Compartiendo la Verdad

Por: pastor Daniel Brito

Título: Compartiendo la Verdad

Texto: Juan 1:43-51 «Al día siguiente, Jesús decidió salir hacia Galilea. Se encontró con Felipe, y lo llamó: —Sígueme. 44 Felipe era del pueblo de Betsaida, lo mismo que Andrés y Pedro.45 Felipe buscó a Natanael y le dijo: —Hemos encontrado a Jesús de Nazaret, el hijo de José, aquel de quien escribió Moisés en la ley, y de quien escribieron los profetas. 46 —¡De Nazaret! —replicó Natanael—. ¿Acaso de allí puede salir algo bueno? —Ven a ver —le contestó Felipe. 47 Cuando Jesús vio que Natanael se le acercaba, comentó: —Aquí tienen a un verdadero israelita, en quien no hay falsedad. 48 —¿De dónde me conoces? —le preguntó Natanael. —Antes de que Felipe te llamara, cuando aún estabas bajo la higuera, ya te había visto. 49 —Rabí, ¡tú eres el Hijo de Dios! ¡Tú eres el Rey de Israel! —declaró Natanael. 50 —¿Lo crees porque te dije que te vi cuando estabas debajo de la higuera? ¡Vas a ver aun cosas más grandes que éstas! Y añadió: 51 —Ciertamente les aseguro que ustedes verán abrirse el cielo, y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre

Introducción

Este pasado miércoles tuvimos nuestra Confraternidad de Cultos de Hogar, y el tema en la predicación fue: “Compartiendo la Palabra”, basado en estos mismos Textos del Evangelio de Juan. El tema de compartir la “Palabra” o la “Verdad” como es nuestro Texto en esta mañana, debe ser de mucha importancia para nosotros. Son muchos los métodos de “igle-crecimiento”, pero solamente tenemos uno en el Texto Sagrado, y es el de compartir la Verdad del Evangelio de persona a persona.

Lección

  1. Trasfondo. – Debemos notar que el apóstol Juan escribe su Evangelio muy diferente a los otros tres Evangelios Sinópticos, los cuales con la excepción de Marcos, comienzan narrando la Encarnación del Salvador.
    1. El apóstol Juan comienza nuestro Evangelio hablando de la ETERNIDAD y DIVINIDAD de JESUCRISTO, y de Su Encarnación. La narración sigue los eventos encontrados en los Sinópticos, sobre Su Bautismo en aguas en el río Jordán por medio de Juan el Bautista.
    1. Debemos ponerle atención a las palabras de Natanael, cuando llama a JESUCRISTO: ¡tú eres el Hijo de Dios! ¡Tú eres el Rey de Israel!
    1. También debemos ponerle atención a las Palabras del Salvador, cuando dice: ¡Vas a ver aun cosas más grandes que éstas! Y añadió: 51 —Ciertamente les aseguro que ustedes verán abrirse el cielo, y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre
    1. Estaremos tratando más a fondo, la expresión de Natanael, y las Palabras de JESUCRISTO, más adelante
  1. Persecución y distorsión del Hijo. – Debemos entender que desde que DIOS hizo el pacto con Abraham, y con Isaac, y con Jacob, Satanás ha estado luchando para destruir la “simiente” de Abraham, de donde vendría el Mesías Rey.
    1. Después que JESUCRISTO se hizo Carne, y fue a la Cruz del Calvario por los pecadores, entonces Satanás ha procurado destruir la Iglesia de JESUCRISTO, y “distorsionar” la Persona y la Obra de nuestro SEÑOR JESUCRISTO.
      1. La negación de la Eternidad y Divinidad del Hijo es común en otras religiones y sectas.
      1. También lo es el negar Su Encarnación como el mismo DIOS Eterno.
    1. Es por eso que el tema es tan importante en nuestro Evangelio, que aclara muy bien que es SOLAMENTE a través de JESUCRISTO, que las personas pueden ser salvas. De ahí que que el Islam, y las tantas sectas que han salido del Cristianismo, DISTORSIONAN la Persona y la Obra de JESUCRISTO, para así impedir que la gente encuentre la SALVACIÓN. Eso es porque sus doctrinas son de “demonios”.
    1. Noten que aunque otras religiones y sectas apunten a lo que ellos consideran la “solución” para la “eternidad”, ellas en realidad se oponen como ya hemos dicho, a la VERDAD qué es JESUCRISTO, y por ende, solamente pueden ofrecer PERDICIÓN eterna para sus seguidores. Es por eso que COMPARTIR LA VERDAD, es esencial para cada uno de nosotros.
  1. La Eternidad y DIVINIDAD del Hijo. – (Juan 1:1-5) «En el principio ya existía el *Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios. 2 Él estaba con Dios en el principio. 3 Por medio de él todas las cosas fueron creadas; sin él, nada de lo creado llegó a existir. 4 En él estaba la vida, y la vida era la luz de la *humanidad. 5 Esta luz resplandece en las tinieblas, y las tinieblas no han podido extinguirla
    1. Noten que el apóstol Juan comienza su narración con: “En el principio”. Eso demanda una aclaración por parte de muchos, y es, ¿de qué principio está hablando el apóstol?
      1. Al igual que Moisés comienza su narración en Génesis 1:1 con “En el principio”, la respuesta es que ni Moisés ni Juan se están refiriendo a DIOS.
      1. Principio es “comienzo”; es algo que “empieza”.
      1. Principio es el comienzo de la CREACIÓN de DIOS.
        1. Así que Moisés comienza su narración en el “Principio” de la CREACIÓN de DIOS.
        1. Al igual que el apóstol Juan comienza su narración hablando del “Principio” de la CREACIÓN DE DIOS.
        1. Pero noten que “En el Principio”, de esa CREACIÓN, ya existía el VERBO.
    1. Es esencial notar la PLURALIDAD de las Personas en el Ser de DIOS, para entender la Obra de JESUCRISTO en la Cruz del Calvario.
      1. El Hijo (El VERBO) es ETERNO, ya existía con DIOS desde la ETERNIDAD.
      1. El Hijo (El VERBO) es DIOS, pero se puede distinguir de DIOS el Padre, porque estaba con DIOS, y era DIOS.
      1. Eso es una IGUALDAD total en cuanto ETERNIDAD y a DIVINIDAD entre el Padre y el Hijo.
  1. Encarnación del Hijo. – (Juan 1:14) «Y el Verbo se hizo hombre y habitó[c] entre nosotros. Y hemos contemplado su gloria, la gloria que corresponde al Hijo *unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad
    1. El apóstol Juan lo deja bien CLARO al decir que el Verbo se hizo hombre, o mejor dicho en el original: “Se hizo Carne”, y habitó entre nosotros.
      1. Noten que el apóstol Juan aclara también que “habitó entre nosotros”, o sea, ellos fueron testigos oculares de la HUMANIDAD de JESUCRISTO.
    1. Negar la ENCARNACIÓN del Hijo, es NEGARLO todo. En otras palabras, el apóstol Juan nos enseña que negar la ENCARNACIÓN del Verbo, muestra el espíritu del “anticristo”.
      1. (1ª Juan 4:1-3) «Queridos hermanos, no crean a cualquiera que pretenda estar inspirado por el Espíritu,[a] sino sométanlo a prueba para ver si es de Dios, porque han salido por el mundo muchos falsos profetas.2 En esto pueden discernir quién tiene el Espíritu de Dios: todo profeta[b] que reconoce que *Jesucristo ha venido en cuerpo humano, es de Dios;3 todo profeta que no reconoce a Jesús, no es de Dios sino del anticristo. Ustedes han oído que éste viene; en efecto, ya está en el mundo
    1. Debemos responder lo que NEGAR la ENCARNACIÓN del Hijo es.
      1. PREGUNTA: ¿Cómo se niega la ENCARNACIÓN del Hijo?
      1. RESPUESTA: Todo el que niega que JESUCRISTO es el DIOS Eterno, también niega Su Encarnación.
        1. ACLARACIÓN: Es obvio que Juan 1:1 está hablando del VERBO, JESUCRISTO, como el DIOS Eterno. Luego en el Verso 14, dice que se hizo Carne. No hay que ser un erudito para uno entender que el DIOS Eterno, se hizo Carne.
        1. Ahora, si JESUCRISTO es un “ser creado”, entonces su encarnación no es de un ser DIVINO. Por eso todo el que cree que JESUCRISTO es un ser creado, niega Su ENCARNACIÓN, y por ende, tiene el espíritu del anticristo.
    1. Son muchas las sectas y religiones como el “Islam”, que niegan la DIVINIDAD y ETERNIDAD de JESÚS. Por esa razón, podemos decir con toda seguridad, que todas ellas tienen el espíritu del anticristo, y sus doctrinas son doctrinas de demonios.
      1. (1ª Timoteo 4:1) «El Espíritu dice claramente que, en los últimos tiempos, algunos abandonarán la fe para seguir a inspiraciones engañosas y doctrinas diabólicas
  1. Revelación del Hijo. – (Juan 1:18) «A Dios nadie lo ha visto nunca; el Hijo unigénito, que es Dios[d] y que vive en unión íntima con el Padre, nos lo ha dado a conocer
    1. Nuestro Texto es bien claro al mostrarnos que NADIE ha visto nunca a DIOS. Podemos decir que NADIE puede ver a DIOS y seguir viviendo en esta carne.
      1. El apóstol Juan se está refiriendo a TODA persona, incluyendo a todos en el Antiguo Testamento, incluso a Moisés, quien fue l hombre que DIOS usó para darle a Israel la ley.
    1. Sobre ésta aclaración por parte de JESUCRISTO, veamos lo que dicen otras Versiones de la Biblia.
      1. La RV1960 dice: «A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer
      1. La Biblia de las Américas dice: «Nadie ha visto jamás a Dios; el unigénito Dios, que está en el seno del Padre, El le ha dado a conocer
      1. Es bien claro que la Biblia de las Américas y la Nueva Versión Internacional hacen una mejor traducción de nuestro Texto.
    1. Solamente el HIJO, ha podido revelar y mostrarnos al Padre.
      1. Antes de Su Encarnación, JESUCRISTO se apareció a algunos como el Ángel de JEHOVÁ.
      1. Ahora se aparece como el Hijo de DIOS, quien también es DIOS, y tiene la misma naturaleza que el Padre.
        1. (Juan 14:8-11) «Señor —dijo Felipe—, muéstranos al Padre y con eso nos basta. 9 —¡Pero, Felipe! ¿Tanto tiempo llevo ya entre ustedes, y todavía no me conoces? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre. ¿Cómo puedes decirme: “Muéstranos al Padre” ?10 ¿Acaso no crees que yo estoy en el Padre, y que el Padre está en mí? Las palabras que yo les comunico, no las hablo como cosa mía, sino que es el Padre, que está en mí, el que realiza sus obras.11 Créanme cuando les digo que yo estoy en el Padre y que el Padre está en mí; o al menos créanme por las obras mismas.»
        1. (Hebreos 1:3) «El Hijo es el resplandor de la gloria de Dios, la fiel imagen de lo que él es, y el que sostiene todas las cosas con su palabra poderosa. Después de llevar a cabo la purificación de los pecados, se sentó a la *derecha de la Majestad en las alturas
  1. DOS declaraciones. – (Juan 1:43-49) «Al día siguiente, Jesús decidió salir hacia Galilea. Se encontró con Felipe, y lo llamó: —Sígueme. 44 Felipe era del pueblo de Betsaida, lo mismo que Andrés y Pedro.45 Felipe buscó a Natanael y le dijo: —Hemos encontrado a Jesús de Nazaret, el hijo de José, aquel de quien escribió Moisés en la ley, y de quien escribieron los profetas. 46 —¡De Nazaret! —replicó Natanael—. ¿Acaso de allí puede salir algo bueno? —Ven a ver —le contestó Felipe. 47 Cuando Jesús vio que Natanael se le acercaba, comentó: —Aquí tienen a un verdadero israelita, en quien no hay falsedad. 48 —¿De dónde me conoces? —le preguntó Natanael. —Antes de que Felipe te llamara, cuando aún estabas bajo la higuera, ya te había visto. 49 —Rabí, ¡tú eres el Hijo de Dios! ¡Tú eres el Rey de Israel! —declaró Natanael.»
    1. Regresando a nuestro Texto de esta lección, volvemos al encuentro entre nuestro SEÑOR JESÚS, con Felipe y Natanael, podemos ver que Felipe es llamado por JESUCRISTO directamente. Puede ser que ya Andrés y/o Pedro ya le hubieran contado a Felipe que habían encontrado al Mesías, JESÚS, porque el apóstol Juan en su narración, aclara que Felipe era del mismo pueblo que Andrés y Pedro.
      1. Natanael seguramente que había estado estudiando la Palabra de DIOS debajo de la sombra de una higuera.
      1. Es en el secreto de su estadía, que Natanael se sorprende que JESÚS le dice que le había visto debajo de la higuera.
    1. Natanael hace DOS declaraciones importante, y nos también nos muestra lo pronto que los discípulos del SEÑOR JESÚS reconocieron que era el Cristo, y que era DIVINO. Sus declaraciones se basan en el encuentro que tuvo que JESÚS, quien le hizo saber enseguida, que Él era DIOS.
      1. El Hijo de DIOS es DIVINIDAD.
      1. El Mesías, muestra que no solamente ellos esperaban la llegada del Mesías que iba a reinar sobre el trono de David, sino que ellos reconocían que JESÚS era el Mesías.
  1. Natanael y Jacob. – (Juan 1:50-51) «¿Lo crees porque te dije que te vi cuando estabas debajo de la higuera? ¡Vas a ver aun cosas más grandes que éstas! Y añadió: 51 —Ciertamente les aseguro que ustedes verán abrirse el cielo, y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre
    1. El SEÑOR JESÚS parece estar haciendo una comparación entre Jacob, el patriarca de Israel, y Natanael.
      1. Noten que cuando Natanael venía para conocer a JESÚS, sus palabras fueron: «Cuando Jesús vio que Natanael se le acercaba, comentó: —Aquí tienen a un verdadero israelita, en quien no hay falsedad.»
      1. Jacob era conocido como un “suplantador” y engañador. Algo probado por engañar a su padre Isaac, y luego a su tío, que a la vez lo había engañado muchas veces también.
      1. Así que Natanael no es un hombre que engaña, sino que es un hombre recto delante de DIOS.
    1. La mención de ver al cielo abrirse y ver ángeles subir y bajar sobre el Hijo del Hombre, es también una mención de la escalera que Jacob había visto en Betel, pero que en ella él vio a los ángeles subir y bajar (Génesis 28:10-16).
      1. Aquí el mismo JESUCRISTO dice que verán «a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre
      1. Como dice Matthew Henry:
        1. «Aquí en Juan 1:51, Jesús declara que la profecía se ha cumplido, porque en Génesis 28:12, los ángeles subían y bajaban por una escalera vacía, pero ahora suben y bajan “sobre el Hijo del Hombre”; es decir, ya ha aparecido el Mesías, el vinculo de reconciliación entre el Cielo y la Tierra (2 Co. 5:19), el único Mediador entre Dios y los hombres (1 Ti. 2:5), el cual será, según la carne, descendiente de Jacob (Ro. 9:5) y bajará del Cielo para salvarnos (Lc. 19:10).»1
      1. Notemos los Textos:
        1. 2ª Corintios 5:19
        2. 1ª Timoteo 2:5
        3. Romanos 9:5
        4. Lucas 19:10
  1. Compartiendo la GLORIA. – Nuestra lección nos ha mostrado la IMPORTANCIA del Mensaje de JESUCRISTO, el Hijo de DIOS, y el Hijo del Hombre. Hemos podido ver cómo es que los primeros discípulos de JESÚS compartían la GLORIA de DIOS, y era de boca a boca. Algunos de ustedes se habrán dado cuenta en el camino a la iglesia, de algunos sectarios que desde temprano se paran en las paradas de los autobuses, y luego van de casa en casa; ellos lo hacen por una MENTIRA.
    1. En esta mañana yo les pregunto a ustedes: ¿están ustedes en la Verdad?
    2. Si la respuesta ha sido afirmativa, entonces debemos preguntarnos, si estamos COMPARTIENDO la VERDAD. Nosotros debemos hacerlo por la VERDAD, y esa VERDAD es ABSOLUTA, y es JESUCRISTO.

Conclusión

Oremos….

*Toda referencia Bíblica ha sido tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

1 Matthew Henry, Comentario Biblico de Matthew Henry, traducido por Francisco Lacueva, p. 1358, editorial CLIE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s