Una Nube de Testigos

Por: pastor Daniel Brito

Título: Una Nube de Testigos

Texto: Hebreos 12:1-3                                                                                                                                                              «Por tanto, también nosotros, que estamos rodeados de una multitud tan grande de testigos, despojémonos del lastre que nos estorba, en especial del pecado que nos asedia, y corramos con perseverancia la carrera que tenemos por delante.2 Fijemos la mirada en Jesús, el iniciador y *perfeccionador de nuestra fe, quien por el gozo que le esperaba, soportó la cruz, menospreciando la vergüenza que ella significaba, y ahora está sentado a la *derecha del trono de Dios.3 Así, pues, consideren a aquel que perseveró frente a tanta oposición por parte de los pecadores, para que no se cansen ni pierdan el ánimo

Introducción

La vida Cristiana es comparada en el Texto Sagrado como una carrera de un atleta, donde se corre para ganar un premio.

Lección

1)      Trasfondo. –En toda carrera, son muchos los que van quedando atrás. En la vida Cristiana, somos testigos de tantas personas que profesan a JESUCRISTO como Salvador, sin embargo, algunos se descarrían casi de una forma instantánea, pero otros lo hacen con el tiempo, pero sin perseverar.

  1. El tema sigue el ejemplo del capítulo 10 y 11, donde primeramente se advierte de la apostasía, y después se expone el ejemplo de los Héroes de la fe.
  1. La Nube de testigos son los HÉROES DE LA FE del capítulo anterior. Son testigos no porque nos estén mirando desde el Cielo, porque eso no puede ser, sino más bien porque el ejemplo que ellos nos dejaron en la PERSEVERANCIA de la fe, los hace a ellos TESTIGOS.

2)      Quitando lo que estorba. – Nuestro Texto continúa ahora siguiendo todavía el ejemplo del atleta, de despojarse de aquello que estorba.

  1. EJEMPLO: El atleta tiene que abstenerse de ciertas cosas antes de correr, y de mantener una dieta rigurosa para así poder estar listo. Aparte de esos dos ejemplos, el atleta tiene que correr de una forma ligera, para no cansar al cuerpo con cosas innecesarias, que lo pueden atrasar, y así perder la carrera.

i.      Los ciclistas usan bicicletas que son livianas, e incluso, algunos hasta se “afeitan” sus piernas, para hacer menos resistencia al viento mientras corren.

ii.      Los que corren, buscan zapatos livianos para quitar peso innecesario.

iii.      Los que corren caballos, casi siempre son hombres bien bajos de estaturas, y delgados, para cansar menos al caballo, en una carrera donde todos harán lo mismo.

  1. PARA EL CREYENTE: Despojarse de todo lo que estorba se está refiriendo primeramente al PECADO.

i.      El peligro más grande para todo creyente es quedarse en una etapa de “enano espiritual” en la carrera Cristiana. Con eso quiero decir que los que nunca entran de lleno en la Palabra de Dios, y entregan sus vidas TOTALMENTE al Salvador, son candidatos a descarriarse.

  1. Con eso quiero aclarar que el creyente que VERDADERAMENTE se convierte a JESUCRISTO, PERSEVERA. Eso es porque verdaderamente muere al pecado, y resucita con JESUCRISTO.

i.      El dejarlo todo, incluye a todo. Aquello que estorba, incluye los malos deseos, y las costumbres antiguas que el creyente tiene que dejar.

ii.      Los “pecadillos” de antes, hay que dejarlos para seguir al Salvador.

  1. JESUCRISTO advirtió que para seguirlo, el creyente tiene que DEJARLO todo.

i.      (Mateo 10:37-39) «El que quiere a su padre o a su madre más que a mí no es digno de mí; el que quiere a su hijo o a su hija más que a mí no es digno de mí;38 y el que no toma su cruz y me sigue no es digno de mí.39 El que encuentre su *vida, la perderá, y el que la pierda por mi causa, la encontrará

ii.      Un gran contraste con las creencias modernas de muchos Cristianos sobre el estar pidiendo o exigiéndole a Dios para tener más cosas.

  1. El evangelio de la “prosperidad”, es un evangelio “ficticio”, que viene siendo OTRO evangelio.
  2. Es un evangelio que llega hasta la avaricia, al centrarse en poseer, y en ganancias de bienes.

3)      El Ejemplo de JESUCRISTO. –«Fijemos la mirada en Jesús, el iniciador y *perfeccionador de nuestra fe, quien por el gozo que le esperaba, soportó la cruz, menospreciando la vergüenza que ella significaba, y ahora está sentado a la *derecha del trono de Dios.3 Así, pues, consideren a aquel que perseveró frente a tanta oposición por parte de los pecadores, para que no se cansen ni pierdan el ánimo

  1. El autor de Hebreos, usa ahora el ejemplo del SEÑOR JESUCRISTO, quien se  humilló en Su Encarnación, y muerte de Cruz. O sea, que el mejor ejemplo es DIOS MISMO, quien por amor a la humanidad, se humilló, al venir a morir por los pecadores.
  2. Ese ejemplo lo hayamos también en la Epístola a los Filipenses, con el mismo ejemplo de lo que un SIERVO debe ser.

i.      (Filipenses 2:5-8) «La actitud de ustedes debe ser como la de Cristo Jesús, 6 quien, siendo por naturaleza[a] Dios, no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse. 7 Por el contrario, se rebajó voluntariamente, tomando la naturaleza[b] de *siervo y haciéndose semejante a los seres *humanos. 8 Y al manifestarse como hombre, se humilló a sí mismo y se hizo obediente hasta la muerte, ¡y muerte de cruz!»

ii.      El Texto de Filipenses nos muestra cual debe ser nuestra actitud como creyentes en el SERVICIO a DIOS.

  1. Eso en realidad es uno de los grandes problemas en el Cristianismo, y es la falta de SERVICIO genuino hacia DIOS.
  1. La humildad no es pobreza, es una condición de “carencia de orgullo”.

4)      La disciplina del SEÑOR. –(Hebreos 12:4-6) «En la lucha que ustedes libran contra el pecado, todavía no han tenido que resistir hasta derramar su sangre.5 Y ya han olvidado por completo las palabras de aliento que como a hijos se les dirige: «Hijo mío, no tomes a la ligera la disciplina del Señor  ni te desanimes cuando te reprenda, 6 porque el Señor disciplina a los que ama, y azota a todo el que recibe como hijo.»

  1. Para los judíos recipientes de esta Epístola, la persecución era algo muy bien conocido, sea por parte de los paganos al ellos convertirse al Cristianismo, o fuera por los judíos que los consideraban a ellos como apóstatas por abrazar la Fe Cristiana.

i.      Habrían algunos que habían dado sus vidas por JESUCRISTO, pero la mayoría de ellos todavía no lo habían hecho.

ii.      Eso quiere decir que los sufrimientos de ellos no habían sido tan extensos todavía.

  1. Pero ahora el autor de Hebreos cita a Proverbios 3:11-12, donde se menciona la DISCIPLINA del SEÑOR, la cual no debe ser RECHAZADA. Veamos algunos ejemplos sobre la DISCIPLINA:

i.      El primero es que el creyente puede RECHAZAR la DISCIPLINA del SEÑOR, y seguir en su ERROR, o en su PECADO.

ii.      El segundo es de aquellos que siempre se están quejando y preguntando por qué les pasó eso.

  1. Debemos recordar que el creyente debe EXAMINARSE a sí mismo, y ver qué es lo que estorba en su vida.

i.      (1 Corintios 11:27-32) «Por lo tanto, cualquiera que coma el pan o beba de la copa del Señor de manera indigna, será culpable de pecar contra el cuerpo y la sangre del Señor.28 Así que cada uno debe examinarse a sí mismo antes de comer el pan y beber de la copa.29 Porque el que come y bebe sin discernir el cuerpo,[d] come y bebe su propia condena.30 Por eso hay entre ustedes muchos débiles y enfermos, e incluso varios han muerto.31 Si nos examináramos a nosotros mismos, no se nos juzgaría;32 pero si nos juzga el Señor, nos disciplina para que no seamos condenados con el mundo

  1. Todo el que es HIJO/A de DIOS recibe DISCIPLINA del SEÑOR. Si DIOS no nos disciplina, entonces no somos hijos/as.

i.      (Hebreos 12:7-13) «Lo que soportan es para su disciplina, pues Dios los está tratando como a hijos. ¿Qué hijo hay a quien el padre no disciplina?8 Si a ustedes se les deja sin la disciplina que todos reciben, entonces son bastardos y no hijos legítimos.9 Después de todo, aunque nuestros padres *humanos nos disciplinaban, los respetábamos. ¿No hemos de someternos, con mayor razón, al Padre de los espíritus, para que vivamos?10 En efecto, nuestros padres nos disciplinaban por un breve tiempo, como mejor les parecía; pero Dios lo hace para nuestro bien, a fin de que participemos de su *santidad.11 Ciertamente, ninguna disciplina, en el momento de recibirla, parece agradable, sino más bien penosa; sin embargo, después produce una cosecha de justicia y paz para quienes han sido entrenados por ella. 12 Por tanto, renueven las fuerzas de sus manos cansadas y de sus rodillas debilitadas.13 «Hagan sendas derechas para sus pies»,[b] para que la pierna coja no se disloque sino que se sane

5)      Advertencia a los que rechazan a DIOS. –(Hebreos 12:14-17) «Busquen la paz con todos, y la *santidad, sin la cual nadie verá al Señor.15 Asegúrense de que nadie deje de alcanzar la gracia de Dios; de que ninguna raíz amarga brote y cause dificultades y corrompa a muchos;16 y de que nadie sea inmoral ni profano como Esaú, quien por un solo plato de comida vendió sus derechos de hijo mayor.[c]17 Después, como ya saben, cuando quiso heredar esa bendición, fue rechazado: No se le dio lugar para el *arrepentimiento, aunque con lágrimas buscó la bendición.»

  1. Ya hemos tratado el tema de dejar todo lo que estorba. Ahora el autor de Hebreos recalca el peligro en no vivir una vida en SANTIDAD. Note como dice: “sin la cual nadie verá al Señor.”
  2. Todo lo que impide una vida en santidad, y en obediencia a DIOS, es un peligro para la vida eterna. El apóstol Pablo le advierte a los Gálatas sobre eso mismo.

i.      (Gálatas 1:6-7) «Me asombra que tan pronto estén dejando ustedes a quien los llamó por la gracia de Cristo, para pasarse a otro *evangelio.7 No es que haya otro evangelio, sino que ciertos individuos están sembrando confusión entre ustedes y quieren tergiversar el evangelio de Cristo

6)      Un Mejor Pacto. –(Hebreos 12:18-24) «Ustedes no se han acercado a una montaña que se pueda tocar o que esté ardiendo en fuego; ni a oscuridad, tinieblas y tormenta;19 ni a sonido de trompeta, ni a tal clamor de palabras que quienes lo oyeron suplicaron que no se les hablara más,20 porque no podían soportar esta orden: «¡Será apedreado todo el que toque la montaña, aunque sea un animal!»[d]21 Tan terrible era este espectáculo que Moisés dijo: «Estoy temblando de miedo.»[e] 22 Por el contrario, ustedes se han acercado al monte Sión, a la Jerusalén celestial, la ciudad del Dios viviente. Se han acercado a millares y millares de ángeles, a una asamblea gozosa,23 a la iglesia de los primogénitos inscritos en el cielo. Se han acercado a Dios, el juez de todos; a los espíritus de los justos que han llegado a la *perfección;24 a Jesús, el mediador de un nuevo pacto; y a la sangre rociada, que habla con más fuerza que la de Abel

  1. Noten el ejemplo al Antiguo Pacto, con el Nuevo Pacto.
  1. Nosotros seguimos a JESUCRISTO, y anhelamos la Ciudad Celestial.

 

Conclusión

Oremos….

*Toda referencia Bíblica ha sido tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s