Bendice Alma mía a JEHOVÁ

Por: pastor Daniel Brito

Título: Bendice Alma mía a JEHOVÁ

 Texto: Salmo 103:1-5

«Alaba, *alma mía, al Señor; alabe todo mi ser su santo *nombre. 2 Alaba, alma mía, al Señor, y no olvides ninguno de sus beneficios. 3 Él perdona todos tus pecados  y sana todas tus dolencias; 4 él rescata tu vida del *sepulcro y te cubre de amor y compasión; 

5 él colma de bienes tu vida[a] y te rejuvenece como a las águilas

Introducción

En el momento de predicar este sermón, será la víspera del DÍA DE ACCIÓN DE GRACIAS en esta gran nación. ¿Por qué hablar tanto del tema de “ser agradecidos”? Porque es parte integral del Evangelio. Nadie puede ser cristiano si no es agradecido con DIOS, por la sencilla razón que para poder ser “cristiano”, hay que estar consciente que somos pecadores, y que necesitamos un SALVADOR. Ese reconocimiento lleva al pecador al arrepentimiento, y a llevar una vida en OBEDIENCIA a nuestro SEÑOR JESUCRISTO. Ese es el comienzo de nuestro agradecimiento con el SEÑOR. Trataremos los siguientes puntos:

  1. Un día para dar gracias.

  2. No siempre es espontánea.

  3. ¿Hay motivos para dar gracias?

  4. La ingratitud es pecado.

Lección

  1. Un día para dar gracias. – El origen del Día de dar Gracias en esta nación, nos hace recordar a aquellos exiliados de Inglaterra y Holanda en 1621 que llegaron buscando libertad religiosa. Todo eso dio lugar para diferentes proclamaciones en diferentes fechas, pero no fue hasta 1864, cuando el Presidente Abraham Lincoln dio una proclamación Presidencial para que en el último jueves de noviembre, fuera observado un día nacional de Acción Gracias, y luego en 1941, el Presidente Roosevelt y el Congreso, lo cambiaron para que fuera el “cuarto” jueves de Noviembre,i y así ha sido hasta el día de hoy.

    1. Es algo bueno cuando una nación toma tiempo para dar gracias, y aun más cuando es a DIOS a quien le dan las gracias.

    1. Eso nos lleva a nuestra lección en esta noche, sobre la importancia de poder dar GRACIAS a DIOS en esta etapa del año como un pueblo unido, pero aun más, como debe ser: TODO EL TIEMPO.

  1. No siempre es espontánea. – Muchas personan creen que la “alabanza” a DIOS solamente debe ser “espontánea”. Pero podemos notar en este Salmo que ese no es el caso. Son muchas las veces que el cuerpo cansado no quiere alabar a DIOS, y aun menos orar o leer la Biblia. Pero este Salmo comienza con una “orden” a su misma persona, y es: «Alaba, *alma mía, al Señor; alabe todo mi ser su santo *nombre.» Es el deber de todo creyente ALABAR a DIOS y darle honra, en medio de cualquier circunstancia. Sí, eso incluye los momentos de cansancio y de sueño.

  1. ¿Hay motivos para dar gracias? – La respuesta a esa pregunta, es un por supuesto que sí. Nuestro Salmo comienza con una ALABANZA al SEÑOR, primeramente llamando a no OLVIDAR. Eso claramente que es muy común en el ser humano, porque es fácil recordarse de aquellas cosas que a uno no le han agradado, pero a veces las cosas buenas se olvidan. Veamos algunos motivos para dar gracias:

    1. El primero es NO OLVIDAR Sus Beneficios. El gran predicador del siglo 19 C.H. Spurgeon dice así sobre nuestro Texto:

      1. «Y no olvides ninguno de sus beneficios. Recuerda que el rey persa, cuando no podía dormir, se hacía leer las crónicas del imperio, y descubrió que uno que había salvado su vida no había sido recompensado. ¡Que rápidamente rectificó esta omisión y le confirió honor! El Señor nos ha salvado con una gran salvación; ¿no vamos a rendirle recompensa?»ii

      1. Ese caso que Spurgeon menciona, se encuentra en el libro de Ester (6:1-12), y nos deja una gran lección sobre la importancia de nunca OLVIDARNOS de las grandes cosas que Cristo ha hecho por nosotros.

    1. El segundo es que el AMOR de DIOS se ha revelado a nosotros por medio de JESUCRISTO. Me explico, la Obra Redentora de nuestro SEÑOR en la Cruz del Calvario, es una MUESTRA de Su AMOR hacia una humanidad INGRATA. JESUCRISTO murió por nosotros cuando todavía éramos pecadores.

      1. (Romanos 5:8) «Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros

      1. Por esa razón nuestro Salmo dice que uno de los BENEFICIOS que no debemos OLVIDAR es que Él es quien PERDONA nuestras iniquidades. “Él perdona todos tus pecados….”

      1. Podemos notar que ese es el mayor motivo para nosotros DAR GRACIAS A DIOS TODOS LOS DÍAS.

    1. El tercer motivo es una continuación del segundo, y es que nuestro Salmo nos muestra lo frágil que la vida es en esta tierra en comparación a la ETERNIDAD.

      1. (Salmo 103:15-16) «El *hombre es como la hierba, sus días florecen como la flor del campo: 16 sacudida por el viento, desaparece sin dejar rastro alguno

      1. Es por eso que podemos decir que toda religión tiene que ofrecer una respuesta a lo que ocurre después de la muerte, pero TODAS fallan en eso, mientras que la Biblia nos muestra que la Obra Redentora de JESUCRISTO, ha provisto vida ETERNA para todo aquel que viene al Salvador. Es por eso que todo lo que nuestros ojos pueden ver, son cosas PASAJERAS, mientras que las cosas que no se ven, son eterna.

        1. (2ª Corintios 4:16-18) «Por tanto, no nos desanimamos. Al contrario, aunque por fuera nos vamos desgastando, por dentro nos vamos renovando día tras día.17 Pues los sufrimientos ligeros y efímeros que ahora padecemos producen una gloria eterna que vale muchísimo más que todo sufrimiento.18 Así que no nos fijamos en lo visible sino en lo invisible, ya que lo que se ve es pasajero, mientras que lo que no se ve es eterno

      1. Por eso volvemos a afirmar, que ese es el motivo más grande para DAR GRACIAS A DIOS.

  1. La ingratitud es pecado. – (Romanos 1:21) «A pesar de haber conocido a Dios, no lo glorificaron como a Dios ni le dieron gracias, sino que se extraviaron en sus inútiles razonamientos, y se les oscureció su insensato corazón.»

    1. La ingratitud hacia DIOS es terrible, y como hemos leído en nuestro Texto, es lo que los paganos hacen. Aquellos que conociendo a DIOS, no lo glorifican, ni se arrepienten de sus pecados, son condenados por DIOS.

      1. Todos hemos experimentado en otras personas momentos de ingratitud. La ingratitud muestra que la persona INGRATA, piensa que lo merece todo, y por esa razón no tiene que DAR GRACIAS.

      1. Es obvio que quien es INGRATO con DIOS, será INGRATO con sus semejantes también.

    1. El creyente debe entender que la INGRATITUD es algo que no puede ser parte del Cuerpo de Cristo. Por el contrario, el creyente es llamado a SER AGRADECIDO, y a rendirle ALABANZAS al SEÑOR como ya hemos mencionado, y como nuestro siguiente Texto dice.

      1. (Hebreos 13:16-17) «Así que ofrezcamos continuamente a Dios, por medio de Jesucristo, un sacrificio de alabanza, es decir, el fruto de los labios que confiesan su nombre.16 No se olviden de hacer el bien y de compartir con otros lo que tienen, porque ésos son los sacrificios que agradan a Dios

    1. Para concluir, debemos hacer la pregunta: ¿Estás agradecido/a con DIOS? ¿Le has dado GRACIAS y ALABANZAS por todos los BENEFICIOS que ha hecho en tu vida?

      1. Qué este DÍA DE ACCIÓN DE GRACIAS, sea un día de compartir con otros la bendición que DIOS ha derramado en nuestras vidas.

      1. Al compartir con otros, estamos siendo AGRADECIDOS con DIOS, quien ha sido BUENO con cada uno de nosotros.

Conclusión

Oremos….

*Toda referencia Bíblica ha sido tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

i Herbert Lockyer, All the Holy Days and Holydays, p. 166, Zondervan.

ii C.H. Spurgeon, Salmo 103, El Tesoro de David.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s