Comunión con DIOS y con los hermanos

Por: pastor Daniel Brito

TÍTULO: Comunión con DIOS y con los hermanos

TEXTO: 1ª Juan 1:1-4

«Lo que ha sido desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros propios ojos, lo que hemos contemplado, lo que hemos tocado con las manos, esto les anunciamos respecto al *Verbo que es vida. Esta vida se manifestó. Nosotros la hemos visto y damos testimonio de ella, y les anunciamos a ustedes la vida eterna que estaba con el Padre y que se nos ha manifestado. Les anunciamos lo que hemos visto y oído, para que también ustedes tengan comunión con nosotros. Y nuestra comunión es con el Padre y con su Hijo *Jesucristo. Les escribimos estas cosas para que nuestra alegría[a] sea completa.»

INTRODUCCIÓN:

En esta noche estaremos comenzando un estudio en 1ª Juan, una de las Epístolas Generales, Universales o Católicas, como son conocidas, porque no está dirigida a una iglesia en particular. Que DIOS bendiga Su Palabra predicada en esta noche.

LECCIÓN:

  1. Trasfondo. – El apóstol Juan escribió su Evangelio y las tres Epístolas que llevan su nombre ya siendo un anciano. La fecha para nuestra Epístola se considerada que fue alrededor del año 90-95 de nuestro era. Seguramente que ya todos los otros apóstoles habían muerto.

  1. El apóstol Juan estaba viviendo en la ciudad de Éfeso, el lugar en que nuestra Epístola fue escrita. Ya había pasado unos 20 años de la destrucción de Jerusalén por los Romanos.

    1. Ireneo, (130-200 d.C.) el obispo de Lyon, dice que miembros del clero (obispos, presbíteros) viajaban a Éfeso solamente para oír las historias de Juan sobre JESÚS. ¿Cómo sabia Ireneo eso? Él dice que le había sido confirmado por Policarpo, el obispo de Esmirna, quien había sido instruido por el apóstol Juan en su juventud.i

    1. También Ireneo cita directamente de 1ª Juan y nombra al apóstol Juan su autor.ii

    1. Un tema que vemos común en los escritos de Juan es sobre la DIVINIDAD y la HUMANIDAD de nuestro SEÑOR JESUCRISTO. Es claro que estos escritos aclaran los errores de los días del apóstol Juan sobre la persona de JESUCRISTO.

    1. Entre ellos estaban los «docetistas» quienes negaban la ENCARNACIÓN del Hijo de DIOS, diciendo que fue solo una APARIENCIA y no una realidad. Podemos ver en esta carta, que el apóstol acentúa el nuevo nacimiento y que el creyente esté seguro que es parte de la familia de Dios.

    1. También estaba el grupo de «Cerinto», quien también negaba la ENCARNACIÓN del VERBO, diciendo que JESÚS fue un simple hombre, el hijo de José y María, y que en Su Bautismo en agua, el VERBO vino sobre el hombre Jesús.

    1. Así que la Iglesia de JESUCRISTO en tiempos todavía de los apóstoles, estaban siendo atacadas por diferentes tipos de HEREJÍAS las cuales negaban las Doctrinas Esenciales de la Fe Cristiana.

    1. De ahí la importancia de Estas Epístolas que REFUTAN totalmente esas herejías.

  1. La DIVINIDAD de JESUCRISTO. – El Evangelio de Juan 1:1 comienza narrando en el PRINCIPIO de las cosas que conocemos, ya EXISTÍA el VERBO, JESUCRISTO. O sea, comienza narrando la ETERNIDAD del HIJO. También en Génesis 1, Moisés comienza narrando el PRINCIPIO de todas las COSAS las cuelas fueron Creadas por DIOS.

  1. El HIJO DIVINO de DIOS se hizo Carne, así como leemos en Juan 1:14:

    1. «Y el Verbo se hizo hombre y habitó[c] entre nosotros. Y hemos contemplado su gloria, la gloria que corresponde al Hijo *unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad.»

    1. «Y el Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros, y vimos su gloria, gloria como del unigénito[o] del Padre, lleno de gracia y de verdad.» LBLA

    1. Noten que el apóstol Juan está hablando como un TESTIGO ocular de JESUCRISTO antes y después de Su muerte en la Cruz del Calvario.

    1. (Juan 1:1) «Lo que ha sido desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros propios ojos, lo que hemos contemplado, lo que hemos tocado con las manos, esto les anunciamos respecto al *Verbo que es vida.» 

    1. El apóstol Juan había sido discípulo del SEÑOR JESÚS por unos 3½ años, y durante todo ese tiempo seguramente que él había tocado al SEÑOR, por medio de un abrazo, o de darle la mano, etc.

    1. Lo mismo ocurrió después de la Resurrección del SEÑOR JESÚS, y es que sin duda alguna, el apóstol Juan al igual que los otros apóstoles, tocaron el Cuerpo del SEÑOR JESÚS y vieron que no era un fantasma, ni un espíritu, sino que era CUERPO HUMANO.

    1. De la misma manera ocurrió con el apóstol Tomas, quien el último de ellos en ver al CRISTO Resucitado. Seguramente que él tocó el Cuerpo del SEÑOR JESÚS.

    1. Así que el relato que estamos leyendo, ha llegado a nosotros por medio de un TESTIGO OCULAR quien vio al SEÑOR JESÚS antes y después de Su Resurrección, y pudo tocar su Cuerpo, antes y después de Su Resurrección.

  1. Comunión con DIOS. – (1ª Juan 1:3-4) «Les anunciamos lo que hemos visto y oído, para que también ustedes tengan comunión con nosotros. Y nuestra comunión es con el Padre y con su Hijo *Jesucristo. Les escribimos estas cosas para que nuestra alegría[a] sea completa.»

  1. Comunión con DIOS es lo que Adán y Eva tenían en el huerto del Edén antes de pecar. Recordemos que el Texto Sagrado nos dice en Génesis 3:3 DIOS se paseaba por el Huerto del Edén, y después de la caída de Adán y Eva, tuvieron miedo de DIOS, porque esa COMUNIÓN se había desecho por causa del pecado.

    1. Es por eso que la comunión entre Dios y el hombre se ha efectuado a través del sacrificio en la Cruz por nuestro SEÑOR JESUCRISTO. O sea, gozamos de ese COMUNIÓN con DIOS por la Obra Redentora de nuestro SEÑOR JESÚS en la Cruz del Calvario.

    1. Es importante entender que es una gran bendición que el creyente pueda tener comunión con Dios.

    1. La COMUNIÓN entre DIOS y el hombre es un ACTO DIVINO. O sea, solamente logrado y deseado por el mismo DIOS.

    1. ¡Qué amor tan grande el AMOR de DIOS hacia el ser humano! (Romanos 5:8).

  1. Comunión con los hermanos/as. – (1ª Juan 1:3-4) «Les anunciamos lo que hemos visto y oído, para que también ustedes tengan comunión con nosotros. Y nuestra comunión es con el Padre y con su Hijo *Jesucristo. Les escribimos estas cosas para que nuestra alegría[a] sea completa.»

  1. Aclaramos que la COMUNIÓN no es solamente con DIOS, sino con los HERMANOS. Eso es muy importante.

    1. Noten que para tener COMUNIÓN entre los hermanos, primeramente hay que RECIBIR al SEÑOR JESÚS como Salvador, para así poder tener primeramente COMUNIÓN con DIOS, y COMUNIÓN con los hermanos/as en la FE.

    1. Así que la COMUNIÓN es con el Padre y el Hijo, o sea, con el DIOS TRINO. Quien no cree en el Hijo, no tiene al Padre ni tampoco al ESPÍRITU SANTO.

      1. (2ª Corintios 13:14) «Que la gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo sean con todos ustedes.»

    1. Así que la COMUNIÓN entre los hermanos existe porque DIOS es la RAZÓN de que haya esa COMUNIÓN. O sea, DIOS es el CENTRO de esa COMUNIÓN.

    1. Eso es porque los HERMANOS se reúnen en el templo, o en alguna casa, y entonces hay COMUNIÓN entre los HERMANOS/AS.

    1. El centro de esa COMUNIÓN en DIOS, ya que los hermanos se reúnen, y el tema es DIOS. O sea, así debe ser.

    1. Eso quiere decir que es necesario CONGREGARSE para así tener COMUNIÓN con los hermanos/as. Esta es una de las grandes razones sobre el porqué el creyente debe CONGREGARSE.

  1. Dios es luz. – (1ª Juan 1:5-7) «Éste es el mensaje que hemos oído de él y que les anunciamos: Dios es luz y en él no hay ninguna oscuridad. Si afirmamos que tenemos comunión con él, pero vivimos en la oscuridad, mentimos y no ponemos en práctica la verdad. Pero si vivimos en la luz, así como él está en la luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de su Hijo Jesucristo nos limpia de todo pecado.»

  1. En la Biblia «luz y oscuridad» son un contraste entre el bien y el mal. Así que DIOS es LUZ y no puede haber en Él ninguna obscuridad, ya que DIOS es BUENO. O mejor dicho, solamente DIOS es BUENO.

    1. Analicemos un poco nuestro Texto sobre cómo es que Adán y Eva al pecar, cayeron en «tinieblas», ya que hubo SEPARACIÓN entre el hombre y DIOS por causa del pecado. He ahí la importancia de la Obra Redentora en la Cruz del Calvario por parte de nuestro SEÑOR JESÚS.

    1. (Juan 1:4-5) «En él estaba la vida, y la vida era la luz de la *humanidad.Esta luz resplandece en las tinieblas,
          y las tinieblas no han podido extinguirla.»

    1. Así que JESUCRISTO quien es LUZ, nos ha hecho a nosotros LUZ, para así poder alumbrar a aquellos que están en la obscuridad. Pero recordemos que somos LUZ porque JESUCRISTO nos ALUMBRA.

    1. (Mateo 5:14-16) «Ustedes son la luz del mundo. Una ciudad en lo alto de una colina no puede esconderse. 15 Ni se enciende una lámpara para cubrirla con un cajón. Por el contrario, se pone en la repisa para que alumbre a todos los que están en la casa. 16 Hagan brillar su luz delante de todos, para que ellos puedan ver las buenas obras de ustedes y alaben al Padre que está en el cielo.»

    1. El SEÑOR JESÚS nos ha hecho LUZ al alumbrar nuestras vidas, para así poder llevar el Evangelio a otros. La LUZ alumbra la obscuridad llena de pecado por medio del Evangelio de nuestro SEÑOR JESÚS.

    1. Pero noten que la vida en la LUZ es necesaria para tener COMUNIÓN con DIOS.

    1. (Verso 7) «Pero si vivimos en la luz, así como él está en la luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de su Hijo Jesucristo nos limpia de todo pecado.»

    1. Para poder ser limpio por medio de la SANGRE DE JESUCRISTO, tenemos que caminar en la LUZ. O sea, hay que caminar con el SEÑOR JESÚS.

    1. (Efesios 5:8-14) «Porque ustedes antes eran oscuridad, pero ahora son luz en el Señor. Vivan como hijos de luz (el fruto de la luz consiste en toda bondad, justicia y verdad) 10 y comprueben lo que agrada al Señor. 11 No tengan nada que ver con las obras infructuosas de la oscuridad, sino más bien denúncienlas, 12 porque da vergüenza aun mencionar lo que los desobedientes hacen en secreto. 13 Pero todo lo que la luz pone al descubierto se hace visible, 14 porque la luz es lo que hace que todo sea visible. Por eso se dice: «Despiértate, tú que duermes, *levántate de entre los muertos, y te alumbrará Cristo

  1. La realidad del pecado. – (1ª Juan 1:8-10) «Si afirmamos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y no tenemos la verdad. Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiel y justo, nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad.10 Si afirmamos que no hemos pecado, lo hacemos pasar por mentiroso y su palabra no habita en nosotros.»

  1. En la polémica del apóstol Juan contra los falsos maestros «gnósticos» entra el tema del pecado, algo que de una manera irreal, algunos negaban. «Al afirmar que no pecan, niegan implícitamente la palabra de Dios.»iii

    1. Eso es lo que en realidad ocurre en las religiones y sectas, donde en su mayoría, consideran que el hombre puede escoger ser bueno.

    1. Así que de esa manera niegan el «pecado», y al mismo tiempo niegan al único que puede quitar el PECADO, JESUCRISTO el Hijo de DIOS.

    1. La confesión del pecado, es esencial para que la persona reciba el perdón por parte de DIOS, y es un antídoto contra el error mencionado. Pero para poder confesar hay que aceptar que somos pecadores.

    1. (Proverbios 28:13) «El que encubre sus pecados no prosperará, más el que los confiesa y los abandona hallará misericordia»

    1. El que dice que no ha pecado = noten este error, ya que no es que no tiene pecado, sino que no ha pecado. Esto hace a DIOS mentiroso. Sin embargo, Su Palabra es bien clara:

    1. (Romanos 3:23) «pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios.»

  1. Abogado tenemos con el PADRE. – (1ª Juan 2:1) «Mis queridos hijos, les escribo estas cosas para que no pequen. Pero si alguno peca, tenemos ante el Padre a un *intercesor, a *Jesucristo, el Justo. Él es el sacrificio por el perdón de[a] nuestros pecados, y no sólo por los nuestros sino por los de todo el mundo.»

  1. Aquí tenemos una realidad y es que el ser humano no está exento de pecar. Como hijos de DIOS, ya no somos ESCLAVOS del pecado, pero seguimos siendo pecadores. Pero si pecamos, tenemos a un ABOGADO, JESUCRISTO nuestro Salvador, quien Él mismo dio Su Vida por nosotros en la Cruz del Calvario.

    1. JESUCRISTO es el único INTERMEDIARIO entre el PADRE y el hombre.

    1. (1ª Timoteo 2:5) «Porque hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre

  1. Reflexión. – Debemos recordar la importancia de tener COMUNIÓN con DIOS, como hijos de LUZ. Pero no solamente es tener COMUNIÓN con DIOS, sino también COMUNIÓN con los hermanos, ya que es imposible tener COMUNIÓN con DIOS y no tener COMUNIÓN con los hermanos. De ahí la importancia de CONGREGARNOS, para así poder tener COMUNIÓN los unos con los otros.

Conclusión

Oremos…

*Todo Texto Bíblico sin otra indicación ha sido tomado de la Santa Biblia, Nueva Versión Internacional.

 

Notas:

i Gary M. Burge, The NIV Application Commentary, Letters of John, Kindle location 4847, Zondervan.

ii John MacArthur, MacArthur New Testament Commentary, 1-3 John, p. 2, Moody Press Publishers/Chicago.

iii Francisco Lacueva, Comentario Bíblico de Matthew Henry, p. 1878, editorial CLIE. 

2 pensamientos en “Comunión con DIOS y con los hermanos

  1. DIOS le siga UTILIZANDO amado hermano, ESTOY APRENDIENDO CADA DÍA MAS A CONOCER A MI SEÑOR JESÚS, POR QUE EL QUE NO CONOCE BIEN A DIOS NO PUEDE ENTENDER LAS COSA ESPIRITUALES. DE VERDAD QUE DEBEMOS ESCUDRIÑAR LA PALABRA TODOS LOS DÍAS Y RECIBIR EXHORTACIÓN DE NUESTROS HERMANOS. GRACIAS RECIBO LA PALABRA CON GOZO. BUEN TEMA. AQUÍ SEGUIRÉ APRENDIENDO CON USTED HERMANO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s