Los grandes Mandamientos

Por: pastor Daniel Brito

Título: Los grandes Mandamientos

Texto: Mateo 22:34-40

«Los fariseos se reunieron al oír que Jesús había hecho callar a los saduceos.35 Uno de ellos, *experto en la ley, le tendió una *trampa con esta pregunta: 36 —Maestro, ¿cuál es el mandamiento más importante de la ley? 37 —”Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todo tu ser y con toda tu mente” [c] —le respondió Jesús—.38 Éste es el primero y el más importante de los mandamientos.39 El segundo se parece a éste: “Ama a tu prójimo como a ti mismo.” [d]40 De estos dos mandamientos dependen toda la ley y los profetas

Introducción

El tema del amor a DIOS y del Primer Mandamiento toma un rumbo diferente para muchos, pero DIOS le ha dejado al ser humano instrucciones bien claras sobre la devoción que deben darle a Él. Trataremos los siguientes puntos:

1. Trasfondo.

2. El amor a DIOS, no es subjetivo.

3. La DEVOCIÓN a DIOS.

4. Buscando el Reino de Dios.

5. El amor al prójimo.

6. Reflexión.

Lección

1. Trasfondo. – Durante los últimos días en el ministerio de nuestro SEÑOR JESUCRISTO, sus enemigos lo estaban apretando con diferentes preguntas, buscando de qué manera podían atraparle en algo. Fue así como en el intercambio de preguntas y respuesta, JESUCRISTO silenció a los Saduceos, cuyas creencias incluían el negar la Resurrección de los muertos, y la existencia de los ángeles y espíritus, y a los Herodianos, un partido político que respaldaba al gobierno de la dinastía de Herodes el Grande. Cuando los Fariseos ven que JESUCRISTO había silenciado a los Saduceos y a los Herodianos, buscan probarle por medio de un experto en la ley de Moisés, con la pregunta: ¿cuál es el mandamiento más importante de la ley?

2. El amor a DIOS, no es subjetivo. – Nuestro Texto nos muestra que DIOS requiere obediencia total, y amor incondicional por parte de nosotros. Son muchos los que dicen que “aman” a Dios, y creen en Él a su manera, pero como ya hemos dicho, no es como uno quiere definir el amor, o la creencia en DIOS, sino que es el mismo DIOS quien dejó bien claro cómo es que el ser humano debe amar, y obedecer a DIOS.

3. La DEVOCIÓN a DIOS. – (Mateo 6:33) «Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas.»

a. Nuestro Texto es parte de los versos a los cuales nuestro SEÑOR JESUCRISTO está tratando sobre el tema del afán, y como es imposible para el ser humano lograr cambiar las circunstancias de su vida, a su propio antojo. Incluso, JESUCRISTO dijo que el ser humano, no puede agregarle ni siquiera “Una hora al curso de su vida”, o un “codo” a su estatura (RV1960).

i. (Mateo 6:25-34) «Por eso les digo: No se preocupen por su *vida, qué comerán o beberán; ni por su cuerpo, cómo se vestirán. ¿No tiene la vida más valor que la comida, y el cuerpo más que la ropa?26 Fíjense en las aves del cielo: no siembran ni cosechan ni almacenan en graneros; sin embargo, el Padre celestial las alimenta. ¿No valen ustedes mucho más que ellas?27 ¿Quién de ustedes, por mucho que se preocupe, puede añadir una sola hora al curso de su vida?[c] 28 »¿Y por qué se preocupan por la ropa? Observen cómo crecen los lirios del campo. No trabajan ni hilan;29 sin embargo, les digo que ni siquiera Salomón, con todo su esplendor, se vestía como uno de ellos.30 Si así viste Dios a la hierba que hoy está en el campo y mañana es arrojada al horno, ¿no hará mucho más por ustedes, gente de poca fe?31 Así que no se preocupen diciendo: “¿Qué comeremos?” o “¿Qué beberemos?” o “¿Con qué nos vestiremos?” 32 Porque los *paganos andan tras todas estas cosas, y el Padre celestial sabe que ustedes las necesitan.33 Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas.34 Por lo tanto, no se angustien por el mañana, el cual tendrá sus propios afanes. Cada día tiene ya sus problemas

b. Noten que JESUCRISTO les dice que DIOS conoce las necesidades de los suyos, pero el creyente no debe buscar la respuesta de DIOS por sus propios medios, o por afanarse y preocuparse. DIOS requiere DEVOCIÓN a Él. De ahí que el AMOR a DIOS es algo que el creyente demuestra con sus hechos, y su confianza en DIOS.

c. Analicemos lo que el Texto original de esta noche dice sobre el amor a DIOS.

i. (Mateo 22:37) «—”Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todo tu ser y con toda tu mente” —le respondió Jesús»

ii. Noten que el primero es AMAR a DIOS con todo el CORAZÓN.

iii. El segundo es con todo nuestro SER, o sea, el ALMA.

iv. El tercero es con toda nuestra MENTE.

v. Es importante notar que la DEVOCIÓN a DIOS es con todo el SER DE UNO. No se puede AMAR a DIOS solamente con parte de nuestras vidas. Por eso JESUCRISTO menciona las partes que completan a todo nuestro ser, incluyendo nuestro INTELECTO.

1. El creyente debe AMAR a DIOS con su mente. Eso quiere decir que sus pensamientos deben “alinearse” a la VOLUNTAD DE DIOS.

2. La DEVOCIÓN a DIOS no es un simple hecho RELIGIOSO, sino que se REFLEJA por medio del TEMOR DEL SEÑOR.

3. Ahora, la persona que no OBEDECE a DIOS, es porque no tiene TEMOR DE DIOS.

4. Donde no hay TEMOR DE DIOS, tampoco hay AMOR A DIOS.

d. Para finalizar este punto, el amor a DIOS, es con todo el SER de uno. Por esa razón JESUCRISTO le llamó el más importante de los MANDAMIENTOS.

i. (Mateo 22:38) «Éste es el primero y el más importante de los mandamientos

1. Podemos conocer a DIOS solamente por medio de la obediencia, empezando con este Primer Mandamiento. DIOS puede ser conocido si es AMADO, y solamente puede ser AMADO, si es OBEDECIDO.[1]

4. El amor al prójimo. – (Mateo 22:40) «El segundo se parece a éste: “Ama a tu prójimo como a ti mismo.“»

a. El SEÑOR JESUCRISTO está citando a la ley de Moisés en Levítico 19:18, donde el pueblo de Israel recibe instrucciones de no guardar rencor a ninguno de su hermano Israelita, más bien amando a su prójimo.

i. Pero el SEÑOR JESUCRISTO enseñó en la Parábola del Buen Samaritano (Lucas 10:25-37), que el prójimo es cualquier persona que uno se encuentra en el camino, sea Israelita, o sea extranjero.

ii. Es en ese contexto que el SEÑOR JESÚS le está respondiendo al experto en la ley que le hizo la pregunta, y nos muestra a todos nosotros, el valor de la vida humana, porque hemos de valorar la vida de todo el que es nuestro prójimo, como valoramos la nuestra.

b. El amor al prójimo, lo podemos definir de esta manera:

i. El amor al prójimo no es darle abrazos y besos a otra persona. Eso son modos externos de amistad, que muchos lo hacen con hipocresía, y otros lo hacen con amor.

ii. El amor al prójimo está condicionado al amor que uno mismo tiene hacia “uno mismo”, sujetado al Primer Mandamiento de AMAR A DIOS. El creyente debe desear ser lo que el SEÑOR espera de uno. O sea, agradar a DIOS haciendo Su Voluntad.

1. Se ama al prójimo de la misma manera que uno se ama a uno mismo. El creyente desea que su prójimo, pueda llegar a ser OBEDIENTE a DIOS.

iii. El amor al prójimo simplemente es desear para el prójimo lo mismo que uno desea para uno mismo.

1. (Mateo 7:12) «Así que en todo traten ustedes a los demás tal y como quieren que ellos los traten a ustedes. De hecho, esto es la ley y los profetas.»

c. Es por esa razón que el creyente desea que todo el mundo conozca a DIOS, como nosotros lo conocemos. Por eso el creyente comparte el Evangelio con sus compañeros de trabajo, sus familiares y vecinos. Por eso también tenemos estos Cultos de Hogar, para atraer a aquellos que tal vez no quieran ir a un templo, pero sí asisten a un Culto de Hogar como este. Es porque AMAMOS a nuestro prójimo, que lo hacemos.

5. REFLEXIÓN. – Para concluir nuestra lección, debemos analizar nuestras vidas. ¿Amamos a DIOS con todo nuestro ser? Pero para poder AMAR a DIOS, lo primero es poner nuestra confianza en Él, comenzando con el ARREPENTIMIENTO, y el Nuevo Nacimiento. Lo demás es como ya hemos dicho: Podemos conocer a DIOS solamente por medio de la obediencia, empezando con este Primer Mandamiento. DIOS puede ser conocido si es AMADO, y solamente puede ser AMADO, si es OBEDECIDO.

Conclusión

Oremos….

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

 

Notas:

1. G. Campbell Morgan, The Westminster Pulpit, vol. 7, p. 123-124, Baker Book House.

2 pensamientos en “Los grandes Mandamientos

  1. los grandes mandamientosson son los +que me gusta son la ley hechos por Dios para uno aplicarnolos para el bien……………..aleluya………..gloria a Dios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s