El mejor Consejo

Por: pastor Daniel Brito

Título: El mejor consejo

Texto: Proverbios 3:5-6:    «Confía en el Señor de todo corazón,  y no en tu propia inteligencia. Reconócelo en todos tus caminos,  y él allanará tus sendas.»*

Introducción:
Un versículo tan corto y tan simple, pero con los dos mejores consejos que uno pueda darle a otra persona. Salomón hablando aquí como un Padre le hablaría a un hijo para aconsejarlo.  Trataremos los siguientes Puntos:


(1)    El Enfoque: La Soberanía de Dios
(2)    El Método: Confiar en el SEÑOR
(3)    La Medida: Con todo el corazón
(4)    El Aviso: No en tu propia inteligencia
(5)    La Promesa: Él allanará tus sendas

Lección:


1.    El Enfoque: La Soberanía de Dios — No es ningún secreto el saber que nosotros los humanos no sabemos nada de lo que va a ocurrir el día siguiente. En realidad, podemos reducirlo a minutos en vez de un día completo. Nosotros tenemos límites sobre lo que sabemos del futuro. Podemos hacer planes para el futuro cercano y lejano, pero en realidad solamente Dios sabe como las cosas van a desarrollarse.

a.    Nosotros no somos “agentes libres” en este mundo como se le llamaría a los jugadores de muchos deportes. La vida no depende de nosotros solamente, sino del Creador de todas las cosas que es Dios.

i.    Como dicen las Palabras del Profeta Jeremías 10:23: «Señor, yo sé que el hombre  no es dueño de su destino, que no le es dado al caminante dirigir sus propios pasos.»

b.    Dios tiene un plan para cada persona y está en nosotros el buscar la ayuda Soberana de Dios en todas nuestras decisiones para llevar a cabo ese plan. Veremos el siguiente punto.

2.    El Método: Confiar en el SEÑOR. — Según el Texto nos está hablando, confiar en el SEÑOR es depender de Él, y es rendirse en lo absoluto al SEÑOR con toda área de nuestra vida. Sean pequeñas o sean grandes.¹  En 1 Pedro 5:7 dice: «Depositen en él toda ansiedad, porque él cuida de ustedes.»

a.    Una ansiedad es una inquietud, un temor, una preocupación. Cuando nos sentimos así, es simplemente por nuestra ignorancia en cuanto al futuro. Al depositar nuestra confianza en el SEÑOR, recibimos el descanso que necesitamos porque como dice el Texto que leímos: “Porque él cuida de ustedes.”  Sigamos al siguiente punto.

3.    La Medida: Con todo el corazón. —     Una confianza entregada totalmente a Dios. Es el poder descansar en las Promesas de Dios y depender de Su Soberanía, en vez de la propia inteligencia o sabiduría de uno mismo. Debemos recordar las Palabras de nuestro SEÑOR JESUCRISTO en Mateo 16:24: «Luego dijo Jesús a sus discípulos: Si alguien quiere ser mi discípulo, tiene que negarse a sí mismo, tomar su cruz y seguirme.»

a.    Nadie puede confiar en Dios de todo corazón sin antes negarse a sí mismo. Esto es quitar su confianza en sí mismo, y entregarse a Dios del todo, y con todo el corazón. Es subordinar el “ego”, el “yo” de uno a la Voluntad de nuestro SALVADOR. Sigamos con el aviso que con mucha sabiduría el SEÑOR nos da a través de Salomón en el siguiente punto.

4.    El Aviso: No en tu propia inteligencia — Ya hemos aclarado que confiar en Dios con todo el corazón, es negarse al ego personal. El AVISO nos debe recordar que como seres humanos, sufrimos del orgullo personal en cuanto a las decisiones que hacemos, porque no nos gusta que nadie nos diga que tenemos que hacer.

a.    Es muy común que le entreguemos a otros la “responsabilidad” sobre ciertas decisiones, pero en realidad, las decisiones personales sobre nuestra propia vida, no nos gusta entregárselas a nadie.

b.    En esto Dios nos advierte que no confiemos en nuestra propia sabiduría o inteligencia que solamente está viendo el presente y no puede saber el futuro. Veremos el último punto que termina con una Promesa.

5.    La Promesa: Él allanará tus sendas  — “Reconócelo en todos tus caminos” dice el Texto que Salomón escribió, pero mil años después nuestro SEÑOR JESUCRISTO también hizo énfasis en esta verdad tan grande en Mateo 6:33: «Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas les serán añadidas.»

a.    La vida en esta tierra no es fácil, ni tampoco el Texto quiere decir que nunca vamos a tener problemas. Pero lo que sí dice el Texto es que buscando las cosas de Dios primeramente, y eso es confiar en Dios con todo el corazón, hace el camino más fácil. Dios se encarga de guiarlo a uno en Su Soberanía por el camino y el rumbo que Él quiere que uno valla.

b.    La vida entregada a nuestro SEÑOR JESUCRISTO lleva no solamente a un camino allanado o aliviado, pero también a la Vida Eterna. Y esa es una Promesa hermosa y real para todo aquel que entrega su vida al Salvador del mundo.

6.    Resumen.

a.    Dios es Soberano y es el único que conoce el futuro.

b.    La Confianza en Dios muestra nuestra ignorancia en cuanto al futuro, y por ende, la necesidad tan grande que tenemos de depender en el único que conoce y traza el futuro, nuestro Soberano Salvador JESUCRISTO.

Conclusión:
Oremos.

Nota:

1.  Allen P. Ross, The Expositors Bible Commentary, vol. 5, Proverbs, p. 917, Zondervan.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

**Este sermón fue predicado en Junio, 2007.