ahí que la persona tenga que tomar su cruz, esto es negarse a sí mismo para ser digno del discipulado. El negarse a sí mismo es como morir al YO de uno mismo, y entregarse a la Voluntad total de JESUCRISTO.

iii.    El verso 39 que hemos leído de Mateo sobre el que encuentre su vida, la perderá, y el que la pierda por mi causa, la encontrará, es claro que se está refiriendo al morir por JESUCRISTO si hay que hacerlo, pero debemos notar otro significado que es el de poner los propios intereses de uno en vez de los intereses de JESUCRISTO.

(1)    De ahí que se nos exhorte tanto a buscar las cosas de Dios, osea las de arriba, por la sencilla razón que es así como ponemos verdaderamente nuestra mirada en JESUCRISTO y llegamos a ser verdaderos discípulos.

(2)    El poner nuestros intereses por delante de JESUCRISTO, nos descalifica porque ponemos nuestra mirada en las cosas pasajeras, que cargarán nuestra alma de lo que no edifica, distrayendo nuestra mirada espiritual.

3.    El Evangelio de JESUCRISTO. — La palabra Evangelio, quiere decir “buenas nuevas”. El Evangelio no es imaginación de nadie, ni es una emoción, el Evangelio es las buenas nuevas de la realidad histórica de nuestro Salvador JESUCRISTO.

a.    Prometido por los profetas en las Sagradas Escrituras que entonces, prueban Su origen Divino. Al cumplirse lo escrito en las Escrituras, prueba que es Palabra de Dios y no de hombre.

b.    Las cuatro pruebas de la realidad histórica del Evangelio (1 Corintios 15).

i.    Cristo murió por nuestros pecados según las Escrituras.

ii.    Cristo fue sepultado.

iii.    Cristo Resucitó de entre los muertos.

iv.    Cristo fue visto por muchos testigos.

c.    Analicemos un poco esto:

i.    JESÚS descendía de David por medio de la mujer, o sea, en la carne, y era heredero a ser el CRISTO o el MESÍAS.

ii.    Pero JESÚS seguía siendo el Divino Hijo de Dios, como dice el Texto: “pero que según el Espíritu de santidad fue designado con poder Hijo de Dios por la resurrección.”

(1)    Designado o declarado Hijo de Dios. Eso no quiere decir que no lo era antes, sino que por la Resurrección de entre los muertos, es anunciado o declarado como el Hijo de Dios que murió en la cruz, dio Su Vida por la humanidad, y Resucita con poder al tercer día.

(a)    Si Cristo no hubiera Resucitado, en vano sería nuestra fe, y es por eso que es anunciado o declarado, por la Resurrección de entre los muertos.

(2)    El Espíritu de Santidad es el Espíritu Santo, no el Espíritu Humano de JESÚS como algunos creen.

4.    El verdadero apostolado. — Como dice un comentarista: “Cristo designó ciertos hombres como apóstoles. En un sentido especifico, sólo aquellos que fueron designados personalmente por Cristo son verdaderos apóstoles. Después de la muerte de Juan no hubo más apóstoles, puesto que no existe cosa tal como la sucesión apostólica.”¹

a.    Un vistazo a la historia de la Iglesia, nos muestra que después de la muerte del apóstol Juan, no hubo un apostolado que los sucediera. Es cierto que surgieron algunos que se designaban apóstoles, y casi siempre terminaban en el error.

b.    El mejor ejemplo del ministerio organizado que seguiría al de apóstol, lo encontramos en las epístolas del apóstol Pablo a Timoteo y Tito, donde el deja instrucciones sobre los ancianos de la Iglesia, presbíteros u obispos. Ese es el orden que encontramos después de la muerte del apóstol Juan, el último de los apóstoles en morir.

5.    El llamado de Dios, y el llamado a la Santidad. — Hay dos cosas muy importantes que debemos observar sobre el llamado de Dios hacia nosotros.

a.    Dios es el que llama al pecador, y eso no nos debe de asombrar, en vista de la incapacidad del pecador de buscar a Dios. Juan 6:37-38 dice:

i.    «Todos los que el Padre me da vendrán a mí; y al que a mí viene, no lo rechazo.38 Porque he bajado del cielo no para hacer mi voluntad sino la del que me envió.39 Y ésta es la voluntad del que me envió: que yo no pierda nada de lo que él me ha dado, sino que lo resucite en el día final.40 Porque la voluntad de mi Padre es que todo el que reconozca al Hijo y crea en él, tenga vida eterna, y yo lo resucitaré en el día final.»

ii.    Y también Juan 6:65 dice:

(1)    «Por esto les dije que nadie puede venir a mí, a menos que se lo haya concedido el Padre.»

iii.    Es muy claro que el llamado lo hace Dios, pero el pecador responde con su decisión.

b.    En segundo lugar, Dios nos llama a ser SANTOS, esto es a ser “SEPARADOS” “CONSAGRADOS”. (Colosenses 3;1 Pedro 1:13-18)

i.    Eso quiere decir que Dios quiere separarnos del mundo y del pecado para que seamos siervos de Dios. Noten que es Dios quien nos separa para que le sirvamos. O sea que nosotros lo que hacemos es separarnos para JESUCRISTO.

(1)    Hay mucha gente que dice que no pueden dejar esto, o aquello, o lo otro, y dicen que tratan por todos los modos y no pueden. Lo más probable es que ellos quieren dejar esas cosas por sus propias fuerzas, sin antes haberse ellos mismo separados para el SEÑOR.

(2)    Usaré un ejemplo muy imperfecto, pero muy apropiado, y es que cuando uno se muda de una ciudad a otra, ya uno no tiene que pensar en dejar la ciudad, porque ya se ha trasladado a otra ciudad. Así también nosotros hemos sido trasladados del reino de las tinieblas, al Reino de nuestro SEÑOR JESUCRISTO.

(3)    El problema es en los que siempre se preocupan por lo que dejan, en vez de preocuparse en entregarse al Salvador del mundo.

ii.    Debemos notar que la vida antigua era “absurda” como dice el Texto, y no hay nada bueno que uno deba querer recuperar de esa conducta antigua.

Conclusión: ¿Te has entregado a JESUCRISTO? ¿Te has separado para JESUCRISTO? Que en esta noche todos podamos decir que seguridad que somos esclavos de JESUCRISTO.

Notas:

1. Evis Carballosa, Romanos, p. 30, Portavoz Evangélico.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

**Este sermón fue predicado el 20 de Julio, 2008.