Estudios en Éxodo: Responsabilidades

Por: pastor Daniel Brito

TEXTO: Éxodo 22:1-31

TITULO: Estudios en Éxodo:  Responsabilidades

INTRODUCCIÓN: Esta noche seguimos con nuestro estudio en el libro de Éxodo. Trataremos el capítulo 22, y dependiendo del tiempo, el capítulo 23 también. Es necesario ponerle atención al estudio por varias razones: (1) Una es porque estamos tratando parte de la Ley de Moisés que puede hacerse un poco aburrida para algunos, y caer en el desinterés por el estudio. (2) La segunda es que este Texto está tratando los temas encontrados en los Diez Mandamientos pero con más detalles. Hay mucho que aprender para nosotros los Cristianos en estos temas, que surgen de diferentes formas entre los hermanos en Cristo. Es así como comenzamos nuestra lección en esta noche.

1. Protección de Propiedad. — Este Capítulo comienza a tratar sobre el octavo Mandamiento que dice: “No robes”, y el sexto: “No asesinarás”, explicándolo con más amplitud, y tocando diferentes aspectos del tema.

a. Sobre los ladrones. – (Versos 1-4). La ley de restitución entraba para el que robaba, el cual tenía que pagar 5 veces por un toro, y 4 veces por una oveja.

i. Si el ladrón no tenía como pagar la restitución por el robo, tenía que ser vendido como esclavo.

b. Si una persona encontraba a un ladrón en su casa por la noche, o podríamos decir también que lo sorprendiera queriendo robar mientras dormían, y lo mataba, su muerte no se consideraba homicidio.

i. Si la persona encontraba al ladrón queriendo robar por el día, y lo mataba, entonces sí era considerado homicidio. Hay varias explicaciones que los comentaristas dan para esto:

(1) Por el día se podía buscar ayuda de una forma más fácil que lo sería por la noche.

(2) De día se podía ver bien, mientras que por la noche no.

(3) Había menos probabilidad que el ladrón atacara por el día que por la noche.

ii. Para nuestros tiempos, podemos decir que las intenciones de un ladrón que es sorprendido, sea por la noche o por el día, hace la situación muy peligrosa, especialmente si está armado, pero, la luz del día siempre facilita la salida, y el escape, porque el ladrón casi siempre no quiere ser visto por nadie.

2. Responsabilidad por negligencia (versos 5-6).

a. Si deja a los animales sueltos y ellos comen del pasto ajeno. Es muy claro que el Texto Sagrado aclara que la negligencia no es excusa para no hacerse responsable por los hechos de los animales de uno. Si estaban sueltos, aunque se hallan escapado, el dueño es responsable de restituirle al que sufrió pérdida por parte de sus animales.

b. Si se prende fuego para quemar pasto seco y se va fuera de control el fuego, el que lo hizo tiene que restituir al que sufrió la pérdida.

c. LECCIÓN PARA NOSOTROS: En contra del pensamiento moderno, el ser humano sigue siendo responsable por sus hechos. Todo lo que uno dañe, uno debe de pagar.

3. Leyes sobre el préstamo.— (Versos 7-15). Aquí entramos en un punto muy importante por la sencilla razón que toca algo que es muy común en nuestros días, y podemos llamarle la ética Cristiana. ¿Qué pasa cuando uno le presta a otra persona algo y lo pierde, o lo rompe? ¿O tal vez si se lo roban? Esas son las respuestas que entran en estos versos del Texto Sagrado, y que como Cristianos, debemos ponerle atención. En aquellos tiempos no habían bancos, y muchas veces la gente se veía obligada a dejar algo valioso al cuidado de otra persona.

a. Si alguien deja dinero o bienes en la casa del amigo, y le son robados. Algo que seguramente había pasado en muchas ocasiones, y es algo que ocurre en nuestros días.

i. Si se atrapa al ladrón, el ladrón tendrá que devolver el doble.

ii. Si no se atrapa al ladrón, entonces el dueño de la casa, o el amigo, tendrá que ir delante de los jueces para que se determine culpabilidad.

b. Note que lo mismo es cuando se toma prestado un animal. Para nosotros hoy día, puede ser el uso de carros, tractores, o caminos, sea para el uso de trabajo, o para el uso familiar. Lo que uno toma prestado, hay que entregarlo en la misma condición que se lo prestaron a uno.

c. Como creyentes, debemos ponerle mucha atención al Texto Sagrado sobre este tema, porque nosotros que tenemos el Evangelio de JESUCRISTO, tenemos aun más responsabilidad de ser un buen ejemplo hacia los demás. Recuerdo que hace unos treinta años, cuando era joven, estuve trabajando con un hermano Cristiano de mucha más edad que yo, y ese día necesitábamos más ayuda, así que este hermano le había pedido ayuda a otro joven. Los tres ibamos en el carro de este hermano, y cruzando una intersección, un camión grande de leche al doblar, se le abrieron las puertas de atrás del camión, dejando caer un montón de galones de leche a la calle. Recuerdo que el hermano Cristiano, paró su carro, y nos dijo que tomáramos algunos de los galones de leche que estaban en la calle y los pusiéramos en su carro. En eso el chofer del camión se puso a recoger los galones y llegó hasta el carro del hermano Cristiano que se estaba llevando lo que no era suyo. El chofer del camión estaba enojado, pero el hermano Cristiano nos decía que escondiéramos los galones de leche. Esa fue para mi una lección muy importante en cuanto a la honestidad. Porque este llamado hermano, no solamente estaba tomando lo que no era suyo, sino que aun delante del chofer del camión, quería ocultar lo que se estaba llevando. Debemos recordar lo siguiente:

i. Si uno se encuentra una cartera, es nuestro deber regresarlo a su dueño(a), o por lo menos, entregarlo a la policía.

ii. Si uno ve que se están robando un carro ajeno, debemos reportarlo a la policía.

iii. Si uno ve que están robando al vecino, debemos llamar a la policía.

iv. Si uno ve a alguien romperle el vidrio a un carro o a una casa, uno debe reportarlo.

v. La lista es mucho más grande, y es parte de la ética Cristiana que mira no sólo por el bien de uno, sino por el bien del prójimo.

4. Leyes sobre la seducción de una doncella. — Ahora entramos en el problema del sexo fuera del matrimonio, y en este caso, la protección para las doncellas. Para nosotros con nuestra mente occidental, no podemos entender el hecho que las hijas eran en realidad propiedad de los padres. “Si por desgracia hubiera sido seducida la hija, ella perdería valor en cuanto al ‘obsequio’ que podía recibir en el arreglo de matrimonio: una virgen valía más que una doncella violada.”¹

5. Ofensas con pena capital. — (Versos 18-20). Encontramos aquí algunas leyes que eran bastante severas, pero para una nación regida por una Teocracia, era muy importante mantener al pueblo consagrado al SEÑOR DIOS solamente.

a. La brujería, la magia, las adivinas, todo eso era muy común para los pueblos vecinos de Israel, y siempre fue una piedra de tropiezo para ellos.

i. Es muy triste que aun hoy día, hay Cristianos que consultan el horóscopo, o en algunos casos, han ido con una adivina, o un brujo. Eso es totalmente prohibido por Dios. El creyente no debe buscar saber las cosas por medios diabólicos, sino por medio de la Palabra de Dios. Nosotros vivimos por fe, cada día, y nuestra guía es la Palabra Inspirada de Dios que nos habla a todos nosotros.

b. La bestialidad, o sea, la cópula con un animal, es algo que va en contra de la naturaleza. Era una perversión en aquel tiempo, y lo es en nuestros días también. “Era una práctica empleada por algunos cultos paganos del mundo antiguo, así que era un culto falso.”²

c. El culto a otros dioses. – Esta parte trata los primeros dos Mandamientos, que es sobre el no tener otros dioses. En la tierra de Canaán habían muchos dioses, pero Dios les había advertido a ellos que solamente a JEHOVÁ DIOS iban ellos a adorar.

6. Responsabilidades morales. — En estas responsabilidades morales, encontramos algunas que nos deben servir de ejemplo para todos nosotros.

a. El trato al extranjero. — Dios le había enseñado a Israel una gran lección, y era que habían sido extranjeros por cuatro siglos en Egipto. No sabemos del todo como fue el trato común de los egipcios hacia los Israelitas durante toda la estadía allí, pero sí sabemos que fue al final de la peregrinación en Egipto que el Faraón trató a Israel como un esclavo, y ordenó la muerte de los varones por un tiempo.

i. Eso era algo que Dios quería que Israel recordara, y que no fuera así con los extranjeros. Incluso, en los sembrados, ellos debían dejar una parte para que el extranjero que fuera caminando, pudiera arrancar y comer mientras seguía su camino.

ii. Eso muestra que Dios guarda al extranjero, y hace justicia a aquellos que han sido maltratados. No importa la nación, toda nación del mundo de una forma u otra, han sido injustos con los extranjeros. Como Cristianos, debemos portarnos diferente con los extranjeros.

b. Las viudas y los huérfanos. — Dios es el protector de los que se pueden valer por sí mismo. En aquellos tiempos, las mujeres que quedaban viuda, no podían ir a trabajar como hoy día. Una viuda con hijos, quedaba en la miseria. El huérfano quedaba sin la protección de su padre, pero Dios se hacía cargo de los huérfanos.

i. Noten como dice que si ellos le piden ayuda a Dios, Él contentaría castigando severamente a los culpables.

ii. Cuanto más nosotros debemos cuidar a aquellos que son indefensos, como los incapacitados, los bebés en el vientre de su madre, los que nacen con defectos, los que nacen anormales, etc.,etc..

c. Los préstamos, intereses y usura. — Noten que entre hermanos no podían cobrar interés. Y aun así, si tomaban el manto de una persona como prenda, tenía que devolverlo por la noche, porque el manto era todo lo que la persona poseía; con eso se cubría del sol, y con eso se cubría del frío.

7. Deberes para con Dios. — (Versos 28-31). En este capítulo, entra el tercer Mandamiento: “No pronuncies el nombre del SEÑOR tu Dios a la ligera.” Y también Dios les recuerda que lo que no tarden en darle a Dios lo que le pertenece a Él. Entre ellos, encontramos DOS que son muy importantes. «No te demores en presentarme las ofrendas de tus graneros y de tus lagares. »Tus hijos primogénitos serán para mí.»

a. La ofrenda a Dios, las primicias, el diezmo, etc., había que dárselo a Dios en seguida.

i. Aquí tenemos una gran lección para nosotros, porque hay muchos que no creen en el diezmo, y enseñan que era para el Pacto Antiguo solamente, ignorando el origen del diezmo tal vez desde la Creación, pero con seguridad, desde el tiempo de Abraham, mucho antes de la Ley de Moisés. Esos que dicen eso, por lo general son tacaños hacia Dios, y no le dan casi nada de sus entradas. El Diezmo es una décima parte de las ganancias de uno, es una cifra baja en comparación a como los gobiernos nos cobran impuestos. Dios no nos exige una cifra alta para cargarnos, sino una cifra baja, fácil de obedecer, y bajo promesa.

b. Los primogénitos eran entregados a Dios. Eso nos deja un ejemplo que TODOS nuestros hijos(as) son de Dios, y que debemos traerlos delante de Dios para que Él los bendiga, y para decirle que necesitamos Su ayuda en la crianza de nuestros hijos. Sin la ayuda de Dios, no podemos hacer nada. Marcos 10:13-16 dice:

i. “Empezaron a llevarle niños a Jesús para que los tocara, pero los discípulos reprendían a quienes los llevaban.14 Cuando Jesús se dio cuenta, se indignó y les dijo: «Dejen que los niños vengan a mí, y no se lo impidan, porque el reino de Dios es de quienes son como ellos.15 Les aseguro que el que no reciba el reino de Dios como un niño, de ninguna manera entrará en él.»16 Y después de abrazarlos, los bendecía poniendo las manos sobre ellos.”

8. Leyes de Justicia y de misericordia. — (23:1-9). Para concluir, trataremos los primeros 9 versículos del capítulo 23, que trata tantos puntos importantes, pero con tan poco tiempo.

a. El Noveno Mandamiento: “No des falso testimonio en contra de tu prójimo”. Esto es el chisme calumniador.

i. No divulgues informes falsos. Esto se refiere a lo que se sabe que son falso, o que no han sido verificado como que sea cierto. El chisme casi siempre termina en la calumnia, o como falso testimonio, porque se pasa de persona en persona sin verificar su autenticidad.

b. El verso 2 y 3 son tan importantes para nosotros hoy día sobre la cultura impía de estos días que en su egoísmo, se jacta del bienestar y de la felicidad de la persona, sin importarle, o quitando al que estorba. Algunos ejemplos.

i. El aborto.

ii. El infanticidio.

iii. La eutanasia.

c. Noten que Dios le exigía al pueblo de Israel a ser diferente que los demás pueblos. Esa diferencia abarcaba toda área de la vida.

i. Si la mayoría quiere hacer el mal, no puede estar uno de acuerdo con ellos.

ii. Si la mayoría cree que lo que es pecado, ahora no lo es, no se puede aceptar, porque la Palabra de Dios está sobre la opinión de la mayoría.

d. La mayoría a veces quiere el mal porque busca sus propios intereses.

i. El pueblo eligió a Hitler al poder al eligir a su partido.

ii. El pueblo quería a Fidel Castro, y le decía: “Fidel, esta es tu casa”. Él lo tomó tan en serio que no se ha querido ir del poder.

iii. El pueblo eligió a Hugo Chávez, quien busca el mal para su propio pueblo.

e. El verso 4 enseña que se debe regresar al toro o asno perdido, aunque sea del enemigo de uno.

f. No se puede torcer la justicia para agradar a otro, sea por querer sacarle dinero al rico, o por querer oprimir al pobre.

g. No se puede conspirar con alguien para que otro pierda su vida siendo inocente, porque la Justicia de Dios sigue a la persona que hace eso.

h. El verso 8,No aceptes soborno”. El soborno es tan dañino porque convierte a la persona sobornada en un injusto, y alguien que ha sido comprado por dinero.

Conclusión: Nosotros hemos sido llamados para ser santos, o sea, separados, consagrados para Dios. Por esa razón, necesitamos llevar una vida entregada a la Palabra de Dios y obedecerla TODO el Tiempo. 1 Pedro 1:13-17 dice:

“Por eso, dispónganse para actuar con inteligencia; tengan dominio propio; pongan su esperanza completamente en la gracia que se les dará cuando se revele Jesucristo.14 Como hijos obedientes, no se amolden a los malos deseos que tenían antes, cuando vivían en la ignorancia.15 Más bien, sean ustedes santos en todo lo que hagan, como también es santo quien los llamó;16 pues está escrito: «Sean santos, porque yo soy santo.»17 Ya que invocan como Padre al que juzga con imparcialidad las obras de cada uno, vivan con temor reverente mientras sean peregrinos en este mundo.”

Notas:

1. Andrés Glaze, Comentario Bíblico Mundo Hispano, Éxodo, p. 199, editorial Mundo Hispano.

2. Ibid., p. 200.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

**Este sermón fue predicado el 5 de Junio, 2008.