Estudios en Romanos: llevando las cargas de otros

Por: pastor Daniel Brito

Título: Estudios en Romanos: llevando las cargas de otros

Texto: Romanos 15:1-6

“Los fuertes en la fe debemos apoyar a los débiles, en vez de hacer lo que nos agrada.2 Cada uno debe agradar al prójimo para su bien, con el fin de edificarlo.3 Porque ni siquiera Cristo se agradó a sí mismo sino que, como está escrito: «Sobre mí han recaído los insultos de tus detractores.»4 De hecho, todo lo que se escribió en el pasado se escribió para enseñarnos, a fin de que, alentados por las Escrituras, perseveremos en mantener nuestra esperanza.

5 Que el Dios que infunde aliento y perseverancia les conceda vivir juntos en armonía, conforme al ejemplo de Cristo Jesús,6 para que con un solo corazón y a una sola voz glorifiquen al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo.”

Introducción:

Siguiendo el tema de la semana pasada sobre los débiles en la fe, ahora entramos más de lleno sobre nuestra actitud hacia los demás hermanos(as).

Lección:

1. Fuerte en la Fe — El tema de el débil y el fuerte en la fe continúa en este capítulo 15. Notemos que el apóstol Pablo se consideraba “fuerte en la fe” y exhorta a buscar esa armonía necesaria como parte del Cuerpo de Cristo. Lo fuertes en la fe tienen una conciencia libre de culpa en cuanto a las leyes ceremoniales de la comida. Nada es inmundo para el fuerte en la fe.

a. Ahora, el fuerte en la fe se encuentra con que debe guardar la ley del amor, en la que pone sus intereses después de los intereses de sus hermanos.

b. Comenzando nuestra lección, encontramos que el tema es DIFÍCIL para el ser humano. Por eso debemos aclarar que para uno poder ser obediente a Dios, lo primero es entregando nuestras vidas a JESUCRISTO como Salvador personal; porque es solamente con la ayuda de Dios, que el creyente puede ser obediente a la Palabra de Dios.

2. Agradando a otros. — El mejor ejemplo lo tenemos en el mismo SEÑOR JESUCRISTO, quien como dice nuestro Texto en el verso 3: “Porque ni siquiera Cristo se agradó a sí mismo sino que, como está escrito: «Sobre mí han recaído los insultos de tus detractores.”

a. El mismo ejemplo que de nuestro SEÑOR, debe ser ocasión para uno mismo decidir no agradarse a sí mismo, sino agradar a otros.

i. (Filipenses 2:4-11) “Cada uno debe velar no sólo por sus propios intereses sino también por los intereses de los demás. 5 La actitud de ustedes debe ser como la de Cristo Jesús, 6 quien, siendo por naturaleza Dios, no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse. 7 Por el contrario, se rebajó voluntariamente, tomando la naturaleza de *siervo y haciéndose semejante a los seres *humanos. 8 Y al manifestarse como hombre, se humilló a sí mismo y se hizo obediente hasta la muerte, ¡y muerte de cruz! 9 Por eso Dios lo exaltó hasta lo sumo y le otorgó el nombre que está sobre todo nombre, 10 para que ante el nombre de Jesús se doble toda rodilla en el cielo y en la tierra y debajo de la tierra, 11 y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.”

b. Esa es una PARTE IMPORTANTE en la vida cristiana; y es el recibir un cambio de corazón que cambie también las intenciones egoístas, del YO personal, a buscar velar por los intereses de otros.

c. El apóstol Pablo nos deja un buen ejemplo de no buscar lo de UNO solamente, sino lo de los demás primero.

i. (1 Corintios 9:19-23) “Aunque soy libre respecto a todos, de todos me he hecho *esclavo para ganar a tantos como sea posible.20 Entre los judíos me volví judío, a fin de ganarlos a ellos. Entre los que viven bajo la ley me volví como los que están sometidos a ella (aunque yo mismo no vivo bajo la ley), a fin de ganar a éstos.21 Entre los que no tienen la ley me volví como los que están sin ley (aunque no estoy libre de la ley de Dios sino comprometido con la ley de Cristo), a fin de ganar a los que están sin ley.22 Entre los débiles me hice débil, a fin de ganar a los débiles. Me hice todo para todos, a fin de salvar a algunos por todos los medios posibles.23 Todo esto lo hago por causa del evangelio, para participar de sus frutos.”

ii. La libertad del creyente en el Evangelio, siempre debe de buscar no agradarse a uno mismo, sino buscar el bien del prójimo ante todo.

(1) (1 Corintios 10:23-24) “Todo está permitido», pero no todo es provechoso. «Todo está permitido», pero no todo es constructivo.24 Que nadie busque sus propios intereses sino los del prójimo.”

d. Y qué más claro que el tema del verdadero amor, que no debe buscar lo suyo primero, sino el bien de los demás antes que todo. El creyente ha recibido un cambio en su vida en el Nuevo Nacimiento. El amor de Dios ahora debe morar en su vida.

i. (1 Juan 4:7-12) “Queridos hermanos, amémonos los unos a los otros, porque el amor viene de Dios, y todo el que ama ha nacido de él y lo conoce.8 El que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor.9 Así manifestó Dios su amor entre nosotros: en que envió a su Hijo unigénito al mundo para que vivamos por medio de él.10 En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó y envió a su Hijo para que fuera ofrecido como sacrificio por el perdón de nuestros pecados.11 Queridos hermanos, ya que Dios nos ha amado así, también nosotros debemos amarnos los unos a los otros.12 Nadie ha visto jamás a Dios, pero si nos amamos los unos a los otros, Dios permanece entre nosotros, y entre nosotros su amor se ha manifestado plenamente.”

ii. Dios demuestra Su Amor en haber enviado a Su Hijo JESUCRISTO a morir por nosotros los PECADORES; no por nadie bueno, porque no hay nadie bueno.

(1) (Romanos 5:8) “Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros.”

iii. El amor del CRISTIANO no puede ser EGOÍSTA. Eso es un contraste de lo que el ser humano verdaderamente es: egoísta.

(1) (Romanos 13:4-5) “El amor es paciente, es bondadoso. El amor no es envidioso ni jactancioso ni orgulloso.5 No se comporta con rudeza, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda rencor.”

(2) Eso es tan difícil, pero no es imposible porque es bien claro que es el amor de Dios obrando en la propia vida de uno mismo. Eso nos lleva al siguiente punto donde este tema del AMOR QUE NO ES EGOÍSTA DEBE SER RECORDADO.

3. El egoísmo en la familia. — Hay muchos que viven una vida cristiana queriendo agradar a sus hermanos(as) en la fe, pero en su propio(a) hogar, sus vidas reflejan lo opuesto. Por eso podemos agregar que como el hogar cristiano es parte del Cuerpo de Cristo, las mismas reglas aplican para el varón y la mujer/esposo y esposa. Así como aprendimos en la clase de esta mañana sobre los errores de padres en la Biblia, así también nos sirven de ejemplo a nosotros en este tema.

a. Es bien claro que el divorcio, en su mayoría, (porque entendemos que hay casos de violencia en el hogar) es ocasión del egoísmo del esposo y esposa.

b. El matrimonio cristiano debe mostrar las reglas de amor establecidas por nuestro SEÑOR las cuales debe buscar por el bien de su cónyuge, en vez de por el suyo. Es ahí donde nuestro Texto en Efesios nos dice mucho para la mujer:

i. (Efesios 5:22) “Esposas, sométanse a sus propios esposos como al Señor”.

ii. Y luego para el esposo:

(1) (Efesios 5:25) “Esposos, amen a sus esposas, así como Cristo amó a la iglesia y se entregó por ella”.

iii. En ambos Textos los INTERESES de la esposa y del esposo han sido puestos a un lado, porque la esposa se somete a un esposo que la ama así como Cristo amó a Su Iglesia.

4. La responsabilidad individual. — (Gálatas 6:1-5) “Hermanos, si alguien es sorprendido en pecado, ustedes que son espirituales deben restaurarlo con una actitud humilde. Pero cuídese cada uno, porque también puede ser *tentado.2 Ayúdense unos a otros a llevar sus cargas, y así cumplirán la ley de Cristo.3 Si alguien cree ser algo, cuando en realidad no es nada, se engaña a sí mismo.4 Cada cual examine su propia conducta; y si tiene algo de qué presumir, que no se compare con nadie.5 Que cada uno cargue con su propia responsabilidad.”

a. El tema aquí es similar al de nuestro Texto en Romanos 15, donde el apóstol Pablo también les dice a los Gálatas que el creyente debe ayudar a su hermano(a) a llevar sus cargas.

i. Noten que el tema de las CARGAS o debilidades del hermano(a), ahora también incluyen diferentes pruebas o tentaciones.

b. Pero noten que el verso 5 dice algo diferente: “Que cada uno cargue con su propia responsabilidad.”

i. Ahora, entiendo muy bien que las otras versiones dicen: “Porque cada uno llevará su propia carga.”

ii. Primero nuestro Texto dice en el verso 2 “Ayúdense unos a otros a llevar sus cargas, y así cumplirán la ley de Cristo.”

(1) ¿Hay alguna contradicción?

(2) Aquí está hablando de la “carga de la responsabilidad”.

(3) Nadie puede decidir por otro.

(4) El día llegará cuando estaremos delante del SEÑOR y solamente por nuestras obras se nos juzgará.

iii. El Texto del verso 5 se está refiriendo a “cargas” en el sentido de RESPONSABILIDAD, y es por eso que la NUEVA VERSIÓN INTERNACIONAL lo traduce de esa misma forma.

c. Cada persona es responsable por sus propios hechos. Sabemos muy bien que el Texto que estuvimos tratando la semana pasada, nos amonesta a no ser piedra de tropiezo.

i. (Romanos 14:19-20) “Por lo tanto, esforcémonos por promover todo lo que conduzca a la paz y a la mutua edificación.20 No destruyas la obra de Dios por causa de la comida. Todo alimento es puro; lo malo es hacer tropezar a otros por lo que uno come.”

ii. Pero el que TROPIEZA, es RESPONSABLE delante de Dios.

(1) Nadie puede excusarse culpando a otro por lo que ha hecho.

iii. El creyente debe buscar edificar a otros, y ayudarlo para que no caiga en el pecado, PERO, cada persona es RESPONSABLE por sus propios decisiones.

5. Una ley que nunca cambia. — (Gálatas 6:6-10) “El que recibe instrucción en la palabra de Dios, comparta todo lo bueno con quien le enseña. 7 No se engañen: de Dios nadie se burla. Cada uno cosecha lo que siembra.8 El que siembra para agradar a su *naturaleza pecaminosa, de esa misma naturaleza cosechará destrucción; el que siembra para agradar al Espíritu, del Espíritu cosechará vida eterna.9 No nos cansemos de hacer el bien, porque a su debido tiempo cosecharemos si no nos damos por vencidos.10 Por lo tanto, siempre que tengamos la oportunidad, hagamos bien a todos, y en especial a los de la familia de la fe.”

a. Algo común en el arte de sembrar y cosechar.

i. EJEMPLO: Recuerdo cuando en el 1992, mis hijas que eran pequeñas, tiraron semillas de sandía en el frente de la casa. Al cabo del tiempo comenzaron a salir las sandías. No tomó mucho trabajo el tirar las semillas. No hubo que labrar; solamente tirarlas.

b. Es bien claro que en el tema de esta lección, llevando las cargas de otros culmina en la propia ley de la siembra y la cosecha, y haciendo el bien, recibiremos recompensa por ello; y haciendo el mal, recibiremos condenación por ello.

CONCLUSIÓN:

Oremos…..

*Toda referencia Bíblica es tomdada de la Biblia, Nueva Versión Internacional*

**Este sermón fue predicado en Diciembre, 2009**

3 pensamientos en “Estudios en Romanos: llevando las cargas de otros

    • Gracias estimado pastor sus buenas palabras. Lo he suscrito a este blog, solamente necesita responder al correo electrónico que va a recibir de Feedburner, pulsando en el enlace. Si no lo puede hacer, envíeme el mensaje y yo lo termino de suscribir.

      Bendiciones en Cristo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s