El Almendro y la Palabra de DIOS

Por: pastor Daniel Brito

TÍTULO: El Almendro y la Palabra de DIOS

TEXTO: Jeremías 1:11-12

«La palabra del Señor vino a mí, y me dijo: «¿Qué es lo que ves, Jeremías?» «Veo una rama de almendro», respondí. 12 «Has visto bien —dijo el Señor—, porque yo estoy alerta[a] para que se cumpla mi palabra

INTRODUCCIÓN:

En el Antiguo Testamento encontramos grandes ejemplos sobre OBEDIENCIA y DESOBEDIENCIA. El pueblo de Israel tuvo que lidiar entre SERVIR solamente a JEHOVÁ, o servir a otros dioses y a JEHOVÁ al mismo tiempo, desde el momento que entraran en la tierra Prometida para poseerla.

Para nosotros en estos días que llevan a Semana Santa, y son conocidos como la “Cuaresma”, un tiempo donde muchos deciden “abstenerse” de ciertas cosas para agradar a DIOS, lo que en muchos casos eso es loable, pero en la mayoría de los casos, la gente sigue viviendo sus vidas a su propio antojo, sin considerar la PALABRA DE DIOS.

Pero lo mismo podemos decir del pueblo Evangélico, porque son muchos que viven vidas similares al pueblo de Israel, viviendo entre SERVIR al SEÑOR, o servir a sus propios intereses.

LECCIÓN:

  1. Trasfondo. – El profeta Jeremías acaba de ser comisionado por el SEÑOR para profetizar al pueblo de Israel, y a pueblos gentiles. El profeta en seguido le reclamó al SEÑOR que él todavía era joven, y no lo iban a tomar en serio.

    1. El profeta con eso no quería decir que era un adolescente, sino que en tiempos donde se acostumbraba a considerar a los “viejos” como llenos de sabiduría por sus años de vida, era costumbre que los más jóvenes hicieran silencio delante de los ancianos.

    1. El SEÑOR le dice que él iba a ser usado para destruir y para construir. Con eso el SEÑOR le estaba diciendo que él profetizaría a pueblos destrucción, pero al mismo tiempo habría esperanza para el ARREPENTIMIENTO.

    1. Eso mismo nos lleva ahora a la LECCIÓN de esta noche, sobre figura del ALMENDRO, y la PALABRA DE DIOS.

  1. LECCIONES del ALMENDRO. – Lo primero que debemos notar es que la PALABRA de DIOS es SIMPLE. El SEÑOR le muestra al profeta Jeremías una figura de un árbol, algo que toda persona puede entender.

    1. Ahora bien, ¿qué conexión existe entre el ALMENDRO y la PALABRA de DIOS? La respuesta se encuentra en el idioma original de la FIGURA, el hebreo. La Figura es conocida como “Paronomasia” y consiste en la repetición de palabras que suenan de un modo similar, pero que no tienen necesariamente el mismo sentido.i El Diccionario de Figuras de Dicción dice así:

      1. Veo una vara de almendro (lit. vigilante, hebr. shaqued). Y me dijo Yahweh: Bien has visto; porque yo estaré atento (lit. vigilo, hebr. shoqued) sobre mi palabra para hacer (la).” “La idea es la siguiente: Así como el almendro es el primer árbol que echa flores, incluso antes de que se acabe el invierno, así también Dios velará y se apresurará a cumplir su palabra”.ii

      1. NOTEN la figura:

        1. El ALMENDRO = VIGILANTE.

        2. DIOS = VIGILA.

    1. Así que podemos ver que JEHOVÁ le asegura a Jeremías con esta figura del ALMENDRO, que Él se encargará de CUMPLIR SU PALABRA. Así que Jeremías no tenía que preocuparse por su edad, y por sí la gente ACEPTABA lo que el SEÑOR le había dicho que dijera.

  1. ¡Vigilante! – (Habacuc 2:3) «Pues la visión se realizará en el tiempo señalado; marcha hacia su cumplimiento, y no dejará de cumplirse. Aunque parezca tardar, espérala; porque sin falta vendrá

    1. Ahora que hemos aclarado que el ALMENDRO es VIGILANTE, notemos lo que JEHOVÁ le dice a Habacuc sobre la visión que le había dado para el pueblo de Israel sobre el castigo que venía de parte de JEHOVÁ. Así que Habacuc debería ser VIGILANTE no solamente en PROFETIZAR lo que JEHOVÁ quería que dijera, sino también en estar PENDIENTE de su CUMPLIMIENTO.

    1. Esta Palabra dada a Habacuc se asemeja al ALMENDRO que JEHOVÁ le enseñó a Jeremías.

      1. Así que he aquí la importancia de ser como el ALMENDRO: VIGILANTE.

  1. La Palabra de DIOS es una LÁMPARA. – (Salmo 119:105) «Tu palabra es una lámpara a mis pies; es una luz en mi sendero.»

    1. Creo que todos sabemos muy bien los peligros que pueden haber en medio de la obscuridad. No solamente en lugares desiertos, sino también en la misma ciudad.

      1. La obscuridad de la noche siempre nos debe recordar la importancia de la luz del día, y cuanto dependemos de la luz del sol.

      1. Así también el Cristiano debe recordar cuanto dependemos de la LUZ de la PALABRA DE DIOS para alumbrar nuestro diario camino.

    1. Una LÁMPARA solamente sirve para la persona que la quiere usar. O sea, usar una lámpara y dejarla apagada, o dejarla sola en un cuarto donde no hay nadie, de nada aprovecha.

      1. Es lo mismo con la PALABRA DE DIOS, la cual ALUMBRA nuestro caminar, pero para poder beneficiarse de su luz, hay que poner atención.

    1. LECCIONES DEL ALMENDRO: Ya hemos visto que el ALMENDRO es un VIGILANTE que retoña antes de los demás árboles; así también nosotros debemos ser VIGILANTES en nuestra vida Cristiana.

      1. (Salmo 119:9) «¿Cómo puede el joven llevar una vida íntegra? Viviendo conforme a tu palabra

      1. (Salmo 119:11) «En mi corazón atesoro tus dichos para no pecar contra ti

    1. EXPLICACIÓN: Para atesorar la PALABRA DE DIOS en el corazón hay que creer que la PALABRA DE DIOS se Cumple. He ahí donde regresamos al ALMENDRO, que es un VIGILANTE que no duerme. Así mismo es todo aquel que cree que las PROMESAS de DIOS son real y se cumplen.

  1. La Palabra de DIOS es Eterna. – (1ª Pedro 1:23-24) «Pues ustedes han nacido de nuevo, no de simiente perecedera, sino de simiente imperecedera, mediante la palabra de Dios que vive y permanece. 24 Porque «todo *mortal es como la hierba, y toda su gloria como la flor del campo; la hierba se seca y la flor se cae, 25 pero la palabra del Señor permanece para siempre.»[f] Y ésta es la palabra del evangelio que se les ha anunciado a ustedes.»

    1. La PALABRA DE DIOS por ser ETERNA, infunde confianza. Me explico, DIOS es INMUTABLE, o sea, nunca cambia. Así que Su PALABRA es también INMUTABLE.

    1. Aquellos que no ponen atención a la PALABRA DE DIOS, están DESPRECIANDO a DIOS.

      1. Jeremías estaba lidiando con el pueblo de Israel de esa misma manera. Ellos creían en JEHOVÁ, pero también creían en otros dioses. De ahí que PREFERÍAN seguir a sus propios falsos dioses, y hasta negar la existencia del mismo DIOS.

        1. (Jeremías 5:12-13) «Ellas han negado al Señor, y hasta dicen: «¡Dios no existe! Ningún mal vendrá sobre nosotros, no sufriremos guerras ni hambre.» 13 Los profetas son como el viento: la palabra del Señor[a] no está en ellos. ¡Que así les suceda

        1. Eso es ateísmo práctico, al negar que la PALABRA DE DIOS se Cumple, se está negando la EXISTENCIA de DIOS. La Versión DIOS HABLA HOY lo dice bien claro:

          1. «Israel y Judá han negado al Señor; han dicho: «Dios no cuenta. Nada malo va a pasarnos, no tendremos ni guerra ni hambre.»

          1. Eso es porque al decir que DIOS NO CUENTA, es lo mismo que decir que DIOS NO EXISTE.

      1. Son muchos en nuestros días que tienen la misma actitud sobre la PALABRA DE DIOS. Niegan que se vaya a cumplir lo que dice, o que simplemente no es para nosotros.

    1. ANÉCDOTA: El gran predicador del siglo 19, C. H. Spurgeon, menciona una anécdota sobre un predicador que mientras caminaba por el campo en un tiempo de meditación, se alejó tanto que después no sabía cómo regresar. Cuando se hacía de noche, el predicador vio de lejos una cabaña que echaba humo por la chimenea. El predicador pensaba que tal vez eran Cristianos que se habían reunido para tener un culto, pero ya adentro de la cabaña, se dio cuenta que era un reunión de ateos. Cada uno de ellos se turnaban para hablar mal de DIOS. El predicador pensaba como él iba a poder responder a esos ateos. Uno de los ateos retó a DIOS, diciendo que si DIOS existe, que me parta ahora un rayo. Entonces uno de ellos, alto y fornido, se puso de pie y, contaba que parado al lado del rio, vio un pequeño bote que era llevado por la corriente entre las rocas, con peligro que el bote pegara en las rocas, y el hombre estaba de rodillas en el bote pidiendo a DIOS misericordia, y que iba a creer en Él si le perdonaba la vida. El hombre alto y fornido dijo que él pudo extender su mano y asirse del bote, y así salvar la vida del hombre. Entonces el hombre alto y fornido dice, ese hombre es el que acaba de decir que si DIOS existe que lo parta un rayo.iii

      1. Pero esa misma actitud es la que tienen los que dicen que DIOS no cuenta, o que eso ya no es para ahora. Todo el que NIEGA la Palabra de DIOS, está retando a DIOS.

  1. La PALABRA DE DIOS no vuelve vacía. – (Isaías 55:10-11) «Así como la lluvia y la nieve descienden del cielo, y no vuelven allá sin regar antes la tierra y hacerla fecundar y germinar para que dé semilla al que siembra y pan al que come,11 así es también la palabra que sale de mi boca: No volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo deseo»

    1. Es bien claro que la PALABRA DE DIOS obra en la persona lo que DIOS quiere. Ella no llega en vano.

    1. Lo mismo es de las PROMESAS DE DIOS, ellas se cumplen tal y como el SEÑOR lo había dicho.

    1. Así regresamos al ALMENDRO que es VIGILANTE, y al SEÑOR que VIGILA para que Su Palabra se Cumpla.

Conclusión

Oremos…

*Toda referencia Bíblica ha sido tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

Notas:

i Francisco Lacueva, Diccionario de Figuras de Dicción, p. 268, editorial CLIE.

ii Ibid., p. 273.

iii C. H. Spurgeon, Lectures to my Students.

2 pensamientos en “El Almendro y la Palabra de DIOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s