La Vida Eterna

Por: pastor Daniel Brito

Título: La Vida Eterna

Texto: Juan 3:36

«El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rechaza al Hijo no sabrá lo que es esa vida, sino que permanecerá bajo el castigo de Dios.»

Introducción:

El Evangelio de Juan nos presenta a JESÚS cien por ciento Dios, y cien por ciento Hombre, y como el ÚNICO CAMINO al CIELO. Trataremos los siguientes puntos:

(1) El gran contraste.

(2) Un recordatorio de lo que creer es.

(3) El rechazo y la desobediencia.

(4) ¿Por qué se pierden tantos?

(5) Seguridad eterna para el que cree.

Lección:

1. El gran contraste. —El ser humano casi siempre tiende a ser miope en su forma de distinguir lo eterno con lo que es pasajero, o perecedero. El miope es alguien que puede ver de cerca, pero necesita lentes para ver de lejos.

a. En este TEXTO, tenemos DOS contrastes:

i. El primero es la VIDA ETERNA.

ii. El segundo es la CONDENACIÓN ETERNA.

b. Veamos 1 Juan 1:1-5:

i. «Lo que ha sido desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros propios ojos, lo que hemos contemplado, lo que hemos tocado con las manos, esto les anunciamos respecto al *Verbo que es vida.2 Esta vida se manifestó. Nosotros la hemos visto y damos testimonio de ella, y les anunciamos a ustedes la vida eterna que estaba con el Padre y que se nos ha manifestado.3 Les anunciamos lo que hemos visto y oído, para que también ustedes tengan comunión con nosotros. Y nuestra comunión es con el Padre y con su Hijo *Jesucristo.4 Les escribimos estas cosas para que nuestra alegría sea completa.»

ii. Noten que el apóstol Juan presenta a JESUCRISTO como la MANIFESTACIÓN de la vida eterna, y nos dice que si conociéramos lo que la vida eterna es, entonces debemos conocer a JESUCRISTO. Él declara que él vio a la VIDA ETERNA en PERSONA, en JESÚS. Noten como él nos muestra la mezcla de lo tangible, con lo que es intangible.

2. Un recordatorio de lo que creer es. —CREER en JESÚS, es una acción de la VOLUNTAD humana, donde uno acepta la conclusión y se entrega a ÉL. FE es una obediencia moral, una entrega total, y el CEDERLE la vida completa a JESUCRISTO.

a. De ahí la definición de FE en Hebreos 11:1:

i. «Ahora bien, la fe es la garantía de lo que se espera, la certeza de lo que no se ve.»

ii. Y la definición de lo que una vida de FE es:

(1) (Hebreos 11:2) «Gracias a ella fueron aprobados los antiguos.»

(2) De ahí que el autor de Hebreos sigue con la historia de los antiguos héroes de la fe, que por medio de la FE en la Palabra de Dios, fueron OBEDIENTES.

iii. Una vida de FE es una vida entregada a JESUCRISTO.

3. El rechazo y la desobediencia. «El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rechaza al Hijo no sabrá lo que es esa vida, sino que permanecerá bajo el castigo de Dios.» La Biblia de las Américas lee así: «El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que no obedece al Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios permanece sobre él.»

a. No hay ninguna diferencia entre ambas versiones. Una dice: el que rechaza, y la otra dice: el que no obedece.

i. Es muy claro que RECHAZAR suena más fuerte, como algo que ha sido descartado.

ii. Mientras que la DESOBEDIENCIA suena como algo común, algo que todo ser humano experimenta.

iii. Pero es muy claro que la DESOBEDIENCIA es igual que el RECHAZO, y en esto el TEXTO está bien claro.

b. Por eso el mismo JESÚS dijo:

i. (Juan 14:15) «Si ustedes me aman, obedecerán mis mandamientos.»

ii. Y también dice: «¿Quién es el que me ama? El que hace suyos mis mandamientos y los obedece. Y al que me ama, mi Padre lo amará, y yo también lo amaré y me manifestaré a él.» (Juan 14:21).

iii. Noten que AMAR A JESUCRISTO es lo mismo que GUARDAR SUS MANDAMIENTOS. No se puede AMAR sin guardar Sus Mandamientos.

4. ¿Por qué se pierden tantos? —Esa pregunta es muy común, al igual que la pregunta sobre sí hay otros medios de salvación. Cuando el ser humano ve a alguna gente ser muy religiosa, tiende a preguntarse sobre la sinceridad de esas personas, y qué pasa si nunca han escuchado hablar de JESUCRISTO.

a. Veamos lo que la Palabra de Dios dice sobre el tema que ya hemos estado tratando. Juan 3:17-21 dice:

i. «Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para salvarlo por medio de él.18 El que cree en él no es condenado, pero el que no cree ya está condenado por no haber creído en el nombre del Hijo unigénito de Dios.19 Ésta es la causa de la condenación: que la luz vino al mundo, pero la *humanidad prefirió las tinieblas a la luz, porque sus hechos eran perversos.20 Pues todo el que hace lo malo aborrece la luz, y no se acerca a ella por temor a que sus obras queden al descubierto.21 En cambio, el que practica la verdad se acerca a la luz, para que se vea claramente que ha hecho sus obras en obediencia a Dios.»

b. Notemos tres cosas sobre esto:

i. La primera es que es la persona misma la que se condena a sí mismo, porque al no creer en JESUCRISTO para vida eterna, está siendo condenado por su propia creencia o falta de creencia, para condenación eterna.

ii. La segunda es que es solamente a través de JESUCRISTO que la persona puede ser salva. No importa la religiosidad, o la sinceridad que la persona reclame tener, porque es solamente a través de JESUCRISTO, que la persona puede ser salva.

iii. La tercera es que la mayoría de la gente prefiere seguir haciendo lo que hace, y no quiere que la LUZ de Dios los alumbre. Con esto el apóstol Juan nos ilustra el contraste entre LUZ y TINIEBLAS.

(1) El que rechaza al Hijo JESÚS, está en tinieblas, y no quiere que la LUZ (DIOS) lo alumbre. Porque la LUZ revela sus hechos que no son buenos.

5. Seguridad eterna para el que cree. —Para concluir esta lección, regresamos a lo que estuvimos hablando al principio y es sobre la CONDICIÓN de los que CREEN en el HIJO JESÚS.

a. Veamos el contraste con los que rechazan a JESÚS y viven en oscuridad. 1 Juan 1:7 dice:

i. «Pero si vivimos en la luz, así como él está en la luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de su Hijo Jesucristo nos limpia de todo pecado.»

ii. Los que CREEN en JESUCRISTO, viven en la LUZ, y quieren que la LUZ los alumbre.

iii. Y luego nuestro TEXTO de apertura:

(1) (Juan 3:36) «El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rechaza al Hijo no sabrá lo que es esa vida, sino que permanecerá bajo el castigo de Dios.»

b. Hemos aclarado que la vida eterna se comienza a vivir en esta vida terrenal. Hay seguridad para aquellos que CREEN EN JESUCRISTO, y entregan sus vidas al SALVADOR del mundo.

Conclusión:

Oremos.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.*

**Este sermón fue predicado en Junio, 2009.**

2 pensamientos en “La Vida Eterna

  1. BENDICIONES PASTOR, NO QUIERO MOLESTARLO , PERO QUIERO PEDIRLE UN GRAN FAVOR SI PUDIERA MANDARME UN ESTUDIO DE LA CARTA A LOS ROMANOS, GRACIAS PASTOR QUE DIOS SIGA BENDICIENDOLE COMO LO HA HECHO HASTA AHORA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s