La vida triunfante

Por: pastor Daniel Brito

Título: La vida triunfante

Texto: (2 Corintios 2:14-17) «Sin embargo, gracias a Dios que en Cristo siempre nos lleva triunfantes[a] y, por medio de nosotros, esparce por todas partes la fragancia de su conocimiento. 15 Porque para Dios nosotros somos el aroma de Cristo entre los que se salvan y entre los que se pierden. 16 Para éstos somos olor de muerte que los lleva a la muerte; para aquéllos, olor de vida que los lleva a la vida. ¿Y quién es competente para semejante tarea? 17 A diferencia de muchos, nosotros no somos de los que trafican con la palabra de Dios. Más bien, hablamos con sinceridad delante de él en Cristo, como enviados de Dios que somos.»

Introducción

En las lecciones pasadas estuvimos hablando sobre la Obra del ESPÍRITU SANTO en la vida del creyente. Ahora seguimos con el tema de la vida TRIUNFANTE del creyente en medio de un mundo que está en enemistad con DIOS. Trataremos los siguientes puntos:

A. Trasfondo

B. Una vida en Cristo

C. Una vida que esparce fragancia

D. Una vida fragante para DIOS

E. Una vida fiel a la Palabra de DIOS

F. Una vida triunfante

Lección

  1. Trasfondo. – Bajo el Imperio Romano, los desfiles de “triunfo” después de una guerra eran un gran espectáculo. El desfile era guiado por el general victorioso, con una procesión en honor a los falsos dioses por la victoria. La procesión incluía a los magistrados Romanos, miembros del senado, sacerdotes de los falsos dioses, y los que habían sido llevados cautivos para luego ser ejecutados al terminar el desfile.[1]

    1. Seguramente que el apóstol Pablo tenía esa imagen en su mente al escribir nuestro Texto bajo Inspiración del ESPÍRITU SANTO.

    1. Ese desfile muestra no sólo para aquellos paganos del tiempo del apóstol Pablo, sino también para todo tipo de celebración que declara “triunfo” según criterios humanos, los cuales solo duran por un corto tiempo.

  1. Una vida en Cristo. – Lo primero que debemos notar en nuestra lección es que la vida del cristiano no es una vida INDEPENDIENTE en el sentido que vive cerca o lejos de DIOS según los sentimientos de la persona. La vida del cristiano es una vida EN CRISTO. O sea, LIGADA al SEÑOR JESUCRISTO.

  1. Una vida que esparce fragancia. – (Verso 14-15) «Sin embargo, gracias a Dios que en Cristo siempre nos lleva triunfantes[a] y, por medio de nosotros, 15 Porque para Dios nosotros somos el aroma de Cristo entre los que se salvan y entre los que se pierden.»

    1. No hay nada peor que el mal olor que sale de las cosas que se están echando a perder. En ese sentido figurado, podemos ver como el mismo Conocimiento del SEÑOR JESUCRISTO “esparce por todas partes la fragancia de su conocimiento”.

      1. Eso es por la sencilla razón que las BUENAS Nuevas del Evangelio, son compartidas por medio del creyente a un mundo que está alejado de DIOS. O sea, eso es porque “nosotros somos el aroma de Cristo entre los que se salvan y entre los que se pierden.

      1. Eso es como si pudiéramos oler la FRAGANCIA de las Buenas Nuevas del Evangelio que liberta a los encadenados por el pecado.

    1. Es así como el verdadero TRIUNFO es considerado por DIOS. O sea, la VICTORIA de la Salvación y de la ESPERANZA del creyente de encontrarse con el SEÑOR JESÚS un día Cara a Cara. Es por eso que produce una FRAGANCIA hermosa.

  1. Una vida fragante para DIOS. – (Efesios 5:1-2) «Por tanto, imiten a Dios, como hijos muy amados, 2 y lleven una vida de amor, así como Cristo nos amó y se entregó por nosotros como ofrenda y sacrificio fragante para Dios

    1. Para el ser humano el pensar en imitar a DIOS es algo imposible al uno pensar en la PERFECCIÓN DIVINA. Pero como hijos de DIOS, tenemos la obligación de IMITAR a DIOS, y dejar que nuestras vidas sean un buen AROMA que reflejan esas vidas cambiadas por la Obra de JESUCRISTO en la Cruz del Calvario.

    1. Así volvemos a recordar las lecciones pasadas sobre la Obra del ESPÍRITU SANTO en la vida del creyente, quien ayuda al creyente a vivir una vida FRAGANTE hacia DIOS.

      1. El ser humano nunca puede hacerlo por sí solo, porque necesita la ayuda de DIOS para hacerlo.

  1. Una vida fiel a la Palabra de DIOS. – (Verso 17) «A diferencia de muchos, nosotros no somos de los que trafican con la palabra de Dios. Más bien, hablamos con sinceridad delante de él en Cristo, como enviados de Dios que somos.»

    1. En el mundo se escuchan muchas voces en cuanto al futuro y a la vida del más allá. Pero nosotros al igual que el apóstol Pablo podemos decir que el mensaje que compartimos, lo hacemos con sinceridad delante de los hombres, y del SEÑOR JESUCRISTO, porque la Palabra de DIOS que hemos recibido, o sea, la Biblia, ha sido dada por DIOS. Por eso el apóstol Pablo dice:como enviados de Dios que somos.

    1. En otras palabras, no compartimos la palabra de hombres, sino la Palabra de DIOS, la cual trae vida al pecador y es INDESTRUCTIBLE.

      1. (1 Pedro 1:23-25) «Pues ustedes han nacido de nuevo, no de simiente perecedera, sino de simiente imperecedera, mediante la palabra de Dios que vive y permanece. 24 Porque «todo *mortal es como la hierba, y toda su gloria como la flor del campo; la hierba se seca y la flor se cae, 25 pero la palabra del Señor permanece para siempre.»[f] Y ésta es la palabra del evangelio que se les ha anunciado a ustedes.»

    1. Es por eso que la Biblia es nuestra única REGLA de FE y CONDUCTA.

  1. Una vida triunfante. – (Romanos 8:37-39) «Sin embargo, en todo esto somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. 38 Pues estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los demonios,[g] ni lo presente ni lo por venir, ni los poderes, 39 ni lo alto ni lo profundo, ni cosa alguna en toda la creación, podrá apartarnos del amor que Dios nos ha manifestado en Cristo Jesús nuestro Señor

    1. Como hemos podido ver, la vida del creyente no se basa en criterios meramente humanos, sino en la Palabra de DIOS.

    1. El triunfo según los criterios humanos, se basa solamente en victorias temporales de la vida.

      1. Pero los triunfos humanos muchas veces duran solamente por un corto tiempo.

    1. El triunfo del Cristiano no se basa en las circunstancias por las que uno pueda estar pasando. Sea una de abundancia material, o sea de adversidad y enfermedad. El triunfo del Cristiano se basa en las cosas ETERNAS, que en esta vida podemos disfrutar, aun en medio de circunstancias adversas.

      1. Es por eso que podemos estar seguros que NADA nos puede apartar del Amor de DIOS que está en CRISTO JESÚS quien dio Su Vida en rescate por nosotros en la Cruz del Calvario.

      1. Es por eso que la vida del creyente es como un olor FRAGANTE en medio de un mundo que necesita recibir el mensaje de DIOS.

Conclusión

Oremos….

*Toda referencia Bíblica ha sido tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

1. James M. Scott, 2 Corinthians, NIBC, p. 61, Hendrickson.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s