Una fe inquebrantable

Por: pastor Daniel Brito

Título: Una fe inquebrantable

Texto: Salmo 4:1-8 «Responde a mi clamor, Dios mío y defensor mío. Dame alivio cuando esté angustiado, apiádate de mí y escucha mi oración. 2 Y ustedes, señores, ¿hasta cuándo cambiarán mi gloria en vergüenza? ¿Hasta cuándo amarán ídolos vanos e irán en pos de lo ilusorio? *Selah 3 Sepan que el Señor honra al que le es fiel; el Señor me escucha cuando lo llamo. 4 Si se enojan, no pequen; en la quietud del descanso nocturno examínense el *corazón. Selah 5 Ofrezcan sacrificios de *justicia y confíen en el Señor. 6 Muchos son los que dicen: «¿Quién puede mostrarnos algún bien?» ¡Haz, Señor, que sobre nosotros brille la luz de tu rostro! 7 Tú has hecho que mi corazón rebose de alegría, alegría mayor que la que tienen los que disfrutan de trigo y vino en abundancia. 8 En *paz me acuesto y me duermo, porque sólo tú, Señor, me haces vivir confiado

Introducción

Los Salmos están llenos de grandes enseñanzas para cada uno de nosotros. En esta lección estaremos tratando el tema de la CONFIANZA en DIOS que produce la verdadera PAZ. Trataremos los siguientes puntos:

  1. Trasfondo
  2. Seguridad en la oración
  3. El gozo del SEÑOR es producto de la bendición de DIOS
  4. La Paz que traspasa todo entendimiento

Lección

  1. Trasfondo. – Este Salmo del rey David es uno de los varios que tratan sobre el tema de la CONFIANZA en DIOS en medio de la ADVERSIDAD. En muchas ocasiones, el rey David escribió algunos Salmos mientras era perseguido por sus enemigos, y aun con su vida en peligro, mostraba en sus escritos la CONFIANZA que él había depositado en el SEÑOR. Esa es la verdadera manera para “medir” nuestra confianza en el SEÑOR.
  1. Seguridad en la Oración. – El salmista comienza con una oración en forma de plegaria al SEÑOR, y debemos recordar que las oraciones son tan antiguas como la propia creación de Adán y Eva. El ser humano necesita tener comunión con DIOS, y es por medio de la oración que esa comunión comienza.
    1. La oración muestra “nuestra” dependencia en DIOS, porque es el ser humano quien necesita a DIOS. Es por eso que aun los que se jactan de no creer en DIOS, en el momento del peligro, gritan a DIOS. Algunos lo hacen pidiendo ayuda, y otros lo hacen maldiciendo a DIOS. Pero el que maldice a DIOS se contradice a sí mismo, porque si no cree en DIOS, ¿por qué lo maldice?
    1. JESUCRISTO dijo que es mejor “orar”, y no “desmayar”, o “desanimarse”.
      1. (Lucas 18:1) «Jesús les contó a sus discípulos una parábola para mostrarles que debían orar siempre, sin desanimarse
    1. Proverbios 18:10 dice:
      1. «Torre inexpugnable es el nombre del Señor; a ella corren los justos y se ponen a salvo
      1. Hermanos/as, eso es oración, el justo llega delante del SEÑOR, quien es una TORRE FUERTE, o CASTILLO, en la aflicción. El SEÑOR es un lugar de REFUGIO en la aflicción, y en la abundancia.
    1. Para finalizar este punto, el comentarista del siglo 18 Matthew Henry dice algo muy importante sobre la oración:
      1. «El que Dios se digne escuchar nuestras oraciones y las responda se debe, no a nuestro esfuerzo ni a nuestros méritos, sino únicamente a su gracia.»[1]
      1. ¡Una gran verdad! Como ya hemos dicho en este punto, somos nosotros los que necesitamos hablar con DIOS; sea en las buenas, o sea en las malas. Necesitamos a DIOS todo el tiempo.
      1. DIOS contesta las oraciones a SU TIEMPO, y no cuando uno quiere.
  1. El gozo del SEÑOR es producto de la bendición de DIOS. – (Salmo 4:7) «Tú has hecho que mi corazón rebose de alegría, alegría mayor que la que tienen los que disfrutan de trigo y vino en abundancia.»
    1. Aquí encontramos TRES grandes verdades:
      1. La primera es que el “trigo” es comida, y simboliza abundancia de comida qué es lo más importante para todo ser humano.
      1. La segunda es el vino, y en aquellos tiempos también era señal de abundancia. Donde había trigo y vino, había abundancia.
      1. La tercera es que el “mundo”, considera como “alegría”, o lo que produce “alegría”, aquellas cosas que simplemente son pasajeras, o aun que llevan al “desenfreno”, como en el caso del vino, la cerveza, y todo tipo de licor.
    1. El salmista ha encontrado el verdadero significado de “alegría”, y es la que no es temporal, sino que perdura para siempre. Esa alegría se conoce como el GOZO DEL SEÑOR.
      1. (Filipenses 4:4) «Alégrense siempre en el Señor. Insisto: ¡Alégrense!»
      1. El apóstol Pablo quien escribe esta hermosa Epístola a los Filipenses, estaba preso en Roma esperando una audiencia con el emperador, después de haber apelado su caso a él como ciudadano romano. En esa condición, el les dice a los Filipenses: «Alégrense siempre en el Señor. Insisto: ¡Alégrense!»
      1. Esa es la misma alegría que el Salmista se está refiriendo, y es a una “alegría” que solamente DIOS puede dar.
  1. La Paz que traspasa todo entendimiento. – (Salmo 4:8) «En *paz me acuesto y me duermo, porque sólo tú, Señor, me haces vivir confiado
    1. El Salmista en medio de la aflicción, puede dormir en paz, porque su vida está segura en las manos del SEÑOR. El coro de la iglesia cantaba un himno antiguo que dice: “Mi vida tiene seguro de fe, mi vida tiene seguro de paz”. Ese “seguro” de fe se obtiene solamente a través de nuestro SEÑOR y Salvador JESUCRISTO.
      1. (Juan 14:27) «La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden
    1. La paz que nuestro SEÑOR nos da, el mundo no la puede entender. Es una paz que perdura aun en medio de la aflicción. Es la Paz por haber sido libertado de la esclavitud del pecado.
      1. (Romanos 5:1) «En consecuencia, ya que hemos sido *justificados mediante la fe, tenemos[a] paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo
      1. Lo más importante para el ser humano es estar en Paz con DIOS. Cuando el ser humano está en Paz con DIOS, no importa la aflicción, hay una Paz interior que perdura, y puede uno decir como el Salmista: «En *paz me acuesto y me duermo, porque sólo tú, Señor, me haces vivir confiado
        1. (Filipenses 4:6-7) «No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias.7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús
    1. Estar en Paz con DIOS, es estar seguro de la vida eterna. Por eso el Salmista dijo en el Salmo 3:5:
      1. «Yo me acuesto, me duermo y vuelvo a despertar, porque el Señor me sostiene.»
      1. Esa es la Paz que sobrepasa TODO entendimiento. Esa Paz es producto de la CONFIANZA puesta en el SEÑOR.

 

Conclusión

Oremos….

 

*Toda referencia Bíblica ha sido tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

1 Matthew Henry, Comentario Bíblico de Matthew Henry, traducido por Francisco Lacueva, p. 551, editorial CLIE.

Un pensamiento en “Una fe inquebrantable

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s