Estudios en Romanos: Problemas de Conciencia

Por: pastor Daniel Brito

Titulo: Estudios en Romanos: Problemas de Conciencia

Texto: Romanos 14:1-9

“Reciban al que es débil en la fe, pero no para entrar en discusiones.2 A algunos su fe les permite comer de todo, pero hay quienes son débiles en la fe, y sólo comen verduras.3 El que come de todo no debe menospreciar al que no come ciertas cosas, y el que no come de todo no debe condenar al que lo hace, pues Dios lo ha aceptado.4 ¿Quién eres tú para juzgar al siervo de otro? Que se mantenga en pie, o que caiga, es asunto de su propio señor. Y se mantendrá en pie, porque el Señor tiene poder para sostenerlo.5 Hay quien considera que un día tiene más importancia que otro, pero hay quien considera iguales todos los días. Cada uno debe estar firme en sus propias opiniones.6 El que le da importancia especial a cierto día, lo hace para el Señor. El que come de todo, come para el Señor, y lo demuestra dándole gracias a Dios; y el que no come, para el Señor se abstiene, y también da gracias a Dios.7 Porque ninguno de nosotros vive para sí mismo, ni tampoco muere para sí.8 Si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Así pues, sea que vivamos o que muramos, del Señor somos.9 Para esto mismo murió Cristo, y volvió a vivir, para ser Señor tanto de los que han muerto como de los que aún viven.”

Introducción:

Seguimos con nuestro estudio de la Epístola a los Romanos; ahora nos toca estudiar el tema de problemas de conciencia.

Lección:

1.Cristianos Inmaduros. – En este capítulo, el apóstol Pablo se dirige a dos grupos: los débiles en la fe, y los fuertes en la fe. Los débiles en la fe, se le pueden llamar así a los cristianos inmaduros, que tal vez tienen poco tiempo en el Evangelio, o que tal vez nunca han madurado. Esos casi siempre están viendo las faltas de otros.

1.Los débiles en la fe en la iglesia de Roma, eran probablemente una mezcla de judíos que habían salido del judaísmo, y todavía querían guardar las leyes ceremoniales respecto a las comidas, y siendo que en el vers. 21 menciona el vino que no estaba prohibido en la Ley de Moisés, es probable que también se incluye gentiles que salieron de cierto tipo de ascetismo pagano antes de convertirse, y quisieron guardar sus creencias extremistas.

2.El problema aquí no es un problema de pecado, ni tampoco es un problema DOCTRINAL. Es un problema típico en el ser humano, y es la diferencia de opiniones en las cosas pequeñas.

3.El problema parece ser el mismo que el apóstol Pablo menciona en su primer carta a los Corintios. Veamos en el siguiente punto.

2.Doctrinas Secundarias. – (1 Corintios 8:1-8) “En cuanto a lo sacrificado a los ídolos, es cierto que todos tenemos conocimiento. El conocimiento envanece, mientras que el amor edifica.2 El que cree que sabe algo, todavía no sabe como debiera saber.3 Pero el que ama a Dios es conocido por él. 4 De modo que, en cuanto a comer lo sacrificado a los ídolos, sabemos que un ídolo no es absolutamente nada, y que hay un solo Dios.5 Pues aunque haya los así llamados dioses, ya sea en el cielo o en la tierra (y por cierto que hay muchos «dioses» y muchos «señores»),6 para nosotros no hay más que un solo Dios, el Padre, de quien todo procede y para el cual vivimos; y no hay más que un solo Señor, es decir, Jesucristo, por quien todo existe y por medio del cual vivimos. 7 Pero no todos tienen conocimiento de esto. Algunos siguen tan acostumbrados a los ídolos, que comen carne a sabiendas de que ha sido sacrificada a un ídolo, y su conciencia se contamina por ser débil.8 Pero lo que comemos no nos acerca a Dios; no somos mejores por comer ni peores por no comer.”

1.Debemos recordar que en los tiempos antiguos no había refrigeración, y la carne que salía en la mañana para venderse, se termina en ese mismo día. Mucha de esa carne era llevada a los templos paganos y ofrecida a los demonios (ídolos), y luego era vendida, sea en el mismo templo, o en las carnicerías. Parece ser que eso es exactamente lo que estaba ocurriendo en la iglesia de Roma; y había causado cierto distanciamiento entre algunos hermanos(as).

2.El apóstol Pablo sabía muy bien que los ídolos en la tierra de los gentiles abundaban. Y él también sabía muy bien que todo eso era ofrecido en realidad a los demonios. Pero aclara que aunque es ofrecida a un ídolo, esos dioses no existen; porque hay UN SOLO DIOS.

3.Las DOCTRINAS SECUNDARIAS son aquellas por la que podemos estar en desacuerdo.

1.Algunos hermanos o hermanas, creen que se debe orar de una manera, o por tanto tiempo al día.

2.Otros creen uno se tiene que vestir de cierta forma solamente para ir al templo.

3.Otros creen que se tienen que hacer cierta cantidad de ayunos por ciertas razones.

4.Otros creen que para sentir la presencia de Dios hay que gritar, o brincar.

4.Como pueden notar, todas esas son doctrinas secundarias, por la que podemos ponernos de acuerdo para estar en desacuerdo.

3.El Problema del Sábado. – (Romanos 14:5-7) “Hay quien considera que un día tiene más importancia que otro, pero hay quien considera iguales todos los días. Cada uno debe estar firme en sus propias opiniones.6 El que le da importancia especial a cierto día, lo hace para el Señor. El que come de todo, come para el Señor, y lo demuestra dándole gracias a Dios; y el que no come, para el Señor se abstiene, y también da gracias a Dios.”

1.No hay duda que el día que algunos preferían era el Sábado; eso nos muestra que el apóstol se estaba dirigiendo a Judíos y a gentiles.

2.EXPLICACIÓN: Debo aclarar que el apóstol Pablo se estaba dirigiendo a personas que creían que había que guardar el Sábado, pero parece ser que eran “débiles” porque seguramente que se escandalizaban con otros que no lo hacían, pero no parece que eran JUDAIZANTES.

1.Los Judaizantes hostigaban a los que no guardaban el Sábado, y al mismo tiempo TODA la ley de Moisés.

2.Una característica de los JUDAIZANTES era el obligar a que los hombres gentiles se circuncidaran para ser salvos.

3.De ahí que podemos notar que no se estaba tratando de JUDAIZANTES, sino de cristianos que todavía eran débiles en la fe.

4.Eso lo podemos notar de una forma fácil, porque el apóstol Pablo ha tratado el tema de la ley de Moisés y La Gracia, de una forma extensa en esta Epístola, y aun maas en la Epístola a los Gálatas.

4.El mensaje es de SOBRELLEVARNOS, y cuidarnos de no juzgar para condenar. Aquí no se nos dice que aceptemos PECADOS. El tema NO es de prácticas pecaminosas, más bien es un tema de prácticas ceremoniales. En las cosas que no son ESENCIALES, podemos ponernos de acuerdo, para estar en desacuerdo.

5.El Tribunal de CRISTO. – (Romanos 14:10-12) “Tú, entonces, ¿por qué juzgas a tu hermano? O tú, ¿por qué lo menosprecias? ¡Todos tendremos que comparecer ante el tribunal de Dios!11 Está escrito: «Tan cierto como que yo vivo —dice el Señor—, ante mí se doblará toda rodilla y toda lengua confesará a Dios.» 12 Así que cada uno de nosotros tendrá que dar cuentas de sí a Dios.”

1.Algunas Versiones dicen el Tribunal de Cristo, y otras de Dios. El Tribunal de Dios, (o de Cristo), es el lugar donde todo creyente tendremos que comparecer para ser juzgados por nuestro Señor Jesucristo. No es un juicio de condenación como el del Gran Trono Blanco, sino que es un juicio de “recompensa”, pero también de dar cuenta a Dios por nuestros hechos. Comp. 1 Cor. 5:10.

2.ACLARACIÓN: Cuando el creyente muere en Cristo, va a la PRESENCIA de Dios directamente. El creyente ha sido liberado de la CONDENACIÓN del pecado, habiendo sido JUSTIFICADO por la fe en JESUCRISTO solamente. Eso ya lo hemos tratado en esta misma Epístola, en el capítulo 8:1:

1.“Por lo tanto, ya no hay ninguna condenación para los que están unidos a Cristo Jesús,2 pues por medio de él la ley del Espíritu de vida me ha liberado de la ley del pecado y de la muerte.”

2.Es bien claro que los errores que hicimos en la tierra, no nos van a atormentar cuando pasemos en gloria con nuestro SALVADOR.

3.Pero sí debemos poner atención a nuestras intenciones en cuanto a lo que hacemos con nuestra vida Cristiana; y que hacemos con el Evangelio que se nos ha sido encomendado.

1.El mejor ejemplo lo tenemos en 1 Corintios 3:10-15:

1.“Según la gracia que Dios me ha dado, yo, como maestro constructor, eché los cimientos, y otro construye sobre ellos. Pero cada uno tenga cuidado de cómo construye,11 porque nadie puede poner un fundamento diferente del que ya está puesto, que es Jesucristo.12 Si alguien construye sobre este fundamento, ya sea con oro, plata y piedras preciosas, o con madera, heno y paja,13 su obra se mostrará tal cual es, pues el día del juicio la dejará al descubierto. El fuego la dará a conocer, y pondrá a prueba la calidad del trabajo de cada uno.14 Si lo que alguien ha construido permanece, recibirá su recompensa,15 pero si su obra es consumida por las llamas, él sufrirá pérdida. Será salvo, pero como quien pasa por el fuego.”

2.Noten que el apóstol Pablo se estaba refiriendo a aquellos que sus intenciones no son buenas delante de Dios.

3.No están en pecado, pero no están agradando a Dios de la forma que se conducen con el pueblo de Dios.

4.Debemos recordar que DIOS nos llama a ser SIERVOS de JESUCRISTO, y no JEFES; por eso debemos regresar al capítulo 12:3 de esta misma Epístola a los Romanos:

1.“Por la gracia que se me ha dado, les digo a todos ustedes: Nadie tenga un concepto de sí más alto que el que debe tener, sino más bien piense de sí mismo con moderación, según la medida de fe que Dios le haya dad”

2.Noten también como el apóstol Pablo le dice a los Filipenses que consideren a los demás como más importantes que a ellos mismos. Eso queridos hermanos es difícil, pero es parte de la vida Cristiana. Es lo que aplasta al YO personal; al ego de uno mismo que casi siempre quiere considerarse como mejor, o como que sabe más que los demás. Filipenses 2:3:

1.“No hagan nada por egoísmo o vanidad; más bien, con humildad consideren a los demás como superiores a ustedes mismo”

6.Cuidado de no hacer a otros tropezar. – (Romanos 14:13-23) “ Por tanto, dejemos de juzgarnos unos a otros. Más bien, propónganse no poner *tropiezos ni obstáculos al hermano.14 Yo, de mi parte, estoy plenamente convencido en el Señor Jesús de que no hay nada *impuro en sí mismo. Si algo es impuro, lo es solamente para quien así lo considera.15 Ahora bien, si tu hermano se angustia por causa de lo que comes, ya no te comportas con amor. No destruyas, por causa de la comida, al hermano por quien Cristo murió.16 En una palabra, no den lugar a que se hable mal del bien que ustedes practican,17 porque el reino de Dios no es cuestión de comidas o bebidas sino de justicia, paz y alegría en el Espíritu Santo.18 El que de esta manera sirve a Cristo, agrada a Dios y es aprobado por sus semejantes. 19 Por lo tanto, esforcémonos por promover todo lo que conduzca a la paz y a la mutua edificación.20 No destruyas la obra de Dios por causa de la comida. Todo alimento es puro; lo malo es hacer tropezar a otros por lo que uno come.21 Más vale no comer carne ni beber vino, ni hacer nada que haga *caer a tu hermano. 22 Así que la convicción que tengas tú al respecto, manténla como algo entre Dios y tú. *Dichoso aquel a quien su conciencia no lo acusa por lo que hace.23 Pero el que tiene dudas en cuanto a lo que come, se condena; porque no lo hace por convicción. Y todo lo que no se hace por convicción es pecado.”

1.Noten como el verso 15 dice que “…. No destruyas, por causa de la comida, al hermano por quien Cristo murió.16 En una palabra, no den lugar a que se hable mal del bien que ustedes practica.” Esas son palabras fuertes, donde se advierte que uno debe tener cuidado como Cristiano en la Fe, de no ser PIEDRA DE TROPIEZO.

2.Note la importancia de un alma para El Señor, y debe serlo para nosotros también. F. Lacueva dice: «El que contrista al hermano, ya no anda conforme al amor (v. 15a) porque hace daño a un hermano, y el amor no destruye, sino que edifica (1ª Co. 8:1b). El hermano débil puede ser entristecido de dos maneras: (a) por ver a otro hermano tenido por espiritual, que come, o bebe, cosas que el tiene por ilícitas; (b) por comer o beber, contra su conciencia, esas cosas, ya sea vencido por la tentación al ver a otros, ya sea por no aparecer escrupuloso o ‘ bicho raro’. Lo cierto es que peca»[1]

3.El vers. 16, parece indicar que los de afuera (incrédulos) hablen mal o blasfemen a causa de la discordia entre ambos lados. Robert Mounce dice: Lo que tú consideras bueno, probablemente es el evangelio o la libertad que los creyentes fuertes disfrutan. Los que hablan mal de ello, probablemente son los de afuera de la iglesia. Stuhlmacher ve el verso como ‘un aviso de parte del apóstol a que no desacrediten la iglesia y la salvación obtenida ante los ojos y oídos de los incrédulos a través de una ofensiva disputa entre los fuertes y débiles.[2]

CONCLUSIÓN:

Oremos…

Notas:

1. Francisco Lacueva, en Comentario Bíblico de Matthew Henry, pag. 1599, editorial CLIE.

2. Robert Mounce, The New American Commentary on Romans, pag. 256, Broadman Press.

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional*

3 pensamientos en “Estudios en Romanos: Problemas de Conciencia

    • Estimado Washington, creo que no leíste bien el sermón, porque yo no creo que se tiene que guardar el Sábado, al contrario, es el Domingo el día del SEÑOR. Sugiero que lo vuelvas a leer.

      Bendiciones.

    • No estamos bajo la ley , sino, bajo la gracia, debido a esto El Señor no se molesta si lo haces en Sabado o en Domingo segun tu conciencia. Son cosas de indiferencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s