Preparándonos para adorar

Por: pastor Daniel Brito

TÍTULO: Preparándonos para adorar

TEXTO: Salmo 15:1-5

«¿Quién, Señor, puede habitar en tu santuario? ¿Quién puede vivir en tu santo monte?
Sólo el de conducta intachable, que practica la *justicia y de *corazón dice la verdad;
que no calumnia con la lengua, que no le hace mal a su prójimo ni le acarrea desgracias a su vecino; que desprecia al que Dios reprueba, pero honra al que teme al Señor; que cumple lo prometido aunque salga perjudicado; que presta dinero sin ánimo de lucro, y no acepta sobornos que afecten al inocente. El que así actúa no caerá jamás

INTRODUCCIÓN:

En esta noche seguimos estudiando en los Salmos, los cuales están llenos de grandes lecciones para cada uno de nosotros. Trataremos los siguientes puntos:

1) Trasfondo

2) La condición

3) Para llegar al Santuario

4) Ciudadano del Cielo

5) El carácter del Ciudadano del Cielo

LECCIÓN:

  1. Trasfondo. – Este Salmo 15 es uno de los Salmos de David que están conectados a la adoración pública. Hay aproximadamente unos 30 Salmos que se identifican de esa manera.i La adoración es en Jerusalén, y el santuario era el Tabernáculo donde los israelitas iban a ADORAR al SEÑOR y a ofrecer los sacrificios según estaban prescritos en la ley de Moisés.

  1. La condición. – El Salmista hace una pregunta a la cual él responde, y es sobre, Cuál debe ser la condición del adorador. El Salmo es una pregunta para los peregrinos que llegaban al Tabernáculo para adorar.

    1. La respuesta le muestra al peregrino que al entrar en el SANTUARIO, se daría cuenta que necesitaba ser perdonado por medio de los sacrificios.

    1. Pero debemos notar también que la pregunta y respuesta en el verso 1, nos muestra que el adorador israelita, debía vivir una vida que agradara al SEÑOR, así que la entrada en el SANTUARIO no dependía solamente de RITOS, sino de un corazón entregado al SEÑOR.

  1. Para llegar al Santuario. – Al leer este Salmo, el creyente podrá notar que hay un deseo en el Salmista de ser DIGNO de entrar en el SANTUARIO donde estaba la PRESENCIA de JEHOVÁ. Así podemos notar que el Salmista estaba haciendo la pregunta que fue contestada por medio de la OBRA REDENTORA de nuestro SEÑOR JESÚS en la Cruz del Calvario.

    1. Así que podemos decir sobre este Salmo como decía Matthew Henry en el siglo 18: «El objeto de este breve, pero excelente salmo es mostrarnos el camino del Cielo y convencernos de que, si queremos ser felices de veras, hemos de ser santos y honestos.»ii

    1. Una pregunta similar la hizo aquel carcelero que temblando de miedo después de haber experimentado un milagro por parte de DIOS, lo cual lo hizo hacer esa pregunta:

      1. (Hechos 16:30b) «…—Señores, ¿qué tengo que hacer para ser salvo

      1. La respuesta por parte del apóstol Pablo fue simple, pero tajante, porque no hay varios métodos o caminos, sino solamente UNO:

        1. (Hechos 16:31) «—Cree en el Señor Jesús; así tú y tu familia serán salvos —le contestaron

      1. El Texto Sagrado nos muestra que eso es lo que el carcelero y su familia, y todos los que estaban en su casa hicieron.

        1. (Hechos 16:32-33) «Luego les expusieron la palabra de Dios a él y a todos los demás que estaban en su casa. A esas horas de la noche, el carcelero se los llevó y les lavó las heridas; en seguida fueron bautizados él y toda su familia

    1. Para poder entrar en el SANTUARIO de DIOS hay que entrar en la FAMILIA de DIOS. O sea, así como el carcelero creyó en el SEÑOR JESÚS, así también toda persona tiene que creer en el SEÑOR.

      1. El creer en el SEÑOR JESÚS no es solamente asentir con la cabeza, o decir «yo creo», sino que en la persona que verdaderamente CREE, hay un NUEVO NACIMIENTO.

      1. Ese NUEVO NACIMIENTO cambia la condición, o la vida de la persona.

        1. (1ª Pedro 1:22-23) «Ahora que se han purificado obedeciendo a la verdad y tienen un amor sincero por sus hermanos, ámense de todo corazón33 [e] los unos a los otros. 23 Pues ustedes han nacido de nuevo, no de simiente perecedera, sino de simiente imperecedera, mediante la palabra de Dios que vive y permanece

  1. Ciudadanos del Cielo. – El creyente que ha NACIDO DE NUEVO, ahora es CIUDADANO DEL CIELO.

    1. Así el apóstol Pablo les dice a los Filipenses que aunque ellos podían estar muy orgullosos de su ciudadanía Romana, la VERDADERA CIUDADANÍA del creyente es en el Cielo, ya que la vida en esta tierra es solamente TEMPORAL, mientras que la vida con el SEÑOR es eternal.

      1. (Filipenses 3:20-21) «En cambio, nosotros somos ciudadanos del cielo, de donde anhelamos recibir al Salvador, el Señor Jesucristo. 21 Él transformará nuestro cuerpo miserable para que sea como su cuerpo glorioso, mediante el poder con que somete a sí mismo todas las cosas

    1. Ese es el lugar donde el creyente estará habitando en el SANTUARIO del SEÑOR. Así que si hacemos la pregunta que hizo el Salmista:

      1. ¿Quién, SEÑOR, puede habitar en tu santuario?

      1. Respondemos que solamente aquel que ha NACIDO DE NUEVO, y por ende, es CIUDADANO DEL CIELO.

  1. El carácter del Ciudadano del Cielo. – (Salmo 15:1-5) «¿Quién, Señor, puede habitar en tu santuario? ¿Quién puede vivir en tu santo monte?
    Sólo el de conducta intachable, que practica la *justicia y de *corazón dice la verdad;
    que no calumnia con la lengua, que no le hace mal a su prójimo ni le acarrea desgracias a su vecino; que desprecia al que Dios reprueba, pero honra al que teme al Señor; que cumple lo prometido aunque salga perjudicado; que presta dinero sin ánimo de lucro, y no acepta sobornos que afecten al inocente. El que así actúa no caerá jamás

    1. Al leer una vez más nuestro Salmo, podemos notar que así como el israelita que entraba en el Santuario de JEHOVÁ, debía EXAMINARSE así mismo porque debía reflejar una vida en OBEDIENCIA a la ley de Moisés.

    1. Así también el ciudadano del Cielo, debe llevar una vida como dice nuestro Salmo, la cual REFLEJA que ha NACIDO DE NUEVO, y por esa razón es CIUDADANO DEL CIELO.

    2. Así que si hacemos la pregunta que el Salmista hizo: «¿Quién, Señor, puede habitar en tu santuario? ¿Quién puede vivir en tu santo monte?»

      1. Volvemos a responder: el que ha NACIDO DE NUEVO y por eso es CIUDADANO DEL CIELO.

    1. Así que este Salmo, al igual que el 26 que estuvimos estudiando en nuestra lección pasada, es un Salmo que nos debe llevar a EXAMINARNOS a nosotros mismos. «¿Quién, Señor, puede habitar en tu santuario? ¿Quién puede vivir en tu santo monte?»

Conclusión

Oremos…

*Todo el Texto Bíblico sin otra indicación ha sido tomado de la Santa Biblia, Nueva Versión Internacional.


Notas:

i W. T. Purkiser, Beacon Commentary, vol. 3, Beacon Press.

ii Francisco Lacueva, Comentario Bíblico de Matthew Henry, p. 558, editorial CLIE.

Examina mi vida SEÑOR

Por: pastor Daniel Brito

TÍTULO: Examina mi vida SEÑOR

TEXTO: Salmo 26:1-2

«Hazme *justicia, Señor, pues he llevado una vida intachable; ¡en el Señor confío sin titubear! Examíname, Señor; ¡ponme a prueba! purifica mis entrañas y mi *corazón

INTRODUCCIÓN:

Creo que la mayoría de nosotros recordamos que hace solamente 14 años ocurrió el problema del año 2000 (conocido como el Y2K) donde se decía que las computadoras no iban a reconocer el nuevo año e iba a haber catástrofes en todo el mundo. Bueno, después de 14 años, todos sabemos que estaban equivocados. Pero lo que sí sabemos es que el tiempo se ha ido bien rápido, y al comenzar este nuevo año, podemos notar que como seres humanos somos frágiles.

Muchos han hecho nuevas «resoluciones» para llevarlas a cabo este año, pero como hemos dicho en el pasado, son muchos los que hablan del éxito, de inversiones y ganancias, pero para nosotros los Cristianos, lo primero que sí debemos hacer como creyentes, es EXAMINAR nuestras vidas delante del SEÑOR. Un auto EXAMEN nos debe mostrar nuestra condición, y nuestro deseo de siempre poder hacer la VOLUNTAD de nuestro SEÑOR. Trataremos los siguientes puntos:

1) Trasfondo

2) El Salmista había confiado en DIOS

3) El Salmista deseaba ser EXAMINADO por DIOS

4) El salmista era OBEDIENTE a la Palabra de DIOS

5) El salmista AMABA la CASA del SEÑOR

6) Grandes EJEMPLOS

LECCIÓN:

  1. Trasfondo. – Este Salmo es considerado por algunos expertos como una oración para ser juzgado por DIOS como un requisito necesario para entrar en el Templo y participar en la adoración. Presupone la pregunta sacerdotal concerniente a la admisión al Templo: ¿Quién SEÑOR puede habitar en tu santuario?… ¿Quién puede subir al monte del SEÑOR?i (Salmo 15:1 y 24:2).

  1. El Salmista había confiado en DIOS. – «Hazme *justicia, Señor, pues he llevado una vida intachable; ¡en el Señor confío sin titubear!»

    1. El comienzo de nuestro Salmo: «Hazme *justicia, Señor» es un clamor por justicia y protección,ii basado en la manera de vivir del salmista la cual estaba basado en su confianza en DIOS.

      1. «…pues he llevado una vida intachable; ¡en el Señor confío sin titubear!»

    1. Noten que todo el Salmo descansa sobre la CONFIANZA del salmista en el SEÑOR.

      1. Es por medio de esa CONFIANZA en el SEÑOR que el salmista vivía de una manera INTACHABLE. O sea, haciendo la VOLUNTAD del SEÑOR.

  1. El Salmista deseaba ser EXAMINADO por DIOS. – Habiendo hablado de la confianza del salmista en el SEÑOR, ahora debemos notar su deseo de ser EXAMINADO por DIOS.

    1. Cuando los hombres examinan a otra persona, solamente lo pueden hacer mirando el exterior (apariencia, comportamiento, etc.) de esa persona, pero cuando DIOS EXAMINA nuestra vida, lo primero que mira es nuestro INTERIOR. Otra Versión lo dice así:

      1. «Examíname, ¡ponme a prueba!, ¡pon a prueba mis pensamientos y mis sentimientos más profundos!» (DHH)

    1. Noten que el salmista David aunque como Rey había cometido errores, deseaba que el mismo DIOS EXAMINARA sus PENSAMIENTOS y sus SENTIMIENTOS más profundos.

      1. Es bien claro que solamente DIOS conoce nuestros PENSAMIENTOS y nuestras INTENCIONES en nuestros corazones.

    1. Así que su propio deseo de ser EXAMINADO y PURIFICADO por DIOS, muestra que el salmista había puesto su confianza en el SEÑOR, ya que su propia manera de pensar y vivir, se basaba en el TEMOR DEL SEÑOR.

  1. El salmista era OBEDIENTE a la Palabra de DIOS. – (Salmo 26:3-7) «Tu gran amor lo tengo presente, y siempre ando en tu verdad. Yo no convivo con los mentirosos, ni me junto con los hipócritas; 4 5 aborrezco la compañía de los malvados; no cultivo la amistad de los perversos. Con manos limpias e inocentes camino, Señor, en torno a tu altar, proclamando en voz alta tu alabanza y contando todas tus maravillas

    1. El andar en la VERDAD del SEÑOR, es vivir una vida en OBEDIENCIA a Su Palabra. O sea, es una vida que es FIEL a DIOS. Otra Versión lo dice así:

      1. «Yo tengo presente tu amor y te he sido fiel» (DHH)

    1. Es por eso que el salmista no seguía el estilo de vida DESENFRENADO de aquellos que no conocían al SEÑOR.

  1. El salmista AMABA la CASA del SEÑOR. – (Salmo 26:8) «Señor, yo amo la casa donde vives, el lugar donde reside tu gloria. 9 En la muerte, no me incluyas entre pecadores y asesinos, 10 entre *gente que tiene las manos llenas de artimañas y sobornos. 11 Yo, en cambio, llevo una vida intachable; líbrame y compadécete de mí. 12 Tengo los pies en terreno firme, y en la gran asamblea bendeciré al Señor

    1. En el Culto del pueblo de Israel, la CASA del SEÑOR estaba primeramente en el Tabernáculo, y luego en el Templo que hizo el rey Salomón. Ese era el lugar que DIOS había determinado como Su CASA, y era donde el pueblo iba a adorar a JEHOVÁ, y a ofrecer sus sacrificios.

      1. Pero debemos notar que el salmista aquí muestra que él amaba estar en la CASA DEL SEÑOR. Es importante notar su amor hacia las cosas de DIOS.

    1. En el Nuevo Pacto, los creyentes somos TEMPLO del ESPÍRITU SANTO como una COMUNIDAD, o como Iglesia (1ª Corintios 3:16), y como INDIVIDUOS (1ª Corintios 6:19).

      1. Así que no necesitamos ir a un Templo como el rey David a hacer sacrificios, ya que JESUCRISTO dio Su Vida por nosotros los pecadores.

      1. Pero sí necesitamos reunirnos como estamos haciendo en este Culto de Hogar, y como hacemos en la iglesia, para adorar juntos y escuchar la Palabra del SEÑOR.

    1. Así que el salmista no solamente AMABA la CASA DEL SEÑOR, sino que también como ya hemos podido ver, se había apartado de la vida pecaminosa, y había puesto su CONFIANZA en el SEÑOR.

      1. Es por eso que él podía decir que tenía sus pies en TIERRA FIRME, porque estaban puesto sobre las PROMESAS DEL SEÑOR.

  1. Grandes EJEMPLOS. – En esta noche podemos meditar en este hermoso Salmo, y en los EJEMPLOS que el salmista nos ha dejado. Así también nosotros podemos EXAMINAR nuestras propias intenciones y pensamientos, y así pensar en donde están nuestras prioridades para este año 2014.

    1. Así como el salmista, nuestras vidas deben reflejar una que TEME AL SEÑOR, y es porque hemos puestos nuestra CONFIANZA en SU PALABRA.

    1. El salmista AMABA la CASA DEL SEÑOR, así también nosotros debemos CONGREGARNOS y AMAR el poder ADORAR a DIOS en comunión con los hermanos.

    1. El salmista era Rey de Israel, sin embargo, él sabía muy bien que todo eso era basura, si sus pensamientos, sus intenciones y adoración no estaban centradas en el SEÑOR.

      1. Así también, nuestros pensamientos, intenciones y adoración, deben estar centrados en el SEÑOR. Entonces podremos decir como el salmista: «Examíname, Señor; ¡ponme a prueba! purifica mis entrañas y mi *corazón.» (Vs. 2).

Conclusión

Oremos…

*Todo el Texto Bíblico sin otra indicación ha sido tomado de la Santa Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

i Craigie, Peter C., Word Biblical Commentary, Volume 19: Psalms 1-50, (Dallas, Texas: Word Books, Publisher) 1998.

ii W.T. Purkiser, Psalms, Beacon Bible Commentary, vol. 3, Beacon Press.

Bendita Oración

Por: pastor Daniel Brito

Título: Bendita Oración

Texto: (Génesis 4:26) «También Set tuvo un hijo, a quien llamó Enós. Desde entonces se comenzó a invocar el nombre del Señor

Introducción

El tema de la oración es uno que no tiene fin. Siempre que analizamos el Texto Sagrado, podemos aprender el VERDADERO significado de la ORACIÓN. Trataremos los siguientes puntos:

  1. Trasfondo

  2. Lo que la oración es

  3. La oración mirando a la Redención

  4. La oración es obediente a DIOS

  5. Peregrinos en la tierra

  6. Reflexión

Lección

  1. Trasfondo. – En el libro de Génesis encontramos que desde la creación de Adán y Eva, DIOS hablaba con ellos todos los días. Aun después de la caída, DIOS todavía hablaba con ellos. Antes que Caín matara a su hermano, DIOS habló con él, advirtiéndole sobre hacer la decisión correcta (Génesis 4:6-7).

    1. Ahora bien, después que Caín mató a su hermano Abel, podemos notar que la descendencia de Caín se alejó TOTALMENTE de DIOS.

    1. Es ahí donde nuestro Texto nos muestra que ahora la descendencia de Set, el otro hijo de Adán y Eva, es la que comienza una vez más a INVOCAR el NOMBRE del SEÑOR.

  1. Lo que oración es. – La oración puede significar diferentes cosas para diferentes personas, porque aun los paganos, y los que creen en otras religiones, hacen oraciones a sus falsos dioses.

    1. Ahora bien, la Biblia nos enseña que la oración del cristiano se basa en su FE en las PROMESAS de DIOS.

      1. Lo mismo era para el pueblo de Israel.

    1. Eso quiere decir que la ORACIÓN se basa en la CONFIANZA de la persona que ora al SEÑOR. Eso nos muestra que la persona que ORA al SEÑOR, tiene que CREER en Él, y CONFIAR en Sus PROMESAS.

      1. Es la misma DEFINICIÓN de lo que FE es en realidad.

        1. (Hebreos 11:6) «En realidad, sin fe es imposible agradar a Dios, ya que cualquiera que se acerca a Dios tiene que creer que él existe y que recompensa a quienes lo buscan

      1. La razón por qué es la misma DEFINICIÓN, es porque la ORACIÓN como ya hemos dicho, se basa en la FE en las PROMESAS de DIOS.

  1. La oración mirando a la Redención. – (Génesis 4:26) «También Set tuvo un hijo, a quien llamó Enós. Desde entonces se comenzó a invocar el nombre del Señor

    1. Regresando a nuestro Texto de esta noche, debemos aclarar TRES cosas que pasaron después de la Creación de Adán y Eva.

      1. La primera es la caída de Adán y Eva. O sea, lo que conocemos como el “pecado original”.

      1. La segunda es el asesinato de Abel por mano de Caín su hermano. Aquí comenzamos a ser testigos de las CONSECUENCIAS del pecado.

      1. La tercera es el alejamiento de la descendencia de Caín de DIOS. A esto podríamos considerarlo como la PRIMERA APOSTASÍA.

    1. Después de esos TRES eventos, surge la necesidad por parte de la descendencia de Set de buscar a DIOS. Eso podemos notarlo en que Set le pusiera a su hijo Enós, lo cual significa “hombre” o “gente”, mostrando que ellos eran mortales, finitos.i

      1. Muchos de esos ANTEDILUVIANOS, o sea, los que vivieron antes del Diluvio, llegaron a vivir cientos de años. Pero aun así, ellos sabían que cientos de años comparado a la ETERNIDAD, no era nada.

    1. Es por eso que de ese deseo de BUSCAR A DIOS, surge la ESPERANZA por parte de la descendencia de Set de ser REDIMIDOS de sus transgresiones.

      1. (Génesis 5:28-29) «Lamec tenía ciento ochenta y dos años cuando fue padre de Noé.[c] 29 Le dio ese *nombre porque dijo: «Este niño nos dará descanso en nuestra tarea y penosos trabajos, en esta tierra que maldijo el Señor.»

      1. Varios cientos de años después de la caída de Adán y Eva, la descendencia de Set seguía buscando a DIOS, y podemos notar que Lamec, PROFETIZA al ponerle a su hijo el nombre de Noé, que quiere decir “Descanso” y/o “Consolador”.ii

      1. Nuestros padres antiguos esperaban que DIOS enviara el DESCANSO de la carga del pecado por medio de una persona. Esa profecía de Lamec sobre su hijo Noé, se cumpliría en que él iba a ser el hombre que DIOS usara para preservar una sola familia en un ARCA, mientras que toda la tierra era destruida por la maldad del mundo de aquel entonces.

    1. Pero no fue Noé el REDENTOR tan deseado por los antiguos, sino que no fue hasta que JESUCRISTO diera Su Vida en Rescate por la humanidad en la Cruz del Calvario.

      1. Noten que los antiguos miraban al FUTURO esperando esa Redención la cual nunca pudieron ver.

      1. Mientras que nosotros miramos al PASADO, o sea, a la OBRA REDENTORA de nuestro SEÑOR JESUCRISTO para la salvación de nuestras almas.

  1. La oración es obediente a DIOS. – Como hemos podido ver, la oración ha sido desde el principio, no solamente el “hablar con DIOS”, sino también abarcando la ADORACIÓN a DIOS como un estilo de vida, o sea, la OBEDIENCIA a DIOS.

    1. Eso era porque los antiguos habían puesto su confianza en el SEÑOR, aun en medio de las circunstancias ADVERSAS como hemos podido ver con el padre de Noé, y de su familia.

    1. Así la oración como ya hemos dicho, es una muestra de la fe de ellos en las PROMESAS DE DIOS.

  1. Peregrinos en la tierra. – (Hebreos 11:13-16) «Todos ellos vivieron por la fe, y murieron sin haber recibido las cosas prometidas; más bien, las reconocieron a lo lejos, y confesaron que eran extranjeros y peregrinos en la tierra. 14 Al expresarse así, claramente dieron a entender que andaban en busca de una patria. 15 Si hubieran estado pensando en aquella patria de donde habían emigrado, habrían tenido oportunidad de regresar a ella. 16 Antes bien, anhelaban una patria mejor, es decir, la celestial. Por lo tanto, Dios no se avergonzó de ser llamado su Dios, y les preparó una ciudad.»

    1. La descendencia de Set había aceptado las PROMESAS de DIOS como ya hemos dicho, y todo el que se aferra a las PROMESAS DE DIOS, está aceptando que es “extranjero y peregrino” aquí en la tierra.

      1. Al considerarse “extranjero y peregrino” en la tierra, muestra que ha puesto su confianza en las PROMESAS DE DIOS quien les ha preparado una CIUDAD CELESTIAL.

      1. En otras palabras, ellos pusieron su confianza en las cosas ETERNAS, y no en las PERECEDERAS.

        1. (2ª Corintios 5:1-4) «De hecho, sabemos que si esta tienda de campaña en que vivimos se deshace, tenemos de Dios un edificio, una casa eterna en el cielo, no construida por manos humanas. 2 Mientras tanto suspiramos, anhelando ser revestidos de nuestra morada celestial, 3 porque cuando seamos revestidos, no se nos hallará desnudos. 4 Realmente, vivimos en esta tienda de campaña, suspirando y agobiados, pues no deseamos ser desvestidos sino revestidos, para que lo mortal sea absorbido por la vida

    1. Esa misma “separación” que la descendencia de Set tuvo que hacer para ser FIEL al SEÑOR JEHOVÁ, es la misma que ahora tenemos que hacer para así poder entrar en el REINO DE DIOS por medio de nuestro SEÑOR JESUCRISTO.

      1. Eso es tomando la cruz, y entregando todo nuestro ser al Salvador del mundo para la salvación de nuestras almas.

        1. (Marcos 8:34-38) «Entonces llamó a la multitud y a sus discípulos. —Si alguien quiere ser mi discípulo —les dijo—, que se niegue a sí mismo, lleve su cruz y me siga. 35 Porque el que quiera salvar su *vida, la perderá; pero el que pierda su vida por mi causa y por el *evangelio, la salvará. 36 ¿De qué sirve ganar el mundo entero si se pierde la vida? 37 ¿O qué se puede dar a cambio de la vida? 38 Si alguien se avergüenza de mí y de mis palabras en medio de esta generación adúltera y pecadora, también el Hijo del hombre se avergonzará de él cuando venga en la gloria de su Padre con los santos ángeles

  1. Reflexión. – Hemos podido ver que la ORACIÓN no es simplemente recitar algo memorizado. La ORACIÓN de los antiguos, al igual que los Cristianos como ya hemos dicho, se basa en su FE en las PROMESAS de DIOS.

    1. Es bien claro que la ORACIÓN es nuestro propio TESTIMONIO de nuestra CONFIANZA en el SEÑOR, y en Su Obra Redentora en la Cruz del Calvario.

    1. Para concluir, es tiempo de un AUTO EXAMEN.

      1. ¿Has puesto tú confianza en el SEÑOR JESUCRISTO? No basado en meras repeticiones, sino en una vida al igual que la descendencia de Set, y la del llamado a entregar TODO al SEÑOR JESÚS.

Conclusión

Oremos….

*Toda referencia Bíblica ha sido tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

i Robert L. Brandt & Zenas J. Bicket, The Spirit Helps Us Pray, p. 37, Logion Press.

ii James Orr, editor, International Bible Encyclopedia.

La Intercesión del ESPÍRITU SANTO

Por: pastor Daniel Brito

Título: La Intercesión del ESPÍRITU SANTO

Texto: (Romanos 8:26-27) «Así mismo, en nuestra debilidad el Espíritu acude a ayudarnos. No sabemos qué pedir, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos que no pueden expresarse con palabras. 27 Y Dios, que examina los corazones, sabe cuál es la intención del Espíritu, porque el Espíritu intercede por los *creyentes conforme a la voluntad de Dios

Introducción

Seguimos con el tema de la lección pasada sobre el ESPÍRITU SANTO. Trataremos los siguientes puntos:

A. El Consolador

B. Nuestra debilidad

C. Cuando no sabemos qué pedir

D. Él guía nuestras vidas

E. Una Pregunta

Lección

  1. El Consolador. – En esta gran Epístola Doctrinal, el apóstol Pablo dedica ahora nuestro capítulo para hablar de la Obra del ESPÍRITU SANTO en la vida del creyente.

    1. Es importante notar que la vida Cristiana está llena de Promesas encontradas en la Palabra de Dios. Entre esas Promesas, se encuentra la Venida del ESPÍRITU SANTO sobre los creyentes, como estuvimos estudiando en nuestra lección pasada.

    1. El SEÑOR JESÚS prometió que Él no nos iba a dejar solos, sino que iba a enviarnos a OTRO Consolador para guiar nuestras vidas.

      1. (Juan 14:16-18) «Y yo le pediré al Padre, y él les dará otro *Consolador para que los acompañe siempre: 17 el Espíritu de verdad, a quien el mundo no puede aceptar porque no lo ve ni lo conoce. Pero ustedes sí lo conocen, porque vive con ustedes y estará[c] en ustedes. 18 No los voy a dejar huérfanos; volveré a ustedes.»

    1. Noten qué es OTRO Consolador porque el SEÑOR JESÚS es el PRIMER Consolador, quien intercede por nosotros en el Cielo, mientras que el ESPÍRITU SANTO intercede por nosotros aquí en nuestras vidas.

      1. (1 Juan 2:1) «Mis queridos hijos, les escribo estas cosas para que no pequen. Pero si alguno peca, tenemos ante el Padre a un *intercesor, a *Jesucristo, el Justo

    1. Al ser OTRO Consolador, debemos notar que el ESPÍRITU SANTO es la Tercera Persona de la Santísima Trinidad. O sea, es DIOS mismo INTERCEDIENDO “en” y “por” nuestras vidas.

  1. Nuestra debilidad. – (Romanos 8:26-27) «Así mismo, en nuestra debilidad el Espíritu acude a ayudarnos. No sabemos qué pedir, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos que no pueden expresarse con palabras. 27 Y Dios, que examina los corazones, sabe cuál es la intención del Espíritu, porque el Espíritu intercede por los *creyentes conforme a la voluntad de Dios

    1. El Texto habla de “nuestra debilidad”, o sea, aquellas aflicciones, debilidades y tentaciones que afligen la vida de todo creyente. La vida del ser humano es “débil” y es “frágil”, pero el ESPÍRITU SANTO ayuda a cada creyente en medio de esa “debilidad” y de esas aflicciones que acechan nuestras vidas.

    1. Podemos decir que cuando el creyente decide “orar”, su carga se aliviana, porque recibe la ayuda del ESPÍRITU SANTO.

  1. Cuando no sabemos qué pedir. – Son muchas las veces que el creyente no sabe qué decir o pedir en oración. Eso es parte de nuestra debilidad, porque para el ser humano que no conoce su futuro “inmediato”, la vida a veces no tiene sentido.

    1. Lo mismo podemos decir cuando estamos pasando por vicisitudes, y no sabemos por donde encontrar la salida. Pero es en medio de esa falta de palabras, cuando podemos depender de la ayuda del ESPÍRITU SANTO quien conoce nuestros corazones, y sabe cuál es la VOLUNTAD de DIOS para nuestras vidas.

    1. También debemos notar que los deseos del ser humanos están en las cosas materiales que son perecederas, y no siempre convienen cuando están en nuestros planes. Por eso necesitamos la ayuda del ESPÍRITU SANTO para hacer buenas decisiones.

      1. (Romanos 8:26-27) «Así mismo, en nuestra debilidad el Espíritu acude a ayudarnos. No sabemos qué pedir, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos que no pueden expresarse con palabras. 27 Y Dios, que examina los corazones, sabe cuál es la intención del Espíritu, porque el Espíritu intercede por los *creyentes conforme a la voluntad de Dios

    1. Esas son las oraciones que a veces no tienen sentido porque son solamente gemidos que salen de nuestras vidas por falta de palabras. Sin embargo, el ESPÍRITU SANTO nos ayuda en medio de esos mismos gemidos INTERCEDIENDO por nosotros, sabiendo Él cuál es la Voluntad de DIOS.

  1. Él guía nuestras vidas. – (Romanos 8:14) «Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de Dios.»

    1. Noten que todo creyente es hijo/a de DIOS, y como hijo/a de DIOS, es guiado por el ESPÍRITU SANTO. Eso nos muestra un SOMETIMIENTO a la VOLUNTAD de DIOS por parte de aquellos que son HIJOS DE DIOS. Por eso el SEÑOR JESÚS dijo solamente unas horas antes de ir a la Cruz del Calvario:

      1. (Juan 14:26) «Pero el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, les enseñará todas las cosas y les hará recordar todo lo que les he dicho

    1. El ESPÍRITU SANTO guía al creyente a la VERDAD, nunca al ERROR, y le recuerda al creyente lo que la Palabra de Dios dice.

    1. Debemos recordar que quienes no quieren someterse a la VOLUNTAD de DIOS, o a ser GUIADOS por el ESPÍRITU SANTO, no son hijos/as de DIOS.

  1. Una Pregunta. – Para concluir nuestra lección, debemos preguntar si usted ya ha entregado su vida al Salvador del mundo. Nadie puede tener al mismo DIOS habitando y guiando su vida, si todavía no se ha convertido y entregado su vida al SEÑOR JESUCRISTO.

Conclusión

Oremos….

*Toda referencia Bíblica ha sido tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

Orar Para no Desmayar

Por: Pastor Daniel Brito

Título: Orar para no desmayar

Texto: Lucas 18:1-8: «Jesús les contó a sus discípulos una parábola para mostrarles que debían orar siempre, sin desanimarse.2 Les dijo: «Había en cierto pueblo un juez que no tenía temor de Dios ni consideración de nadie.3 En el mismo pueblo había una viuda que insistía en pedirle: “Hágame usted justicia contra mi adversario.” 4 Durante algún tiempo él se negó, pero por fin concluyó: “Aunque no temo a Dios ni tengo consideración de nadie,5 como esta viuda no deja de molestarme, voy a tener que hacerle justicia, no sea que con sus visitas me haga la vida imposible.” » 6 Continuó el Señor: «Tengan en cuenta lo que dijo el juez injusto.7 ¿Acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Se tardará mucho en responderles?8 Les digo que sí les hará justicia, y sin demora. No obstante, cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará fe en la tierra?»*

Introducción:
Esta Parábola tiene una gran enseñanza sobre el tema de lo que la oración es en realidad. El juez injusto no se puede comparar a Dios, siendo que Dios ES JUSTO. Mas bien el tema es la necesidad que tiene el ser humano de depender de Dios. Eso es lo que la oración es. Nadie puede depender de sí mismo o de otra persona, porque las circunstancias en esta vida van mucho más allá de lo que el ser humano puede controlar. Trataremos los siguientes Puntos:

(1) JESÚS les cuenta esta Parábola.
(2) Dos personajes.
(3) Reconociendo al que oye la oración.
(4) Tengan en cuenta lo que dijo el juez injusto.
(5) El beneficio de la Fe.

Lección:

1. JESÚS les cuenta esta Parábola. — En el capítulo anterior, el SEÑOR JESÚS les había estado hablando a sus discípulos de los últimos tiempos. El contexto es la necesidad de confiar en Dios y no desmayar en la espera de los eventos que habrán de ocurrir. Es en ese contexto que Él hace esta historia del juez injusto y de la viuda. El SEÑOR JESÚS como el Hijo de Dios y el Hijo del Hombre, conocía muy bien la condición del ser humano. JESUCRISTO como hombre, había experimentado las circunstancias de esta vida. Él había visto las injusticias, la escasez, la enfermedad con Sus propios ojos. Les cuenta a sus discípulos esta Parábola para hacerlos entender que el ser humano necesita a Dios TODO el tiempo. El orar en TODO LUGAR es exactamente lo que el Texto Sagrado está diciendo y es estar en comunión con Dios, hablando con Dios, buscando a Dios TODO el tiempo. El apóstol Pablo nos dice en 1 Tesalonicenses 5:17: «Oren sin cesar» —. La razón no es para ser religioso ni estar repitiendo oraciones, es simplemente porque necesitamos a Dios todo el tiempo. Un hombre una vez dijo: “Antes de convertirme yo nunca oraba a nadie. Ahora oro a Dios.” Veamos el siguiente punto.

2. Dos personajes. — La Parábola tiene dos personajes:

a. Uno es un juez injusto que, hablando consigo mismo, admite su maldad. El dice que no teme a Dios ni tiene consideración de ninguna persona. El juez no representa a Dios, al contrario, Dios es todo lo opuesto a este juez. El juez no tiene ningún interés en hacerle justicia a esta pobre viuda. Cuando decide hacerlo, lo hace porque se siente fastidiado al verla llegar para pedir justicia.

b. La segunda persona en esta historia es la viuda. En los tiempos Bíblicos, las viudas habiendo perdido a sus maridos, no tenían como sostener su hogar económicamente. Las mujeres no tenían libertad de ir a buscar empleo. Ellas dependían de sus esposos para el sostén del hogar. El quedar viuda era sinónimo de pobreza, de hambre, de injusticias. Estaba claro que como no tenía recursos de ninguna clase, no podía esperar que tal juez le hiciera justicia.¹ Por esa razón nuestro SEÑOR usa a una viuda como ejemplo en esta Parábola. La viuda tenía un arma: la insistencia. Ella persiste en buscar justicia aunque el juez injusto no quiere hacerlo. Nuestro SEÑOR nos deja saber que el Cristiano tiene que persistir en la oración, no porque Dios sea injusto como este juez, al contrario, debemos de persistir en la oración para no desanimarnos. Si la viuda hubiera puesto sus ojos en las circunstancias, hubiera sido vencida por el desánimo. Sigamos con el siguiente punto.

3. Reconociendo al que oye la oración. — La historia es dada para hacernos saber que Dios no quiere que desmayemos. La Nueva Versión Internacional dice: DESANIMEMOS. El desánimo es común en todos, dadas las circunstancias. Para poder orar a Dios, hay que creer que Él existe, y que Él es el único Dios, y que como único Dios, es el que Recompensa con la vida eterna. Por eso Hebreos 11:6 dice: «En realidad, sin fe es imposible agradar a Dios, ya que cualquiera que se acerca a Dios tiene que creer que él existe y que recompensa a quienes lo buscan» —. Cuando oramos a Dios mostramos que hemos puesto nuestra confianza en Él solamente, y que dependemos de Él para TODAS las cosas. Sigamos con el siguiente punto.

4. Tengan en cuenta lo que dijo el juez injusto. — La Biblia de las Américas dice: “Escuchad lo que dijo el juez injusto.” — Ambas traducciones nos dicen que nuestro SEÑOR quiere que pongamos atención a las palabras del juez injusto, a lo que JESÚS responde: ¿Acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? Aquí, como en otras similitudes, JESÚS enseña, no por analogía, sino por contraste.² No hay comparación alguna entre el juez injusto y Dios, al contrario hay un gran contraste entre los dos. Dios contesta las oraciones de Sus Hijos por amor, no por obligación ni fastidio. Dios no quiere que oremos para fastidiarlo, Él quiere que oremos porque nosotros necesitamos de Dios. Ahora concluimos con el último punto.

5. El beneficio de la Fe. — Al final del Texto que hemos leído, nuestro SEÑOR dice: «No obstante, cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará fe en la tierra?» Tenemos aquí un contraste entre la vida espiritual, y la vida material que vivimos en la tierra. El materialismo nos quiere vencer con el desánimo y las ocupaciones. La oración es el alimento del cristiano. La oración alimenta la Fe. La oración nos hace persistir en la Fe. “Debían orar siempre, sin desanimarse”. La oración es un deber no es un privilegio. Pero para orar a Dios hay creer en Él. Esto implica más que un simple asentir o una expresión de: “Yo creo”. Creer en Dios es entregarse a Él, es depender de Él, es someterse a Él. Es convertirse del pecado a la vida eterna.

Conclusión:
Oremos.

Notas:

1. William Barclay, Comentario al Nuevo Testamento, p. 342, editorial CLIE.

2. L. Bonnet, Comentario del Nuevo Testamento, vol. 1, p. 642, Casa Bautista de Publicaciones.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

**Este sermón fue predicado en Agosto, 2007.


Fe Salvadora

Por: Pastor Daniel Brito

Título: Fe Salvadora

Texto: Marcos 10:46-52: «46 Después llegaron a Jericó. Más tarde, salió Jesús de la ciudad acompañado de sus discípulos y de una gran multitud. Un mendigo ciego llamado Bartimeo (el hijo de Timeo) estaba sentado junto al camino.47 Al oír que el que venía era Jesús de Nazaret, se puso a gritar: —¡Jesús, Hijo de David, ten compasión de mí! 48 Muchos lo reprendían para que se callara, pero él se puso a gritar aún más:  —¡Hijo de David, ten compasión de mí! 49 Jesús se detuvo y dijo: —Llámenlo.  Así que llamaron al ciego.  —¡Ánimo! —le dijeron—. ¡Levántate! Te llama. 50 Él, arrojando la capa, dio un salto y se acercó a Jesús. 51 —¿Qué quieres que haga por ti? —le preguntó.  —Rabí, quiero ver —respondió el ciego. 52 —Puedes irte —le dijo Jesús—; tu fe te ha sanado. Al momento recobró la vista y empezó a seguir a Jesús por el camino.» *


Introducción:

Bartimeo era un hombre ciego. Su nombre quería decir “Hijo de Timeo”, tal como dice el Texto Sagrado. Seguramente que su padre era bien conocido, y esa es la razón por qué Marcos menciona el nombre de su padre. No importa cuan importante su padre hubiera sido, Bartimeo era ciego, y los ciegos en aquel entonces sufrían pobreza, rechazo, y casi siempre tenían que mendigar. Es así como comenzamos nuestra lección en esta noche. Trataremos los siguientes Puntos:

(1) Su condición.

(2) Su Pregunta.

(3) Sus Oración.

(4) Su Perseverancia.

(5) Su Agradecimiento.


Lección:

1. Su condición. — Bartimeo era un ciego que vivía en la miseria como un mendigo. Su necesidad más grande era la sanidad de sus ojos.  Bartimeo conocía las Escrituras y sabía que el Profeta Isaías en el capítulo 61, había dicho que el Mesías, el Ungido de Dios, abriría los ojos de los ciegos. Bartimeo nunca había visto un milagro de JESÚS, pero había oído hablar de las maravillas que Él hacia, y se había llenado de FE, que Él era el Mesías, o sea el Cristo que Isaías había Profetizado. Seguimos con el siguiente punto.

2. Su Pregunta. — Bartimeo no podía ver, pero podía oír bien. Él escuchaba el ruido de la multitud mientras que JESÚS pasaba y quiso saber que ocurría. En un día ordinario, Bartimeo hubiera hecho uso de tanta gente alrededor de él para mendigar. Mientras más gente habría, más probabilidad de recaudar más dinero. Podemos decir que Bartimeo sacrificó el recaudar más dinero por recobrar su vista. ¡Oh! Si muchos hoy día que están tan ocupados haciendo dinero pensaran más en la necesidad del alma, y se dieran cuenta del tesoro que están sacrificando.¹ Continuemos con el siguiente punto.

3. Su Oración. — Bartimeo decide actuar al escuchar que JESÚS de Nazaret está Pasando. Hay un coro que cantamos en la Iglesia que dice: “JESÚS está Pasando por aquí”. Ese coro nos debe recordar que son esas mismas palabras las que toda persona necesitada, necesita pronunciar, porque solamente JESÚS tiene poder para cambiar nuestras circunstancias. Hay dos cosas que Bartimeo grita al “orarle” a nuestro SALVADOR.

a. El primero es cuando él clama: ¡Hijo de David! Al llamarle así, Bartimeo estaba reconociendo que JESUCRISTO era el UNGIDO, que es lo que MESÍAS O CRISTO quieren decir. Era al que Israel esperaba como el Rey futuro que Reinaría sobre ellos. Bartimeo confiaba que estaba gritándole al Cristo, al Rey del Mundo.

b. El segundo es que Bartimeo le dice a JESÚS: “Ten Misericordia de Mi.” No tuvo vergüenza de su condición para pedirle con gritos a JESÚS públicamente. El himno antiguo que cantábamos y decía: “Tal como soy Señor”, así, en esa condición, Bartimeo clama al SALVADOR. Cuando un pecador acepta su condición y se encuentra con el SALVADOR del Mundo, el resultado es la SALVACIÓN DEL ALMA. Sigamos con el siguiente punto.

4. Su Perseverancia. — La gente que estaba oyendo y viendo a JESÚS, se molestó con los gritos del mendigo Bartimeo. Seguramente que entre esa gente había muchos religiosos que no querían escuchar palabras como “Hijo de David”, que afirmaban que nuestro SEÑOR era el Heredero del Trono de David, el Mesías esperado. Pero mientras la gente callaba más a Bartimeo, él, con más fuerza gritaba.

a. Su reacción a la llamada de JESÚS fue inmediata y entusiasta; tanto que tiró el manto para correr hacia JESÚS más de prisa. Muchas personas oyen la llamada de JESÚS; pero es como si Le dijeran: “Espera hasta que haya hecho esto.” O: “Espera a que acabe lo de más allá.” Bartimeo llegó como una bala cuando JESÚS le llamó. Hay oportunidades que no se presentan nada más que una vez. Bartimeo sabía que aquella era la suya. Algunas veces pasa por nosotros como una oleada de anhelo de abandonar algún hábito, de limpiar nuestra vida de algo que no es como es debido, de entregarnos más completamente a JESÚS. Pero con la misma frecuencia no actuamos en el momento –y pasa la oportunidad, tal vez para no volver.²

b. Cuando JESÚS le pregunta: ¿“Qué deseas que haga por ti”? “El ciego le respondió: “Raboni, que recobre la vista”. (Biblia de las Américas). El Texto original usa Raboni que es más alto que Rabí, así como he citado de la Biblia de las Américas, y quiere decir: “Mi SEÑOR”, “Mi Maestro”. ¡Palabras de FE! Bartimeo sabe bien que JESUCRISTO es el Hijo de Dios, el Mesías Prometido y deposita toda su fe en el Salvador del Mundo. Vayamos al último punto.

5. Su Agradecimiento. — “Al momento recobró la vista y empezó a seguir a Jesús por el camino”. El relato que nos da el Evangelio de Lucas (18:43), dice: «Al instante recobró la vista. Entonces, glorificando a Dios, comenzó a seguir a Jesús, y todos los que lo vieron daban alabanza a Dios.» Glorificaba a Dios, mientras que todos los que vieron el milagro alababan a Dios. El agradecimiento es esencial para poder seguir y servir a Dios. Todo lo que poseemos y todo lo que somos en Cristo, se lo debemos a Dios. El ser agradecido es contagioso, y muy esencial para poder recibir de parte de Dios. Cuando el Texto Sagrado dice que Bartimeo “comenzó a seguir a Jesús”, no indica con eso que simplemente los siguió hasta Jerusalén. En el Contexto del Nuevo Testamento, seguir a JESÚS significa hacerse su discípulo. Quiere decir que Bartimeo recibe la sanidad y al mismo tiempo se entrega a seguir a JESUCRISTO como su Salvador.

6. RESUMEN. — Para aplicar esta enseñanza para nuestras vidas, vemos que no importa las circunstancias que uno esté pasando, sea problemas económicos, problema en el hogar, problema matrimonial o problema de enfermedad. Es muy claro que Dios es un Dios de milagros. Necesitamos poner nuestra confianza en JESUCRISTO el Salvador del mundo.


Conclusión:

Oremos.

Notas:

1. Herbert Lockyer, All the Miracles of the Bible, p. 233, Zondervan.

2. William Barclay, Comentario del Nuevo Testamento, p. 259, editorial CLIE.

*Toda Referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

**Este sermón fue predicado en Septiembre, 2007.

No nos dejes caer en tentación

Por: pastor Daniel Brito

Título: No nos dejes caer en tentación

Texto: Mateo 6:9-13
«Ustedes deben orar así: »”Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre,
10 venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. 11 Danos hoy nuestro pan cotidiano. 12 Perdónanos nuestras deudas, como también nosotros hemos perdonado a nuestros deudores. 13 Y no nos dejes caer en tentación, sino líbranos del maligno..»
*

Introducción:
En esta noche seguimos con nuestra tercer lección sobre la oración modelo conocida como el Padre Nuestro. En esta noche tratamos las últimas dos peticiones de esta hermosa oración, en la cual nuestro SEÑOR nos deja el ejemplo de como pedir y cual debe ser nuestra actitud en la oración. Es así como comenzamos nuestra lección en esta noche. Trataremos los siguientes temas:


(1) Nuestra actitud en la oración.
(2) No nos dejes caer en tentación.
(3) Líbranos del mal y del maligno.
(4) Últimas Palabras.

Lección:
1. Nuestra actitud en la oración. — Hemos estudiado en nuestras dos lecciones pasadas, sobre la oración modelo que nuestro SEÑOR JESÚS le enseñó a sus discípulos, después que ellos le pidieran que los enseñaran a orar. Debemos poner atención a cada una de estas peticiones que nuestro SEÑOR JESUCRISTO nos deja en esta enseñanza. Veamos tres cosas:

a. La primera parte de esta oración va dirigida al Padre, como hijos e hijas que somos, y podemos ver que sólo Dios puede contestar nuestras peticiones. También como buenos hijos(as), deseamos honrar el NOMBRE de DIOS y que Su Voluntad se haga en todas las cosas.

b. La segunda parte es el deseo que el Reino de Dios se realice por completo en la tierra, y que Su voluntad sea hecha en la tierra y en toda área de nuestras vidas.

c. La tercera parte de esta oración va dirigida a pedirle a Dios por las cosas esenciales de la vida como el pan, eso es la comida, y esto es seguido por el arrepentimiento que debido a que somos pecadores y le faltamos a Dios, debemos recordar siempre pedirle perdón a Dios por nuestras deudas. Al pedirle a Dios perdón, recordamos que nosotros también perdonamos a los que nos han ofendido.

d. Ahora vayamos a la cuarta parte de esta oración, que son dos peticiones de protección a Dios. Noten el orden de la oración que nuestro SEÑOR nos ha dejado, y que es un ejemplo modelo de cómo debemos orar.

2. No nos dejes caer en tentación. — Esta traducción se acerca muy bien al sentimiento del Texto original en lo que quiere decir; mucho mejor que la Reina Valera 1960 que dice: “Y no nos metas en tentación”. La Versión Católica Dios Habla Hoy dice: “No nos expongas a la tentación”.

a. Debemos aclarar que Dios no tienta a nadie a hacer el mal. Santiago 1:13-15 dice:

i. “Que nadie, al ser tentado, diga: «Es Dios quien me tienta.» Porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni tampoco tienta él a nadie.14 Todo lo contrario, cada uno es tentado cuando sus propios malos deseos lo arrastran y seducen.15 Luego, cuando el deseo ha concebido, engendra el pecado; y el pecado, una vez que ha sido consumado, da a luz la muerte.”

ii. La tentación a hacer el mal, viene por parte de nuestra propia concupiscencia, o sea, nuestras propias pasiones.

b. El Cristiano debe entender que vivimos en un mundo lleno de pecado, y después de haberse uno lavado en la Sangre de JESUCRISTO, necesitamos cuidarnos de no volver a caer en el pecado de nuestra vida anterior. No podemos hacerlo por nuestras fuerzas solamente, sino que necesitamos la ayuda Divina todo el tiempo, de ahí que oramos: No nos dejes caer en tentación. Si vemos que otros caen en pecado, debemos orar: No nos dejes caer en tentación. No debemos poner nuestra mirada en otros, sino en buscar que El DIOS TODOPODEROSO, nos libre de cer en la tentación.

c. Dios sí nos somete a pruebas para probarnos, pero no a tentaciones para hacer el mal. La razón es la misma que uno muchas veces nota cuando se está queriendo hablar con una persona, y esa persona está bien entretenida, y solamente cuando uno levanta la voz, casi con un grito, es que la persona reacciona y le pone atención a uno.

i. ¡Cuántas veces el ser humano está tan ocupado en sus propias cosas, que no tiene tiempo para Dios! Es ahí donde Dios aprieta el zapato, o tal vez permite la adversidad para así captar la atención de la persona.

ii. Es en los problemas y en la adversidad, donde el ser humano con más frecuencia clama a Dios.

iii. Por eso la oración de “no nos dejes caer en tentación”, si la hacemos de corazón, nos mantiene alerta buscando al SEÑOR.

3. Líbranos del mal y del maligno. — Algunas Versiones dicen: “Líbranos del mal”, pero el Texto Original muy bien puede significar las dos cosas. No puede haber una oración que nosotros no pidamos por la protección de Dios sobre nuestras vidas, y aun sobre nuestros familiares. En realidad, esta última petición también muestra cuanto dependemos de Dios, en un mundo tan inseguro, y tan lleno de peligros.

a. En vista de pedirle a Dios que “no nos deje caer en tentación”, podemos notar también que Satanás es un agente del mal que obra en contra de nuestras vidas, y aquí entonces el SEÑOR nos enseña a pedirle a Dios que nos libre de las tramas del maligno.

b. El apóstol Pablo en su segunda epístola a Timoteo, y la última que escribió, dice:

i. “El Señor me librará de todo mal y me preservará para su reino celestial. A él sea la gloria por los siglos de los siglos.” (2 Timoteo 4:18).

ii. El apóstol estaba preso en ese momento, pero noten la seguridad que tenía de la protección de Dios en medio del peligro de muerte, y sobre todo, la preservación para el reino celestial.

c. Esa fue también la oración de nuestro SEÑOR JESÚS en Su última oración por Sus discípulos antes de Su arresto y crucifixión. Juan 17:15 dice:

i. “No te pido que los quites del mundo, sino que los protejas del maligno.”

4. Últimas palabras. — Esta oración nos ha mostrado algo, y es que cuando uno le entrega su vida a JESUCRISTO como SALVADOR, uno llega a pertenecer a la Familia de Dios. De ahí la forma de orar: “Padre nuestro que estás en los cielos”. Es una oración familiar, es una oración de confianza.

Conclusión:
¿Le has entregado tu vida a JESUCRISTO? ¡Cuánto necesitamos de la ayuda de Dios! Este modelo de oración no es para repetirlo, sino para usarlo como modelo en nuestras oraciones, que en medio de un mundo lleno de adversidad, guerras y enfermedades, necesitamos a Dios TODO el tiempo.

*Toda Referencia Bíblica es tomada de la Biblia Nueva Versión Internacional.

**Este sermón fue predicado en Mayo de 2008.

La Oración de Intercesión de JESÚS

Por: pastor Daniel Brito

TEXTO: Juan 17:1-26

TITULO: La Oración de Intercesión de JESÚS

INTRODUCCIÓN: En esta noche continuamos nuestro estudio del Evangelio de Juan. Esta vez nos toca la oración de intercesión de nuestro SEÑOR, solamente horas antes de haber ido a la cruz del Calvario.

1. La Gloria antes de la Fundación del Mundo. — Cuantas veces nuestro SEÑOR estuvo en peligro de muerte, sin embargo Su hora no había llegado. Ahora le dice al PADRE: “Padre, ha llegado la hora.” Noten dos cosas muy importantes aquí:

a. JESUCRISTO mismo dice: “Y ésta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien tú has enviado.”

i. JESUCRISTO mismo afirma que El DIOS TRINO, es el único Dios.

b. La Obra de JESÚS en la tierra Glorificaba a Dios. – Podemos decir que eso mismo ocurre con lo que hacemos nosotros aquí en la tierra. Nuestro trabajo es Glorificar a Dios, no a nosotros mismo.

2. JESÚS ora por Sus discípulos. — Noten algo tan importante de esta oración, y que es una revelación para nosotros.

a. Los discípulos, y apóstoles de JESÚS, habían recibido la revelación de quien era Dios el Padre. JESÚS agrega: “Eran tuyos, tú me los diste y ellos han obedecido tu palabra.”

i. Noten que esto es horas antes de JESÚS ir a la cruz. Todos iban a correr y esconderse, menos Juan quien estuvo cerca de la cruz.

(1) Pedro lo iba a negar tres veces.

(2) Tomás iba a pedir evidencia de la Resurrección de JESÚS.

ii. Con todo eso, JESUCRISTO dice que “Ellos han obedecido tu palabra.” Quiere decir que ellos habían creído en JESUCRISTO, y habían creído en Su Padre que lo había enviado. Es muy claro que la creencia de ellos estaba en la infancia, pero noten que Dios no exige más de nosotros de lo que podemos hacer. Dios conoce nuestros límites.

b. JESÚS ora por la protección de sus discípulos, y que sean librados del mal o del maligno.

c. El mundo no los aceptaba, porque no eran del mundo. Noten que JESÚS no pide que los quite del mundo, sino que los PROTEJA.

d. “Santificalos en la verdad; tu palabra es la verdad.” — Esto es un acto de consagración, o separación. Es la Palabra de Dios la que SANTIFICA nuestras vidas.

e. JESUCRISTO dice que Él mismo se había santificado, eso es consagrado o separado, para que ellos también lo fueran.

i. Es bien claro que JESÚS los separó o consagró a ellos para la obra necesaria, así como Su Iglesia, es consagrada, para la obra que tenemos que hacer.

ii. No podemos hacer la obra del Evangelio si somos la misma persona; tenemos que ser santificados.

(1) La santificación produce un cambio en uno, porque por eso mismo hemos sido separados para el trabajo de DIOS.

f. Dios había preservado a todos los apóstoles excepto el hijo de perdición. En realidad, la voluntad de Dios se había cumplido. JESUCRISTO había escogido a Judas, sabiendo que Judas lo iba a traicionar. Judas fue uno de esos que estuvieron en el calor del Evangelio, pero no fueron genuinos. Recordemos que JESUCRISTO dijo que muchos le dirán en el día del Juicio: SEÑOR, SEÑOR, en tu Nombre echamos fuera demonios…..y Él les responderá: apártense de mi obradores de maldad, nunca los conocí.

3. JESÚS ora por los creyentes futuros. — El SEÑOR ahora se dirige a los que habían de creer, eso nos incluye a NOSOTROS. Sí, nuestro SALVADOR oró por nosotros antes de ir a la cruz del Calvario.

a. Ora por unidad entre nosotros los creyentes y DIOS. Esto es que seamos genuinos.

b. Ora para que alcancemos esa perfección, o esa vida completa aquí, que Glorifique a JESÚS, y así el mundo sabrá que hemos sido enviados.

i. El ejemplo Cristiano, y la conducta Cristiana dice mucho más que las obras de milagros que podamos hacer. O cuantas iglesias podamos abrir.

(1) ¿Qué dice la gente de nosotros?

c. Él ora para que estemos también con Él.

d. Él ora para revelarnos al PADRE.

e. En esto se cumple las Palabra del apóstol Pablo a Timoteo (2 Timoteo 1:8-10).

i. “Así que no te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor, ni tampoco de mí, que por su causa soy prisionero. Al contrario, tú también, con el poder de Dios, debes soportar sufrimientos por el evangelio.9 Pues Dios nos salvó y nos llamó a una vida santa, no por nuestras propias obras, sino por su propia determinación y gracia. Nos concedió este favor en Cristo Jesús antes del comienzo del tiempo;10 y ahora lo ha revelado con la venida de nuestro Salvador Cristo Jesús, quien destruyó la muerte y sacó a la luz la vida incorruptible mediante el evangelio.”

ii. Noten la importancia de una vida SANTA, o CONSAGRADA a Dios.

4. La importancia de la Oración. — Esta oración ocurre en algún momento durante esta, o un poquito después. Se nota una diferencia en el tono de JESÚS, hay angustia, y está sintiendo la carga del pecado de toda la humanidad sobre Él.

a. En este relato, JESÚS se lleva a tres de Sus apóstoles a orar.

b. Al encontrarlos dormidos, les dice una realidad sobre la sobriedad espiritual nuestra.

i. “Luego volvió adonde estaban sus discípulos y los encontró dormidos. «¿No pudieron mantenerse despiertos conmigo ni una hora? —le dijo a Pedro—.41 Estén alerta y oren para que no caigan en tentación. El espíritu está dispuesto, pero el cuerpo es débil.”

c. No solamente necesitaban la oración los discípulos por el tiempo difícil que estaban pasando, sino que nosotros también necesitamos orar en todo lugar y en todo tiempo. Nuestro SEÑOR nos dejó el mejor ejemplo y es que cuando oramos, le estamos diciendo a Dios cuanto dependemos de Él. Por eso en esta lección de esta noche, si algo debemos recordar, es que debemos orar en TODO el tiempo, así como nuestro SEÑOR nos enseñó.

Conclusión:

El SEÑOR nos llama a una vida consagrada y en unidad con Él. ¿Le has entregado tu vida a JESUCRISTO?

*Toda referencia Bíblica, es tomada de la Biblia Nueva Versión Internacional.

**Este sermón fue predicado el 25 de Mayo, de 2008.

La Vid Verdadera

Por: pastor Daniel Brito

TEXTO: Juan 15:1-26

TITULO: La Vid Verdadera

INTRODUCCIÓN: En esta noche continuamos nuestro estudio en el Evangelio de Juan. Debemos recordar que el capítulo 14 termina con las Palabras de nuestro SEÑOR diciendo: “¡Levántense, vámonos de aquí!”.

Estas Palabras de nuestro SEÑOR JESÚS fueron dichas a un grupo pequeño de hombres que en ese momento estaban mostrando síntomas de preocupación y miedo, por la sencilla razón que Su Maestro les había dicho que se iba. Ellos habían oído a JESÚS decirle que Él iba a sufrir; a dar Su vida por todos. No se sabe a donde fueron ellos. Puede ser que hallan ido al Getsemaní, y en el camino seguramente que encontraron muchas vides creciendo en las montañas. Algunos comentaristas dicen que tal vez como era el tiempo de la Pascua, y la uva era el símbolo de la bondad de Dios en la celebración de la Pascua, habían ido al Templo, donde los sacerdotes habrían las puertas a la media noche durante ese tiempo. No sabemos exactamente donde estaban en ese momento, pero con seguridad, nuestro SEÑOR estaba usando ejemplos de figura que ellos conocían muy bien.

1. La Verdadera Vid. — Israel era llamado en el Antiguo Testamento una vid. El Salmo 80:8-9 dice: “De Egipto trajiste una vid; expulsaste a los pueblos paganos, y la plantaste. Le limpiaste el terreno, y ella echó raíces y llenó la tierra.”

a. Ahora podemos oír o leer las Palabras de JESÚS que dice: “Yo Soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador.” Veamos dos cosas sobre estas Palabras.

i. JESUCRISTO aclara que Él es la Verdadera Vid. Toda la Vida sale de Él. Al usar el ejemplo de la Vid, y las ramas, de Él sale toda la Vida.

ii. JESUCRISTO aquí una vez más en el Evangelio de Juan, usa el “Yo Soy”, tan bien conocido en el libro de Éxodo cuando Moisés le pregunta a Dios cual es Su Nombre. YO SOY EL QUE SOY. Le respondió Dios a Moisés. Su Nombre es de AUTO SUFICIENCIA. Dios no necesita a nadie. De ahí Su Nombre de YO SOY EL QUE SOY. Y eso es lo que nuestro SEÑOR JESÚS nos quiere decir, y es que Él es AUTO suficiente. Él todo lo puede.

b. Notemos que al JESÚS decir que Él es la Vid Verdadera, no está mostrando que el es la raíz, el árbol, el tronco, TODO es Él. De ahí nuestra dependencia en Él, la Verdadera Vid.

c. Al que no da fruto, es cortado.

d. Al que da fruto, es podado para que de más fruto.

2. Nosotros somos las ramas. — La rama es parte del árbol, así que nuestro SEÑOR está usando figuras para que podamos entender que ahora como Cristianos, hay una unidad entre Dios y nosotros. Eso no quiere decir que nosotros somos dioses como algunos han dicho, es una figura para entender que nosotros separados de Dios, no podemos hacer nada.

a. El ejemplo se esa unión entre la Vida y las Ramas, la usó el apóstol Pablo cuando dice en Gálatas 2:20 y en Filipenses 4:13 dice:

i. “He sido crucificado con Cristo, y ya no vivo yo sino que Cristo vive en mí.”

ii. “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.”

b. Ambas citas que hemos leído muestran la dependencia del apóstol en JESUCRISTO, habiendo sido crucificado con Cristo, ha dejado que Él controle su vida, y todas las cosas las hace a través de JESUCRISTO.

i. Es el mejor ejemplo de una vida entregada a Dios que todo lo hace a través de la aprobación y la fortaleza de JESUCRISTO.

3. El que no permanece es desechado. — De los 12 apóstoles, el único que no permaneció fue Judas Iscariote. Hay una enseñanza muy importante aquí sobre la realidad de la vida Cristiana.

a. Dice el verso 6, que el que no permanece es cortado y echado en el fuego. Aquellos que han entregado sus vidas a JESÚS a medias solamente, y se alejan del SEÑOR. Esos no son verdaderas ramas.

b. Hay una realidad en las Palabras de nuestro Salvador sobre la importancia de Permanecer en el SEÑOR. Permanecer en las Palabras de Nuestro SEÑOR.

4. El que permanece da mucho fruto. — Como dice el Verso 7: “Si permanecen en mí y mis palabras permanecen en ustedes, pidan lo que quieran, y se les concederá.”

a. Noten que para uno tener comunicación con Dios por medio de la Oración, hay que Permanecer en Su Palabra. El Permanecer aquí es CUMPLIR Su Palabra, Obedecerla. Es Conocerla.

b. El dar mucho fruto, no se limita a recibir en la Oración, sino en toda área de la vida Cristiana. Como Creyentes, somo la Sal de la Tierra. Y como Sal, entonces nosotros somos el medio que Dios usa para ganar almas para Cristo. La Sal le da sabor a la comida, así nosotros le damos sabor al mundo. Si no hay sal, la comida está insípida, el mundo no tiene sazón, el mundo se pierde.

i. De ahí que el fruto que damos, es completo. Podemos ser usados por Dios para hacer la Obra que Él quiere hacer.

5. Permaneciendo en el Amor y los Mandamientos de JESÚS. — La obediencia a Dios es esencial para Permanecer.

a. El amor de JESUCRISTO es un amor por el cual Él entregó Su vida por nosotros. Es amor incondicional. Es en ese amor, que Él quiere que nosotros permanezcamos.

i. Debemos amar para poder dar buen fruto. No podemos dar un fruto distinto que el de la Verdadera Vid.

b. Los Mandamientos o la Palabra de JESUCRISTO, era todas las Enseñanzas que nuestro Salvador les había enseñado durante esos tres a cuatro años de Ministerio en la tierra.

c. El Permanecer en JESUCRISTO y en Su Palabra, muestra la importancia que la Palabra de Dios tiene para nosotros.

i. Es importante conocerla.

ii. Es importante recordarla.

iii. Es importante Obedecerla.

d. El cambio de siervo o esclavo como es la palabra original, lo cual JESÚS dice que ya no son siervos, sino a amigos. Notemos dos cosas sobre este punto:

i. La Palabra de Dios no ha sido escondida para nosotros, ni ha sido reservada para algunos, o para los iluminados. Todos nosotros al igual que los apóstoles, hemos recibido esa Palabra familiar, de la Vid Verdadera, a las Ramas que somos nosotros. No hay esclavitud.

ii. Lo segundo es que el apóstol Pablo se llamaba él mismo esclavo, siervo de JESUCRISTO. No hay ninguna contradicción con esto. Dios no nos tiene como esclavos, es claro porque nos deja escoger. Pero el apóstol Pablo mismo se hizo esclavo de JESUCRISTO, y es lo que TODOS debemos hacer. El esclavo depende de Su Amo para todo.

6. Aborrecidos por el mundo. — El ser parte de la Vid como rama, nos hace despreciados por el mundo que odia a la Verdadera Vid. El mundo aquí es el sistema del mundo que está en enemistad con Dios porque no quiere obedecerlo.

a. JESUCRISTO dice: “Si fueran del mundo, el mundo los querría como a los suyos.”

i. En otras palabras, el que está en el mundo, es aceptado por el mundo.

b. Es muy claro que la generación que fue testiga de las Palabras de JESUCRISTO, tenía más responsabilidad por estar presenciando al Hijo de Dios entre ellos, y no Obedecerlo.

i. JESUCRISTO dijo que Sodoma y Gomorra se hubieran arrepentido si hubieran visto las cosas que esa generación de Judíos habían presenciado.

c. JESUCRISTO advierte también de persecución de diferentes formas para Sus seguidores. La razón es porque son parte de la Vid, y el mundo los aborrece.

Conclusión: Esta lección nos enseña la importancia de la Palabra de Dios, y de someterse y entregarse a JESUCRISTO del Todo.


*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia Nueva Versión Internacional.

**Este Sermón fue predicado el 27 de Abril, 2008.

Señor, enséñanos a orar

Por: pastor Daniel Brito

Título: Señor, enséñanos a orar

Texto: Lucas 11:1:
«Un día estaba Jesús orando en cierto lugar. Cuando terminó, le dijo uno de sus discípulos: —Señor, enséñanos a orar, así como Juan enseñó a sus discípulos.»*

Introducción:
La oración es algo muy común desde la creación del hombre. La oración no es un sacrificio, ni una forma de obtener algo de Dios por medio de obras; la oración en realidad muestra nuestra dependencia de un Dios transcendente y poderoso que todo lo ve y todo lo oye. Los eventos de esta Semana pasada donde un hombre que mató a 32 personas a sangre fría, nos deja pensar en lo frágil que somos, y como aun los que dicen que no creen en Dios, claman y gimen por ayuda cuando la necesitan. En esta lección, estaremos estudiando sobre la oración modelo que nuestro SEÑOR JESUCRISTO les enseñó a sus discípulos.

Trataremos los siguientes Puntos:
(1) Enséñanos a orar
(2) Oramos porque dependemos de Dios
(3) Padre Nuestro
(4) Líbranos del mal
(5) Resumen.

Lección:

1. Enséñanos a orar. — Nuestro Texto dice que JESÚS estaba orando en cierto lugar, y sus discípulos lo escucharon. Ellos no quisieron perturbar Su oración, así que esperaron a que terminara. No sabemos cuanto tiempo había durado la oración, pero lo que sí sabemos es que ellos le piden al SEÑOR que así como Juan el Bautista había enseñado a sus discípulos a orar, Él también les enseñaraa ellos como debían orar.

a. No quiere decir que ellos nunca hubieran orado. Para los judíos era común el orar, y el enseñar a sus hijos como hacerlo. Entonces, ¿por qué piden que les enseñe a ellos a orar? Era costumbre que los rabinos enseñaran a sus discípulos una oración sencilla para uso frecuente. Juan el Bautista lo había hecho con sus discípulos, y ahora los discípulos de JESÚS, le piden que también les enseñara una oración.(1)

b. La oración que JESÚS les enseña es un modelo de como orar; no es una oración para estarla repitiendo solamente. Veremos el siguiente punto sobre la necesidad de la oración.

2. Oramos porque dependemos de Dios. — Dios no depende de que nosotros oremos; es al revés. Nosotros dependemos de Dios para todas las cosas.

a. La oración es la comunicación entre el ser humano y Dios.

i. La oración revela nuestra dependencia del Dios Todopoderoso.

ii. Oramos porque necesitamos tener comunión con Dios.

iii. La oración es un asunto personal entre el alma y Dios.

b. Debemos observar la lección tan grande que podemos aprender de esta oración tan sencilla, pero al dividirla en cada uno de los puntos que nuestro SEÑOR usó, aprendemos como y por qué debemos orar. En el punto siguiente veremos como debemos orar.

3. Padre Nuestro. — En esta oración podemos ver como nuestro SEÑOR comienza dirigiéndose al Padre Solamente. A través de los Evangelios, podemos notar que JESUCRISTO siempre enseñaba el orarle al “PADRE” solamente, y luego agregando: En el Nombre de JESÚS. Mateo 6:9-13 dice:

a. «9 Ustedes deben orar así: “Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre,10 venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.11 Danos hoy nuestro pan cotidiano.12 Perdónanos nuestras deudas, como también nosotros hemos perdonado a nuestros deudores.13 Y no nos dejes caer en tentación, sino líbranos del maligno.”»

b. La primera palabra ya nos dice que al orar no nos estamos dirigiendo a alguien que no está dispuesto ayudarnos, sino a un Padre que se complace en suplir las necesidades de Sus hijos.(2)

c. Las oraciones hechas a terceras personas no van dirigidas al Padre. Y nuestro Salvador aclara bien que solamente la oración al Padre en el NOMBRE de JESÚS es contestada. Juan 16:13-14 dice:

i. «23En aquel día ya no me preguntarán nada. Ciertamente les aseguro que mi Padre les dará todo lo que le pidan en mi nombre.24 Hasta ahora no han pedido nada en mi nombre. Pidan y recibirán, para que su alegría sea completa.»

d. JESÚS es la PUERTA. Es solamente a través de Él que uno puede llegar al Trono de la Gracia en oración. Juan 14:6 dice: «Yo soy el camino, la verdad y la vida —le contestó Jesús—. Nadie llega al Padre sino por mí.»

e. La Segunda Parte nos muestra que debemos orar con Reverencia: “santificado sea tu nombre”. La Reverencia aquí también es adoración. Solamente Dios es digno de recibir nuestras alabanzas y adoraciones. Y para terminar este punto, No solamente debemos ser reverentes delante de Dios, sino que debemos notar la importancia de saber que solamente Dios contesta las oraciones. Veremos ahora el último punto de esta lección.

4. Líbranos del mal. — No hay ninguna duda que en el mundo existe una guerra entre el bien y el mal. El mal no proviene de Dios, el mal o el maligno se opone a Dios. Por eso esta oración de “Líbranos del mal”, es mas adecuada como dice nuestra Versión: “Líbranos del maligno”. La Biblia considera el mal como un poder activo y personal que se opone a Dios. La Biblia nos habla bien claro del gran adversario. La palabra Satán quiere decir simplemente un adversario.(3) ¿Un adversario de quien? Un adversario de Dios y de los hombres.

a. “Y no nos dejes caer en tentación, sino líbranos del maligno.” No nos dejes caer en TENTACIÓN de hacer algo indebido, y no nos dejes caer en PRUEBAS. Las pruebas pueden ser causadas por nuestras propias malas decisiones, o pueden ser usadas por Dios para nuestro beneficio. Una persona que no se acerca a Dios, y cae en una prueba grande, seguramente que va a levantar su mirada al Cielo buscando ayuda o respuesta de Dios. Cuantos jóvenes perdieron sus vidas en esa tragedia sin haber podido realizar sus metas. Nadie puede saber el día en que va a encontrarse con su Hacedor, el Dios Todopoderoso. No se necesita ser un anciano para morir, muchas personas que todavía son jóvenes, mueren antes de tiempo.

b. Recordemos que la oración es hablar con Dios, y hablamos con Dios porque dependemos de Él para todo lo que hacemos.

Conclusión:

a. Oramos porque dependemos de Dios.

b. Padre Nuestro es la oración que solamente puede ir dirigida a Dios.

c. Líbranos del mal nos recuerda que dependemos de Dios y de Su protección todo el tiempo. Sin Dios, nada podemos hacer.

1.William Barclay, Comentario al Nuevo Testamento, p. 325, editorial CLIE.

2.Ibid.

3.Ibid., p. 65

*Toda Referencia Bíblica es tomada de la Biblia Nueva Versión Internacional.

**Este Sermón fue predicado en Abril, de 2007.