Un Sacerdocio Perpetuo

Por: pastor Daniel Brito

Título: Un Sacerdocio Perpetuo

Texto: Hebreos 9:11-14 «Cristo, por el contrario, al presentarse como sumo sacerdote de los bienes definitivos[b] en el tabernáculo más excelente y *perfecto, no hecho por manos humanas (es decir, que no es de esta creación), 12 entró una sola vez y para siempre en el Lugar Santísimo. No lo hizo con sangre de machos cabríos y becerros, sino con su propia sangre, logrando así un rescate eterno.13 La sangre de machos cabríos y de toros, y las cenizas de una novilla rociadas sobre personas *impuras, las *santifican de modo que quedan *limpias por fuera.14 Si esto es así, ¡cuánto más la sangre de Cristo, quien por medio del Espíritu eterno se ofreció sin mancha a Dios, purificará nuestra conciencia de las obras que conducen a la muerte, a fin de que sirvamos al Dios viviente

Introducción

Esta semana el pueblo Judío celebra la fiesta del “Día de la Expiación”, conocido como “Yom Kippur.” Es el día más sagrado para el pueblo Judío, en el cual ellos recuerdan que en el Antiguo Testamento, era una de las fiestas más importante que todo el pueblo tenía que observar. En ese día todo el pueblo tenía que ayunar, y se hacía sacrificios para expiar el pecado del pueblo. Trataremos los siguientes puntos:

  1. Cristo, el eterno Sumo Sacerdote.
  2. Mediador de un Nuevo Pacto.
  3. Salvos para la Fe en JESUCRISTO solamente.
  4. Esperando Su Regreso.

Lección

  1. Cristo, el eterno Sumo Sacerdote. – El día de la Expiación era un día solemne para el pueblo de Israel, porque era el único día del año donde el sumo sacerdote entraba en el lugar Santísimo, ofreciendo sacrificio y rociando sangre de animales por los pecados del pueblo durante ese año, y por él mismo como sumo sacerdote.
    1. Esa fiesta mostraba la necesidad para el ser humano de recibir el perdón de sus pecados.
    1. La gran diferencia entre el sumo sacerdote que pertenecía a la tribu de Leví, es que como hombre mortal, necesitaba del perdón de Dios también, y antes de poder entrar en el lugar Santísimo, tenía que purificarse primeramente.
      1. (Hebreos 7:23-28) «Ahora bien, como a aquellos sacerdotes la muerte les impedía seguir ejerciendo sus funciones, ha habido muchos de ellos;24 pero como Jesús permanece para siempre, su sacerdocio es imperecedero.25 Por eso también puede salvar por completo[b] a los que por medio de él se acercan a Dios, ya que vive siempre para interceder por ellos. 26 Nos convenía tener un sumo sacerdote así: santo, irreprochable, puro, apartado de los pecadores y exaltado sobre los cielos.27 A diferencia de los otros sumos sacerdotes, él no tiene que ofrecer sacrificios día tras día, primero por sus propios pecados y luego por los del pueblo; porque él ofreció el sacrificio una sola vez y para siempre cuando se ofreció a sí mismo.28 De hecho, la ley designa como sumos sacerdotes a hombres débiles; pero el juramento, posterior a la ley, designa al Hijo, quien ha sido hecho *perfecto para siempre.»
    1. Noten el contraste entre los hombres sacerdotes, y nuestro SEÑOR JESUCRISTO, quien como el Hijo de Dios, y siendo Él mismo DIOS encarnado, no tenía la mancha de pecado, y Su Sacrificio fue hecho una sola vez, en vez de todos los años como los hombres sacerdotes tenían que hacer. Siendo que JESUCRISTO es DIOS, Su Sacerdocio es ETERNO.
  1. Mediador de un Nuevo Pacto. – (Hebreos 9:15-28) «Por eso Cristo es mediador de un nuevo pacto, para que los llamados reciban la herencia eterna prometida, ahora que él ha muerto para liberarlos de los pecados cometidos bajo el primer pacto. 16 En el caso de un testamento,[c] es necesario constatar la muerte del testador,17 pues un testamento sólo adquiere validez cuando el testador muere, y no entra en vigor mientras vive.18 De ahí que ni siquiera el primer pacto se haya establecido sin sangre.19 Después de promulgar todos los mandamientos de la ley a todo el pueblo, Moisés tomó la sangre de los becerros junto con agua, lana escarlata y ramas de hisopo, y roció el libro de la ley y a todo el pueblo,20 diciendo: «Ésta es la sangre del pacto que Dios ha mandado que ustedes cumplan.»[d]21 De la misma manera roció con la sangre el tabernáculo y todos los objetos que se usaban en el culto.22 De hecho, la ley exige que casi todo sea purificado con sangre, pues sin derramamiento de sangre no hay perdón. 23 Así que era necesario que las copias de las realidades celestiales fueran purificadas con esos sacrificios, pero que las realidades mismas lo fueran con sacrificios superiores a aquéllos.24 En efecto, Cristo no entró en un santuario hecho por manos humanas, simple copia del verdadero santuario, sino en el cielo mismo, para presentarse ahora ante Dios en favor nuestro.25 Ni entró en el cielo para ofrecerse vez tras vez, como entra el sumo sacerdote en el Lugar Santísimo cada año con sangre ajena.26 Si así fuera, Cristo habría tenido que sufrir muchas veces desde la creación del mundo. Al contrario, ahora, al final de los tiempos, se ha presentado una sola vez y para siempre a fin de acabar con el pecado mediante el sacrificio de sí mismo.27 Y así como está establecido que los seres *humanos mueran una sola vez, y después venga el juicio,28 también Cristo fue ofrecido en sacrificio una sola vez para quitar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, ya no para cargar con pecado alguno, sino para traer salvación a quienes lo esperan.»
    1. Veamos algunas observaciones:
      1. La primera es que el Pacto Antiguo, fue dado al pueblo de Israel. Todos los “sacrificios” encontrados en ese Pacto, apuntaban a la Obra Redentora de JESUCRISTO en la Cruz del Calvario.
      1. La segunda es que siendo que JESUCRISTO fue el SACRIFICIO, y siendo que Él mismo es el SACERDOTE que ofrece el SACRIFICIO, JESUCRISTO mismo es el MEDIADOR del Nuevo Pacto. Es por medio de la Sangre de JESUCRISTO, que tenemos acceso al Nuevo Pacto.
        1. Debemos recordar que un “sacerdote” es alguien que está entre DIOS y los hombres. En este caso, JESUCRISTO es nuestro ETERNO sacerdote, el mediador entre DIOS y los hombres.
        1. De ahí que no hay otro mediador, o intermediario entre DIOS y los hombres; solamente JESUCRISTO.
          1. (1 Timoteo 2:5) «Porque hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre
      1. El tercero es la SEGURIDAD de estos eventos, y noten que el autor de Hebreos por Inspiración del ESPÍRITU SANTO, usa TRES ejemplos:
        1. Ha sido establecido por DIOS que todo ser humano muera “físicamente”. Eso es evidente para toda persona, porque nadie por mucho dinero que tenga, puede vencer la muerte.
        1. El Juicio del GRAN TRONO BLANCO para todos aquellos que mueren SIN CRISTO.
        1. La seguridad de Su RETORNO en GLORIA.
    1. Cada una de esas observaciones, muestran la SEGURIDAD de cada una de ellas, y al mismo tiempo, la SEGURIDAD de la Obra Redentora de JESUCRISTO, como MEDIADOR del Nuevo Pacto.
  1. Salvos por la Fe en JESUCRISTO solamente. – (Romanos 3:22-25) «Esta justicia de Dios llega, mediante la *fe en Jesucristo, a todos los que creen. De hecho, no hay distinción,23 pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios,24 pero por su gracia son *justificados gratuitamente mediante la redención que Cristo Jesús efectuó.[h]25 Dios lo ofreció como un sacrificio de *expiación[i] que se recibe por la fe en su sangre, para así demostrar su justicia. Anteriormente, en su paciencia, Dios había pasado por alto los pecados;26 pero en el tiempo presente ha ofrecido a Jesucristo para manifestar su justicia. De este modo Dios es justo y, a la vez, el que justifica a los que tienen fe en Jesús
    1. Veamos DOS observaciones:
      1. La primera es que TODOS han pecado, o mejor dicho, hemos pecado. Todos somos pecadores. Así que el SACRIFICIO de JESUCRISTO fue para TODOS.
      1. La segunda es que no hay distinción de personas, sean israelitas o sean gentiles como nosotros, la Sangre de JESUCRISTO fue derramada para que todo aquel que crea en Él, sea salvo (Juan 3:14-20).
    1. La salvación es un REGALO de DIOS que no se puede ni comprar, ni “ganar” en el sentido de hacer “sacrificios” propios, o alguna “obra” meritoria. Es por FE solamente.
  1. Esperando Su Regreso. – (Hebreos 9:28) «También Cristo fue ofrecido en sacrificio una sola vez para quitar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, ya no para cargar con pecado alguno, sino para traer salvación a quienes lo esperan.»
    1. El pueblo Judío todos los años celebra el día de la Expiación que, aunque desde que el Templo de Jerusalén fue destruido en el año 70 de nuestra era, no han podido hacer sacrificios, todavía celebran buscando el perdón de sus pecados, y al mismo tiempo, esperando la llegada del Mesías o el Cristo.
    1. Nosotros en este tiempo recordamos que JESUCRISTO dio Su Vida una SOLA vez por los pecadores, y esperamos ansiosamente Su pronto Regreso en gloria.
    1. Por eso es necesario que oremos por el pueblo Judío, para que ellos también crean en JESUCRISTO como el CRISTO, y puedan encontrar la vida eterna.
    1. Ahora preguntamos: ¿Has encontrado al SEÑOR JESUCRISTO como tú Salvador personal?

Conclusión

Oremos….

*Toda referencia Bíblica ha sido tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s