Reconciliados por Su sangre

Por: Pastor Daniel Brito

Título: Reconciliados por Su sangre

Texto: Colosenses 1:15-22:

«Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación, 16 porque por medio de él fueron creadas todas las cosas en el cielo y en la tierra, visibles e invisibles, sean tronos, poderes, principados o autoridades: todo ha sido creado por medio de él y para él. 17 Él es anterior a todas las cosas, que por medio de él forman un todo coherente.18 Él es la cabeza del cuerpo, que es la iglesia. Él es el principio, el primogénito de la resurrección, para ser en todo el primero. Porque a Dios le agradó habitar en él con toda su plenitud 20 y, por medio de él, reconciliar consigo todas las cosas, tanto las que están en la tierra como las que están en el cielo, haciendo la paz mediante la sangre que derramó en la cruz. 21 En otro tiempo ustedes, por su actitud y sus malas acciones, estaban alejados de Dios y eran sus enemigos.22 Pero ahora Dios, a fin de presentarlos santos, intachables e irreprochables delante de él, los ha reconciliado en el cuerpo mortal de Cristo mediante su muerte»

Introducción:

Mientras nos acercamos a Semana Santa, seguimos con el tema de la Cruz de JESUCRISTO. En esta noche tratamos el tema tan importante de la Reconciliación con Dios. Es así como comenzamos nuestra lección en esta noche. Trataremos los siguientes Puntos:

(1) El Reconciliador.

(2) La necesidad de la Reconciliación.

(3) El Método de la Reconciliación.

(4) El Propósito de la Reconciliación.

(5) Resumen.

Lección:

1. El Reconciliador. — Esta hermosa Epístola nos presenta a JESUCRISTO como el Reconciliador del mundo.

a. Cuando hablamos de Reconciliar, tenemos que aclarar que según el diccionario, Reconciliar es hacer que se pongan de acuerdo, que vuelvan a ser amigas dos o más personas que habían dejado de estarlo o serlo. Donde hay enemistad, tiene que haber una Reconciliación. Romanos 5:10-11 dice:

i. «Porque si, cuando éramos enemigos de Dios, fuimos reconciliados con él mediante la muerte de su Hijo, ¡con cuánta más razón, habiendo sido reconciliados, seremos salvados por su vida!11 Y no sólo esto, sino que también nos regocijamos en Dios por nuestro Señor Jesucristo, pues gracias a él ya hemos recibido la reconciliación

b. Noten dos cosas muy importante sobre el Reconciliador:

i. Lo primero es que el Texto Sagrado nos está Revelando la PERSONA que reconcilia, que es JESUCRISTO, digno para RECONCILIAR todas las cosas y, Él es la IMAGEN del DIOS INVISIBLE, o sea que Él mismo es DIOS. Dios no envió a un ángel, y no podía enviar a un ser humano, sino que Él mismo, el Hijo de Dios, es el Reconciliador.

ii. Lo segundo es que el Texto dice que “En Cristo”, habita toda la Divinidad en forma corporal. Colosenses 2:9

(1) «Toda la plenitud de la divinidad habita en forma corporal en Cristo».

(2) Eso quiere decir que el Cristo Divino, en Su Humanidad, seguía siendo Divino. Él no era un simple hombre, sino que aunque cien por ciento humano, era cien por ciento DIVINO.

(3) En Su Humanidad, JESUCRISTO era PERFECTO, el Cordero sin Mancha.

iii. Sigamos ahora con la necesidad de ser Reconciliados.

2. La necesidad de la Reconciliación. — Como ya hemos dicho, se Reconcilia donde hay enemistad. El Texto que leímos al principio de Colosenses 1:21 dice que “En otro tiempo ustedes, por su actitud y sus malas acciones, estaban alejados de Dios y eran sus enemigos.” Eso es por causa del pecado.

a. La separación entre Dios y el hombre vino por causa del pecado de Adán y Eva, y del propio pecado nuestro. Isaías 59:2 dice:

i. «Son las iniquidades de ustedes las que los separan de su Dios. Son estos pecados los que lo llevan a ocultar su rostro para no escuchar.»

ii. Y Romanos 5:12 dice:

(1) «Por medio de un solo hombre el pecado entró en el mundo, y por medio del pecado entró la muerte; fue así como la muerte pasó a toda la humanidad, porque todos pecaron

b. La Separación vino por MEDIO DE DIOS por causa del pecado. El propio pecado del hombre, hizo que DIOS MISMO, nos separara de Él.

c. Notemos que el Texto dice que estábamos “alejados” de Dios por nuestras malas acciones. Esa es la razón por qué la mente humana que no ha sido transformada, es enemiga de Dios.

i. De ahí vemos la NECESIDAD de ser RECONCILIADOS con Dios.

ii. Sigamos ahora con el Método que Dios usa para nosotros ser Reconciliados.

3. El Método de la Reconciliación. — Esto lo vemos en el Texto que hemos leído en el verso 20: «Y, por medio de él, reconciliar consigo todas las cosas, tanto las que están en la tierra como las que están en el cielo, haciendo la paz mediante la sangre que derramó en la cruz.»

a. Quiere decir que JESUCRISTO dio su VIDA en la Cruz derramando Su Sangre, para así Reconciliarnos con Dios.

i. La sangre de un animal era usada desde que Adán y Eva pecaron, según Dios requería, para tomar el lugar del pecador. No era que la sangre de un animal perdonaba el pecado de la persona, sino que el animal tomaba el lugar de la persona para morir. Romanos 6:23 dice:

(1) «Porque la paga del pecado es muerte, mientras que la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, nuestro Señor.»

b. De ahí que JESUCRISTO dio Su Vida en la Cruz, para Reconciliarnos con Dios, y así librarnos de la condenación.

c. Ahora continuamos con nuestro último punto.

4. El Propósito de la Reconciliación. — Con la Reconciliación, termina la enemistad entre Dios y el hombre. Hay dos puntos que debemos tocar sobre el Propósito de la Reconciliación:

a. El primero es que Dios Reconcilia al hombre, para librarlo de la condenación del pecado y de la ira venidera, o sea una eternidad alejada de Dios.

i. Quiere decir que la SALVACIÓN del ser humano es el PRODUCTO de la RECONCILIACIÓN, y por ende La VIDA ETERNA.

ii. Podemos ser SALVOS, porque hemos sido Reconciliados con Dios.

b. El segundo es que el propósito mayor de Dios para el ser humano, es la santidad, o sea, el vivir separados para Dios.

i. Dios quiere que Vivamos una vida entregada a Él.

5. RESUMEN: JESUCRISTO nos ha Reconciliado con Dios para darnos Vida Eterna. Pero para ser beneficiados por esa GRAN RECONCILIACIÓN, es necesario el ARREPENTIMIENTO, y una ENTREGA TOTAL a JESUCRISTO como Salvador Personal.

Conclusión:

Oremos……

*Toda referencia Bíblica ha sido tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

**Este sermón fue predicado en los Cultos de hogar en Febrero, 2008.

**Para imprimir, compartartir o guardar en el computador, pulse aquí.

2 pensamientos en “Reconciliados por Su sangre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s