El Remunerador

Por: pastor Daniel Brito

TÍTULO: El Remunerador

TEXTO: Hebreos 11:6:

«En realidad, sin fe es imposible agradar a Dios, ya que cualquiera que se acerca a Dios tiene que creer que él existe y que recompensa a quienes lo buscan

INTRODUCCIÓN:

La Biblia no trata de defender el tema de la existencia de Dios, al contrario, lo da por asentado. Nos dice el Salmo 14:1: «Dice el necio en su corazón: “No hay Dios.”» Pero para aquellos que le buscan, hay recompensa. En esta noche estaremos tratando el tema del REMUNERADOR, o sea, el que RECOMPENSA. Trataremos los siguientes Puntos:

1) Trasfondo

2) La Confianza en Dios.

3) La Recompensa.

4) La Recompensa Final.

LECCIÓN:

  1. Trasfondo. – El autor de Hebreos había estado hablando del peligro de REGRESAR al pasado, o sea, de dejar la FE en JESUCRISTO, y volverse al judaísmo. Ya que la Epístola iba dirigida a judíos Cristianos.

    1. En el verso anterior el cual es el 39, del capítulo 10, el apóstol dice: «Pero nosotros no somos de los que se vuelven atrás y acaban por perderse, sino de los que tienen fe y preservan su *vida.».

    1. Así presenta ahora al capítulo 11, el cual es conocido como el capítulo de la FE, y de los Héroes de la FE, aquellos que en la antigüedad fueron FIELES al SEÑOR bajo circunstancias adversas.

  1. La confianza en Dios. – No hay nada más simple que lo que hemos leído en nuestro Texto, y es que para buscar a Dios no se necesita tener un conocimiento especial, ni una educación universitaria.

    1. La existencia de Dios se hace real en todas las cosas que uno puede ver. Cuando uno mira un reloj, uno se da cuenta de la existencia de un relojero que lo hizo. Una persona que no cree en Dios, necesita tener mucha fe en su propia incredulidad, siendo que la creación habla de un CREADOR, así como el reloj habla de un relojero.

    1. Veamos la siguiente explicación:

      1. «El argumento del autor es el siguiente: Todo el que se acerca al Dios invisible, busca en Él dos cosas fundamentales: Perdón y Bendición. Por tanto, es menester que crea (puesto que no lo ve), no sólo en la existencia de ese Dios, sino también en Su providencia amorosa para con aquellos que lo buscan. De ahí la necesidad absoluta de la FE para agradar a Dios.»i

  1. La Recompensa. – La confianza en el Dios real no queda sin recompensa en esta tierra. Porque aquellos que confían en Dios, son los que como dice el Texto: «Buscan» a Dios. La búsqueda de Dios y la entrega a Él, tiene recompensa aquí en la tierra. Debemos aclarar que cuando hablamos de «Recompensa», o «Pago», es fácil pensar en algo que uno merece, pero nosotros en realidad no merecemos nada de parte de Dios. Todo lo que Dios nos da, es por GRACIA, eso es sin MERECERLO. Veremos una recompensa muy importante que Dios nos da aquí en la Tierra.

    1. El que confía en Dios, tiene Paz. ¿Paz con quién? Paz con Dios. La paz es algo que es deseada por todos. El irse a la cama y dormir en paz, es algo grande. Isaías 26:3 dice:

      1. «Al de carácter firme lo guardarás en perfecta paz, porque en ti confía

      1. JESUCRISTO también dijo en Juan 14:27:

        1. «La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden

    1. El mundo teme a la incertitud de los eventos mundiales. La economía fluctúa todo el tiempo. Muchos temen en perder sus casas, o sus trabajos. El que confía en DIOS, sabe que las cosas en esta tierra son perecederas, pero las cosas de DIOS son eternas.

      1. Es por eso que en medio de esa incertitud, el que CONFÍA en Dios es RECOMPENSADO por DIOS con esa paz que sólo Él puede dar.

  1. La RECOMPENSA final. – Para el que confía en Dios, la fragilidad de esta vida lo hace pensar más y más en esa Recompensa final que sólo JESUCRISTO puede dar. Es muy diferente para aquellos que no creen en Dios, porque no tienen esperanza para el más allá.

    1. Entonces para el que no cree en DIOS, el más allá es solamente algo que se teme. Si Dios no existe, entonces la vida termina aquí. ¡Qué incertidumbre tan grande la de tanta gente! Han escogido el negar la existencia del único Dios Creador, que tiene el futuro y el más allá en Sus manos. Veamos lo que dice la Biblia sobre la recompensa final.

      1. JESUCRISTO dijo en Juan 14:1:

        1. «No se angustien. Confíen en Dios, y confíen también en mí. 2 En el hogar de mi Padre hay muchas viviendas; si no fuera así, ya se lo habríadicho a ustedes. Voy a prepararles un lugar. 3 Y si me voy y se lo preparo, vendré para llevármelos conmigo. Así ustedes estarán donde yo esté

    1. Hay un lugar para los que confían en JESUCRISTO después de la muerte. El apóstol Pablo dijo en 2ª Corintios 5:8:

      1. «Así que nos mantenemos confiados, y preferiríamos ausentarnos de este cuerpo y vivir junto al Señor

      1. El apóstol Pablo nos dice algo bien claro, y es que para el creyente que confía en JESUCRISTO, el ausentarse del cuerpo, eso es morirse, es ir directamente al Cielo para estar en la presencia de nuestro SEÑOR.

    1. Para concluir, aquellos que confían en el SEÑOR, lo buscan y se entregan a Él. Esa entrega encuentra una Recompensa grande en esta vida terrenal, y aún más en la Eternidad.

Conclusión

Oremos…

*Toda referencia Bíblica ha sido tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

i Francisco Lacueva, Comentario Bíblico de Matthew Henry, p. 1812, editorial CLIE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s