La dicha de perdonar y ser perdonado

Por: pastor Daniel Brito

Título: La dicha de perdonar y ser perdonado

Texto: Mateo 18:21-35

«Pedro se acercó a Jesús y le preguntó: —Señor, ¿cuántas veces tengo que perdonar a mi hermano que peca contra mí? ¿Hasta siete veces?

22 —No te digo que hasta siete veces, sino hasta setenta y siete veces —le contestó Jesús—. 23 »Por eso el reino de los cielos se parece a un rey que quiso ajustar cuentas con sus *siervos.24 Al comenzar a hacerlo, se le presentó uno que le debía miles y miles de monedas de oro. 25 Como él no tenía con qué pagar, el señor mandó que lo vendieran a él, a su esposa y a sus hijos, y todo lo que tenía, para así saldar la deuda.26 El siervo se postró delante de él. “Tenga paciencia conmigo —le rogó—, y se lo pagaré todo.” 27 El señor se compadeció de su siervo, le perdonó la deuda y lo dejó en libertad.

28 »Al salir, aquel siervo se encontró con uno de sus compañeros que le debía cien monedas de plata. Lo agarró por el cuello y comenzó a estrangularlo. “¡Págame lo que me debes!” , le exigió.29 Su compañero se postró delante de él. “Ten paciencia conmigo —le rogó—, y te lo pagaré.” 30 Pero él se negó. Más bien fue y lo hizo meter en la cárcel hasta que pagara la deuda.31 Cuando los demás siervos vieron lo ocurrido, se entristecieron mucho y fueron a contarle a su señor todo lo que había sucedido.32 Entonces el señor mandó llamar al siervo. “¡Siervo malvado! —le increpó—. Te perdoné toda aquella deuda porque me lo suplicaste.33 ¿No debías tú también haberte compadecido de tu compañero, así como yo me compadecí de ti?” 34 Y enojado, su señor lo entregó a los carceleros para que lo torturaran hasta que pagara todo lo que debía. 35 »Así también mi Padre celestial los tratará a ustedes, a menos que cada uno perdone de corazón a su hermano.»

Introducción

Es bien claro que el tema del “Perdón” y el “Arrepentimiento” son esenciales en el Cristianismo. Nadie puede encontrar al Salvador sin que primero se ARREPIENTA. No podemos dejar por alto que el perdón de DIOS debe producir en nosotros un espíritu perdonador. Por eso recordamos que Dios cuando dio los 10 Mandamientos, CUATRO de ellos tienen que ver con nuestra relación con Dios, y SEIS de ellos con nuestra relación entre nosotros mismos. Trataremos los siguientes puntos:

1) El Perdón inmerecido

2) Una deuda muy grande

3) El Perdón entre los hermanos

5) Falta de Perdón entre familiares

6) DIOS el perdonador

Lección

1.El Perdón inmerecido. – Esta hermosa Parábola de nuestro SEÑOR JESUCRISTO, nos muestra DOS cosas muy importante.

a.La primera es el PERDÓN INMERECIDO que el ser humano recibe de parte de DIOS, porque el hombre/mujer no merece el perdón de DIOS, ni puede pagarlo con nada.

b.La segunda es que la persona que ha recibido el PERDÓN de DIOS, debe aprender a PERDONAR.

2.Una deuda muy grande. – (Verso 4) «Al comenzar a hacerlo, se le presentó uno que le debía miles y miles de monedas de oro.» Otras Versiones dicen: «Y comenzando a hacer cuentas, le fue presentado uno que le debía diez mil talentos.»

a.10,000 talentos, o miles y miles de mondes de ora es una suma en los MILLONES de dólares hoy día.

b.Este hombre sabía que su deuda era bien grande; sin embargo, parece ser que no se preocupó hasta que le pidieron cuentas.

c.“Es corriente entre los pecadores el despreocuparse del Perdón de sus pecados hasta que reciben la impresión de algún mensaje, de algún percance espantoso que les depara la providencia, o de la proximidad de la muerte.”[1]

d.¡No tenía con que pagar!(Verso 25) «Como él no tenía con qué pagar, el señor mandó que lo vendieran a él, a su esposa y a sus hijos, y todo lo que tenía, para así saldar la deuda.» Era común en aquellos tiempos vender la esposa e hijos como esclavos, para así recuperar la deuda, pero en este caso, los hijos y la esposa solamente compensaría una porción muy baja de la deuda, porque recuerden que la deuda era en nuestros días de MILLONES de dólares.

e.“El corazón más duro desfallece y se pone a temblar cuando Dios se dispone a ajustar cuentas con el pecador. Entonces pide tiempo: Ten paciencia conmigo.”[2]

3.Perdonado, pero sin querer perdonar. – (Versos 28-30) «Al salir, aquel siervo se encontró con uno de sus compañeros que le debía cien monedas de plata. Lo agarró por el cuello y comenzó a estrangularlo. “¡Págame lo que me debes!” , le exigió.29 Su compañero se postró delante de él. “Ten paciencia conmigo —le rogó—, y te lo pagaré.” 30 Pero él se negó. Más bien fue y lo hizo meter en la cárcel hasta que pagara la deuda

a.Este siervo injusto nos muestra que no se había ARREPENTIDO de veras, porque después de ser perdonado una deuda tan grande, no quiere perdonar una deuda pequeña, porque la deuda que le debía su consiervo llegaría a cientos de dólares solamente en nuestros días.

b.El siervo injusto no solamente no quizo perdonar la perqueña deuda de su consiervo, sino que también lo puso en la cárcel.

c.Noten la sentencia dada por el rey al siervo injusto: (verso 30-35) «Entonces el señor mandó llamar al siervo. “¡Siervo malvado! —le increpó—. Te perdoné toda aquella deuda porque me lo suplicaste.33 ¿No debías tú también haberte compadecido de tu compañero, así como yo me compadecí de ti?” 34 Y enojado, su señor lo entregó a los carceleros para que lo torturaran hasta que pagara todo lo que debía. 35 »Así también mi Padre celestial los tratará a ustedes, a menos que cada uno perdone de corazón a su hermano

4.¿Hasta siete veces? – (Verso 21) «Pedro se acercó a Jesús y le preguntó: —Señor, ¿cuántas veces tengo que perdonar a mi hermano que peca contra mí? ¿Hasta siete veces

a.Los Rabinos consideraban que tres veces era suficiente para perdonar el mismo pecado. [3] Pedro conocía muy bien que un israelita no debía guardar rencor a su hermano, pero suponía que estaba siendo generoso al subir la cifra a SIETE, en vez de TRES.

b.La respuesta de nuestro SEÑOR fue SETENTA Y SIETE VECES, o SETENTA VECES SIETE como dicen algunas versiones.

i.En realidad no importa cual sea la cantidad, el mensaje aquí es: “sin límite”. En otras palabras, el creyente debe estar dispuesto a perdonar a su hermano/a.

c.Un corazón que no perdona es un corazón no regenerado, porque siendo perdonado todo el tiempo por Dios, ¿Cómo es que no puede perdonar a su hermano/a?

5.Falta de Perdón entre familiares. – Este es uno de los problemas más grande entre los creyentes. El esposo (o esposa) que dice que perdonó, pero en la primera discusión saca los trapos sucios.

a.El resentimiento entre esposos, es ocasión para que las oraciones de ellos sean estorbadas.

i.(1 Pedro 3:7) «De igual manera, ustedes esposos, sean comprensivos en su vida conyugal, tratando cada uno a su esposa con respeto, ya que como mujer es más delicada,[a] y ambos son herederos del grato don de la vida. Así nada estorbará las oraciones de ustedes.»

b.También se escucha de tanto resentimiento entre padres e hijos o viceversa, probablemente por malos recuerdos de la niñez.

c.Pero el mensaje del Evangelio es uno de PERDÓN, de RECONCILIACIÓN, de un NUEVO COMIENZO.

6.DIOS el PERDONADOR. – (Romanos 3:23)«Pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios»

a.Para terminar nuestra lección, noten la parte clave que el SEÑOR JESUCRISTO nos muestra, y es que así como el rey se compadeció de un hombre que debiendo una cantidad que nunca podría pagar, le pide misericordia, y el rey le PERDONA TODO. En otras palabras, la deuda había quedado en CERO. Ya no había deuda.

b.Eso es exactamente lo que nuestro SEÑOR hizo por cada uno de NOSOTROS en la Cruz del Calvario. La DEUDA ha sido CANCELADA.

i. (Romanos 6:23) «Porque la paga del pecado es muerte, mientras que la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, nuestro Señor

c.Para el pecador ARREPENTIDO, la DEUDA por causa del pecado es quitada totalmente.

d.El mensaje del Evangelio es uno de RECONCILIACIÓN como hemos dicho. Eso es porque el hombre en su estado natural, está en enemistad con DIOS. Por eso JESUCRISTO vino a RECONCILIARNOS con DIOS, y así quitar la ENEMISTAD entre DIOS y el hombre.

i.En esta noche DIOS está llamando a la RECONCILIACIÓN.

1.(2 Corintios 5:18-20) «Todo esto proviene de Dios, quien por medio de Cristo nos reconcilió consigo mismo y nos dio el ministerio de la reconciliación:19 esto es, que en Cristo, Dios estaba reconciliando al mundo consigo mismo, no tomándole en cuenta sus pecados y encargándonos a nosotros el mensaje de la reconciliación.20 Así que somos embajadores de Cristo, como si Dios los exhortara a ustedes por medio de nosotros: «En nombre de Cristo les rogamos que se reconcilien con Dios

e.Eso nos debe recordar algunas de las palabras del himno antiguo: MI CULPA EL LLEVÓ. Veamos DOS estrofas solamente de ese precioso himno.

i.“Cansado y triste vine al Salvador, Mi culpa El llevó, Mi culpa El llevó; Mi eterna dicha hallé en su amor, Mi culpa El llevó.”

ii.“Borrados todos mis pecados son, Mi culpa El llevó, Mi culpa El llevó; A El feliz elevo mi canción, Mi culpa El llevó.”

 

Conclusión

Oremos….

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

1. Comentario Bíblico de Matthew Henry, traducido por Francisco Lacueva, p. 1153, editorial CLIE.

2. Ibid.

3. Hagner, Donald A., Word Biblical Commentary, Volume 33b: Matthew 14-28, (Dallas, Texas: Word Books, Publisher) 1998.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s