Disciplina en la Iglesia (Parte 2)

Por: pastor Daniel Brito

Título: Disciplina en la Iglesia (Parte 2)

Textos:

(Mateo 18:15-20) «Si tu hermano peca contra ti,[c] ve a solas con él y hazle ver su falta. Si te hace caso, has ganado a tu hermano. 16 Pero si no, lleva contigo a uno o dos más, para que “todo asunto se resuelva mediante el testimonio de dos o tres testigos” .[d] 17 Si se niega a hacerles caso a ellos, díselo a la iglesia; y si incluso a la iglesia no le hace caso, trátalo como si fuera un incrédulo o un renegado.[e]

18 »Les aseguro que todo lo que ustedes aten en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desaten en la tierra quedará desatado en el cielo.

19 »Además les digo que si dos de ustedes en la tierra se ponen de acuerdo sobre cualquier cosa que pidan, les será concedida por mi Padre que está en el cielo. 20 Porque donde dos o tres se reúnen en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.»

(1 Corintios 5:1-13) «Es ya del dominio público que hay entre ustedes un caso de inmoralidad sexual que ni siquiera entre los *paganos se tolera, a saber, que uno de ustedes tiene por mujer a la esposa de su padre. 2 ¡Y de esto se sienten orgullosos! ¿No debieran, más bien, haber lamentado lo sucedido y expulsado de entre ustedes al que hizo tal cosa? 3 Yo, por mi parte, aunque no estoy físicamente entre ustedes, sí estoy presente en espíritu, y ya he juzgado, como si estuviera presente, al que cometió este pecado. 4 Cuando se reúnan en el nombre de nuestro Señor Jesús, y con su poder yo los acompañe en espíritu, 5 entreguen a este hombre a Satanás para destrucción de su *naturaleza pecaminosa[a] a fin de que su espíritu sea salvo en el día del Señor.

6 Hacen mal en *jactarse. ¿No se dan cuenta de que un poco de levadura hace fermentar toda la masa? 7 Desháganse de la vieja levadura para que sean masa nueva, panes sin levadura, como lo son en realidad. Porque Cristo, nuestro Cordero pascual, ya ha sido sacrificado. 8 Así que celebremos nuestra Pascua no con la vieja levadura, que es la malicia y la perversidad, sino con pan sin levadura, que es la sinceridad y la verdad.

9 Por carta ya les he dicho que no se relacionen con personas inmorales. 10 Por supuesto, no me refería a la gente inmoral de este mundo, ni a los avaros, estafadores o idólatras. En tal caso, tendrían ustedes que salirse de este mundo. 11 Pero en esta carta quiero aclararles que no deben relacionarse con nadie que, llamándose hermano, sea inmoral o avaro, idólatra, calumniador, borracho o estafador. Con tal persona ni siquiera deben juntarse para comer.

12 ¿Acaso me toca a mí juzgar a los de afuera? ¿No son ustedes los que deben juzgar a los de adentro? 13 Dios juzgará a los de afuera. «Expulsen al malvado de entre ustedes.»

Introducción

Siguiendo con nuestro estudio de 1 Corintios, ahora cómo ustedes han podido notar, hemos leído de DOS Textos que tratan el tema de la disciplina de DOS casos diferentes. Lo bueno de un estudio expositivo de un libro de la Biblia cómo lo hemos estado haciendo con 1 Corintios, es que no se puede criticar al predicador por el “tema”, porque son temas que pertenecen al estudio expositivo de dicho libro. Es así como comenzamos nuestra lección. Que Dios bendiga Su Palabra predicada en esta noche.

Lección

  1. No fue coincidencia. – Nuestro Texto del Evangelio de Mateo, ha seguido el tema de la OVEJA perdida, para luego seguir con el de las ofensas y el del PERDÓN. Noten la importancia para DIOS de la OVEJA perdida, y luego el del PERDÓN y RECONCILIACIÓN. No debemos perder de vista que el tema del PERDÓN y la RECONCILIACIÓN incluye la DISCIPLINA.

  1. Son casos del diario vivir… – Antes que nada, debemos aclarar que el Texto aquí NO se está refiriendo a algún CRIMEN en contra de un hermano. Con eso me refiero a un ASESINATO, ni a GOLPEAR a un hermano, ni a ir a ROBAR su casa, etc., et. La ley de Moisés era bien clara en distinguir entre ambos, y lo es también en el Nuevo Testamento.

  1. Si tu hermano pecare contra ti. – (Verso 18) «Si tu hermano peca contra ti,[c] ve a solas con él y hazle ver su falta. Si te hace caso, has ganado a tu hermano.»

    1. Debemos notar que el tema es PERSONAL. Un Cristiano ha ofendido a otro Cristiano. Lo importante del Texto 18 es: «Si tu hermano peca contra ti» (aunque algunas Biblias omiten el “contra ti” cómo lo hace la Biblia de las Américas por razones Textuales que no tenemos tiempo de entrar ellas) en realidad, el contexto nos muestra que es “contra ti”.

    1. Hay veces cuando es apropiado o aun necesario, el corregir a creyentes por los pecados a terceras personas, pero eso puede fácilmente llegar a convertirse en “entrometerse” más que otra cosa, e incluso, en chisme en muchos otros casos.

      1. Es claro que la actitud de la IGLESIA, o sea, pastor, ancianos, etc., sean los que tomen acción en ese tipo de caso donde el problema es el pecado de una tercera persona.

    1. Lo importante es que de una manera PRIVADA el que ha sido ofendido, trate con el ofensor, y como dice nuestra verso 18: «Si tu hermano peca contra ti,[c] ve a solas con él y hazle ver su falta. Si te hace caso, has ganado a tu hermano.»

      1. Noten que si la persona responde de una manera apropiada, entonces el ofendido ha ganado a su hermano.

      1. Podemos aplicar lo que dice Santiago a estos mismos casos.

        1. (Santiago 5:16) «Por eso, confiésense unos a otros sus pecados, y oren unos por otros, para que sean sanados. La oración del justo es poderosa y eficaz

      1. Lo más importante es poder rescatar a un hermano que o está a punto de descarriarse, o ya lo ha hecho.

        1. (Santiago 5:19-20) «Hermanos míos, si alguno de ustedes se extravía de la verdad, y otro lo hace volver a ella, 20 recuerden que quien hace volver a un pecador de su extravío, lo salvará de la muerte y cubrirá muchísimos pecados.»

    1. Si el OFENSOR no pone atención y no quiere arrepentirse y enmendar su situación, entonces el OFENDIDO debe buscar a TRES o más hermanos/as, e ir a ver al OFENSOR para buscar que por lo menos escuche a esos TRES que en realidad son TESTIGOS que estarán presente en esta SEGUNDA reunión entre el OFENDIDO y el OFENSOR.

      1. El comentarista Blomberg dice que la intervención efectiva de consejeros cualificados está tomando una parte crucial en nuestra sociedad enferma. Pero nuestro objetivo debe ser que los conflictos se resuelvan entre menos personas sea posible.1

      1. El SEÑOR JESÚS con estas Palabras, está cumpliendo Deuteronomio 19:15:

        1. «Un solo testigo no bastará para condenar a un hombre acusado de cometer algún crimen o delito. Todo asunto se resolverá mediante el testimonio de dos o tres testigos.»

    1. Si el OFENSOR aun así no escucha, entonces se llevará a toda la Iglesia para que decida.

      1. Antes de seguir es necesario aclarar que la IGLESIA todavía no había tenido su comienzo, porque no fue esta después de la Resurrección de nuestro SEÑOR JESÚS que podemos decir que tuvo su comienzo.

      1. Con eso debemos notar que es en las Epístolas donde encontramos más instrucciones a está mismas Palabras de nuestro SEÑOR JESÚS.

        1. Es por eso que el tema está siendo tratado en nuestra Primer Epístola a los Corintios.

      1. Noten que la persona que no quiere oír a la Iglesia, debe ser considerada como un pagano y un recaudador de impuestos. Eso quiere decir que la persona es expulsada de la COMUNIDAD Cristiana, siempre con la mira en el ARREPENTIMIENTO.

  1. Pecado en la Iglesia (1 Corintios 5:1-13). En los puntos pasados basados en el Texto de Mateo 18, el SEÑOR JESÚS trata con la DISCIPLINA de un hermano pecando contra OTRO hermano. En este Texto de 1 Corintios 5, el apóstol Pablo trata el problema de quién está pecando en la IGLESIA.

    1. Ese tema del pecado de incesto en la Iglesia de los Corintios, ya lo tratamos en la lección pasada. En esa lección pudimos ver que el apóstol les hace ver a los Corintios que necesitaban enfrentarse a la seriedad del pecado que ellos habían estado tolerando. Eso era una indicación de la condición moral de la Iglesia de los Corintios.

    1. Es por eso que ahora el tema nos lleva al siguiente punto que trata con la manera en que los Cristianos Corintios, y todo CRISTIANO, debe actuar con otros Cristianos que PERMANECEN en el pecado.

  1. Con ellos ni siquiera debes comer. – (1 Corintios 5:9-13) «Por carta ya les he dicho que no se relacionen con personas inmorales. 10 Por supuesto, no me refería a la gente inmoral de este mundo, ni a los avaros, estafadores o idólatras. En tal caso, tendrían ustedes que salirse de este mundo. 11 Pero en esta carta quiero aclararles que no deben relacionarse con nadie que, llamándose hermano, sea inmoral o avaro, idólatra, calumniador, borracho o estafador. Con tal persona ni siquiera deben juntarse para comer. 12 ¿Acaso me toca a mí juzgar a los de afuera? ¿No son ustedes los que deben juzgar a los de adentro? 13 Dios juzgará a los de afuera. «Expulsen al malvado de entre ustedes.»

    1. El apóstol Pablo sabía muy bien lo inmoral que los Corintios Paganos eran. También él sabía muy bien que cuando un PAGANO inmoral se convierte, no solamente recibía el cambio interior de sus pecados, y una vida TRANSFORMADA, pero también ahora debían vivir vidas en SANTIDAD. Para eso necesitaban INSTRUCCIONES de parte del apóstol, quién se las había dado a ellos, para que supieran cómo comportarse como Cristianos.

    1. Así que en una carta previa perdida, el apóstol les había dicho que no se asociaran con personas que fueran sexualmente inmoral, incluyendo el adulterio, prostitución, incesto, homosexualidad, etc.

      1. Pero los Corintios parece ser que habían entendido que se estaba refiriendo a los de AFUERA de la Iglesia.

      1. El apóstol Pablo les aclara que eso no podría ser posible, porque entonces el Cristiano quedaría aislado totalmente del mundo que le rodea.

        1. Incluso, sería imposible poder compartir el Evangelio con los de afuera de esa manera.

    1. Más bien el apóstol Pablo se está refiriendo a los de ADENTRO de la Iglesia, que llamándose Cristiano, son inmorales.

      1. El sentarse a comer en la mesa con ellos, indicaba que ellos estaban de acuerdo con lo que estaban haciendo.

      2. Yo agregaría que también estaban mostrando que no les IMPORTABA para nada lo que hacían.

    1. Ellos debían ser confrontados con la seriedad del pecado que destruye la vida de aquellos que permanecen, o lo practican. Veamos DOS Textos:

      1. (Romanos 6:5-7) «En efecto, si hemos estado unidos con él en su muerte, sin duda también estaremos unidos con él en su resurrección. 6 Sabemos que nuestra vieja naturaleza fue crucificada con él para que nuestro cuerpo pecaminoso perdiera su poder, de modo que ya no siguiéramos siendo esclavos del pecado; 7 porque el que muere queda liberado del pecado

      1. (1 Juan 3:6) «Todo el que permanece en él, no practica el pecado.[a]Todo el que practica el pecado, no lo ha visto ni lo ha conocido

  1. La expulsión y el arrepentimiento. – (1 Corintios 5:12-13) «¿Acaso me toca a mí juzgar a los de afuera? ¿No son ustedes los que deben juzgar a los de adentro? 13 Dios juzgará a los de afuera. «Expulsen al malvado de entre ustedes.»

    1. Como ya estuvimos tratando el tema en la lección pasada, la expulsión de este hombre no era para enviarlo al infierno, sino para él se ARREPINTIERA de sus pecados, al encontrarse fuer de la comunión de la Iglesia.

    1. En 2 Corintios, el apóstol Pablo menciona a una persona que le había hecho daño a él, y a la Iglesia en general.

      1. (2 Corintios 2:4-10) «Les escribí con gran tristeza y angustia de corazón, y con muchas lágrimas, no para entristecerlos sino para darles a conocer la profundidad del amor que les tengo.5 Si alguno ha causado tristeza, no me la ha causado sólo a mí; hasta cierto punto —y lo digo para no exagerar— se la ha causado a todos ustedes. 6 Para él es suficiente el castigo que le impuso la mayoría. 7 Más bien debieran perdonarlo y consolarlo para que no sea consumido por la excesiva tristeza. 8 Por eso les ruego que reafirmen su amor hacia él. 9 Con este propósito les escribí: para ver si pasan la prueba de la completa obediencia. 10 A quien ustedes perdonen, yo también lo perdono. De hecho, si había algo que perdonar, lo he perdonado por consideración a ustedes en presencia de Cristo, 11 para que Satanás no se aproveche de nosotros, pues no ignoramos sus artimañas.»

    1. Los comentaristas de antaño creían que el OFENSOR mencionado por Pablo era el hombre que estaba viviendo con la mujer de su padre en una relación incestuosa. Pero los comentaristas moderno dicen que eso es poco probable, porque los Corintios se sintieron indiferentes a lo que el hombre estaba haciendo, mientras que en este caso, parece ser alguien que no solamente le había causado problemas al apóstol Pablo, sino a toda la Iglesia.

      1. En realidad no sabemos quién era el OFENSOR, pero lo que sí debemos notar, es que las Palabras en nuestro Texto nos muestra la manera en que la Iglesia debe reaccionar hacia una persona que aunque hizo daño en el pasado, ahora se ha ARREPENTIDO GENUINAMENTE.

    1. Lo mismo podemos decir del ejemplo que nuestro SEÑOR JESÚS nos ha dejado sobre el problema de las OFENSAS, y la importancia del PERDÓN.

    1. Hay muchas personas que guardan RENCOR en sus vidas contra otros hermanos en la FE, y especialmente entre FAMILIARES.

      1. El ARREPENTIMIENTO y el PERDÓN es una parte esencial en la vida Cristiana, y muestra en realidad el CARÁCTER Cristiano en el hombre y en la mujer de DIOS.

Conclusión

Oremos….

*Toda referencia Bíblica ha sido tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

1 Craig L. Blomberg, The New American Commentary, Matthew, vol. 22, chapter 18, Broadman Press.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s