¿Cuál debe ser nuestra actitud?

Por: pastor Daniel Brito

Título: ¿Cuál debe ser nuestra actitud?

Texto: (Salmo 108:1-7)

«Firme está, oh Dios, mi corazón; ¡voy a cantarte salmos, gloria mía!

2 ¡Despierten, arpa y lira! ¡Haré despertar al nuevo día!

3 Te alabaré, Señor, entre los pueblos; te cantaré salmos entre las naciones.

4 Pues tu amor es tan grande que rebasa los cielos; ¡tu verdad llega hasta el firmamento!

5 Tú, oh Dios, estás sobre los cielos, y tu gloria cubre toda la tierra.

6 Líbranos con tu diestra, respóndeme para que tu pueblo amado quede a salvo.

7 Dios ha dicho en su santuario: «Triunfante repartiré a Siquén, y dividiré el valle de Sucot.»

Introducción

Los Salmos tienen un gran mensaje para toda área y etapa de nuestra vida. ¡Con razón eran el himnario del pueblo de Israel! Trataremos los siguientes puntos:

      1. Trasfondo
      2. ¿Importa nuestra actitud?
      3. En medio de las tribulaciones
      4. Todo le PERTENECE A DIOS
      5. Solo en DIOS y no en los hombres

Lección

  1. Trasfondo. – Este Salmo fue escrito por el rey David durante un tiempo de peligro y angustia que él estaba pasando junto al pueblo. Seguramente que nuestro Salmo fue de consolación para los Judíos durante la cautividad Babilónica, quienes mirando la tierra que habían dejado atrás al ser llevados cautivos, apreciaban un cántico como este Salmo.
  1. ¿Importa nuestra actitud? – Por supuesto que sí importa, porque nuestra actitud dice mucho de nosotros. O sea, la actitud de una persona refleja en quién tiene puesta su confianza. Eso es porque la actitud de la persona, muestra lo que tiene en su corazón, o sea, en su interior, lo cual se refleja en su actitud, y en sus acciones.
  1. En medio de las tribulaciones. – David, en medio de tribulaciones, comienza este Salmo diciendo dos cosas importantes:
    1. La primera es cuando dice: “Firme está, oh Dios, mi corazón”. Hay una aclaración por medio del salmista, que en medio de las tribulaciones, su corazón está firme. En otras palabras: ¡Hay confianza en Dios! ¡Qué contraste a cómo muchos se portan en medio de las pruebas! En vez de quejas o dudas, el salmista dice que Firme está, oh Dios, mi corazón.
    1. El siguiente es que no solamente está firme o confiado, sino que también en medio de la tribulación, dice: “¡voy a cantarte salmos, gloria mía!” Noten como dice:
      1. «¡Despierten, arpa y lira! ¡Haré despertar al nuevo día! 3 Te alabaré, Señor, entre los pueblos; te cantaré salmos entre las naciones.»
    1. No solamente está confiado en JEHOVÁ, sino que lo alaba delante de la gente.
      1. El agradecimiento que el salmista siente, traspasa todo tipo de problemas y tribulaciones, porque él quiere que la gente vea en quien él confía.
      1. Las personas que no conocen al SEÑOR JESUCRISTO como Salvador, cuando pasan por pruebas y tribulaciones, suelen maldecir.
    1. ¡Qué diferente cuando uno ha experimentado la BONDAD del SEÑOR JESÚS. Su ACTITUD es una de desear que TODOS conozcan la CONFIANZA que solamente DIOS puede dar.
      1. Es por eso que antes de pedir ayuda, el salmista ya ha afirmado su confianza en JEHOVÁ, dando a conocer que él confía en lo que JEHOVÁ ha dicho, y no en las circunstancias que se encontraba en ese momento.
  1. Todo le PERTENECE A DIOS. – (Versos 7-13) «Mío es Galaad, mío es Manasés; Efraín es mi yelmo y Judá mi cetro. 9 En Moab me lavo las manos, sobre Edom arrojo mi sandalia; sobre Filistea lanzo gritos de triunfo.» 10 ¿Quién me llevará a la ciudad fortificada? ¿Quién me mostrará el camino a Edom? 11 ¿No es Dios quien nos ha rechazado? ¡Ya no sales, oh Dios, con nuestros ejércitos! 12 Bríndanos tu ayuda contra el enemigo, pues de nada sirve la ayuda humana. 13 Con Dios obtendremos la victoria; ¡él pisoteará a nuestros enemigos!»
    1. En estos versos el SEÑOR por medio del Salmista les dice que no solamente la tierra de Israel le pertenece a Él, sino también la tierra de los enemigos del pueblo de Israel. En otras palabras, toda las NACIONES le PERTENECEN al SEÑOR.
      1. (Salmo 24:1-2) «Del Señor es la tierra y todo cuanto hay en ella, el mundo y cuantos lo habitan; 2 porque él la afirmó sobre los mares, la estableció sobre los ríos.»
      1. Luego dice en Isaías 66:1-2:
        1. «El cielo es mi trono, y la tierra, el estrado de mis pies. ¿Qué casa me pueden construir? ¿Qué morada me pueden ofrecer? 2 Fue mi mano la que hizo todas estas cosas; fue así como llegaron a existir —afirma el Señor—.»
    1. Es por esa razón que el rey David afirma en este Salmo que él está FIRME, no en sus propias fuerzas como rey, ni como un gran guerrero, sino TOTALMENTE en el PODER DEL SEÑOR, el CREADOR de TODAS las cosas.
  1. Solo en DIOS y no en los hombres. – Para nosotros, el comienzo del nuevo día, puede que no traiga muy buenas noticias. Tal vez es el desempleo, o la enfermedad, u otro tipo de problema. Pero sea cual sea los retos que nos esperan, debemos recordar las palabras del salmista “Firme está, oh Dios, mi corazón”.
    1. El creyente debe recordar que el SEÑOR JESÚS nos ha dejado provisión para el día de la angustia y la soledad. Antes de ir a la Cruz del Calvario, el SEÑOR les dice a Sus discípulos que al escuchar Sus Palabras se habían angustiado:
      1. (Juan 14:27) «La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden.»
      1. Esa PAZ produce CONFIANZA en el CREYENTE que ha entregado su vida al SALVADOR del mundo. Esa PAZ produce CONFIANZA en medio de las tribulaciones, y esa PAZ también llena la vida del creyente de CONFIANZA al saber que el SEÑOR JESUCRISTO ha perdonado nuestros pecados.
        1. (Romanos 8:1) «Por lo tanto, ya no hay ninguna condenación para los que están unidos a Cristo Jesús»
    1. El verso 12 de nuestro Salmo dice: «Bríndanos tu ayuda contra el enemigo, pues de nada sirve la ayuda humana.»
      1. Deberíamos orar con más confianza en Dios cuando nuestra confianza en el hombre se ha desvanecido. Cuando la ayuda del hombre es vana, no iremos en vano a buscar la ayuda de Dios.”i
    1. ¿Cuál debe ser nuestra actitud? Esa pregunta ya la hemos respondido, y es que nuestra ACTITUD sí importa, y dice mucho en quien hemos puesto nuestra CONFIANZA.

Conclusión

Oremos….

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

i Charles Spurgeon, El Tesoro de David.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s