Compartiendo la Palabra

Por: pastor Daniel Brito

Título: Compartiendo la Palabra

Texto: Juan 1:29-39 «Al día siguiente Juan vio a Jesús que se acercaba a él, y dijo: «¡Aquí tienen al Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo!30 De éste hablaba yo cuando dije: “Después de mí viene un hombre que es superior a mí, porque existía antes que yo.” 31 Yo ni siquiera lo conocía, pero, para que él se revelara al pueblo de Israel, vine bautizando con agua.» 32 Juan declaró: «Vi al Espíritu descender del cielo como una paloma y permanecer sobre él.33 Yo mismo no lo conocía, pero el que me envió a bautizar con agua me dijo: “Aquel sobre quien veas que el Espíritu desciende y permanece, es el que bautiza con el Espíritu Santo.” 34 Yo lo he visto y por eso testifico que éste es el Hijo de Dios.» 35 Al día siguiente Juan estaba de nuevo allí, con dos de sus discípulos.36 Al ver a Jesús que pasaba por ahí, dijo: —¡Aquí tienen al Cordero de Dios! 37 Cuando los dos discípulos le oyeron decir esto, siguieron a Jesús.38 Jesús se volvió y, al ver que lo seguían, les preguntó: —¿Qué buscan? —Rabí, ¿dónde te hospedas? (Rabí significa: Maestro.) 39 —Vengan a ver —les contestó Jesús. Ellos fueron, pues, y vieron dónde se hospedaba, y aquel mismo día se quedaron con él. Eran como las cuatro de la tarde.[g]»

Introducción

En esta noche estamos celebrando nuestra segunda CONFRATERNIDAD de Cultos de Hogar, en este año 2011. Nuestro tema de esta noche es la razón por qué tenemos Cultos de Hogar, también conocidos por algunos como “Cultos de células”, y es de compartir el Evangelio con otras personas. Eso es lo que el título de nuestra lección en esta noche muestra: “Compartiendo la Palabra.”

Lección

  1. Trasfondo. – El apóstol Juan quien es el narrador de nuestro Texto, comienza el Evangelio que lleva su nombre, con la Eternidad e Igualdad del Verbo Eterno, el Hijo de Dios. El verso uno nos habla de Su Eternidad, y el verso 14 habla de Su Encarnación.
    1. La narración sigue con la introducción de Juan el Bautista, conocido así en los Evangelios Sinópticos, a quien el apóstol Juan simplemente llama: Juan.
      1. Es Juan el Bautista quien ANUNCIA la llegada del Hijo de DIOS, como el Mesías esperado. Él mismo fue testigo al ver al ESPÍRITU SANTO descender sobre Él en forma de paloma; exactamente como DIOS el Padre le había dicho a Juan.
    1. Juan el Bautista enseguida introduce a JESÚS como el Cordero de DIOS, anunciando Su Obra Redentora en la Cruz del Calvario.
      1. Es importante ponerle atención a lo que el Bautista dice, porque es por lo que él dice, que sus propios discípulos lo dejan a él, para seguir a JESÚS.
      1. Noten que ellos no dejaron al Bautista para seguir a otro por “emoción”, o por cualquier otra razón, sino porque Juan el Bautista introduce a JESÚS como EL CORDERO DE DIOS.
      1. En ese momento, ellos estaban seguros que habían encontrado al Salvador del Mundo.
  1. Juan y Andrés. – (Juan 1:40-42) «Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que, al oír a Juan, habían seguido a Jesús.41 Andrés encontró primero a su hermano Simón, y le dijo: —Hemos encontrado al Mesías (es decir, el *Cristo). 42 Luego lo llevó a Jesús, quien mirándolo fijamente, le dijo: —Tú eres Simón, hijo de Juan. Serás llamado *Cefas (es decir, Pedro)
    1. Noten que el apóstol Juan en su narración, menciona a DOS discípulos, y de esos dos, menciona el nombre de Andrés, pero no menciona el del otro discípulo; algo común en su Evangelio, donde el apóstol no menciona su propio nombre en varias ocasiones, hablando incluso de sí mismo en tercera persona.
      1. La persona que el apóstol no menciona, es el mismo apóstol, quien es un testigo ocular de los eventos.
      1. Aunque el apóstol Juan no lo menciona, es obvio que él mismo trae a su hermano Jacobo, quien fue uno de los 12 apóstoles, a conocer a JESÚS.
    1. El segundo y el que más resalta de la narración es Andrés, quien era uno de los DOS discípulos de Juan que inmediatamente siguieron a JESÚS.
      1. Debemos notar que lo primero que Andrés hizo fue ir a dar las NUEVAS a su hermano Pedro, quien vino a JESÚS y ambos fueron contados como parte de los 12 apóstoles.
      1. En ese momento el SEÑOR JESÚS le cambia el nombre a Pedro, mostrando el cambio en su vida, y el lugar que ocuparía como uno de los principales en el grupo de los 12.
      1. Andrés es poco conocido, mientras que Pedro es muy bien conocido. Pero fue Andrés quien fue el instrumento de DIOS para traer a Pedro a los Pies del Salvador.
  1. Felipe y Natanael. – (Juan 1:43-51) «Al día siguiente, Jesús decidió salir hacia Galilea. Se encontró con Felipe, y lo llamó: —Sígueme. 44 Felipe era del pueblo de Betsaida, lo mismo que Andrés y Pedro.45 Felipe buscó a Natanael y le dijo: —Hemos encontrado a Jesús de Nazaret, el hijo de José, aquel de quien escribió Moisés en la ley, y de quien escribieron los profetas. 46 —¡De Nazaret! —replicó Natanael—. ¿Acaso de allí puede salir algo bueno? —Ven a ver —le contestó Felipe. 47 Cuando Jesús vio que Natanael se le acercaba, comentó: —Aquí tienen a un verdadero israelita, en quien no hay falsedad. 48 —¿De dónde me conoces? —le preguntó Natanael. —Antes de que Felipe te llamara, cuando aún estabas bajo la higuera, ya te había visto. 49 —Rabí, ¡tú eres el Hijo de Dios! ¡Tú eres el Rey de Israel! —declaró Natanael. 50 —¿Lo crees porque te dije que te vi cuando estabas debajo de la higuera? ¡Vas a ver aun cosas más grandes que éstas! Y añadió: 51 —Ciertamente les aseguro que ustedes verán abrirse el cielo, y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre
    1. Ahora la narración gira hacia Felipe, quien el apóstol Juan en su narración aclara que es de Betsaida, el pueblo de Andrés y Pedro. Eso quiere decir que Felipe llegó a JESÚS por medio de Andrés, o tal vez de Pedro, o por medio de ambos.
  1. El ejemplo de Andrés. – Andrés es mencionado DOS veces más en el Evangelio de Juan, trayendo a otras personas a JESÚS. Notamos esa buena cualidad en él, quien es un ejemplo de cómo debemos compartir el Evangelio con otras personas.
    1. En Juan 6:8-9, es él quien trae a JESÚS al muchacho que tenía los cinco pescados y los dos panes. Esa es una de las DOS ocasiones cuando el SEÑOR JESUCRISTO hizo el milagro de alimentar a miles de personas, con “cinco pescados y dos panes”, lo que sería por lo menos la comida de una sola persona, o tal vez de dos.
    1. En Juan 12:22, trae a los griegos que buscaban a JESÚS. No se sabe nada sobre quienes eran esos griegos, pero lo que sí sabemos es que ellos tenían interés en CONOCER a JESÚS, y Andrés fue a llevarlos para que conocieran a JESUCRISTO, el Salvador del mundo.
  1. Por qué compartimos el Evangelio. – Pudimos ver que Andrés enseguida de haber conocido a JESÚS, lo primero que hizo fue buscar a su hermano Pedro, y llevarlo a JESÚS. Noten que Andrés llevó a Pedro a JESÚS, al igual que Felipe llevó a Natanael a nuestro SEÑOR JESÚS. Es importante notar que Andrés y Felipe “LLEVARON” a otros a JESÚS, no que llevaron a JESÚS a otros, sino que ellos llevaron a OTROS a JESÚS. Las veces que Andrés es mencionado, podemos ver que estaba LLEVANDO a OTROS a JESÚS.
    1. Andrés y Felipe enseguida anunciaron que habían encontrado al Mesías. Esa era la expresión que usaban para invitar a otros a conocer a JESÚS.
    1. Cuando el hombre que había sido poseído por una legión de demonios fue libertado por JESUCRISTO, el hombre quiso seguirlo por agradecimiento, pero JESUCRISTO le dijo que se quedara, y que CONTARA a sus FAMILIARES, las grandes cosas que JESÚS había hecho por él, y como había tenido compasión de él.
      1. (Marcos 5:18-20) «Mientras subía Jesús a la barca, el que había estado endemoniado le rogaba que le permitiera acompañarlo.19 Jesús no se lo permitió, sino que le dijo: —Vete a tu casa, a los de tu familia, y diles todo lo que el Señor ha hecho por ti y cómo te ha tenido compasión. 20 Así que el hombre se fue y se puso a proclamar en *Decápolis lo mucho que Jesús había hecho por él. Y toda la gente se quedó asombrada
    1. Para nosotros que estamos presentes en esta noche, al igual que Andrés y Felipe, debemos CONTAR las GRANDES COSAS que CRISTO ha hecho por nosotros. Debemos invitar a otros para que conozcan al MESÍAS, o sea, al CRISTO, como Salvador personal.
      1. Aunque son muchos los métodos que se han hecho para “evangelizar” y para ganar almas para Cristo, el mejor método es el que hemos visto en el Texto Sagrado, y es el de compartir la Palabra de Dios de persona, a persona.
      1. Eso es porque todo creyente que ha experimentado el NUEVO NACIMIENTO, no se puede quedar callado, sino que tiene que contarlo a otras personas.

Conclusión

Oremos….

*Toda referencia Bíblica ha sido tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s