El Matrimonio Instituido por Dios

TEXTO: Mateo 19:1-12

TITULO: El Matrimonio instituido por Dios

INTRODUCCIÓN: Todos sabrán que la Corte Suprema de California aprobó el matrimonio entre personas del mismo sexo. Seguramente que el pastor John estuvo hablando bastante de esto la semana pasada, pero en vista de la boda que hemos tenido en esta noche, tampoco puedo callarme.

Ustedes notarán que es la Palabra de Dios la que es exaltada en esta Iglesia siempre. La Palabra es predicada, es enseñada, es leída.

1. En el principio Hombre y Mujer. En esta Escritura, nuestro SEÑOR afirma el relato de la Creación encontrado en el libro de Génesis, incluyendo su Inspiración Divina. Para aquellos que tienen un problema con el libro de Génesis y su relato, JESUCRISTO afirma su autenticidad. Si una persona duda de la autenticidad, o de la Inspiración del libro de Génesis, entonces está dudando de las propias Palabras de nuestro SEÑOR JESÚS.

a. No hay ninguna duda que Dios creó al hombre y a la mujer, pero creó un sólo hombre y una sola mujer (Génesis 2:7; 21-22).

i. Noten ahora la respuesta de Adán: “El cual exclamó: ‘Ésta sí es hueso de mis huesos y carne de mi carne, Se llamará mujer porque del hombre fue sacada’. Por eso el hombre deja a su padre y a su madre, y se une a su mujer, y los dos se funden en un solo ser.”

ii. Esas son las Palabras que JESUCRISTO repite en el Texto de Mateo que leímos al comenzar.

b. Con esta decisión de la Corte Suprema que dos personas del mismo sexo se pueden casar, pero no pueden procrearse a no ser que usen a una tercera persona. Una corte puede llamarle a algo normal, pero eso no lo hace normal.

i. ¿Qué más podemos esperar? Seguramente que habran muchos que querran probar a las cortes con la poligamia.

(1) O tal vez con el incesto.

(2) Tal vez con animales.

2. La Biblia habla por sí sola. — La raíz de todos estos problemas es cuando el hombre ignora a las Sagradas Escrituras. Una de las cosas que hemos estado estudiando en nuestro estudio de Éxodo, es como Dios le comienza a exigir a Israel que obedezcan, y que instruyan a sus hijos en el Temor del SEÑOR. Para poder obedecer, hay que llenarse de la Palabra de Dios, y seguir sus instrucciones.

a. ¿Por qué caen la gente en el error? Por ponerle atención a charlatanes, en vez de a la Palabra de Dios. Lo mismo podemos decir de los que le ponen más atención a su propia concupiscencia, que a la Palabra de Dios.

i. Miren a esas mujeres que les quitaron sus hijos en Texas por el problema de la poligamia. Esa gente viven en un lugar que pertenece a una secta que se desligó de los mormones, y no solamente siguen practicando la poligamia, sino que fíjense en la vestimenta de esa gente. Parece como si todavía estuvieran viviendo en el siglo 19.

(1) ¿Cómo llegaron ahí? Escucharon a la mentira, en vez de a la Verdad.

b. Es necesario que la Iglesia regrese totalmente a la Palabra de Dios. Es en la Palabra de Dios donde encontramos el Camino alumbrado para vivir una vida conforme a la Voluntad de Dios.

i. “Tu palabra es una lámpara a mis pies; es una luz en mi sendero.” (Salmo 119:105).

3. El problema del divorcio.— Nuestro estudio comenzó con las Palabras de JESÚS que fueron en respuesta a una pregunta de los Fariseos para tentarle. La pregunta era sobre el divorcio. En aquel tiempo, había diferentes interpretaciones sobre cual sería una razón legítima para divorciarse.

a. En el tiempo de JESÚS habían algunas escuelas rabínicas con diferentes interpretaciones sobre el Texto de Deuteronomio 24:1, que Dios se lo había dado a Israel para protección de la mujer. Veamos tres de ellas:

i. La escuela del Rabino Shammai decía que la carta de divorcio se daba por causa de la inmoralidad por parte de la mujer.

ii. La escuela del Rabino Hillel decía que cualquier cosa que probaba ser de desagrado al marido, era ocasión para el divorcio.

iii. La escuela del Rabino Akiba un siglo después, se iba al extremo al decir que su hombre encontraba una mujer que le agradara más, era una razona aceptable para divorciarse.

b. JESUCRISTO aclara la pregunta regresando al deseo de Dios en la Creación de Adán y Eva, y es que Dios los unió a ellos en matrimonio, y es así como nosotros debemos unirnos.

i. Hay un misterio en esa unión entre dos persona del sexo opuesto que contraen matrimonio. JESÚS dice que serán una sola carne. Hay una unión especial entre esa dos personas en el momento que contraen nupcias, o aun más todavía, en el momento que tienen relaciones sexuales. 1 Corintios 6:16 dice:

(1) “¿No saben que el que se una a una prostituta se hace un solo cuerpo con ella? Pues la Escritura dice: Los dos llegarán a ser un solo cuerpo”

(2) Esa es la importancia del matrimonio, que al mismo tiempo trae consecuencias a los que tienen relaciones sexuales fuera del matrimonio.

(3) El apóstol Pablo lo compara con la unión entre Cristo y Su Iglesia (Efesios 5:21-33).

c. Los comentaristas Bíblicos no están de acuerdo en cuanto a la razón para divorciarse.

i. Algunos dicen que JESÚS estaba hablando del tiempo que estaban desposados, o comprometidos al estilo antiguo, y que encontrado inmoralidad sexual, era ocasión para el divorcio. La Palabra que JESÚS usa es porneía, que se traduce casi siempre por fornicación, o inmoralidad sexual. La palabra es bien fuerte, y abarca todo tipo de inmoralidad sexual.

ii. Otros dicen que JESÚS está hablando de adulterio, y que esa es la única razón para divorciarse.

iii. Debemos aclarar que JESÚS estaba aclarando la pregunta común basada en el Texto de Deuteronomio 24:1, que había sido dado para proteger a la mujer y no para satisfacer los deseos egoístas de los esposos, y que el matrimonio fue instituido para toda una vida, no para el antojo de los esposos, o esposas.

(1) También debemos entender que Dios perdona al pecador. Y el que viene a los caminos del SEÑOR es nueva criatura.

(2) También debemos entender que una mujer, o aun un hombre, no tienen que aguantar golpizas dadas por su cónyuge. Una hombre que golpea a su esposa ha quebrado el pacto que hizo con ella delante de Dios.

(3) Una mujer o aun un hombre, no tienen por qué vivir una vida en peligro con un cónyuge que trafica droga, amenaza de muerte a ella o a sus hijos. Esa persona a quebrantado el pacto que hizo con su esposa delante de Dios.

4. Dios no puede ser burlado. — “No se engañen: de Dios nadie se burla. Cada uno cosecha lo que siembra.8 El que siembra para agradar a su naturaleza pecaminosa, de esa misma naturaleza cosechará destrucción; el que siembra para agradar al Espíritu, del Espíritu cosechará vida eterna.” (Gálatas 6:7-8).

a. No importa cual estilo de vida uno escoja, lo que uno siembra, eso también uno recogerá.

i. El pecado engendra pecado.

ii. La desobediencia engendra desobediencia.

b. Debemos de sembrar para el Espíritu, y así agradar a Dios.

i. No solamente vive una vida sana como Dios quiere, sino que también hay promesa de Vida Eterna.

Conclusión:

Sometamos nuestros deseos y nuestras vidas a la Soberanía de Dios.

*Toda Referencia Bíblica, es tomada de la Biblia Nueva Versión Internacional.

**Este sermón fue predicado el 22 de Mayo, de 2008.