Padre Nuestro

Por: pastor Daniel Brito

Título: Padre Nuestro

Texto: (Mateo 6:5-13) «Cuando oren, no sean como los *hipócritas, porque a ellos les encanta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las plazas para que la gente los vea. Les aseguro que ya han obtenido toda su recompensa. 6 Pero tú, cuando te pongas a orar, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre, que está en lo secreto. Así tu Padre, que ve lo que se hace en secreto, te recompensará. 7 Y al orar, no hablen sólo por hablar como hacen los *gentiles, porque ellos se imaginan que serán escuchados por sus muchas palabras. 8 No sean como ellos, porque su Padre sabe lo que ustedes necesitan antes de que se lo pidan. 9 »Ustedes deben orar así:» “Padre nuestro que estás en el cielo, *santificado sea tu nombre, 10 venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. 11 Danos hoy nuestro pan cotidiano.[a] 12 Perdónanos nuestras deudas, como también nosotros hemos perdonado a nuestros deudores. 13 Y no nos dejes caer en *tentación, sino líbranos del maligno.»

Introducción

En esta noche estaremos hablando de una de las enseñanzas del SEÑOR JESÚS conocidas como EL SERMÓN DEL MONTE.

Lección

  1. Trasfondo. – Mientras más leo esta porción de la Palabra de DIOS, más me doy cuenta de la importancia que tiene sobre cual debe ser nuestra actitud no solamente en nuestras oraciones, sino también en nuestro diario vivir. Es por eso que el SERMÓN DEL MONTE es tan importante para nosotros los creyentes porque nos muestra, o mejor dicho, nos TRAZA, la manera o el camino que debemos llevar o vivir cada día. Debo pasar por alto por ahora el resto del SERMÓN DEL MONTE para concentrarme en esta preciosa oración modelo que nuestro SEÑOR JESÚS nos ha dejado, y de la que ya en el pasado he enseñado, pero sin cansarme de hacerlo.

  1. Cuando oren. – En el SERMÓN DEL MONTE encontramos varias veces que el SEÑOR JESÚS enseña en contra de la vanagloria y del orgullo propio. Entre los Judíos habían algunos que buscando la “gloria” de los hombres, oraban en público usando palabras elocuentes. Ahora bien, en las iglesias siempre han existido ese tipo de personas, de una manera u otra.

    1. El orar como los gentiles, es una referencia a la manera que los “paganos” lo hacían. Debemos recordar el caso del profeta Elías en contra de los 850 sacerdotes de Baal y Astarté o Asera, quienes buscando recibir respuesta de su falso dios, hasta se cortaban la piel llenándose de sangre, y clamando con palabrerías a su falso dios.

    2. Debemos notar también que las oraciones que tantas veces se practican en la Iglesia Tradicional y otras iglesias, son meras repeticiones que la persona hace varias veces, pero llega a ser algo “mecánico” para ellos.

      1. También debemos de notar que el PADRE NUESTRO es usado como un tipo de “penitencia” para aquellos que después de ir al confesionario y confesar sus pecados, reciben un “castigo” para llamarlo de alguna manera, de “rezar” varias veces el PADRE NUESTRO, como si fuera un castigo.

      1. Ahora bien, aunque la intención del sacerdote Católico de promover una enseñanza en el PADRE NUESTRO al “rezarlo”, llega a ser por motivos de la confesión, un castigo.

    1. Debemos notar que el SEÑOR JESÚS no está prohibiendo las oraciones públicas, o delante de otros hermanos/as, sino que está “condenando” la superstición de aquellos que piensan o creen, que podrán ganar el favor de Dios con largas repeticiones.

  1. SEÑOR, enséñanos a orar. – (Lucas 11:1) «Un día estaba Jesús orando en cierto lugar. Cuando terminó, le dijo uno de sus discípulos: —Señor, enséñanos a orar, así como Juan enseñó a sus discípulos

    1. Hay una pequeña diferencia entre el relato de Lucas, y el de Mateo. Lucas en su relato omite la primera parte de nuestro SEÑOR JESÚS sobre como orar, y como no orar.

      1. También es importante notar que según el relato de Lucas, el SEÑOR JESÚS había estado orando, y sus discípulos le pidieron que los enseñara a ellos a orar, así como Juan el Bautista había enseñado a sus discípulos.

    1. PADRE NUESTRO, es como el SEÑOR JESÚS comienza Su Oración, y nos deja con esto una GRAN LECCIÓN.

      1. En el Antiguo Testamento DIOS es conocido como JEHOVÁ, o Yahvé, según la Biblia Católica que en realidad se acerca más a lo que el NOMBRE de DIOS es, Yahwe.

      1. En el Nuevo Pacto el SEÑOR JESÚS lo PRESENTA como el PADRE. Eso es porque aquellos que han lavado sus vidas en la Sangre de JESUCRISTO, son Hijos de Dios por medio de la Adopción. Ahora en el Nuevo Pacto, existe una relación FAMILIAR entre DIOS y sus Hijos/as.

    1. Digo esto porque en nuestros días el MESIANISMO MODERNO está muy de moda. Son muchos los que usando algunas supuestas palabras en hebreo, quieren que el NOMBRE de DIOS se pronuncie como en el Antiguo Pacto, ignorando que la enseñanza de nuestro SEÑOR JESÚS fue que al ORAR digamos: PADRE.

      1. Eso no quita la importancia del NOMBRE JEHOVÁ, o Yahvé, para nada. Los NOMBRES de DIOS son ETERNOS.

    1. QUE ESTAS EN EL CIELO. Puede ser que parezca ser algo lejano, pero no lo es, porque ESTAS EN EL CIELO nos muestra Su Majestad y DOMINIO sobre el universo.

      1. (Salmo 2:4) «El rey de los cielos se ríe;
        el Señor se burla de ellos.»

      2. (Salmo 115:3) «Nuestro Dios está en los cielos
        y puede hacer lo que le parezca.»

      3. (1ª Crónicas 6:18) «Pero ¿será posible que tú, Dios mío, habites en la tierra con la *humanidad? Si los cielos, por altos que sean, no pueden contenerte, ¡mucho menos este templo que he construido!»

    1. El SEÑOR JESÚS quería que nuestras oraciones estuvieran descansando sobre el DOMINIO y el PODER de DIOS; eso es porque nuestras ORACIONES deben descansar sobre un FUNDAMENTO SÓLIDO.

  1. Las DOS TABLAS. – El gran Reformador del siglo 16 Juan Calvino hace una buena observación al dividir la ORACIÓN en DOS TABLAS,i algo similar a los DIEZ MANDAMIENTOS que estaban en DOS TABLAS. Los DIEZ MANDAMIENTOS eran un NO HARÁS O TENDRÁS, mientras que el PADRE NUESTRO es un ASÍ DEBES HACER.

    1. Las TRES primeras tratan con nuestra ADORACIÓN y RECONOCIMIENTO de la VOLUNTAD y DOMINIO de DIOS sobre todas las cosas, y especialmente nuestra vida.

    1. Noten la importancia que en toda ORACIÓN, lo primero que debemos hacer antes de pedir algo, es ADORAR a DIOS, y RECONOCER Su SOBERANÍA sobre nuestras vidas.

    1. PARA MEDITAR: Es común para el Cristiano cuando ora, dedicarse a sus propias necesidades, simplemente PIDE, PIDE, y PIDE. Eso es algo que debemos quitar de nuestras vidas, poniendo atención a esta hermosa ORACIÓN MODELO.

  1. Santificado sea Tú NOMBRE. – (Verso 9) «Ustedes deben orar así:» “Padre nuestro que estás en el cielo, *santificado sea tu nombre»

    1. Santificar el NOMBRE de DIOS es lo opuesto a PROFANAR. Todo lo que DIOS es, debemos tratarlo como SANTO, y HONRARLO por Su PERFECCIÓN Y BONDAD.

  1. Venga Tú Reino. – (Verso 10) «Venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.»

    1. Esto muestra el deseo de aceptar el Reino de Dios y que el cumplimiento de Su Propósito en este mundo se lleve a cabo así como lo es en el Trono de nuestro SEÑOR.ii

    1. Debe ser nuestro deseo que la VOLUNTAD de DIOS sea cumplida en toda área de nuestras vidas, y en todas las cosas.

      1. Nuestro deseo debe ser que el GOBIERNO de DIOS Obre en TODA área y parte del gobierno del mundo, y de las vidas aquí en la tierra.

      1. Es una PETICIÓN de SOMETIMIENTO al REINO de DIOS, y a Su VOLUNTAD.

    1. Es importante para el creyente leer notar la importancia de las Palabras de nuestro SEÑOR JESÚS, y es que debe ser nuestro deseo el SOMETERNOS a la VOLUNTAD de DIOS todo el tiempo.

      1. Es por eso que debemos orar aceptando ese deseo nuestro todo el tiempo.

      1. Que sea la VOLUNTAD de DIOS y no la nuestra.

  1. El Pan nuestro de cada día. – (Verso 11) «Danos hoy nuestro pan cotidiano»

    1. Danos hoy o mañana el pan, o el alimento que necesitamos.

      1. Con la comida podemos incluir las cosas necesarias para sobrevivir. En aquellos tiempos era el techo sobres sus cabezas, la ropa para vestir, etc.

      1. Estamos hablando de lo necesario para vivir, sin DESEAR RIQUEZAS.

        1. Ya el SEÑOR JESÚS había advertido más adelante en contra de la AVARICIA, y del peligro de querer tener más de los necesario (Mateo 6:19-24).

    1. En los tiempos Bíblicos la gente vivía de día a día. Los sueldos eran por día de trabajo.

      1. En nuestros tiempos sería pedir por lo necesario de la SEMANA, o del MES, según el sueldo de la persona.

    1. Uno puede preguntarse que hace un rico cuando todo lo tiene. ¿Debe orar por el sustento de cada día?

      1. RESPUESTA: Por supuesto que sí, porque el rico por muy rico que sea, todo lo puede perder de un día para otro. Creo que todos hemos sido testigos de eso, en lo que en una caída del mercado de la bolsa de valores, muchos ricos lo pierden todo. Lo mismo podemos decir de la crisis de las hipotecas que tuvimos en el 2008, y que todavía no ha habido una recuperación total por esa crisis. Muchos que tenían propiedades, quedaron sin nada.

    1. Debemos notar que en las ADVERTENCIAS de nuestro SEÑOR JESÚS, las enseñanzas de los predicadores de PROSPERIDAD son en realidad OTRO EVANGELIO.

  1. Perdona nuestras DEUDAS. – (Verso 12) «Perdónanos nuestras deudas, como también nosotros hemos perdonado a nuestros deudores.»

    1. Esta oración es clave para mostrar cual debe ser nuestra actitud cuando oramos sobre el perdón.

      1. Es importante pedirle a DIOS PERDÓN por nuestras DEUDAS, porque debemos recordar que el pecado es una DEUDA que no podemos pagar.

      1. Es solamente por medio de la Obra Redentora en la Cruz del Calvario que podemos recibir perdón por nuestras DEUDAS, u OFENSAS.

    1. Pero noten que en la oración, el creyente pide PERDÓN a DIOS, pero eso es porque ya ha PERDONADO a nuestros deudores.

      1. La falta de perdón por parte de una persona, muestra que es incapaz de recibir el PERDÓN DE DIOS.

        1. (Mateo 6:14-15) «Porque si perdonan a otros sus ofensas, también los perdonará a ustedes su Padre celestial. 15 Pero si no perdonan a otros sus ofensas, tampoco su Padre les perdonará a ustedes las suyas

  1. No nos dejes caer en tentación. – (Verso 13) «Y no nos dejes caer en *tentación, sino líbranos del maligno.»

    1. Esta Versión NVI es más clara sobre lo que el SEÑOR quería decir, porque el SEÑOR PRUEBA a los suyos, pero no los TIENTA para hacer el mal.

      1. (Santiago 1:12-15) «Dichoso el que resiste la *tentación porque, al salir aprobado, recibirá la corona de la vida que Dios ha prometido a quienes lo aman. 3 Que nadie, al ser tentado, diga: «Es Dios quien me tienta.» Porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni tampoco tienta él a nadie. 14 Todo lo contrario, cada uno es tentado cuando sus propios malos deseos lo arrastran y seducen. 15 Luego, cuando el deseo ha concebido, engendra el pecado; y el pecado, una vez que ha sido consumado, da a luz la muerte.»

    1. También debemos notar que cuando el pueblo de Israel fue PROBADO o TENTADO a hacer el mal, DIOS les había dado la salida para no caer en la TENTACIÓN. Lo mismo hace con nosotros los Cristianos.

      1. (1ª Corintios 10:13) «Todo eso les sucedió para servir de ejemplo, y quedó escrito para advertencia nuestra, pues a nosotros nos ha llegado el fin de los tiempos. 12 Por lo tanto, si alguien piensa que está firme, tenga cuidado de no caer. 13 Ustedes no han sufrido ninguna *tentación que no sea común al género *humano. Pero Dios es fiel, y no permitirá que ustedes sean tentados más allá de lo que puedan aguantar. Más bien, cuando llegue la tentación, él les dará también una salida a fin de que puedan resistir

      1. El creyente no puede pensar o decir que eso le pasó a Israel, pero a nosotros los del Nuevo Pacto no. El ejemplo ha quedado ahí para nosotros aprender de ellos, y saber que la PRUEBA y la TENTACIÓN llega a las vidas de los creyentes también.

      1. Pero como DIOS ha dado una salida, el que cae en la TENTACIÓN, es porque no le ha puesto atención a la ADVERTENCIA.

    1. Es por eso que en nuestra oración debemos incluir esa petición de ayuda por parte de DIOS a nuestras vidas en medio de la PRUEBA y de la TENTACIÓN.

  1. Resumen. – Esta oración es bien clara y trata toda área de nuestras vidas. Meditando en esta oración como creyentes, debemos analizar nuestro diario vivir, y ponerle atención a las cosas que ESTORBAN y hacen daño.

Conclusión

Oremos….

*Toda referencia Bíblica ha sido tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

i John Calvin, Commentary on Corinthians, vol. 1, Christian Ethereal Library.

ii Craig L. Blomberg, Matthew, TNAC, Broadman Press.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s