Ofrendas y Diezmos – Estudiando Deuteronomio

Por: pastor Daniel Brito

Título: Ofrendas y Diezmos – Estudiando Deuteronomio

Texto: Deuteronomio 26:1-11

“Cuando hayas entrado en la tierra que el Señor tu Dios te da como herencia, y tomes posesión de ella y te establezcas allí,2 tomarás de las *primicias de todo lo que produzca la tierra que el Señor tu Dios te da, y las pondrás en una canasta. Luego irás al lugar donde el Señor tu Dios haya decidido habitar,3 y le dirás al sacerdote que esté oficiando: “Hoy declaro, ante el Señor tu Dios, que he entrado en la tierra que él nos dio, tal como se lo juró a nuestros antepasados.”

4 »El sacerdote tomará de tus manos la canasta y la pondrá frente al altar del Señor tu Dios.5 Entonces tú declararás ante el Señor tu Dios:

“Mi padre fue un *arameo errante, y descendió a Egipto con poca gente. Vivió allí hasta llegar a ser una gran nación, fuerte y numerosa.6 Pero los egipcios nos maltrataron, nos hicieron sufrir y nos sometieron a trabajos forzados.7 Nosotros clamamos al Señor, el Dios de nuestros padres, y él escuchó nuestro ruego y vio la miseria, el trabajo y la opresión que nos habían impuesto.8 Por eso el Señor nos sacó de Egipto con actos portentosos y gran despliegue de poder, con señales, prodigios y milagros que provocaron gran terror.9 Nos trajo a este lugar, y nos dio esta tierra, donde abundan la leche y la miel.10 Por eso ahora traigo las primicias de la tierra que el Señor tu Dios me ha dado.”

»Acto seguido, pondrás la canasta delante del Señor tu Dios, y te postrarás ante él.11 Y los levitas y los extranjeros celebrarán contigo todo lo bueno que el Señor tu Dios te ha dado a ti y a tu familia.

Introducción:

Seguimos con nuestro estudio del Pentateuco, tratando el capítulo 26 de Deuteronomio. Ya estamos casi terminando este hermoso quinto libro de la Biblia. Debemos notar que el tema del Diezmo ya ha sido tratado en el capítulo 14 de este libro. Ahora el SEÑOR recalca las Primicias, y entra en otro Diezmo, que era aparte. Pongamos atención a la Palabra de Dios en esta noche.

Lección

1.Introducción. – Debemos hacer algunas observaciones antes de entrar de lleno a este sermón, o lección.

(a)Lo primero es que nosotros estamos acostumbrados a ver los problemas sociales por medio de un “gobierno” civil que se encarga de ciertas responsabilidades sociales.

(b)Lo segundo es que Dios le ordena a Israel como nación y como pueblo, que tomen responsabilidad por los problemas sociales. De esos hemos ya hemos hablado, como ejemplo, la semana pasada tratamos el tema de las viudas, y la responsabilidad familiar de cuidarlas. Primeramente si había quedado viuda sin un hijo varón, el hermano del difunto que le seguía, debía tomarla como esposa y su primer hijo sería hijo del difunto, y la viuda ya no sería viuda, porque ahora está casada, y si su marido muere, ya tiene un hijo varón para cuidarla en su vejez.

(c)Son leyes como esa sobre la viuda, y ahora sobre las Primicias y el Diezmo, que muestran el Plan de Dios para que el pueblo cuidara de sí mismo; o sea, el mismo pueblo con la responsabilidad de cuidar de los que no tienen suficiente, o de los extranjeros errantes.

2.Ofrendas de las Primicias. – Este tema ya lo hemos tratado en los estudios de Éxodo, Levítico Número, y en este libo de Deuteronomio. La repetición por parte del SEÑOR es clara: y es que Dios espera que REPITIENDO la ENSEÑANZA se RECUERDA. Veamos algunas cosas:

(a)Esta ceremonia debía hacerse enseguida cuando el pueblo de Israel entrara en la tierra de Canaán. La declaración del verso 2: “tomarás de las *primicias de todo lo que produzca la tierra que el Señor tu Dios te da,………..” Aclara muy bien que el fruto de la tierra no será por bendición de Baal, o cualquier otra deidad de la fertilidad como los cananeos tenían. Israel le dará la GLORIA SOLAMENTE A JEHOVÁ DIOS.

(b)Esta ceremonia también establecía, que el fruto del TRABAJO era bendición dada por JEHOVÁ. Veamos algunas cosas:

i.En primer lugar, la idea que la tierra es buena y da buen fruto, pone la confianza de la persona en la tierra misma. JEHOVÁ le dice a Israel, que el FRUTO de la tierra es BENDICIÓN DE JEHOVÁ.

ii.En segundo lugar, la otra idea humana casi siempre es el de la persona darse crédito a sí mismo por lo que ha logrado. Eso es algo común en el ser humano. Pero debemos notar que eso hace que la persona ponga su confianza en su propio conocimiento, o en sus propios esfuerzos; y no darle la GLORIA A JEHOVÁ.

(c)Cada israelita tenía que presentarse en el Templo delante del sacerdote con su canasta de las Primicias de su cosecha. El Israelita tenía que repetir una “confesión de fe” como nos dice los versos

i.“El sacerdote tomará de tus manos la canasta y la pondrá frente al altar del Señor tu Dios.5 Entonces tú declararás ante el Señor tu Dios: “Mi padre fue un *arameo errante, y descendió a Egipto con poca gente. Vivió allí hasta llegar a ser una gran nación, fuerte y numerosa.6 Pero los egipcios nos maltrataron, nos hicieron sufrir y nos sometieron a trabajos forzados.7 Nosotros clamamos al Señor, el Dios de nuestros padres, y él escuchó nuestro ruego y vio la miseria, el trabajo y la opresión que nos habían impuesto.8 Por eso el Señor nos sacó de Egipto con actos portentosos y gran despliegue de poder, con señales, prodigios y milagros que provocaron gran terror.9 Nos trajo a este lugar, y nos dio esta tierra, donde abundan la leche y la miel.10 Por eso ahora traigo las primicias de la tierra que el Señor tu Dios me ha dado.”

ii.Note que el israelita debía afirmar que había recibido el Fruto de la tierra, como cumplimiento de la Palabra de Dios a los Patriarcas. En otras palabras, debían reconocer la FIDELIDAD DE DIOS A SU PALABRA.

iii.La segunda afirmación es que el israelita reconocía que bajo circunstancias difíciles, Dios había cuidado de sus antepasados. Primeramente yendo a Egipto, y en tiempos difíciles, siendo liberados de Egipto por JEHOVÁ DIOS.

(d)El arameo errante, que sin duda era Jacob, que era hijo de una aramea, y se había casado con dos arameas.

i.Los Patriarcas eran ERRANTES, o sea, a pesar de la bendición que Dios les había dado, ellos no tenían una tierra estable la cual pudieran llamar de ellos.

ii.El israelita con eso estaba afirmando que aunque los patriarcas no tuvieron tierras, él sí tenía tierra que Dios le había dado, junto con las Primicias del fruto que había recibido.

(e)Para concluir este punto, hay muchos factores que pueden contribuir para que aún en buena tierra se pierda una cosecha, o que en alguien que conoce bien como trabajarla, no pueda hacerlo. Ejemplo: enfermedad, accidente, etc., etc…

i.Dios quiere que Israel reconozca que Dios conoce muy bien todas esas circunstancias, y puede proteger a los Israelitas para que sí tengan buena cosecha, y abundancia en sus casas.

(f)LECCIÓN #1 PARA NOSOTROS: Para los cristianos que no estamos bajo la ley de Moisés, y tal vez no vivamos en lugares que dependen de la agricultura, debemos entender que DIOS conoce muy bien los factores que impiden una “cosecha” de trabajo estable, y el hecho que podamos ir a trabajar, muestra que debemos darle la GLORIA Y LAS GRACIAS a nuestro SEÑOR.

(g)LECCIÓN #2 PARA NOSOTROS: Notemos que el Israelita recordaba que JEHOVÁ DIOS había sacado a Israel de Egipto, y eso era para AGRADECER a Dios de donde los sacó. Así también el CREYENTE debe recordar de donde Dios lo sacó; y halla sido uno más bueno o más malo, TODOS estábamos muertos en el pecado, hasta que CRISTO transformó nuestras vidas, pasando de muerte a vida (Romanos 6:22-23).

3.El Levita y el Extranjero. – (Verso 10) “Por eso ahora traigo las primicias de la tierra que el Señor tu Dios me ha dado.”»Acto seguido, pondrás la canasta delante del Señor tu Dios, y te postrarás ante él.11 Y los levitas y los extranjeros celebrarán contigo todo lo bueno que el Señor tu Dios te ha dado a ti y a tu familia.”

(a)El israelita celebraba con el Levita y el Extranjero que habitase con ellos. El levita no tenía heredad, así que dependía de la generosidad de los otros israelitas.

(b)Veamos algunas cosas:

i.El israelita venía a adorar a JEHOVÁ DIOS, y con las Primicias, estaba adorando también. Era tiempo de adoración; y era tiempo de regocijo.

ii.La ofrenda a Dios no debía ser visto como una obligación, sino como una bendición.

iii.El israelita se gozaba junto con el Levita y el Extranjero al celebrar delante de JEHOVÁ. Eso quiere decir que tanto el Levita como el Extranjero no debían envidiar al israelita que estaba compartiendo con ellos la bendición de Dios.

(c)LECCIÓN PARA NOSOTROS: Los cristianos debemos recordar muy bien que la ofrenda a DIOS es motivo de REGOCIJO, y no de sentirse obligados. La ofrenda a Dios es parte de la ADORACIÓN.

4.Los Diezmos del tercer año. – (Verso 12-15) “Cuando ya hayas apartado la décima parte de todos tus productos del tercer año, que es el año del diezmo, se la darás al levita, al extranjero, al huérfano y a la viuda, para que coman y se sacien en tus ciudades.13 Entonces le dirás al Señor tu Dios: “Ya he retirado de mi casa la porción consagrada a ti, y se la he dado al levita, al extranjero, al huérfano y a la viuda, conforme a todo lo que tú me mandaste. No me he apartado de tus mandamientos ni los he olvidado.14 Mientras estuve de luto, no comí nada de esta porción consagrada; mientras estuve *impuro, no tomé nada de ella ni se la ofrecí a los muertos. Señor mi Dios, yo te he obedecido y he hecho todo lo que me mandaste.15 Mira desde el cielo, desde el *santo lugar donde resides y, tal como se lo juraste a nuestros antepasados, bendice a tu pueblo Israel y a la tierra que nos has dado, tierra donde abundan la leche y la miel.”

(a)Hay un poco de confusión sobre este “tercer” diezmo sobre si era parte del diezmo común, que una parte era dividida para los pobres. Pero según el historiador Josefo, era un tercer diezmo, que aún los sacerdotes y levitas que tuvieran tierras, estaban obligados a dar.[1]

i.Notemos como en Deuteronomio 14:22-29 tenemos reglas para el diezmo común, y ahora tenemos para las leyes del tercer diezmo.

(b)Note que en esta confesión que se hacía en la cual se afirmaba no haberse apartado de la Ley, y haber obedecido a JEHOVÁ DIOS, para que así fuera, el diezmo tenía que haber sido repartido al levita, al extranjero, al huérfano y a la viuda. En otra palabras, a los pobres y aquellos que no podían valerse por sí mismo.

(c)El israelita afirmaba que no había comido del diezmo mientras estuviera de luto, o que se lo hubiera ofrecido a los muertos.

i.“La expresión ni he sacado de ellos estando impuro es una declaración de que él no había sacado parte del diezmo para ofrecer a los dioses cananeos. La expresión ni de ello he ofrecido a los muertos es una declaración de que él no había ofrecido parte del diezmo en el culto de los muertos ni ofrecido a Baal y Tamuz, los dioses asociados con el culto de los muertos.”[2]

ii.En otras palabras, era un confesión que negaba haber ofrecido a los dioses cananeos.

(d)LECCIÓN PARA NOSOTROS: El diezmo y las ofrendas son parte de la adoración a Dios, y debe reflejar nuestra conducta y actitud como creyentes, y cómo debemos cuidar de GUARDAR los Mandamientos de nuestro SEÑOR, sometiéndonos a Su Voluntad.

5.¿Es el diezmo parte del Nuevo Pacto? – Para muchos es una polémica el tema del diezmo, y surge tantas veces la pregunta si el diezmo es para nosotros el Cuerpo de JESUCRISTO. Nosotros creemos que sí lo es, pero no es OBLIGATORIO como lo era para el Antiguo Pacto. Con eso quiero aclarar que no hay JUICIOS ni MALDICIONES para aquellos que no diezman. Veamos algunas cosas:

(a)El primer argumento en contra del diezmo para el Nuevo Pacto es que según nuestro SEÑOR JESUCRISTO dijo en Mateo 23:23, muchos lo toman como una condena hacia el diezmo. La realidad es que JESUCRISTO no está condenando el diezmo en esa cita, está afirmándolo; más bien está condenando la hipocresía de aquellos que se jactaban en diezmar hasta lo más pequeño, y descuidaban las otras área más importante de la conducta. Veamos el Texto:

i.“¡Ay de ustedes, maestros de la ley y fariseos, hipócritas! Dan la décima parte de sus especias: la menta, el anís y el comino. Pero han descuidado los asuntos más importantes de la ley, tales como la justicia, la misericordia y la *fidelidad. Debían haber practicado esto sin descuidar aquello.”

(b)El cristiano al igual que el israelita, debe considerar la ofrenda y el diezmo como parte de la ADORACIÓN A DIOS.

(c)No es un secreto que la mayoría de los cristianos no diezman, o diezman una pequeña porción de sus ingresos. La mayoría de las iglesias se sostienen por la fidelidad de los pocos que sí diezman de sus ingresos.

i.Incluso, si la mayoría de los cristianos diezmaran, se pudiera ayudar con más facilidad a aquellos que verdaderamente necesitan de ayuda financiera por no poder valerse por sí mismo, o tal vez de tantas personas que en cierto caso pierden su trabajo y necesitan “una” o “dos” ayudas para sobrevivir mientras encuentran otro trabajo.

(d)Sobre la ayuda a los necesitados, encontramos al apóstol Pablo pidiendo ayuda para los pobres de la Iglesia de Jerusalén. El apóstol no quiere recoger dinero cuando llegue; por eso les dice que lo recojan cada PRIMER DÍA DE LA SEMANA. 1 Corintios 16:1-4 dice:

i.“En cuanto a la colecta para los *creyentes, sigan las instrucciones que di a las iglesias de Galacia.2 El primer día de la semana, cada uno de ustedes aparte y guarde algún dinero conforme a sus ingresos, para que no se tengan que hacer colectas cuando yo vaya.3 Luego, cuando llegue, daré cartas de presentación a los que ustedes hayan aprobado y los enviaré a Jerusalén con los donativos que hayan recogido.4 Si conviene que yo también vaya, iremos juntos.”

ii.Debemos ponerle atención a dos cosas en este Texto:

A.La primera es que se recoge ese dinero el PRIMER DÍA DE LA SEMANA, que es el Domingo. Ese es el día que la Iglesia ha reconocido como el Día del SEÑOR.

B.El segundo es que se trae a al templo para guardarlo hasta que el apóstol llegara. Como no habían templos cristianos todavía, se guardaba en la casa de alguien. Para nosotros, es importante reconocer que es al templo donde traemos nuestras ofrendas y diezmos.

(e)Algunas bendiciones en las Sagradas Escrituras del Antiguo Pacto pero que es obvio que para nosotros el mismo principio aplica. Proverbios 3:5-10 dice:

i.“Confía en el Señor de todo corazón, y no en tu propia inteligencia. 6 Reconócelo en todos tus *caminos, y él allanará tus sendas. 7 No seas sabio en tu propia opinión; más bien, teme al Señor y huye del mal. 8 Esto infundirá salud a tu cuerpo y fortalecerá tu ser.[b]Honra al Señor con tus riquezas y con los primeros frutos de tus cosechas.10 Así tus graneros se llenarán a reventar y tus bodegas rebosarán de vino nuevo.”

ii.Noten que para la persona poder CONFIAR en en el SEÑOR de veras, es después de haber venido a los Pies de JESUCRISTO. Nadie que no halla entregado su vida al Salvador, puede confiar de una forma genuina en el SEÑOR.

iii.Y para concluir este punto, noten que este Texto nos recuerda que la ofrenda y el diezmo son parte de la adoración, y HONRA A NUESTRO SEÑOR.

Conclusión:

Oremos….

*Toda referencia Bíblica ha sido tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional*

Notas:

1. Paul Levertoff, The International Standard Bible Encyclopedia, p. 2998, Hendrickson.

2. Claude Mariottini, Levítico, Números, Deuteronomio, Comentario Bíblico Mundo Hispano, p. 502, editorial Mundo Hispano.

**Este sermón fue predicado en Marzo, 2010**

 

El Nazareo: Consagrado para Dios

Por: pastor Daniel Brito

Titulo: El Nazareo: Consagrado para Dios

Texto: Números 6:1-8

«El Señor le ordenó a Moisés2 que les dijera a los israelitas: «Cuando un hombre o una mujer haga un voto especial, un voto que lo consagre al Señor como nazareo,3 deberá abstenerse de vino y de otras bebidas fermentadas. No beberá vinagre de vino ni de otra bebida fermentada; tampoco beberá jugo de uvas ni comerá uvas ni pasas.4 Mientras dure su voto de nazareo, no comerá ningún producto de la vid, desde la semilla hasta la cáscara.

5 »Mientras dure el tiempo de su consagración al Señor, es decir, mientras dure su voto de nazareo, tampoco se cortará el cabello, sino que se lo dejará crecer y se mantendrá *santo.

6 »Mientras dure el tiempo de su consagración al Señor, no podrá acercarse a ningún cadáver,7 ni siquiera en caso de que muera su padre, su madre, su hermano o su hermana. No deberá hacerse ritualmente *impuro a causa de ellos, porque lleva sobre la cabeza el símbolo de su consagración al Señor.8 Mientras dure el tiempo de su consagración al Señor, se mantendrá santo.»

Introducción:

En esta noche continuamos nuestro estudio del libro de Números, que el pastor John y un servidor, nos hemos turnado para enseñar todos los Jueves. En esta noche nos toca el capítulo seis, que trata sobre las reglas sobre el Nazareo, y en la última parte del capítulo, tenemos la bendición sacerdotal. Que Dios bendiga Su Palabra predicada en este noche.

1. El Nazareo. — Debemos aclarar que hay una diferencia entre Nazareno -que es alguien nacido en Nazaret, y llamado así, como nuestro SEÑOR JESUCRISTO, que aunque nació en Belén de Judea, era llamado Nazareno por haber sido criado en dicha ciudad. Y Nazareo, que es la persona que hace voto al SEÑOR como lo estaremos explicando.

a. «El nombre nazareo viene de la misma raíz que ‘separado’; era entonces uno separado de todo lo que podía contaminarle.»[1] El nazareo podía ser hombre o mujer, siempre y cuando pudiera hacerlo. Esto sería en cuanto al tiempo y las ocupaciones del hogar. Veamos algunas cosas.

i. Las personas que hacían un voto nazareo, lo hacían para consagrarse más a Dios, y abstenerse de ciertas cosas que contaminan al ser humano. Era un tiempo de servicio y dedicación a Dios. Aunque estaremos hablando más adelante de los que fueron consagrados como nazareos en su infancia, la mayoría de los que hacían el voto nazareo, lo hacían como un acto de devoción a Dios por un tiempo.

ii. El nazareo NO era un monje -antiguo testamentario, porque el nazareo no tenía que ser célibe; podía contraer matrimonio. Esos ejemplos los veremos más adelante.

b. El nazareo tenía que abstenerse de todo lo que estuviera relacionado con el fruto de la vid. No podía tomar vino, ni ninguna otra bebida fermentada. No podía tomar del vinagre que fuera del fruto de la vid, ni comer uvas o pasas. Ni siquiera las semillas o la cáscara de la uva, que viene siendo lo que menos apetece.

i. La prohibición puede ser una protesta en contra del estilo de vida de borracheras, decadencia, y degeneración moral.[2]

ii. Podemos ver como Dios preparó a este pueblo, para vivir en una cultura Cananita como un pueblo diferente (santo). La norma, no solamente en Canaán, pero en otros lugares también, era el tomar vino y comer uvas. Los Nazareos eran dedignados como pueblo especial, consagrados a Jehová solamente; no deberían conformarse con la norma del mundo.[3]

c. El nazareo tenía la misma norma de consagración al SEÑOR que el sumo sacerdote, porque no podía tocar ningún muerto, ni siquiera de un pariente cercano.

i. No podemos entender esto, pero puede ser que como la muerte es un enemigo de Dios, por esa razón el nazareo tenía que abstenerse de tocar un muerto. Veamos los versos 9-17:

(1) «Si de improviso alguien muere junto a él, la consagración de su cabeza quedará anulada; así que al cabo de siete días, en el día de su purificación, deberá rasurarse la cabeza.10 Al octavo día llevará dos palomas o dos tórtolas, y se las entregará al sacerdote a la entrada de la *Tienda de reunión.11 El sacerdote ofrecerá una de ellas como sacrificio *expiatorio, y la otra como *holocausto. Así el sacerdote hará expiación por el nazareo, ya que éste pecó al entrar en contacto con un cadáver. Ese mismo día el nazareo volverá a santificarse la cabeza,12 consagrando al Señor el tiempo de su nazareato y llevando un cordero de un año como sacrificio por la culpa. No se le tomará en cuenta el tiempo anterior, porque su consagración quedó anulada. 13 »Esta ley se aplicará al nazareo al cumplir su período de consagración. Será llevado a la entrada de la Tienda de reunión,14 y allí ofrecerá como holocausto al Señor un cordero de un año, sin defecto; como sacrificio expiatorio una oveja de un año, sin defecto; y como sacrificio de *comunión un carnero sin defecto.15 Ofrecerá además un canastillo de panes sin levadura, panes de flor de harina amasados con aceite, obleas sin levadura untadas con aceite, y también ofrendas de cereal y de libación. 16 »Entonces el sacerdote las presentará al Señor y ofrecerá el sacrificio expiatorio y el holocausto en favor del nazareo.17 Ofrecerá el carnero al Señor como sacrificio de comunión, junto con el canastillo de panes sin levadura. También presentará las ofrendas de cereal y de libación.»

d. El nazareo no podía cortarse el pelo, tenía que dejárselo crecer. Fuera hombre o mujer, el pelo del nazareo debía ir creciendo, dependiendo del tiempo que la persona hubiera hecho su voto. El pelo largo y tal vez un poco fuera de control, era una señal de su consagración a Dios por medio del voto nazareo. Veamos los versos 18-21:

i. «Luego, a la entrada de la Tienda de reunión, el nazareo se rapará la cabeza. Tomará el cabello que consagró, y lo echará al fuego que arde bajo el sacrificio de comunión. 19 Una vez que el nazareo se haya rapado la cabeza, el sacerdote tomará del canastillo un pan sin levadura y una oblea sin levadura, más la pierna cocida del carnero, y pondrá todo esto en manos del nazareo,20 después de lo cual mecerá todo esto ante el Señor como una ofrenda. Todo esto es santo y le pertenece al sacerdote, lo mismo que el pecho mecido y el muslo ofrecido como contribución. Finalizado este rito, el nazareo podrá beber vino. 21 »Esta ley se aplicará al nazareo que haga un voto. Ésta es la ofrenda que presentará al Señor por su nazareato, aparte de lo que pueda dar según sus recursos. Según la ley del nazareato, deberá cumplir el voto que hizo»

ii. Podemos notar que Dios designó los sacrificios relacionados con el nazareato para que estuvieran al alcance de los pobres. Eso es para que toda persona pudiera hacer el voto de nazareo.

iii. Después de terminar su tiempo determinado, el nazareo tendrá que raparse la cabeza, y tendrá que echarlo en el fuego que arde bajo el sacrificio de comunión. El pelo es simbólico de la vida dedicada a Dios, y aquí es ofrecida a Dios en el altar. Lo que fue dedicado a Dios, no se puede dejar que caiga en el mal uso, en el mundo humano.[4]

2. Ejemplos de Nazareos en la Biblia. — En el Antiguo Testamento tenemos por lo menos DOS ejemplos de personas que fueron nazareos de por vida. Ambos fueron consagrados por sus padres antes de nacer. Y en el Nuevo Testamento tenemos uno que parece que también fue consagrado nazareo de por vida antes de nacer.

a. Sansón. — Notemos que este relato comienza cuando la madre de Sansón salió embarazada, y el Ángel del SEÑOR, fue y le dio las instrucciones sobre como debería criar al niño. Notemos también que el Ángel del SEÑOR es una Teofanía, o sea, una manifestación de Dios en el Antiguo Testamento, apareciendo en forma de Ángel, y ese Ángel del SEÑOR no es otro que el mismo JESÚS, antes de Su Encarnación. Quiere decir que Sansón fue predestinado para la obra que Dios lo había escogido antes que naciera. Veamos Jueces 13:3-5:

i. «Pero el ángel del Señor se le apareció a ella y le dijo: «Eres estéril y no tienes hijos, pero vas a concebir y tendrás un hijo.4 Cuídate de no beber vino ni ninguna otra bebida fuerte, ni tampoco comas nada *impuro,5 porque concebirás y darás a luz un hijo. No pasará la navaja sobre su cabeza, porque el niño va a ser nazareo, consagrado a Dios desde antes de nacer. Él comenzará a librar a Israel del poder de los filisteos.»

ii. Pero Sansón siempre fue MUNDANO, y no fue muy obediente a su llamado y su voto de nazareo.

(1) En primer lugar, a Sansón le gustaba las mujeres filisteas, en nuestros días podríamos decir que le gustaba las mujeres del mundo.

(2) Sacó miel de un cadáver de un león muerto, y comió él, y les llevó a sus padres para que comieran sin decirles nada (Jueces 14:9-10).

(3) Fue a Gaza, la tierra de los filisteos, y se acostó con una prostituta.

(4) Por último tenemos la historia de Dalila, que rogándole hasta cansarlo, hizo que dijera todo su secreto sobre su fuerza. Es bien claro que estaba ligado al voto nazareo.

b. Samuel. — Este fue dedicado por su madre antes de nacer, en uno de los relatos Bíblicos más hermosos. El relato en realidad no dice que haya sido nazareo, pero sí dice que Ana su madre, lo entregó al SEÑOR mientras el niño viviera. Veamos 1 Samuel 1:21-22:

i. «Cuando Elcaná salió con toda su familia para cumplir su promesa y ofrecer su sacrificio anual al Señor, 22 Ana no lo acompañó. —No iré hasta que el niño sea destetado —le explicó a su esposo—. Entonces lo llevaré para dedicarlo al Señor, y allí se quedará el resto de su vida.» Y el verso 28 dice:

(1) «Ahora yo, por mi parte, se lo entrego al Señor. Mientras el niño viva, estará dedicado a él.» Entonces Elí se postró allí ante el Señor.»

c. Juan el Bautista. — Este último relato, es la hermosa historia del hombre que fue escogido por Dios para preparar el camino de nuestro SEÑOR JESUCRISTO. El relato no dice que sería nazareo, pero el ángel que le anuncia a Zacarías, el padre de Juan, le da las instrucciones sobre como el niño no bebería nunca vino ni ningún otro licor. Veamos Lucas 1:14-17:

i. «porque él será un gran hombre delante del Señor. Jamás tomará vino ni licor, y será lleno del Espíritu Santo aun desde su nacimiento.16 Hará que muchos israelitas se vuelvan al Señor su Dios.17 Él irá primero, delante del Señor, con el espíritu y el poder de Elías, para reconciliar a los padres con los hijos y guiar a los desobedientes a la sabiduría de los justos. De este modo preparará un pueblo bien dispuesto para recibir al Señor.»

3. Abstinencia de bebidas alcohólicas. — La Biblia no prohíbe el tomar vino, pero sí prohíbe el emborracharse. Estamos conscientes que en muchas culturas de América Latina como lo es en España, el uso del vino en la comida es muy común.

a. Para nosotros en los Estados Unidos, y en tantos otros países de América Latina, la cantidad excesiva de bebidas alcohólicas, y de personas que se emborrachan, ha creado un gran problema en nuestra cultura. Hogares destruidos, padres borrachos que golpean a sus esposas, tantas veces manejan sus carros ebrios, causando tantos accidentes y muertes inocentes. Por esa razón, nosotros pedimos a los hermanos que se ABSTENGAN de bebidas alcohólicas, que, aunque no sea pecado tomarlas, puede LLEVARNOS al pecado.

i. La Palabra de Dios dice claramente en 1 Corintios 6:9-10 dice:

(1) «¿No saben que los malvados no heredarán el reino de Dios? ¡No se dejen engañar! Ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los sodomitas, ni los pervertidos sexuales,10 ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los calumniadores, ni los estafadores heredarán el reino de Dios.»

b. En Efesios 5:18 tenemos un ejemplo de la diferencia tan grande que existe entre el tomar bebidas alcohólicas, y el buscar la llenura del Espíritu Santo.

i. «No se emborrachen con vino, que lleva al desenfreno. Al contrario, sean llenos del Espíritu.»

ii. Entiendo muy bien que dice “No se emborrachen con vino” y no solamente tomar. Pero a eso habría que averiguar bien cuando es que una persona se emborracha.

(1) En el estado de California, una persona es considerada legalmente “borracho”, si está manejando su carro con un nivel de alcohol en su cuerpo de 0.8, que según la policía, puede ser que la persona haya tomado una sola copa antes de manejar, porque no todos reaccionan igual. He ahí el peligro de conducir el carro después de una simple copa de vino.

4. La Bendición Sacerdotal. — (Números 6:22-27) «El Señor le ordenó a Moisés:23 «Diles a Aarón y a sus hijos que impartan la bendición a los israelitas con estas palabras: 24 »”El Señor te bendiga y te guarde; 25 el Señor te mire con agrado y te extienda su amor; 26 el Señor te muestre su favor y te conceda la paz.” 27 »Así invocarán mi nombre sobre los israelitas, para que yo los bendiga.»

a. Para concluir este capítulo seis del libro de Números, tenemos la Bendición Sacerdotal. Esta bendición la encontramos en Levíticos 9:22.

b. Encuentros arqueológicos cerca de Jerusalén, confirman este relato. Dos cilindros de plata, con inscripciones de estas bendiciones, fueron descubiertos, y su fecha es de 600 años antes de JESUCRISTO.[5]

c. Noten que esta bendición lleva el nombre de Dios, porque SOLAMENTE Dios es el que puede bendecir. El sacerdocio era quien estaba entre el pueblo y Dios, y ellos BENDECÍAN al pueblo en NOMBRE DE JEHOVÁ.

d. Nosotros en estos días, somos un real sacerdocio, y TODOS, debemos seguir el ejemplo que, como pueblo de Dios, debemos desear la bendición de Dios a los demás creyentes. Por eso un DIOS TE BENDIGA, debe seguir a nuestra conversación cuando nos despedimos, o cuando nos encontramos con algún hermano/a en la fe.

5. Últimas Palabras. — Hay aquí algo para todos recordar, y es que en el Nuevo Testamento, TODOS somos separados para el SERVICIO DEL SEÑOR. Así que hay una buena comparación entre el nazareo del Antiguo Testamento, y el CREYENTE del Nuevo Testamento que es un TIPO del nazareo, por su CONSAGRACIÓN/SEPARACIÓN del mundo.

a. (Romanos 1:7) «Les escribo a todos ustedes, los amados de Dios que están en Roma, que han sido llamados a ser santos. Que Dios nuestro Padre y el Señor Jesucristo les concedan gracia y paz.»

b. Así como los romanos cristianos habían sido llamados a ser santos, así también nosotros hemos sido llamados a ser SANTOS. Eso es a ser SEPARADOS. Como los nazareos, eran separados.

Conclusión:

Oremos.

Notas:


[1]David Daniels, Comentario Bíblico Mundo Hispano, tomo 3, p. 177, editorial Mundo Hispano.

[2]W. E. Bellinger Jr., Leviticus, Numbers, p. 200, Hendrickson Publishers.

[3]Timothy R. Ashley, The New International Commentary of the Old Testament, p. 142, Eerdmans Publishers.

[4]W. E. Bellinger Jr., p. 201.

[5]Ibid., p. 202.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

**Este sermón fue predicado en Marzo, 2009.