Confianza en medio de la aflicción

Por: pastor Daniel Brito

Título: Confianza en medio de la aflicción

Texto: (Salmo 25:11) «A ti, Señor, elevo mi *alma; 2 mi Dios, en ti confío; no permitas que sea yo humillado, no dejes que mis enemigos se burlen de mí. 3 Quien en ti pone su esperanza jamás será avergonzado; pero quedarán en vergüenza los que traicionan sin razón. 4 Señor, hazme conocer tus *caminos; muéstrame tus sendas.5 Encamíname en tu verdad, ¡enséñame! Tú eres mi Dios y Salvador; ¡en ti pongo mi esperanza todo el día! 6 Acuérdate, Señor, de tu ternura y gran amor, que siempre me has mostrado; 7 olvida los pecados y transgresiones que cometí en mi juventud. Acuérdate de mí según tu gran amor, porque tú, Señor, eres bueno. 8 Bueno y justo es el Señor; por eso les muestra a los pecadores el camino. 9 Él dirige en la *justicia a los humildes, y les enseña su camino. 10 Todas las sendas del Señor son amor y verdad para quienes cumplen los preceptos de su *pacto. 11 Por amor a tu *nombre, Señor, perdona mi gran iniquidad. 12 ¿Quién es el *hombre que teme al Señor? Será instruido en el mejor de los caminos. 13 Tendrá una vida placentera, y sus descendientes heredarán la tierra. 14 El Señor brinda su amistad a quienes le honran, y les da a conocer su pacto. 15 Mis ojos están puestos siempre en el Señor, pues sólo él puede sacarme de la trampa. 16 Vuelve a mí tu rostro y tenme compasión, pues me encuentro solo y afligido. 17 Crecen las angustias de mi *corazón; líbrame de mis tribulaciones. 18 Fíjate en mi aflicción y en mis penurias, y borra todos mis pecados. 19 ¡Mira cómo se han multiplicado mis enemigos, y cuán violento es el odio que me tienen! 20 Protege mi vida, rescátame; no permitas que sea avergonzado, porque en ti busco refugio. 21 Sean mi protección la integridad y la rectitud, porque en ti he puesto mi esperanza. 22 ¡Libra, oh Dios, a Israel de todas sus angustias!»

Introducción

Después de haber tratado el tema de la “fe” en nuestras lecciones pasadas, podemos apreciar el “fruto” de esa “fe” tan mencionada, la cual es evidenciada en la CONFIANZA depositada en el SEÑOR en medio de la aflicción. Trataremos los siguientes puntos:

  1. Trasfondo

  2. Una plegaria de fe

  3. Confiando en el camino

  4. Confiado en el perdón de DIOS

  5. Lo más importante

Lección

  1. Trasfondo. – Los Salmos han sido llamado el libro de oración de los santos de Dios,i y este Salmo podemos decir que es una PETICIÓN de oración por parte de David, quien muestra su CONFIANZA en el SEÑOR. Hay TRES cosas que debemos observar sobre este Salmo:

    1. La primera es que parece ser que fue escrito por David en tiempos de angustia, porque dice en el verso 15:

      1. «Mis ojos están puestos siempre en el Señor, pues sólo él puede sacarme de la trampa.»

    1. La segunda es que ese tiempo de aflicción ha hecho que David piense en sus pecados, y los confiese delante del SEÑOR. El verso 7 dice:

      1. «olvida los pecados y transgresiones que cometí en mi juventud. Acuérdate de mí según tu gran amor, porque tú, Señor, eres bueno.»

  1. Una plegaria de fe. – «A ti, Señor, elevo mi *alma; 2 mi Dios, en ti confío; no permitas que sea yo humillado, no dejes que mis enemigos se burlen de mí.»

    1. “Confianza” es el fruto de la “fe”. Es lo que la persona expresa al depositar su “fe” en la FIDELIDAD de DIOS. Eso es lo que David expresa al decir: “mi Dios, en ti confío.”

    1. Fe es la mano que se agarra de Sus Promesas.ii Es algo real y nos recuerda una vez más el significado de lo que FE es:

      1. (Hebreos 11:1) «Ahora bien, la fe es la garantía de lo que se espera, la certeza de lo que no se ve

  1. Confiando en el camino. – (Versos 4 y 5) «Señor, hazme conocer tus *caminos; muéstrame tus sendas.5 Encamíname en tu verdad, ¡enséñame! Tú eres mi Dios y Salvador; ¡en ti pongo mi esperanza todo el día!»

    1. David desear ser “guiado” por el ESPÍRITU SANTO en las decisiones de la vida. Esa petición muestra la FE de David, porque quien desea ser GUIADO por DIOS, debe estar dispuesto a SOMETER toda su vida y su voluntad al SEÑOR.

  1. Confiado en el perdón de DIOS. – (Verso 11) «Por amor a tu *nombre, Señor, perdona mi gran iniquidad.»

    1. Este tema lo vemos en algunos de los Salmos de David, y es un tema que refleja el deseo del ser humano de buscar estar a cuentas con DIOS.

      1. Es algo que podemos notar en los paganos, quienes buscando agradar a sus falsos “dioses”, le dan todo tipo de ofrendas, incluso en muchos casos hasta llegando al sacrificio humano, para ellos recibir el favor de sus falsos “dioses”.

      1. Esa es la GRAN diferencia entre el VERDADERO DIOS, y los dioses falsos, y es porque la Biblia nos muestra que el hombre está en enemistad con Dios por causa del pecado original, que ha seguido con el pecado actual de cada individuo, pero recibe el PERDÓN de DIOS solamente por la MISERICORDIA y el AMOR de DIOS.

    1. Es por eso que David confiesa su pecado, a lo que él llama: “mi gran iniquidad.” No esconde el hecho que aun siendo rey de Israel, él sigue siendo un simple mortal, necesitando el perdón de DIOS.

      1. David entendía muy bien la condición del ser humano. Por eso dice en el Salmo 51:5:

        1. «Yo sé que soy malo de nacimiento; pecador me concibió mi madre.»

    1. David confiesa su pecado esperando recibir el PERDÓN de DIOS, pero no por sus propios méritos, sino como ya hemos mencionado, por la MISERICORDIA de DIOS. Noten como dice: «Por amor a tu *nombre»

  1. Lo más importante. – En este Salmo, al igual que a través de la Biblia, en medio de la aflicción, de la enfermedad, y de grandes peligros, siempre podemos notar que la necesidad del PERDÓN de DIOS toma prioridad sobre todas las demás. Es por eso que el MENSAJE de la CONVERSIÓN toma prioridad sobre el mensaje de la SANIDAD DIVINA, para dejar un ejemplo. Veamos los siguientes puntos:

    1. El SEÑOR JESUCRISTO nos muestra esa VERDAD por medio de Sus milagros durante su ministerio terrenal en muchas ocasiones, pero veamos un ejemplo solamente por falta de tiempo.

      1. (Marcos 2:1-7) «Unos días después, cuando Jesús entró de nuevo en Capernaúm, corrió la voz de que estaba en casa.2 Se aglomeraron tantos que ya no quedaba sitio ni siquiera frente a la puerta mientras él les predicaba la palabra.3 Entonces llegaron cuatro hombres que le llevaban un paralítico.4 Como no podían acercarlo a Jesús por causa de la multitud, quitaron parte del techo encima de donde estaba Jesús y, luego de hacer una abertura, bajaron la camilla en la que estaba acostado el paralítico.5 Al ver Jesús la fe de ellos, le dijo al paralítico: —Hijo, tus pecados quedan perdonados.
        6 Estaban sentados allí algunos *maestros de la ley, que pensaban:7 «¿Por qué habla éste así? ¡Está *blasfemando! ¿Quién puede perdonar pecados sino sólo Dios?»

      1. Es bien claro que este hombre paralítico vivía en la miseria, porque en aquellos tiempos no había ayuda social por parte del gobierno. Los paralíticos, al igual que los discapacitados, dependían de la ayuda de sus familiares, y en la mayoría de los casos, vivían de limosnas.

      1. Es por eso que podemos notar que a vista humana, la necesidad más grande de este hombre era que su salud fuese restaurada para que así él pudiera ganarse la vida con sus manos.

      1. Pero el SEÑOR JESUCRISTO nos deja una gran lección aquí, y es que Él muy bien sabía que lo primero y más importante que este hombre necesitaba, era el PERDÓN DE SUS PECADOS. Porque como estudiamos en la lección pasada, las cosas que se ven son PASAJERAS, pero las que no se ven son ETERNAS (2ª Corintios 4:15-18).

    1. Noten que JESUCRISTO ha mostrado algo más al perdonar los pecados de este hombre, y es que SOLAMENTE DIOS puede perdonar pecados. Al Él perdonar los pecados, estaba mostrando SU DIVINIDAD.

      1. (Marcos 2:8-12) «Unos días después, cuando Jesús entró de nuevo en Capernaúm, corrió la voz de que estaba en casa.2 Se aglomeraron tantos que ya no quedaba sitio ni siquiera frente a la puerta mientras él les predicaba la palabra.3 Entonces llegaron cuatro hombres que le llevaban un paralítico.4 Como no podían acercarlo a Jesús por causa de la multitud, quitaron parte del techo encima de donde estaba Jesús y, luego de hacer una abertura, bajaron la camilla en la que estaba acostado el paralítico.5 Al ver Jesús la fe de ellos, le dijo al paralítico: —Hijo, tus pecados quedan perdonados. 6 Estaban sentados allí algunos *maestros de la ley, que pensaban:7 «¿Por qué habla éste así? ¡Está *blasfemando! ¿Quién puede perdonar pecados sino sólo Dios?»

      1. Lo más fácil para el SEÑOR JESÚS era sanar a este paralítico, y lo hizo así después de mostrar lo más importante, que es el PERDÓN DE LOS PECADOS, siendo Él mismo DIOS, dio Su Vida en rescate por todos los pecadores.

    1. Para concluir nuestra lección en esta noche, debemos recalcar que DIOS todavía sana a los enfermos y libra de la aflicción, pero todo en su orden, porque lo más importante como hemos dicho, es el PERDÓN DE LOS PECADOS.

Conclusión

Oremos….

*Toda referencia Bíblica ha sido tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

i James Smith, Handfuls on Purpose, vol. 3: VII, p. 125, Hendrickson publishers.

ii Ibid.

Un pensamiento en “Confianza en medio de la aflicción

  1. Cuando se presenta una enfermedad entonces nos acordamos de DIOS , mientras estamos sanos o lo creemos asi, nos olvidamos de EL .

    Se reza mas cuando las cosas van mal que cuando van bien , en este caso el olvido es lo mas habitual y solo cuando se presenta el dolor que produce la enfermedad pedimos al SEÑOR que nos libre de ella.

    ¿¿¿ No es esta actitud hipocrita por nuestra parte ???.

    Sinceramente pienso que es la que todos nosotros ,pecadores por defecto , asumimos mientras nos sentimos saludables , despues no debemos extrañarnos que cuando estemos enfermos DIOS SE OLVIDE DE NOSOTROS .

    Hay en todo esto una gran lecciòn que aprender , que cada cual saque su propia conclusiòn !!.

    GERARDO MARCANO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s