Con Cristo

Por: pastor Daniel Brito

TÍTULO: Con Cristo

TEXTO: Filipenses 1:20-26

«Mi ardiente anhelo y esperanza es que en nada seré avergonzado, sino que con toda libertad, ya sea que yo viva o muera, ahora como siempre, Cristo será exaltado en mi cuerpo. 21 Porque para mí el vivir es Cristo y el morir es ganancia. 22 Ahora bien, si seguir viviendo en este mundo[e] representa para mí un trabajo fructífero, ¿qué escogeré? ¡No lo sé! 23 Me siento presionado por dos posibilidades: deseo partir y estar con Cristo, que es muchísimo mejor, 24 pero por el bien de ustedes es preferible que yo permanezca en este mundo. 25 Convencido de esto, sé que permaneceré y continuaré con todos ustedes para contribuir a su jubiloso avance en la fe. 26 Así, cuando yo vuelva, su *satisfacción en Cristo Jesús abundará por causa mía.»

INTRODUCCIÓN:

Hemos estado pasando grandes pruebas en esta congregación con la pérdida de dos hermanos jóvenes todavía. Pero hace solamente unos días que en la ciudad de Boston, durante el “Maratón” explotaron dos bombas que han ocasionado muertos y heridos. Nadie sabe cuándo va a morir.

El tema de la vida y la muerte para el que no conoce al SEÑOR JESUCRISTO se basa en sus propias opiniones o en las tantas creencias paganas sobre lo que ocurre (o no ocurre) después de la muerte. Pero para el Cristiano es todo lo contrario, es un tema bien aclarado en la PALABRA DE DIOS, nuestra única regla de fe y conducta. DIOS bendiga Su Palabra predicada en esta noche.

LECCIÓN:

  1. Trasfondo. –El apóstol Pablo se encontraba preso en Roma, después de haber apelado al emperador Romano en su encarcelamiento en Cesárea. El apóstol había podido vivir en una casa de alquiler durante su espera de ser oído por el Cesar, aunque no sabemos si al escribir nuestra Epístola, el apóstol ya estaba en su casa de alquiler o si todavía estaba preso en el Pretorio, que era el cuartel general de la guardia imperial.

  1. Bajo peligro de muerte. –El apóstol Pablo corría peligro de muerte en su encarcelamiento, dependiendo de la decisión del emperador. Esa no era la única vez que el apóstol había estado cerca de la muerte, porque habían sido varias las veces en las que fue azotado, y en una ocasión fue apedreado hasta ser considerado muerto por sus agresores (Hechos 14:19-20).

    1. Aquel que había perseguido a la Iglesia, ahora él mismo era perseguido con todo tipo de odio por parte de los enemigos del Evangelio.

    1. Al leer el relato en Hechos cuando fue apedreado, uno no puede imaginarse el maltrato que el apóstol Pablo había sufrido. Ser apedreado dejaba graves heridas en la cara, en la cabeza y otras partes del cuerpo. La cantidad de sangre que tuvo que haber perdido debe haber sido bastante.

    1. El apóstol Pablo había estado cerca de la muerte como ya hemos dicho en varias ocasiones, y sabía muy bien lo que la muerte representaba para él como SEGUIDOR de CRISTO JESÚS.

  1. Cuando las circunstancias no se pueden entender. – (Filipenses 1:12-19) «Hermanos, quiero que sepan que, en realidad, lo que me ha pasado ha contribuido al avance del *evangelio. 13 Es más, se ha hecho evidente a toda la guardia del palacio[b] y a todos los demás que estoy encadenado por causa de Cristo. 14 Gracias a mis cadenas, ahora más que nunca la mayoría de los hermanos, confiados en el Señor, se han atrevido a anunciar sin temor la palabra de Dios.15 Es cierto que algunos predican a Cristo por envidia y rivalidad, pero otros lo hacen con buenas intenciones. 16 Estos últimos lo hacen por amor, pues saben que he sido puesto para la defensa del evangelio. 17 Aquéllos predican a Cristo por ambición personal y no por motivos puros, creyendo que así van a aumentar las angustias que sufro en mi prisión.[c] 18 ¿Qué importa? Al fin y al cabo, y sea como sea, con motivos falsos o con sinceridad, se predica a Cristo. Por eso me alegro; es más, seguiré alegrándome»

    1. El hecho que el apóstol a los gentiles estuviera encarcelado, hubiera parecido como una derrota para muchos Cristianos, especialmente a los que estaban en Roma y tal vez sentían temor asociarse con el apóstol encarcelado.

      1. Es por eso que las circunstancias a primera vista, muchas veces muestran derrota y vergüenza, pero bajo la VOLUNTAD DE DIOS, esas circunstancias pueden lograr lo que DIOS quiere hacer.

    1. Ese es el caso del encarcelamiento de Pablo, estaba en los PLANES DE DIOS que él llegara a Roma como prisionero, apelando al César.

      1. Los Cristianos Romanos al ver lo que DIOS estaba obrando por medio del encarcelamiento de Pablo, recibieron valor para proclamar a CRISTO con denuedo.

      1. Es importante notar como DIOS está en control y usa las circunstancias adversas para hacer que Su Voluntad se cumpla.

    1. Noten que algunos que eran enemigos de Pablo, predicaban el Evangelio, no por amor a Dios, sino por ambición personal, sin embargo, el apóstol en vez de molestarse, se regocijaba porque el Evangelio era predicado.

      1. Esas personas obviamente que predicaban el Evangelio de JESUCRISTO, o como llamaríamos nosotros: la Sana Doctrina. Por esa razón el apóstol se regocijaba.

  1. La SEGURIDAD del MENSAJE. – (2ª Corintios 12:1-6) «Me veo obligado a *jactarme, aunque nada se gane con ello. Paso a referirme a las visiones y revelaciones del Señor. 2 Conozco a un seguidor de Cristo que hace catorce años fue llevado al tercer cielo (no sé si en el cuerpo o fuera del cuerpo; Dios lo sabe). 3 Y sé que este hombre (no sé si en el cuerpo o aparte del cuerpo; Dios lo sabe) 4 fue llevado al paraíso y escuchó cosas indecibles que a los *humanos no se nos permite expresar. 5 De tal hombre podría hacer alarde; pero de mí no haré alarde sino de mis debilidades. 6 Sin embargo, no sería insensato si decidiera jactarme, porque estaría diciendo la verdad. Pero no lo hago, para que nadie suponga que soy más de lo que aparento o de lo que digo

    1. No debemos olvidar que antes de esta REVELACIÓN, Pablo tuvo un encuentro con el SEÑOR JESÚS en su viaje a Damasco, cuando perseguía la Iglesia (Hechos 9:4).

      1. Ahí el apóstol vio al SEÑOR JESÚS RESUCITADO cara a cara. Por esa razón él también podía ser un apóstol, por haber sido TESTIGO de la RESURRECCIÓN del SEÑOR JESÚS.

      1. Pero sin duda alguna el apóstol recibió otras revelaciones en ese encuentro con el SEÑOR, probablemente también sobre el Cielo.

      1. Pablo había experimentado que el CRISTO RESUCITADO que había dado Su Vida en la Cruz del Calvario por los pecadores, era el DADOR de la VIDA ETERNA, la cual comienza en el momento de la CONVERSIÓN.

    1. Es por eso que yo no pierdo tiempo leyendo libros sobre personas que dicen haber estado en el Cielo, o en el infierno. Si el apóstol Pablo dijo que no le era permitido decir las maravillas que él había visto en el Cielo, entonces, ¿Por qué razón voy a creer que otra persona fue al Cielo y puede contar lo que ha visto?

      1. La Biblia nos muestra TODO lo que necesitamos saber sobre el CIELO y sobre el INFIERNO.

      1. No necesitamos nuevas revelaciones.

  1. El Cristiano no es de este mundo. – (Romanos 14:7-9) «Porque ninguno de nosotros vive para sí mismo, ni tampoco muere para sí. 8 Si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Así pues, sea que vivamos o que muramos, del Señor somos. 9 Para esto mismo murió Cristo, y volvió a vivir, para ser Señor tanto de los que han muerto como de los que aún viven.»

    1. Es bien claro que el CONTEXTO de este capítulo está tratando sobre la vida Cristiana y cómo comportarse con los demás. Incluyendo el no juzgar al débil en la fe.

      1. Pero estos VERSOS están bien claros en el Contexto de “juzgar” y también aclaran el Contexto que hemos llevado en nuestra lección y es que, sea la razón que sea, el Cristiano ya no es de este mundo, sino que pertenece a CRISTO, y como pertenece a CRISTO, debe pensar como alguien que NO pertenece a este mundo.

    1. Es importante notar que la vida del Cristiano no consiste en las cosas que posee, ni tampoco en logros cumplidos (Lucas 12:15). La vida del Cristiano consiste en que YA NO VIVE PARA SÍ MISMO, sino para el SEÑOR. O sea, del SEÑOR somos. Eso es aquí en la tierra.

      1. Ahora bien, si morimos, DEL SEÑOR SOMOS. “Así pues, sea que vivamos o que muramos, del Señor somos.

      1. Eso quiere decir que para el Cristiano, la vida y la muerte tiene algo en común y es que DEL SEÑOR SOMOS.

    1. Ahora, decirlo es fácil, pero vivirlo es otra cosa. El creyente ha muerto a SÍ mismo y debe vivir EN CRISTO en todo momento. O sea, la vida del Cristiano debe mostrar que ha muerto a SÍ mismo. En otras palabras, una vida cambiada.

      1. Para el apóstol Pablo eso era PRIMORDIAL, porque su vida la había entregado al SEÑOR TOTALMENTE aquel día que tuvo un encuentro con el Salvador camino a Damasco.

        1. (Gálatas 2:20) «He sido crucificado con Cristo, y ya no vivo yo sino que Cristo vive en mí. Lo que ahora vivo en el cuerpo, lo vivo por la fe en el Hijo de Dios, quien me amó y dio su vida por mí.»

  1. El MORIR con CRISTO es estar en Su Presencia. – (2ª Corintios 5:6-10) «Por eso mantenemos siempre la confianza, aunque sabemos que mientras vivamos en este cuerpo estaremos alejados del Señor. 7 Vivimos por fe, no por vista. 8 Así que nos mantenemos confiados, y preferiríamos ausentarnos de este cuerpo y vivir junto al Señor. 9 Por eso nos empeñamos en agradarle, ya sea que vivamos en nuestro cuerpo o que lo hayamos dejado. 10 Porque es necesario que todos comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba lo que le corresponda, según lo bueno o malo que haya hecho mientras vivió en el cuerpo

    1. Noten que el Cristiano es JUZGADO aquí en esta vida, pero tendrá que rendirle cuentas al SEÑOR JESÚS, mientras que el impío tendrá que esperar en el infierno hasta comparecer delante de DIOS en el Juicio del Gran Trono Blanco.

      1. La vida del Cristiano es una llena de RESPONSABILIDADES hacia DIOS, porque DEL SEÑOR SOMOS.

    1. Noten que el apóstol Pablo no pensaba en ir al “Cielo” para caminar en las calles de oro o para estar en las “mansiones” que el SEÑOR JESÚS ha preparado para cada uno de nosotros.

      1. Tal vez esa sea la reacción de algunos, al pensar en el Cielo.

      1. Pero el apóstol Pablo dice que “Así que nos mantenemos confiados, y preferiríamos ausentarnos de este cuerpo y vivir junto al Señor.

      1. Su deseo es ESTAR CON EL SEÑOR, porque DEL SEÑOR SOMOS.

    1. Cuando la persona recibe al Salvador en su vida, ahora es del SEÑOR, y como es del SEÑOR, su deseo debe ser estar siempre con el SEÑOR. De ahí que la separación del alma con el cuerpo, es ir DIRECTAMENTE a estar con el SEÑOR.

      1. No hay lugares intermedios.

      1. No hay ningún sueño del alma.

    1. Cuando el Cristiano muere, va a estar DIRECTAMENTE con el SEÑOR. Esa es nuestra ESPERANZA y, como creyentes, debemos estar ESPERANDO a nuestro SEÑOR TODO EL TIEMPO.

Conclusión

Oremos…

*Toda referencia Bíblica ha sido tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

3 pensamientos en “Con Cristo

  1. Esta bien la versión internacional pero me gustaría que usen la versión reina Valera 1960. además este es un buen mensaje, gracias por enviarlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s