El Resultado de la Cruz

Por: pastor Daniel Brito

Título: El Resultado de la Cruz

Texto: Efesios 1:7

“En él tenemos la redención mediante su sangre, el perdón de nuestros pecados, conforme a las riquezas de la gracia”

Introducción

En esta Semana Santa, o Semana Mayor como algunos la conocen, el tema central es la muerte y la Resurrección de JESUCRISTO. Los resultados de la CRUZ se pueden ver en Nuestro Texto que hemos leído, donde vemos el plan para antes y después de la CRUZ. Y eso nos debe recordar que la CRUZ es el símbolo del Cristianismo por una razón, y es que Cristo murió por nuestros pecados en una cruz. Trataremos los siguientes puntos:

(1) Era el Plan de Dios.

(2) El Sacrificio Completado en la Cruz.

(3) Una Muerte Voluntaria.

(4) Todo lo que el pecador necesita, lo encuentra en la Cruz de JESÚS.

Lección

1.  Era el Plan de Dios. – No fue una coincidencia que nuestro SEÑOR JESÚS fuera a la Cruz en el día de la Pascua. Esa era la fiesta anual que recordaba que Dios había tenido misericordia del pueblo de Israel, y todo primogénito israelita, había sido librado de la plaga que Dios había traído en contra de Egipto, donde todo primogénito varón había muerto.

a) El cordero Pascual, había sido sacrificado por los israelitas. Esa fiesta tambien celebraba el comienzo de Israel como nación. Por eso en ese día de la Pascua, JESUCRISTO dio su vida por toda la humanidad, y llegó a ser el Cordero Pascual, y el comienzo del Nuevo Pacto, y de un pueblo que sería conocido como Su Iglesia.

b) Nuestro SEÑOR JESUCRISTO en ese día de la Pascua, pronunció SIETE exclamaciones cuando estaba siendo crucificado, y durante las varias horas que estuvo en la Cruz. Cada una de esas exclamaciones dicen mucho del Carácter de nuestro SEÑOR, y también de la Obra expiatoria que Él estaba llevando a cabo. En los siguientes puntos, trataremos las DOS últimas Eclamaciones que nuestro SEÑOR JESUCRISTO pronunció en la Cruz.

2.  El Sacrificio Completado en la Cruz. – (Juan 19:30) “Al probar Jesús el vinagre, dijo:

—Todo se ha cumplido. Luego inclinó la cabeza y entregó el espíritu.”

a) Nuestro SEÑOR JESUCRISTO al clamar TODO SE HA CUMPLIDO, estaba afirmando que TODA la Obra de Redención había terminado. Él acababa de tomar TODO el pecado del mundo. 2 Corintios 5:21 lo dice bien claro:

i. “Al que no cometió pecado alguno, por nosotros Dios lo trató como pecador, para que en él recibiéramos la justicia de Dios.”

ii. Y 2 Pedro 3:18 dice:

A) “Porque Cristo murió por los pecados una vez por todas, el justo por los injustos, a fin de llevarlos a ustedes a Dios. Él sufrió la muerte en su *cuerpo, pero el Espíritu hizo que volviera a la vida.”

b) El SEÑOR JESÚS había dicho anticipadamente que Su obra estaba terminada. «Yo te he glorificado en la tierra, y he llevado a cabo la obra que me encomendaste» (Juan 17:4).

c) Estas palabras TODO SE HA CUMPLIDO, venían siendo el pagaré de nuestra deuda pagada por JESUCRISTO.[1] Por eso el apóstol Pablo dice: «Por lo tanto, ya no hay ninguna condenación para los que están unidos a Cristo Jesús» (Romanos 8:1)

3.  Una Muerte Voluntaria. – La séptima exclamación de nuestro Salvador (Lucas 23:46) “Entonces Jesús exclamó con fuerza: —¡Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu! Y al decir esto, expiró.” Esas Palabras fueron citadas del Salmo 31:5, cumplidas por el Salvador. Estas palabras eran recitadas por siglos como una oración por las noches antes de irse a dormir por judíos piadosos.[2]

a) Esas Palabras, confirman que JESÚS entregó su vida. Ni siquiera el maltrato que le hicieron los soldados Romanos, o los clavos que traspasaron su Cuerpo, pudieron matarlo; porque Él como el Dios Eterno, entregó Su Vida por los pecadores.  -«Nadie me la arrebata, sino que yo la entrego por mi propia voluntad. Tengo autoridad para entregarla, y tengo autoridad para volver a recibirla. Este es el mandamiento que recibí del Padre» (Juan 10:18).

b) El SEÑOR JESUCRISTO fue cien por ciento HOMBRE, pero seguía siendo cien por ciento DIOS. NADIE PODÍA QUITARLE LA VIDA. Él la entregó voluntariamente para dar Su Vida por los pecadores.

4.  Todo lo que el pecador necesita, lo encuentra en la Cruz de JESÚS. – Habiendo leído como nuestro SEÑOR JESUCRISTO terminó la Obra Redentora en la Cruz del Calvario, veamos ahora algunos resultados de la Cruz.

a) En el plan de Dios como vemos en nuestro Texto de Efesios 1:7: “La Redención mediante Su sangre, y el perdón de los pecados.” Nos enseña que hay esperanza para el hombre (o la mujer), que por causa del pecado de Adán, hereda el pecado original, necesitando el perdón de los pecados. De ahí que TODA persona que viene a JESUCRISTO, pasa de muerte a vida. Eso es muerte espiritual, que es separación con Dios, a tener comunión con Dios, y la vida eterna. Eso se conoce como la RECONCILIACIÓN.

i.  (Romanos 5:10-11) “Porque si cuando éramos enemigos fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, habiendo sido reconciliados, seremos salvos por su vida. 11Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo, por quien ahora hemos recibido la reconciliación.”

b) El PERDÓN y la SANTIFICACIÓN. – Noten que ya hemos dicho que el perdón de los pecados es el resultado de la Obra en la Cruz. La Santificación es una continuación de la Reconciliación que el creyente ha recibido al venir a los pies de JESUCRISTO para recibir el perdón de sus pecados. De ahí que no hay nada más grande para una persona que sentirse PERDONADO por DIOS.

i.  ANÉCDOTA: Un hombre arrestado por homicidio, insistía en que era inocente. Su hermano que por su influencia en el gobierno, pudo obtener un Perdón para su hermano. Pero antes de decirle, fue a visitarlo a la cárcel y le preguntó que haría si fuera perdonado en ese instante. Con una mirada llena de malicia, el acusado le dijo a su hermano que iría a matar al testigo principal y al juez. El hermano que había conseguido el Perdón para el asesino, se fue sin decirle que había sido perdonado[3]

ii.  RESPUESTA A LA ANÉCDOTA: El creyente cuando viene al arrepentimiento, debe saber dos cosas:

A) La primera es que ha sido PERDONADO por Dios.

B) La segunda es que el creyente debe saber que, ¿Puede alguien que ha sido perdonado portarse como un impío? La entrega a Dios se prueba por el cambio que el Perdón de Dios produce en una persona.

c) Para concluir nuestra lección, aclaramos que por arrepentimiento no queremos decir que el hombre deje de pecar por sí solo, sino que dejará de pecar si recibe el poder para hacerlo. Eso solamente ocurre como resultado de la Cruz; y eso es lo que recordamos en esta Semana Santa.

Conclusión

Oremos…..

*Toda Referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional*

PARA COMPARTIRLO, GUARDAR EN EL COMPUTADOR, O IMPRIMIR, PULSE AQUÍ

notas

1 Francisco Lacueva, pag. 1484, editorial CLIE.

2 F. F. Bruce, The Gospel and Epistles of John, p. 374, Eerdmans.

3 G. Cambell Morgan, Wesminster Pulpit, vol. 6, p. 73, Baker.

**Este sermón fue predicado en Marzo, 2010**

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s