Gloria a Dios en las Alturas

Por: pastor Daniel Brito                                                                                             

Título: Gloria a Dios en las Alturas                                        

Texto: Lucas 2:8-20:

«En esa misma región había unos pastores que pasaban la noche en el campo, turnándose para cuidar sus rebaños.9 Sucedió que un ángel del Señor se les apareció. La gloria del Señor los envolvió en su luz, y se llenaron de temor.10 Pero el ángel les dijo: «No tengan miedo. Miren que les traigo buenas *noticias que serán motivo de mucha alegría para todo el pueblo.11 Hoy les ha nacido en la ciudad de David un Salvador, que es *Cristo el Señor.12 Esto les servirá de señal: Encontrarán a un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre.»

13 De repente apareció una multitud de ángeles del cielo, que alababan a Dios y decían:

14 «Gloria a Dios en las alturas,

      y en la tierra paz a los que gozan de su buena voluntad.»

15 Cuando los ángeles se fueron al cielo, los pastores se dijeron unos a otros: «Vamos a Belén, a ver esto que ha pasado y que el Señor nos ha dado a conocer.»

16 Así que fueron de prisa y encontraron a María y a José, y al niño que estaba acostado en el pesebre.17 Cuando vieron al niño, contaron lo que les habían dicho acerca de él,18 y cuantos lo oyeron se asombraron de lo que los pastores decían.19 María, por su parte, guardaba todas estas cosas en su corazón y meditaba acerca de ellas.20 Los pastores regresaron glorificando y alabando a Dios por lo que habían visto y oído, pues todo sucedió tal como se les había dicho..»*                                    

Introducción:

Para muchos, Navidad es un tiempo de fiestas, de borracheras, y todo tipo de desenfreno. Para otros, Navidad es un tiempo de recibir y dar regalos. ¡Cuanta gente no se endeuda en tiempo de Navidad! Pero notemos que Navidad es en realidad la celebración de la Encarnación del Hijo Eterno de Dios. Ese nacimiento milagroso, cambió la historia del ser humano por completo.  Trataremos los siguientes puntos:

(1)        El Anuncio.

(2)        Gloria a Dios en las Alturas.

(3)        El Niño en un Pesebre.

(4)        Paz en la Tierra.


Lección:

1.         El Anuncio. – Esta historia comienza con el anuncio de un ángel a unos simples pastores de ovejas. El ángel estaba anunciando el evento más importante en la historia del ser humano: La Encarnación del Hijo de Dios.

a.         Seguramente que todos sabemos la historia de Adán y Eva. El pecado entró en la humanidad por medio de Adán, y es por eso que Romanos 3:23 dice:

i.          «Pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios»

ii.         Y también dice en Romanos 5:12:

(1)        «Por medio de un solo hombre el pecado entró en el mundo, y por medio del pecado entró la muerte; fue así como la muerte pasó a toda la humanidad, porque todos pecaron»

b.         Es por eso que ese anuncio de el ángel era tan importante, porque él anunciaba la llegada del que iba a salvar al mundo de sus pecados.


2.         Gloria a Dios en las Alturas. – Después que el ángel les da las instrucciones de como encontrar al Niño JESÚS en un pesebre, dice el Texto Sagrado que apareció una multitud de ángeles. Quien sabe cuantos cientos o tal vez miles de ángeles se juntaron para cantar y glorificar a Dios. El verso 14 dice: «Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz a los que gozan de su buena voluntad.»

a.         Gloria a Dios en las Alturas, no era solamente en los lugares altos de la tierra, sino en los lugares Celestiales. La Majestad de Dios abarca todo el universo.

i.          La salvación no viene de los hombres, sino que viene de Dios. Es por eso que la ADORACIÓN es dirigida a Dios, quien nos ha otorgado la salvación solamente por medio de JESUCRISTO.

b.         Esta era una alabanza porque el último Adán había llegado. JESUCRISTO el Hijo de Dios, se había hecho hombre, nacido de una mujer, pero sin pecado, para redimir al ser humano de la condenación del pecado. 1 Corintios 15:45 dice:

i.          «Así está escrito: «El primer hombre, Adán, se convirtió en un ser viviente»; el último Adán, en el Espíritu que da vida.»

c.         Los ángeles anunciaban con esas alabanzas a Dios por quien el verdadero CAMBIO había llegado a la tierra, y era porque el Salvador del mundo había nacido en Belén de Judea. Por eso dice Mateo 1:21:

i.          «Dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.»

ii.         El Nombre de JESÚS proviene de “Josué” en hebreo, que quiere decir “Jehová Salva,” o “la salvación viene de Jehová.”


3.         El Niño en un Pesebre. – ¡Qué difícil para uno entender la Encarnación del Hijo de Dios! ¿Cómo es que el Dios eterno se hizo hombre? Por eso debemos recordar las Palabras de nuestro SEÑOR en Lucas 18:27: «Lo que es imposible para los hombres es posible para Dios -aclaró Jesús.»

a.         Pero ese niño que se veía indefenso en el pesebre como cualquier otro niño, fue creciendo cien por ciento hombre, y cien por ciento Dios. Veamos algunas cosas.

i.          Lo vemos a los 12 años de edad discutiendo en el Templo con los líderes religiosos. Lucas 2:49 dice:

(1)        «¿Por qué me buscaban? ¿No sabían que tengo que estar en la casa de mi Padre?»

ii.         Luego vemos como el Texto dice que JESÚS crecía en Sabiduría y estatura. Pero noten que el Texto dice que gozaba del favor de Dios pero también de los hombre. Lucas 2:52:

(1)        «Jesús siguió creciendo en sabiduría y estatura, y cada vez más gozaba del favor de Dios y de toda la gente.»

iii.        Luego lo vemos siendo Bautizado por Juan el Bautista y se oye la Voz de Dios que le dice: Tu eres Mi Hijo Amado. Noten la importancia de la distinción de Personas en la Deidad, el Padre y el Hijo, y el Espíritu Santo. Pero noten también el desarrollo del Verdadero JESUCRISTO HOMBRE, el Hijo de Dios. De estar envuelto en pañales, ahora está comenzando el ministerio terrenal que lo llevaría a dar Su Vida por los seres humanos. Lucas 3:21-22 dice:

(1)        «Un día en que todos acudían a Juan para que los bautizara, Jesús fue bautizado también. Y mientras oraba, se abrió el cielo,22 y el Espíritu Santo bajó sobre él en forma de paloma. Entonces se oyó una voz del cielo que decía: «Tú eres mi Hijo amado; estoy muy complacido contigo.»

iv.        Luego lo encontramos en la Cruz del Calvario dando Su Vida por TODOS nosotros. El apóstol Pablo inspirado por el Espíritu Santo, revela el amor de Dios hacia la humanidad al dar Su Hijo para morir por nuestros pecados. Romanos 5:8 dice:

(1)        «Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros.»


4.         Paz en la Tierra. – En un mundo lleno de guerras y conflictos, notemos que el canto de los ángeles era uno de adoración a Dios, y de anunciar Paz hacia los hombres. Los seres humanos buscan la paz por medio de tratados políticos. Cuantas veces no se elige a un político que anuncia cambios, paz y prosperidad. Pero la verdadera PAZ solamente la puede dar nuestro SEÑOR JESUCRISTO.

a.         El Nacimiento de JESÚS, el niño en pañales, era una señal de la Paz de Dios entre los hombres. Veamos lo que dice nuestro Salvador en Juan 14:27:

i.          «La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden.»

b.         La verdadera paz, es la paz que solamente Dios le puede dar al pecador que entrega su vida a JESUCRISTO y se arrepiente de sus pecados. Esa es la paz que viene como producto de la Reconciliación entre Dios y el hombre. Y ese es el llamado que Dios todavía le hace al hombre y es el de venir a RECONCILIARSE con Él. 2 Corintios 5:19-20 dice:

i.          «Esto es, que en Cristo, Dios estaba reconciliando al mundo consigo mismo, no tomándole en cuenta sus pecados y encargándonos a nosotros el mensaje de la reconciliación.20 Así que somos embajadores de Cristo, como si Dios los exhortara a ustedes por medio de nosotros: «En nombre de Cristo les rogamos que se reconcilien con Dios.»

c.         Luego encontramos al Cristo Resucitado que se les aparece a sus discípulos y les dice:

i.          «Al atardecer de aquel primer día de la semana, estando reunidos los discípulos a puerta cerrada por temor a los judíos, entró Jesús y, poniéndose en medio de ellos, los saludó. -¡La paz sea con ustedes!»

d.         Es por eso que ese es el Mensaje de la Navidad: Un Mensaje de la verdadera Paz que solamente JESUCRISTO puede dar. Por eso cantamos el himno antiguo que dice:

i.          “Al Mundo Paz, Nació JESÚS. Nació ya Nuestro Rey.”

e.         ¿Haz experimentado la Verdadera Paz en tu vida? A esto podemos repetir: «En nombre de Cristo les rogamos que se reconcilien con Dios.»


Conclusión:

Oremos.                                                                


*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

**Este sermón fue predicado en Diciembre, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s