La Inmutabilidad de JESUCRISTO

Por: pastor Daniel Brito

Título: La Inmutabilidad de JESUCRISTO

Texto: Hebreos 13:8

«Jesucristo es el mismo ayer y hoy y por los siglos

Introducción

Los seres humanos estamos acostumbrados a cambios. Incluso, aún cambiamos nuestros calendarios para así poder acomodar las diferentes faenas y eventos de nuestras vidas. Cambiamos de mente sobre algo que queríamos hacer, y la lista claramente que sería extensa. Eso nos lleva a un gran conflicto, y es que DIOS NO CAMBIA. Trataremos los siguientes puntos:

  1. Un Atributo

  2. Su Nombre

  3. El conflicto

  4. La solución

Lección

  1. Un Atributo. – La Eternidad de DIOS es ese Atributo Divino que nos muestra la grandeza de DIOS: Sin Principio y sin Fin. DIOS siempre ha existido. Ese Atributo va a la par con el Atributo que lleva el tema de nuestra lección en esta noche, y es Su INMUTABILIDAD, que quiere decir que DIOS NO CAMBIA. Eso nos muestra una vez más que el cambio pertenece a la humanidad por causa del pecado. O sea, donde hay errores, es necesario que hayan cambios. Donde hay rebeldía, es necesario que hayan cambios. Queda aclarado que el cambio es parte de la humanidad, lo cual también muestra lo frágil que somos al tener que sujetarnos a cambios.

  2. Su Nombre. – Regresando a nuestro Texto de esta noche, el autor de Hebreos dice que: «Jesucristo es el mismo ayer y hoy y por los siglos.» Noten que JESUCRISTO es la Segunda Persona de la Santísima Trinidad, y TODOS los Atributos de la Deidad le pertenecen a Él.

    1. Debemos notar que el autor de Hebreos lo introdujo al comienzo de nuestra Epístola, como el Eterno Hijo de Dios, y Creador del Universo.

      1. (Hebreos 1:2-3) «En estos días finales nos ha hablado por medio de su Hijo. A éste lo designó heredero de todo, y por medio de él hizo el universo.3 El Hijo es el resplandor de la gloria de Dios, la fiel imagen de lo que él es, y el que sostiene todas las cosas con su palabra poderosa. Después de llevar a cabo la purificación de los pecados, se sentó a la *derecha de la Majestad en las alturas

    2. Ahora debemos observar el Nombre mencionado en nuestro Texto de esta noche.

      1. Su Nombre JESÚS quiere decir la Salvación de JEHOVÁ, o Salvador.

      2. Su Nombre JESÚS habla de Su misión aquí en la tierra, la cual era dar Su vida por los pecadores.

      3. Su Nombre JESÚS habla de Su Posición como Salvador, y como el único camino al Padre. O sea, el único camino al Cielo es solamente a través de JESÚS.

        1. (Juan 14:6) «Yo soy el camino, la verdad y la vida —le contestó Jesús—. Nadie llega al Padre sino por mí

    1. Cristo, es el equivalente griego del hebreo Mesías, o sea, “Ungido”. Cristo es un título que habla de Su Posición como el Rey-Sacerdote. Veamos lo siguiente:

      1. Como Rey, Él es Rey de Reyes, cuyo Reino es Eterno.

      2. Su Sacerdocio nos muestra una vez más Su Posición como el único INTERMEDIARIO entre DIOS y el hombre, como ya hemos leído en Juan 14:6.

      3. JESÚS es el Sacerdote que ofreció el Sacrificio, siendo Él mismo el SACRIFICIO y el SACERDOTE al mismo tiempo.

      4. El Sacerdocio de JESUCRISTO nos muestra Su Divinidad, porque siendo el DIOS-HOMBRE, es el único que podía morir por nuestros pecados, y ocupar el puesto de Sacerdote. Ningún hombre hubiera podido ser SACERDOTE como JESUCRISTO, por ser pecadores. Solamente JESUCRISTO el DIVINO DIOS, puede ser el SACERDOTE: El único mediador entre DIOS y los hombres.

        1. (1 Timoteo 2:5) «Porque hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre»

  1. El Conflicto. – Habiendo visto los oficios que muestran la Divinidad de JESUCRISTO, nos encontramos cara a cara con Su INMUTABILIDAD, o sea como ya hemos dicho, que JESUCRISTO no cambia, porque es DIOS. He ahí el conflicto entre el hombre y DIOS; porque el hombre ha querido adorar a DIOS a su manera, y se ha hecho la idea, o ha querido moldear a DIOS a su propio antojo, y no como DIOS en realidad es. El hombre quiere que DIOS sea “moderno”, y que se acople a los deseos del hombre moderno. Pero eso no puede ser, porque DIOS es INMUTABLE, o sea, nunca cambia. Por eso nuestro Texto de esta noche dice: «Jesucristo es el mismo ayer y hoy y por los siglos

  2. La solución. – (Lucas 9:23-25) «Dirigiéndose a todos, declaró: —Si alguien quiere ser mi discípulo, que se niegue a sí mismo, lleve su cruz cada día y me siga.24 Porque el que quiera salvar su *vida, la perderá; pero el que pierda su vida por mi causa, la salvará.25 ¿De qué le sirve a uno ganar el mundo entero si se pierde o se destruye a sí mismo

    1. Lo primero es que para el hombre poder encontrar la salvación y la vida eterna, tiene que cambiar su rumbo de vida, entregando su vida y siguiendo al Salvador del mundo.

      1. DIOS NO CAMBIA, y es por eso que exige que el hombre cambie su mal camino para seguir la Voluntad de DIOS.

      2. Nadie puede encontrar a JESUCRISTO como Salvador siguiendo su propio rumbo de vida. El hombre tiene que CAMBIAR su vida esclavizada por el pecado, para seguir al Salvador.

      3. Pero para el hombre poder CAMBIAR, tiene que ARREPENTIRSE de sus pecados delante de DIOS, y así poder recibir el cambio en su vida.

      4. El cambio solamente lo puede hacer DIOS, porque nadie puede cambiarse a sí mismo.

    2. El segundo es que JESUCRISTO llama al pecador a recibir el cambio que necesita en su vida.

      1. (Mateo 11:28-30) «Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso.29 Carguen con mi yugo y aprendan de mí, pues yo soy apacible y humilde de corazón, y encontrarán descanso para su alma. 30 Porque mi yugo es suave y mi carga es liviana

      2. El cansancio al que nuestro SEÑOR se refiere, es cansancio de la esclavitud del pecado.

      3. El perdón de los pecados trae alivio y descanso al alma.

    3. El tercero es que JESUCRISTO también llama al hombre a recibir descanso de los tantos problemas que agobian el alma del ser humano. Los problemas del hombre se deben a los mismos cambios que los hombres hacen.

      1. De ahí que JESUCRISTO llama al ser humano a cambiar la ansiedad y preocupaciones, en CONFIANZA en DIOS.

        1. (1 Pedro 5:-7) «Humíllense, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él los exalte a su debido tiempo.7 Depositen en él toda ansiedad, porque él cuida de ustedes

        2. (Proverbios 3:5) «Confía en el Señor de todo corazón, y no en tu propia inteligencia

Conclusión

Oremos….

*Toda referencia Bíblica ha sido tomada de la Biblia Versión Internacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s