No había lugar en el mesón

Por: pastor Daniel Brito

Título: No había lugar en el mesón

Texto: Lucas 2:1-7 «Por aquellos días Augusto *César decretó que se levantara un censo en todo el imperio romano.[aa]2 (Este primer censo se efectuó cuando Cirenio gobernaba en Siria.)3 Así que iban todos a inscribirse, cada cual a su propio pueblo.

4 También José, que era descendiente del rey David, subió de Nazaret, ciudad de Galilea, a Judea. Fue a Belén, la ciudad de David,5 para inscribirse junto con María su esposa.[bb] Ella se encontraba encinta6 y, mientras estaban allí, se le cumplió el tiempo.7 Así que dio a luz a su hijo primogénito. Lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en la posada.»

Introducción

Navidad es el tiempo en el “mundo” que es considerado “cristiano”, como un tiempo de fiestas y celebraciones en las que en muchos casos es común la embriaguez, los bailes, etc. Eso es “normal” para un mundo que celebra a quien NO conoce. Es por eso que el cristiano que es luz y sal de la tierra como dijo JESUCRISTO, debe entender la importancia de celebrar la razón por qué JESUCRISTO se hizo CARNE, y vino a dar Su Vida por los pecadores, y así ser un testimonio para aquellos que quieren celebrar Navidad, pero lo hacen sin conocer al Salvador. Trataremos los siguientes puntos:

1. Por voluntad Divina

2. No había lugar para ellos

3. Por cuna un pesebre

4. Solamente simples pastores de ovejas

5. ¿Tienes lugar para Cristo?

Lección

  1. Por voluntad Divina. – José y María estaban “comprometidos”, no en el sentido moderno sino según la costumbre de aquellos tiempos, que consideraba el estar “comprometidos” como un matrimonio legal, aunque el matrimonio no se hubiera consumado todavía. De ahí que la NVI lo traduce: «para inscribirse junto con María su esposa
    1. José y María ambos pertenecían a la tribu de Judá y eran descendientes del rey David. Eso cumplía las profecías que decían que el niño sería “hijo de David”, o sea, descendiente de David. Mateo narra la “genealogía” de José, y Lucas la de María, mostrando que ambos eran descendientes del rey David, y heredero a su trono.
      1. Ellos vivían en Nazaret, en el norte de Israel, sin embargo, la profecía Bíblica decía que el MESÍAS iba a nacer en Belén de Judea.
      1. PREGUNTA: ¿Cómo entonces iba a nacer en Belén si ellos vivían en Nazaret?
      1. RESPUESTA: Un ACTO de la Providencia de DIOS, motivando a un hombre perverso, el emperador de Roma, Augusto César, a hacer un censo en el mundo conocido. En realidad, su nombre era “Octavio”, y había tomado el “título” de “Augusto”, que es un título de divinidad, queriendo recibir honores de la gente como si fuera un dios.
        1. Debemos notar que la razón para inscribirse en el censo, era por razones de cobrar impuestos. Eso ha sido común en las diferentes naciones del mundo por milenios, incluyendo en nuestros tiempos, donde todos estamos bien familiarizados con las altas cantidades de impuestos que los gobiernos exigen del pueblo.
    1. Con esto es importante notar que el decreto del César, no se llevó a cabo por voluntad humana, sino por la Voluntad del único y VERDADERO DIOS. Fue DIOS mismo quien movió al César, quien se hacía llamar “dios”, y sin embargo, solamente era un INSTRUMENTO en las MANOS del TODOPODEROSO para llevar a cabo las condiciones para el nacimiento de nuestro Salvador.
      1. Es importante para el creyente entender las tantas profecías encontradas en el Antiguo Testamento sobre el nacimiento de nuestro Salvador, las cuales se cumplieron por Obra del ESPÍRITU SANTO, quien hizo que los eventos ocurrieran en el tiempo DECRETADO por DIOS.
      1. Lo mismo es con cada persona, porque no hay casualidades en la vida. Por ejemplo, es importante notar que no es una casualidad el estar sentado en este culto de hogar escuchando este sermón.
  1. No había lugar para ellos. – (V. 7) «Así que dio a luz a su hijo primogénito. Lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en la posada.»
    1. Como ya hemos dicho, José y María vivían en Nazaret, pero pertenecían a la familia del rey David, y a su pueblo natal de Belén. De ahí que el censo los obligaba a salir de Nazaret, y emprender un viaje de algunos días rumbo a Belén.
      1. Era un viaje difícil, porque María ya estaba a punto de dar a luz, y no habían comodidades.
      1. Si ellos tenían un “burro” como se ha creído siempre, entonces ella dio el viaje sentada en el burro, pero en un viaje de varios días, era muy incómodo para una mujer encinta.
    1. El pequeño pueblo de Belén de Judea se había llenado de gente que venían de diferentes lugares para inscribirse, hospedándose con familiares.
      1. Pero José y María parece ser que no tenían familiares en Belén, y no había lugar donde hospedarse para ellos. Todo estaba ocupado.
  1. Por cuna un pesebre. – (V. 7) «Así que dio a luz a su hijo primogénito. Lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en la posada
    1. El SEÑOR JESUCRISTO es el mejor ejemplo de lo que una PERSONA HUMILDE debe ser. Debemos entender que JESÚS era y es CIEN por CIENTO DIOS, y se hizo CIEN por CIENTO CARNE. El DIOS Eterno, dejó Su Gloria, para venir a este mundo pecaminoso, y nacer en un humilde pesebre, hecho para alimentar animales.
      1. (Filipenses 2:5-8) «La actitud de ustedes debe ser como la de Cristo Jesús, 6 quien, siendo por naturaleza[aa] Dios, no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse. 7 Por el contrario, se rebajó voluntariamente, tomando la naturaleza de *siervo y haciéndose semejante a los seres *humanos. 8 Y al manifestarse como hombre, se humilló a sí mismo y se hizo obediente hasta la muerte, ¡y muerte de cruz!»
    1. Noten que el Texto de Filipenses dice: «La actitud de ustedes debe ser como la de Cristo Jesús». Eso claramente que es en HUMILDAD. El cristiano debe entender que la vida cristiana es una de “sumisión” al SEÑOR JESUCRISTO, y una de “humildad” en cuanto a su relación con sus semejantes.
      1. Ese ejemplo lo hemos aprendido del mismo SEÑOR JESUCRISTO.
  1. Solamente simples pastores de ovejas. – (Lucas 2:8-20) «En esa misma región había unos pastores que pasaban la noche en el campo, turnándose para cuidar sus rebaños.9 Sucedió que un ángel del Señor se les apareció. La gloria del Señor los envolvió en su luz, y se llenaron de temor.10 Pero el ángel les dijo: «No tengan miedo. Miren que les traigo buenas *noticias que serán motivo de mucha alegría para todo el pueblo.11 Hoy les ha nacido en la ciudad de David un Salvador, que es *Cristo el Señor.12 Esto les servirá de señal: Encontrarán a un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre.» 13 De repente apareció una multitud de ángeles del cielo, que alababan a Dios y decían:14 «Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz a los que gozan de su buena voluntad.»[cc] 15 Cuando los ángeles se fueron al cielo, los pastores se dijeron unos a otros: «Vamos a Belén, a ver esto que ha pasado y que el Señor nos ha dado a conocer.» 16 Así que fueron de prisa y encontraron a María y a José, y al niño que estaba acostado en el pesebre.17 Cuando vieron al niño, contaron lo que les habían dicho acerca de él,18 y cuantos lo oyeron se asombraron de lo que los pastores decían.19 María, por su parte, guardaba todas estas cosas en su corazón y meditaba acerca de ellas.20 Los pastores regresaron glorificando y alabando a Dios por lo que habían visto y oído, pues todo sucedió tal como se les había dicho
    1. Noten que los únicos que recibieron la revelación que el Cristo había nacido fueron simples pastores de ovejas. No fueron reyes, ni rabinos, ni el sacerdocio, ni tampoco los ricos ni los poderosos.
      1. Un ángel se les apareció y les dio el anuncio que había nacido el Cristo. La señal era como lo iban a encontrar, envuelto en pañales en un pesebre.
    1. También se les aparecieron un coro de ángeles alabando al SEÑOR. Su canto de «Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz a los que gozan de su buena voluntad.»Con esa alabanza, los ángeles estaban anunciando que por medio de la Obra Redentora de JESUCRISTO, el ser humano podrá llegar a estar en paz con DIOS.
    1. Es por eso que NAVIDAD es un tiempo donde debemos recodar que como creyentes, gozamos de la PAZ que solamente DIOS puede dar. No es una paz común, ni de tranquilidad o silencio, es una PAZ con DIOS. O sea, el que tiene PAZ con DIOS, ha sido liberado de la CONDENACIÓN. En otras palabras, ha pasado de muerte a vida.
      1. (Romanos 8:1) «Por lo tanto, ya no hay ninguna condenación para los que están unidos a Cristo Jesús»
  1. ¿Tienes lugar para Cristo? – Concluimos nuestra lección con esta pregunta, y es que no hubo lugar para nuestro Salvador en el mesón, pero ¿tienes lugar para Cristo en tú vida?

Conclusión

Oremos….

*Toda referencia Bíblica ha sido tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s