Esperando al SEÑOR

Por: pastor Daniel Brito

TÍTULO: Esperando al SEÑOR

TEXTO: Lucas 12:35-40

«Manténganse listos, con la ropa bien ajustada y la luz encendida.36 Pórtense como siervos que esperan a que regrese su señor de un banquete de bodas, para abrirle la puerta tan pronto como él llegue y toque.37 Dichosos los siervos a quienes su señor encuentre pendientes de su llegada. Créanme que se ajustará la ropa, hará que los siervos se sienten a la mesa, y él mismo se pondrá a servirles.38 Sí, dichosos aquellos siervos a quienes su señor encuentre preparados, aunque llegue a la medianoche o de madrugada.39 Pero entiendan esto: Si un dueño de casa supiera a qué hora va a llegar el ladrón, estaría pendiente para no dejarlo forzar la entrada.40 Así mismo deben ustedes estar preparados, porque el Hijo del hombre vendrá cuando menos lo esperen

INTRODUCCIÓN:

El tema de la Segunda Venida de nuestro SEÑOR JESÚS es una PROMESA que todo creyente debe recordar, ya que en ella encontramos nuestro FUTURO ETERNO. Trataremos los siguientes Puntos:

  1. Trasfondo

  2. La FALTA de esperanza en las religiones y sectas de este mundo

  3. El Plan de Dios

  4. La Espera

  5. La Expectativa

  6. El esperar a nuestro SEÑOR es un estilo de vida

LECCIÓN:

  1. Trasfondo. – En este capítulo 12 de Lucas, el SEÑOR JESÚS había estado hablando sobre el NO hacer tesoros en la tierra, donde la persona lo puede perder todo. Más bien el discípulo debe hacer TESOROS en el Cielo, donde no hay nada que lo pueda robar o echar a perder. Esas enseñanzas nos muestran donde es que el discípulo debe tener su corazón. Así entonces ahora el SEÑOR JESÚS pasa al tema de cómo es que el buen discípulo espera al SEÑOR cuando venga por Su Iglesia.

  1. La FALTA de esperanza en las religiones y sectas de este mundo. – Las religiones orientales basan sus creencias en el «karma», aquello que define sus acciones, sean buenas o malas, basado en innumerables reencarnaciones, hasta llegar a lo que se puede definir mejor como una «aniquilación» en lo que la persona llega a una unidad con la divinidad. ¿Qué esperanza hay en eso?

    1. Otras religiones y sectas como el Islam, Mormones, Testigos de Jehová, etc., no proveen ninguna esperanza concreta para sus adherentes aquí en la tierra.

    1. Noten que lo único que proveen es cierto tipo de salvación por obras donde la persona no está segura qué es lo que le espera después de la muerte.

  1. El PLAN de DIOS. – (Hechos 1:9-11) «Habiendo dicho esto, mientras ellos lo miraban, fue llevado a las alturas hasta que una nube lo ocultó de su vista.10 Ellos se quedaron mirando fijamente al cielo mientras él se alejaba. De repente, se les acercaron dos hombres vestidos de blanco, que les dijeron: 11 -Galileos, ¿qué hacen aquí mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido llevado de entre ustedes al cielo, vendrá otra vez de la misma manera que lo han visto irse

    1. Habiendo visto el vacío encontrado en las religiones y sectas de este mundo donde no existe una VERDADERA ESPERANZA, pasamos ahora a lo que la PALABRA DE DIOS dice sobre el PLAN de DIOS para el ser humano. Así podemos notar que este es uno de los tantos temas que encontramos en las Sagradas Escrituras que nos muestra como Dios como Creador de todas las cosas, tiene un PLAN bien formado.

    1. En el PLAN de DIOS podemos notar la solución para el pecado original de Adán y Eva, con la Encarnación del mismo HIJO DE DIOS quien se hizo pariente cercano del ser humano, para morir en la Cruz del Calvario por nuestros pecados, RESUCITANDO al tercer día, mostrando que quien murió en la Cruz, fue el mismo DIOS.

    1. Pero el PLAN de DIOS no termina ahí, hay esperanza para todo aquel que ha puesto su ESPERANZA en el SEÑOR JESÚS, y es que el discípulo, va a pasar la ETERNIDAD con el SEÑOR JESÚS.

      1. Así que el RETORNO de JESUCRISTO es el PLAN que todavía no se ha cumplido, pero ha sido PROMETIDO por nuestro SEÑOR JESÚS.

  1. La espera. – La vida del creyente no es una de CUMPLIR solamente al ir a la iglesia los Domingos, o asistir a ciertos eventos de vez en cuando, sino que es una vida de ESPERA por su SEÑOR. Una vida que ESPERA a su SEÑOR, es una vida entregada. Nadie puede esperar a su SEÑOR si no está listo para encontrarlo. Por eso JESUCRISTO dijo que Él viene cuando NADIE lo espera. Veamos DOS puntos importantes sobre la ESPERA:

    1. Para ESPERAR hay que entregarle la vida al SEÑOR JESUCRISTO.

    1. Para ESPERAR hay que hacerse SIERVOS de JESUCRISTO; eso es una ENTREGA total.

      1. Así que siendo que los ladrones no envían aviso para anunciarse, la única manera para estar listos para la llegada del ladrón es estar listo todo el tiempo. Así que si uno no quiere ser sorprendido, uno debe estar listo todo el tiempo para la Venida del Hijo del Hombre.i

  1. La expectativa. – (Filipenses 1:6) «Estoy convencido de esto: el que comenzó tan buena obra en ustedes la irá *perfeccionando hasta el día de Cristo Jesús.»

    1. Toda persona vive en expectativa de lo que va a hacer, o de lo que espera. Muchos esperan el Día de su graduación, o del comienzo de un nuevo trabajo, o de un viaje de vacaciones, o tal vez del nacimiento de un bebé. Esas esperanzas son parte de la vida humana.

    1. El Cristiano(a), tiene todas esas esperanzas tan comunes para el ser humano, pero la esperanza suprema de nuestras vidas es el ESPERAR a nuestro SEÑOR JESÚS.

      1. El esperar a nuestro SEÑOR muestra que estamos listos para el futuro cercano o lejano. Eso es porque la ESPERA se hace por haber hecho una decisión de entregarle al SEÑOR la vida de uno, y eso hace que la espera sea REAL.

      1. El futuro cercano es incierto. Eso lo vemos en estos días con el problema de la economía donde muchos han perdido sus casas, y otros temen perder sus empleos.

      1. El futuro cercano es incierto también por causa de las enfermedades, las guerras y rumores de guerras.

    1. Pero en medio de la incertitud del futuro, está la ESPERANZA puesta en el Regreso de nuestro SEÑOR, que nos hace recordar que el FUTURO está en las manos de Dios. Así podemos decir otra vez: «Estoy convencido de esto: el que comenzó tan buena obra en ustedes la irá *perfeccionando hasta el día de Cristo Jesús.»

  1. El esperar a nuestro SEÑOR es un estilo de vida. – (Tito 2:11-14) «En verdad, Dios ha manifestado a toda la *humanidad su gracia, la cual trae salvación 12 y nos enseña a rechazar la impiedad y las pasiones mundanas. Así podremos vivir en este mundo con justicia, piedad y dominio propio, 13 mientras aguardamos la bendita esperanza, es decir, la gloriosa venida de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo. 14 Él se entregó por nosotros para rescatarnos de toda maldad y purificar para sí un pueblo elegido, dedicado a hacer el bien.»

    1. Mientras esperamos la «Bendita Esperanza», nos muestra una vida que espera a su SEÑOR en OBEDIENCIA. Como dice un comentarista:

      1. «Este pensamiento, esta espera habitual es lo más propio para destruir en nosotros “las concupiscencias mundanas,” y para desarrollar la vida cristiana y santa cuyos principales caracteres acaba de trazar el apóstol.»ii

      1. El apóstol Pablo lo expresa aun con más claridad al decir en Gálatas 2:20:

        1. «He sido crucificado con Cristo, y ya no vivo yo sino que Cristo vive en mí. Lo que ahora vivo en el cuerpo, lo vivo por la fe en el Hijo de Dios, quien me amó y dio su vida por mí

    1. ¿Qué quiere decir Pablo con eso? Que su vida ya no la vivía para sí solamente, sino que ahora tenía puesta su mirada no sólo en los quehaceres de esta vida, sino en lo más importante y es en la ETERNIDAD.

      1. O sea, el apóstol Pablo había CRUCIFICADO su VOLUNTAD con CRISTO, para así poder vivir una vida entregada totalmente a la VOLUNTAD de DIOS.

    1. Es por eso que el ESPERAR el Regreso de JESUCRISTO, es un estilo de vida, es una esperanza, es un deseo.

Conclusión

Oremos…

*Todo Texto Bíblico sin otra indicación, ha sido tomado de la Santa Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

i Nolland, John, Word Biblical Commentary, Volume 35b: Luke 9:21-18:34, (Dallas, Texas: Word Books, Publisher) 1998.

ii L. Bonnet, tomo 3, p. 750, Casa Bautista de Publicaciones.

2 pensamientos en “Esperando al SEÑOR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s